Monthly Archive julio 2013

PorMax Stroh Kaufman

Erelim Angeles

Erelim o angeles en el judaismo

Este es la continuación de nuestra serie de estudios sobre los angeles. Este es el tercer lugar en orden ascendente.

UN Arel, más comúnmente conocido con el nombre en plural de “Erelim“, pertenece al rango de ángeles de la mitología Judío-cristiana. Este nombre podría significar “los valientes/ los de mucho coraje”. Ellos están generalmente clasificados como el tercer rango más alto de las criaturas divinas / ángeles por debajo de Di-s.  Su existencia se basa en lo que se describe en Yeshaia / Isaias 33:7 que dice: He aquí los valientes  [erelam] clamarán, los ángeles de paz llorarán amargamente.

Los Erelim son los ángeles que están relacionados con la sefirá de la Bina (de entendimiento)

El Arel, o más específicamente, los erelim, son nombrados en varias esferas del misticismo moderno: una de ellas, por ejemplo, hecha por Maimónides en Hiljot Yesodei haTorá 2:7, en donde los nombra y los estratifica; en otra, las autoridades les atribuyen  un sinnúmero de funciones que se superponen: y en una tercera, algunos cabalistas afirman que  los Erelim fueron testigos de la humillación de la Shejiná, y esto la han dejado plasmado en el Zohar Bereshit, Sección 1, página 182 b, analizando lo que está escrito en el versículo 52:14, de libro de Isaías, en el que dice: “Como se asombraron de ti muchos pues de tal manera estaba desfigurada su apariencia, que su aspecto no parecía el de un ser humano,” , esto se interpreta de la siguiente manera: cuando el Templo fue destruido, la Shejiná fue enviada al exilio y, fue tan grande su tristeza que no sólo lloraron amargamente por estar en tierras extrañas, sino también por la reacción tan severa de la Shejiná, que se le desfiguró su rostro.

A propósito del llanto y las reacciones de los Erelim está escrito en Isaías 33:7:”He aquí que sus embajadores darán voces afuera; los mensajeros de paz llorarán amargamente”. Hen Erelam tzaakú jútza Malajéim shalóm mar yivjabúm.

Otra de las funciones que los cabalistas describen en los Erelim, es que ellos tienen la responsabilidad de recoger las almas de los justos cuando mueren. Así, encontramos en el relato de la muerte del rabino Juda haNasi, durante el cual los sabios intentaron mantenerlo con vida a través de la oración continua, sin embargo, sus discípulos finalmente admiten su derrota, diciendo: “Tanto los erelim como los mortales estuvimos sosteniendo el Arca Sagrada [Rabino Judá], pero los ángeles superaron a los mortales, por lo cual, el Arca Sagrada ha sido capturada “(Ketubot 104a)

También se asocian con la vida. En el Midrash Konen, son los angeles descritos como los genios del follaje, impulsando el crecimiento de la plantas (2:25) y para algunos grupos de estudiosos, a este tipo de angeles se les conoce como “los Jardineros”.

Existe una relación etimológica entre los Arelim y el angel Ariel. Ariel es el nombre de uno de ellos,  que se deriva del hebreo ???????? “León o Felinidad de Di-s”. Este Ariel es también conocido por algunos como el angel de las curaciones y los nuevos comienzos.

Otro de los angeles de este tipo es Tzafkiel, a quien se le atribuye su capitanía, y se llama el “Guardián del Conocimiento”,  o el “angel de la memoria”; s dice que por ello, es quien mantiene, entre los angeles, la memoria de todas las enseñanzas, toda la revelación divina, y todo lo que ha ocurrido en La creación de Dios, semejando, entre los hombres, el papel de un filósofo, sabio o un erudito.

Continuará

30 de julio de 2013 – 23 de Av de 5773

 

 

PorMax Stroh Kaufman

Serafim – Angeles

Serafim – Angeles

Retomando nuestra serie de angeles, queremos dar a conocer el nombre de algunos de los serafim (serafines) y sus funciones:

1.- Orfaniel: Su nombre traduce “el que recibe la luz directamente del rostro de Elohim. Dicen los cabalistas que es el angel encargado de vestir con ropajes blancas a las almas cuando están en el proceso de ser juzgados por sus actos terrenales

2.- Yofiel: Su nombre traduce “la belleza divina” Se dice que fue quien le enseñó a Moshé todos los misterios de la cábala y los textos de encantamiento en arameo,

3.- Hadraniel: Su nombre traduce “Majestuosidad divina.” Es un angel, cuyo oficio es ser el portero ubicado en la segunda puerta en el cielo. Según una leyenda Zohar, “cuando Hadraniel proclama la voluntad del Señor, su voz penetra a través de 200,000 firmamentos”,

4.- Janiel (Haniel): Su nombre traduce “La Gracia de Adonai”: Está descrito en algunos textos antiguos como el angel que transportó a Enoj a los cielos.

5.- Aniel: Se describe como uno de los guardias de la puerta del viento del oeste.

6.- Malkiel: Su nombre se traduce como “el rey divino.” Está descrito como el último en la clasificación de los diez angeles relacionado con las diez sefirot. También se dice que el está preparado para examinar los veredictos de quienes entran en la Corte del Rey para ser juzgados, Él es también uno de los guardianes en las puertas del viento del Sur.

7.- Shamashiel: Su nombre se traduce como “luz de día” o también como “poderoso sol de Elohim” Es el regidor del cuarto cielo y el príncipe del Paraíso, también ángel que guarda El Jardín del Edén. Se dice que él llevó a Moshé al Cielo. En el Zohar está escrito que él es la cabeza de 365 legiones de angeles. Él corona las oraciones y las acompaña en su ascenso al quinto cielo. En el libro de Henoj se dice que “enseñó a los hombres a interpretar los signos del sol.” De acuerdo con el Zohar se desempeñó como uno de los dos ayudantes principales de Uriel en su batalla.

8.- Kamuel: Su nombre se traduce como “Ayudante” o “Asamblea de Dios” El angel que está a las ventanas de los cielos, interviene como mediador entre las oraciones de Israel y los príncipes del 7º cielo y ayuda a modificar los escritos de quienes se han presentado ante la Corte del Rey para ser juzgados. Él es el jefe de los serafim y es uno de los angeles de las diez sefirot. Según el Apocalipsis de Moisés es (o era) el líder de los 12,000 angeles de la destrucción.

9.- Azriel: Su nombre se traduce como “A quien El Eterno ayuda” Es conocido como el ángel de la muerte, que se encuentra estacionado en las puertas del tercer Cielo, y se dice que para ello fue nombrado para que pudiera separar el cuerpo y el alma en la muerte. En la cábala se dice que de él dependen que los edictos que salen de la corte y tengan el sello de la muerte, pasen por la puerta apropiada.

10.- Pediel (Padiel): Su nombre se traduce como “a quien a El Eterno ofrece” y de su nombre deriva la palabra Pidión o redención; es también conocido en el misticismo judío, como el ángel de la liberación. De su función está escrito, “Que él asciende con un rezo y se convierte en un intercesor del hombre, señalando los méritos, que ha realizado en presencia del santo Rey”.

11.- Zahariel: Su nombre traduce “el recuerdo de Elohim.” Es un ángel con el dominio de la memoria y está relacionado con una de las sefirot. Se le aplica la función de ungir a todas las almas que ascienden que tienen una parte en el mundo por venir y son merecedoras de ascender.

12.- Kafsiel: En el Zohar, este angel, se sirve con Hizkiel como asistente principal de Gabriel cuando él lleva su estandarte en la batalla.

 

Publicado por 321judasmo.com el 24 de julio de 2013 – 17 de Av de 5773

PorMax Stroh Kaufman

Judaismo y Marihuana

JUDAISMO y MARIHUANA – cuarta parte

 

 

Para considerar los aspectos por los cuales no se debía consumir ninguna sustancia sicotrópica, sicoactiva o alucinógena, contamos en el judaísmo con La Halajá: ¿Qué es y en qué consiste la Halajá? Ella es una recopilación: es el concepto de normas que rigen la vida judía. Es la puesta en práctica de todos los preceptos que se encuentran en la Torá escrita y en las prescripciones rabínicas expuestas en el Talmud, consideradas como Torá oral, y complementado por lo que se llama “la responsa rabínica contemporánea”. La Halajá, es la que se preocupa de las necesidades animales y de los anhelos de un judío, como ser humano, y por ello, conforma un sistema de valores por el cual el judío debe regirse y que es válido cualesquiera sean las circunstancias imperantes, y en la medida que la ciencia va avanzando, la Halajá tiene la obligación también de irse pronunciarse en los diferentes temas, para que, al ir explorando nuestras fuentes, se obtengan las respuestas que tanto necesitamos. Porque es un hecho a considerar: de los 613 preceptos comandados por la Halajá o ley judía, 213 son de naturaleza médica, y desde los tiempos más antiguos la fe judía trato de suprimir las costumbres y las prácticas comunes a otros pueblos. Entonces, la literatura Halájica es útil para evaluar asuntos de ética en la medicina desde una perspectiva judía, como lo es la ley occidental que data de hace muchos siglos y que ha formado los precedentes para los casos en las cortes modernas.

Entonces: ¿Por qué hay que recurrir a las drogas sicoactivas?

Debemos considerar, en primer lugar, que hay una tendencia generalizada al uso de cualquier tipo de medicamentos, el cual puede llegar a ser hasta indiscriminado: este está relacionado cualquier alteración fisiológica del cuerpo que, aunque no termine en proceso patológico o enfermedad, hay que suprimirlo con medicamentos; lo anterior nos está indicando que esta necesidad ha generado un inmenso mercado y por consiguiente un importante flujo de capital que esta industria genera de muchos billones (biliardos) de dólares y, tráfico de influencias que genera la necesidad del poderío económico; si hablamos del aspecto de la tranquilidad espiritual que se genera con la sensación del “bienestar físico,” ello también constituye un empuje al crecimiento de la cada vez más enorme y poderosa industria farmacéutica, puesto que no es lo mismo sufrir de un “dolor de cabeza o un cólico estomacal” a la sensación de no tenerlos, por lo tanto, miles de millones de medicamentos son vendidos, a diario, con esta razón y ellos se adquieren, en un gran porcentaje, sin fórmula médica.

¿Qué pasa, cuando ya no es un cólico, sino una “presión generada por el entorno”? Este tipo de presiones son las que todo ser humano tiene, con respecto a su lugar de trabajo o estudio, al dinero que gana, a las personas con las que se relaciona, las metas que debe alcanzar, la ropa que debe vestir, cualquier inconveniente que no permita el desplazamiento ágil de un lugar a otro, etc.? El comportamiento humano, que es un conjunto de variables, va a procurar buscar lo que comúnmente se conoce como “escapes”; para nuestro tema, mencionaremos, el cigarrillo, el licor, y los medicamentos que permiten “cambiar el estado de ánimo”; en este concepto rondan los tranquilizantes, cualquiera que sea su origen y su mecanismo farmacológico y, por consiguiente, los sicoactivos o sicotrópicos (En alguna entrega futura se tocará el tema concerniente a los esteroides anabólicos); para los primeros, generalmente interviene un terapeuta relacionado con la salud que “estimulará” su consumo y para los segundos, los factores sociales son los determinantes para poder iniciar el uso de estas sustancias y, nuestra sociedad, caracterizada por un “afán consumista” permiten que, de preferencia los jóvenes, se involucren fácilmente en un círculo vicioso de querer adquirir cada vez más, lo que ciertos modelos imponen y si no lo logran, generan una sensación de “inseguridad y dependencia” que también debe ser llenada por algo: licor, cigarrillo y consumo de drogas. Por supuesto que no es la misma situación cuando alguien consume un medicamento ejemplo diacepan, para liberarse de la sensación de angustia y/o nervios, e incluso para poder conciliar el sueño, que una persona que busca en el alcohol “la forma de ahogar las penas” o incluso, el consumidor de cocaína; sin embargo, para las dos primeras situaciones, hay permisividad por parte de la sociedad: para la última, no. Tampoco puede compararse la adicción al café o al chocolate, con la de alguna de las sustancias sicoactivas, en nuestro caso, la marihuana; el chocolate cuenta con ingredientes como la teobromina, estimulante del sistema nervioso central que puede producir depresión o ansiedad, de la misma manera que cualquier otra sustancia  sico-estimulante. La pregunta que se genera es: ¿hay alguna diferencia en la estimulación entre uno y el otro? Y ¿Quién puede juzgar la diferencia? ¿Acaso, porque la estimulación por el chocolate es “involuntaria” es diferente? El problema radica en una posición netamente social donde el segundo tipo de estimulación puede deberse a “problemas de motivación y/o falta de metas”

Hay que considerar también el aspecto descrito en el siguiente enlace: http://www.rosarionet.com.ar/rnet/opinion/notas.vsp?nid=48744

“Se estima que 9 de cada 10 adultos mayores de 65 años en Argentina, toman psicofármacos. Es indudable que no todos lo necesitan.

Están sobreindicados, sobreconsumidos, por lo que se crea en las personas un hábito que termina siendo nocivo”. El presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA), Claudio Izaguirre, confirma esta tendencia, y subraya que en nuestro país también crece la adicción a los medicamentos por parte de los adultos mayores: algunos de ellos porque los utilizaron durante su juventud, y otros, con el fin de permanecer más tiempo cerca de sus nietos.

 

En el judaísmo hay  otros conceptos que debe tenerse en cuenta:

  • El hombre (Adam), fue creado “a imagen y semejanza de El Eterno”
  • Por haber sido creado como una sola unidad, el judaísmo considera que destruir una vida significa destruir a la creación completa.
  • El judío está obligado por la Torá a cuidar de su cuerpo porque es el sitio donde El Eterno “morará entre nosotros”. Esto lo podemos apreciar bajo el parrafo de la Torá que dice: “Solamente cuídate y cuida mucho tu vida…” (Devarim / Deuteronomio 4:9), por lo cual, todo aquello permitido que deba hacerse para cuidarse es menester de hacer, y todo aquello pernicioso debe ser evitado o rechazado.
  • Al judío no se le permite poner su vida en peligro a menos que requiera ser resguardada o para evitar mayor daño: en este caso, y de acuerdo al tratado Shabat 129b del Talmud, el hombre no debería practicar deportes de alto riesgo (parapentismo, automovilismo, etc.), como tampoco trabajos de alto riesgo (minero, limpiavidrios de rascacielos, etc.)
  • El judío sabe que la Torá le dice y le advierte como debe comportarse y actuar: Observaréis mis estatutos y mis ordenanzas, destinadas a hacer vivir al hombre (Vayikrá 18:5) así como también está escrito lo siguiente: He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyereis los mandamientos de Adonai vuestro Elohim, que yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Adonai vuestro Elohim, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy…(Devarim 11:26-28)
  • El judío, desde el momento que pidió, en la Torá, poder tener jueces y policías, tácitamente está aceptando las leyes de los lugares donde vive: es decir, que si en algún país está prohibido el consumo de estupefacientes, como tal lo debe aceptar
PorMax Stroh Kaufman

Parasha Vaetjanan

Parasha Vaetjanan 2013 (Deuteronomio 3:23-7:11)

¿Por qué el pueblo judío es tan pequeño?

Artículo original en inglés del rabino Lord Sacks publicado el 30 de julio del 2012 (proveniente de archivos varios / enseñanzas varias)

Hacia el final de la parashá Vaetjanán, nos encontramos con una declaración, con implicaciones de largo alcance que desafía la impresión de que ha prevalecido hasta ahora en la Torá, dando una nueva complexión a la imagen bíblica del pueblo de Israel:

El SEÑOR no puso su afecto en ti y os escogió por ser vosotros más numerosos que otro pueblo, pues eres el más insignificante de todos los pueblos. (Devarim /Deuteronomio 7:7)

Esto no corresponde a lo que habíamos escuchado, en el momento, de las palabras de la Torá. En Bereshit, El Eterno promete a los patriarcas, que sus descendientes serán como las estrellas del cielo, la arena en la orilla del mar, el polvo de la tierra, incontables. Abraham es el padre, no sólo de una nación, sino de muchos. A principios del Éxodo leemos acerca de cómo la familia del pacto, que suman un mero setenta cuando se fueron a Egipto, eran “una nación fértil y prolífica, y su población aumentó. Llegaron a ser tan numerosos que la tierra se llenó de ellos” (Shemot / Exodo 1:7).

Tres veces en el libro de Deuteronomio, Moshé describe a los israelitas como “tan numerosos como las estrellas del cielo” (1:10, 10:22, 28:62). El rey Shlómo habla de sí mismo como una persona que hace parte de “el pueblo que ha sido elegido, un gran pueblo, tan numeroso, que es imposible contarlo” (1 Reyes 3:8). El profeta Hoshea dice que “los hijos de Israel será como la arena del mar, que no se puede medir ni contar” (Hoshea 2:1).

En todos estos textos, el énfasis es el tamaño, la magnitud numérica, del pueblo a lo que se le hacía hincapié. Entonces, ¿qué vamos a hacer de las palabras de Moshé que nos hablan de su pequeñez? El Targum Yonatan interpreta esta frase no con relación a los números absolutos, sino a la propia imagen. Lo traduce no como “el menor de los pueblos”, sino como “el más modesto y humilde de los pueblos.” Para ello, Rashi da una lectura similar, citando las palabras de Abraham “Yo soy polvo y ceniza”, y las de Moshé y Aharón, que preguntaron: “¿Quiénes somos?”

Rashbam y Chizkuni dan una explicación más sencilla, aduciendo que Moshé está comparando a los israelitas con los siete países que se disputan en la tierra de Canaán / Israel. El Eterno da a los israelitas, la victoria, a pesar del hecho de que fueron superados en número por los habitantes locales.

Rabenu Bachya cita Maimónides, quien dice que hubiéramos esperado que El Todopoderoso, El Rey del universo, hubiera escogido a las naciones más numerosas del mundo como su pueblo, ya que, como est{a escrito, “La gloria del rey está en la multitud de pueblo” (Prov. 14:28).Sin embargo, El, no lo hizo. Por lo tanto Israel debe sentirse extraordinariamente bendecida ya que HaKadosh Baruj Hu, lo eligió, a pesar de su pequeñez, para ser su am segulá, su tesoro especial.

Rabenu Bachya se ve obligado a ofrecer una lectura más compleja para solucionar la contradicción de Moisés, en Deuteronomio, diciendo tanto que Israel “es el más pequeño de los pueblos” y a la vez “tantos como las estrellas del cielo.” Se convierte en un subjuntivo hipotético, que significa: El Eterno aún te habría elegido a ti, incluso si hubieras sido el más pequeño de los pueblos.

Sforno nos da una lectura simple y sencilla: HaShem no escogió a un pueblo en aras de ser honrado. Si lo hubiera hecho, sin duda, hubiera elegido un pueblo fuerte y numeroso. Su elección no tiene nada que ver con el honor, pero si mucho que ver con el amor. Amaba a los patriarcas por su disposición a escuchar su voz; es por ello que Él ama a sus hijos.

Sin embargo, hay algo en este verso que resuena a lo largo de gran parte de la historia judía. Históricamente, los Judios fueron y son un pequeño pueblo: hoy en día, menos de la quinta parte del uno por ciento de la población del mundo. Existen dos razones para esto. El primero es el alto precio tomado a través de los siglos por el exilio y la persecución directa de Judios asesinados en matanzas y pogromos, indirectamente por los que se convirtieron – en la España del siglo XV y del siglo XIX Europa – con el fin de evitar la persecución (trágicamente, aunque la conversión no hizo trabajo; el antisemitismo racial persistió en ambos casos). La población judía es una mera fracción de lo que podría haber sido, si no hubiera existido Adriano, ni las cruzadas, ni el antisemitismo.

La segunda razón es que los Judios no pretendían convertir a los demás. Si lo hubieran hecho habrían estado más cerca en número al cristianismo (2200 millones) o el Islam (1300 millones). De hecho Malbim hace la siguiente interpretación, con respecto a los israelitas que están a punto de entrar en una tierra con siete naciones, los hititas, los gergeseos, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos y jebuseos: Moshé hace la advertencia en contra los matrimonios mixtos con ellos, no por motivos raciales, sino por motivos religiosos, como está escrito: “Porque desviará a tu hijos de seguirme para servir a otros dioses.” Malbim interpreta el versículo como Moisés dijo a los israelitas: No justificar los matrimonios mixtos con el argumento que se aumentará el número de Judios. Dios no está interesado en los números.

Hubo un momento en que los Judios pudieron haber tratado de convertir a los demás (por cierto, hubo un caso en que lo hicieron. Los Hasmoneos, con el sacerdote-rey Juan Hircano I convirtieron, a la fuerza a los edomitas, conocidos como los Idumeos y Herodes era uno de ellos) . El período en cuestión fue, durante el Imperio Romano, en el primer siglo. El número de la población judía era de aproximadamente, el 10 por ciento del imperio, y había muchos romanos que admiraban los aspectos de su fe y su forma de vida. Las deidades paganas del mundo helenístico estaban perdiendo su atractivo y verosimilitud, y en todo el los centros del Mediterráneo, las personas estaban adoptando prácticas judías. Dos aspectos del judaísmo estaban en su camino: los mandamientos y la circuncisión. Al final, los judios decidieron no poner en peligro su modo de vida en aras de hacer conversos. Los helenistas que simpatizaban con el judaísmo, adoptaron entonces el cristianismo paulino en su lugar. Constantemente a lo largo de la historia, los judios han escogido ser fieles a sí mismos y seguir siendo un pueblo pequeño en cantidad, en lugar de hacer concesiones en aras de incrementar su número.

¿Por qué la providencia divina, de la elección humana, o ambos, hacen tanto énfasis en la gran pequeñez del pueblo judío? ¡Podría ser, sencillamente, que a través del pueblo judío que El Eterno le está diciendo a la humanidad que no tiene que ser numerosos como para ser grandes! Las naciones no son juzgadas por su tamaño, sino por su contribución a la herencia humana. De esto la prueba más convincente es que una nación tan pequeña como la judía puede producir un flujo siempre renovado de los profetas, sacerdotes, poetas, filósofos, sabios, comentaristas de halajá, codificadores, comentaristas en general, rabinos y jefes intelectuales de las yeshivot, y también producir algunos de los más grandes escritores del mundo, artistas, músicos, cineastas, académicos, intelectuales, médicos, abogados, empresarios y los innovadores tecnológicos. Fuera de toda proporción hay un gran número de Judios que podrían y se encuentran trabajando como abogados que luchan contra la injusticia, economistas que lo hacen contra la pobreza, medicos haciendo lo suyo contra las enfermedades, y maestros luchando en contra de la ignorancia.

No es necesario de cifras para agrandar los horizontes espirituales y morales de la humanidad. Se necesita de otras cosas en conjunto: un sentido del valor y la dignidad del individuo; del poder y las posibilidades humanas para lograr transformar el mundo; de la importancia de dar a todos, la mejor educación que se puede tener; de hacer que cada uno de nosotros nos sintamos parte de una responsabilidad colectiva en la búsqueda del mejoramiento de la condición humana, y, la voluntad de tener altos ideales para ponerlos en práctica en el mundo real, completamente lleno de decepciones y derrotas.

En ninguna parte es esto más evidente hoy en día, que en el pueblo de Israel ,en el Estado de Israel: calumniado en los medios y ridiculizado por buena parte del mundo, y aún así, año tras año, la producción de milagros humanos en la medicina, la agricultura, la tecnología, las artes, es como si la palabra “imposible” no existiera en el idioma hebreo. Cuando, por lo tanto, nos sentimos temerosos y deprimidos por la situación de Israel, vale la pena volver a las palabras de Moshé: “El Señor no puso su afecto en ti y te escogió por ser ustedes más numerosos que otro pueblos, pues son el más pequeño de todos los pueblos “.

¿Pequeño? Sí. Aún rodeado, como los israelitas de ese entonces, por ” naciones más grandes y más fuertes que tú.” Pero es que este pequeño pueblo, ha desafiado las leyes de la historia; ha sobrevivido a todos los grandes imperios del mundo, y todavía tiene un mensaje de esperanza para la humanidad. No es necesario que ser numeroso para ser grande. Si estamos abierto a un poder más grande que nosotros mismos, entonces nos convertiremos en algo más grande de lo que somos. Israel todavía hoy lleva ese mensaje al mundo.

 

 

Traducido al español para 321judaismo.com el 20 de julio de 2013

PorMax Stroh Kaufman

Mes de Av

Mes de Av

El mes  de Av, en el calendario hebreo, corresponde al quinto mes desde el punto de vista de la mención de la Torá, como está mencionado, por ejemplo, en Bamidbar/Números 33:8 (1),  a partir del mes de Nisan, y el undécimo mes en lo que tiene que ver con la cuenta de los años a partir de la aparición de Adam, en la tierra.

Su nombre, Av, proviene del antiguo acadio, Avu, que significa cáñamo, cañas o juncos, que eran recolectadas y cosechadas por esta época, en el antiguo Babilonia.

Av es siempre un mes completo de 30 días, suele corresponder a los meses gregorianos de julio y/o agosto.

Su signo del Zodíaco es Leo, el rey de los animales; por haberse dicho de Israel que “he aquí que el pueblo se levanta como leona, se yergue como león” (Bamidbar /Números 23:24), y se levantará airoso como león de sus catástrofes. (2)

Este león, de acuerdo con las enseñanzas del Sefer Yetzirá, simboliza el poder supraracional de la voluntad Divina.

Representa la manifestación inicial de la voluntad del Todopoderoso de destruir (el Templo) fue en verdad con el puro objetivo de reconstruir (el Templo con todos sus significados y connotaciones espirituales, para Israel y el mundo entero) para la eternidad.

Otro de los nombres que recibe este mes es el de  “Menajem Av”, que hace referencia al consuelo que el pueblo judío recibirá por todos sus sufrimientos, recordados en este mes, cuando llegue el Mashíaj, que según la tradición, nacerá en el mes de Av.

También nos enseñan  nuestros sabios que, gracias a que tenemos que recordar los hechos catastróficos acontecidos durante el mes de Av, es la forma como nos preparamos y nos adelantamos hacia la preparación que exige el mes de Elul

Características del mes de Av

se escribe con las letras Alef y Bet, formando una palabra que,  literalmente significa  “padre” y se deriva de la raíz hebrea que significa “querer” o “desear”.

También, la palabra Av, mediante las letras alef y bet, representan las iniciales de los dos pueblos que destruyeron el primer y segundo Templo de Jerusalém: la alef se refiere a Edom (Roma), y la bet se refiere a Babel (Babilonia).

El mes de Av se caracteriza por exponer dos situaciones diametralmente opuestas:

El primero de ellos,  la tristeza extrema relacionada con los eventos trágicos relacionados con el 9 de Av; nos han enseñado nuestros sabios que, cuando comienza el mes de Av, y hasta el día 9, nos limitamos aún más nuestro regocijo en el que se acostumbra, entre otros, a no plantar árboles para dar sombra o para embellecer y dar aroma; a no iniciar ningún proyecto de construcción o de refacción en la casa que esté relacionado con lujo; está prohibido comprar, coser, y tejer prendas nuevas, incluso si la intención es estrenarlas luego de Tishá beAv; está prohibido también, lucir zapatos nuevos, como también existe la prohibición, para los adultos, de cortarse el cabello, y de cortar el cabello de sus hijos a partir del 17 de Tamuz; dependiendo de las costumbres, puede llegar a verse que esté prohibido lavarse, el cuerpo entero, aun con agua fría, como también está prohibido bañarse en una piscina, en un río, o en el mar.

 El segundo de ellos está relacionado con la alegría extrema, también, por los eventos acontecidos el 15 de Av: aquí sucedió que, se decreto, por El Eterno, el fin de la Mortandad en el Desierto (1274 AEC). Luego de 38 años de vagar por el desierto, finalmente terminó la mortandad, y una nueva generación de judíos se levantó lista para entrar a la Tierra Prometida.

Los otros elementos de felicidad que tienen que ver con esta fecha son: El Decreto de Casamientos Inter-Tribales es Anulado (siglo 13 AEC);  La Tribu de Binyamín es readmitida  (1228 AEC) ; Las Barricadas de Yeroboam son quitadas (574 AEC); Los Muertos de Betar son Sepultados (148 EC); Es el día para establecer matrimonios(3) y fue conocido como “El Día de Quebrar el Hacha” (4).      

Con respecto a estas fiestas del 15 de Av, dijo Rabi Shimón Ben Gamliel: «…No hubo días más alegres para el pueblo de Israel que el 15 de Av y Iom Hakipurim en que las jóvenes de Israel salen con sus vestidos blancos…». (Talmud; Taanit  26b).

Nos podemos preguntar: ¿Por qué en este mes hay cosas tan distintas? ¿Qué ventajas tenemos? ¿Qué podemos aprovechar o aprender?

Nos enseñan algunos cabalistas que llegar al 9 de Av significa llegar al nivel espiritual más bajo que puede tener el pueblo judío;  por esa “caída espiritual” nos damos cuenta que “hay muchas cosas que nos hacen falta” y empezamos a reflexionar sobre ellas…

Esta reflexión implica que empecemos a trabajar de lleno en las cosas que nos preocupan y ocupan, por más simples que ellas sean: esta toma de conciencia implica dedicación y a través de ella, buscamos llegar a niveles espirituales cada vez más altos y más profundos: empezamos a retomar los “senderos perdidos” y ello implica la obtención de metas: es entonces cuando podremos llegar a los más altos niveles de espiritualidad posibles, lo que implica una relación “perfecta” con Nuestro Creador y entonces viene la felicidad que “se nos había perdido”

Esto nos conduce a un entendimiento de la frase de Yeshaya / Isaías que dice (25:8):

 “HaShem destruirá a la muerte para siempre, borrará las lágrimas de todos los rostros y hará que Su pueblo no sea avergonzado nuevamente…”

Con lo que entendemos que tenemos una promesa de no ser avergonzados nuevamente y la Promesa de la redención del Mashíaj, para esta época y es nuestro deber procurar y hacer las cosas de acuerdo como son las mitzvot, los jukim y los mishpatim, para que podamos ver esa felicidad, permanente, en nuestro pueblo.

(1)    “El sacerdote Aharón subió a Hor de la Montaña, según la orden de El Todopoderoso, y murió allí, el año cuarenta de la salida de los israelitas de Egipto, el mes quinto, el primero del mes”

(2)    “He aquí que el pueblo como león se levantará, y como león se alzará, y no se acostará hasta que comiere la presa y bebiere la sangre de los muertos por espada”.

Hen am kelavi yakúm vejaarí yitnasá lo yishkáv ad yojál téref vedám jalalím yishté

(3)    En el antiguo Israel era costumbre que el 15 de Av “las hijas de Jerusalém salieran con prendas de lino prestadas (para no avergonzar a aquellas que no poseían hermosas vestimentas)… y danzaban en los viñedos” y “quienquiera no tuviera esposa iba ahí” para hallar una novia (Ver Talmud, Tratado Taanit 31 a).

(4)    Cuando el Templo estaba en pié, se acostumbraba concluir, el 15 de Av, con el corte anual de leña que iba a ser utilizada para el altar; este evento era celebrado con banquetes y alegría, como es costumbre a la conclusión de una mitzvá o una festividad, y ello incluía la ceremonia del “quebrado de las hachas”, con lo cual, adquiere ese nombre, ese día.

 

PorMax Stroh Kaufman

Curso de Hebreo

Curso de Hebreo (virtual) Entrega # 4

Llegamos a las trecientas palabras

Esta es nuestra cuarta entrega con el propósito de llegar a las mil palabras, que recuerdan el nombre de un libro por el cual muchos podrán haber aprendido sus primeras palabras llamado “Elef Milím” o mil palabras.

Revisemos  los insectos

251.- Insectos = Jarakím

252.- Grillo = Tzartzár

253.- Hormiga = Nemala (Nemalim plural)

254.- Abeja = Devora

255.- Escarabajo = Jifoshít

256.-Mariposa = parpár

257.-Oruga =Zájal

258.- Cucaracha = Tikán

259.- Pulga = Parósh

257.- Moscas = Zebubím

258.- Saltamontes = Jagav

259.- Piojos = Kínim

260.-´Mantis religiosa = Gamál shelómo

261.- Mosquito = Yatosh

262.- Polilla = Ash

263.- Escorpion = Akráv

264.- Gusano de seda = Toaléi Meshi

265.- Araña = Ajavésh

266.- Termitas = Termitim

267.- Avispa = Tzirá

268.- Gusanos = Shilshulím

269.- Libélula = Shafirit

270.- Pulgón = Kenimát Alé

271.- Tábano = Zvúv Bakár

272.- Chinche = Pishpish

Continuemos con el curso de hebreo

Veamos algo sobre el colegio / escuela

273.- Colegio = Beit séfer

274.- Clase / aula = Kitá

275.- Campana = Paamón

276.- Tablero /Pizarrón = Lúaj

277.- Libro =Séfer

278.- Cuaderno = Majbéret

279.- Tiza = Guir

280.- Escritorio = Shulján ketivá

281.- Educación = Jinúj

282.- Educacion primaria (Elemental) = Beit Sefer Yesodí

283.- Borrador = Maják

284.- Goma /Ega/ Pegante = Débek

285.- Grado = Tziún

286.- Educación secundaria = Beit Sefer Tijón

287.- Tarea = Shiuréi Báit

288.- Jardin de infantes = Gan Yeladím

289.- Lección = Shiúr

290.- Comedor = Jadar ojel (comedor escolar = Miznón)

291.- Lapicero/Bolígrafo = Et

292.- Lápiz = Iparón

293.- Director del colegio / Rector = Menahél (Menahélet en femenino)

294.- Recreo / Descanso = afsaká

295.- Regla = Sarguél

296.- Estudiante = Talmid (Talmidá femenino)

297.- Profesora del jardín o auxiliar del jardín infantil = Ganénet

298.- Uniforme = Madím

299.- Mesa = Shulján

300.- Profesor /Maestro = Moré (Morá en femenino)

 

17 de Julio de 2013 – 10 de Av de 5773

Recopilado por 321judaismo.com para la libre distribución, por cualquier medio pero se solicita que se cite la fuente.

PorMax Stroh Kaufman

Curso de hebreo virtual

Curso de hebreo virtual – nuevas 50 palabras

Comprende las palabras 201 a la 250 del paquete de 1000 programados.

1.- Organizar el personal laboralmente = Leayésh

2.- Mudarse (de residencia) = Laavór Dirá

3.- Destino = Goral

4.- Persona secular = Jiloní (m) Jilonit (f)

5.- Arena = Jol

6.- Ingenioso= Shanón (m) Shenoná (f)

7.- Cavar (pozos – huecos) = Lajfór

8.- Sirena = Bat yam

9.- Bebe = Tinók (m)  Tinóket (f)

10.- Presidente = Nasí

11.- Crema de dientes = Mishját shináim

12.- Cepillo de dientes = Mibréshet Shináim.

13.- Disfrutar – Gozar = Lehanot

14.- Crema con protección solar = Crém haganá

15,- Forma de saludar: Cómo está? Ma Shlomjá? (m) Ma Shloméj(f)

16.- Forma de saludar: ¿Qué se dice? = Ma Nishmá?

17.- Forma de saludar: ¿Qué hay de nuevo? = Ma Inyaním?

18.- Forma de saludar: ¿Qué cuenta? = Má atá mesaper? (m)  Ma at mesapèret? (f)

19.- Forma de saludar: ¿Cómo va? = Ej Holéj?

20.- Forma de saludar: ¿Qué sucede? = Ma holéj?

21.- Por supuesto = Bevadái (nformal) Kamuván (más formal)

22.- Día del padre = Yom haáv

23.- Buena suerte (para desear) = Beatzlajá

24.- No hay problema = Éin Baayá (más informal) Aló davár (Más formal)

25.- Trasfondo = Réka

26.- ¡No molestar! = Lo lehafría

27.- Agencia de Inteligencia = Sojnút Biyún

28.- Supermercado = Supermarket

29.- Tienda (o almacén en generasl)= Janút

30.- Tienda de barrio de comestibles – víveres = Makólet

31.- Flamas – llamas = Lehabá

32.- Cerco – reja = Gadér

33.- Quemadura solar = Keviát shémesh

34.- Milagro = Nes (Nisím en plural)

35.- Reglas (de juego – leyes) = Kelalím

36.- Agua hervida = Máim harotjím

37.- Hoja de vida (C.V) = Korót Jaím

38.- Crema de manos = Misját yadáim

39.- Foto – Imagen = Temuná

40.- Imprenta (en lo que se refiere a la casa editorial) = Beit Defús

41.- Serie (televisiva) = Sidrá

42.- Secadora (de ropa usualmente) = Meyabésh

43.- Secadora (de cabello) = Meybesh

44.- Computador = Majshév

45.-Calculadora = Majshebón

46.- Computador portátil = Majshév nayád

47.- Teléfono celular  = Pélefon (en forma global incluyendo a la compañía) – Telefon nayád, Telefon celulari.

48.- Impresora = Madpéset

49.- Días de descanso = Yaméi Jófesh

50.- Traducción = Targúm