Monthly Archive noviembre 2011

PorMax Stroh Kaufman

Mikve en el siglo 21

¿Se puede pensar en una mikve en la época actual?
Nuestra intención no es extendernos en las halajot, porque sería un tema muy largo, sobre el cual, en este momento, no hay necesidad de hacerlo: para saber de ellas, se pueden buscar en el tratado de la Mishná llamado Mikvaot, y en el Shulján Aruj, Yoré Deá 201.
Lo que queremos hacer es revisar que si hay posibilidad de tener, en su propia casa, una mikve y para ello, debemos hacer, es una revisión de cuáles son los requerimientos básicos para la realización de una inmersión ritual acorde a la normativa:
Absolutamente nada debe estar adherido al cuerpo: tela adhesiva (esparadrapo, micropore®, curitas), manchas de tinta o sangre, anillos, aros, cosméticos, prótesis dentales móviles, etc. todo lo descrito aquí debe ser retirado antes de realizar la inmersión.
En caso de que se tengan obturaciones dentales provisionales, tapones de algodón u otras sustancias en los oídos que hayan sido formulados bajo prescripción médica, es importante consultar personalmente con algún rabino que tenga amplio conocimiento y experiencia en el tema.
Los cabellos deben ser cuidadosamente desenredados, las uñas de manos y pies deben estar bien cortadas y aseadas, (algunas autoridades prefieren que el esmalte o los colores usados en las uñas sea retirados antes del procedimiento), los dientes enjuagados y cepillados, incluso con los materiales que se requieran para el cuidado de los trabajos dentales fijos y, la nariz y ojos bien limpios.
Se debe realizar un baño con abundante agua y jabón previo a la inmersión ritual.
Se debe sumergir completamente la persona en la mikve, debidamente acondicionada. Se levanta y vuelve a sumergirse totalmente por una segunda vez. (Hay autoridades que sugieren hasta una tercera vez). El cabello, por estar suelto y desenredado, debe mojarse en su totalidad.
Dependiendo del motivo de la tevilá (inmersión), puede resultar necesario pronunciar alguna bendición entre la primera y segunda inmersión. A veces, y de acuerdo al objetivo, es necesario también la presencia de testigos y/o veedores.
Debe sumergirse estando de pie, con los brazos y piernas ligeramente separados. Ojos y boca no deben estar fuertemente cerrados, sino débilmente entrecerrados.
El cabello debe estar suelto.
En el caso de no querer testigos (por pudor), se debe conversar previamente con ellos (ellas) para que hagan las bendiciones previas por fuera, y den las instrucciones de cómo hacer la inmersión.
Con respecto a la mikve:
El término mikve proviene de la raíz hebrea, que infiere la reunión de las aguas, tal como leemos en el relato de la creación: “júntense las aguas debajo del cielo en un solo lugar” (Bereshit 1:9).
La mikve es una pileta o reserva de agua natural pura (no de tuberías de conducción que tienen las obras sanitarias), tal como la de lluvia, la de un arroyo fresco o la de nieve derretida (conocida como “otzar”). No existe, ni en la halajá ni en ningún registro, un dato acerca de las dimensiones mínimas que debe tener una mikve; sin embargo, el único requisito es que debe contener como mínimo 40 seá (762 litros) de agua reunida, lo que interesa es que tenga una profundidad que le permita a una persona adulta de estatura promedio sumergirse completamente.
Se nos enseña que, cuando una persona se sumerge en la Mikve, se sumerge en un estado en donde el pasado, el presente y el futuro “se reúnen”, constituyendo esto, en consecuencia, su máxima libertad.
Si consideramos un apartamento (conocido también como apartamiento o departamento según el país de residencia) promedio de nuestra época, donde podría tener un mínimo de 60 m2 habitables, resulta muy difícil adaptar los espacios a la necesidad, puesto que se trata de una vivienda multifamiliar, ubicada en un edificio o condominio, que tiene unos requisitos mínimos que tienen relación con la convivencia y las modificaciones tienen que realizarse con una serie de permisos que por lo general, son muy difíciles de lograr, a no ser que toda la comunidad que allí resida, sea judía y/o noájica (como son llamados algunos no judíos que tienen la intención de acercarse más a los conceptos judíos) y practicantes de la ceremonia de la mikve.
En el caso de una vivienda unifamiliar, sin importar el número de pisos que ella tenga, el mejor sitio para realizar las transformaciones va a ser, en el patio interno, o en el sitio donde se encuentre el conocido “baño social,” puesto que son las áreas que permitirán adaptar la vivienda. No están recomendadas las tinas, los yacusi (jacuzzi), para dicho fin puesto que el ritual requiere de la inmersión, de pie (no acostado), y si la altura no lo permite, que la persona adopte la posición fetal.
Hablando del siglo 21 de la era común, en la que estamos tratando de tomar conciencia acerca de temas ecológicos tan importantes como es la conservación del medio ambiente, los cuidados de los recursos no renovables como lo puede llegar a ser el agua, la mikve se transforma en la construcción más ecológica del momento ya que, como hemos mencionado, su fuente es las aguas lluvias y ecológicamente hablando, existen métodos caseros que permiten la recolección de estas aguas, el almacenamiento y su reutilización para que sea considerada una mikve: eso sí, los costos dependen de la complejidad que se le quiera adaptar a ello.

Publicado 19 de noviembre de 2011 – 23 de Jeshván de 5772.

Diseño de mikve: ver en facebook.com/Soska.Arki

PorMax Stroh Kaufman

Siete reflexiones para los próximos siete días

Día 1: Primero conviértete eun una bendición para tí mismo para luego volverte una bendición para los demás.

Día 2:Cuando los desafíos te abrumen, sigue adelante y sabe que hay algo bueno justo detrás de ellos.

Día 3: No afrontes el día de hoy usando los anteojos de ayer.

Día 4: La felicidad es el medio de escape a todas las dificultades

Día 5: Todas las personas deben ser, siempre, flexibles como las cañas y no rígidas como el cedro

Día 6: En el momento en que expresemos un juicio acerca de las acciones de nuestros semejantes, debemos estar muuy atentos a la forma como seremos juzgados por la Corte Celestial.

Día 7: El entusiasmo genera poder: Si nosotros actuamos con alegría y entusiasmo, no habrá límite ni ningún nivel que no podamos alcanzar.

PorMax Stroh Kaufman

Algo en qué pensar…

Si eres un auténtico judío debes ser respetado por ello y no a pesar de ello…

PorMax Stroh Kaufman

Tostadas Francesas

Aquí tenemos otra receta práctica, como para utilizar aquellas matzót “que nos sobraron” del último pesaj.

4 – Matzot, quebradas en tamaños varios Agua tibia
3-4 – huevos batidos.
Sal y pimienta a gusto
Mantequilla

Sumerja la matza en el agua y luego escúrrala Mezcle las galletas húmedas en el huevo al cual le ha agregado las especies
Póngalas a freír hasta que tengan un color dorado Sirva con los aderezos que más le guste:, mermeladas, azúcar pulverizada, canela, queso, sour cream, etc.

Beteavón – Bon apetit – Buen provecho.

PorMax Stroh Kaufman

Pizza de matza

¿En algún momento le sobraron galletas de matzá?
¿No sabe que hacer con ellas?
Aproveche esta sencilla receta, para un plato fácil, práctico, rápido.

½ caja de galletas de Matzá
1 – huevo
Salsa para pizza hecha de tomates frescos al gusto
Queso
Remoje la matzá en agua. Exprima bien y mezcle con el huevo. Engrase un molde, Coloque allí la masa que ha hecho con la matzá. Adicione la salsa y el queso. Hornee por 15 minutos a 350° F.
Disfrute.

PorMax Stroh Kaufman

Latkes de papa

Pancakes (Pancaques) de Papa (Latkes)

Es un plato clásico de la gastronomía judía: su receta puede ser modificada a gusto propio: se pueden modificar los sabores y los olores, utilizando paprika, romero, albahaca, comino: también la mitad de la porción de la papa, podría reemplazarse por su equivalente en zanahoria, batata rallada, etc. Todo queda en la voluntad de cada uno.

 

 

INGREDIENTES

  • 1 libra de  papas, peladas y ralladas
  • 1 cebolla cabezona blanca, pelada y rallada.
  • 1 huevo, ligeramente batido.
  • 2 cucharadas de harina.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1/8 cucharadita de pimiento recién molida.
  • 1 1/2 cucharadas de aceite de canola (oliva, sujeto a disponibilidad en los mercados).

INDICACIONES

  • Combine todos los ingredientes excepto el aceite en un tazón. Caliente ¾ de cucharada de aceite en una cacerola antiadherente a fuego medio-alto.  Deje caer sobre la sartén, 3 cucharadas de la mezcla, por cada pancaque; aplanelo con una espátula Reduzca el fuego a una intensidad media – baja y cocine hasta que adquiera un color dorado, más o menos 5 minutos por cada lado; retírelas del fuego y colóquelas sobre un papel absorvente. Repita este procedimiento hasta terminar con toda la mezcla y sirva a temperature tibia.
  • Acompañamientos: Tradicionalmente se sirven con crema amarga (sour cream), aunque en la imaginación está la variedad de acompañamientos, como podría ser una pasta de tomate bien aderezada, un mango chutney,  Se pueden servir con caviar o con salmón.
PorMax Stroh Kaufman

¿Es Halloween para los judíos?

¿Que relación tienen Halloween y el judaísmo?

Comencemos definiendo qué es esta fiesta y en qué consiste:

Halloween (contracción de All Hallows’ Evening), también conocido como Noche de Brujas o Noche de Difuntos, es una fiesta de origen celta; tiene origen en la festividad del Samhain,

Esta palabra, que deriva de irlandés antiguo y significa fin del verano, considerada como el «Año nuevo celta», el cual comienza con la estación oscura.

La tradición de los antiguos celtas les hacía creer que, una delgada línea que une a este mundo con el Otro Mundo se estrechaba en este día, lo que permitía a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través .

Dichos espíritus según la costumbre druida, en esa fecha tenían la costumbre de dirigirse hacia lo que fue su casa en vida, a pedir comida.

Por ello, todos acostumbraban el uso de trajes y máscaras para ahuyentar especialmente,  a los espíritus malignos.

Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado.

También se acostumbraba hacer balance de los alimentos disponibles para poder prepararse para enfrentar el invierno que estaba próximo a venir.

También se nos cuenta que era un día para hacer predicciones acerca del futuro.

Cuando los romanos invadieron los territorios celtas, en la expansión de su imperio, asimilan dicha festividad, aunque ellos ya venían celebrando los últimos días de octubre,  la «fiesta de la cosecha», en honor a Pomona (diosa de los árboles frutales), logrando que se mezclaran ambas tradiciones.

Muchos años después,  los Papas Gregorio III (731–741) y Gregorio IV (827–844) intentaron suplantarla por una festividad cristiana (Día de Todos los Santos) para que fuera celebrada el 1 de noviembre, sin lograr reemplazarla, sino que, igual se combinaran las dos.

Halloween se expande a América

En 1840 esta festividad llega a los Estados Unidos de Norteamérica, gracias a las tradiciones de los inmigrantes irlandeses quienes difundieron la costumbre de tallar los «Jack-o’-lantern»

Estas eran unas calabazas gigantes, huecas, con una vela en su interior inspirada en la leyenda de «Jack el Tacaño», quien era un granjero que engañaba y mentía a vecinos y amigos.

Esta conducta le consiguió toda clase de enemistades pero también una reputación que rivalizaba con la del diablo.

Cuenta la leyenda que el diablo mismo quiso comprobar la maldad de este hombre.

Disfrazado, bebieron juntos y conversando con él, pudo comprobar su fama, por lo cual el diablo dijo que venía a llevárselo;  Jack le pidió una ronda adicional de bebidas, como última voluntad.

El Diablo se lo concedió pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack retó a Lucifer a convertirse en una moneda para pagar la ronda y demostrar sus poderes.

Satanás lo hizo, pero en lugar de pagar con la moneda Jack la metió en su bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata.

Incapaz de salir de allí el Diablo ordenó al granjero que le dejara libre, pero Jack no lo hizo sino cuando el diablo le prometió que no lo iba a volver a molestar, durante un año.

Después de ese tiempo, el diablo volvió a visitar al granjero pero Jack, de nuevo, pidió un último deseo: le solicitó al diablo cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol para así tener su última comida antes de su tormento.

Cuando el diablo estaba en el árbol Jack talló una cruz en su tronco para que no pudiera escapar, y en este momento  le dijo que para poder liberarlo, no debía volver sino en diez años, accediendo a ello.

Antes de que se cumplieran los diez años, el granjero fallece y se presenta al cielo, donde San Pedro, el guardián de dichas puertas, le impidió el acceso, por su mala vida pasada, y lo envía al infierno;

Como ya había hecho un pacto con el Diablo el cual no había cumplido el tiempo, fue expulsado  y  condenado a deambular por los caminos con un nabo hueco con un carbón ardiendo dentro como única luz que guiara su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal.

Con el paso del tiempo, los que recordaban esta leyenda, reemplazaron los nabos por calabazas, ya que eran más grandes y más fáciles de tallar,  para poder incluir el carbón encendido que le ayudara a iluminar el camino a los difuntos en  esta fecha y,  las personas empezaron a decorar sus casas con figuras horrendas, para evitar que Jack llamara a sus puertas.

Halloween desde el punto de vista de la Torá

La Torá, especialmente en Devarím / Deuteronomio 18:10-12, es muy clara en la relación que deben tener los hijos de Israel con respecto a la brujería; está escrito así:

No se hallará entre los tuyos quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique la adivinación, ni pronosticador, ni adivino, ni hechicero, ni encantador de animales, ni nigromante, ni yideonita, ni quien consulte a los muertos; porque abominable es para el Eterno todo aquél que hace estas cosas, y por causa de estas abominaciones el Eterno, tu Elohim, los destierra de delante de ti.

Lo yimatzé bejá maavír benó ubitó baésh kósem ksamím meónen umenajésh umjashéf. Vejovér javér veshoél ov veyidoní vedorésh el hametím. Ki toavát Adonai kol osé éle ubiglál hatoevót haéle Adonai Elohéija morísh otám mipanéija.

También encontramos otra referencia: Vayickrá / Levítico 20:6 Y la persona que se volviere a los nigromantes y a los adivinos para errar en pos de ellos, Yo pondré Mi rostro contra tal persona, y le segregaré de entre su pueblo.
Vehanéfesh asher tifné el haovót veél hayidoním liznót ajaréihem venátati et panái banéfesh hahí vehijráti otó mikérev amó.

A pesar de las múltiples advertencias, es clásico el suceso de Shaúl consultando a la Bruja de Ein Dor (libro 1 de Shmuel cap. 28).

Para ello grandes estudiosos han intervenido y han dejado sus opiniones en muchos escritos a lo largo y ancho de la historia judía.

Sabios y pensadores como Najmánides y Rambam, han dejado tal vez la huella más clara al respecto: ellos han dicho que aunque la brujería llegara a ser real, o solamente efectos especiales, refiriéndose específicamente al fenómeno de Shaúl  consultando a la médium, la palabra de El Eterno es clara: Halloween, ni la brujería deben tener ningún tipo de relación con el judaísmo y, por supuesto el Purim, la fiesta cuando cada judío se disfraza, no es, no se convierte ni equivale al Halloween de los judíos.

Artículo terminado de redactar el 02 de Noviembre de 2011 – 05 de Jeshvan de 5772

www.321judaismo.com

Articulo con derechos de autoría intelectual: sin embargo puede ser copiado y distribuido por cualquier método, físico o electrónico, con la condición de que se cite la fuente, que su distribución no sea con fines lucrativos y que no se cambie ni su contenido, ni la palabra de la Torá.