Monthly Archive noviembre 2014

PorMax Stroh Kaufman

Numero Cinco

Numero cinco
El numero cinco corresponde en hebreo, a la letra Hei, que significa “Tomen”, y es la letra asociada con la protección a la mujer en embarazo.
También el numero cinco corresponde a la Sefirá conocida con el nombre de Guevurá, que significa fuerza y en ocasiones es conocido también como severidad.
La Guevurá hace parte de las emociones concientes.
El numero cinco equivale tambien al gran fuego del Eterno,del cual está escrito “ni vea más este gran fuego, para que no muera” (Deut 18:16).
Cinco corresponde a la mano izquierda del Eterno según el Zohar
El numero cinco, para algunas esferas místicas es el número del
luchador y de la determinación.
El numero cinco simboliza tambien los cinco dedos que tiene la mano, y que suele ser utilizado como hamsa, para alejar las malas influencias.
El numero cinco nos dice que cinco son los Libros de Moshe…
El libro numero cinco es el Devarim, en el que se hace un recorderis de todas las Mitzvot
La Parashá numero cinco desde Bereshit, corresponde a la Vida de Sara
En el dia numero cinco de la creación aparecen los grandes cetáceos
y todo ser viviente que anda arrastrándose, además de toda ave alada según su especie, como está escrito… 
El nombre numero cinco de El Eterno, MEM– HEI – SHIN, trae la energía de la sanación a los niveles más profundos de mi ser,debido a que ahora puedo aceptar toda laresponsabilidad por mi condición presente y a que heusado mi energía para concentrarme en otros que también necesitan curación.
El numero Cinco es el aniversario de 321judaismo.com a celebrarse en el calendario gregoriano el próximo 9 de diciembre (22 de Kislev por calendario hebreo)
Agradecemos a todos por su colaboración y difusión  en estos cinco largos años que nos han soportado, nos han leido y nos han ayudado a ser una página en el internet y en las redes sociales que no ha requerido de donaciones y espera seguirlos acompañando a ustedes y a muchos más durante muchísimos años mas. Que El Todopoderoso los siga bendiciendo hasta que sobreabunde.

PorMax Stroh Kaufman

El Mashíaj en Acción

Estamos viendo al ¡Mashiaj en Acción!

Hace 2 años, exactamente el 16 de noviembre de 2012, un periódico publicó el siguiente artículo:

La columna de nube, también conocida como las Nubes de Gloria, o Amud HaAnan, ha protegido del pueblo judío en el desierto, y la Operación “Amud HaAnan” que es mantenida por el Tzahal es la que ahora ha llevado a cabo la protección de nuestros ciudadanos sitiados en el sur. Pero es mucho más que eso.

El Rabino Kook escribió:

“Cuando hay una gran guerra en el mundo, el poder del Mashiaj se despierta. El tiempo del ave cantora ha venido, con el desmalezado a distancia de los tiranos. Los malvados se borran del mundo, el mundo se vuelve más perfeccionado, y la voz de la tórtola se oye en nuestra tierra”.

“Y después que la guerra ha llegado al clímax, el mundo se revitaliza con un espíritu nuevo, y las ‘Huellas de la Mashiaj’ se revelan en gran manera. En la medida que la guerra sea mayor, tanto en forma cuantitativa como cualitativamente, mayor es la expectativa que los “Pasos de la Mashiaj”, se vayan revelando con las huellas de la guerra…

“Con gran perspicacia, valor increíble, con profunda y penetrante lógica, con verdadero deseo, y con claro entendimiento, tenemos que recibir los contenidos exaltados de la luz del Eterno que se revela en la acción maravillosa que se da en el funcionamiento, precisamente, de estas guerras.”

El Rabino Kook termina su ensayo citando una de nuestras oraciones de la mañana. No se equivoquen. Esto es lo que realmente la operación “Amud HaAnan” es:

“Maestro de las guerras, sembrador de la justicia, ¿Quién hace que la salvación empiece a brotar? ¿El Creador o las curaciones? Grandiosa e impresionante es la alabanza, Maestro de las maravillas, quien renueva su bondad todos los días el acto de la Creación, causando que una nueva luz brille sobre Tzión, y que podamos todos tener el privilegio de ver su luz “(Orot, 2: 1).

Hashem es el Maestro, el Amo y Señor de las guerras. Y ahora, mientras los ciudadanos en el Estado de Israel se sientan angustiados en sus refugios antibombas, Hashem está comprometido en la guerra. Hashem es quien elimina a los tiranos, los asesinos de hombres judíos, mujeres y niños. Hashem está borrando a los malos del mundo, los asesinos de Hamas, ISIS y la Jihad Islámica. El Mashiaj ha despertado. Él está sentado en la cabina junto a nuestros pilotos a medida que se ellos elevan sobre Gaza, saneando y perfeccionando el mundo. Mientras que el ejército israelí está luchando, Hashem está sembrando la justicia. Hashem está causando que brote la salvación. Él está provocando una nueva luz brille sobre Tzión, y es nuestra tarea de abrir los ojos y ver. No, mis amigos, esto no es una mera guerra – esta es el Mashiaj en acción!

El Mashíaj no sólo es el rey judío ideal sino un proceso que evoluciona con el tiempo. La Guemará nos informa que: “Hay 2000 años de Mashiaj (Sanhedrin 97A). En el tratado Meguilá, nos enteramos de que, “La guerra es también el comienzo de la Redención” (Meguilá 17B). El Rambam nos dice que una de las tareas más importantes del Moshiach es luchar las guerras de Hashem (Leyes de Reyes y sus guerras, 11: 4).

Sí, la Operación “Amud HaAnan” y las siguientes que hemos visto en los medios informativos, han llegado para proteger a nuestros ciudadanos, para enseñarle a Hamas y a los otros grupos, una lección dolorosa. Debemos entender que, cuando miramos las imágenes en la televisión, aunque sean terribles, es porque estamos viendo las “huellas de Mashiaj” Todos estamos siendo testigos de la santificación de Di-s en el mundo. Que la palabra vaya adelante, “¡Hay un Dios que vive en Israel!”

Sí, la guerra es un infierno. Sí  la guerra pudiera ser suspendida o dejada a un lado, el mundo sería un lugar mejor. Pero la redención de Am Israel también viene a través de las guerras. En el rugido de nuestros aviones rayando sobre Gaza, ¡El Mashiaj está en camino! Cuando los malhechores son arrancados del mundo, aparece la luz del Mashiaj. Cuanto mayor es la magnitud y la fuerza de la guerra, mayor es la revelación del Mashiaj que le sigue.

Nuestros corazones y oraciones están con los soldados de Israel. Y que Hashem les dé a ellos y a sus comandantes el coraje sagrado y valor para terminar el trabajo y acabar con el mal que está y sale de en medio de nosotros, para la mejora del mundo. ¡Y que podamos todos tener el privilegio de ver y disfrutar de la nueva luz que brilla en Sión!

Quiera HaShem, en toda su sabiduría que veamos pronto al Mashiaj entre nosotros.

16 de Noviembre de 2014

PorMax Stroh Kaufman

Sara en la Torá

SARA EN LA TORÁ

Una corta reflexión

La historia de Sara, en la Torá, comienza a ser escrita aproximadamente  un poco más de 2 mil años Antes de la Era Común, cuando ella “se casó” con Abraham, la cual se encuentra extendida, entre las siguientes citas, en la Torá:

1.-  Dijo también Dios a Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Sarai, mas Sara será su nombre. Y la bendeciré, y también daré de ella para ti, un hijo; y la bendeciré y vendrá a ser madre de naciones: reyes de pueblos procederán de ella.

Vayomer Elohim el Abraham Saray ishtejá  lo tikrá et shemá Saray ki Sará shemá. Uberajti otá vegám natáti miména lejá ben uberajtíha vehayetá legoím maljéi amím miména yihyú.

2.- Y fue la vida de Sara ciento veintisiete años; años de vida de Sara. Y murió Sarah en Kiriat-Arbá, que es Hebrón (Gevrón), en la tierra de Canaán; y vino Abraham para hacer el duelo de Sarah y llorarla

Vayihyú jayéi Sara méa shaná veesrím shaná veshéva shaním shnéi jayéi Sara. Vatamót Sara beKiriat Arbá hi Jevrón beéretz Kenaán vayavó Avraham lispód le Sara velivekotá

¿Qué características tenía Sara, en la Torá?

1.- Hermosura: El Talmud describe su belleza con las siguientes palabras: era tan hermosa que a su lado las otras mujeres parecían monos

2.- Hospitalidad: su casa siempre estuvo siempre abierta para brindar la atención a cualquiera que la necesitara, como lo narra el hecho cuando llegan tres hombres a la tienda de Abraham y son recibidos, con la mejor de las atenciones. La hospitalidad era una parte vital de la cultura del mundo antiguo y sus normas se seguían como un código de conducta. El que ofrecía hospitalidad estaba obligado a proveer al viajero de comida, agua y refugio.

3.- Carácter fuerte, como está escrito: Y dijo Sara: Risa (alegría) me ha causado El Eterno, y cualquiera que lo oyere se reirá (Yitzjak) conmigo.

Vatomer Sara tzejók asá li Elohim kol hashoméa yitzaják li.

Sara no era mujer débil, de las que se desaniman fácilmente o una mujer superficial. El Todopoderoso contó con ella sembrándole firmeza en su vida; le dio sabiduría para que ella estuviera plenamente segura que su situación de mujer estéril era la voluntad de Adonai. El actuó en el corazón de Abraham, sembrando mucho amor para Sara.

Las escrituras de los libros conocidos con el nombre de Nuevo Testamento, Las Buenas Nuevas, Brit haJadashá, Besorot Tovot, describen, además, a Sara, como una mujer inquebrantable que sigue los designios del señor (Romanos, 4, 18; Hebreos, 11, 11) e incluso como ejemplo de esposa (1 Pedro, 3, 6).

 

4.- Celosa: Sara actúa con mucha severidad y da un ultimátum a su marido: Y dijo Sara a Abraham: Mi afrenta (sea) sobre ti. Yo puse mi sierva en tu seno, mas ella vio que concibió y fui despreciada a sus ojos; juzgue el Eterno entre mí y ti.

Vatomer Sarai el Avram jamasi alíja anojí natati shifjatí bejeykéja vateré ki haratá vaekál beeinéiha yishpót Adonai beiní ubeinéija.

5.- Fidelidad: en dos eventos su fidelidad fue puesta a prueba: el primero de ellos, cuando Sara fue llevada ante el Faraón, habiendo dejado en constancia ante muchos, que Abraham era su hermano (1)  para salvarle la vida, el faraón promete darle como herencia la tierra de Goshen si se quedaba con él, siendo parte de su harem; incluso el rey llegó a darle a Sara su propia hija para que fuera su esclava.

El segundo, cuando Abimelej, la toma por esposa, nuevamente bajo la excusa de ser la hermana (1) de Abraham, y la instala en su harem, con grandes regalos y ventajas: nuevamente, el Todopoderoso condena esta conducta y Abimelej  se la retorna.

6.- Depositaria de Profecía y Promesa: Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia”

Vayomer Elohim el Abraham al yerá beeinéija al hanaár veál amatéja kol asher tomár eleíja Sara shmá bekolá ki beYizjak yikaré lejá zará.

Sara, en la Torá, es, fue y será una mujer muy compleja, sobre la cual habrá siempre de que hablar: como mujer, como ser humano, Sara tuvo virtudes cualidades y defectos; sin embargo, tuvo un aspecto muy importante que todos debemos seguir: Confianza en el Eterno, por más difícil que las situaciones se nos presenten: del mismo modo que Sara, recibiremos las bendiciones que nos corresponden, en su debido momento.

 

  • Esta situación no es del todo mentira, porque Sara y él eran hermanos de padre.
PorMax Stroh Kaufman

Januca, Tradición que ilumina la vida

La fiesta de Januca:

Una tradición que ilumina la vida

 

Mientras en algunos continentes diciembre marca la mitad del año laboral, para otros, en otras latitudes, corresponde al fin de año y al momento cuando se hacen necesarios las celebraciones, el descanso y las distracciones. En estos países la gente se llena de calor y se cubre con color. Es entonces que cada uno necesite desenchufarse de las tareas, a veces alienantes, y aprenda o empiece a disfrutar con los seres a los que ama, y con quienes hacemos todo el esfuerzo de remar contra las adversidades de la cotidianeidad. Es ahí donde las tradiciones religiosas se tornan significativas. Diciembre es Navidad para los cristianos, Januca para los judíos.

En la tradición hebrea, Januca aparece, generalmente, en el mismo diciembre —mes de Kislev en el calendario judío— como un páramo que intenta iluminar la vida, que es lo más bello que poseemos.
¿Qué se festeja en Januca? En el siglo II antes de la era común, la tierra de Israel era una provincia del imperio griego, dividida y gobernada por los sucesores de Alejandro Magno. Fue en ese mismo momento que el emperador de turno decidió unificar a los súbditos de las distintas provincias mediante la prohibición de religiones locales y la obligación de adorar a los dioses griegos. Mientras la mayoría de los pueblos se sometieron al edicto, solo resistieron los judíos, librando una eficaz guerra hasta que los conquistadores cedieron, otorgándoles la libertad religiosa. El Sagrado Templo de Jerusalén, que se había convertido en un santuario griego, fue consagrado nuevamente a los oficios judíos encendiéndose dentro de ella una llama permanente.

La festividad de Januca dura ocho días y su símbolo esencial es la luz, a través del encendido individual, en cada hogar judío, de luminarias en un candelabro de 8 brazos llamado “Janukiá”. La ley judía enuncia que “luz, individuo y familia” es todo lo requerido para la celebración.
A simple vista, la observancia de Januca contempla dos niveles diferentes y aparentemente contradictorios: lo individual y lo familiar. Por eso la tradición enseña que cada individuo debe ser el producto de la familiaridad, lo que de manera profunda significa que no somos, si no representamos a nuestra familia. La familia no es sólo el conjunto de individualidades que comparten un mismo techo, sino una búsqueda del compartir aquello que tierna y únicamente puede madurar con el otro alrededor del amor. Si nuestro entorno se caracteriza por la frialdad y el egoísmo, vamos a ser la representación de ello. Pero creemos que la familia es todo lo opuesto: calidez y belleza sublime que brinda la luz.
En este sentido es tan significativa esta festividad, que la ley judía no requiere celebrarla con comidas fastuosas, ni grandes festejos. Todo lo que nos pide es que, cada noche, al regreso de la tarea cotidiana, nos reunamos con los seres que amamos, encendamos las luminarias y entonemos melodías. Luz y melodía son símbolos del espíritu y de la energía que puede emanar del entorno que nosotros mismos debemos iluminar. Quiera Dios, en un mundo tan oscuro, que en este diciembre – kislev todos en el mundo podamos encontrar luz de diálogo, de comprensión y de amor.

02 de Noviembre de 2014

Extraído y adaptado de:http://www.clarin.com/diario/2006/12/13/deportes/m-01326789.htm