Monthly Archive febrero 2013

PorMax Stroh Kaufman

Circuncision

Circuncisión.

Un nuevo voto a su favor

Dice la CDC a través del programa PEPFAR (US President’s Emergency Plan for Aids Relief):

Avances científicos recientes ofrecen una oportunidad histórica para reducir dramáticamente la tasa de infección de nuevos casos de infección por el virus de la Inmunodeficiencia humana, VIH y, virtualmente eliminar la infección en recién nacidos y bebés. La CDC está enfocando sus esfuerzos, a nivel internacional, en reducir la presentación y/o aparición de nuevos casos de VIH/SIDA utilizando una combinación de herramientas ya comprobadas en su eficacia: prevenir la transmisión vertical madre a hijo, la circuncisión voluntaria y el escalamiento en medidas terapéuticas en pacientes VIH positivos. Cuando ellos son usados en asocio con pruebas de VIH, acompañamiento sicológico y el uso de condones y otras herramientas de prevención, estas intervenciones han dado a lugar a una nueva serie de caminos a seguir para eliminar nuevas infecciones.

Todas las anotaciones anteriores se basan en datos del 2009 donde 2 de cada 5 nuevas infecciones se daban en personas entre los 13 a los 29 años, que aproximadamente hay 50000 nuevos casos cada año y que, de las personas a las que se les realizo un tamizaje,  hay cerca de 210000 personas que no sabían que estaban infectadas.

La circuncisión voluntaria masculina es una intervención que se realiza una vez en la vida, pero con beneficios para toda la vida. Es un procedimiento de bajo costo que reduce el riesgo de que una mujer HIV positiva le transmita el virus a un hombre HIV negativo, en una probabilidad mayor del 60%. Las mujeres HIV negativas, también se beneficiarían de la baja tasa de infección. La CDC a través de la PEPFAR preparó y ayudó a más de cuatrocientos mil hombres a realizarse la circuncisión en la primera mitad del año fiscal del 2012, es decir en el período comprendido entre Octubre de 2011 a Marzo del 2012.

Está escrito en la Torá: Este es Mi mandamiento que observarás entre Mi y tú y tus hijos después de ti, de circuncidar a todos los varones. Circuncidarás la carne de tu prepucio, y será una señal del pacto entre Yo y tú. Y de edad de ocho días será circuncidado, entre vosotros, todo varón, por vuestras generaciones: el (esclavo) nacido en casa, y el comprado con plata; de todo hijo de extranjero que no sea de tu simiente. Tiene que ser circuncidado el (esclavo) nacido en tu casa y el comprado con tu plata; y será mi alianza en vuestra carne, como un pacto eterno. Y el varón incircunciso, que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, esa alma será extirpada de su pueblo; ha violado mi alianza. (Bereshit / Génesis. 17:10-14)

Zot brití asher tishmerú beiní ubeinéijem ubéin zarajá ajaréja himól lajém kol zajar. Unemaltém et besár orlatjém vehayá leót brit beiní ubeinéijem. Ubén shmonát yamím yimól lajém kol zajár ledorotéijem yelíd báit umiknat késef mikól ben nejár asher lo mizarajá hu. Himól yimól yelíd beitjá umiknát kaspéja vehayetá brití bivesarjém librit olám. Vearél zajár asher lo yimól et besár orlató venijretá hanéfesh hahí meaméiha et berití hefár.

23 de febrero de 2013 — 13 de Adar de 5773

PorMax Stroh Kaufman

Papel reciclado

El papel reciclado

Nos dicen los libros de estadística que, un ciudadano estadounidense, en promedio, utiliza aproximadamente 340 kilos de papel al año, lo cual lo ubica como el ciudadano del mundo que más papel consume: sin embargo, vemos cómo la demanda de papel es cada vez más alta, y las fuentes básicas para la obtención del papel son tres:

1.- Los árboles de madera dura como robles y el arce son utilizados para el papel que usamos para escribir, mientras que la madera blanda se usa para papel de empaquetados, cartones, etc. La introducción del proceso de trituración de madera para fabricar pulpa, comienza en el año de 1840, y el primer proceso químico para producir pulpa, unos 10 años después. Sólo el 15 por ciento de los árboles que son utilizados para convertirse en papel,  son replantados en granjas de árboles; el resto proviene de bosques que no se vuelven a regenerar, tan sólo mueren y desaparecen.

2.- Sobras: El material de desecho (como el aserrín) de las madereras que cortan los árboles se recolecta y se utiliza para hacer papel. Generalmente sirve para hacer cartón, papel de embalaje y productos desechables.

3.- Papel reciclado: es el papel que proviene de otros papeles utilizados y desechados.

La historia nos dice que, los chinos, en la antigüedad, fabricaban papel a partir de los residuos de la seda, la paja de arroz, del cáñamo, e incluso del algodón.

En las escuelas enseñaban también que el bagazo de la caña de azúcar era una de las fuentes principales para la elaboración, también, del papel.

El reciclaje de papel es el proceso de recuperación de papel ya utilizado para transformarlo en nuevos productos de papel. Existen tres categorías de papel que pueden utilizarse como materia prima para papel reciclado: molido, desechos de pre-consumo y desecho de post-consumo; casi cualquier tipo de papel se puede reciclar hoy en día, Reciclar una tonelada de papel de periódico ahorra aproximadamente una tonelada de madera, y el reciclaje de una tonelada de papel impreso o de copias, ahorra algo más de dos toneladas de madera.

La Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos (EPA) descubrió que reciclar causa un 35% menos de contaminación del agua y un 74% menos de contaminación aérea que cuando se fabrica papel virgen, lo cual apoya el uso de papel reciclado.

Una empresa de talla internacional pero de origen colombiano está produciendo, desde el año 2011, un papel representado por la marca Earth Pack, la cual parece ser la primera solución verdaderamente ecológica a la destrucción casi que irreversible de los bosques (1): este papel, que proviene de un residuo agroindustrial como materia prima, que es el bagazo de la caña de azúcar, asociado a la ausencia de químicos blanqueadores durante el proceso de elaboración, y además, la presencia de una barrera que lo hace resistente a la grasa (aprobada por la FDA),  convierte a este papel en una importante alternativa, de características sostenibles y saludables: Los directivos de esta empresa tienen, como meta a corto plazo producir, inicialmente, 500 toneladas mensuales, que sirvan para suplir los mercados pioneros, interesados en este tipo de producción papelera.

321judaismo.com hace hincapié en dos de los conceptos más básicos del judaísmo: el primero. que dice que “lo que tu hagas, repercute en cualquier otro lugar del mundo aunque no te des cuenta” y por ello estimula las buenas acciones; y el segundo, el que dice que “el hombre es como el árbol”, frase muy común para la época de Tu Bishvat: hay que cuidarlo como tal y, es por ello que felicita a Carvajal por este proyecto, en el cual parece haber un gran compromiso y una seriedad ambiental al disminuir el uso de blanqueadores en la producción de papel: estimulamos a nuestros lectores a apoyar iniciativas de este estilo y solicita a todas las industrias papeleras y en general a cualquier otra, a seguir este ejemplo, que ayuda a cuidar nuestro ambiente, nuestro planeta, nuestra UNICA casa y apoyará cualquier otro proyecto ecológico que tenga las mismas intenciones, como también a las construcciones que se rigen bajo el concepto de Certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design). (2)

 

PorMax Stroh Kaufman

El brindis

El brindis

El brindis es un término que proviene de la frase alemana bring dich (bring dirs), que significa “yo te lo ofrezco” y que solía pronunciarse al brindar; es el momento de una celebración en el que los invitados levantan y entrechocan las copas para manifestar buenos deseos.

Se piensa que el acto de brindar se originó en el siglo 4º antes de la Era Común, en la antigua Roma, en la cual tanto anfitriones como invitados, chocaban fuertemente sus copas, de tal manera que, el líquido de una copa pasaba a la otra; así se demostraba que ninguno de los anfitriones, en acto de “buena fe”, deseaba envenenar al otro, ya que los dos, al beber de lo mismo, compartirían la sustancia, y ambos morirían.

También se dice que, en los grandes banquetes y convites de la misma época, el anfitrión estaba obligado a alzar su copa y tomar un trago, de igual manera, para demostrar que aquella, era una buena bebida.

Una tercera versión que relaciona el brindis con esta época cuenta que tanto los romanos como los griegos, en los grandes banquetes y fiestas, solían levantar y golpear sus copas para llamar la atención de los sirvientes,  para que les sirvieran de nuevo más bebida.

Otra leyenda ubica el origen del término, al siglo 16 de la Era Común, cuando Carlos 5º celebraba la victoria sobre Roma,  un 6 de Mayo de 1527, donde, sus tropas, saquean a Roma; gracias a un escrito de  Alfonso de Valdés (1), Secretario del Emperador, que se tituló Diálogo de las cosas acaecidas en Roma en la cual un caballero de la corte del Emperador, denominado Lactancio, es capaz de convencer el Arcediano del Viso, exime al Emperador de cualquier tipo de culpa en ese acto, y que había sido Dios quien lo permitió, por el bien de la cristiandad.

La historia cuenta entonces, que los mandos militares, ante la victoria, llenaron sus copas de vino, las alzaron al frente y dijeron la frase anteriormente citada: “bring dirs”, yo te lo ofrezco, y, es este hecho, el que ha dado lugar a la tradición de brindar cuando se celebra algo.

Hay una cuarta versión, que es menos conocida, y la relata el “Manual internacional de la cultura del alcohol o The International Handbook on Alcohol and Culture, como se conoce en inglés, donde los chinos, en las dinastías Hans, Song, ya el ofrecer alcohol a los novios, antes de casarse, era una costumbre muy bien aceptada; entre los mongoles, los casamenteros, hacían brindar por separado, a cada uno de los miembros de la familia de la novia y la aceptación del vino, era señal de que era bien aceptado este compromiso.

En esta parte del mundo, entre los años 1066 a 256 antes de la era común, era costumbre que se dieran extensas jornadas en las que se bebía licor, acompañado por poesías, cantos y bailes: los huéspedes solían ofrecer un “brindis” con canciones, al más viejo de los anfitriones, mientras lo acompañaba con la bebida y la comida, y seguidamente, el anfitrión contestaba con otra canción y, así se involucraban todos los participantes del festín; y si se trataba de composiciones, había que intentar seguir el ritmo, la idea o la intención de la poesía o la canción: si se fallaba, había que tomar un gran sorbo de alcohol, lo más rápido posible.

Confucio, tiempo después implantó algunas restricciones sobre ello, aduciendo que si había que consumir licor, pero con moderación, porque “armonizaba la sangre y el corazón” mientras que el exceso es mal visto.

También refiere este libro que en la época de la Dinastía Jin (AD 245 – 420), todas las reuniones de amigos había que celebrarlas con licor: quien no tuviera dinero, tenía que vender su cabello al fabricante de pelucas, para poder beber

Es costumbre, en el mundo occidental, a la hora de brindar, decir alguna palabra o expresión como salud, cheers, toast, proischt, saude, salute, santé; entre los judíos y los filipinos, por ejemplo, el brindis cambia a “por la vida”, y entre chinos, vietnamitas, coreanos y japoneses, la traducción sería “vaciar la copa”.

La costumbre de utilizar la palabra “salud” con el brindis tiene también varios orígenes: uno de ellos tiene que ver con la creencia que la bebida (alcohólica) que utilizaban, tenía espíritus y a ellos había que pedirles por la salud.

Otra de las explicaciones está basada en el hecho que, al hacer las grandes comilonas, por no haber sistema que permitiera refrigerar los alimentos, ellos rápidamente se descomponían pero, tomando alguna bebida alcohólica antes de ello, evitaban que la fermentación de los alimentos les produjera algún tipo de malestar gástrico.

En los países anglosajones y más específicamente para las fiestas del christmas, a menudo se suele brindar metiendo una tostada en la copa. Es por ello que en inglés, toast significa tanto “brindis” como “tostada”.

Como anécdotas relacionadas con el brindis, encontramos las siguientes:

  • En Brasil nunca se brinda con una bebida no alcohólica, puesto dicen que eso trae pobreza.
  • En México se dice que si uno brinda con agua, la persona que lo haga tendrá 7 años sin orgasmos.
  • En el Reino Unido, el que brinda con agua tendrá sepultura en la misma.

 

Estamos, según nuestros sabios, en el mes más alegre del calendario judío; el día de hoy estamos también próximos a celebrar la fiesta de Purim: fiesta que nos simboliza un momento o un tiempo para dar regalos a los amigos, donaciones a los necesitados, por lo tanto celebremos, que sea un motivo para brindar y digamos lejaim, aunque llegamos al momento que decimos “ad she lo yadá” pero en todo caso,  agradeciendo al Todopoderoso, HaKadosh Baruj Hu,  por la oportunidad de estar vivos y llegar a esta fecha.

Lejaim — por la vida.

 

 

(1)    Escritor y secretario de cartas latinas del emperador Carlos 5º, regidor la ciudad de Cuenca, descendiente de familia judía conversa, donde su tío materno, Fernando de la Barrera, capellán de la iglesia de San Salvador de Cuenca, la Inquisición lo acusó de ser judío relapso, lo procesó en 1491, al igual que  su padre y su hermano mayor, Andrés, fueron procesaron años más tarde por “fautoría de herejes”, es decir por oponerse al actuación del Santo Oficio.

PorMax Stroh Kaufman

Forma de vestirse

Forma de vestirse (En el judaísmo)

¿Aplicará el refrán que dice: “aunque la mona se vista de seda, mona se queda?”

Al buscar alguna explicación a este refrán encontramos la siguiente definición en el Wickyctionary ® a lo siguiente: Alude a la característica imitadora de los monos, e indica la banalidad de disfrazar la naturaleza de las personas ya que, a la larga, se descubre. Se aplica a los que tras mejorar en su condición humana e incluso ascender económica o socialmente, no por ello puede ocultar sus defectos o sus orígenes humildes.

La parashá de esta semana habla de las prendas que utilizan los sacerdotes de la siguiente manera:

28:2-4 Y harás vestiduras de santidad para Aarón tu hermano, para honra y hermosura. Y tú hablarás a todos los sabios de corazón a quienes Yo he llenado de espíritu de sabiduría, para que hagan las vestiduras de Aarón para consagrarlo, a fin de que él me sirva como sacerdote. Y éstas son las vestiduras que han de hacer: un pectoral, y un efod, y un manto, y una túnica de cavidades, una tiara y un cinto. Y harán vestiduras de santidad para Aarón, tu hermano, y sus hijos, para servirme como sacerdotes
Veasíta bigdéi kódesh le Aharón ajíja lejavód uletifáret Veatá tedabér el kol jajméi lev asher miletív rúaj jojmá veasú et bigdéi Aharón lekadeshó lejahanó li. Veéle habegadím asher yaasú jóshen veefód umeíl ujtónet tashbétz mitznéfet veavnét veasú bigdéi kódesh le Aharón ajíja ulebanáv lejahanó li.

Podríamos preguntarnos, ¿Es que vestirse como sacerdote, lo hace ser sacerdote?

Si tomamos esta vestimenta ordenada por HaShem, podemos darnos cuenta que cumple, en un principio, una función: IDENTIFICAR: esto es un equivalente a un militar vestido de su camuflado, o un médico con su uniforme, o la ropa blanca que usualmente identifica a las enfermeras en un hospital, o aquella vestimenta que también nos muestra quien es un “clown, mimo o payaso”

Sin embargo, la parashá nos habla de una gran cantidad de detalles que hay al respecto de esta vestimenta: ¿Es esto importante y por qué? Si es muy importante, porque, cuando una persona está ocupada en el servicio del Señor, él o ella debe estar vestida de una manera que corresponda a esa función, mostrándose a sí mismo, una imagen de orgullo y dignidad, por la labor que está efectuando, y de una manera o de otra, ello nos lleva también a ser conscientes de nuestra apariencia física: entonces, hay que vestirse de una manera digna, que refuerce nuestro sentido de las tareas importantes que estamos realizando.

Pregunta: ¿Alguno de nosotros se sentiría cómodo al llegar a una consulta médica y encontrar al profesional con aspecto sucio, despeinado, uniforme mal planchado, manchado y roto, descalzo, con mal aliento, con ojeras de no haber podido dormir durante mucho tiempo? ¡Muy probablemente NO!

El propio Talmud (Sabat114a) condena severamente a las personas que, en cargos públicos religiosos, visten descuidadamente, y que por lo tanto proyectar una falta de dignidad.

Hay cierta diferencia, cierta responsabilidad que hay que dejar marcada y por ello la importancia de la prenda.

Curiosamente, también en la Meguilá de Ester, nuestros personajes principales, Mordejai y Ester, nos enseñan a vestirnos adecuadamente, según la ocasión:

  • 4:1-2 Cuando Mordejai se enteró de todo lo que había pasado rompió sus ropas y se vistió de tela de saco y se cubrió de cenizas. Él salió por medio de la ciudad, y lloró profunda y amargamente. Él tuvo que detenerse enfrente de la entrada del palacio del rey, puesto que a nadie le era permitido entrar por la puerta del palacio del rey vistiendo ropa de saco.
  • 5:1-2 Tres días después, Esther se vistió con sus ropas reales y se paró en el atrio interior del palacio del rey. Se puso enfrente de la habitación real donde el rey se encontraba sentado en su trono, frente a la entrada donde Esther se encontraba parada. Cuando el rey vio a Esther parada en la entrada, a él le complació. El apuntó hacia Esther el cetro de oro que estaba en su mano, y Esther se acercó y tocó la punta del cetro.
  • 6:7-9 Entonces Hamán dijo al rey: “Esto es lo que debe hacérsele al hombre a quien el rey quiere honrar”. “Hagan traer un traje real que el rey haya usado y el caballo que el rey mismo haya montado, y que le pongan la corona real sobre su cabeza”.  “El vestido y el caballo deben dársele a uno de los más altos oficiales del rey;  él deberá vestir al hombre a quien el rey quiere honrar y debe llevarlo a pasear a caballo a través de la plaza de la ciudad y que anuncie delante de él: “Esto es lo que se le debe hacer al hombre que el rey quiere honrar”.
  • 8:15-16 Mordejai salió de la presencia del Rey vestido de traje real, color azul celeste y blanco, con una gran corona de oro y con un fino manto de lino y lana morada. Entonces la ciudad de Shushán se alegró y regocijó. Los judíos tuvieron luz y regocijo y gozo y honra.

La Torá es enfática en que la vestimenta sea digna: entonces, ¿sería correcto que cuando recibimos una invitación a un evento en el cual nos resaltan “black tie” nos presentáramos en pantalón corto, arrastraderas y camisa sin mangas?

Por supuesto que NO.

Además, nuestros sabios nos enseñan que, cuando el pueblo judío sufre, la ropa misma que nuestros líderes llevan, expresa nuestro sufrimiento. Por otro lado, cuando el pueblo judío celebra su redención, ella se plasma en las prendas de vestir a los líderes optan por usar, como lo vimos en el ejemplo de Mordejai.

Por consiguiente, el sacerdote, en el caso de la Parashá, Aharón y sus hijos requieren de una vestimenta “ostentosa” es porque van a presentarse ante “El Rey de Reyes”, en el lugar santísimo, en nombre de TODO EL PUEBLO.

Para poderlo hacer, requirió de unos atributos especiales que lo hicieron merecedor del título de Kohen Gadol, como cualquiera que estudie una maestría o un doctorado y pueda ufanarse de ser llamado DOCTOR y actuar de acuerdo con su responsabilidad y, por ello también influye su vestimenta, por lo cual, aplicaría el refrán que mencionamos desde un comienzo: la mona, aunque se vista de seda, mona se queda…puesto que vestirse de Doctor no significa que lo sea… como tampoco hace que asuma su responsabilidad.

Hay otro párrafo en la Torá que nos indica vestir adecuadamente y que son compatibles con la parashá, como con lo que nos enseña la Meguilá:

Kohelet /Eclesiastés 9:7-8 Anda, come tu pan con gozo y bebe tu vino con alegre corazón, porque tus obras ya son agradables a Adonai. Que en todo tiempo sean blancos tus vestidos y nunca falte perfume sobre tu cabeza.

Lej ejól beshimjá lajméja ushté belév tov yenéja ki kvar rotzé Elohéihem et maaséja. Bejol et yiyú bigdéja lebaním veshémen al roshéja el yejsar.

Donde, nuestra ropa, que es la manifestación externa de nuestra dignidad humana, debe ser siempre “recién lavada” – o para traducir el hebreo literalmente, “siempre blanca”, pero, lo más importante es, que hay que usarlos con la misma dignidad y humildad con que Aharón y sus hijos llevaron sus vestiduras sagradas. Esto es una lección no sólo para Purim, sino para todo el año, toda la vida.

 

Producido por 321judaismo.com

22 de febrero de 2013 – 12 de Adar de 5773

PorMax Stroh Kaufman

Cristobal Colon, el judaismo y su identidad

Cristóbal Colón, el judaismo y su identidad judía

Publicado en Visión Judía 51, octubre de 2006.                         Por: Jane Bichmacher de Glasman

El 12 de octubre de 1492, el genovés Cristóbal Colón descubrió América. La frase, tal cual nos fue enseñada desde nuestra infancia, posiblemente representa una sucesión de errores. Recientes descubrimientos revelan que el continente americano había recibido visitantes en el pasado (de origen fenicio y chino), que Colón no era italiano… ¡y que ni siquiera ése era su nombre!
El año 1492 divide en dos a la historia en general y a la judía en particular. El viaje a las Américas coincide con la expulsión de los judíos de España. La polémica comienza con respecto a la cercanía de estos dos eventos tan relevantes (su flota zarpó dos días después del plazo establecido por los monarcas para que los judíos abandonen el reino). La discusión toma color, de la mano del historiador Mascarenhas Barreto, en su libro El Portugués Cristóbal Colón, Agente Secreto del Rey Don Juan II en el cual afirma que el descubridor era portugués y judío.
Colón conocía las lenguas clásicas (mantenía un diario en latín y otro en griego) y el hebreo; no escribía italiano, sino portuñol. Dominaba el antiguo testamento, además de escribír en un estilo bíblico. Un cristiano de su época, no tendría este conocimiento específico. En una de sus cartas figuran las iniciales de Baruj Hashem, B“H (como yo escribo en todos mis escritos, debido a mi formación religiosa).
Colón vivía entre judíos, tenía amigos y maestros judíos. La navegación era enseñada en academias judías, y los primeros navegadores fueron judíos y árabes. El viaje de Colón fue patrocinado por judíos entre ellos, EL RABINO ABRAHAM SACUTO, quien le regaló el sextante que utilizó para viajar y DON ISAAC ABRABANEL, CONSEJERO DE LA REINA–y no por los monarcas, como dicen. Es sabido que Colón viajó junto con muchos cristianos nuevos.
Segundo Oscar Villar Serrano, en su libro Cristóbal Colón: el secreto mejor guardado, presenta la correspondencia mantenida entre Colón y su hijo Fernando, la cual brinda contundentes pruebas acerca del origen del navegante. Las cartas eran fechadas con letras hebreas y las despedidas eran bendiciones judías. Colón recomendaba a su hijo que delante del pueblo se comportase como mandaba la ley canónica, “más entre nosotros, tenemos que conservar nuestras costumbres” (sic).
El hermano de Cristóbal Colón, fue quemado en Valencia en 1943 por judaizar. Curiosamente, fue la propia iglesia la que propuso canonizar al descubridor de América por haber cristianizado a los indígenas, pero desistieron de la idea al saber que el mismo era de origen judío.
Es posible que Cristóbal Colón sea el mismo Salvador Fernandes Zarco, noble ilegítimo, natural de la villa alentejana de Cuba en Portugal, nieto de Juan Gonsalves Zarco, navegador portugués de ascendencia judía –esto explicaría los nombres con que bautizó a las islas (San Salvador y Cuba).
Descifrando la misteriosa escritura críptica de 27 signos con que Colón escribía su nombre, Barreto acredita haber develado la mística judía presente en el nombre e identidad del navegador.
Con este objetivo, el investigador utilizó el método de lectura en espejo, de acuerdo al cual el punto y la coma pueden significar, en español antiguo, Colón y en hebreo Zarco.
Para Mascarenhas Barreto, el significado en latín de la firma es: Fernandus, ensife copiae Pacis Juliae de Beja e Isabel Sciarra Camarae, mea soboles Cubae sunt que significa: Fernando, duque de Beja, e Isabel Sciarra de la Cámara, son mis padres, provenientes de Cuba.
José Rodríguez de los Santos, autor de Codex 632, comenta que la firma del navegante era contradictoria, poseía mensaje católicos en latín y a su vez mensajes en hebreo.
Leyendo la firma en forma regular, obtenemos: S S A S X M Y e Cristófenes (Cristoval en griego).
Es posible leer la frase como Santo Santo Santísimo Santo, y del centro hacia arriba interpretar: XS = cristo; MAS = Mesías; YS= Jesús. Lo que sería una firma bien católica normal.
Podemos, sin embargo, leer una firma hebrea “escondida” en el mismo texto: Sha-dai, Sha-dai, Ad-nay, Sha-dai Shemá (nombre/atributos de Dios y la profesión de la fe judía).
Asimismo, es posible interpretar XMY como shmí= mi nombre, en hebreo. Leyendo de izquierda a derecha, como en hebreo, YMX= Ymax (le-se imar) = sea borrado. YMX XMY = Ymach Shmí = ¿que mi nombre sea borrado? ¿Qué nombre?
Se lee en la línea de abajo: Xpoferens, que viene a ser Cristo, y ningún judío se llama Cristo. ¡Entonces él estaría renegando su nombre!
Más aún, usando el sistema de inversión XMY se torna XWY formando Ymah Shmo Wezicrhó (que su nombre y su memoria sean borradas). De esta forma, a través de su firma, Colón niega su identidad católica y revela su origen judío…

321judaismo.com  ——- 18 de febrero de 2013 ——– 08 de adar de 5773

PorMax Stroh Kaufman

Trescientos

TRESCIENTOS

Gracias a la bendición del Todopoderoso, hemos llegado a la publicación de nuestro artículo número trescientos: también gracias a la bendición de HaKadosh Baruj Hu, ustedes, nuestros lectores que nos siguen a través del ciberespacio, cuentan con una pequeña pero creciente muestra, de lo que es el judaísmo visto con los ojos de las generaciones actuales, sin buscar imposiciones forzosas, pero si tratando de demostrar el porqué y el cómo se suceden las cosas y queriendo que el conocimiento sea “gratuito y libre” para todos aquellos hijos de Adonai (o hijos de Israel) quienes consideran el judaísmo como parte de su identidad; hoy en día hay muchos que utilizan este conocimiento para engañar, como lo revelan otras páginas con orientaciones seudo-judías, pero como manifiesta el refrán popular “El Eterno está delante de todo” y Él se encargará de juzgar (no castigar) a cada uno, por sus acciones.

Trescientos está representado, en hebreo, por la letra shin, la cual tiene una forma de tres vav, unidas, cada una con una yud en la cima, elevándose desde un punto básico común. La shin es el símbolo de simetría y, tiene forma de la llama.

Dicen los cabalistas (1) que hay dos tipos de Shin, una con tres cabezas, y otra con cuatro cabezas; la primera de ellas, se relaciona con el mundo actual, en la que se revela lo inmutable, lo potencial y lo cambiante y, la segunda, con el Olám Habá, el mundo por venir. Cuando la sin tiene las tres cabezas, o las tres vav, ellas representan a los tres Patriarcas; por otro lado las cuatro vav representan, a su vez, a las 4 Matriarcas.

También dicen los cabalistas que la letra shin significa Un año; cambio; un diente; escarlata; serenidad; dormir; enseñar; dos; profundo; antiguo; virrey; que simboliza la estación del Verano; está representada por el amor que se expresa de modo ardiente, y es el Arquetipo del Mashiaj ben Yoséf.

Encontramos el número 300 en el Tanaj, como los Trescientos soldados de Guideón (2); trescientas flechas atravesaron al Rey Yoshiahu y, trescientos años Israel hizo idolatría en los días de los Jueces, y 300 las concubinas del rey Shlomo…

Otro de los significados de shin es “shinúi” que significa “cambio” lo que es en cierta manera uno de los ideales de nuestra existencia: el cambio en la posibilidad de que el conocimiento del judaísmo se expanda, sea “gratuito y libre” y no del dominio de unos pocos, como lo mencionamos previamente, porque cuando hay conocimiento, es allí donde se producen los cambios; empiezan los cuestionamientos, los “por qué” y se abre la mente y se dejan de seguir patrones de comportamiento errados especialmente en lo que tiene que ver con el judaísmo, el cual no es tan malo como lo han querido hacer ver a través de los tiempos, las diferentes instituciones que constantemente lo atacan…

Nota de la redacción: para aquellos creyentes en las palabras escritas en los libros denominados nuevo testamento, el número 300 también está descrito como “300 son los denarios que costaba el perfume que le derramaron a Jesús antes de morir”

 

(1)     http://www.dimensiones.org/canales/topicos/Letras%20Hebreas/21%20shin.htm

(2)     Jueces / Shoftim 7:6-7 El número de los que lamieron llevándose el agua a la boca con la mano fue de trescientos hombres; el resto del pueblo dobló sus rodillas para beber las aguas. Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré y entregaré a los madianitas en tus manos; váyase toda la demás gente cada uno a su lugar.

 

321judaismo.com – 18 de febrero de 2013 —— 08 de adar de 5773

PorMax Stroh Kaufman

Menujat hanefesh

PAZ INTERIOR – MENUJAT HANEFESH

El término Menujat Hanefesh, literalmente traducido como el descanso del alma, o el alma que descansa, un alma tranquila, no existen palabras que logren aclarar la complejidad de sus significado, el cual, en pocas palabras, es un estado mental de tranquilidad o paz interior, que nos capacita para desarrollar relaciones que son profundamente significativas y satisfactorias y, en la medida que cultivemos Menujat Hanefesh en nuestras vidas, estaremos aprendiendo a alcanzar un estado mental  en el cual habrá claridad, tranquilidad, y seguridad.

Bajo otras denominaciones, el concepto de la paz interior o menujat nefesh  se conoce como Shanti, para el budismo

El principio de menujá está basado en siglos de sabiduría del Jazal las cuales enseñan cómo adquirir el don de transformación la capacidad mejorar la vida, traer armonía, en la medida que se profundiza en el compromiso con Hashem. Cuando se aprende a integrar menujat hanefesh en la forma de pensar, se podrá llevar una vida más sana y plena. Menujat hanefesh ofrece soluciones a muchos de los problemas de la vida y es la clave para vivir una vida de alegría.

Menujat Hanefesh es un estado de ánimo donde nuestros pensamientos, nuestras funciones  físicas, fisiológicas, emocionales y cognitivas; nuestros sentimientos, y nuestro comportamiento, todos ellos, funcionan en sincronía exquisita. El resultado es un elevado sentido de paz interior, seguridad y bienestar. Todo esto, guiado por nuestro núcleo interno de discernimiento espiritual y la conciencia, nuestra neshamá, nuestra alma. Es nuestra alma la que entiende nuestras necesidades más profundas; es la esencia de lo que somos en nuestra profunda experiencia del yo y la que nos guía para crear una relación con nosotros mismos y nuestros semejantes. Menujat Hanefesh es un estado de ánimo en el que entendemos el verdadero lenguaje del alma.

A medida que experimentamos una sensación interna de seguridad y equilibrio en todas las dimensiones de nuestro ser, el mundo de lo superficial se vuelve transparente y ridículo. Aprendemos a calmar nuestros temores, calmar la agitación, frenar el acelerado corazón y calmar el estómago en el caos porque vemos lo que es realmente importante.

Sin embargo, aún más que la sensación de tranquilidad, podemos ver en nuestro propio corazón al corazón de la personas que nos rodean. El rey Salomón expresó este sentimiento en Proverbios (27:19): “Como en el agua el rostro refleja el rostro, así el corazón del hombre por el hombre.”

Menujat Hanefesh es el medio  que nos permite avanzar y construir, y evita estar paralizados y atrapado en las arenas movedizas de la frustración y la decepción tan común en el ritual de la vida de hoy.

La buena noticia es que Menujat Hanefesh no es ajeno a lo que somos. Es parte de nuestro ADN humano. Ya reside dentro de cada uno de nosotros, sólo tenemos que buscar este estado óptimo de la mente que nuestro Creador ha implantado en nosotros.

¿Cómo lograr el Menujat Hanefesh?

¿Cómo podemos descubrir nuestro Menujat Hanefesh?

Debido a que este estado nos permite apreciar el sinfín de regalos que El Todopoderoso nos regala a cada instante de nuestras vidas, el aprender a transformar nuestros pensamientos, sentimientos inquietantes y patrones negativos de la vida, en experiencias positivas y estimulantes, son las guias que nuestros Sabios nos brindan para desarrollar Menujat HaNefesh. Aunque existen innumerables formas descritas por ellos, aquí se relacionan tres principios básicos para lograr Menujat HaNefesh en la vida personal:

1. Descubra la menuja en el día de reposo.

Shabat es un programa semanal de 25 horas de spa para disfrutar de la esencia de Menujat Hanefesh. Nuestros Sabios nos dicen que cuando Hashem creó el primer Shabat, trajo menuja, la tranquilidad, al mundo. A través de Shabat, se aprenderá a cultivar un estado menujat Hanefesh de la mente. Aquí están algunas sugerencias para disfrutar de la menuja de Shabat:

• Desconectarse / Desenchufarse. Shabat es un momento para volver a casa, a tu alma. Así que una de las condiciones es estar desconectados de todo tipo de tecnología para liberar la mente y para volver a un estado natural tranquilo y seguro.

• Compartir. La experiencia de la menuja de Shabat a través de compartir las comidas relajadas e inspiradas con los demás.

• Medite. Dé un paseo tranquilo y sin prisas sábado a meditar sobre su vida, lo que le enseñará y permitirá alcanzar sus objetivos de vida.

2º paso: Tomar conciencia de que nos da la vida en cada momento.

Nosotros no tenemos que ser prisioneros de nuestros pensamientos negativos o sentimientos acerca de nosotros mismos ni a nadie. La verdadera belleza de nuestra creencia en un Dios amoroso es, que nunca, Hashem nos abandonará a pesar de que nuestro estado de ánimo se encuentre atribulado. Él siempre nos está esperando para ayudarnos a transformar nuestro momento a momento, nuestro día a día en una experiencia de vida positiva que nos permite descubrir lo que somos, quienes son nuestros compañeros y cómo crear junto con ellos, una relación profunda y significativa. Esto lo logramos a través de la oración y mediante el cultivo de la conciencia de la presencia de los regalos de vida que nos da Hashem, en cada momento.

El rey David lo expresa elocuentemente en los Salmos (30:6): “En la noche nos acostamos llorando, y por la mañana hay un grito de alegría.” En cualquier relación, incluso aquellas con una gran promesa, hay momentos en los que nos enfocamos en los defectos, nos sentimos desesperados y queremos alejarnos. Tenemos que calmar nuestros pensamientos y sentimientos negativos y aprender a ser paciente hasta que pase la tormenta. Cada uno de nosotros puede lograr esto, al recordar este Salmo, utilizándolo como una breve oración, o dando un paseo, solo, recordando cada momento, de lo que se sintió duranteesta conexión.

3º paso: Cultivar una “mente menujá”.

Extender la menuja de Shabat a su semana. Dedique tiempo cada día para meditar sobre lo que es realmente importante en la vida. Apague su tecnología en estos momentos, para que puedas estar a solas con El Todopoderoso, y con uno mismo. Entonces notaremos acerca del valor real de sus relaciones más cercanas que son el eje para nuestras vida.

Si tenemos menujat hanefesh, todos los desafíos diarios y  la calidad de nuestras vidas en todas nuestras esferas, serán pacíficas.

Si logramos menujat hanefesh, permitimos a otros – especialmente a nuestros cónyuges e hijos para lograr en ellos, también, menujat hanefesh. Por lo tanto, la Torá, debe ser el aliado número 1 para fomentar menujat hanefesh: es decir, un equilibrio armónico entre nuestras necesidades físicas y nuestras aspiraciones espirituales.

La falta de menujat hanefesh conduce a la discordia dentro de la casa. Discutir es una expresión externa de la falta de perfección personal – shleimut. Nuestra vida interior, espiritual afecta nuestro comportamiento. Además, mucho más de lo que pensamos o de lo que nos gustaría admitir, nuestro estado emocional determina nuestras relaciones familiares y sociales. Así, una de las metas más importantes en la vida es lograr menujat hanefesh.

 

321judaismo.com

16 de febrero de 2013 – 06 de Adar de 5773