Monthly Archive enero 2014

PorMax Stroh Kaufman

Prostitución y Torá

La prostitución y la Torá

Primera parte.

¿En qué conceptos aparece la prostitución en la Torá? ¿Es castigada? ¿Está vedada? ¿Qué nos habla la Torá acerca de la prostitución? Estas podrían ser solo unas pocas de las preguntas que se podrían formular en el momento en que mencionamos el tema de la prostitución y la Torá. La revista “arqueología bíblica” publicó recientemente un artículo de uno de sus colaboradores donde cataloga que, en el antiguo Israel, existió un concepto denominado “prostitución sagrada”  basado en la historia de Tamar y Yehuda, en el cual Tamar se disfrazó de prostituta (quedando cubierta bajo la palabra hebrea quedesha); tuvo relaciones carnales con su suegro, quien ya había quedado viudo y de quien Tamar quedó embarazada, siendo los hijos de esta relación, Farés y Zará. Sobre Farés, los libros del Nuevo Testamento, elaboraron la genealogía para llegar a Jesús. Además, Rahab, la otra prostituta famosa de los textos bíblicos, también está incluida en la genealogía para llegar a Jesús. Todos sabemos que, la prostitución, ha sido calificada como la “profesión más antigua del mundo”. También sabemos que la definición por “todos aceptada” es, que la prostitución consiste en la venta de servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de retribución; en este caso, también se sabe que existen personas, debido a sus condiciones sociales y económicas, han convertido la prostitución en una de las pocas formas posibles de sacar adelante a una familia o a sí mismas, aunque también hay casos que se han originado por la violencia excesiva que se vive en el grupo familiar, a lo que la prostitución se torna en una vía de escape de este problema. Es tan antiguo el concepto de la prostitución en la antigüedad, que en el Código de Hammurabi se hallan apartados que regulan los derechos de herencia de las mujeres que ejercían dicha profesión. La costumbre del pago parece tener origen en las usanzas del tercer milenio antes de Cristo, en Babilonia, cuando todas las mujeres tenían la obligación, al menos una vez en su vida, de acudir al santuario de Militta (la Afrodita griega) para practicar sexo con un extranjero como muestra de hospitalidad, a cambio de un pago simbólico. A su vez, esta práctica, tiene su origen en la diosa de la cultura sumeria Innana, diosa de la belleza y la sensualidad. Sus sacerdotisas, que se habían consagrado vírgenes al servicio del templo, fornicaban con aquellos que habían dejado en el templo una ofrenda económica a la diosa. En este sentido, el acto sexual, que era realizado en honor a la diosa, serviría para proporcionar fertilidad a las mujeres y a la tierra y, por consiguiente, prosperidad a la ciudad. Estas prostitutas eran consideradas parte del personal del templo, por lo que el dinero conseguido se conservaba en el tesoro del templo. A diferencia del concepto de hoy en día donde los sacerdotes católicos están obligados a conservar el celibato, y el mantener una relación sexual, con mujeres hombres o niños es considerado “un acto criminal”, los sacerdotes y guardianes de los templos sumerios utilizaban a sus jóvenes fieles, para que les brindaran placeres sexuales, bajo el concepto que el beneficio era para el templo. Históricamente,  vemos cómo la prostitución cambia de ser una “práctica libre” hacia la restricción parcial y total, hacia la persecución y discriminación: inician con medidas como las del emperador Justiniano en contra de los proxenetas; También, en el siglo 9 de la Era Común, Carlo Magno ordenó el cierre de todos los establecimientos donde a las mujeres se les permitía tener relaciones sexuales promiscuas y dispuso el destierro de las prostitutas. Otra de las restricciones surge a raíz de la Reforma protestante, en el Siglo 16 de la Era Común, la cual tuvo relación con la aparición de epidemias de infecciones de transmisión sexual, la prostitución tuvo que verse sometida a cierto control, un control en el que únicamente tres hombres podían tener relaciones con una mujer al día. Una de las prohibiciones más estricta fue impuesta en los EUA entre los años 1910 a 1914. En lo que se refiere a tratar de organizar el “servicio” de la prostitución, la anécdota más curiosa, podría ser la que se encuentra en la España de los Austrias (Siglo 16 de la Era Común), en la que, para que una joven pudiese entrar en una mancebía, o casa pública de prostitución, tenía que acreditar con documentos ante el juez de su barrio ser mayor de doce años, haber perdido la virginidad, ser huérfana o haber sido abandonada por la familia, siempre que ésta no fuese noble. El juez procuraba disuadir de sus torcidos intentos a la aspirante con una plática moral, y si no la convencía, le otorgaba un documento, donde la autorizaba para ejercer el infame oficio. ¿Qué encontramos en la Torá?  Dos cosas: La primera, No fomentar la prostitución entre las hijas de Israel donde advierte, en Vayickrá / Levítico 19:29 lo siguiente: No profanarás a tu hija haciendo que se prostituya; no sea que la tierra se entregue a la fornicación, y se llene la tierra de pensamientos lascivos. Al tejalel et bitjá lehaznotá veló tizné haáretz umalá haáretz zimá. La segunda, la encontramos en Devarim / Deuteronomio 23:18 diciendo así: No ha de haber destinada a la prostitución entre las hijas de Israel; ni habrá destinado a pederastia entre los hijos de Israel. Lo tiheyá kdeshá mibenot Israel velo yiyé kadésh mibenéi Israel. La diferencia entre la una y la otra, son las palabras: del mismo modo como, por ejemplo el español tiene diferentes formas para denominarlas (prostituta, ramera, zorra, perra, cuero, jinetera), el hebreo tiene también 2 palabras principales: la primera, zoná, y la segunda quedeshá:  la segunda hace énfasis en que no debe haber “prostitución santa” en los hijos (hijas) de Israel, tal vez influenciado por las costumbres de los países, naciones y regiones vecinas, aunque el texto señala a Tamar como quedeshá.

Continuará

31 de Enero de 2014

PorMax Stroh Kaufman

Jas ve Jalila

Jas ve Jalila

Muchas veces habremos escuchado la expresión Jas ve Jallila, al igual que hemos escuchado también la otra, que dice, Jas veShalom.

¿Cuál es el significado de estas expresiones? ¿Cuál es su origen?

Mucho se ha dicho al respecto y muchas son las explicaciones y traducciones que se pueden encontrar a las personas que se les pregunte, porque cada una de ellas puede tener “SU PROPIA VERSION” al respecto.

Una de las fuentes donde encontramos esto, es en Bereshit / Génesis 18:25  que dice:

Lejos de Ti el hacer tal cosa, de matar al justo con el impío, y que sea tratado el justo como el impío; ¡lejos está esto de Ti! El juez de toda la tierra ¿no ha de hacer justicia?

Jalila leja measót kadavar hazé lehamit tzadik im rashá vehayá hatzadik karashá jalila laj hashofet kol haáretz lo yaasé mishpat.

Vemos en la frase anterior el uso de la palabra Jalila, queriendo dar a entender que Abraham por ningún motivo era la persona indicada para discutir acerca de los planes que tenía El Eterno, haciéndolo con respeto…

Para poder llegar a entender el concepto de la expresión Jas ve Jalila, debemos dividirla en sus dos palabras principales: la primera de ellas, Jalil; de algunos diccionarios se define la palabra Jalila como procedente de la raíz Jalal, que quiere indicar que “está invalidando” (como está escrito lo ajalal Briti – Tehilim / Salmos 89:35) y la frase de Jalila veJas se se encuentra como una expresión de abstenerse de hacer o una advertencia o la negación en el sentido de “ninguna manera”. Jas ve Jalila se encuentra también como un sinónimo que significa “ni siquiera se debe pensar en ello”

Otras versiones señalan la palabra Jalila compartiendo la misma raíz de Jilul, con lo cual, se relacionaría con “sacrilegio, profanación”

Hay quienes opinan que Jalila también comparte con la raíz Jolé (enfermo) aunque en este caso, quienes así opinan, lo relacionan con el estado espiritual y/o anímico más bajo en el cual puede encontrarse una persona.

Una fuente adicional que podemos correlacionar está la palabra Vayejal, que la encontramos en Shemot 32:11 que fue traducida como “y suplicó”

También se puede correlacionar con la palabra Jalul, que significa “vacío” o “sin ningún contenido”

Al utilizar la primera de las palabras: es decir, Jas, que la podemos relacionar o compartir raíz, con:
Jus, que significa “lástima” o “compasión” y del árabe, Jas, que significa “despreciable”

Como vemos, hay una gran posibilidad de combinaciones para tratar de darle una explicación a la expresión: el problema, no termina allí, porque, nuestras fuentes nos explican que no solo existe la expresión Jas ve Jalila, sino también a forma contraria Jalila ve Jas, encontrándose ellas, en el Rosh de Sanedrín 23a. También en el Zohar, Ex, Mishpatim, 94b; En el Talmud en los tratados Taanit  22b Taanit, 25b; Bava Metzia 75b, Sanhedrin 101b., y 25b; Bava Metzia 75b, Sanedrin 101b.

Basándonos en lo anterior podemos resumir que, mientras que para algunas personas la expresión Jas ve Jalila puede significar: “que nadie lo sepa”, para otras  puede llegar a significar “Que el Eterno lo prohíba” o “Dios nos libre” y hay quienes llega a opinar que significa “que ni al diablo se le ocurra”

Nosotros sugerimos usar a expresión Jas ve Shalom la cual la podemos traducir como “Quiera el Todopoderoso traer sobre nosotros la misericordia y la paz, para evitar que algo nos suceda,” a pesar que ella también puede significar, para algunas fuentes, que uno está “completamente desacreditado”.

21 de Enero de 2014 – 20 de Shevat de 5774

 

PorMax Stroh Kaufman

Yidish y Bielorusia


Cuando el Yiddish era el idioma oficial de Bielorrusia

Tomado de Vayter, blog de los que quieren aprender Yidish del 22 de Noviembre del 2013

Esto ya ha sido adoptada una extensa “verdad histórica”: El Yiddish nunca fue ni ha sido una lengua oficial. Pero cuando se mira, en la historia, se entiende que esta afirmación no es del todo justa ni correcta. A lo largo de casi dos décadas era el yiddish, junto con el bielorruso, el ruso y el polaco, ha sido una de las cuatro lenguas del estado – de la república soviética de Bielorrusia. Aún más: hubo una proclamación de la república, que tenía escrito, en estas cuatro lenguas, el siguiente mensaje “¡proletarios de todos los países, uníos!”

Desde el punto de vista teórico y  también práctico, la situación oficial de la lengua significaba que el gobierno central y local administrativo tuviera que estar dispuesto a dirigir todas sus actividades, acopladas a este modo de pensar. Además, también  tenía que haberlo hecho con los aspectos culturares educativos, en estos cuatro idiomas.

El escritor judío. L. Singer, al llegar, en el año 1926, en una visita oficial a la Unión Soviética, hizo una descripción de lo anotado, cuando trabajaba como corresponsal en el periódico “adelante” y luego lo publicó en su libro “Nueva Rusia”

El número de judíos en Bielorrusia ocupaba el tercer lugar, en el entonces país de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (Precedido por Ucrania y Rusia con el mayor número de judíos) siendo, de la población total, un número alrededor de 8 por ciento en año 1926, y cerca de 7 por ciento en el año 1939.De aquí se resalta que la mayor de dicha población judía era de características urbanas. En 1926, más del 40 por ciento de los residentes de Minsk, capital de Bielorrusia, eran judíos.

La situación ha cambiado desde esos años: hasta el año de 1938, el idioma Yiddish estaba por todas partes, en todas las repúblicas soviéticas, y había escuelas judías distribuidas en toda la región. El Yiddish también había llegado a las universidades. A partir de entonces comenzó el juego en el que todo lo que tenía “carácter judío” se vio obligado a desplazarse y concentrarse en Birobidzhan. Gracias a ello, la educación judía fuera Birobidzhan, fue casi totalmente destruida.

Esto se hizo evidente, especialmente en 1937, cuando fueron arrestados y asesinados grandes escritores judíos; igualmente, se descabezó del poder soviético a casi la totalidad de la dirigencia partidaria de origen judío. Eso era parte del “juego de  limpieza”. Luego vino en Bielorrusia, el arresto del escritor  y poeta Moisés Kulbak, así como algunos otros escritores y activistas de la cultura. “La cultura Yiddish comenzó entonces a ser eliminada, llegando a su máxima expresión en el año de 1952”, llevando al cierre y clausura del único diario judío de Moscú, “Der Emes”. En Minsk también se vieron involucrados los periódico “OKTYABR” (llamada de honor el Octubre – Revolución en 1917) y el mes literaria  y la revista “Star”. También se vio afectado el desempeñó del teatro judío hasta casi su desaparición.

Sólo a partir de 1961 se comenzó a vislumbrar un signo de recuperación de la cultura y el lenguaje Yiddish, con un nuevo descenso posterior al fenómeno de la Perestroika, cuando gran parte de la comunidad judía se trasladó a Israel y a otros confines del mundo donde la libertad y los derechos humanos tienen alguna vigencia, condición insoslayable para garantizar su voluntad de seguir manteniendo su identidad judía.

 

10 de diciembre de 2013  — 07 de Tevet de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Melijá

Melijá o salado de la Carne

Un lector nos hace la siguiente pregunta: Vivo en una zona donde no hay matarife que sacrifique los animales de acuerdo con el ritual judío: ¿Puedo salar la carne y Cómo lo hago?

Nuestra respuesta: Existe en la halajá un proceso que permite la “kasherización” de las carnes, que se denomina melijá o salinización: hay muchas opiniones al respecto pero una gran mayoría de rabinos dan un visto bueno a este proceso, cuando “no hay otras opciones” como sería la compra o la adquisición de la carne kasher de las manos directas de un matarife o de un supermercado / carnicería autorizadas.

La  mayoría de las personas se suele preguntar por qué debe salar la carne en estos casos, queriendo saber si es una prohibición basada en la Torá o en la opinión rabínica. La respuesta es que ambas son importantes pero, hay varios pasajes en la Torá que advierten acerca del consumo de sangre, afirmando que se puede ser castigado con el “acortamiento de la vida (propia y de los hijos), conocida con el término de Karét: ellos son:

Vayikra / Levítico 7:26-27 que dice: Ni tampoco comeréis sangre en todas vuestras moradas, sea de aves o de cuadrúpedos. Toda persona que comiere cualquier clase de sangre, la tal persona será segregada de su pueblo.

Vejól dam lo tojlú bejól moshvotéijem laóf velabehemá.Kol néfesh asher tojál kol dam venijretá hanéfesh hahí meameyhá.

Vayikra / Levítico 17:3-4, que dice: Cualquier hombre de la casa de Israel que degollare buey o cordero o cabra dentro del campamento, o que los degollare fuera del campamento, y no los trajere a la entrada de la tienda de asignación para presentar la ofrenda al Eterno delante del Tabernáculo del Eterno, derramador de sangre será considerado tal hombre; ha derramado sangre (ilícitamente), y aquel hombre será segregado de entre su pueblo

Ish ish mibéit Israel asher yishját shor o jesev o ez bamajané o asher yishját mijutz lamajané.Veél pétaj Ohel Moéd lo hevío lehakrív korban laAdonai lifnéi Mishkán Adonai dam yejashév laísh hahú dam shafáj venijrát haísh hahú mikérev amó.

Vayikrá / Levítico 17:10 Y cualquier hombre de la casa de Israel o del peregrino que mora entre ellos, que comiere cualquier clase de sangre, Yo me volveré contra el que come la sangre y le segregaré de entre su pueblo;

Veísh ish mibéit Israel umin haguér hagár betojám asher yojál kol dam venatáti fanái banéfesh haojélet et hadám vehijratí otá mikérev amá.

Vayikra / Levítico 17:14 que dice: porque el alma de toda criatura está ligada a su sangre; por eso he dicho a los hijos de Israel: no comeréis la sangre de ninguna criatura, porque el alma de toda criatura está ligada a su sangre; cualquiera que la comiere será segregado.

Ki néfesh kol basár damó venafshó hu vaomar libnéi Israel dam kol basár lo tojelú ki néfesh kol basar damó hi kol ojlav yikarét.

A grandes rasgos hay dos procesos en uno solo:

El primero, llamado la hadajá (lavado) y el segundo la melijá en sí.

La Hadajá se puede hacer de tres maneras: lavado superficial, lavado profundo e inmersión; incluso hay quienes hablan de lavado después de la inmersión.

La melijá también tiene varias formas de realizarse: antes de la hadaja, después de la hadajá, con inmersión, antes o después del corte de la carne, y posterior a una cocción

Hay una tercera posibilidad que no sólo involucra el tipo de grano utilizada en la melijá.

Muchos de los grandes rabinos de la halajá, los que llamaron rishoním y los ajaroním, los poskim, dejaron plasmadas sus opiniones en los diferentes textos que cada uno de ellos escribió, como respuesta a las inquietudes, o a las opiniones de otros y es por ello que hemos resumido, en pocas palabras, las diferentes “opciones”  que están relacionadas con la melijá, y que puede, según cada rabino, tener variaciones: las más notorias son las que diferencian las prácticas entre los sefaradím y los ashkenazim: nosotros vamos a exponer una práctica “intermedia” que puede ser realizada por cualquier individuo, en cualquier región de nuestro planeta, donde no tenga acceso a la carne / pollo sacrificada ritualmente:

1.- Si por ejemplo compró un matambre completo, una falda, o un lomo, para nombrar unos cortes que suelen ser grandes, directamente de una carnicería, la primera indicación es la hadajá, o lavado, el cual debe ser de un mínimo de 18 minutos, en especial si es Erev Shabat o víspera de Shabat, y la carne va a ser utilizada para la cena: el lavado debe ser exhaustivo, por todos los lados, y de preferencia, con el agua a temperatura ambiente (no fría): en caso de preferir la inmersión, ella debe ser de 30 minutos mínimo. Si se compró congelada, se debe salar inmediatamente. Con este procedimiento algunas autoridades rabínicas consideran que

2.- El segundo paso es porcionarla (tajarla), de acuerdo a las necesidades: este proceso sirve para extraer la sangre que está contenida dentro de las venas y demás orificios de la carne.

3.- El tercer paso es la melijá o salado en sí: para ello se debe utilizar sal que no sea muy fina (de pronto grano equiparable al azúcar pulverizada o azúcar xxx) ni tampoco sal gruesa (grano equivalente a la sal marina para algunos). El salado debe ser, por todos sus costados, y dejarla así por un período de 12 a 24 horas. Sin embargo, si la carne va a ser utilizada para la cena de Shabat, y hay que alistarla antes de la víspera, el tiempo recomendado es, el equivalente que se toma una persona (normal y sana) en caminar 1 kilómetro que son 18 minutos.

El propósito de la sal es de extraer toda la sangre que el lavado no hizo, aunque algunos opinan que ella permite “que la sangre regrese al tejido”

4.- El cuarto paso incluye un nuevo lavado posterior a este proceso de melijá / salado, el cual, para muchas autoridades rabínicas, se constituye en el “sellado” de la carne, el cual ya no va a permitir la salida del “jugo natural” de la carne (conocido con el término de Tzir).

5.- A partir de este momento, ya se puede cocinar, asar o guardar en el refrigerador para un consumo posterior.

Recordemos que esto que está descrito lo hemos denominado como una “postura intermedia” entre las diferentes, múltiples y variadas opiniones que existen al respecto, la cual es fácil de llevar a cabo, para cualquier persona, como el lector que nos formuló la pregunta y que reúne los conceptos de la halajá, en los diferentes textos que pueden ser consultados.

15 de enero de 2014 – 14 de Shevat de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Oracion para iniciar el trabajo

Oración para antes de iniciar el trabajo

Oración que necesitamos para un mejor desempeño

Padre Celestial, desde el momento en que ingreso a mi lugar de trabajo, hoy, deseo invocar tu presencia, para darte las gracias por este nuevo día y por esta nueva jornada.

Te pido tu paz, tu misericordia, tu bondad y tu orden perfecto para esta empresa u oficina, donde voy a desempeñar mis labores.

Te pido que tu bendición esté siempre presente en todo lo que se piense, se decide, hable y haga dentro de estas paredes

Bendice mis proyectos, ideas y todo lo que realice para que aún mis más pequeños logros sean testimonio de Tu honra y  de Tu gloria

Bendice oh Padre Celestial, a mis jefes, compañeros y clientes y a todas las personas que se relacionen conmigo en este día

Renueva mis fuerzas para hacer mi trabajo de la mejor forma posible y que pueda resolver todas las inquietudes, en forma oportuna y correcta, que se vayan presentando en el transcurso de la jornada

En este día, te pido Señor, un corazón generoso para atender con amabilidad a todas las personas, para que yo no sea indiferente a todas sus necesidades

Dame ojos para descubrir lo mejor de aquellos que me rodean, y oídos para escuchar aquellas cosas que los demás tienen que decir

Que pueda tener una boca la cual sonría con frecuencia, sea capaz de decir frases optimistas y que enmudezca para los rumores y palabras ofensivas

Dos manos que trabajen honradamente y con entusiasmo para satisfacer las necesidades de mi familia y las mías, y que con ellas pueda repartir satisfacciones también a todos aquellos que de una u otra manera de mi dependen

Mente abierta a todas las ideas, para pensar bien de los demás y entender sin perjuicios a los que piensen, distinto a mí

Especialmente, dame fe profunda para creer en Tu palabra y una voluntad decidida para actuar correctamente y hacer siempre el bien, sin temor a desfallecer en el intento.

Señor, cuando esté confundido, guíame: cuando me sienta débil, fortaléceme; cuando esté cansado, lléname de tu espíritu

Te pido que en este día de trabajo, lo que haga, y la manera como lo haga, esté de acuerdo con tu palabra y tus pensamientos.

Y te pido Señor que cuando termine mi trabajo en el día de hoy, me conduzcas con seguridad hasta mi destino

Bendice mi familia y todo mi hogar, para que todas mis cosas estén como las dejé, cuando salí de casa, o aún mejor

Señor, te agradezco por todo lo que has hecho en mi vida, como te has manifestado, por lo que haces y lo que harás

Te doy las gracias por los dones con que tú me bendecirás el día de hoy. Ayúdame a usarlos con responsabilidad en tu honor

Amen

12 de enero de 2014 –  11 de Shevat de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Parasha Beshalach 2014

Parasha Beshalach 2014

Está escrito en la Parashá (Beshalach):

Mas tú, alza tu vara y extiende tu mano sobre el mar y hiéndelo, para que vayan los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.

Veatá harém et matjá uneté et yadéja al hayám uvekaéhu veyavóu benei Israel betój hayám bayabashá.

Rememoramos en esta parashá entonces, el paso del Pueblo de Israel en medio del mar: ¿A qué costo? ¿Qué beneficios podemos obtener de ello?

Repasemos la historia de Najshón Ben Aminadav: Los judíos en ese momento, se ven involucrados en una situación de alto riesgo: los egipcios están tormentosamente cerca y algunos de ellos suplicaban porque se les permitiera regresar a Egipto en lugar de tener que fallecer en el desierto: sin embargo,  Najshón, de la tribu de Yehudá, decide meter sus pies al mar, en una actitud que nuestros sabios llamaron mesirut néfesh (autosacrificio o entrega total)… Najshón continúa su caminar hasta que el agua le llega a los tobillos, a las rodillas, a la cintura, e incluso su pecho, y el mar, no se abre. Najshón no se rinde: continúa su caminar y el agua le llegaba hasta el cuello, finalmente, a las narices, en ese último momento… el Mar Rojo, el Yam Suf, se abrió: en ese instante, Najshón pasó a través del mar, y todos los judíos corrieron detrás de él.

Cuando Najshón ingresó al mar, no pensó en sí mismo o en su realización personal, sea material o espiritual; Él sólo podía suponer que existían metas, al final del Éxodo, que eran, la Entrega de la Torá y el paso a la Tierra Prometida. Por consiguiente, su único deseo fue el de llegar al otro lado. No importan los obstáculos, su resolución no se vería debilitada. Ni siquiera el mar podría interponerse entre él y las promesas de HaShem; era consciente de una única cosa: obedecer el mandamiento del Todopoderoso.

La Partición del Mar nos trae una o quizás varias enseñanzas: la primera de ellas es a reconocer que cada uno de nosotros tiene una misión que cumplir y a que nos esforzarnos en conocerla, para poder hacer de ella, una realidad: Nuestros sabios nos ensañan que lo que hagamos, repercute en todo el universo y por ello, nuestra misión tiene que ser realizada con toda la dedicación que se merece, porque de ello depende el cumplimiento de la promesa que el Todopoderoso nos tiene destinado, sea en este mundo y con mayor razón, en el Olám HaBa, el mundo venidero… quizás otra enseñanza es que debemos estudiar y diseminar la palabra de la Torá (como ya habíamos revisado en un artículo anterior), no sólo por el hecho de que el Eterno nos ha puesto como Luz entre las Naciones, sino porque somos una Nación de Sacerdotes; ello implica que, estudiando y diseminando la palabra de la Torá hacemos que cada día se vea más cerca el final de nuestro éxodo, la llegada de la Era de la Redención y del Mashíaj, la cual se hará manifiesta a través de un milagro paralelo al de la Partición del Mar, que encontramos en Isaías / Yesháia 11:15 donde está escrito: “HaKadosh Baruj Hu, levantará Su mano sobre el río (Éufrates) con Su viento potente y lo partirá en siete arroyos” .

Cumplamos pues, con nuestra misión… con el ejemplo de Najshón ben Aminadav.

08 de Enero de 2014 – 07 de Shevat de 5774

321judaismo.com le invita a no imprimir a menos que sea necesario, para ayudar a la conservación del medio ambiente. También le(s) recuerda la posibilidad de difundir esta información por cualquier medio sea electrónico o físico, citando la fuente.

PorMax Stroh Kaufman

Haftara Beshalach 2014

Haftara Beshalaj (Beshalach) 2014

Lectura de la Haftara:

Jueces / Shoftim 4:4 – 5:31 Ashekenazi -5:1-31 Sefaradí.

 

4:4 Y Débora (Devorah), profetisa, mujer de virtudes, juzgaba a Israel en aquel tiempo.                            

Now Deborah, a prophetess, the wife of Lappidoth, judged Israel at that time.
UDvorah ishá neviá eshet Lapidot hi shoftá et Israel baet hahí.                         

4:5 Y solía estar sentada bajo la palmera de Débora entre Ramá y Bet-El, en la montaña de Efráim; y los hijos de Israel acudían a ella para celebrar juicio.                                                                                

She would sit under the palm tree of Deborah between Ramah and Bethel in the hill country of Ephraim,; and the Israelites would come up to her for judgment.
Vehi yoshevet tajat tomer Dvorah bein haRamah ubein Beit El behar Efraim vayaalú eleiha benei Israel lamishpat.                                                                                                                                                                         

4:6 Y ella envió a llamar a Barak, hijo de Abinóam, de Kédesh-Naftalí, y le dijo: En verdad ha ordenado el Eterno, Elohim de Israel: Anda y reúne gente en el monte Tabor, tomando contigo diez mil hombres de los hijos de Naftalí y de los hijos de Zebulón.

She sent for Barak the son of Abinoam from Kedesh-naphtali, and said to him, ‘Has not God, the Lord of Israel, commanded: Go to Mount Tabor, and take with you ten thousand men of the tribe of Naphtali and of the tribe of Zebulun?
Vatishlaj vatikra le Varak ben Avinoam mikedesh Naftali vatomer elav haló tzivá Adonay Elohei Israel lej uMáshajta behar Tavor velakajta imjá aseret alafim ish mibnei Naftali umibnei Zevulún.                

4:7 Yo atraeré hacia ti, hacia el torrente de Kishón, a Sisrá, jefe del ejército de Jabin (Yavín), con sus carros y con la multitud de su pueblo, y le entregaré en tu mano.

I will draw Sisrá, the captain of Jabin’s army, with his chariots and multitude, to meet you by the brook Kishon; and I will deliver him into your hand.’
UMáshajti eleija el najal Kishon et Sisra sar-tzvá Yavin veet-rijbó veet hamono unetatihu beyadeja.                                     

4:8 Y Barak le contestó: Si tú fueres conmigo, iré; pero si no fueres conmigo, no iré.

Barak said to her, ‘If you will go with me, I will go; but if you will not go with me; I will not go.’
Vayomer eleyha Barak im teljí imí vehalájti veím lo teljí imí lo eléj.

4:9 Y ella dijo: De seguro iré yo contigo; Más no será tuya la gloria de la jornada que vas a emprender, porque en mano de una mujer entregará el Eterno a Sisrá. Y se levantó Débora y fue con Barak a Kédesh.      

She said, ‘I will surely go with you; but the journey that you take will not be for your honor; for God will deliver Sisrá into the hand of a woman.’ Then Deborah arose, and went with Barak to Kedesh.
Vatomer halój eléj imáj éfes ki lo tiheyé tifartéja al hadérej asher atá holéj ki beyad ishá yimkor Adonai et Sisrá vatakóm Devora vateléj im Barak Kedshá.

4:10 Entonces Barak convocó a la tribu de Zebulón y a la de Naftalí en Kédesh, y subieron en pos de él diez mil hombres; también Débora subió con él.

Barak summoned Zebulun and Naphtali to Kedesh, where ten thousand men followed him; and Deborah went up with him.
Vayazék Barak et Zvulun veét Naftali Kedshá vayaál beragláv aséret alféi ish vataál imo Dvora.

4:11 Y Jéber el keneo se había separado del resto de los keneos, o sea de los hijos de Jovav, suegro de Moshé, y había armado sus tiendas hasta llegar a la planicie de Tzaananim, que está junto a Kédesh.

Now Cheber the Kenite had severed himself from the Kenites, the descendants of Chobab the father-in-law of Moses, and had pitched his tent as far as the oak in Zaanannim, which is near Kedesh.
VeJever haKeini nifrád miKain mibenéi Jovav jotén Moshé vayet aholó ad elón beTzaananím asher et Kédesh.

4:12 Y avisaron a Sisrá que Barak, hijo de Abinóam, había subido al monte Tabor.

They told Sisrá that Barak the son of Abinoam had gone up to Mount Tabor.
Vayaguídu le Sisrá ki alá Barák ben Avinoám har Tavor.

4:13 Y Sisrá juntó todos sus carros, novecientos carros de hierro, con todo el pueblo que estaba con él, desde Jaróshet de los Gentíos hasta el torrente de Kishón.

So Sisrá gathered all his chariots, nine hundred chariots of iron, and all the men who were with him, from Harosheth-goyim, to the brook Kishon.
Vayazék Sisrá et kol rijbó tésha meót réjev barzél veét kol haám asher itó meJaróshet hagoim el najál Kishón.

4:14 Y dijo Débora a Barak: ¡Levántate, porque éste es el día en que el Eterno ha entregado a Sisrá en tu mano! Ciertamente el ángel del Eterno salió delante de ti (para que obtengas triunfo). Y bajó Barak del monte Tabor, y diez mil hombres tras él.                                                                                                        

Deborah said to Barak, ‘Up! This is the day in which God has delivered Sisrá into your hand. Has not God gone out before you?’ So Barak went down from Mount Tabor, with ten thousand men following him.
Vatomer Dvora el Barák kum ki ze hayóm asher natán Adonai et Sisrá beyadéja hálo Adonai yatzá lefaneija vayeréd Barák mehar Tavor vaaséret alafím ish ajaráv.

4:15 Y el Eterno desbarató a Sisrá delante de Barak, con todos sus carros y todo su ejército, a filo de espada; y Sisrá, bajándose de su carro, huyó a pie.

And God confused Sisrá and all his chariots, and all his army, before Barak with the edge of the sword; and Sisrá alighted from his chariot, and fled on foot.
Vayahom Adonai et Sisra veét kol haréjev veét kol hamajané lefic jérev lifnéi Barak vayeréd Sisrá meál hamerkavá vayanós beraglav.

4:16 Más Barak persiguió a los carros y al ejército hasta Jaróshet de los Gentíos; y cayó todo el ejército de Sisrá a filo de espada, hasta no quedar ni uno.   

But Barak pursued the chariots and the army to Harosheth-goyim; and all the army of Sisrá were slain by the edge of the sword. Not a man was left.
UBarák radáf ajaréi haréjev veajaréi hamajané ad Jaroshet hagoim vayipól kol majané Sisrá lefi jérev lo nishar ad ejad.         

4:17 Y Sisrá huyó a pie a la tienda de Jael (Yael), mujer de Jéber el keneo, porque había paz entre Jabin, rey de Jatzor, y la casa de Jéber el keneo.

But Sisrá fled on foot to the tent of Jael, the wife of Cheber the Kenite; for there was peace between Jabin the king of Hazor and the house of Cheber the Kenite.
VeSisra nas beraglav el ohél Yaél éshet Jever haKení ki shalom béin Yavin mélej Jatzor ubein beit Jéver haKení.          

4:18 Y salió Yael al encuentro de Sisrá y le dijo: ¡Entra, señor mío, entra aquí, no temas! Y entró a su tienda, y ella le tapó con una colcha.

Yael came out to meet Sisrá, and said to him, ‘Come in, my Máster, turn aside to me; do not fear.’ So he turned aside to her into the tent, and she covered him with a rug.
Vatetzé Yaél likrat Sisrá vatomer elav súra adoní súra elái al tirá vayasar eléia haohelá vatejaséhu basmijá.                                                                                                                                                                                           

4:19 Y él le dijo: Dame, te ruego, un poco de agua, porque tengo sed. Y ella abrió un odre de leche, le dio de beber y le volvió a tapar.

He said to her, ‘Please give me a little water to drink, for I am thirsty.’ So she opened a bottle of milk, and gave him a drink, and covered him.
Vayomer eléia hashkiní na meat máim ki tzaméti vatiftaj et nod hejalav vatashkéhu vatejaséhu.

4:20 Y él le dijo: Ponte a la puerta de la tienda, y si alguno viniere y te preguntare, diciendo: “¿hay aquí alguien?” le responderás: “No hay”.

He said to her, ‘Stand in the door of the tent. If anyone comes and asks you, ‘Is there any man here?’ say, ‘no.’ ‘
Vayomer eléia amód pétaj haohél vehayá im ish yavó usheeléj veamár hayésh po ish veamárta áin.

4:21 Y Yael, mujer de Jéber, cogió el clavo grande de la tienda, echó mano al martillo, se llegó a él calladamente y le clavó el clavo en la sien, de modo que penetró en la tierra; porque él había caído en profundo sueño, pues estaba fatigado; y así murió.      

Then Jael, Cheber’s wife, took a tent peg and a hammer in her hand, and went to him softly, and drove the peg into his temples, until it pierced through into the ground; for he was in a deep sleep. So he swooned and died.
Vatikáj Yaél éshet Jever et yetád haohél vatasém et hamakévet beyadá vatabó eláv balát vatitká et hayatéd berakató vatitsnáj baáretz vehú nirdám vayaáf vayamót.

4:22 Y he aquí que Barak venía persiguiendo a Sisrá; y salió Jael a su encuentro y le dijo: Ven y te mostraré al hombre que estás buscando; entró pues adonde ella estaba, y he aquí que Sisrá placía muerto con el clavo en su sien.

And, behold, as Barak pursued Sisrá, Jael came out to meet him, and said to him, ‘Come, and I will show you the man whom you seek.’ He came to her. There lay Sisrá dead, the tent peg in his temples.
Vehíne Barak rodéf et Sisrá vatetzé Yaél likrató vatomer lo lej vearéka et haísh asher atá mebakésh vayavó eléiha vehíne Sisrá nofél met vehayatéd berakató.

4:23 Así Elohim en aquel día humilló a Yabín, rey de Canaán, ante los hijos de Israel.

Thus, on that day, God subdued Jabin the king of Canaan before the Israelites.
Vayajna Elohim bayom hahú et Yavin mélej Kenaán lifnéi benéi Israel.

4:24 Y el poder de los hijos de Israel prevaleció cada vez más contra Jabin, rey de Canaán, hasta que acabaron de destruir a Yabin, rey de Canaán.

And the Israelites hand bore harder and harder against Jabin the king of Canaan until they destroyed Jabin king of Canaan.
Vateléj yad benéi Israel halój vekashá al Yavin mélej Kenaán ad asher hijrítu et Yavin mélej Kenaán.

5:1 Y en aquel día cantaron Débora y Barak, hijo de Abinóam, diciendo:

Then sang Deborah and Barak the son of Abinoam on that day:
Vatashar Dvorah uBarak ben Avinoám bayóm hahu lemor.

5:2 iPor haberse vengado el Eterno de los enemigos por medio de Israel, y por haberse ofrecido voluntariamente el pueblo, ¡bendecid al Eterno!  

When men let grow their hair in Israel, when the people offer themselves willingly, praise God.
Bifroa praot beIsrael behitnadev am barjú Adonai.

5:3 ¡Oíd, reyes; prestad atención, oh príncipes! Yo pertenezco al Eterno, yo le cantaré; elevaré salmos al Eterno, Elohim de Israel.                

Hear, O you kings; give ear, O you princes. I will sing to God; I will sing praise to God, the Lord of Israel.
Shimú melajim haazínu rozním anoji la Adonai anojí ashirá azamer la Adonai Elohei Israel.                 

 5:4 Oh, Eterno, cuando Tú saliste de Seír, cuando marchaste desde el campo de Edom, la tierra se estremeció, también los cielos gotearon, también las nubes gotearon aguas.            

God, when You went forth from Seir, when You marched out of the field of Edom, the earth trembled and the heavens dropped, yea, the clouds dropped water.
Adonai vetzetéja miSeír betzadjá misdé Edóm éretz raashá gam shamáim natafú gam avím natfú máim.

5:5 Transpiraron los montes ante la presencia del Eterno, como el monte de Sinai ante el Eterno, Elohim de Israel.

The mountains quaked at the presence of God, even you Sinai at the presence of God, the Lord of Israel.
Harim nazlú mipnéi Adonai zé Sinai mipnéi Adonai Elohei Israel.             

5:6 En los días de Shamgar, hijo de Anat, en los días de Yael, cesaron las caravanas y los viajeros caminaban por atajos sinuosos.                

In the days of Shamgar son of Anath, in the days of Jael, the highways were deserted and travelers walked through byways.
Bimey Shamgar ben Anat biméi Yaél jadlú orajót veholjéi netivot yelejú orajót akalkalót                                    

5:7 Cesaron también las ciudades abiertas en Israel, cesaron, hasta que yo, Débora, me levanté, hasta que me levanté por madre de Israel.

The rulers ceased in Israel, they ceased until you, Deborah, arose, a mother in Israel.
Jadlú ferazon beIsrael jadelú ad shakámti Devora shakámti em beIsrael.

5:8 Cuando Israel escogió para él nuevos Elohim, entonces hubo guerra a las puertas de sus ciudades. Cuando estaba Israel con Elohim, ¿veíase por ventura escudo o lanza entre cuarenta mil de Israel cuando vencían?        

They chose new gods: and war was in the gates. Was shield or spear seen among forty thousand in Israel?
Yivjár Elohim jadashim az lajém shearím maguén im yeraé varomáj bearbaím élef beIsrael.

5:9 ¡Mi corazón se inclina hacia los jefes de Israel que se ofrecieron voluntariamente entre el pueblo! ¡Bendecid al Eterno!

My heart is toward the governors of Israel, who offered themselves willingly among the people. Praise God.
Libi lejokekéi Israel hamitnadvím baám barejú Adonai.
5:10 ¡Vosotros, los que cabalgáis en asnas blancas, los que os sentáis sobre alfombras para juzgar y los que andáis por el camino, hablad de esto!     

You who ride on white asses, you who sit on rich carpets and you who walk by the way, tell of it.
Rojevei atonót tzejorót yoshvéi al Midín veholjéi al dérej sijú.

5:11 En el lugar donde se oye la voz estruendosa de los arqueros, en medio de las pilas de aguas, allí será oída la voz de los que hablan de las justicias del Eterno, de las justicias para con las ciudades abiertas en Israel; ahora baja libremente a las ciudades el pueblo del Eterno.

Louder than the voice of archers at the watering places, they shall rehearse the righteous acts of God, even the righteous acts of His rulers in Israel. Then Go Adonai people went down to the gates.
Mikol mejatzetzím béin Máshabim sham yetánu tzidkót Adonai tzidkót pirzonó beIsrael az yardú lashearím am Adonai.                         

5:12 ¡Despierta, despierta, Débora! ¡Despierta, despierta, entona un cántico! ¡Levántate, Barak, lleva presos a tus cautivos, oh hijo de Abinóam.                                                                                                           

Awake, awake, Deborah! Awake, awake, utter a song! Arise, Barak, and lead your captives, son of Abinoam.
Uri uri Dvora úri úri dabrí shir kum Barák ushavé shebiéja ben Avinoám.

5:13 Entonces subyugó el resto del pueblo a los poderosos de los idólatras. El Eterno hará que yo subyugue a los valientes.

Then he set a remnant to rule over the nobles and the people; God gave me dominion over the mighty.
Az yerad sarid leadirím am Adonai yerád li baguiborím.

5:14 De Efráim, de su raíz, salió Yehoshúa quien subyugó a Amalek; tras él ha de salir de Binyamín (Shaúl), quien lo subyugará nuevamente con mucho pueblo. De Majir descendieron a la guerra los comandantes, y de Zebulún los que llevan la pluma del escribano.            

Out of Ephraim came those whose root is in Amalek; following you, Benjamin, with your kinsmen. Out of Machir came down governors, and out of Zebulun, those who bear the marshall’s staff.
Mini Efraim shorsham baAmalek ajaréija Binyamin baamaméija miní majír yardú mejokekím umi Zvulún moshjím beshévet sofér.

5:15 Y los príncipes de Isajar estaban con Débora, e Isajar hizo como Barak, al valle se arrojó en seguimiento de él. Por la separación de Rubén, que no entró en esta guerra, hubo sobre esto grandes conjeturas.

The princes of Issachar were with Deborah; as was Issachar, so was Barak. Into the valley they rushed forth at his heels. Among the divisions of Reuben there were great deliberations of heart.
Vesarái beYisajar im Dvora veYisajar ken Barak baémek shuláj beragláv biflagót Reubén guedolím jikekéi lev.            

5:16 ¿Por qué te sentaste, oh Rubén, junto a las fronteras? ¿Acaso es para escuchar a los que pitan llamando a los rebaños? Por esto, por la separación de Rubén, que no entró en esta guerra, grandes conjeturas se harán.

Why did you stay among the sheepfolds, to hear the pipings of the flocks? Among the divisions of Reuben there were great deliberations of heart.
Láma yashávta béin hamishpetáim lishmóa shrikót adarím liflagot Reubénn guedolím jikréi lev.                              

5:17 Si es porque Rubén estaba lejos del lugar de la guerra, Guilad también quedaba del otro lado del Yardén. Y Dan ¿por qué no vino? ¿Acaso es porque vive en la vecindad de los navíos? Asher tuvo razón en no venir, porque habita en la costa  del mar y mora en ciudades no amuralladas.   

Gilead remained beyond the Jordan. And Dan, why did he remain by the ships? Asher dwelt at the seashore, remaining by its bays.
Gilád beéver haYardén shajén veDan láma yagúr oniot asher yasháv lejóf yamim veal mifratzáv yishkón.

5:18 Zebulón son gente que despreció su vida hasta la muerte, y también Naftalí sobre las alturas del campo de batalla.

Zebulun is a people who risked their lives unto death; also Naphtali, on the heights of the field.
Zvulun am jéref nafshó lamút veNaftalí al meroméi sadé.

5:19 Entre tanto, vinieron reyes y pelearon en ayuda de Sisrá; reyes de Canaán pelearon entonces, desde Taanaj hasta junto a las aguas de Meguidó, Más no se llevaron ganancia de plata.

The kings came, they fought; then fought the kings of Canaan, at Taanach by the waters of Megiddo; they took no gain of money.
Baáu melajim niljamú az niljamú maljéi Kenaán betanáj al mey Meguido betzá késef lo lakajú.

5:20 ¡Desde los cielos pelearon! ¡Las estrellas salieron de sus órbitas y pelearon contra Sisrá.

The stars fought from heaven; in their courses they fought against Sisrá.

Min shamáim niljamú hakojavím mimesilotám niljamú im Sisrá.              

5:21 El torrente de Kishón los arrastró, las antiguas y escasas aguas del torrente aumentaron en el torrente de Kishón! ¡Oh, alma mía, pisoteaste la fuerza del enemigo!                                                                     

The brook Kishon swept them away, that ancient brook, the brook Kishon. O, my soul, tread them down with strength.
Najál Kishón guerafám najál kedumím najál Kishón tidréji nafshí oz.     

5:22 ¡Entonces se hirieron los cascos de los caballos en el galope desenfrenado, a causa de la impetuosa huida, huida de sus valientes!               

Then the horse’s hoofs beat loudly with the prancings, the prancings of the mighty ones.
Az halmú ikvéi sus midaharót daharót abiráv.

5:23 ¡Maldecid a Meroz, dijo el ángel del Eterno, maldecid duramente a los habitantes de ella, porque no acudieron en ayuda del pueblo del Eterno, en ayuda del pueblo del Eterno contra los fuertes!

Curse Meroz! Said the angel of God. Curse bitterly its inhabitants, because they did not come to GoAdonai aid, to GoAdonai aid against the might.
Óru meróz amár maláj Adonai orú arór yoshvéia ki lo báu leezrát Adonai leezrát Adonai baguiborím.

5:24 ¡Bendita sobre todas las mujeres sea Yael, mujer de Jéber el keneo; sobre las mujeres moradoras en tiendas, sea ella bendita!                

Blessed above women shall be Jael, the wife of Cheber the Kenite, above women in the tent shall she be blessed.
Teboráj minashím Yaél éshet Jever haKeyni minashím baohél teboráj.                   

5:25 Agua pidió él, leche le dio ella; en taza de príncipes le ofreció crema.     

Water, he asked for, and she gave him milk; she brought him curd in a lordly bowl.
Maim shaál jalav nataná beséfel adirím hikrivá jemá.                                

5:26 Extendió la mano izquierda al clavo, y su mano derecha al martillo de obreros, y martilló a Sisrá, le golpeó la cabeza, le hirió y le traspasó la sien.

She put her hand to the tent peg, and her right hand to the workman’s hammer; she smote Sisrá, she crushed his head, yea, she pierced and struck through his temples.
Yadá layatéd tishlajná viminá lehalmút amelím vehalmá Sisrá majaká roshó umajatza vejalfá rakató.

5:27 Entre los pies de ella cayó de rodillas, quedó tendido. Entre los pies de ella cayó de rodillas, adonde se arodilló, ahí mismo cayó muerto.

At her feet he sank, he fell, he lay; at her feet he sank, he fell. Where he sank, there he fell down dead.
Béin ragléia kará nafál shajáv bein ragléia kará nafál baashér kará shám nafál shadúd.

5:28 Desde la ventana avizoraba la madre de Sisrá y exclamaba a través de la reja: ¡Por qué tarda su carro en venir? ¿Por qué se atrasan las pisadas de sus carros?                                                                           

Through the window she looked out and peered, the mother of Sisrá, through the lattice, ‘Why is his chariot so long in coming? Why tarry the wheels of his chariots?’
Beád hajalón nishkefá vateyabév em Sisrá beád haeshnáv madúa boshésh rijbo labó madúa ejerú paaméi markevotáv.          

5:29 Las más sabias de sus damas le contestaban, y ella misma volvía a darse respuesta:

Her wisest ladies answer her; in fact, she answers herself:
Jajmot sharotéia taanéina af hi tashiv amaréia la.     

5:30 ¿No están hallando y repartiendo los despojos? A cada varón una o dos doncellas; despojo de diversos colores para Sisrá, despojo de diversos colores bordados; de diversos colores bordados de los dos lados; estarán siendo repartidos para los cuellos de los despojadores.

Are they not finding, are they not dividing the spoils: A maiden, two maidens to every man; to Sisrá spoils of dyed garments, spoils of dyed garments of embroidery, two dyed garments of embroidery for the neck of every spoiler?
Hálo yimtzéu yejalkú shalál rajám rajamatáim lerosh guéver shlal tzvaím le Sisrá shlal tzvaim rikmá tzéva rikmatáim letzavréi shalál.

5:31 ¡Así perezcan todos tus enemigos, oh Eterno! Más los que le aman sean como cuando el sol se levanta, y su fuerza va en aumento. Y la tierra descansó cuarenta años.

So God, Let all Your enemies perish. But they who love Him are as the sun rising in its might. And the land had rest for forty years.
Ken yovdú kol oibéija Adonai veohavav kétzet Adonai esh bigvurató vatishkót haáretz arbaím shana.

 

07 de Enero de 2014 – 06 de Shevat de 5774