Monthly Archive agosto 2011

PorMax Stroh Kaufman

Selijot

Selijot – Majzor leYóm Kipur

Yashén

Oh tú que duermes, no te amodorres, abandona tu conducta necia; aléjate de los caminos de los humanos y fija tus ojos en la senda del Altísimo; apúrate para servir al Creador, Fortaleza desde los tiempos primitivos os, así como lo hacen los astros resplandecientes.¿ Por qué duermes? Levántate e invoca a tu Elohim.

 Hakétz

Despiértate para contemplar sus cielos y su obra. Observa sus altos pabellones como penden suspendidos por su poder; y los astros como sellos y anillos engarzados, obra de sus manos. Tiembla ante sus castigos y confía en su salvación, para que el tiempo no te enorgullezca y tu corazón no se enaltezca por la soberbia. ¿Por qué duermes? Levántate e invoca a tu Elohim.

 Vetzé

Sal a la media noche y ve por la senda de los hombres de buena fama cuyas lenguas pronuncian loores y nunca hay en ellos engaño y falsedad; sus noches son oraciones, sus días ayunos; en sus corazones hay caminos hacia ADONAI y para ellos Elohim ha preparado lugares en su trono; sus sendas son escaleras para subir hasta donde está ADONAI tu Elohim. ¿Por qué duermes? Levántate e invoca a tu Elohim.

 Demaót

Derramen lágrimas tus ojos y arrepiéntete de tus transgresiones; implora a tu Creador y no emules a los malvados; humilla mucho tu orgullo y adopta lo bueno porque es agradable; honra a Elohim con los bienes que te concedió, y confía que tiempos vendrán en que ascenderán los libertadores y la voz de tu pueblo se levantará; prepárate para ir al encuentro de Elohim.¿ Por qué duermes? Levántate e invoca a tu Elohim.

 (Ha) Dalim

Los seres humanos son pobres, su esencia no es más que polvo ¿de dónde les vendrá la sabiduría? no existe su ventaja sobre la bestia, a no ser los que alcanzan a ver la Gloria Divina, pero con la visión del corazón que no es igual a la visión de los ojos, y los que encuentran las fuentes de su secreto que son mejores que el buen vino.  Sólo así, hombre de carne y sangre, podrás encontrar a tu Creador. ¿Por qué duermes? Levántate e invoca a tu Elohim. Elohim (que se manifestó a Moshé) “Yo soy el que soy,” hace todo lo que su voluntad quiere; dá muerte y vida, humilla al hombre hasta el sepulcro y lo eleva.  Ponte de pie ¡oh hombre! ante su justicia y vivirás; deja la rebelión y la traición al decir: cuándo y dónde, ¿qué hay abajo, qué hay arriba? Sé íntegro para con ADONAI tu Elohim. ¿Por qué duermes? Levántate e invoca a Tu Elohim.

VEATA

Tú eres santo ¡oh Elohim! que resides entre las alabanzas de Israel.

SALMO 17

Tefilá le David (Oración de David)

Oye la causa justa, oh ADONAI, y escucha mi canto! Atiende mi oración, que sale de boca libre de engaño.

De ti venga mi juicio, y que tus ojos vean el derecho! Pusiste mi corazón a prueba, lo visitaste de noche. Sí hallaras pensamiento inicuo en mí, no permitas que pase de mi boca. En mis tratos con los hombres, por las palabras de tus labios, me he alejado de los caminos de los violentos.

Mantén mis pasos en tus caminos para que no resbalen mis pies.

Te invoco, oh Elohim, porque Tú me responderás. Inclina tu oído a mi y escucha mis palabras. Muestra tu benevolencia maravillosa, oh Salvador. a los que a tu diestra buscan refugio de sus adversarios.

Guárdame como a la niña del ojo. Escóndeme bajo la sombra de Tus alas, de los malvados que quieren destruirme, de los mortales enemigos que me rodean. Ellos tienen el corazón cerrado a la piedad; sus bocas profieren insolencias.

Me persiguen y me cercan; tienen puestos los ojos en mí para arrojarme a tierra.

El enemigo parece un león que se apresta al asalto, un leoncillo escondido en la celada.

¡Levántate, oh ADONAI! Enfréntate a ellos y aplástalos. Con Tu espada libra mí alma del malo: con Tus manos, oh ADONAI, apártame de los hombres materialistas de este mundo.

Aunque tengan su porción en esta vida; aunque estén llenos de Tus tesoros y tengan hartura de hijos, y dejen de su abundancia a sus pequeños.

Yo en justicia veré Tu rostro. Cuando despierte me sentiré satisfecho con ver Tu semblante.

Salmo32

Ledavid Maskil

Maskil de David.

Feliz aquél cuyas transgresiones son perdonadas, y cuyas faltas son veladas. Feliz aquél al que ADONAI no imputa iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño. Mientras callé mi pecado, mi cuerpo se consumía con mis gemidos durante todo el día. Porque Tu mano pesaba sobre mi día mi noche; mi frescura se secó como la planta en esto. (Séla).

Confesé mí pecado ante Ti; no encubrí mi iniquidad. Dije: Declararé mis transgresiones ante ADONAI”; entonces ‘TÚ perdonaste la culpa de mi pecado. (Séla). Por eso, que toda alma piadosa Te implore a tiempo de hallarte; no vengan las Corrientes de grandes aguas a alcanzarla.

TÚ eres mi refugio; me guardarás de la angustia. Me rodearas con cantos de liberación. (Séla).

“Te instruiré, te enseñaré el camino que has de tomar; fijaré mis ojos ante ti”.

No seáis como el caballo o el mulo, sin entendimiento y que han de ser reprimido, con cabestro y con freno de boca cuando no quieren obedecer. Mucho, serán lo, dolores del impío, mas el que espera en ADONAI, se hallará rodeado de una merced constante. Alegraos en ADONAI y regocijaos, justos. ¡Cantad todos vosotros, los rectos de corazón!

SALMO 51

Lamnatzéaj Mizmor Ledavid

Al músico principal, un salmo de David; cuando después que se juntó a BatSehva, vino a él Natán, el profeta. ¡Ten piedad de mí, oh Elohim! Por Tu amor y Tu gran misericordia borra mis transgresiones.  Lava bien mí maldad y purifícame de mis pecados.  Porque reconozco mis transgresiones, y mi pecado siempre está delante de mí.  Contra Ti, contra Ti solo he pecado, y he hecho lo que es malo a Tus ojos.  Así eres justo en Tu sentencia, y Tu fallo sin reproche.  He aquí que he sido formado en maldad, y mi madre me concibió en pecado. Tú que deseas la verdad en lo íntimo del ser,  hazme conocer la sabiduría en el secreto más oculto.  Purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame para que quede más blanco que la nieve.  Hazme oír nuevamente voz de gozo y alegría, para que se recreen los huesos que trituraste.  Desvía Tu rostro de mis pecados y borra todas mis iniquidades.  Crea en mí un corazón puro, oh Elohim, y renueva en mí el espíritu recto.  No me deseches de Tu presencia ni quites de mí Tu santo espíritu. Devuélveme la alegría de Tu salvación, y que me sostenga un ánimo generoso.  Porque quiero enseñar Tus caminos a los prevaricadores, y los pecadores retornaran a Ti  Líbrame de homicidios, oh Elohim, Elohim de mi salvación.  Cantará mi lengua Tu justicia.  Señor, abre mis labios, y anunciará mi boca Tu alabanza.  Porque no quieres Tú sacrificio que yo te ofrecería. No quieres holocausto.  Los sacrificios de Elohim son el espíritu quebrantado: Al corazón contrito y humillado no despreciarás Tú, oh Elohim.  Haz bien con Tu benevolencia a Sión: edifica los muros de Jerusalem.  Entonces Te agradarán los sacrificios de justicia, el holocausto quemado totalmente. Entonces ofrecerán novillos sobre Tu altar.

SALMO 65

Lamnatzéaj Mizmor Ledavid, Shir

Al músico principal. Un salmo de David, un cántico.

A Ti se deben las alabanzas silenciosas oh Elohim de Sión, y a Ti se cumplirán los votos.

Oh Tú que escuchas la oración. A Ti vendrá toda criatura.

Las palabras de pecado son más fuertes que yo, pero Tú perdonarás nuestros pecados.  Dichoso aquél al que Tú eliges y acercas, para que habite en Tus atrios.  Quedaríamos hartos con el bien de Tu Casa, con la santidad de Tu Templo.  Con palabras tremendas nos responderás en justicia, íOh Elohim de nuestra salvación, esperanza de los confines de la Tierra y de las lejanías del mar!  Tú que has establecido con Tu fuerza los montes y que estás ceñido de poderío, que calmas el rugir de los mares, el estruendo de sus olas, y el tumulto de las naciones.  Los habitantes de los extremos de la Tierra veneran Tus maravillas. Los crepúsculos de la mañana y de la tarde cantan de regocijo.

Tú visitas la Tierra y le das agua abundante; la enriqueces en gran manera.  El río de Elohim está lleno de agua. El provee de granos a la Tierra, pues así lo has dispuesto.  Tú riegas los surcos, empapas las acequias y ablandas la tierra con las gotas de lluvia. Bendices sus renuevos.  Tú has coronado el año con Tus bienes, y Tus cielos redondos destilan grosura.  Gotean las estancias del desierto, y los collados están ceñidos do alegres cantos.  Vístanse los llanos de rebaños y los valles se cubren de grano; dan voces de júbilo y aún cantan.

SALMO 85

Lamnatzéaj Livné Koraj Mizmor

Al músico principal. Salmo para los hijos de Coré.  ¡Oh ADONAI! Fuiste propicio con Tu tierra. Suprimiste el cautiverio a Yaakov. Cubriste la iniquidad de Tu Pueblo; perdonaste todos sus pecados. (Séla). Calmaste toda Tu ira; volviste de Tu enojo encendido.  Retorna a nosotros, Elohim de nuestra salvación; descarta de nosotros Tu enojo.

¿Estarás airado para siempre contra nosotros? ¿Prolongarás Tu ira contra todas las generaciones?  Ciertamente Tú nos harás revivir, para que Tu Pueblo se alegre en Ti

Muéstranos, oh ADONAI, Tu amor constante, y concédenos Tu protección.  Quiero escuchar lo que Elohim, ADONAI, hablará a Su Pueblo; porque hablará de paz a sus fieles; que no vuelvan a su locura.  La liberación está cercana para los que le veneran; Su gloria volverá a nuestra tierra.  La merced y la verdad se encontrarán; la justicia y la paz se besarán.  La verdad brotará de la Tierra; la justicia mirará desde el cielo.  También ADONAI nos dará el bien, y nuestra tierra dará su fruto.  La justicia emanará de El; dirigirá Sus pasos en dirección a la Tierra.

SALMO 102

Tefilá Lean

Oración del pobre cuando se halla afligido y quiere derramar su lamento ante ADONAI.

¡Oh ADONAI! Escucha mi plegaria para que llegue mi clamor a Ti  No ocultes de mí Tu rostro en el día de mi angustia. Inclina Tu oído hacia mí cuando Te llamo, y apresúrate a responderme.  Mis días se consumen como el humo, y mis huesos se hallan quemados cual tizón.  Mi corazón está herido y se seca como la hierba: hasta se me olvida comer mi pan. Del son de mis suspiros, mis huesos se oprimen contra mi carne.  Me asemejé al pelícano del desierto, fui como el búho de las soledades.

Estoy en vela; soy como un pájaro solitario sobre el tejado.  Mis enemigos me afrentan día a día, mis aborrecedores se han conjurado contra mí.  Como mi pan como si fuera ceniza, y mezclo cotí lágrimas mi bebida.  A causa de Tu enojo y de Tu ira, me alzaste sólo para abatirme.  Mis días son cual sombra extendida, y me seco como la hierba.  Pero Tú, oh ADONAI, estás entronizado para siempre, y Tu recuerdo es para todas las generaciones.

Te levantarás y tendrás misericordia de Sión; porque ha llegado el tiempo de mostrarle merced; vino el plazo fijado.  Porque Tus siervos añoran incluso hasta sus piedras, y hasta su polvo aman Entonces reverenciarán las naciones el nombre de ADONAI, y todos los reyes de la Tierra, Tu gloria.  Porque ADONAI habrá edificado a Sión y Se habrá revelado en Su gloria.  Habrá atendido las plegarias del indigente, sin rechazar sus oraciones.  Sea escrito esto para las generaciones futuras: Se forjará un pueblo que alabará a ADONAI.

Miró ADONAI desde lo alto de Su Santuario, desde el cielo la Tierra percibió. Para oír los gemidos de los prisioneros, para librar a los que están sentenciados a muerte.  Porque puedan proclamar en Tzión el nombre de ADONAI, y sus alabanzas en Jerusalém.  Cuando los pueblos se congreguen y se unan los reinos para servir a ADONAI.  Aun cuando hayas mermado mis fuerzas en el camino y acortado mis días, digo: Elohim mío, no me cortes en medio de mis días. Tus años perdurarán más allá de las generaciones.  Tú fundaste la Tierra antiguamente, y los cielos son obra de Tus manos. Ellos perecerán, pero Tú permanecerás. Ellos envejecerán cual prendas de vestir. Tú los mudarás como la ropa, y desaparecerán.  Mas Tú eres ADONAI, y Tus años nunca se han de acabar.  Los hijos de Tus siervos habiten en seguridad, y quede su descendencia establecida ante Ti

SALMO 27 DE DAVID

ADONAI es mi luz y mi salvación, ¿de quién temeré? ADONAI es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me atemorizaré? Cuando se llegaron contra mí los malignos. Mis angustiadores y mis enemigos, para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron. Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón. Aunque contra mí se levante guerra, en esto conservaré mi confianza. Una cosa he pedido a ADONAI, ésta buscaré: Que esté yo en la casa de ADONAI todos los días de mi vida. Para contemplar la hermosura de ADONAI y para pasar las mañanas en su templo.

Porque El me esconderá en su Tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de su tienda, me pondrá en alto sobre una roca. Y ahora ensalzará mi cabeza sobre los enemigos que me cercan: y yo ofreceré en su Tabernáculo sacrificios de júbilo. Cantaré y entonaré salmos a ADONAI. Oye. oh ADONAI, mi voz (con que a Ti) clamo; y ten misericordia de mí y respóndeme.

Cuando dijiste “buscad mí rostro”, a Ti dijo mi corazón: Tu rostro buscaré, oh ADONAI. No escondas tu rostro de mi; no apartes con ira a tu siervo. Mi ayuda has sido; no me dejes y no me desampares, Elohim de mi salvación. Aunque mi padre y mi madre me dejaran, ADONAI no. con todo, me recogerá. Enséñame. oh ADONAI, tu camino, y guíame por senda de rectitud, a causa de mis enemigos.

No me entregues a la voluntad de mis enemigos; porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran violencia. ¡Ah de mí si no creyese que verja la bondad de ADONAI en la tierra de los vivos! Espera en ADONAI. Esfuérzate. Alienta tu corazón y espera en ADONAI.

SALMO 33

Ranenú Tzadikím

¡Cantad de alegría a ADONAI, oh justos! Su loa corresponde a los rectos.  Celebrad a Elohim con el arpa, alabadle con el decacordio.  Cantadle un canto nuevo; tañedle bien y con voz de júbilo.  La palabra de ADONAI es recta; Sus obras son hechas con verdad.  El ama la rectitud y el juicio; la Tierra está llena de Su benevolencia. Por la palabra de ADONAI fueron hechos los cielos; y todas Sus huestes por el soplo de su boca, El junta las aguas del mar en montón, y las deposita en los abismos.  Venere a ADONAI toda la Tierra. ¡Temedle, habitantes del mundo!

Porque El habló y fue hecho; El ordenó y se produjo. ADONAI frustra los malos consejos de las gentes; anula las intrigas de las naciones.  El consejo de ADONAI permanece para siempre, y los pensamientos de Su corazón, de generación en generación.  ¡Feliz la nación cuyo Elohim es ADONAI! El pueblo que escogió para Su heredad.  Desde los cielos mira ADONAI, y ve a todos los hijos de los hombres.  Desde Su morada mira a todos los habitantes de la Tierra.

El formó los corazones de todos ellos; El comprende todas sus acciones.  No se salvará un rey por sus grandes ejércitos, ni el héroe por su gran fuerza.  El caballo será cosa llana; su vigor no asegura la salvación.  He aquí que el ojo de ADONAI está sobre los que le temen, sobre los que esperan Su misericordia, para librar sus almas de la muerte y mantenerlos con vida durante el hambre Nuestra alma esperó a ADONAI, El es nuestro amparo y nuestro escudo.En El se alegran nuestros corazones, pues tenemos fe en su nombre sagrado. Tu merced, oh ADONAI, sea sobre nosotros, como esperamos en Ti

KÁMTI BEASHMORET

KÁMTI BEASHMORE.LEVAKESH AL AVONAY VENAFSHÍ SHEJARJORET. MIPENEI ROV ZEDONAI RAJÉM AL ADATEJA, TZON MARITEJA ASHRE YOSHVEÍ BEITÉJA, OD YEHALELÚJA SÉLA.

Kamti

Me levanté en la vigilia (.) de la noche para rogar a Elohim por el perdón de mis delitos, y mi alma está ennegrecida (.) por la magnitud de mi arrogancia. Ten compasión, oh ADONAI, de tu Congregación considerada como el rebaño de tu pastoreo. Bienaventurados los que frecuentan tu morada, ellos te alabarán para siempre.

Ashré

Bienaventurados los que habitan en Tu Casa, pues seguirán alabándote por siempre. Bienaventurado el pueblo que tiene esta suerte, bienaventurado el pueblo cuyo Elohim es ADONAI.

SALMO / Tehilim 145

Cántico de David: Te ensalzaré, oh Elohim, Rey mío, y bendeciré Tu Nombre eternamente. Cada día te bendeciré y alabaré Tu Nombre eternamente. Grande es Elohim y muy loado y no hay límite a Su grandeza. De generación en generación se alaba Tu obra, y se anuncia Tu poder. La belleza de Tu gloria majestuosa y Tus hechos maravillosos contaré: y la fuerza de Tus obras tremendas describirán los hombres, y Tu grandeza contaré.

Expresarán la fama de Tu mucha grandeza y cantarán Tu justicia. Clemente y misericordioso es Elohim. lento para la ira y grande en merced; bueno es Elohim para todos y Su piedad gravita sobre todas Sus obras. Te alabaran, oh Elohim, todas Tus obras, y Tus fieles te bendecirán. La gloria de Tu reino dirán, y de Tu fortaleza hablarán para notificar a los hijos de los hombres Tus obras poderosas, y la gloria de la magnificencia de Tu Reino. Tu Reino es reino de todos los siglos, y Tu señorío perdura de generación en generación. Sostiene ADONAI a todos los que caen, y levanta a todos los oprimidos. Los ojos de todos esperan en Ti y Tú les das su comida a tiempo. Abres Tu mano y colmas de bendición a todo viviente. Justo es Elohim en todos Sus caminos y misericordioso en todas Sus obras.

Cercano está Elohim a todos lo que Le invocan, a todos los que Le invocan de verdad. El deseo de los que Le temen cumplirá, y su clamor oirá y los salvará. Guarda Elohim a todos los que Le aman y a todos los impíos destruirá. La alabanza de Elohim hablará mi boca, y bendecirá toda criatura Su santo Nombre eternamente. Y nosotros bendeciremos a Elohim ahora y por toda la eternidad. Haleluya.

Yitgadal

Exaltado y santificado sea el gran Nombre de Elohim (Amén), en este mundo de su creación que creó conforme a su voluntad; llegue su reino pronto, germine la salvación y se aproxime la llegada del Mesías (Amén).

En vuestra vida y en vuestros días y en vida de toda la Casa de Israel, pronto y en tiempo cercano y decid: Amén.

Bendito sea su gran Nombre para siempre, por toda la eternidad; sea bendito, elogiado, glorificado, exaltado, ensalzado, magnificado, enaltecido y alabado su santísimo Nombre (Amén), por encima de todas las bendiciones, de los cánticos, de las alabanzas y consuelos que pueden expresarse en el mundo, y decid: Amén.

KI YEMINEJA

Tu diestra, oh ADONAI está tendida para recibir a los penitentes. Recibe en tu misericordia, los clamores de los que vuelven en Ti con todo corazón. Venimos ante Ti, por tu gran misericordia, como pobres y menesterosos golpeamos tus puertas. Tus puertas tocamos, oh Elohim clemente y misericordioso, no nos hagas volver yacios de tu presencia. De tu presencia Rey nuestro, no nos hagas volver yacios, porque Tú oyes las plegarias. Oh, Tú que escuchas las plegarias, hacia Ti vendrá todo lo creado.

Oh Tú que oyes los ruegos, hacia Ti vendrán todos los espíritus. Sí todos los espíritus vendrán hacia Ti, y todas las almas. Tuya es el alma y el cuerpo es de tu creación, ten piedad de tu obra. El alma es tuya, y el cuerpo es tu obra; oh Creador, que no hay semejante a Ti, ten piedad de tu obra. El alma es tuya y el cuerpo es tu obra; actúa, oh ADONAI, por amor de tu Nombre. Venimos a Ti amparados en tu Nombre; hazlo, oh ADONAI, por amor a tu Nombre, pues Elohim y Rey lleno de gracia y de misericordia es tu Nombre.

Tu Nombre es invocado sobre nosotros, oh ADONAI, Elohim nuestro; nosotros llevamos tu Nombre, (.) no nos abandones, oh ADONAI, Elohim nuestro. Elohim nuestro, estamos avergonzados por nuestras acciones, nos ruborizamos por nuestros delitos. No se atreve a responder nuestra boca, ni nuestra frente a alzarse, porque nuestras iniquidades son numerosas y hemos pecado ante Ti

Hemos pecado, lo mismo que nuestros padres; fuimos impíos y perversos. ¿Qué podremos decir ante Ti, Tú que habitas en las alturas? ¿Qué contaremos ante Ti, morador de los cielos? Tú conoces nuestras acciones, las que están manifestadas al igual que las ocultas. Tú conoces los misterios del universo y los secretos más íntimos de todo ser vivo. Tú investigas el fondo del ser humano, escudriñas los riñones y los corazones. No hay cosa oculta ante Ti y nada escapa a tus ojos.

Aunque nuestras iniquidades nos condenen, perdónanos, oh ADONAI, por amor de tu Nombre. Si te fijaras en nuestras iniquidades quién, oh ADONAI, podrá subsistir. Pero el perdón está en Ti, y por eso eres reverenciado. Contigo está la fuente de la vida. En tu luz seremos iluminados. No es pues por nuestra rectitud por lo que vertemos nuestras súplicas ante Ti, sino únicamente por tus grandes misericordias.

ADONAI óyenos; ADONAI perdónanos; ADONAI escúchanos y actúa sin tardanza. Hazlo por tu causa y porque tu Nombre está contenido en tu ciudad y en tu pueblo. Haz que volvamos hacia Ti oh ADONAI, y retornaremos. Renueva nuestros días como los de antaño.

Shévet Yehudá

La tribu de Yehudá se encuentra en aprieto y apuro, como presa ante un león que ruge hambriento.  Padres e hijos aguardan Tu salvación.  Pobres y abatidos (esperan Tu protección).  Repara la brecha en horas de sufrimiento, para que no seamos objeto de burlas y escarnio.  ¿Por qué, oh Elohim, Te alejas de nosotros? Tu nación semejante a la paloma, se acerca a las puertas de la muerte.

¡Acude, Altísimo, oh Elohim potente, rodeado de querubines! Concédenos ayuda por causa del enemigo opresor.

¿Existe acaso límite para Tu poder, oh ADONAI?

Renueva nuestra situación en este cautiverio prolongado; atiéndenos, oh Señor. ¿Por qué Te alejas de nosotros? Acuérdate de Tus hijos diseminados en tierras ajenas; que no se acerque a ellos el enemigo.

El tiempo de la redención revela a Tu nación solitaria, para que se alegre el Monte de Sión y se regocijen las doncellas de Yehudá.

Suba nuestra exclamación a los altos cielos de Tu morada, oh Rey, sentado en el Trono de la piedad.

El Mélej Yoshev

El Elohim Soberano está sentado en el Trono de la misericordia y gobierna el mundo con benevolencia, perdona las iniquidades de Su Pueblo, borrándolas una a una; trata con clemencia a los pecadores y con indulgencia a los transgresores; hace caridades con toda carne y espíritu y no les retribuye según su malicia.

¡ADONAI! Tú que nos enseñaste a repetir Tus trece atributos, recuerda ahora en favor nuestro el pacto de los trece atributos, según lo hiciste saber a Tu humilde servidor (Moshé) desde el principio, conforme está escrito en Tu Ley: Y ADONAI descendió en la nube y estuvo allí con él, y proclamó (Moshé) el Nombre de Elohim”; y allí está dicho:

Vayaavor

“Y pasando ADONAI por delante de Moshé, proclamó: Yo ADONAI. ¡ADONAI! soy un Elohim Misericordioso y Piadoso, tardo para la ira y grande en benignidad y verdad, Que guarda la misericordia al menos por dos mil generaciones, que tolera la iniquidad, la rebelión y el pecado y absuelve a los penitentes”.

Rejamaná

¡Elohim Misericordioso! Acuérdate de Tu alianza con Abraham el bien amado.

Bedil vayaavor (por amor a Tus trece atributos).(LOS ASISTENTES CONTESTAN BEDIL VAYAAVOR)

¡Elohim Misericordioso! Acuérdate de Tu Alianza con Itzjak, que fue atado sobre el altar.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Acuérdate de Tu alianza con Yaakov, el hombre perfecto.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Acuérdate de Tu alianza con Moshé el profeta.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Acuérdate de Tu alianza con Aarón el Sumo Sacerdote.     

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Acuérdate del mérito de Yosef el justo.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Acuérdate de Tu alianza con Pinjás, el celoso de la gloria de Elohim,

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Acuérdate de Tu alianza con David el ungido.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Acuérdate de las oraciones de Salomón el rey.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Levanta Tu diestra y haz germinar la salvación.                    

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Nos presentamos delante de Ti con la cara llena de vergüenza, apiádate de nosotros.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Revela Tu poderío sobre nosotros.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Haz resplandecer nuestro derecho.      

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Da sentencias de vida sobre nosotros.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Extiende Tu gloria sobre nosotros.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! No nos trates según nuestras malas acciones.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Haz brillar Tu esplendor sobre nosotros.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Inquiere con atención nuestras obras meritorias.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Concédenos un bien estar.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Concédenos muchos bienes.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Tu compasión se conmueva sobre nosotros.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Escríbenos en libros de vida.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Escríbenos en libros de misericordia.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Escríbenos en libros de gente justa y pía.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Escríbenos en libros de gente recta y perfecta.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Escríbenos en libros de buena subsistencia, y buena manutención.

Bedil vayaavor

Rejamaná

¡Elohim misericordioso! Desvía de nosotros Tu ira y Tu enojo.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! No nos condenes al aniquilamiento.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Perdona nuestros pecados y nuestras faltas.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Haz brillar fu luz benéfica en nuestro favor.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Sé nuestro amparo y nuestro sostén.

Bedil vayaavor.

Rejamaná

¡Elohim misericordioso! Danos una señal para el bien.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Abre las puertas del cielo para nuestras oraciones.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Recibe nuestras oraciones con benevolencia.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Recibe nuestras oraciones y rogativas cuando estemos afligidos.

Bedil vayaavor.

Rejamaná

¡Elohim misericordioso! Ten piedad de nuestras almas.

Bedil vavaavor.

¡Elohim misericordioso! Concédenos un buen año.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! Calma Tu ira.

Bedil vayaavor.

¡Elohim misericordioso! No hagas que volvamos vacíos de Tu presencia.

Bedil vayaavor.

Anshé Emuná

Los hombres de buena fe se perdieron, aquellos que se presentaban ante Ti con la fuerza de sus buenas obras; eran valientes en la brecha y lograban anular las malas sentencias; eran para nosotros fortaleza y abrigo en tiempos de desgracia. Calmaban Tu ira con sus plegarias y Tu saña con sus súplicas. Aún antes de que Te llamasen, Tú ya los atendías y sabían cómo orar y darte satisfacción. Por sus méritos Te apiadabas como un padre, no les hacías volver en vano. Por nuestros numerosos delitos los perdimos, y por nuestros pecados desaparecieron.

 Anshé Emuná

Ellos partieron para el reposo ADONAI, y nos dejaron a nosotros con suspiros. Se terminaron los guardianes de la Ley, perecieron los que hacían calmar Tu ira. No hay quien encuentre remedio contra la brecha, los dignos para complacerte se extinguieron. Vagamos por los cuatro extremos de la Tierra y remedio no encontramos. Volvemos pues a Ti avergonzados, buscándote, oh ADONAI, en la hora en que te pedimos que nos perdones.

EL MELEJ

Oh Elohim Soberano que está sentado en el trono de la misericordia y gobierna el mundo con benevolencia; que perdona las iniquidades de su pueblo, borrándolas una a una; que trata con clemencia a los pecadores y con indulgencia a los transgresores; que hace caridades con toda carne y espíritu y no les retribuye según su malicia. ¡ADONAI! Tú que nos enseñaste a repetir tus trece atributos, recuerda en favor nuestro el pacto de los trece atributos, según lo hiciste saber a tu humilde servidor (Moshé, desde el principio, conforme está escrito en tu Ley: “Y ADONAI descendió en la nube y estuvo allí con él, y proclamó el nombre de ADONAI; y allí está dicho:Vayaavor

“Y pasando ADONAI por delante de Moshé, proclamó: Yo, ADONAI ¡ADONAI! soy un Elohim Misericordioso y Piadoso, tardo para la ira, y grande en benignidad y verdad. Que guarda la misericordia al menos por dos mil generaciones, que tolera la iniquidad, la rebelión y el pecado, y absuelve a los penitentes”. Y Tú, Elohim. Perdonarás nuestros delitos y pecados y nos considerarás Tu pueblo elegido.

 Tamánu Meraot

Nos consumimos por soportar males, nos debilitamos por atravesar angustias. Estamos muy humillados, nos rebajamos hasta la tierra. ¡Piadoso! Así es nuestra conducta, somos testarudos y rebeldes. Con la boca exclamamos que hemos pecado, mientras nuestro corazón permanece tuerto y duro. ¡Altísimo! Tu misericordia es eterna, el perdón está en Ti. Tú Te arrepientes de infligir el mal y Te inclinas hacia la clemencia, No seas impasible en estas horas en que nos encontramos en gran tribulación. Conozca todo el mundo Tu bondad y la merced que haces con nosotros. Cierra la boca del acusador para que no hable mal de nosotros. Enójate con él para que se calle y haz surgir un buen defensor para justificarnos. Que éste hable de nuestra rectitud y nos enseñe los caminos, oh Elohim Piadoso y Clemente, que Tú hiciste conocer a Moshé, el hombre fiel de Tu Casa; y cuando rogó ante Ti, le hiciste sabe Tu verdad.

El Mélej

El Elohim Soberano está sentado en el Trono de la misericordia y gobierna el mundo con benevolencia; perdona las iniquidades de Su pueblo, borrándolas una a una; trata con clemencia a los pecadores y con indulgencia a los transgresores. Hace caridades en toda carne y espíritu y no les retribuye según su malicia. ADONAI! Tú que nos enseñaste a repetir Tus trece atributos recuerda en nuestro favor el pacto de los trece atributos, según lo hiciste saber a Tu humilde Servidor (Moshé) desde el principio, conforme está escrito en Tu Ley: “Y ADONAI descendió en la nube y estuvo allí con él, y el nombre de Elohim proclamó (Moshé)”; y allí está dicho:

El Mélej

“Y pasando ADONAI por delante de Moshé. Proclamó: Yo. ADONAI, leí ADONAI! soy un Elohim Misericordioso y Piadoso, tardo para la ira y grande en benignidad y verdad. Que guarda la misericordia al menos por dos mil generaciones, que tolera la iniquidad, la rebelión y el pecado y absuelve a los penitentes”. Y Tú, Elohim, perdonarás nuestros delitos y nuestros pecados y nos considerarás Tu pueblo elegido.

Ánu Bóshnu

Nos avergonzamos de nuestros actos malos y nos sonrojamos por nuestros delitos; no tenemos boca para justificarnos ni osadía para levantar la cabeza.

Nuestro Elohim y Elohim de nuestros padres, no nos condenes a muerte cuando Tú nos juzgues. Cuando quieras castigarnos no borres nuestro nombre de Tu libro. Cuando examines nuestra moral, Tu piedad domine a Tu ira. Cuando notes la pobreza de nuestras buenas obras agrácianos con Tu bondad. ¡Nuestro padre! cuando a Ti clamamos ordena presto nuestra salvación. Haz tornar a su estado las casas de estudio de los descendientes de Yaakov, cuyas puertas mira cómo están desoladas.

 Anu Boshnu

Recuerda que dijiste: “No será olvidada la Ley por su simiente”. Desata pues el sello de la Ley, y revela Tu secreto a los que la estudian; reúnanse nuevamente el grande y el pequeño tribunal del “Sanhedrin” y que nunca más nos falten. ¡ADONAI! reconoce a los que quieren conocerte y rechaza a la nación que te niega. Y haz que tornen a la seguridad los cautivos que esperan tu salvación.

Ribonó Shel Olám

¡Patrón del Mundo! Confesaré mis pecados grandes y pequeños, en los finales de las vigilias de la noche. Mi instinto tiende al mal ya la falsía, oh Guardián, él espera la noche. Mis ojos y mi corazón tienden al pecado; no descansan ni de día ni de noche. Y el resto de mis órganos conspira para hacer lo que es malo a tus ojos; no se callan ni de día ni de noche. En vista de que he transgredido tus preceptos y desobedecido tus advertencias, debo todas las noches empapar de lágrimas mi lecho.

Quizás el Elohim temido y supremo, escuche la voz de mi llanto en la noche, hora en que clamo. También de día alzo mi voz en clamor por mi delito y transgresiones, y no puedo callar ni de noche. En esta noche mencionaré parte de mis pecados delante del que prevée todo; por esto me levantaré en la noche para loarlo. En esta noche declararé ante ADONAI mis iniquidades y mi porfía, pues esta noche pertenece a ADONAI.

Aná Adonai  Eloheinu

Te rogamos. Elohim nuestro y Elohim de nuestros padres, que permitas que nuestras oraciones lleguen a Ti y no Te alejes de nuestras súplicas, pues no somos- desvergonzados y obstinados como para decir delante de Ti, ¡oh ADONAI! Elohim nuestro y Elohim de nuestros padres, que somos justos y que no hemos pecado. Sí, hemos pecado. Nosotros, la gente de nuestra casa y nuestros padres.

Jatatí Hodiajá

Mi pecado esclareceré y mi iniquidad no encubriré; decidí confesar mis transgresiones a Elohim, porque Tú perdonas la falta de mi pecado para siempre.

Ashámnu

Hemos faltado; hemos traicionado: hemos robado por la fuerza: hablamos con falsedad y calumnia; hemos cometido delitos y practicamos el mal; hemos sido soberbios y hemos sido violentos. Hemos afirmado lo que era mentira y engaño: hemos dado malos consejos. Hemos sido falsos. Burlones, rebeldes y desobedientes.

Blasfemamos. Cometimos adulterio, jurarnos en vano y falsamente; fuimos obstinados, procedimos mal y transgredimos: hemos sido testarudos y hemos actuado con maldad Nos hemos entregado a la corrupción; hemos procedido abominablemente; nos hemos desviado de Tus caminos y hemos hecho que otros se desvíen: nos alejamos de Tus preceptos y buenos juicios, y de nada nos ha valido. “Pero Tu eres justo en todo lo que nos adviene, pues todo lo Tuvo es verdad y sólo nosotros hemos procedido mal”.

Ashámnu Mikol Am

Nos han culpado más que a otros pueblos y soportamos más vergüenzas que otras naciones. Desapareció la alegría entre nosotros y nuestro corazón está dolorido por nuestros pecados. Nuestro deseo fue eludido, perdimos nuestra gloria. La morada consagrada a ADONAI fue destruida por causa de nuestras iniquidades; nuestro Templo fue arruinado, nuestra hermosa patria se encuentra en manos de extraños. y nuestra fuerza fue usurpada por nuestros enemigos

Ante nuestros ojos tomaron el fruto de nuestro trabajo; nos fue extraído y quitado por la fuerza; nos impusieron sus yugos, que todavía cargamos sobre los hombros. Esclavos gobernaron sobre nosotros, y nadie nos salva de sus manos. Muchas desgracias nos rodearon. Te hemos invocado. ADONAI, nuestro Elohim, y Tú Te alejaste de nosotros por causa de nuestras iniquidades.

Nos hemos desviado de Ti, estamos extraviados como el rebaño sin pastor que se pierde, y todavía no nos arrepentimos de nuestros errores. ¿Cómo entonces aparecer ante Ti, oh ADONAI nuestro Elohim y Elohim de nuestros padres, con el rostro endurecido y obstinados, para decirte que somos justos y que no hemos pecado? Sí, hemos pecado, transgredido y nos hemos rebelado, nosotros, la gente de nuestras casas y nuestros padres.

Yetzáv Hael

Ordene Elohim que las puertas de piedad sean abiertas para el oprimido, que implora con su plegaria y con espíritu amargado, la clemencia y misericordia de Elohim, dominador de todos los espíritus. Para el que teme el castigo cuando vaya a ser llamado ante la justicia divina de ADONAI nuestro Elohim, son la clemencia y el perdón

Laadonai Eloheinu

DE ADONAI, nuestro Elohim, son la clemencia y el perdón aunque hemos pecado contra El.

DE ADONAI, nuestro Elohim, son la clemencia y el perdón aunque nos hemos rebelado contra El.  Te rogamos no nos consideres culpados porque hemos perdido el juicio y hemos pecado.  ¡Hemos pecado, oh nuestro Protector! ¡Perdónanos, oh nuestro Creador!

Shemá

Escucha, Israel, ADONAI nuestro Elohim es uno.

Bendito sea el nombre de su reino glorioso para siempre.

Sólo ADONAI es Elohim, sólo ADONAI es Elohim.

(Se dice dos veces).

Erelé

Los mensajeros celestes exclaman: ADONAI es nuestro Señor. Y el pueblo elegido contesta y dice: Sólo ADONAI es Elohim, sólo ADONAI es Elohim.

Galgalé

Las bóvedas celestes proclaman: ADONAI es nuestro Señor. Y el pueblo elegido, elevado como estandarte, contesta y dice: Sólo ADONAI es Elohim, sólo ADONAI es Elohim.

Hamoné

(Hay quienes dicen): Las multitudes de ángeles exclaman: ADONAI es nuestro Señor. Y el pueblo de Israel en su angustia y en su exilio contesta y dice: Sólo ADONAI es Elohim, sólo ADONAI es Elohim.

Betérem

Antes de que se extendieran los cielos y la tierra, Elohim era Rey. Antes de que los astros brillaran en el firmamento, Elohim reinaba. Y cuando la tierra envejezca como un vestido, y los cielos se desvanezcan como el humo, ADONAI reinará para siempre. ADONAI es Rey; ADONAI reinó; ADONAI reinará para siempre. Antes de que fuese creado el globo terrestre y todo lo que hay fuera de él, Elohim era Rey. Cuando estableció criaturas sobre los continentes, Elohim reinaba. Y cuando se junte el pueblo de Israel disperso por todas partes; ADONAI reinará para siempre. ADONAI es Rey; ADONAI reinó; ADONAI reinará para siempre.

Meyujad

Aquel solo cuyo nombre es ‘Ehyé”, (seré el que seré), EI fue, El es y El será.

El hace morir y también vivir. Antes de El no hubo otro Elohim, y después de El no habrá otro.

Ejad Eloheinu

Uno es nuestro Elohim, grande es nuestro Señor, santo y poderoso es Su Nombre; Tu benignidad es más grande que los cielos, y Tu verdad más que todo el firmamento. Porque eres grande y haces maravillas y sólo Tú eres el Elohim de verdad: haz justicia sobre la gente que no Te conoce y sobre los imperios que no invocan Tu Nombre.

Likdushat

Haz. Señor, por la santidad de Tu nombre y no por nosotros. No a nosotros. ADONAI, no a nosotros, sino a Tu Nombre da gloria, por Tu misericordia y Tu verdad. ¿Por qué permites que digan los gentiles: “Dónde está su Elohim?” Nuestro Elohim está en el cielo. Uno es nuestro Elohim que está en el cielo, y dos veces por día lo testimoniamos.

El es vivo e infinito, lleno de piedades es El; lleno de purezas es El; hace todo lo que quiere en los cielos y en la Tierra; nadie le puede preguntar qué es lo que hace, o cuáles son Sus obras. Porque todo es hecho por Sus manos

Eloheinu Shebashamáim (Antes de comenzar cada párrafo se dice Eloheinu shebashsamáim)

¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Escucha nuestra voz y recibe con agrado nuestras oraciones.  No nos pierdas de vista en este largo cautiverio. Convierte para bien el corazón de los que se levan tan contra nosotros para hacernos mal. ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Acuérdate de Tu alianza y no Te olvides de nosotros.  Bendice nuestro pan y nuestra agua.  Haz que tengamos buenas nuevas.  Aparta de nosotros las sentencias duras y malas.

¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Revela pronto sobre nosotros la gloria de Tu reino Decreta sobre nosotros buenas sentencias. ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Cuando Te invocamos manifiéstate a nosotros. Haz que nuestros enemigos respondan por nuestra sangre. ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Que nuestras oraciones sean atendidas por Ti hoy y todos los días.  Haznos volver a, Ti con penitencia completa

¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  No nos avergüences en nuestras esperanzas Cuando Te llamamos, respóndenos.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Acuérdate de nosotros para el bien. Haz que seamos inocentes en nuestro juicio.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Apiádate de nosotros, de nuestras familias y de nuestros pequeños.  ¡Nuestro Dos que estás en el cielo!  Purifícanos de nuestras iniquidades ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Tú misericordia se conmueva en favor nuestro.

¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Escríbenos en libros de buena vida. Escríbenos en libros de gente justa y pía. Escríbenos en libros de gente recta y perfecta. Escríbenos en libros de purezas.  Escríbenos en libros de sustento y abundancia. Domina a los que nos vencen.  No dejes que nos exterminen. ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Haz por amor a Tu causa y no por la nuestra. Doblega a los que nos oprimen Combate a los que nos hacen la guerra.

¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Cumple los deseos de nuestro corazón para el bien y para servirte.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Venga nuestra venganza.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Sostennos cuando estamos para caer. Sostén el reino de Ravid para que no caiga.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Atiende nuestras plegarias.

Atiéndenos en el día que Te invocamos.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Redímenos de manos de nuestros enemigos. Redímenos de nuestro instinto malo.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Ordena que Tus bendiciones lleguen hasta nosotros. Ordena que la salvación se aproxime a nosotros. Justifícanos en Tus juicios.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Aproxímanos al tiempo de la redención. Aproximados al día de la salvación. Aproxímanos a Tu culto.

¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Defiende nuestra causa y libértanos. Mira la aflicción de Tu pueblo Israel. Cura a los enfermos de Tu pueblo Israel. Mira la opresión de este tiempo.  ¡Nuestro Elohim que estás en el cielo! Toma en consideración nuestros gemidos.

Establece la paz entre nosotros.  Establece la tranquilidad en nuestras moradas.  ¡ Nuestro Elohim que estás en el cielo!  Concede la vida y la paz al Jefe del Estado. Inspira en su corazón y en los corazones de sus consejeros, ministros y dirigentes, sentimientos de bondad en nuestro favor. Establece la paz en toda la Tierra.  Envía la abundancia al mundo entero.

Establece la paz en el Gobierno.  Envía a toda la Tierra el rocío y la lluvia como una bendición en tiempo útil. Da semilla al cultivador y pan al que lo necesita. Da el pan suficiente según la necesidad de cada familia.  Ordena que nuestras oraciones sean recibidas delante de Ti, como la ofrenda del incienso.

Eloheinu

Envíanos una señal de bondad, una señal de salvación, una señal de misericordia. Que los que nos tienen odio, se avergüencen, y los que nos aborrecen queden abochornados cuando Tú. oh Elohim, nos hayas socorrido y consolado.

Anéinu

Atiéndenos, nuestro Padre, atiéndenos.  Atiéndenos, nuestro Creador, atiéndenos.  Atiéndenos, nuestro libertador, atiéndenos. Atiéndenos Tú que Te preocupas por nosotros, atiéndenos.  Atiéndenos, Tú que eres nuestra gloria y majestad, atiéndenos. Atiéndenos, piadoso para consolar, atiéndenos. Atiéndenos, Elohim puro y equitativo,  atiéndenos. Atiéndenos, Elohim vivo y permanente, atiéndenos.  Atiéndenos, Elohim clarividente, atiéndenos.

Anéinu

Atiéndenos, Elohim nuestro que moras en los cielos, atiéndenos.  Atiéndenos, Elohim muy poderoso, atiéndenos. Atiéndenos, Elohim que no amas la malicia, atiéndenos.  Atiéndenos, Rey de los reyes, atiéndenos. Atiéndenos, Elohim temible y sublime, atiéndenos.  Atiéndenos, sostén de los que están para caerse, atiéndenos. Atiéndenos, protector de los débiles, atiéndenos.  Atiéndenos, redentor y libertador, atiéndenos.

Anéinu

Atiéndenos, Elohim justo y justificador, atiéndenos.  Atiéndenos, Tú que estás cerca de los que Te invocan de verdad, atiéndenos. Atiéndenos, alto y elevado, atiéndenos.  Atiéndenos, Tú que moras en los cielos, atiéndenos.

ANÉINU ELOHE AVRAHAM

ANÉINU ELOHE AVRAHAM,           ANÉINU

ANÉINU HAONE BEÉT RATZON,   ANÉINU

ANENU UFAJAD YITZJAK,            ANÉINU

ANÉINU HAONÉ BEÉT TZARÁ,     ANÉINU

ANÉINU ABIR YAACOV,                 ANÉINU

ANÉINU HAONÉ BEÉT RAJAMÍM,   ANÉINU

ANÉINU MAGUEN DAVID,                 ANÉINU

ANÉINU ELOHE HAMERCAVÁ,        ANÉINU

(ANÉINU ELAHA DEMEÍR,                ANÉINU)

ANÉINU RAJÚM VEJANÚN,             ANÉINU

ADON HASELIJOT

Rajum Vejanún, JATÁNU LEFANÉJA RAJÉM ALÉINU ADON HASELIJÓT, BOJÉN LEBABOT, GOLÉ AMUKOT, DOBER TZEDAKÓT (JATANU LEFANEJA ETC.) HADUR BENIFLAÓT, VATIK BENEJAMÓT, ZOJER BRIT ABOT, JOKER KELAYOT TOV UMETIV LABRIOT, YODÉA KOL NISTARÓT, KOVÉSH AVONOT, LOBÉSH TZEDAKOT MALÉ ZAJUYOT, NORA TEHILOT, SOLÉAJ AVONOT, ONÉ BEÉT TZAROT POÉL YESHUÓT, TZOFÉ ATIDÓT, KORÉ ADORÓT, ROJÉV ARABOT SHOMÉA TEFILÓT, TEMIM DEÓT. JATÁNU LEFANÉJA RAJÉM AÉINU.

Anéinu

Atiéndenos Tú que sostienes a los inocentes, atiéndenos.

Anéinu Elohéi Abraham

Atiéndenos Elohim de Abraham, atiéndenos. Atiéndenos Tú que respondes en horas de voluntad, atiéndenos. Atiéndenos, Elohim venerado por Itzjak, atiéndenos. Atiéndenos Tú que respondes en horas de angustia, atiéndenos. Atiéndenos, fuerte de Yaakov, atiéndenos. Atiéndenos Tú que atiendes en horas de misericordia, atiéndenos. Atiéndenos, escudo de David, atiéndenos. Atiéndenos, Elohim de la ciencia divina, atiéndenos. Atiéndenos, Elohim clemente y lleno de gracia, atiéndenos

Rajúm Vejanún

Elohim clemente y lleno de gracia, hemos pecado ante Ti, ten piedad de nosotros. (El Oficiante) Señor del perdón, que examina las profundidades del corazón, que descubre los misterios, cuya palabra es justicia. (La Congregación) Hemos pecado ante Ti, ten piedad de nosotros. (El Oficiante) Magnificado por sus maravillas, piadoso en consolación, que se acuerda de la alianza hecha con los patriarcas, que investiga los pensamientos de la persona. (La Congregación) Hemos pecado ante Ti, ‘ten piedad de nosotros.

Rajúm Vejanún

(El Oficiante) Bondadoso que hace el bien a todos los creados, conocedor de todos los secretos, que se domina para no castigar por las iniquidades, revestido de caridad. (La Congregación) Hemos pecado ante Ti, ten piedad de nosotros.  (El Oficiante) Lleno de pureza, reverenciado en loores, que perdona los delitos, que atiende en horas de angustia.  (La Congregación) Hemos pecado ante Ti, ten piedad de nosotros.  (El Oficiante) Realizas la salvación, ves el futuro, convocas las generaciones para la existencia, dominas ¡os cielos, escuchas las oraciones, eres íntegro en todas las ciencias.  (La Congregación) Hemos pecado ante Ti, ten piedad de nosotros.

Rajúm Vejanún

(Escucha, Israel, ADONAI, nuestro Elohim, es Uno.

Aquel solo cuyo nombre es Ehyé, (seré el que seré). El fue, El es y El será. El hace morir y también revivir. Antes de El no hubo otro Elohim y después de El no habrá otro.

El Rajum Shimjá

Elohim de misericordia es Tu Nombre, Elohim de gracia es Tu Nombre, Elohim paciente es Tu Nombre, Elohim lleno de piedades es Tu Nombre. Tu Nombre figura en nosotros ADONAI, haz por amor a Tu Nombre.

En los diez días de penitencia se agrega:

Adonai Jonenu

(El Oficiante) ADONAI, ten piedad de nosotros y levántanos.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

(El Oficiante) ADONAI, la luz de Tu presencia alza sobre nosotros.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

(El Oficiante) ADONAI, en el día de la salvación danos buenas nuevas y apiádate de nosotros.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

Adonai Jonenu

(El Oficiante) ADONAI, haz que venga sobre nosotros la muchedumbre de Tus misericordias.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

(El Oficiante) ADONAI, mejora nuestros días, más que en los primeros tiempos.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

(El Oficiante) ADONAI, Tus bondades lleguen más pronto y ten compasión de nosotros.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

(El Oficiante) ADONAI, Tus misericordias se conmueven en nuestro favor.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

(El Oficiante) ADONAI, ponnos en Tu corazón como un sello en este día.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

(El Oficiante) ADONAI, defiende nuestra causa y combate a los que nos atacan.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida.

(El Oficiante) ADONAI, bendice nuestro pan y nuestra agua.

(La Congregación) Acuérdate de nosotros e inscríbenos en libros de vida

Adonai Asé Lemáan Sheméja

(El Oficiante) ADONAI, haz por amor de Tu nombre.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

(El Oficiante) ADONAI, haz por amor de Abraham Tu bien amado.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

(El Oficiante) ADONAI, haz por amor de Itzjak que fue atado en el lugar donde más tarde se construyó Tu Templo.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

Adonai Asé Lemáan Sheméja

(El Oficiante) ADONAI, haz por amor de Yaakov, a quien Elohim atendió en la visión de la escalera celeste.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

(El Oficiante) ADONAI, haz por amor de Moshé, que fue salvado de las aguas del Nilo.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

(El 0ficiante) ADONAI, haz por amor de Aarón, que ocupó las funciones de gran sacerdote, con los signos simbólicos “Luz e Integridad”.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

Adonai Asé Lemáan Sheméja

(El Oficiante) ADONAI, haz por el mérito de Yosef el justo, que fue encarcelado.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel. (El Oficiante) ADONAI, haz por amor de Pinejás que manifestó su celo por la honra de Tu nombre.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

(El Oficiante) ADONAI, haz por amor de David que Te agradó con sus Salmos.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

Adonai Asé Lemáan Sheméja

(EL Oficiante) ADONAI, haz por amor de los que fueron muertos y quemados vivos por defender la unidad y santidad de Tu Nombre.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

(El Oficiante) ADONAI, haz por amor de Tu Nombre.

(La Congregación) Y ten piedad de Tu pueblo Israel.

Asé Lemaán shemáj

Haz por amor de Tu Nombre. Haz por amor de Tu verdad. Haz por amor de Tu alianza. Haz por amor de Tu grandeza. Haz por amor de Tu ley. Haz por amor de Tu majestad. Haz por amor de Tu promesa en la Asamblea. Haz por amor de Tu fama. Haz por amor de Tu misericordia. Haz por amor de Tu bondad.  Haz por amor de Tu gloria.  Haz por amor de Tu reino.  Haz por amor de Tu esencia oculta.

Asé Lemaáan shemáj

Haz por amor de Tu magnificencia. Haz por amor de Tu santidad.  Haz por amor de Tu divina presencia.       Haz por amor de Tu rectitud.

Haz por amor de Tu doctrina. Haz por amor de Tu eternidad  Haz por amor de Tu poder. Haz por amor de Tu justicia. Haz por amor de Tu clemencia. Haz por amor de Tu Torá.

Asé Lemaan

Haz por amor de Abraham, Itzjak y Yaakov. Haz por amor de Moshé y Aarón. Haz por amor de David y Salomón. Haz por amor de Jerusalem, ciudad santa. Haz por amor de Sión morada de Tu gloria. Haz por la causa de la destrucción de Tu santuario. Haz por causa de la desolación de tu templo. Haz por amor del pueblo de Israel, que está afligido. Haz por amor del pueblo de Israel que está debilitado. Haz por amor del pueblo de Israel que está en estado de angustia. Haz por amor de los huérfanos y viudas. Haz por amor de los niños de pecho. Haz por amor de los niños destetados. Haz por amor de los niños escolares que no han pecado. Haz por amor de tu causa y no por la nuestra. Haz por amor de tu causa y sálvanos. Sálvanos y atiende nuestras oraciones hoy y todos los días, porque Tú eres el objeto de nuestra alabanza.

Asé Lemáan

Tú, que respondes a los afligidos

¡Respóndenos!

Tú, que respondes a los oprimidos

¡Respóndenos!

Tú, que respondes a los que tienen el corazón contrito

¡Respóndenos.

Tú, que respondiste a nuestro padre Abraham en el monte Moriá

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Itzjak cuando estaba atado sobre el altar

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Yaakov en Bet-EI

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Yoséf en la cárcel

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Moshé y a nuestros padres a orillas del mar Rojo

¡Respóndenos!

Asé Lemáan

Tú, que respondiste a Aarón cuando te invocó para que cesase la mortandad,

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Pinjas en el lugar llamado Shittim

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Josué en el lugar llamado Guilgal

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Eh en el lugar llamado Rama

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Samuel en el lugar llamado Mitzpá

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste al profeta Elías en el monte Carmel

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste al profeta Eliseo en Jericó

¡Respóndenos.!

Asé Lemaan

Tú, que respondiste al Rey Ezequías en su enfermedad,

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste al profeta Jonás en el vientre del pez

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Jananiá, Mijael y Azaria en la hoguera

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Daniel en la fosa de los leones

 ¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Mordejai y Esther en Shushán la Capital

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Ezra en el exilio

¡Respóndenos!

Tú, que respondiste a Joní en el círculo

¡Respóndenos!

Asé Lemaan

Tú, que respondiste a los hombres justos, piadosos e íntegros de todas las generaciones,

¡Respóndenos!

Elohim misericordioso, respóndenos; Elohim misericordioso, sálvanos; Elohim misericordioso,

¡Redímenos!

¡Tú que eres clemente, concede tu gracia a nosotros y a todos los miembros de nuestras familias y sácanos de la oscuridad a la luz, por amor a tu gran nombre!

Im Afés

Aunque el servicio de los sacrificios está abandonado, y el Santuario está desolado, el pueblo de Israel no será nunca exterminado por amor del Patriarca Abraham, el anciano.

Su devoción, oh Elohim, reconocerás. De su fidelidad ciertamente Te acordarás.

Cuando le dijiste: “Ofréceme a tu hijo preciado en sacrificio, y su sangre sobre el altar sea derramada”.

Pronto corrió Abraham a consagrar a su hijo bien amado aunque su alma estaba ligada fuertemente a él; aún así preparó la leña y el fuego pues el mandato divino era como diadema sobre su cabeza.

 Im Afés

Ligero como el corzo, el hijo único se sometió a su orden. A su padre le preguntó, diciendo: “He aquí el fuego y la leña llevamos; mas ¿dónde está la ofrenda para el sacrificio?”

Entonces su padre, por no perturbarle, respondió a su hijo para contentarlo: “Hijo Mío, Elohim preparará la ofrenda para sacrificaría, El nos hará saber lo que es Suyo”.

Padre e hijo con mucha devoción, para hacer la voluntad de Elohim y sin otro propósito, continuaron su camino presurosos en dirección a uno de los montes.

Cuando vieron una nube sobre el monte diligentemente prepararon la leña del holocausto; padre e hijo juntos, con un amor perfecto, se dirigieron hacia la nube por el sendero.

Cuando Itzjak comprendió que él sería el sacrificado le dijo a su padre, que estaba siendo probado: “Considérame, padre mío, igual que el cordero; no te apiades ni te conmuevas.

Elohim me escogió y me quiso, mi corazón está descubierto ante El. No me prives de este fin, haciendo Su voluntad para que mi espíritu y mi alma sean acogidos por El”.

Ató Abraham a su hijo las manos y los pies; también preparó el cuchillo para sacrificarlo. Puso a Itzjak debidamente sobre la leña y el fuego sobre el altar encendió.

Extendió Itzjak su garganta por sí mismo y su padre se acercó a él para sacrificarlo en honra de Su Creador, y he aquí que Elohim le contemplaba.

Examinaba Elohim todo lo que el padre hacía cómo, conteniendo su piedad, a su hijo sacrificaría con el corazón en las manos dirigido el Creador, Y Elohim veía todo lo que él hacía.

Desde el cielo se oyó una voz llena de compasión: ¡Abraham, Abraham! No toques a tu hijo Sacrifica este cordero en su lugar; hazlo pronto, no te detengas.

Que esta ofrenda recordatoria lo reemplace, sacrifica el cordero como si Itzjak fue quemado. Sea considerada la sustitución tanto él como el cordero, como ofrendas sagradas.

Que este recuerdo, oh Elohim, esté ante Ti en el cielo. y sea grabado para la eternidad. como una alianza imborrable hecha por Ti con Abraham e Itzjak.

Tus hijos que Te invocan se presentan ante Ti dispuestos al sacrificio, rogando tomes en cuenta el de Itzjak, en sus horas de angustia.  Visita con misericordia a Tus ovejas y tenias siempre ante Tu Presencia.

Revela Tu Poder y haz despertar las conciencias adormecidas. Por amor a Ti redime a Tu Pueblo devoto y asombrado; dirige hacia él Tu piedad y merced desde los altos cielos, ¡oh Elohim, Rey que estás sentado sobre el trono de la misericordia!

El Mélej Yoshev

El Elohim Soberano está sentado en el Trono de la misericordia y gobierna el mundo con benevolencia; perdona las iniquidades de Su pueblo, borrándolas una a una; trata con clemencia a los pecadores y con indulgencia a los transgresores; hace caridades con toda carne y espíritu y no les retribuye según su malicia.

¡ADONAI! Tú que nos enseñaste a repetir Tus trece atributos, recuerda en nuestro favor el pacto de estos trece atributos, según lo hiciste saber a Tu humilde servidor (Moshé) desde el principio, conforme está escrito en’ Tu Ley: “Y ADONAI descendió en la nube y estuvo allí con él, y proclamó (Moshé) el nombre de Elohim”; y allí está dicho:

Vayaavor

“Y pasando ADONAI por delante de Moshé, proclamó: Yo ADONAI, !ADONAI! soy un Elohim Misericordioso y Piadoso, tardo para la ira y grande en benignidad y verdad. Que guarda la misericordia al menos por dos mil generaciones, que tolera la iniquidad, la rebelión y el pecado y absuelve a los penitentes”. Y Tú, Elohim, perdonarás nuestros delitos y nuestros pecados y nos considerarás Tu pueblo elegido.

Im Afés

Aunque el servicio de los sacrificios está abandonado, y el Santuario está desolado, el pueblo de Israel no será nunca exterminado por amor del Patriarca Abraham, el anciano.

Su devoción, oh Elohim, reconocerás. De su fidelidad ciertamente Te acordarás.

 

?    Cuando le dijiste: “Ofréceme a tu hijo preciado en sacrificio, y su sangre sobre el altar sea derramada”.

?    Pronto corrió Abraham a consagrar a su hijo bien amado aunque su alma estaba ligada fuertemente a él; aún así preparó la leña y el fuego pues el mandato divino era como diadema sobre su cabeza.

?    Ligero como el corzo, el hijo único se sometió a su orden. A su padre le preguntó, diciendo: “He aquí el fuego y la leña llevamos; mas ¿dónde está la ofrenda para el sacrificio?”

?    Entonces su padre, por no perturbarle, respondió a su hijo para contentarlo: “Hijo Mío, Elohim preparará la ofrenda para sacrificaría, El nos hará saber lo que es Suyo”.

?    Padre e hijo con mucha devoción, para hacer la voluntad de Elohim y sin otro propósito, continuaron su camino presurosos en dirección a uno de los montes.

?    Cuando vieron una nube sobre el monte diligentemente prepararon la leña del holocausto; padre e hijo juntos, con un amor perfecto,

?    se dirigieron hacia la nube por el sendero.

?    Cuando Itzjak comprendió que él sería el sacrificado le dijo a su padre, que estaba siendo probado: “Considérame, padre mío, igual que el cordero; no te apiades ni te conmuevas.

?    Elohim me escogió y me quiso, mi corazón está descubierto ante El. No me prives de este fin, haciendo Su voluntad para que mi espíritu y mi alma sean acogidos por El”.

?    Ató Abraham a su hijo las manos y los pies; también preparó el cuchillo para sacrificarlo. Puso a Itzjak debidamente sobre la leña y el fuego sobre el altar encendió.

?    Extendió Itzjak su garganta por sí mismo y su padre se acercó a él para sacrificarlo en honra de Su Creador, y he aquí que Elohim le contemplaba.

?    Examinaba Elohim todo lo que el padre hacía cómo, conteniendo su piedad, a su hijo sacrificaría con el corazón en las manos dirigido el Creador, Y Elohim veía todo lo que él hacía.

?    Desde el cielo se oyó una voz llena de compasión: ¡Abraham, Abraham! No toques a tu hijo Sacrifica este cordero en su lugar; hazlo pronto, no te detengas.

?    Que esta ofrenda recordatoria lo reemplace, sacrifica el cordero como si Itzjak fue quemado. Sea considerada la sustitución tanto él como el cordero, como ofrendas sagradas.

?    Que este recuerdo, oh Elohim, esté ante Ti en el cielo, y sea grabado para la eternidad, como una alianza imborrable hecha por Ti con Abraham e Itzjak.

?    Tus hijos que Te invocan se presentan ante Ti dispuestos al sacrificio, rogando tomes en cuenta el de Itzjak, en sus horas de angustia.  Visita con misericordia a Tus ovejas y tenias siempre ante Tu Presencia.

?    Revela Tu Poder y haz despertar las conciencias adormecidas. Por amor a Ti redime a Tu Pueblo devoto y asombrado; dirige hacia él Tu piedad y merced desde los altos cielos, ¡oh Elohim, Rey que estás sentado sobre el trono de la misericordia!

El Mélej Yoshev

El Elohim Soberano está sentado en el Trono de la misericordia y gobierna el mundo con benevolencia; perdona las iniquidades de Su pueblo, borrándolas una a una; trata con clemencia a los pecadores y con indulgencia a los transgresores; hace caridades con toda carne y espíritu y no les retribuye según su malicia.

¡ADONAI! Tú que nos enseñaste a repetir Tus trece atributos, recuerda en nuestro favor el pacto de estos trece atributos, según lo hiciste saber a Tu humilde servidor (Moshé) desde el principio, conforme está escrito en’ Tu Ley: “Y ADONAI descendió en la nube y estuvo allí con él, y proclamó (Moshé) el nombre de Elohim”; y allí está dicho:

Vayaavor

“Y pasando ADONAI por delante de Moshé, proclamó: Yo ADONAI! ADONAI! soy un Elohim Misericordioso y Piadoso, tardo para la ira y grande en benignidad y verdad. Que guarda la misericordia al menos por dos mil generaciones, que tolera la iniquidad, la rebelión y el pecado y absuelve a los penitentes”. Y Tú, Elohim, perdonarás nuestros delitos y nuestros pecados y nos considerarás Tu pueblo elegido.

Poesía de Yehuda Ibn Bilám que vivió en Sevilla en el siglo XI. Su nombre. “Bilam”, en hebreo. Está en acróstico.

Al recordar sobre mi lecho la soberbia de mí corazón y sus delitos, me levanto y vengo a la casa de Elohim, lugar de su posada.

Allí, con mis ojos alzados hacia sus cielos, dirigiré mis súplicas.

Me entregaré (.) en poder de ADONAI, pues grande es su misericordia.

Tú. Elohim mío, eres mi fortaleza y mi fuerza, eres mi refugio en días de angustia: en Ti deposito mi esperanza en el Exilio; a Ti dirijo todos los deseos de mi corazón, hacia Ti elevo todos mis anhelos.

Redime a tu servidor, que a Ti dama, de manos de sus opresores y los que se levanten con él.

Me entregaré en poder de ADONAI, pues grande es su misericordia.

Atiéndeme. Oh ADONAI. Atiéndeme cuando desde mi aprieto te invoco, a fin de que se conozca entre los pueblos que para tu poder no hay límite.

No desprecies el sufrimiento del afligido que dama por el ataque de sus enemigos y confiesa sus pecados, aun los más ocultos.

Me entregaré en poder de ADONAI. Pues grande es su misericordia.         –

Cómo podrá lamentarse. Qué puede decir y justificar el hombre creado del barro, cuyo cuerpo retornará a la tierra como el polvo.

¿Qué te puede dar el hombre si peca o es justo? ¿Acaso no están sus obras o palabras escritas en el libro de sus días de vida?

Me entregaré en poder de ADONAI, pues grande es su misericordia.

A medianoche, por Ti se levantan con loores tus servidores; recuérdales el mérito de los Patriarcas, omite sus malas acciones. Protege a tu Congregación como en los días de antaño, oh Santo de Yaakov, su Redentor; y exáltate, oh ADONAI, Tú que estableces la paz en las alturas. Me entregaré en poder de ADONAI, pues grande es su misericordia.

RAJÚM VÉJANUN.

Elohim clemente y misericordioso, pecamos contra Ti, ten piedad de nosotros y sálvanos.

SALMO 25 DE DAVID.

A Ti, ADONAI, elevo mi alma; Elohim mío, en Ti confío. No sea yo avergonzado, no se alegren por mí mis enemigos. Porque ninguno de los que esperan en Ti serán avergonzados. Avergonzados serán los que, en vano, proceden traicioneramente Muéstrame, ADONAI, tus caminos, enséñame, tus senderos.

Guíame en tu verdad y enséñame, porque Tú eres el Elohim de mi salvación. En Ti espero todo el día. Acuérdate ADONAI, de tus piedades y de tus mercedes, porque ellas existen desde siempre. No te acuerdes de los pecados de mi mocedad ni de mis transgresiones. Según tu benignidad acuér­date de mi, por amor de tu bondad, oh ADONAI. Bueno y recto es El, por eso mostrará el camino a los pecadores, guiará a los humildes en el juicio, enseñará a los humildes su camino.

Todos los senderos de ADONAI son benevolencia y verdad para los que guardan su alianza y sus testimonios. Por amor a tu nombre, oh ADONAI, perdonarás mi iniquidad, pues es grave. ¿Quién es el hombre que teme a ADONAI? A éste El le enseñará el camino a escoger. Su alma reposará en el bien, y su descendencia heredará la tierra. El secreto de ADONAI es para aquéllos que le reverencian, y su pacto es para hacérselo conocer.

Mis ojos están siempre puestos en ADONAI, pues El quitará de la red mis pies. Vuélvete hacia mí y concédeme tu gracia, pues estoy desamparado y afligido. Las tribulaciones de mi corazón se agrandan, de mis aprietos líbrame. Mira mi aflicción y mi sufrimiento y perdona todos mis pecados. Mira hacia mis enemigos porque se han multiplicado, y con odio violento me odian. Guarda mi alma y líbrame; no sea yo avergonzado, porque en Ti me abrigo.

La integridad y la rectitud me preserven, porque en Ti espero. Redime, oh Elohim, a Israel de todas sus tribulaciones Y El redimirá a Israel de todas sus iniquidades ADONAI, Elohim de Israel, retorna de tu cólera, retráctate del mal que ibas a hacer a tu pueblo.

Shuv…

Desiste de tu cólera, oh Elohim, y arrepiéntete de enviar el mal sobre tu pueblo. No estés demasiado airado, y no te acuerdes para siempre del pecado. Mira, te rogamos, que todos nosotros somos tu pueblo; no nos repudies por amor a tu nombre.

No permitas que se deshonre el trono de tu gloria. Acuérdate, y no rompas tu alianza con nosotros, aún cuando nos condenen nuestras iniquidades, hazlo, oh ADONAI, por amor a tu nombre, Pues nuestras desviaciones son muchas, y hemos pecado contra Ti. Señor, perdónanos.

Im Ashaménu…

Aún cuando nuestros pecados fueran rojos como la lana carmesí, tu gran compasión, oh ADONAI, habrás de anteponer; hazlo por mérito de nuestro padre Abraham al que salvaste de

Ur Casdim…

y al que ceñiste de poderlo en el valle de Sidim, (..)

Recuerden este día su amor por Ti, porque nuestras desviaciones son muchas, y hemos pecado contra Ti. Señor, perdónanos. Aún cuando hayamos pecado y hecho burla sin cesar, oh ADONAI, revélanos la hora de tu benevolencia, hazlo por mérito del distinguido patriarca Itzjak, quien, cual oveja fue atado y por tu voluntad fue reemplazado por un carnero.

Recuerda en este día su sacrificio en bien de nosotros; pues nuestras desviaciones son muchas y hemos pecado contra Ti. Señor, perdónanos.

Aunque son muchas nuestras rebeldías y transgresiones, oh ADONAI, acepta nuestras oraciones; hazlo por el mérito de Yaakov, el integro que percibió la visión de la escalera (….) en su sueño, cuando durmió en aquel lugar temible. Recuerda en este día su integridad por nosotros, pues nuestras desviaciones son muchas, y hemos pecado contra Ti. Señor, perdónanos.

ATÁNU

ATÁNU LEJALOT PANÉJA, Kl JÉSED VEEMÉT, YEKADMÚ PANÉJA NA AL TEVISHÉINU, NA AL TESHIVÉINU REKÁM MILFANÉJA; SELAJ LÁNU, USHLÁJ LÁNU YESHUÁ VERAJAMÍM, MIMEONÉJA

ATÁNU LEVAKÉSH, MIMÉJA KAPARÁ, HAYOM VENORÁ MISGÁV LEITÓT BATZARÁ TEJAYÉINU, TEJONÉINU, UVSHIMJÁ NIKRÁ; SELÁJ LÁNU, USHLÁJ LÁNU, YESHUÁ VERAJAMÍM MIMEONÉJA

Atánu

Venimos a implorar delante de Ti, porque la merced y la verdad te preceden, te rogamos que no nos avergüences y no nos hagas volver vacíos de tu presencia. Perdónanos y envíanos salvación y misericordia desde la altura de tu morada celestial.

Atánu…

Venimos a pedirte la expiación de nuestros pecados, oh Elohim temible y venerado, amparo nuestro en tiempo de desgracia. Concédenos vida, y agrácianos, para que invoquemos tu nombre. Perdónanos y envíanos salvación y misericordia desde la altura de tu celestial morada.

Marana de Vishmayá…

¡Señor nuestro que estás en el cielo!  A Ti rogamos cual servidor que lo hace  su señor. Inclina nuestro corazón a la penitencia, para que no volvamos  vacíos de tu presencia.

¡Señor nuestro que estás en el cielo!

A Ti rogamos cual cautivo que lo hace a su amo. Los esclavos pueden  redimirse con plata; más tu pueblo Israel lo hace a Ti por medio de oraciones y ruegos.

Alza tu diestra para que germine tu salvación, pues Tú eres la esperanza de los vivos y de los muertos.

Mitratzé

¡Oh! Tú que te complaces en la misericordia y te enterneces con nuestras súplicas, plázcate ablandarte para con tu pueblo afligido y empobre­cido. ¡Redentor nuestro! ¡Salvador nuestro desde los tiempos antiguos! Rescata a Yaakov desde las tierras lejanas (de su exilio) y saca a sus hijos de las tierras de cautiverio.

Majé..

¡Oh! Tú que infliges heridas y también envías curación; que das al hombre tanto la muerte como la vida(.), lo sacas del sepulcro a la existencia eterna: cuando un hijo actúa mal, su padre lo castiga, pero también se compadece de él y cura su dolor.

Cuando un esclavo se rebela, es atado con cadenas, pero si ruega a su señor, éste se complace y rompe sus cadenas. ¡Oh Elohim! Tus hijos primogénitos somos nosotros y hemos pecado ante Ti; nuestras almas ya están llenas de toda clase de amargura.

Tus esclavos somos nosotros y nos hemos rebelado contra Ti, pero ya hemos pagado con castigo; algunos por los despojos y el cautiverio y los otros, con torturas;

Te rogamos, te suplicamos, que en Tú gran misericordia nos cures los dolores que nos agobian y nos salves antes que seamos aniquilados en el cautiverio. Pues Tú eres quién inflinges heridas y también envías curaciones, que das al hombre tanto la muerte como la vida, lo sacas del sepulcro a la existencia eterna.

Rajamím Peshutím…

Simples misericordias pedimos de Ti, porque tu misericordia es infinita. Caridad y merced haz para con nosotros por amor a tu nombre. Te rogamos que apartes de nosotros, de nuestras casas y de las casas de todo tu pueblo Israel, en cualquier lugar que se encuentren; la epidemia, la espada, el hambre, el cautiverio, el pillaje, la destrucción, las plagas, la tentación, la inclinación al mal, las enfermedades malignas, y también alejes al opresor de tu pueblo.

Jaim Tobim…

Vidas buenas te pedimos, porque contigo está la fuente de la vida. Caridad y merced haz para con nosotros, por la gloria de tu nombre. Te rogamos que apartes de nosotros, de nuestras casas y de las casas de todo tu pueblo Israel, en cualquier lugar que se encuentren; la epidemia, la espada, el hambre, el cautiverio, el pillaje, la destrucción, las plagas, la tentación, la inclinación al mal, las enfermedades malignas, y también alejes al opresor de tu pueblo.

Avínu Av…

Padre nuestro, padre clemente, sálvanos por amor a tu nombre. Elohim nuestro y Elohim de nuestros padres, sálvanos por amor a tu nombre. En nuestra angustia te invocamos, sálvanos por amor a tu nombre. Derrama la multitud de tus piedades sobre nosotros y sálvanos por amor a tu nombre.

Te buscamos, manifiéstate a nosotros y sálvanos por amor a tu nombre. Atiende hoy nuestras oraciones y sálvanos por amor a tu nombre. No nos hagas avergonzar en nuestra esperanza y sálvanos por amor a tu nombre.

Recuérdanos para el bien ante Ti y sálvanos por amor á tu nombre. Ten compasión y apiádate de nosotros y sálvanos por amor a tu nombre. Purifícanos de nuestros pecados y sálvanos por amor a tu nombre.

Se conmueva tu misericordia en nuestro favor y sálvanos por amor a tu nombre. Ten compasión para tu pueblo y apiádate de tu heredad. Ten piedad según tu gran misericordia. Concédenos tu gracia, Rey nuestro, y respóndenos.

En algunas congregaciones rezan sólo el “Avínu Malkénu que  sigue a continuación:

Avínu Malkéinu…

Padre nuestro, Rey nuestro, Tú eres nuestro Padre.

Padre nuestro, Rey nuestro, sólo te tenemos a Ti

Padre nuestro, Rey nuestro, apiádate de nosotros.

Si hemos obrado bien, Tú eres nuestro Padre, y si hemos obrado mal, sólo te tenemos a Ti. Padre nuestro, Rey nuestro, apiádate de nosotros.

Si nuestra rebeldía es grande, Tú eres nuestro Padre, y Tú eres la roca de nuestra salvación; sólo te tenemos a Ti. Padre nuestro Rey nuestro, apiádate de nosotros. Si nos hemos excedido en nuestras palabras,

Tú eres nuestro Padre.

Recuerda que no somos más que barro, sólo te tenemos a Ti.

Padre nuestro, Rey nuestro, apiádate de nosotros.

Si hemos pecado contra Ti, Tú eres nuestro Padre.

Señor, perdónanos, sólo te tenemos a Ti.

Padre nuestro, Rey nuestro, apiádate de nosotros.

En Ti, oh ADONAI, esperamos, Tú eres nuestro Padre.

Sí, nuestro Padre eres Tú, sólo te tenemos a Ti.

Padre nuestro, Rey nuestro, apiádate de nosotros.

Hacia Ti extendemos nuestro paso, Tú eres nuestro Padre.

Concédenos el remedio para nuestro mal, sólo te tenemos a Ti.

Padre nuestro, Rey nuestro, apiádate de nosotros.

Pronto envíanos al Mashíaj, Tú eres nuestro Padre.

Haz que germine la salvación; sólo te tenemos a Ti.

Padre nuestro, Rey nuestro, Tú eres nuestro Padre; sólo te tenemos a Ti.

Padre nuestro, Rey nuestro, apiádate de nosotros.

Avinu Malkeinu…

Padre Nuestro, Rey nuestro, no tenemos otro Rey sino Tú. Padre nuestro, Rey nuestro, ten piedad de nosotros. Padre nuestro, Rey nuestro, concédenos gracia y atiéndenos, porque carecemos de buenos actos.

Haz con nosotros caridad y benevolencia por amor a tu gran nombre, y sálvanos porque nosotros no sabemos qué hacer, y hacia Ti dirigimos nuestros ojos. Acuérdate, ADONAI, de tus misericordias y de tus mercedes, pues ellas existen desde toda la eternidad. Sea para nosotros, ADONAI, tu benignidad, conforme a lo que esperamos en Ti. No te acuerdes de nuestros pecados primeros; lleguen de prisa tus piedades, porque nos debilitamos mucho. Nuestra ayuda reside en el nombre de ADONAI, Creador de los cielos y de la tierra.

Concédenos tu gracia, oh ADONAI, concédenosla, porque estamos muy hartos de desprecio. En tu cólera acuérdate del amor de Abraham; en tu cólera acuérdate del sacrificio de Itzjak; en tu cólera acuérdate de la integridad de Yaakov. Oh ADONAI, sálvanos; atiéndenos, oh Rey nuestro, en el día en que te invocamos.

Porque El sabe de nuestro mal impulso, recuerda que sólo somos polvo. Socórrenos, Elohim de nuestra protección, por causa de la gloria de tu nombre, y líbranos y perdona nuestros pecados por amor a tu nombre.

Shomer Israel…

¡Oh guardián de Israel, cuida el remanente de Israel y no sea destruido Israel, quienes proclaman en cada día: “Oye, oh Israel”!

¡Oh Guardián del pueblo único! cuida el remanente del pueblo único, y no sea destruido el pueblo único, quienes proclaman en cada día: “¡Oye, Israel, ADONAI es nuestro Elohim, ADONAI es Único!”

¡Oh Guardián del pueblo santo! Cuida el remanente del pueblo santo, y no sea destruido el pueblo santo, quienes proclaman en cada día: santo, santo, santo, es ADONAI Elohim.

¡Oh Guardián del pueblo grande! cuida el remanente del pueblo grande, y no sea destruido el pueblo grande, quienes proclaman en cada día: Amén, bendito sea su nombre grande.

SHOMER ISRAEL

SHOMER ISRAEL, SHEMOR  SHEERÍT ISRAEL, VEAL YOVÁD ISRAEL HAOMRÍM BEJOL YOM: SHEMA ISRAEL.

SHOMER GOI EJAD, SHEMOR SHEERIT GÓI EJAD, VEAL  YOVÁD GÓI EJAD HAOMRÍM  BEJÓL YOM: SHEMÁ ISRAEL ADONAI ELOHÉINU, ADONAI EJAD.

SHOMER GÓI KADOSH, SHEMOR SHEERÍT GÓI KADOSH, VEÁL YOVÁD GÓI KADOSH HAOMRÍM BEJOL YOM:

KADOSH, KADOSH, KADOSH.

SHOMER GÓI RABÁ,. SHEMOR SHEERÍT GÓI RABA, VEÁL YOVAD GOI RABÁ HAOMRÍM BEJOL YOM: AMÉN YEHÉ SHEMÉ RABÁ.

 Teanú…

Os sean respondidas y atendidas vuestras oraciones con piedad desde el cielo. Acepte Elohim vuestro clamor y reciba con agrado vuestras plegarias y la voz de vuestros rezos, y cumpla en  vosotros este versículo bíblico: “ADONAI Elohim de vuestros padres añada sobre vosotros mil veces lo que sois, y os bendiga como os prometió” (en los 1O días de penitencia: y nos inscriba en libros de vidas buenas) tal sea su voluntad, y digamos: Amén.

SHIR HAMAALOT. *Cántico de Peregrinos.

De las profundidades te llamé, oh Elohim; ADONAI, oye mi voz, estén atentos tus oídos a la voz de mi súplica. Si a los pecados miras, oh Elohim, ¿quién podrá mantenerse? Pues cerca de Ti hay perdón, para que seas reverenciado.

Esperé. Oh Elohim, esperó mi alma y en tu palabra he aguardado. Mi alma espera a Elohim más que los centinelas a la mañana, más que los vigías a la mañana; espere Israel a ADONAI porque en ADONAI está la misericordia, y hay con El abundante redención. Y El es el que redimirá a Israel de todas sus iniquidades.

KADISH en hebreo.

YITGADAL VEYITKADÁSH  SHEMÉ RABÁ (Amén).

BEALMÁ DI VERA JIRUTÉ VEYAMLÍJ MALJUTÉ. VEYATZMÁJ PURKANÉ VIKARÉV MESHIJÉ (Amén).

BEJAYEJÓN UVYOMEJÓN UVJAYÉ DEJÓL BET ISRAEL BAAGALÁ UBIZMÁN KARÍV VEIMRÚ. AMÉN.

YEHÉ SHEMÉ RABÁ MEBARÁJ LEALÁM ULALMÉ ALMAYÁ, YITBARÁJ VEYISHTABÁJ VEYITPAÁR VEYITROMÁM VEYITNASÉ VEYITHADÁR, VEYITHALÉ VEYITHALÁL SHEMÉ DEKUDSHÁ BERÍJ HU (Amén).

LEELÁ MIN KOL BIRJATÁ SHIRATÁ TUSHBEJATÁ VENEJAMATÁ DAAMIRÁN BEALMÁ VEIMRÚ. AMÉN.

YEHÉ SHELAMÁ RABÁ MIN SHEMAYÁ, JAÍM VESAVÁ, VISHUÁ, VENEJAMÁ, VESHEZAVÁ, URFUÁ, UGULÁ, USLIJÁ, VEJAPARÁ, VEREVÁJ VEATSALÁ, LANU ULJOL AMÓ ISRAEL, VEIMRÚ. AMÉN.

OSE SHALOM BIMROMAV, HU VERAJAMAV YAASÉ SHALOM ALÉINU VEÁL KOL AMÓ, ISRAEL, VEIMRÚ. AMÉN.

Se terminó de recopilar y editar en Cali, Colombia el 31-07-10  – 20 de Av de 5770

Tiene derechos de autoría intelectual basado en  el trabajo de la recopilación.

Puede ser distribuido por cualquier medio, físico o electrónico; cite la fuente y procure  respetar la palabra escrita y no modificarla, por pertenecer a una ceremonia religiosa y como tal debe tratarse.

Si lo imprime, aunque se sugiere que no lo haga) y se daña el texto, no lo arroje a la basura: entiérrelo (Por considersación halájica y de conservacion del medio ambiente).

PorMax Stroh Kaufman

Rosh HaShana, una perspectiva diferente

En poco menos de un mes, y, como cada año judío, comienza un nuevo ciclo, un nuevo período importante en la vida de todos y cada uno de los judíos alrededor del mundo:

La primera pregunta que podemos hacernos es ¿Qué es Rosh HaShaná?

En el mundo moderno, que nos brinda a través de la tecnología, cualquier tipo de información, encontramos, por ejemplo, la definición que trae Wikipedia  respecto a la festividad de la que estamos hablando: es decir,  Rosh HaShaná o cabeza del año: nos dice así: es el Año Nuevo espiritual judío y se celebra el primero y el segundo día de tishrei, considerado como el mes en que El Eterno creó el mundo y, a partir de esta celebración, se cuentan los años. En este día, según la tradición, fue creado el primer hombre: Adám. Además nos dice la misma fuente que, El 1º de tishrei no es sólo el primer día del año, sino también su “Cabeza”. Así como la cabeza comanda al resto del cuerpo, del mismo modo en este día se predestinan todos los hechos que ocurrirán durante el año.

Si nos dirigimos a fuentes más tradicionales, todas las páginas que se encuentran en la “red mundial ancha”  (www;  web ó internet como algunos la conocen), nos brindan, con palabras parecidas, una información que, dice algo como esto: Rosh HaShaná es una festividad y una ocasión única, cuya meta final es la  coronación del Eterno como  rey, como se manifiesta en los rezos  a través las palabras como mamlij HaKodesh Baruj reinará el Eterno Bendito Sea Él. Con ello logramos reconocer Su grandiosa presencia en nuestras vidas, lo que quiere decir, que queremos hacer que la voluntad del Eterno sea nuestra voluntad.

Al profundizar en los textos básicos, la Torá, encontramos los siguientes conceptos:

•       En el séptimo mes, el primero de mes, habrá convocación sagrada para vosotros: no haréis ninguna labor de servicio; día para sonar las trompetas será para vosotros (Números / Bamidbar 29:1)

•       Holocausto, ofrenda ígnea para el Eterno, presente y oblación según la ley presentarás (Números / Bamidbar 29:2-6)

  • Y tornarás hasta el Eterno,  si oyeres su voz y todo lo que te encomiendo hoy, tú y tus hijos, con todo su corazón y toda su alma.  (Devarim  / Deuteronomio 30:1-2)

•       En el majzor de Rosh HaShaná se encuentra una frase que se repite varias veces. “Este día señala el comienzo de tus acciones, es una recordación del primer día.”

Con esos pocos datos que hemos obtenido de la Torá, nos queda por preguntarnos algo:

•       ¿Acaso no festejamos ya Rosh Hashaná el año pasado?

La población judía del mundo, con dificultad sobrepasa la cifra de veinte millones, siendo menos del 1% de la población mundial y como característica especial, la mayoría de los judíos vivimos en la diáspora, por lo cual nos vemos rodeados de otras costumbres que pueden influir en nuestro comportamiento, podemos entonces “lanzar otro par de preguntas al aire:”

•       ¿ACASO LA NAVIDAD NO LA FESTEJAMOS HACE UN AÑO?

•       EL ANIVERSARIO DE… ¿ACASO NO LO CELEBRAMOS EL AÑO PASADO?

Entonces, como judíos tanto los de la diáspora como los que viven en Éretz Israel, podríamos estar dándole más importancia a  las cosas externas que a nuestras propias costumbres, tradiciones y leyes; además, adoptamos una posición en la cual cada uno de nosotros está tan “metido” haciendo “lo suyo” de todos los días que ni se da cuenta que pasó un año entero hasta que vuelve a estar parado frente al propio Rosh HaShaná.  Ante esta situación tenemos el comentario del Arizal (Rabino Itzjak Luria) quien escribe que, en todo año y año todas las cosas vuelven a su estado primitivo y en Rosh HaShaná se renueva la creación y se presentan nuevamente todos los acontecimientos que estuvieron presentes en el acto de la creación con todos los órdenes, porque cada año es único y exclusivo en la creación, y se renueva la creación del mundo.

Lo anterior suena muy bonito, por el mensaje que nos deja, hasta ahora Rosh HaShaná:  es el aspecto de renovación de la creación y un nuevo período de reinado del Altísimo; sin embargo, hay que considerar un aspecto importante: nuestros sabios nos han enseñado, por medio de los escritos en la Guemará (Rosh HaShaná 16b)  que en esta fecha se abren tres libros: uno para los Tzadikim o justos, otro para los reshaím mejor entendidos como los débiles de carácter, y para los beinoní que son aquellos que se encuentran en la mitad de los dos anteriores.

•       El Rambam nos refuerza, por medio de las hiljot teshuvá (leyes del arrepentimiento – retorno) 3:1-3: el concepto anteriormente mencionado por la Guemará: “Todo hombre peca y tiene fuentes de mérito” y, nuevamente nos muestra los tres tipos de hombres:

  1. TZADIK
  2. BEINONÍ
  3. RASHÁ

La misma Guemará nos dice que los tzadikim son inscritos inmediatamente en el libro de la vida; los reshaím en el libro de la muerte y los beinoní quedan pendientes para el juicio que se realizará en Yom Kipur.

•       ¿Juicio?

•       ¿Qué se quiere decir con eso?

•       ¿Luego  Rosh HaShaná no es una fiesta?

Podríamos considerar a Rosh HaShaná como uno de esos grandes misterios que tiene la humanidad, porque, ¿cómo es posible que el principio del año aparezca el primer día del séptimo mes? Y, si es un día de juicio, ¿Por qué debe ser considerado como una fiesta? Puesto que aún Moshé fue juzgado y castigado por algo que es considerado por la mayoría, como un pequeño error.

¡Hay algo más nos puede producir un inmenso dolor de cabeza!: ¿Por qué? La respuesta está en el libro de Kohelet el cual nos dice:8:14 Hay vanidad que se hace sobre la tierra: que hay justos a quienes sucede como si hicieran obras de impíos, y hay impíos a quienes acontece como si hicieran obras de justos. Digo que esto también es vanidad.  Lo que quiere decir, aparentemente, que no hay diferenciaq entre ser un tzadik o un rashá, porque a todos nos pueden suceder cosas buenas y malas y, que todos también hacemos cosas buenas y malas.

También nos puede causar confusión acerca de lo que es Rosh HaShaná cuando se nos ha enseñado que sus otros nombres son Yom Teruá o día de las trompetas, y sobre lo cual se hará una corta revisión más adelante. Están escritas en Vayickrá 23:24 las siguientes frases: Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, el primer día del mes, será para vosotros descanso solemne, conmemoración al son de shofar, convocación santa;
Dabér el benéi Israel lemór bajódesh hashvií beejád lajódesh yiyé lajém Shabatón zijrón teruá mikrá kódesh.

Pero, si intentamos hallar al menos una respuesta a estos conceptos, la primera razón que encontramos en la Torá acerca de celebrar en este día sale del libro de Nejémia, en el que describe el comportamiento a seguir en el día primero del mes de Tishrei, con las siguientes palabras: “Día santo es para Adonai; no os entristezcáis ni lloréis… Id, comed grosuras y bebed vino dulce y enviad porciones a los que no tienen nada preparado” y el Maharil (Rabí Yaakov Levi Mollin) de Alemania, en el siglo 15 de la era común, interpretó las palabras de bebed vino dulce, como también usar alimentos y comidas dulces en la cena del 1º de Tishrei.

Retomando el punto de los tipos de hombres, el rashá, el beinoní y el tzadik, nos encontramos con un concepto del Rey Shlómo que dice: Kohelet 7:20

•       No existe hombre justo (tzadik) que haya hecho sólo lo bueno y no haya errado (pecado)

Este concepto fue ratificado mucho tiempo después por Rashi y por los Tosafistas de la siguiente manera:

Los beinoním, son todos aquellos individuos que se caracterizan por encontrarse en una relación 50:50 entre los mitzvot y los “pecados”

El Rashá es aquel quien ha cometido más pecados que mitzvot realizadas, mientras que el Tzadik es quien ha tenido más mitzvot que malas acciones, actitudes, comportamientos, pensamientos y/o palabras.

Un rabino de esta época de apellido Dessler dijo en alguna ocasión: “Los ‘tzadikim’ (justos) son aún mayores en su muerte que durante su vida” –  su contenido interior es mayor, sus enseñanzas son mayores, su vida eterna que está dentro de ellos”…

¿Qué pasaría si intentáramos traer unos ejemplos de personas que cometen actos de maldad, que estén documentados en la Torá?

Para efecto práctico, y que tiene que ver con el significado mismo de estos días, se pueden mencionar al Rey Ajeav y a Yoná (Conocido como Jonás). Con el primero de ellos, encontramos en la Torá las siguientes palabras:

1 Reyes /Alef Melajim 21:24-29 A la verdad ninguno fue como Ajeav que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Adonai… Y sucedió cuando Ajeav escuchó estas palabras, (las palabras de advertencia de Eliahu) rasgó sus vestidos y puso cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio y anduvo humillado… ¿No has visto como Ajav se ha humillado delante de mí? (El Eterno aceptó su teshuvá) Por cuanto se ha humillado delante de mi no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa.

El segundo ejemplo es un personaje conocido por su historia de ser “tragado” por una ballena en el intento de escapar de su responsabilidad y los actos que El Altísimo le encomienda; de su manera de proceder se pueden deducir los siguientes puntos:

Yoná / Jonás tuvo una misión en su vida, pero él intenta eludir su obligación.

Yoná / Jonás atraviesa momentos muy difíciles.

Atrapado en in las entrañas del animal, Yoná /Jonás se da cuenta que Adonai se interesa por Si mismo a través de cada  ser humano.

Yoná / Jonás se arrepiente de lo que hizo (teshuvá) y decide continuar con su misión.

Y de esta manera concluye esta historia con la oportunidad de iniciar una nueva vida…es decir, se dirige en el camino de la Teshuvá

•       En el lenguaje del Tania, como nos enseñan nuestros sabios, la Teshuvá significa, el regreso del pecador (o transgresor) a la situación de poder ser aceptado por El Eterno, para recibir todo su amor como lo tenía antes de transgredir o pecar. Una analogía que nos permite entender esto sería como si en nuestro lugar de trabajo realizáramos todos nuestros informes con lápiz y, cuando llega el momento de presentarlos ante alguno de nuestros superiores, hacemos una revisión y con un borrador, nos dedicamos a corregir lo que podría estar errado, para con ello, lograr un informe perfecto.

•       Es por eso que, antes de llegar a Rosh HaShaná tenemos el mes de Elul, el cual es tradicionalmente una época de introspección y balance(teshuvá) —un tiempo de repasar los actos de uno y el progreso espiritual del año pasado y prepararse para los venideros “Días Temibles (Yamím Noraím)” entre Rosh HaShaná y Yom Kipur.

Y, ¿Dónde encontramos la idea del retorno o teshuvá?

En la Torá

•          Malaquías / Malají 3:7 Regresa a mí y Yo regresaré a ti

•          Restáurame en la alegría de Tu salvación (salmos / Tehilim 51:14)

•          Salmos / Tehilim 51:19 Aquel que torna en Teshuvá es considerado como si hubiese subido a Jerusalém, y hubiese construido el santuario, establecido el altar y ofrecido todos los sacrificios, como está dicho

•          Isaías / Yeshaia 55:6  dice: Busca a El Señor mientras pueda ser encontrado

•          Regresa, regresa de tus malos actos – ¿por qué deberías morir, Oh casa de Israel?  Ezequiel / Yejezquel 33:11

•          Y sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que puse delante de ti, y te acordares de ellas en tu corazón, estando entre todas las naciones adonde te hubiere arrojado el Eterno, y te volvieres al Eterno, y obedecieres su voz conforme a todo lo que yo te ordeno hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, entonces te traerá el Eterno, con El de tu cautiverio, y se compadecerá de ti y te hará volver juntándote de entre todas las naciones adonde te hubiere esparcido el Eterno.    (Devarim  / Deuteronomio 30:1-3)

 

Además de la Torá, ¿que se encuentra en OTROS TEXTOS sobre la teshuvá?

Nada puede ser un obstáculo para el penitente. Aún si uno era Rashá (transgredió la Torá) toda su vida, y al final tornó en Teshuvá, El Santo Bendito Él lo acoge. (Yerushalmi Pea 6:1)

Vuelve en Teshuvá en tanto poseas fuerzas. Todo el tiempo que la llama esté encendida, puedes añadir aceite; mas si se apagó, el aceite ya no tiene efecto. (Yalkut Shimoni 2)

El que vuelve en Teshuvá, ejerce su influencia en todas partes: en las altas esferas y abajo; se enmienda y enmienda a todo el mundo. (Zohar, Perashá Nasó)

Así dice Rabí Abahu: El lugar reservado a los penitentes, no es accesible a los justos perfectos, como está dicho: “Paz, paz al que está lejos y al que está cerca” (Yeshayá 57:19). En primer lugar, al que está lejos y luego se acercó, y después al que estuvo siempre cerca. (Berajot 34B)

Rabí Akivá dijo: ¡Dichoso Israel! ¿Ante quién os purificáis, y quién os purifica? El Eterno que está en los cielos, como está dicho (Yejezkiel 36:25): “Y rociaré agua clara sobre vosotros, y seréis limpios de todas vuestras impurezas y de todos vuestros ídolos os limpiaré”. (Yoma 85:B)

Dijo Rabí Eliezer: “Torna en Teshuvá un día antes de tu muerte”. Le preguntaron sus discípulos: “¿Acaso la persona puede saber cuál será el día de su muerte?” Les respondió: Justamente al no saber cuándo llegará su hora, que torne en Teshuvá hoy, no sea que muera mañana; y así toda su vida será penitente. (Shabat 153-B)

•       Hay aquí una analogía con el texto de Pirké Avot 2:15  Arrepiéntete el día antes de tu muerte

Dijo Rabí Yohanán: grande es la penitencia que acerca a la redención, según está dicho: “Y vendrá un redentor a Sión y a los pecadores penitentes de Yaakov, dice El  Eterno”.’ ¿Que causará la llegada del redentor a Sión? La penitencia de los pecadores de Yaakov. (Yomá 56B)

La Teshuvá no solamente tiene la fuerza de rechazar el flujo del mal, sino que puede neutralizarlo y sanear la vida que fuera corrompida por la maldad.
Grande es la Teshuvá ya que llega hasta el trono de Su Gloria. Grande es la Teshuvá, ya que puede anticipar la redención. Grande es la Teshuva que alarga la vida del hombre. (Yoma 86)

Como dicen nuestros Sabios, la Teshuvá es parte de las siete cosas que El Altísimo estableció antes de la creación del mundo, a saber: La Tora, la Teshuvá, el paraíso, el gehena, el trono de gloria, el santuario y el nombre del Mesías. (Pesahim 54a)

El Santo Bendito Él dice a Israel: Hijos míos, sólo les pido de vuestra arte la más pequeña apertura hacia la Teshuvá; perforen tan solo un orificio de la dimensión del ojo de una aguja, y Yo les abriré pórticos por los cuales pueden pasar grandes vehículos y carrozas. (Shir Hashirim Rabá 5:2)

Las puertas de la oración están a veces abiertas y a veces cerradas. En cambio las puertas de la Teshuvá están siempre abiertas. Como el mar que es siempre accesible, así la Mano de El Eterno está siempre abierta para recibir a los penitentes. (Devarim Rabá 2-12)

VEAMOS LA TESHUVÁ DESDE UN PUNTO DE VISTA “POÉTICO”

•       T……“Tamim tihié im HaShem Elokeja” (Deuteronomio / Devarím 18:13)- ‘integro serás con Adonai tu Señor‘

•       SH……Shivití HaShem lenegdí tamid” (Salmos / Tehilím 16:8) – ‘Tuve presente ante mí a Adonai, siempre’.

•        U-“Veahavtá lerreaj camoja” (Levítico / Vayickrá 19:18) – ‘Y amarás a tu prójimo como a ti mismo’.

•        V-“Bejól drajéja daéhu” (Proverbios / Mishlé 3:6) -‘Conócelo (a Adonai) en todos tus senderos’.

•        A -“Hatznéa léjet im HaShem Elokeja” (Mijá 6:8) – ‘condúcete discretamente con Adonai tu Señor’.

Teshuva_321judaismo.com¿Qué queremos decir con el hecho de que se requiere de un inventario?

 

Primero analicemos algunas de las definiciones que podemos encontrar acerca de la palabra inventario;

  • Por inventario se define al registro documental de los bienes y demás cosas pertenecientes a una persona o comunidad, hecho con orden y precisión.
  • Relación ordenada de los bienes de una persona o de las cosas o efectos que se encuentran en un lugar, describiendo las características principales y los elementos que puedan servir para su avalúo.
  • Proceso de identificación y categorización de los recursos de información de modo sistemático. Proporciona una fotografía de lo que tiene la organización en términos de recursos de información en un momento determinado.
  • Un registro de existencias y suministros en mano.

Si quisiéramos hacer una analogía de lo que nos sucede entre cada año y un viaje, nos encontraríamos con la base de que para un viaje, tenemos que revisar todos los aspectos que nos van a permitir tener un viaje tranquilo, seguro, con una estadía placentera en donde quiera que nos encontremos y, por supuesto un agradable retorno para que podamos, contarle a los demás, nuestras experiencias: entonces, el revisar todos los aspectos, como esta descrito, es hacer un inventario; para el viaje tenemos en cuenta los siguientes puntos, entre otros: Que el vehículo en el que nos vamos a desplazar tenga sus piezas mecánicas y eléctricas en buen estado, que no falte el combustible, en caso de un percance, que se disponga de los repuestos y las herramientas necesarias para las reparaciones, contar con mapas y/o sistemas satelitales que nos guíen en el camino, sistemas de radiocomunicación, y por consiguiente, que tengamos reserva de agua , alimentos y vestidos, para cubrir nuestras necesidades, durante el trayecto.

En nuestro “viaje espiritual de cada año” debemos contar con:

•       Buena voluntad, Amor – amistad, Compasión – comprensión, Caridad, Fe, Bondad, Gracia

•       Yétzer hatov (Y pondrán estas palabras mías en sus corazones y sus almas – Deuteronomio / Devarim 11:18)

•       Buen trabajo, adecuados ingresos, buenos vecinos, buen auto, buena salud, buena familia, buenos hijos…

•       FELICIDAD, CONFIANZA, TRANQUILIDAD, SATISFACCIÓN, PLENITUD, PAZ, AMOR, BENDICIONES, HOGAR ESTABLE, VIDA INTERIOR PLENA

Pero, como un viaje puede tener complicaciones dadas por ejemplo, por congestión vial, accidentes, desperfectos inesperados del vehículo en que nos transportamos, también nuestro “viaje espiritual” puede tener algunos inconvenientes:

•       Accidentes, enfermedades, despidos, muertes, envidia, celos, ira, vicios, robos… etc.

•       Asimilación (música, internet, bailes, tendencias, ideología política, etc.)

•       YÉTZER HARÁ

•       ENVIDIA

•       CELOS

•       DEUDAS

•       SEPARACIONES

•       CONSUMO DE SICOACTIVOS

•       CÁRCEL

•       ENFERMEDADES

•       DEPRESIÓN

Llegamos entonces a la CONFESIÓN: lo definimos como un fenómeno que sirve y determina la expresión y culminación de un proceso sincero que se encarga de sumergir a un individuo en un rol específico: puede ser verbal o escrita.

Confesión, en el judaísmo, requiere de una I.A.R: (Intención auténtica de restaurar)  y se conoce en hebreo con el nombre de Vidúi.

El vidui (confesión) es una de las 613 mitzvot (preceptos) de la Torá, y esto es lo que escribe el Rambam (Rabí Moshé Ben Maimón, más conocido como Maimónides) en su libro Mishné Torá, al comienzo de las leyes de Teshuvá:

“Toda persona que transgredió un mandamiento de la Torá… con o sin voluntad, cuando se arrepienta de su transgresión está obligado a confesarse delante de El Eterno por lo que hizo, como está escrito:  Esto lo basó del siguiente texto de la Torá: ‘Un hombre o una mujer cuando cometan alguna de todas las transgresiones que puede hacer el hombre… confesarán la transgresión que hicieron’ (Bamidbar  / Números:  5:6-7)”.

Daber el benéi Israel ish o ishá ki yaasú mikól jatót haadám limól maál baAdonai veashmá hanéfesh hahí. Vehitvadú et jatatám asher asú veheshív et ashamó beroshó vajamishitó yoséf aláv venatán laashér ashám lo.

Es importante aclarar que  existe un concepto cristiano de confesión para el pecador, en el cual la persona profiere una única confesión, ante un ser humano y se le perdona, y por lo general, nunca más tendría que pensar en los hechos cometidos; sin embargo, en el judaísmo no sólo basta con el hecho de decir: “Sí, he reconocido mis pecados”, porque, reconocerlos, no los anula; los cristianos entonces tienen, por ejemplo, El sacramento de la confesión que es la declaración o manifestación de los pecados ante el sacerdote, es un elemento esencial de este sacramento. En este sentido el sacramento es una confesión, reconocimiento y alabanza de la santidad de Dios y de su misericordia para con el género humano.

Por el contrario, la confesión judía nos está forzando a que hagamos un reconocimiento diario de los desafíos y realidades de nuestro mundo, para con ello obtener el ímpetu necesario para trabajar por un mañana mejor.

Encontramos en las enseñanzas de nuestros sabios, lo que dice el Mejiltá, respecto al versículo de Bamidbar 5:6-7, que el hombre tiene la obligación de confesarse por el pecado cometido sobre él , sobre lo que impurifica el santuario (Beit HaMikdash y/o la sinagoga), por los preceptos negativos, cuando los  cometa, sobre las que son entre él y su semejante, como por ejemplo, los hurtos, los robos, y las malas habladurías; por las habladurías, por jurar en vano, por testimonio, por transgresión a los preceptos positivos, por las transgresiones de los padres y, por las cosas hechas en Israel y fuera de ella.

Del libro “Jaié Adam” escrito por Rabí Abraham Dantzig [1](1748 – 1820), y podemos encontrarle un significado a las palabras que se recitan en la oración de vidúi en Yom Kipur, de la siguiente manera:

“Ashamnu, Bagadnu, Gazalnu, Dibarnu dofi, Heevinu, Vehirshanu, Zadnu, Jamásnu, Tafalnu shéker, Iaatznu ra, Kizavnu, Latznu, Maradnu, Niatznu, Sararnu, Avinu, Pashanu, Tzararnu, Kishinu óref, Rashanu, Shijatnu, Tiavnu, Tainu, Tiatanu”.

 

Ashámnu: Hemos sido culpables, como está escrito en Hoshéa 5: “Volveré luego a mi morada, hasta que reconozcan su culpa.”De la palabra ashmá (culpa). El Rambán explicó que la palabra ashmá proviene a su vez de shemamá (vacío, desierto, desolación), pues el alma merecería quedarse así por todos los pecados cometidos.

Bagádnu: De la palabra beguidá (traición). Traicionamos al Santo – bendito es Él, pues a pesar de que Él nos dió todo lo que necesitamos para seguir viviendo, nosotros no Le devolvimos nada a cambio del bien que recibimos; y también traicionamos a nuestros compañeros y amigos.  También se incluye aquí haber hecho una bendición en vano o innecesaria, o una bendición sin una intención apropiada.

 Gazalnu: De la palabra guézel (robo). Tomamos cosas sin pedir permiso o sin pagar por su valor. Robamos el tiempo de descanso de nuestros compañeros al despertarlos. Incluso también el hecho de tomar cosas de nuestros padres sin su consentimiento.

Dibarnu dofi: Hablamos con maldad. La palabra dofi también puede ser interpretada como si proviniera de las palabras du pe (dos bocas), y es como si dijéramos que hemos hablado falsamente y con doble sentido, como si tuviéramos una boca junto a los labios (lo que decimos) y otra junto al corazón (lo que pensamos). Hablamos en forma no clara – causando malentendidos entre las personas. Hablamos cosas sin sentido; hablamos mal de nuestros compañeros causándoles daños materiales, físicos y emocionales. Mentimos; engañamos; fuimos desvergonzados; hablamos sobre cosas prohibidas en Shabat y fiestas. Tal como está escrito en Malají 3:13 Ustedes profieren insolencias contra mí —dice El Eterno, Y encima preguntan: “¿Qué insolencias hemos dicho contra ti?”  Jazkú alái dibréjem amar Adonai, veamártem má nidbárnu aléja?

Heevínu: De la palabra ivut (deformación de lo que era recto). Provocamos que lo que era recto se deforme. También se incurre en él cuando hacemos a una persona transgredir (majti et javeró), o cuando se hace avergonzar al prójimo en público.

Vehirshánu: De la palabra rashá (malvado). Provocamos que otros sean malvados.

Zádnu: De la palabra zadón (a propósito). Pecamos con intención.

Jamásnu: De la palabra jamás. Este término significa apropiarse de algo de una manera incorrecta o que hemos sido violentos. Por ejemplo: si a pesar de que alguien pagó por algún objeto determinado lo que realmente valía, o incluso más de su valor, pero su dueño no deseaba venderlo y esa persona lo obligó a vendérselo, eso se llama jamás.

Tafalnu shéker: Nos juntamos con la mentira. Nos relacionamos con gente malvada, con mentirosos y engañadores. El hecho de juntarse con esa clase de gente es un pecado, por la mala influencia que podemos recibir de ellos. Ejemplo de esto está en Yejezkel 13:8   “A causa de sus palabras falsas y visiones mentirosas, aquí estoy contra ustedes. Lo afirma el Eterno, El Todopoderoso.”

Iaátznu ra: Dimos malos consejos. Pueden ser financieros o de cualquier tipo, que resulten en la vergüenza pública de aquél a quien se le dio ese consejo.

Kizávnu: Mentimos. Mentimos con o sin necesidad. La severidad de este acto está documentado con las siguientes palabras de la Torá: “El mentiroso nunca podrá presentarse delante de Mi”.

Latznu: De la palabra latzón (burla). Nos hemos burlado de las cosas que deberíamos haberlas tomado en serio. Otro ejemplo está dado por shaatnéz, es decir, combinar vestidos de lana y lino. 

 Marádnu: De la palabra méred (revolución). Hay quien transgrede un mandamiento o no cumple algo, porque su iétzer hará (instinto del mal) se apoderó de él en ese momento y él peca para satisfacer sus deseos de placer, pero aquel que se revela hace algo mucho más grave, pues no sólo que transgredió una prohibición, sino que lo hizo porque no cree en esa prohibición. La rebelión también está dada cuando no creemos en lo que significa una mitzvá determinada.

Niátznu: Provocamos a Adonai. Mediante nuestros pecados hemos provocado Su enojo, como está escrito:   “Y El Eterno vio y se llenó de enojo con sus hijos e hijas. ¡Ay del sirviente que hace enojar a su Amo”!

Saraánu: Del verbo lasur (desviarse). Nos desviamos,  y nos apartamos del camino de Adonai al no cumplir con Su voluntad; hemos sido desobedientes.

Avínu: Hicimos cosas malas, con intención, para satisfacer nuestros deseos.

Pashánu: Nos revelamos, hemos sido transgresores. No quisimos reconocer la verdad de la Torá y no quisimos cumplir con las mitzvot, puesto que el que se revela, reniega del judaísmo.

Tzarárnu: Hicimos cosas malas en contra de nuestros compañeros: está escrito:  “un espíritu de persecución bajo sus alas”

Kishínu óref: Endurecimos nuestra nuca (Duros de cérviz). Fuimos tercos y a pesar de que entendimos que somos castigados por Adonai por haber transgredido Su palabra, no nos arrepentimos y quisimos entender que todo es por casualidad y no por la Providencia Divina.

Rashánu: De la palabra rashá (malvado). Hemos hecho acciones por las cuales somos considerados malvados, por ejemplo: golpeamos a nuestro prójimo, robamos públicamente o en oculto.

Shijátnu: Nos hemos corrompido. Hemos sido corruptos a través de la idolatría y todo lo relacionado con relaciones prohibidas o acciones inmorales. Nos enojamos y nos privamos de dar tzedaká (caridad).

Tiávnu: Hemos hecho cosas que nos hicieron abominables. Cometimos abominaciones, idolatría, comimos cosas prohibidas, tal como está escrito: “No traerás abominación a tu casa”

Taínu: Nos descarriamos del camino, hemos permitido que otra persona se salga del sendero de las buenas acciones, o no hemos permitido que alguien haga teshuvá.

Tiatánu:  Hemos actuado a nuestro libre albedrío; provocamos que nos hayas abandonado (a causa de nuestros pecados).

Sárnu: Nos hemos alejado de Tus Mitzvot.

 

RESOLUCION:

odisea_rosh_ha_shana_321judaismo.comCuando estamos en el momento justo de Rosh HaShaná, debemos resolver el elegir la vida y es en estas fechas, en  que decidimos escoger una vida llena de valores de Torá y actos nobles, el propósito para cumplir es que seamos bendecidos con un año bueno y dulce.

Por lo tanto, tengamos Emuná Shelema, confiemos en el Boré HaOlám como confiábamos en nuestros padres cuando éramos pequeños, que no les preguntábamos como íbamos a hacer para comer en dos días, tampoco nos interesábamos por el cambio del dólar o si el dinero iba a alcanzar para pagar la mensualidad de la escuela; nosotros hacíamos nuestra parte que era ir al colegio y simplemente confiábamos en que a la hora de la cena iba a estar la comida puesta en la mesa. Todo el propósito de Rosh Hashaná es coronar a Adonai, hacerlo nuestro Padre, nuestro Rey. Confiemos sin cuestionamientos, sepamos que Adonai es el que maneja el mundo, El puede darnos lo que sea. De nosotros depende al depositar o no nuestra confianza en El.

Terminado de elaborar 31 de Agosto de 2011, 02 de Elul de 5771

Articulo con derechos reservados de autoría intelectual para el grupo editorial de www.321judaísmo.com pero con posibilidad de ser copiado y distribuido de cualquier forma, sea electrónica o mecánica, siempre y cuando se cumpla con las dos siguientes condiciones: la primera que sea para uso personal y no con finalidad lucrativa;  la segunda, que no se alteren ni se modifiquen las bendiciones ni mucho menos la palabra de la Torá: como tercera condición se pide que se cite a la fuente, y, la cuarta opción es que, en cada una de las distribuciones impresas que se le haga a este material, el texto impreso se le daña, no lo destruya: entiérrelo (Tanto por razones halájicas como de conservación del medio ambiente).

 


[1] Nació en la ciudad de Dantzig, en el año 5508; A la edad de 18 años se diploma como rabino y se radica en Vilna. Es el autor de tres libros: Jaiei Adam,  Jojmat Adam,  y  Shaarei Tzedek, con el fin de ofrecer de forma clara y simple una guía popular de Halajá para aquellas personas que no tienen el tiempo de profundizarse en los estudios.

PorMax Stroh Kaufman

Celebrando Rosh haShana

Celebrando Rosh hashana

Cuando llegan las fiestas más importantes del calendario judío, es importante que las familias se reúnan para celebrar y, que todos los miembros de ella se hagan partícipes de un evento tan importante como este: es por ello que nuestros jajamím nos han dejado unas enseñanzas, que son importantes compartir y entender: es por ello que se desarrolla este pequeño seder para que podamos disfrutar de la seudá (comida festiva) de Rosh Hashaná.

Parte de las enseñanzas de nuestros jajamim son los símbolos que tienen los alimentos que se disfrutan en esta seudá los cuales, a través de su significado, nos van a permitir celebrar el inicio de un nuevo año bajo el augurio, la sombra y las expectativas por buenas noticias, por la realización de todos nuestros anhelos y que nuestro cotidiano accionar, sea lo mejor posible.

Estas fiestas arrancan con la bendición tradicional:

Leshaná tová tikatévu vetejemánu lejaím tovím, parnasá tova, uleshalóm.

Que sea un año bueno en el que seamos inscritos en el libro de la vida, del buen sustento, la buena salud, espirutalidad, satisfacción y paz.

 SEDER DE ROSH HASHANÁ

Cuando es noche de Shabat se comienza con “Shalom Aleijem”, la tradicional canción sabática por medio de la cual simbólicamente le damos la bienvenida a los malajim (Ángeles) que nos acompañan en cada Shabat.

A continuación recitamos el Kidush para marcar la santidad del día y en las dos noches le sumamos el “Sheejeianu” para agradecer al Creador que nos sostuvo con vida para compartir este momento.

Si queremos añadir algún aspecto, podemos compartir con nuestros invitados, la lectura de los Tehilim 140-150 que corresponden a aquellos que se leen el día 29 – o 30 de mes, según el número de días que el mes tenga (para nuestro caso, el último día del mes de Elul); esto también puede hacerse al final de la cena.


NETILAT IADAIM – LAVADO RITUAL DE MANOS PARA LA COMIDA

Antes de comer pan se acostumbra a realizar el lavado ritual de las manos. No es sólo una medida higiénica, pues las manos ya deben estar previamente limpias, sino que implica un símbolo de purificación espiritual. El procedimiento es el siguiente: se toma un recipiente lleno de agua y se vierte suficiente líquido (hasta el puño) sobre la mano derecha tres veces y se repite el proceso sobre la izquierda. Luego, se levantan ambas manos y se bendice de la siguiente manera, mientras se van secando:

BARUJ ATÁ ADONAI ELOHéINU MÉLEJ HAOLAM, ASHER KIDESHÁNU BEMITZVOTAV VETZIVÁNU AL NETILÁT IADÁIM.
Bendito eres Tu, Adonai, Rey nuestro, Soberano del universo, Quien nos santificó con Sus preceptos y nos ordenó el lavado ritual de manos.

Velas.

Al encender las velas la víspera de Rosh Hashaná (Erev Rosh Hashaná) por la tarde, media hora antes de la puesta del sol, el ama de casa debe decir las bendiciones siguientes:

BARUJ ATA ADONAI, ELOHEINU MELEJ HAOLAM, ASHER KIDESHANU BEMITZVOTAV, VETZIVANU LEHADLIK NER SHEL (Shabbat ve shel) YOM TOV.

BARUJ ATA ADONAI, ELOHENU MELEJ HAOLAM, SHEEJEYANU, VEKIYEMANU, VEHIGUIANU LAZEMAN HAZE.

Bendito seas Tú, oh Eterno, Elohim nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con tus mandamientos y nos ordenaste prender las velas (del SHABAT y) de la fiesta.

Bendito seas, oh Eterno, Elohim nuestro, Rey del Universo, que nos has dejado vivir y nos has hecho llegar a este tiempo.

Al terminar de prender las velas, el ama de casa levanta las manos frente a ellas y dice:

¡Señor del mundo! Acabo de encender las luces en honor de la fiesta de Rosh Hashaná, consagrada a la gloria de ADONAI. Que el efecto del cumplimiento de este precepto traiga consigo las divinas bendiciones de una vida feliz sobre mi y sobre los míos. Concédenos tu gracia, haz que more tu presencia entre nosotros, y que sea yo digna de andar en tus caminos, fiel a tu Torá y adicta a tus preceptos. Protégenos de todo género de humillaciones, de dolor y de preocupaciones; concede a nuestro hogar la paz, la luz y la alegría para siempre. Haz que este nuevo año sea para mí, para mi familia y para todo Israel, un año tranquilo, un año de paz, un año de prosperidad, de salud y de felicidad; y que nos inscribas a todos en el libro de vidas buenas. Amén.

 BENDICIÓN PARA EL PAN
Se toman las dos jalot (en general se acostumbra a que en Rosh Hashaná tengan forma circular, como el ciclo del tiempo) y se pronuncia la siguiente brajá:

BARUJ ATÁ ADONAI ELOHEINU MÉLEJ HAOLAM HAMOTZÍ LÉJEM MIN HAÁRETZ
Bendito eres Tu, Adonai, Rey nuestro, Soberano del universo, Quien extrae el pan de la tierra.

Hasta aquí, no nada hay de especial en cuanto a la festividad. A partir de este momento es que se da comienzo a nuestro pequeño Seder de Rosh Hashaná.

KIDUSH DE ROSH HASHANÁ

Cuando Rosh haShaná comienza en Shabat, se lee el siguiente trozo: además, se toma la copa con la mano derecha, y se lee estando de pie. Luego de recitar el Kidush se bebe inmediatamente la copa de vino en la cantidad de un reviít, , y se da a probar al resto de los comensales presentes, comenzando por la esposa…

 Yom hashishí. Vaijúlu hashamáim vehaáretz vejól tzebaám. Vaijál Elohim bayóm hashebií melajtó asher asá vaishbót bayom hashebií mikól melajtó asher asá. Vaibaréj Elohim et yom hashebií vaikadésh otó ki bo Shabat mikól melajtó asher bará Elohim laasót.

Día sexto. Se concluyó la creación del cielo, de la Tierra y de todo lo que está en ellos; Adonai concluyó Su obra en el día séptimo, y reposó en el día séptimo de todo lo que había hecho. Y bendijo Adonai el día séptimo, y reposó el día séptimo de todo lo que había hecho. Y bendijo Adonai el día séptimo y lo santificó, porque en él descansó de toda Su obra, que creó Adonai para hacer. (Bereshit 1:31 – 2:3)

Cuando Rosh haShaná comienza en un día de semana:

Ubeyóm simjatjém obmoadejém, uberoshéi jodshejém, utkatém bajatzotzerót al olotéjem veál zivjéi shalmejém, vehayú lajém lezikarón lifnèi elohéijem, aní Adonai elohéijem.

Y en el día de su alegría, en los festivales de encuentro de ustedes, y en los inicios de sus meses, tocarán las trompetas sobre sus ofrendas de elevación y sobre sus ofrendas de paz. Y serán de recordación para ustedes delante de Adonai, su Elohim.

Sabrí maranán.

Con su permiso señores:

(Los comensales o asistentes responden: ¡lejaím! – por la vida)

Baruj atá Adonai Eloheinu Melej haolám boré peri haguéfen (Amen).

Baruj atá Adonai Eloheinu Melej haolám asher bajar bánu mikól am veromemánu mikól lashón vekideshánu bemitzvotav vatiten lánu, Adonai eloheinu beahava et yom (en Shabat: hashabat hazé ve et yom) hazikarón hazé et yom mikra kodesh hazé (en shabat zijrón teruá) yom teruá beahavá mikra kódesh zéjer litziát Mitzraim (ashkenazí: ki bánu bajarta mikól haamím) udbarjá malkéinu emet vekayám laad Barúj atá Adonai mélej al kol haáretz mekadesh (en Shabat: haShabat) veIsrael beyóm hazikarón (Amen).

Bendito eres Tú, Adonai, Elohim nuestro, Rey del Universo, Creador del fruto de la vid (Amén).

Bendito eres Tú, Adonai, Elohim nuestro, Rey del Universo, que nos has escogido de entre todos los pueblos y nos has elevado por sobre todas las lenguas y nos santificaste con tus mandamientos. Y nos has entregado con amor, Adonai nuestro,  este día (En Shabat: este día santo de Shabat y este día de) recordación, este festival de santa convocación, (en Shabat: de recordación por los sonidos del shofar) un día de toque del shofar de santa convocación en memoria de la salida de Mitzraim; (ashkenazí: porque a nosotros nos escogiste de entre todos los pueblos) y Tu Palabra, Rey nuestro es verdadera y permanecerá para siempre. Bendito eres Tu Adonai, soberano de toda la tierra que santifica (en Shabat: el Shabat) a Israel y al día de recordación. (Amén).

Cuando Rosh haShaná comienza en un Shabat en la noche, se agregan las dos siguientes bendiciones antes del Shehejeyánu:

Baruj atá Adonai elohéinu mélej haolám boré meoré haésh

Bendito eres tu Adonai, Rey del Universo, creador de las luminarias del fuego.

Baruj, atá Adonai elohéinu mélej haolám boré, miné besamím

BENDITO ERES TÚ ADONAI, REY DEL UNIVERSO, CREADOR DE TODAS LAS ESPECIAS

Baruj atá Adonai elohéinu melej haolám hamavdil bein kodesh lejol, uben or lejóshej, uben Israel laamím, bein yom hashevií leshéshet yeméi hamaasé, ben kedushat shabat likdushat yom tov hivdálta veét yom hashevií mishéshet yeméi hamaasé kidáshta vehivdálta vekidáshta et améja Israel bikdushatáj. Barúj atá Adonai hamavdil béin kodesh lekódesh.

BENDITO ERES TU ADONAI, QUE SEPARA LO SAGRADO DE LO PROFANO, QUE DISTINGUE ENTRE LA LUZ Y LA OSCURIDAD, ENTRE ISRAEL Y EL RESTO DE NACIONES, ENTRE EL SHABAT Y EL RESTO DE DIAS DE ACTIVIDAD. TU HICISTE LA DISTINCIÓN ENTRE LA SANTIDAD DEL SHABAT Y LA SANTIDAD DEL FESTIVAL, SANTIFICASTE AL SÉPTIMO DIA DE ENTRE LOS SEIS DIAS DE ACTIVIDAD Y DISTINGUISTE Y SANTIFICASTE A TU PUEBLO ISRAEL CON TU SANTIDAD. BENDITO ERES TU, ETERNO, QUE HICISTE LA DISTINCIÓN ENTRE LO SAGRADO Y LO SAGRADO.

Esto es leído cuando cae Shabat en la noche.

Baruj atá Adonai Elohéinu mélej haolám shehejeyánu vekiyemánu vehiguiánu lazmán hazé.

A partir de este momento, comenzamos con las bendiciones de cada alimento simbólico; el orden de las bendiciones varía entre las sinagogas y a las familias, de acuerdo a su afiliación.

Manzana con miel (Tapúaj bidbásh)

La manzana que se come en Rosh Hashaná cocida con azúcar o sumergida en ella (o en miel), representa nuestro deseo de ser merecedores de un año dulce y lleno de bondad. Es por ello que se toma un trozo de manzana y se bendice:
BARUJ ATA ADONAI, ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM, BORÉ PERÍ HAÉTZ.
Bendito Tu, Adonai, Rey del universo, que crea el fruto del árbol.

 

La comemos remojada en miel o azúcar y decimos:
IEHÍ RATZÓN MILFANÉJA, ADONAI ELOHÉINU VEELOHÉI ABOTÉINU, SHETITJADÉSH ALÉINU SHANA TOVÁ UMETUKÁ (KEDBÁSH), MERRESHÍT HASHANÁ VEAD AJARÍT HASHANÁ.
Sea tu voluntad Adonai nuestro y de nuestros padres, que se renueve un año bueno y dulce (como la miel), desde el principio del año hasta el final del mismo.

 

 GRANADA – RIMÓN

La granada es una de las frutas que tiene más semillas en su interior, y hay quienes dicen que contiene alrededor de 613 semillas (igual a la cantidad de preceptos). Por eso comemos granada en Rosh Hashaná para desear que nuestras mitzvot (preceptos, buenas acciones) se multipliquen como las semillas de este fruto.
Se toma la granada y se dice:
IEHI RATZÓN MILEFANÉJA, ADONAI ELOHÉINU VEELOHÉI ABOTÉINU, SHEIRBÚ ZAJIOTÉINU CARRIMÓN.
Sea tu voluntad, Adonai nuestro y de nuestros padres, que se multipliquen nuestros méritos como la granada.

ALUBIA – FRIJOL O POROTO

Se come en Rosh Hashaná alubia por ser que estos porotos crecen en grandes cantidades y de la misma forma anhelamos que se multipliquen nuestros preceptos y buenas acciones. También la palabra “ruvia”, el nombre de este alimento en hebreo, comparte la misma raíz que “irbú”, o sea “aumentar”. Por ello decimos:
IEHI RATZÓN MILEFANÉJA, ADONAI ELOHÉINU VEELOHÉI ABOTÉINU, SHEIRBÚ ZAJIOTÉINU KARRÚVIA.
Sea tu voluntad Adonai nuestro y de nuestros padres, que se multipliquen nuestros méritos como  la ruvia (alubia).

MANÍ – CACAHUATE

Es costumbre en algunas comunidades comer el maní, también bajo el mismo concepto del frijol, y con la misma bendición y deseo. También algunas personas hacen la bendición con el consumo de uvas pasas.

Hay quienes añaden esta bendición para los alimentos mencionados previamente:

BARUJ ATÁ ADONAI ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM BORÉ MINÉ MEZONÓT

Bendito eres tú, Adonai nuestro, Soberano del universo, Creador de distintos tipos de alimentos.

CALABAZA

La calabaza en hebreo es llamada “kara”, esto se asemeja a la palabra “shetikra” (poseen la misma raíz) que significa “que rompas”, lo que pedimos a Adonai que haga con los malos decretos.
IEHÍ RATZÍN MILEFANÉJA, ADONAI ELOHEINU VE ELOHÉI ABOTÉINU, SHETIKRÁ ROÁ GUEZAR DINÉINU VEIKARÉHU LEFANÉJA SAJIOTÉiNU.
Sea tu voluntad Adonai nuestro y de nuestros padres, que quebrantes los malos decretos y que invoquen ante Ti nuestros méritos.

REMOLACHA – ACELGA

El motivo por el cual se coloca remolacha en Rosh Hashaná, se debe a que en hebreo “silka” (selek, remolacha) se asemeja en su raíz a la palabra “istalkú”, que significa ”desaparezcan”, lo cual deseamos para nuestros malos impulsos así como para nuestros enemigos. Se declara:

IEHI RATZÓN MILFANEJA, ADONAI ELOHEINU VEELOHEI ABOTÉINU, SHEISTALKÚ OIBÉINU VESONENÚ VEJOL MEBAKSHÉ RAATÉINU.
Sea tu voluntad, Adonai nuestro y de nuestros padres, que desaparezcan nuestros enemigos, nuestros adversarios y todos los que buscan nuestro mal.

DÁTILES

La razón por la cual se comen dátiles en Rosh Hashaná se debe a que en hebreo la palabra “tamar” (dátil) se asemeja a la palabra “tamú” cuya raíz verbal significa “terminar”, lo cual también deseamos para nuestros opresores. Se dice:

IEHI RATZÓN MILEFANEJA, ADONAI ELOHEINU VEELOHÉI ABOTÉINU, SHEITAMÚ OIBÉINU, VESONÉINU, VEJÓL MEBAKSHÉ RAATÉINU.
Sea tu voluntad, Adonai nuestro y de nuestros padres, que se extingan nuestros enemigos, nuestros adversarios y todos los que buscan nuestro mal.

CABEZA DE PESCADO

La cabeza de pescado se eligió para simbolizar que siempre ocupemos lugares importantes en lo que respecta al estudio y cumplimiento de la Torá.

Se recita:

IEHÍ RATZÓN MILFANÉJA, ADONAI ELOHÉINU VEELOHÉI ABOTÉINU, SHENIÉ LEROSH VE LO LEZANÁV.
Sea tu voluntad Adonai nuestro y de nuestros padres que seamos primeros y no últimos.

Hay quienes lo hacen con la cabeza de un cordero o con la cabeza de un ave y agregan entonces lo siguiente:

VEZÉ ZÉJER LEELÓ SHEL ITZJAK ABÍNU BENÓ SHEL ABRAHAM ABÍNU ALÁV HASHALOM.
Esto es en recuerdo del sacrificio de Itzjak, nuestro patriarca, hijo de Abraham, nuestro patriarca.

Se concluye así el Seder y se continúa con la comida festiva propiamente dicha.

“Leshaná Tová Tikatev Vetejatém”, que significa: “Para un buen año, que seas inscrito/a y sellado/a”.

Shaná Tova; Shaná shel ósher ve simjá: que significa “Para un buen año de regocijo, felicidad y alegría.

¡SHANA TOVA UMETUKA!

TERMINADO DE ELABORAR EL 14 DE JULIO DE 2010 03 DE AV DE 5770

Articulo con derechos reservados de autoría intelectual para el grupo editorial de 321judaísmo.com pero con posibilidad de ser copiado y distribuido de cualquier forma, sea electrónica o mecánica, con las siguientes condiciones: 1.- Que no se alteren ni se modifiquen las bendiciones ni los textos que provienen del Tanaj y sus libros complementarios 2.- Que se cite a la fuente. 3.- Que no tenga fines lucrativos y 4.- Que si el material se daña luego de imprimirlo, no lo destruya sino entiérrelo (como medida halájica  y de protección al medio ambiente).

PorMax Stroh Kaufman

Un extraño en nuestra casa

Un extraño en nuestra casa.

Autor desconocido

Algunos años después de que nací, mi Papá conoció a un extraño, que era nuevo en nuestra pequeña ciudad de Texas. Desde del principio, Papá estaba fascinado con este encantador recién llegado y muy pronto lo invitó a vivir con nuestra familia. El extraño rápidamente fue aceptado, y desde ese día siempre estuvo cerca.

Mientras crecía, nunca cuestioné su lugar en mi familia. En mi joven mente, él tenía un lugar especial. Mis padres eran instructores complementarios: Mamá me enseñó a diferenciar entre el bien y el mal, y Papá me enseñó a obedecer. Pero el extraño… él era el que nos contaba historias. Él nos mantenía hechizados durante horas con aventuras, misterios y comedias.

Si quería saber algo sobre política, historia o ciencia, él siempre sabía las respuestas sobre el pasado, entendía el presente ¡e incluso parecía ser capaz de predecir el futuro! Él llevó a mi familia al primer juego de baseball de liga mayor. Él me hizo reír, y me hizo gritar. El extraño nunca dejaba de hablar, pero a Papá no parecía importarle.

A veces, Mamá se levantaba silenciosamente y se iba a la cocina para tener un poco de paz y tranquilidad, mientras el resto de nosotros nos callábamos el uno al otro para escuchar lo que él tenía que decir. (Me pregunto ahora si ella alguna vez rezó para que el extraño se fuera).

Papá gobernó nuestro hogar con ciertas convicciones morales, pero el extraño nunca se sintió obligado a honrarlas. En nuestra casa, por ejemplo, no permitieron la blasfemia, no por parte de nosotros, ni de nuestros amigos y tampoco de ningún visitante. Sin embargo, nuestro antiguo huésped, se expresaba con malas palabras que quemaron mis oídos, hicieron a mi padre retorcerse y a mi madre ruborizarse.

Mi Papá nunca permitió que se tome alcohol de manera irresponsable. Pero el extraño nos incitó a tomarlo con regularidad. Él hizo que los cigarrillos parezcan buenos, que los cigarros se vieran masculinos y las pipas distinguidas. Él hablaba libremente (¡demasiado libremente!) sobre sexo. Sus comentarios eran a veces manifiestos, a veces sugestivos, y la mayoría de las veces embarazosos.

Ahora sé que mis primeros conceptos sobre las relaciones fueron fuertemente influidos por el extraño. Una vez tras otra, él se oponía a los valores de mis padres, pero esto le fue reprochado en muy pocas oportunidades… y NUNCA le pedimos que se marchara.

Más de 50 años han pasado desde que el extraño se vino a vivir con nuestra familia. Él se ha insertado directamente en nuestra familia, y ya no es tan fascinante como era en un comienzo. De todos modos, si hoy pudieras entrar en el estudio de mis padres, todavía lo encontrarías sentando en su esquina, esperando que alguien lo escuche hablar y lo vea dibujar sus imágenes. ¿Su nombre?

Sólo lo llamamos, “Televisor”.

Y ahora el extraño también tiene una esposa. A ella la llamamos “Internet”.

Tomado de Aishlatino.com

8 de julio de 2011 – 6 de Tamuz de 5771

PorPublicaciones

17 AÑOS DESPUES DE AMIA

A las 9 horas y 56 minutos de la mañana del 18 de julio de 1994, una institución ejemplo de solidaridad y testimonio del pluralismo con que el que construyó la nación argentina, fue víctima de un atentado: esta entidad es el AMIA (Asociación Mutual Israelita de Argentina)

Nos encontramos, hoy, conmemorando un nuevo aniversario de la desgarradora tragedia individual y colectiva que constituyó el ataque terrorista contra AMIA, Este tipo de ataque terrorista, en Buenos Aires, Argentina, ha sido considerado el peor ataque antisemita desde la Segunda Guerra, y el día de hoy se recuerda como un aniversario más, aún persisten muchas preguntas en necesidad de respuestas contundentes.

En este atentado murieron 85 personas. Más de 1000 viviendas y comercios cercanos quedaron destruidos, la pérdida de gas en la zona fue de gran magnitud, la onda expansiva arrasó con toda la cuadra de Pasteur al 600-700, lanzando autos, árboles, carteles y personas por los aires; los vidrios de las ventanas de las viviendas y negocios estallaron hasta a seis cuadras a la redonda. El actual ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, es acusado de ser uno de los autores ideológicos de dicho atentado; gracias a que, personajes como este, se apoyan en la idea de que el Holocausto no existió, ha sido difícil involucrarlo en dicho hecho y le permite viajar a países como Bolivia, donde el actual presidente, Evo Morales, lo recibe para que se establezcan relaciones diplomáticas bilaterales entre estas dos naciones.

Han sido 17 años para todas las asociaciones judías del mundo en los cuales se han encontrado numerosas dificultades en la tarea de averiguar responsables y obtener justicia. El constante reclamo de justicia ha debido enfrentar un sinnúmero de obstáculos. Aún hoy, y pese a los avances realizados en la investigación, la falta de cooperación de Irán para que los acusados como responsables del atentado de ese país por parte de Interpol comparezcan ante la justicia, impide la posibilidad de avanzar en ese sentido.

Uno de los ejemplos de los pocos avances en las investigaciones se tienen del año 2003, en el cual, el gobierno argentino había pedido la extradición desde el Reino Unido del ex embajador iraní Hadi Soleimanpour, acusado de participar en el atentado. La justicia británica consideró que las pruebas que culpaban al diplómatico no eran suficientes y el gobierno británico no extraditó al iraní. Según el juez John Royce, leyó las “400 páginas enviadas por el magistrado argentino en conexión con el caso” sin poder encontrar “nada que constituya evidencia clara de la participación del detenido en el atentado”.

Otro ejemplo de lo mismo lo tenemos bajo la fecha del 3 de agosto del 2005, cuando el juez Juan José Galeano, que se encontraba a cargo de la investigación, fue destituido de su cargo por la Corte Suprema de Justicia debido a las irregularidades que cometió para culpar arbitrariamente a los funcionarios iraníes.

Un tercer ejemplo, el día l 25 de septiembre de 2007 el presidente de Argentina Néstor Kirchner denunció a Irán por su falta de colaboración para esclarecer el atentado en la AMIA, ante la 62ª Asamblea General de las Naciones Unidas diciendo:

Esperamos que la República Islámica de Irán acepte y respete la decisión de la Justicia y colabore eficazmente… Estamos pidiendo que Irán cumpla. Nada más, pero tampoco nada menos… Hasta hoy lamentablemente La República Islámica de Irán no ha brindado una total colaboración pedida por la Justicia argentina para el esclarecimiento del hecho.

(Esta fue una declaración tomada del Diario La Nación del 28 de septiembre del 2007).

Los edificios siempre podrán reconstruirse, pero los escombros permanecerán siempre en la memoria de cada uno de los miembros de la comunidad judía internacional., dejando una huella imborrable que busca guiarnos en el ejercicio activo del reclamo de justicia, como única vía para que cosas como estas, nunca más vuelva a ocurrir.

PorPublicaciones

17 de Tamuz – una fecha para ayunar y festejar

17 de Tamuz

Esta fecha es recordada por el pueblo judío como una en la cual se recuerdan 5 eventos especiales. Ellas son:

1.- Moshé rompió las tablas en el Monte Sinaí en respuesta a la elaboración del becerro de oro.

2.- Fueron suspendidas las ofrendas diarias en el primer Templo, durante la Toma a Jerusalém en el siglo 5 A.E.C. 1

3.- Los muros de Jerusalém ceden ante la eminente destrucción del Segundo Templo en el año 70 de la era común

4,- Previo a la Gran Revuelta, el general romano Apostamos, quema un rollo de la Torá, sentando un precedente en lo que se constituyó la quema de judíos en la hoguera, que se presentó durante muchos siglos posterior a ello.

5.- Imágenes de ídolos fueron colocadas en el Santo Templo, calificándose como un acto de blasfemia.

La Torá describe diferentes situaciones y ocasiones cuando Israel como nación buscaba al Eterno con oración y ayuno. Israel tanto como nación como cada uno de los judíos individualmente, ha ayunado en momentos de crisis.

Vamos a nombrar sólo diez y siete de ellas, en referencia al día:

1.- Dice Moshé: “cuando yo subí al monte para recibir las tablas de piedra, las tablas de la Alianza que hizo el Señor con vosotros, y me mantuve en el monte cuarenta días y cuarenta noches, sin comer ni beber”. (Deuteronomio 9,9).

2.- Ester, antes de interceder a favor de su pueblo, pidió a todos los judíos que estaban con ella en Susa que ayunaran.

“Y Ester dijo que respondiesen a Mordejai: Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca” (Ester 4:15-16).

3. Cuando Nejémia escucha en Babilonia que los muros de Jerusalém están en ruinas, se lamenta, ayuna y ora.

“Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego. Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Señor de los cielos” (Nehemías 1:3-4).

1 Este hecho se ubica históricamente el 9 de Tamuz pero nuestros sabios nos lo relacionan 1 semana después, es decir, el 17 de Tamuz. La referencia de ello se encuentra en Masejet Rosh Hashaná, hoja 18), que el cuarto (4º) Ayuno se refiere al 17 de Tamuz, por cuanto que el mes de Tamuz es el cuarto (4º) contando desde el mes de Nisán.

Estos dos pasajes vinculan el ayuno con el fuerte deseo de ver a Adonai intervenir, proteger y restaurar el bienestar de Israel.

4. De la misma forma Esdras ora y ayuna pidiendo protección al emprender el largo viaje desde Babilonia a Israel.

“Y publiqué ayuno allí junto al Río Ahava, para afligirnos delante de Adonai, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos nuestros bienes. Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos defendiesen del enemigo en el camino; porque habíamos hablado al rey, diciendo: La mano de Adonai es para bien sobre todos los que le buscan; más su poder y su furor contra todos los que le abandonan. Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue propicio” (Esdras 8:21-23).

5. Josafat llama a Israel a ayunar cuando enfrenta un combate militar inminente.

“Pasadas estas cosas, aconteció que los hijos de Moab y de Amón, y con ellos otros de los amonitas, vinieron contra Josafat a la guerra. Y acudieron algunos y dieron aviso a Josafat, diciendo: contra ti viene una gran multitud del otro lado del mar, y de Siria; y he aquí están en Hazezon-tamar, que es En-gadi. Entonces él tuvo temor, y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá. Y se reunieron los de Judá para pedir socorro a Jehová; y también de todas la ciudades de Judá vinieron a pedir ayuda a Adonai” (2 Crónicas 20:1-4).

6. El profeta Joel llama a Israel a ayunar como señal de confesión y arrepentimiento por su gran pecado.

“Ceñíos y lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de Adonai; porque quitada es de la casa de vuestro Elohim la ofrenda y la libación. Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Adonai vuestro Elohim, y clamad a Adonai” (Yoel 1:13-14; ver también Yoel 2:12)

Yoel 2:15 Tocad trompeta en Sión, proclamad ayuno, convocad asamblea.

7. Yona (Jonás) también llama al arrepentimiento: (3:5-6)

Los hombres de Nínive creyeron a Dios, proclamaron ayuno y, desde el mayor hasta el más pequeño, se vistieron con ropas ásperas. Cuando la noticia llegó al rey de Nínive, este se levantó de su silla, se despojó de su vestido, se cubrió con ropas ásperas y se sentó sobre ceniza.

8. En el libro de Daniel encontramos: “Se volvió luego el rey a su palacio, se acostó sin cenar, no se puso delante de él comida alguna, y además no pudo conciliar el sueño. Al otro día, levantándose el rey muy de mañana, fue a toda prisa al lago de los leones. Y arrimándose a la fosa llamó a Daniel, con voz llorosa, diciendo: ¡Daniel, siervo del Dios vivo!, el Dios tuyo a quien sirves siempre, ¿ha podido acaso librarte de los leones? Y Daniel respondió al rey, diciendo: ¡Oh rey, vive para siempre! Mi Dios envió su ángel, el cual cerró las bocas de los leones, y no me han hecho daño alguno; porque he sido hallado justo delante de él; mas tampoco para contigo, ¡oh rey!, he cometido delito alguno. (Daniel 6,18-22)

9.- El profeta Daniel dice “Y volvía mi rostro hacia el Señor Dios mío, para dirigirle mis ruegos y súplicas, con ayunos, y vestidos de cilicio, y cubierto de ceniza.. y me instruyó, y me habló en los términos siguientes: Daniel, yo he venido ahora a fin de instruirte, y para que conozcas los designios de Adonai… La orden se me dio desde luego que te pusiste a orar, y yo vengo para mostrártela; porque tú eres un varón de ardientes deseos. Atiende, pues, tú ahora a mis palabras, y entiende la visión”. (Daniel 9,3.23). El Ayuno aquí se encarga de revelar la visión de Adonai.

10.- Nuevamente El profeta Daniel escribe:

“En ese tiempo, yo, Daniel, estuve de luto durante tres semanas. No comí alimentos sabrosos; no entraron en mi boca ni carne, ni vino, ni me perfumé durante tres semanas. (Daniel 10:2-3).

11.- El rey Ajab, esposo de Jezabel es un perfecto ejemplo. El Eterno le hizo saber a este hombre qué tan furioso estaba contra él. Y esto fue lo que sucedió: “Y sucedió que cuando Ajab oyó estas palabras, rasgo sus vestidos y puso un saco sobre el cuerpo, ayunó y se acostó con el saco puesto, y andaba cabizbajo. Adonai habló a Elías de Tishbé y le dijo: ¿has visto cómo se ha humillado Ajab en mi presencia? Por ello no mandaré el castigo durante su vida; en vida de su hijo la desgracia caerá sobre su familia” (1 Reyes 21:27-29).

12.- Dijo Shmuel: “No obstante, David rogó al Adonai por el niño, y ayunó con rigor extremado; y retirándose aparte se estuvo postrado en tierra” (2 Samuel 12:16).

13.- También dijo Shmuel: 1 Shmuel 28:20

Al instante Shaúl se desplomó. Y es que estaba lleno de miedo por lo que Samuel le había dicho, además de que se moría de hambre, pues en toda la noche y en todo el día no había comido nada.

14.- Dice Esdras: “Partió, pues, Esdras de delante del templo de Adonai, y se fue al aposento de Yehojanán, hijo de Elyashib, sumo sacerdote; y entrado allí no comió ni bebió, porque no cesaba de llorar la prevaricación de los que habían venido del cautiverio”.

15.- El Rey David también insiste en el ayuno como motivo de aflicción y como vía de recurrir al perdón brindado por El Eterno.

Tehilim 69:10-11 Lloré, afligiendo con ayuno mi alma, y esto me ha sido por afrenta. Me vestí, además, con ropas ásperas y vine a serles por proverbio.

16.- Una ciudad entera también ayuna: 1 Shmuel 31:11-13

Cuando los habitantes de Yabésh de Gilaad se enteraron de lo que habían hecho los filisteos con Shaúl, los más valientes de ellos caminaron toda la noche hacia Beit Shán, tomaron los cuerpos de Saúl y de sus hijos y, luego de bajarlos del muro, regresaron a Yabésh. Allí los incineraron, y luego tomaron los huesos y los enterraron a la sombra del tamarisco de Yabésha. Después de eso guardaron siete días de ayuno.

17.- Un pueblo entero ayuna: Jueces / Shoftim 20:26

Entonces los israelitas, con todo el pueblo, subieron a Betel, y allí se sentaron y lloraron en presencia del Señor. Ayunaron aquel día hasta el anochecer y presentaron al Señor holocaustos y sacrificios de comunión.

En cada uno de estos diez y siete pasajes de la Torá, reconocemos temas comunes: la necesidad de que El Eterno sea quien intervenga, proteja, libere y restaure. En cada uno se hace ayuno, al parecer, como señal de la gran importancia de la situación y el gran deseo de cada uno de los miembros del Pueblo de Israel de ver al Eterno actuar. Con esto se quiere decir que, en ese momento, no había nada más importante que la situación que enfrentaban en ese momento. La actividad normal no podía continuar igual. La rutina diaria era interrumpida. Aun las necesidades básicas de comer y beber se dejaban de lado como señal ante El Todopoderoso que Israel estaba en un gran peligro y sólo podía ser salvado si Él actuaba a su favor.

 

Pero viene, después de esto una pregunta: ¿Cuántos ayunos tenemos o estamos obligados a guardar?

El dato que tenemos acerca de cuantos ayunos están estipulados en la Torá, y nos la brinda Zajaria, cuatro ayunos para recordar los días de la cautividad , de la siguiente manera: el ayuno en el cuarto mes (el día noveno de Tamuz, cuando las murallas de Jerusalém fueron tomadas por los babilonios); el ayuno del quinto mes (cuando el Templo fue incendiado del séptimo al décimo día del mes); el ayuno del séptimo mes (en memoria del asesinato de Guedalías en el año nuevo) y el ayuno del décimo mes (el noveno día cuando Jerusalém fue sitiado por los Babilonios.

Zajarías 8.19 se nos presenta con la siguiente versión:

“Ello dice el Señor de los ejércitos: El ayuno del mes cuarto, y el ayuno del mes quinto, y el ayuno del mes séptimo, y el ayuno del mes décimo, se convertirán para la casa de Yehudá en días de gozo y de alegría, y en festividades solemnes; sólo con que vosotros améis la verdad y la paz. (Zajária 8:19).

Cualquier otro ayuno, que solemos celebrar, es de imposición rabínica.

Y esta es la posición que podríamos denominar como “resumen y respuesta” al ayuno, donde Nejemia concluye que “a través del ayuno, El Eterno escucha, y ama a los que lo practican:

“Al oír yo semejantes palabras, me senté, y comencé a lamentarme, y lloré durante muchos días, ayunaba y hacía oración en presencia del Elohei haShamáim, y decía: Te suplico, Señor del cielo, el fuerte, grande y terrible, que guardas el pacto y la misericordia con aquellos que te aman y observan tus mandamientos. Escúchenme tus oídos, y ábranse hacia mí tus ojos, y oye la oración que yo, siervo tuyo, estoy haciendo en tu presencia de noche y de día por los hijos de Israel, tus siervos, confesando los pecados de los hijos de Israel, con que te han ofendido; yo y la casa de mi padre hemos pecado. La vanidad de los ídolos nos sedujo, y no hemos observado tus mandamientos, y ceremonias, y preceptos, que diste a Moshé, tu siervo”. (Nejémia 1:4-7).

¿Qué nos dice la halajá2 respecto a estos ayunos3, especialmente el que estamos recordando hoy?

1.- los Sefaradim requieren que el Jazán les dé a conocer, en el Shabat previo al Ayuno del 17 de Tamuz, que es la fecha correspondiente a dicho ayuno.

2.- Si acontece en Shabat, se posterga el Ayuno para el día siguiente, ó sea para el día Domingo (Yom rishón).

3.- Se dice “Anenu” y se lee en la Torá la Perashá “Vaijal Moshé” incluso en la plegaria de la tarde (Minjá) previa a Shabat. Pero no se dice “Vidui” (confesión) ni “Nefilat Hapaim” en Minjá

4.- Es un ayuno en el cual está permitido lavarse, untar cremas y perfumes, usar calzado de cuero y tener relaciones íntimas.

5.- Es un ayuno que comienza a partir del alba y dura hasta la salida de las estrellas.

6.- Todos deben ayunar: se incluye allí a los Eruditos de la Torá que su Torá es su profesión, y el ayuno los molesta impidiéndoles ocuparse de la Torá, y a los obreros, que deben ayunar, a pesar de que el ayuno les dificulta en su trabajo.

7.- Una persona sana que ayuna, y debe tomar píldoras porque le duele la cabeza ó la garganta, etc., le es permitido tomarlas sin agua.

8.- Está permitido hacer una Jupá, de acuerdo a la costumbre de los Sefaradim que no hacen hincapié en la cuestión de no hacer casamientos sino a partir del principio del mes de Av.

9.- Los niños están exentos de este ayuno, ni siquiera unas horas deben ayunar; también lo están las embarazadas y las que amamantan, del mismo modo que una mujer que abortó, está exenta del ayuno en los veinticuatro (24) meses posteriores. Sabemos también que alguien que haya estado enfermo y que está fuera de peligro, está exento de ayunar durante los cuatro (4) ayunos mencionados por Zajaria; si ocurriera una ceremonia de Pidión HaBén en esta fecha, el padre del primogénito ayuna sólo hasta el medio día

10.- De las oraciones que se dicen en el rezo para esta fecha, 17 de Tamuz es, “Mizmor Le Asaf, Elohim báhu goím benajalatéja” Un Salmo de Asaf: (Elohim: Naciones han venido a Tu dominio), (Salmo 79); es una costumbre y una obligación para el que ayuna en alguno de los cuatro ayunos mencionados, que recite “Anenu”; es una costumbre de la mayoría de las Comunidades Sefaradíes es decir “Anenu” en el rezo matutino y en Minjá (rezo de la tarde) del día del Ayuno, pero no lo hace en la Tefilá de la noche; sin embargo los ashkenzaim no dicen Anenu, en ningún momento, con la excepción, en algunos casos, del rezo matutino, para el Jazán u oficiante.

2 Recordemos lo enunciado en uno de los artículos previos respecto a la halajá: ella es una guía, para algunos muy estricta, que busca unificar conceptos entre todos los judíos, independientemente de su origen (sefaradí, ashkenazí), su concepción religiosa (conservador, reformista, lubavitch, jasidim, jaredím) del sector del cual proviene (Cohen, Leví o Israel) o el concepto histórico-religioso que señalan los textos histórico -bíblicos (Fariseo-prushim, Seduceo-tzedukim, esenio-yajadim ó zelotes-kanaím), y que puede modificarse con el tiempo.

3 Las instrucciones sobre los ayunos que aquí se detallan, se obtienen del Shulján Arúj Tomo Oraj Jaím

11.- Con respecto a la lectura de la Torá, en el ayuno del 17 de Tamuz, se saca la Torá en Shjarit y Minjá, pasan tres (3) Olím (los que suben a la Torá) y se lee la Parashá “Vaijal Moshé” (Shemot / Éxodo 32:11)4. El orden para la lectura de la Torá entre los Olím es: Y el Cohen comienza con “Vaijal Moshé”, hasta “Asher diber laasot leamó” (32:14)5, y el Leví saltea y comienza en “Vayomer Hashem El Moshé pesól lejá” (34:1)6 hasta “El mul haar hahú” (34:3)7, y el tercero continúa a partir de ahí hasta “Asher aní osé Imáj” (34:10)8. Sin embargo, si no hay en la Sinagoga al menos seis (6) personas que ayunen, no se debe sacar la Torá, como tampoco se debe sacar la Torá si el ayuno cae en domingo, martes, miércoles o viernes.

¿Qué podemos concluir o dejar como enseñanza?

Que estamos en una época especial para el pueblo judío, unos días y unas semanas de reflexión, de inspiración, que nos llevan a velar por el cumplimiento de los preceptos escritos en la Torá, presentada por Moshé hace más de tres mil años; que si el día de hoy nos vemos “enfrentados” a un ayuno, no lo tomemos como un castigo, puesto que es “un arma”, como lo hemos descrito en cada uno de los diez y siete ejemplos, la cual sumada a la oración (rezo), permite nuestra conexión con El Todopoderoso, en busca de un remedio que tal vez, por otro mecanismo, no es posible lograr: además, como impone algunos límites, este, y todos los ayunos quieren enseñarnos disciplina y, lo más importante, es que un verdadero ayuno no es un tiempo de sufrimiento y dolor, tal como lo vemos en Yesháia (Isaías) 58:1-7 y en Zajária 8:19 y, Sólo asegurando nuestro adecuado comportamiento, estaremos en la posición de traer al Mashíaj en nuestros días.

Artículo terminado de elaborar el 18 de julio de 2011 – 16 de Tamuz de 5771

MATERIAL ELABORADO POR GRUPO EDITORIAL 321JUDAISMO.COM

TIENE DERECHOS RESERVADOS DE AUTORÍA INTELECTUAL PERO SE PERMITE SU LIBRE DISTRIBUCIÓN POR CUALQUIER MEDIO FÍSICO Y/O ELECTRÓNICO, BAJO LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1.- NO DEBE SER UTILIZADO CON FINES LUCRATIVOS

2.- NO DEBE SER DESTRUIDO SI SE DAÑA EL MATERIAL, SINO ENETRRADO, POR CUESTIONES HALAJICAS Y DE CONSERVACION DEL MEDIO AMBIENTE.

3.- NO DEBE MODIFICARSE SU CONTENIDO PUESTO QUE LLEVA PALABRA QUE MERECE EL DEBIDO RESPETO POR SALIR DE LA FUENTE DEL TANAJ Y SUS LIBROS COMPLENTARIOS

4 Vayejál Moshé et penei Adonai Elohav vayomér láma Adonai yejeré apjá beaméja asher hotzéta meéretz Mitzraim bekóaj gadol ubeyád jazaká:. Y suplicó Moshé a la faz del Eterno, y dijo: ¿Por qué, oh Eterno, ha de encenderse tu ira contra tu pueblo, que Tú sacaste de la tierra de Mitzraim con gran fortaleza y con mano poderosa?

5 Vayinajém Adonai al haraá asher diber laasot leamó. Y se arrepintió el Eterno del mal que había dicho que haría a su pueblo.

6 Vayomer Adonai el Moshé psol lejá shnéi lujót avaním karishoním vejatávti al halujót et hadevarím asher hayú al halujót harishoním asher shibárta. Y dijo el Eterno a Moisés: Lábrate para ti dos tablas de piedra como las primeras, y Yo escribiré sobre las tablas las palabras que había sobre las tablas primeras que quebraste.

7 Veish lo yaalé imáj vegám ish al yerá bejól hahár gam hatzón vehabakár al yirú el mul hahár hahú. Más no suba nadie contigo, ni sea visto hombre alguno en todo el monte; ni aun el ganado menor ni el mayor pasten frente a este monte.

8 Vayomer híne anojí korét brit négued kol amjá eesé niflaót asher lo nivreú vekól haáretz uvejól hagoím veraá kol haám asher atá vekirbó et maaseé Adonai ki norá hu asher aní osé imáj. Y Él respondió: He aquí que Yo hago un pacto: ante todo tu pueblo haré una distinción, entre vosotros y los demás pueblos, que hasta ahora no se ha hecho en toda la tierra ni en todas las naciones,(y verá todo el pueblo entre el cual estás la obra del Eterno que yo hago contigo)

PorPublicaciones

Un día como hoy, 16 de Tamuz

Un día como hoy, el 16 de Tamuz:

En una fecha anotada, en el equivalente al año 2000, el senador Yosef Lieberman de Connecticut, fue nominado como compañero de fórmula de Al Gore en las elecciones presidenciales, convirtiéndose en el primer judío nominado para este puesto por un partido político importante. Lieberman, quien se considera a sí mismo como un judío observante, transformó el concepto convencional involucraba a la mayoría de los judíos seculares, quienes llegaron a pensar que había que “renunciar” a su condición de judío, para poder participar en la vida pública de los EUA. De hecho, Lieberman fue elegido en gran parte debido a su observancia judía, que le valió la denominación, “la conciencia moral del Senado.” (De hecho, Lieberman ayudó a registrar a los votantes negros en el Sur durante la década de 1960, y asistió a la gran marcha histórica del año 1963 en honor a Martin Luther King, que buscaba llegar hasta Washington.) En las elecciones presidenciales de noviembre de 2000, la dupla de Gore-Lieberman ganó el voto popular, pero registró una pérdida importante y significativa a nivel del Colegio Electoral, en la medida que la Corte Suprema intervino en la decisión respecto a la disputa que se originó en el estado de la Florida y que se conoció con el nombre de “papeletas mariposa” (butterfly ballots), costándole el puesto en la Casa Blanca. Sin embargo, la publicidad que se generó en torno a Lieberman logró llenar de orgullo a millones de judíos estadounidenses.

Artículo terminado de elaborar el 18 de julio de 2011 – 16 de Tamuz de 5771

MATERIAL ELABORADO POR GRUPO EDITORIAL 321JUDAISMO.COM

TIENE DERECHOS RESERVADOS DE AUTORÍA INTELECTUAL PERO SE PERMITE SU LIBRE DISTRIBUCIÓN POR CUALQUIER MEDIO FÍSICO Y/O ELECTRÓNICO, BAJO LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1.- NO DEBE SER UTILIZADO CON FINES LUCRATIVOS

2.- NO DEBE SER DESTRUIDO SI SE DAÑA EL MATERIAL, SINO ENETRRADO, POR CUESTIONES HALAJICAS Y DE CONSERVACION DEL MEDIO AMBIENTE.

3.- NO DEBE MODIFICARSE SU CONTENIDO PUESTO QUE LLEVA PALABRA QUE MERECE EL DEBIDO RESPETO POR SALIR DE LA FUENTE DEL TANAJ Y SUS LIBROS COMPLENTARIOS.