Monthly Archive noviembre 2013

PorMax Stroh Kaufman

Chueta

CHUETAS

¿Qué significado tiene la Palabra Chueta? Ella es una acepción, cuyo significado todavía se discute: unos consideran que deriva de una forma mallorquí de designar al judío como Jueto, otros, de la palabra xulla que significa tocino, mientras que algunos atribuyen al equivalente de marrano en catalán, pero que representa el nombre con el cual se define a los descendientes de los últimos hebreos obligados a convertirse al cristianismo en 1435, ubicados actualmente en Mallorca: se conocen algunos de los apellidos que pertenecen a los chuetas: Barceló, Bosch, Colom, Fiol, Garau, Massanet, Morro, Moyà, Mulet, Noguera, Rebassa, Riera, Ripoll, Rotger, Roig, Sastre, Sureda, Salom, Maimó, Jordà, Abraham, Vidal, Durán, Aguiló, Bonnín, Cortés, Forteza, Fuster, Martí, Miró, Picó, Piña, Pomar, Segura, Tarongí, Valentí, Valleriola y Valls.

Está escrito en la Torá que, el reino de Israel mantuvo relaciones comerciales con un lugar llamado Tarsis: dicha referencia la encontramos, por ejemplo, en Ezequiel 27:12, que dice: “Tarsis comerciaba contigo por la abundancia de todas tus riquezas, con plata, hierro, estaño y plomo a cambio de tus mercaderías.”

También, en el libro 1 de Reyes 10:22, donde está escrito que “una vez cada tres años la flota de Tarsis venía y traía oro, plata, marfil, monos y pavos reales”.

Y otro más, en Jonás 1:3, donde está escrito: Pero Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, donde encontró una nave que partía para Tarsis; pagó su pasaje, y se embarcó para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová.

Este país de Tarsis, está relacionado, en los estudios de antropología, al menos, con algún lugar de la Península Ibérica.

Bajo el Imperio Romano, las comunidades judías se diseminaron por todo el imperio. Muestra de ello es que, en las escrituras denominadas Nuevo Testamento, Pablo iba, sinagoga por sinagoga, predicando lo que el mundo actual conoce como el Evangelio, o las Buenas Nuevas para otras corrientes y está muy marcado su intención de viajar, a esta zona, en el libro de Romanos 15: 24-28.

Este dato, de la presencia judía en España, desde épocas muy antiguas, está soportado por los cánones del Concilio de Elvira, donde se prohíbe el casamiento y las relaciones sexuales con los judíos, los paganos y herejes.

Hay datos que confirman que, en los siglos III y IV, existía una comunidad de judíos, ya formada, en las islas Baleares. Esta comunidad se va desarrollando bajo las dominaciones posteriores, tanto en el período visigodo, como el islámico, con períodos tanto de tolerancia al desarrollo del judaísmo en su libre expresión, como leyes endurecidas, en los que se prohibía, entre otros, la edificación de nuevas sinagogas o la posesión de esclavos cristianos, hasta llegar a conversiones forzosas, matanzas, saqueos de juderías, vejaciones y discriminaciones.

A pesar de las ultimas consideraciones, no había cristiano que hiciera ascos por ponerse en manos de un medico hebreo, ni rey que no atendiera las predicciones astrológicas de un rabino cabalista, ni obispo o canónigo que tuviera reparo alguno en dejarse cortar y coser sotanas y sobrepellices por sastres judíos, ni párroco que necesitase fumigar con sahumerios benditos los cálices o los candelabros de altar labrados por orfebres de la aljama (1) vecina.

Casi que la mejor época del judaísmo en toda España, incluido allí el territorio de las Islas Baleares, se extiende por casi doscientos años comprendidos desde el final del siglo 12 de la era común y hasta el final del siglo 14, dado, por ejemplo, por influencia del rey Jaime I, quien les dio, por edicto real, la autorización para cobrar las deudas que la ciudad tenía contraídas con la Corona y poder reclamar como compensación, el 20 por ciento de los dineros recaudados, y poderse transformar en una comunidad económicamente muy poderosa que, en muchos casos, organizaban y fletaban empresas navieras. No hay que olvidar que las Baleares es un centro comercial estratégico del Mediterráneo occidental. Los judíos de Baleares comerciaban con Barcelona, el sur de Francia, el norte de Italia y Argelia…

El año de 1391 fue el “principio del fin” de la judería española y la “aparición” de los chuetas en Mallorca: La historia española documenta la Matanza de Sevilla, organizada por el Arcediano de Écija, don Fernando Martínez, quien promovió un motín popular, en el que la plebe, entró por el barrio de la Judería, saqueó las tiendas, y todo tipo de armas, buscaron a los judíos, por las calles de la Judería, degollados sin piedad, en las calles, en sus propias casas, y en las sinagogas, a hombres mujeres y niños, en un acto de crueldad sin precedentes, que duró un día entero. En Mallorca, ocurrió un fenómeno similar, por lo que la comunidad judía de Mallorca tras esa matanza, prácticamente se convirtió, en masa, al cristianismo en 1435. Por tanto, en 1492, año de la expulsión de los judíos, ya no había judíos oficiales en las Baleares; eran “marranos” o, como más tarde se van a denominar, “chuetas”

Con el transcurrir de los años, y la instauración del Tribunal de la Inquisición en la isla, los chuetas continuaron siendo sacrificados y señalados sistemáticamente, mediante “actos de fe”, creando sobre ellos, todos los efectos que se comparan con el antisemitismo actual. También se documentan expulsiones por orden real de frailes chuetas, mientras que a otros se les impidió las ordenaciones o las licencias para ser trasladados o ascendidos hacia otros obispados.

Hoy en día, algunos de estos chuetas han sido identificados por el Departamento de Genética Humana de la Universidad de las Islas Baleares, por poseer información genéticamente homogéneo tanto el de las poblaciones judías orientales, como la de los askenazíes y los judíos norteafricanos, al realizar el análisis del cromosoma Y, de ascendencia patrilineal, y el ADN mitocondrial, de ascendencia matrilineal.

Esto, sumado a la libertad del culto, que se fue dando en los años 60, permitió ciertos movimientos de aproximación entre el judaísmo y la población chueta: es bien conocido el caso de Nicolau Aguiló, quien, en el año de 1977 emigró a Israel, paso por el proceso de conversión, volvió al judaísmo con el nombre Nissan ben Avraham con el cual logró, posteriormente, obtener el título de rabino, para esta comunidad. Esto propició el hecho que, algunos chuetas de Mallorca le hayan pedido al Rabinato, su reincorporación al pueblo de Israel y la doble nacionalidad. Esa es su situación en la actualidad. También, la ciudad de Palma logró integrarse en lo que se conoce con el nombre de Red de Juderías de España.

El rabino Aron Moss, que enseña Cábala, Talmud y Judaísmo en general en Sídney, Australia, escribió en uno de sus artículos: De hecho, todos nosotros descendemos de conversos. Nosotros somos judíos hoy, porque nuestros antepasados estuvieron de pie hace más de tres mil años en el Monte Sinaí e hicieron la misma aceptación de la Torá que hace un converso. Nuestros antepasados pasaron por una forma de conversión, por lo que nosotros, sus descendientes, somos irreversiblemente judíos. El converso, cuando realiza su proceso, está de pie ante El Eterno, ante su propio Sinaí, y se le ofrece la Torá. Si la acepta atentamente, y mantiene su compromiso, entonces él y sus futuros hijos serán por siempre judíos.

Esto es un estímulo para repetir, en todos aquellos que conservan sus raíces judías, y desean, vehemente, retomarlas.

(1)    entidad o territorio autónomo en la que se agrupaban las comunidades judías, con sus propios magistrados y regidos por normas jurídicas propias, basadas en la Halajá.

 

321judaismo.com

26 de Noviembre de 2013 – 23 de Kislev de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Eved HaShem

EVED HASHEM

Moshé Rabenu fue descrito por la Torá como ” Eved Hashem” El Radak explica el uso de esta expresión para describir Moshé basado en el principio talmúdico, “kol ma shekaná éved kaná Rabó – todo lo que un esclavo adquiere se transfiere de forma automática a su amo. “ Del mismo modo en el que todo esclavo pertenece a su amo, así también todo lo que Moshé Rabenu hizo, durante todo el día, todos los días de su vida era estar al servicio de su Maestro, Hashem. Del mismo modo, Jazal hace una referencia sobre el pasuk que dice: “vayeréd Moshé min hahár el haám” (Shemot 19:14), resaltando el hecho de que a pesar de que Moshé regresaba de estar en el Monte Sinaí durante un período de cuarenta días, lo que hizo, no fue buscando nada para sus propios fines, sino que cuando bajó, fue directamente a servir al pueblo de Hashem.

La Torá nos hace un llamamiento, a todos y cada uno de nosotros para servir como avadim a Hashem, tal como está escrito: Ki li benéi Israel avadim avadái hem asher hotzetí otám meéretz Mitzráim ani Adonai Elohéijem. “ (Vaikrá 25:55) Porque los hijos de Israel son mis siervos; mis siervos son ellos, a quienes Yo saque de la tierra de Egipto; Yo soy el Eterno, vuestro Elohim

El Rambam en Hiljot Deót 3:2-3 describe que todas nuestras actividades diarias – vestirse, comer, trabajar, pasar tiempo con nuestra cónyuges y nuestros hijos, dormir, etc. deben hacerse lesheim Shamáim (Con temor/respeto a los cielos). El Rambam continúa diciendo que ¡aquel que sigue este camino está en servicio constante de Hashem! (Eved HaShem). Un judío no puede dividir su actividad entre lo sagrado y lo secular. Todo el día estamos Avdei Hashem, y “kol ma shekaná éved kaná Rabó”. Todas nuestras actividades se espera que sean realizadas en el servicio de nuestro Creador.

La grandeza de una persona es, ser un leal servidor del Todopoderoso (“Eved Hashem”). La expresión de este servicio se logra cuando una persona se esfuerza por llevar a cabo la voluntad del Creador. Hay muchos niveles diferentes a lo largo de este continuo proceso: sin embargo, la clave es esforzarse constantemente para crecer en este atributo.

Hoy y todos los días, debemos pensar en ello como una obligación espiritual específica que, aunque sea difícil para que cada uno de nosotros pueda seguir adelante, se debe tomar como algo a lo que le gustaría seguir y permanecer en ello: esto permitirá que se sienta un gran honor, por el hecho de poder servir al Creador y Sustentador del universo. (Eved HaShem)

26 de Noviembre de 2013 – 23 de Kislev de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Recetas de la Comunidad Judia de Melilla

Recetas de la Comunidad Judía de Melilla

Dos simples recetas de dos sencillos postres, para cualquier momento

Besitos de Coco

Ingredientes (para 6 personas)

1/2 Kg. de coco rallado -1/2 vaso de agua – 3 claras de huevo – 1 tableta de chocolate sin leche – 1 vaso de azúcar

Hacer un almíbar con el azúcar y el agua y dejar enfriar durante 10 minutos. En un recipiente, batir las tres claras de huevo y añadir el coco rallado. Remover bien y amasar. Cuando la masa esté homogénea, ir separando trozos y dale forma de bolitas, que deberán aplastarse un poco. Poner en una batea, encima de papel de aluminio, y hornear a 160 grados durante unos 15 minutos (las bolitas de coco no se tienen que dorar).

Poner la tableta de chocolate al baño María (si el chocolate está muy espeso añadir café hecho). Untar con un cuchillo en uno de los trozos de coco y tapar con el otro. Mojar en el almíbar y, por último, pasar por coco rallado.

 

 

Reventones de Coco

Ingredientes para 6-8 personas

1/2 Kg. de coco rallado – 3 huevos – 1 vaso de azúcar – 1 cucharada de canela – 1/2 vaso de agua – 1 cucharadita de clavo molida – Colorantes (opcional)

Hacer un almíbar con el azúcar y el agua y dejar enfriar durante 10 minutos. En un recipiente, batir las tres claras de huevo y añadir el coco rallado, la canela y el clavo molido. Remover bien y amasar. Cuando la masa esté homogénea, ir separando trozos y darle forma a las bolitas. Si lo desea puede añadir colorantes a la masa para conseguir dulces de distintos colores. Espolvorear con azúcar glasé y poner en una batea, encima de papel de alumini

PorMax Stroh Kaufman

Caminar con El Eterno

Para reflexionar

Caminar con El Eterno.

Por todo el sendero que os ha ordenado el Eterno, andaréis, a fin de que viváis y os vaya bien, y prolonguéis los días en la tierra que habéis de heredar.

Bejól hadérej asher tzivá Adonai Elohéijem etjém telejú lemáan tijyun vetov lajém vehaarajtém yamím baáretz asher tirashún.

Mucho se ha hablado sobre el tema de Caminar con El Eterno, o caminar por sus senderos:

Para poder reflexionar un poco más podemos tomar la siguiente cita:

Y anduvo Janoj con El Eterno, después de que engendró a Metushelaj, trescientos años; y engendró hijos e hijas. Y fueron todos los días de Janoj trescientos sesenta y cinco años. Y anduvo Janoj con El Todopoderoso; y desapareció porque HaShem lo llamó

Vayithalej Janoj et haElohim ajaréi holidó et Metushelaj shlosh meót shaná vayoled banim ubanot. Vayehi kol yeméi Janoj jamesh veshishim shaná ushlosh meót shaná. Vayithaléj Janoj et haElohim veeynénu ki lakáj otó Elohim.

La mitzvá que mejor nos permite desarrollar nuestro carácter, es la mitzvá de “andar en los caminos de nuestro Creador.” Es la mitzvá que nos lleva a una visualización de sucesos y de situaciones, y que, desde esta perspectiva, producirá un cambio, donde lo mundano de la vida demostrará, que en realidad, nada es mundano. Cada momento se presenta como una única oportunidad, un evento que se sucede una vez en la vida.

Porque, en el momento que a través de esta mitzvá, cada judío adquiere una real y verídica consciencia acerca de la naturaleza Divina que posee en su interior, esto lo inspira a vivir cada instante, al máximo, todo con el fin de emular a su Creador; es decir, caminar en Sus Senderos.

Cuando andamos en los caminos y atributos del Eterno, nos convertimos en bendición porque El, es bendición.

El todopoderoso le dijo a Abraham: “Yo soy el Todopoderoso, camina ante Mí y sé íntegro. Yo estableceré Mi Pacto entre Yo y tú, y te multiplicaré grandemente” (17:1-2)

También le dijo: “Y Yo haré de ti una gran Nación; Yo te bendeciré, y haré grande tu nombre; y tú serás [una] bendición” (12:2)

Tomar conciencia de esta mitzvá, le permitirá a cada judío, actuar y reaccionar de maneras que son amables, compasivas, comprensivas y sensibles, permitiéndole así, llevar la Shejina (Presencia Divina) a su hogar. Ningún logro podría ser mayor.

24 de Noviembre de 2013 – 21 de Kislev de 5774

 

PorMax Stroh Kaufman

Retos y Desafios

Retos y Desafios

¿Qué es un reto? Un compromiso, una cosa o evento difícil que alguien se propone o se plantea como un objetivo a superar.

Definen la mayoría de los diccionarios que, el término reto, hace referencia a un desafío o una actividad (física o intelectual) que una persona debe realizar sobreponiéndose a diferente tipo de dificultades. Un reto puede llegar a ser complicado y peligroso en algunos casos, pero obtener éxito siempre es algo que genera satisfacción y alegría ya que no sólo implica poder cumplir con una tarea específica sino además con aquello que supone alguna complicación. Los retos pueden ser autoimpuestos como un desafío que la persona hace consigo misma, como también impuestos desde afuera. Dependiendo del individuo, cualquiera de los dos casos puede representar bastante presión y exigencia. Siempre la consecución del reto, el logro de los objetivos propuestos otorga un grado alto de satisfacción ya que supone sobreponerse a las dificultades específicas y mirar más allá de lo que se nos cruza en el camino.

¿Qué es un Desafío?  Es la acción de desafiar: es la incitación o invitación a una competencia, en la que se busca probar quien es superior a quien: es también un término que se utiliza para describir una acción que se requiere para superar un escollo importante.

¿Qué podría buscarse, en el Judaísmo,  a través de un reto y/o un desafío?

En una sola palabra, Espiritualidad: Los retos y los desafíos permiten, a un individuo, elevarse, desde el punto de vista espiritual. La mayor dificultad que tiene un individuo, y en especial cada judío, está centrada encuentra en el cumplimiento de las mitzvot, que significan buenas acciones: ¿es que acaso es fácil cumplir con 613 mandamientos? Pues mientras más se realicen, más alegría que se siente, porque esto significa un mayor grado de elevación espiritual. ¿Es acaso fácil cumplir con el objetivo de brindar una educación judía, para los judíos, es esta época actual?

Para ello se necesita superar retos y desafíos que los vamos a representar con un acróstico utilizando la palabra Bereshit:

·         Bet – construir

• Reish – bordar

• Alef – fortalecer

• Shin – plantar, enraizar

• Yud – estabilizar, asentar

• Tav – dar soporte, sostener

Se requiere de un comienzo- de un Bereshit para tener éxito y el éxito de una persona depende de esas buenas obras que las cuales pueden resultar muy difíciles para hacer y dependen de la actitud de cada persona – cada judío en nuestro caso. Una aparentemente buena acción así sea pequeña y que sea realizada con dificultad es en realidad mucho mayor que muchas buenas obras que son fáciles de realizar (debido a que son consistentes con la naturaleza de la persona).

Como en una competencia:¡Cuando se realiza entonces una buena acción la cual es difícil de hacer, cada uno de nosotros debe en lugar de pensar en lo horrible que es, debe apreciar que la dificultad es lo que le permite elevarse espiritualmente como lo hemos hablado en otras ocasiones!

¡Bienvenidos sean los retos y los desafíos que nos permiten crecer espiritualmente!

 

Redactado por 321judaismo.com

19 de Kislev de 5774 – 22 de noviembre de 2013

PorMax Stroh Kaufman

8 postres – 8 dias de Januca

8 postres – 8 dias de januca

 

Se acerca Januca y aquí presentamos algo diferente para estos días de invierno en Israel y el hemisferio Norte, para acompañar durante los 8 días de la fiesta

Postre 1

Soufflé de Cítricos

Ingredientes:

• 2 naranjas
• 1 limón
• 3 huevos
• 60 g de azúcar en polvo
• 50 g de azúcar glasé
• 1 pizca de sal fina
• Un poco de mantequilla
ligeramente reblandecida y de
azúcar molido para forrar 4
cazoletas individuales.

Preparación:

Quitar la piel a las 2 naranjas con ayuda de un pelador, separando bien la corteza naranja de la parte amarga y blanca de la piel. Cortar finamente la parte naranja. Exprimir una de las naranjas peladas y el limón. Separar las claras y las yemas de los 3 huevos. Batir enérgicamente las 3 yemas con 50 g de azúcar en polvo hasta que la mezcla empiece a blanquear y a volverse espumosa; incorporar a continuación las ralladuras y el zumo de naranja. Montar las 3 claras a punto de nieve con 1 pizca de sal fina. Sin dejar de batir, añadir 10 g de azúcar en polvo e incorporar poco a poco el zumo de limón. Aligerar la mezcla de yemas de huevo y ralladura de naranja con un poco de las claras montadas batiendo con las varillas. Añadir e incorporar con mucho cuidado y poco a poco, con ayuda de una espátula, la totalidad de las claras montadas hasta obtener una mezcla homogénea. Llenar con cuidado las cazoletas con el soufflé, procurando que no se salga por los bordes. Alisar delicadamente la superficie para mejorar su presentación y espolvorear ligeramente con azúcar glasé. Colocar las cazoletas sobre una placa de horno a media altura dentro del horno precalentado. Cocer los soufflés 7 minutos a 180 °C. No abrir la puerta del horno. Espolvorear los soufflés de cítricos con una nube de azúcar glasé y servir inmediatamente.

 

Postre 2

Brownies de café y nueces

Ingredientes:

– 200 g de chocolate negro

– 125 g de mantequilla

– 150 g de azúcar

– 3 huevos

– 25 g de harina

– 1 cucharadita. de café soluble

– 80 g de nueces.

Preparación:

Precalentar el horno a 180º.

Trocear el chocolate y fundirlo con la mantequilla en el microondas a potencia media 2½ minutos. Añadir el azúcar y los huevos, uno a uno, mezclando bien tras incorporar cada uno. Agregar el café, la harina y las nueces picadas y mezclar de nuevo. Verter en un molde de silicona, alisar la superficie con una espátula y meter 20 min al horno a 180º. Dejar templar, desmoldar y cortar en cuadrados. Disponer en una fuente y servir enseguida.  Opción: Sustituya las nueces por pistachos verdes pelados y picados y el café soluble por cacao en polvo.

 

Postre 3

Copa de mango y crema de limón

Ingredientes:

 

2 mangos

200 ml de pulpa de mango

300 ml de nata 35% contenido graso.

2 cucharadas. de crema o mermelada de limón

50 g de azúcar

Unos gajos de mango para acompañar

 

Preparación:

Pelar los mangos y extraer gajos aprovechando al máximo la pulpa. Trocear, mezclar en un cuenco con la pulpa de mango y repartir en 4 copas o vasos de postre. Calentar en una sartén pequeña el azúcar hasta caramelizar. Montar la nata bien firme.

 

Presentación

Rellenar las copas o vasos, regar con hilos de crema de limon y caramelo y acompañar con gajos de mango.

 

Postre 4

Manzanas asadas caramelizadas

 

Ingredientes:

 

-6 manzanas

-100 g de azúcar

-El zumo de 1 limón

-1 frasco de gelatina de guayaba

-2 hojas de laurel

 

Preparación:

 

Precalentar el horno a 150º.

 

Lavar y secar bien las manzanas.

 

Pelar el tercio superior de cada una y colocarlas en una fuente de horno. Mezclar el zumo de limón con la gelatina de guayaba y verter en el fondo de la fuente con las hojas de laurel. Espolvorear con el azúcar y hornear a 150º durante 1 hora, rociando de vez en cuando las manzanas con el jugo de cocción.

 

Servir en los platos.

 

Postre 5

Latkes de manzana

Ingredientes:

4 manzanas

3 cucharadas de azúcar

3 cucharadas de brandy, ron o algún licor de fruta

2 huevos, separados

Aceite vegetal

1 pizca de sal

1 taza de harina

7/8 taza de agua

Azúcar glasé

 

Preparación:

Pelar y remover las semillas de las manzanas, luego cortarlas en cuartos. Poner el azúcar y el licor en una fuente, agregar las manzanas girándolas para cubrirlas bien. Dejar reposar por 2 horas, girándolas de vez en cuando para que las manzanas absorban el licor.

Batir las yemas con 2 cucharadas de azúcar y sal. Agregar la harina y mezclar bien. De a poco, agregar agua batiendo vigorosamente. Dejar reposar 1 hora. Batir las claras hasta que se pongan duras y vaciar a la masa que habrá reposado 1 hora. Calentar aceite a fuego regular en una sartén grande. Pasar las manzanas por el batido, asegurándose de que queden bien cubiertas. Sumergir en el aceite caliente (no demasiado caliente o se quemarán por fuera y la manzana quedará dura por dentro) Cocinar de 2 a 3 minutos por lado y dejar sobre papel de cocina antes de servir. Se espolvorean con un poco de azúcar glasé y si lo desea, canela en polvo.

 

Postre 6

Yemas dulces

Ingredientes:

300 g de azúcar
1 dl de agua
12 yemas
corteza de 1/2 limón
azúcar glasé

Preparación:

Poner el azúcar, el agua y la corteza de limón en un recipiente inalterable, y llevarlo al fuego hasta que el almíbar esté a punto de bola (esto es, que cuando se coja con la punta de dos dedos mojados en agua fría y se le dé vueltas, se forme una bola). Verterlo entonces sobre las yemas sin dejar de batir, para que no se cuajen. Llevar el conjunto otra vez al cazo y dejar cocer unos minutos hasta que se despegue de los bordes. Vaciarlo a otro recipiente o sobre una mesa de mármol y enfriarlo.
Cuando la masa esté fría, se le da forma, espolvoreándola con azúcar glasé y moldeando unas bolas.

 

Postre 7

Bizcocho de chocolate y naranja,

Ingredientes

70 g de cacao amargo: 200 g de mantequilla; 200 g de azúcar; 200 g de harina;,1 c.c. de levadura en polvo; 4 huevos; ralladura de naranja, cacao para espolvorear.

 

PREPARACIÓN:

 

En un cuenco, batir con una cuchara de madera la mantequilla con el azúcar hasta que adquiera consistencia de pomada. Añadir los huevos uno a uno removiendo bien.  Agregar la ralladura de naranja. Mezclar la levadura con la harina e incorporarla al cuenco poco a poco. Seguir removiendo para que se mezcle bien. Incorporar el cacao.

Forrar con un papel el fondo del molde y verter la mezcla anterior hasta llenarlo por la mitad o un poco más.

Introducir en el horno precalentado a 180ºC con la rejilla a media altura, durante unos 40 minutos.

Una vez hecho, sacar del horno y esperar un rato antes de desmoldarlo. Espolvorear con cacao.

-Es importante no abrir la puerta del horno mientras esté subiendo. Si se ha de abrir, que sea muy despacio para que el bizcocho no se hunda.

 

Postre 8

Pudin de vainilla con caramelo de albaricoque

 

Ingredientes:

3 huevos

300 ml de leche entera

50 g de mantequilla

50 g de harina

1 cucharadita. de extracto de vainilla

325 g de azúcar

Mantequilla

450 g de albaricoques en almíbar

 

Preparación:

Echar en un cazo 75 g de azúcar con 150 ml de agua caliente. Hervir hasta que tenga un color caramelo oscuro. Retirar del fuego, verter 150 ml de agua caliente, mezclar y volver a llevar a ebullición. Calentar 2 min a fuego bajo, retirar y enfriar. Pasar los albaricoques por la licuadora con el caramelo y reservar en un bol. Dejar enfriar del todo. Mezclar la harina y la mantequilla hasta hacer una masa blanda. Llevar a ebullición la leche en un cazo. Añadir la masa y llevar a ebullición removiendo para que no se formen grumos.

Bajar el fuego y calentar 1 min. Retirar del fuego, incorporar la vainilla y 50 g de azúcar, mezclar y reposar 20 min.

Precalentar el horno a 180º. Engrasar con mantequilla un molde redondo.

Montar las claras en un bol grande, añadir el azúcar restante y montar a punto de nieve firme.

Echar las yemas al preparado de leche y batir. Incorporar la mitad del merengue y mezclar.

Añadir el resto y mezclar. Hornear 30 min al baño María a 180º. Enfriar y desmoldar.

 

Presentación:

Desmoldar el pudin sobre una fuente redonda y repartir en platos de postre.

PorMax Stroh Kaufman

Solo cada cincuenta años

Solo cada cincuenta años.

Existe un evento que sucede una vez por cada cincuenta años. ¡Ocurrió en el 5724 y la próxima vez será en el 5824!

El evento, que tendrá lugar en el próximo 9 de Kislev  (para el calendario gregoriano, el próximo 12 de noviembre) es un evento de una sola vez, por cada cincuenta años. Este día será un día de augurio para poder recibir y generar la abundancia necesaria para la vida de cada uno de nosotros, si estamos preparados, para los próximos cincuenta años. Estos son momentos en los que el éxito, la abundancia y la generosidad, se derraman en todos los días que siguen.

Si usted  es mayor de 35 años, es probable,  que no alcance a repetir un evento como este: si  usted no toma ventaja de este raro evento, este año, usted no podrá hacerlo, el próximo año, ni la próxima década, y tampoco, tal vez, la próxima vez.

Usted está próximo a enfrentar a un momento histórico, desde el punto de vista espiritual y cabalístico, el cual, por ser una oportunidad única en la vida, que puede ser utilizado para su beneficio personal.

Este es un secreto revelado a un tzadik, por Eliyahu Hanaví, diciendo:

“Una vez cada cincuenta años, el noveno año de Yovel llega y en ella el noveno mes, y en ella el noveno día, y en ella la novena hora – con lo cual todas las ruedas en los mundos superiores se agitan y “El cumplimiento de la plenitud del deseo de la casa llena de tesoros se realiza”

“En estos momentos aciagos, una increíble abundancia de salvación se vierte sobre este mundo. HaKadosh Baruj Hu abre los cielos y el mundo se inunda de apoyo espiritual para la salvación, los acontecimientos alegres, la buena salud, la parnasa, los enlaces matrimoniales, la armonía conyugal, bendición de los hijos en las parejas con problemas de concepción y satisfacción, orgullo, placer que los niños  brindan a sus padres”.

El Nueve es, para algunos de nuestros sabios, como la llave que abre las puertas de la abundancia en los cielos. Es por ello que no va a volverse a dar una oportunidad como esta para los próximos cincuenta años. Es el momento para tomar el beneficio de este evento, y la decisión está en nuestras manos.

Este tipo de eventos esta descrito por el Rambam “Como un momento de gozo y alegría absoluto”.

Vale la pena invertir una pequeña parte de nuestro tiempo, para hacer todo lo que esté en nuestras manos, durante un pequeño período de tiempo: son sólo nueve minutos: en ellos hay que orar, dar tzedaká, pedir a otros para oren en nuestro nombre – invertir su esfuerzo máximo. ¿Acaso no tiene sentido, el tomarse sólo nueve minutos de nuestro tiempo, sólo para obtener el bienestar necesario para toda la vida? ¿No vale la pena pensar que, cuando se ha invertido en ocasiones mucho esfuerzo,  para que incluso, por una mera casualidad solo se obtenga, si acaso, un cincuenta por ciento del éxito merecido? ¿Cuánto más no vale la pena, cuando es conocido porque todos los gigantes de las generaciones pasadas y presentes confirman las fuentes a las que se refieren sobre este antiguo secreto?

Se acerca rápidamente, este breve momento que se repite una vez en cincuenta años, un período de nueve minutos de tiempo que es auspicioso para recibir tantas bendiciones, para la apertura de las puertas de la abundancia. Debemos estar preparados para el éxito, el cual es toda bondad, y, por ello debemos ser lo suficientemente sabios para utilizar este tiempo, para podamos aprovechar, la felicidad y las buenas nuevas que se vienen después… porque, en esa hora especial, en esos nueve minutos, es cuando, según todos los cálculos, Hashem decide abrir todos sus tesoros para todo el que esté preparado con las medidas necesarias para contener toda la bondad que será derramada..

Se mire como se mire, los próximos cincuenta años serán la parte principal de su vida. Su vida va a depender de estos nueve minutos. ¿Quieres ser feliz? ¿Quiere tener dinero en abundancia? ¿Quiere determinas cuál será su estado de salud?

¿Cómo se ahorrará decretos desfavorable? La buena salud, un buen trabajo, una buena shidduchim … los flujos de abundancia y flujos. No es el momento de ser tacaño con tzedaká.

¡Vamos a intervenir en este proceso! ¡Diríjase a su comunidad y pídale a los tzadikim que allí haya, o al consejo de mayores, o a las autoridades morales y espirituales que se tengan, que oren por cada uno de nosotros y por todos al mismo tiempo! ¡Vaya a rezar en la tumba de alguno de los tzadikim ya fallecidos o que lo hagan sus líderes espirituales- ¡Haga buenas obras! ¡Haga donaciones! Todas las instituciones, incluidas 321judaismo.com están dispuestas a apoyarlos en oración  durante estos nueve minutos, a la espera que este esfuerzo sea realizado por todo el Pueblo de Israel al unísono; es un momento adicional a Yom kipur que se tiene para evitar los decretos desfavorables sobre nosotros y que nos permita gozar de buena salud, tener un buen trabajo, como también tener la oportunidad de encontrar una buena pareja para formalizar un matrimonio exitoso, para que  hayan flujos de abundancia y satisfacciones por parte de los hijos. No es el momento de ser tacaño con tzedaká, ya que es una de las formas de apoyar este momento, porque si cada uno de nosotros lo utiliza, en forma adecuada, nuestras vidas, después del 9 de Kislev no serán las mismas que antes.

¿Cuándo hacerlo? ¿Cuándo son esos nueve minutos de la novena hora? ¡Entre las 6:44 a las 6:53 de su respectivo huso horario!

 

06 de Noviembre de 2013 – 03 de Kislev de 5774