Monthly Archive junio 2017

PorMax Stroh Kaufman

Las frases y expresiones antisemitas más conocidas en la historia

Las frases y expresiones antisemitas más conocidas en la historia

Recopilación fechada 15 de Abril de 2016

¿Conoces expresiones antisemitas?

¿Crees que las expresiones antisemitas son recientes?

¿Acaso el antisemitismo (la persecución a los judíos) es nuevo?

El término antisemitismo como lo conocemos actualmente, aparece en 1873, por obra del periodista alemán Wilhelm Marr, quien Lo utilizó para descalificar y rechazar a los judíos, los cuales fueron definidos como un grupo étnico, como una “raza” inferior y como la responsable de todos los males que está padeciendo el mundo; va dirigido únicamente a los judíos, a pesar que los árabes son también semitas.

Vamos a revisar unas frases que se encuentran en la historia universal y demuestran la antigüedad de las expresiones antisemitas

Maneton “Los judíos son descendientes de los hyksos usurpadores, retardados y retrasados; tribu de leprosos, que fueron echados por sus sacrilegios, su impiedad y para evitar que contaminaran a la población.

Marcus Tullius Cicero (106 – 43 AC) “Los judíos son una fuerza oscura y repulsiva. Se sabe son numerosos, solidarios y qué fuerza representan en conjunto. Esta es una nación de los malvivientes e impostores”.

Diodor (30 AC – 20 DC) – “Ya los consejeros y amigos del rey Antioch (242 – 187 AC) le decían que exterminara a la nación judía por completo, porque los judíos como único pueblo en el mundo se resistieron a mezclarse con otras naciones. Juzgaron a todas las otras naciones como sus enemigas y pasaron esa enemistad como herencia a las generaciones futuras. Sus libros santos contienen las inscripciones hostiles contra toda la humanidad y los reglamentos injustos.”

Tácito (55 – 120 DC) “Las leyes judías están en contra de las leyes de otras naciones. Desprecian a todo lo que es santo para nosotros y al revés: es agradable todo lo que es asqueroso para nosotros. Viven en conjunto, se apoyan mutuamente, odiando los ajenos y los descomponen.”

Meliton de Sardes (180DC): “Dios ha sido asesinado, el Rey de Israel fue muerto por una mano israelita.”

Casio Dio (155 – 235 DC) “Los judíos destruyeron a los griegos igual como a los romanos. Comían los cuerpos de sus víctimas, hacían los cinturones con sus intestinos y se bañaban en su sangre. 200 mil perdieron su vida en Cirena, 240 mil en Chipre, por esto los judíos no pueden poner sus pies en esta isla”.

Tertuliano (160 – 220 DC) “Las sinagogas judías son una fuente de las persecuciones”.

Mahoma (571 -632 DC) “No dejes en descubrir de los engaños de los hijos de Israel. Ellos son impostores con pocas excepciones”.

Santo Tomás de Aquino (1225 – 1274) “No se debería permitir a los judíos poseer lo que ganan de usura, sería mejor a obligarlos a trabajar para ganar su vida en vez no hacer nada excepto de cuidar a su avaricia”.

Estas serían unas expresiones antisemitas de la edad media:

Martín Lutero (1483 – 1546) “Nunca hubo bajo el sol una nación ansiosa de sangre y vengativa más que ellos, el cual parece ser el pueblo elegido por Dios, fueron obligados y tenían que asesinar los paganos. La máxima cosa que esperan de parte de su mesías, es que él con su espada debería exterminar a todo el mundo. El corazón judío es de madera, de piedra, diabólico y duro como acero, inamovible. Cuando llegue el mesías, él mismo debe secuestrar el oro y plata de todo el mundo y repartirlo entre los suyos…

Los judíos son un pueblo “abyecto y despreciable, es decir, no un pueblo de Dios, y su jactancia de linaje, su circuncisión y su ley deben ser considerados sucios; están manchados con “las heces del diablo (…) en las que se revuelcan como cerdos” La sinagoga es una “novia impura, sí, una ramera incorregible, una mujerzuela impía” Las sinagogas y escuelas rabínicas sean pasto del fuego, sus libros de oración destruidos, que se prohíba a los rabinos predicar, que sus casas sean arrasadas y sus propiedades y dinero confiscados. No se les debe mostrar ninguna piedad ni misericordia, ni facilitar protección legal alguna, y “estos infectos gusanos venenosos” deben prepararse para el trabajo forzado o la expulsión definitiva.

Giordano Bruno (1548 – 1600). “Los judíos componen un linaje tan apestado, leproso y peligroso que no merecen a nada solo a la exterminación antes de nacimiento. Los judíos son un desecho de la humanidad, el más putrefacto e indigno pueblo del mundo, con una mentalidad e inclinaciones viles y sumamente sucios”.

“Ellos son una tribu de reptiles y cerrados en sí mismos, insoportables para otras naciones quienes les odian bestialmente y está por ellos mismos razonablemente odiado”.

Papa Pío V en su bula de 1567: “ La vileza de este pueblo, armada con las peores maneras, llegó al punto que amenaza al nuestro bien común… Pues si permitimos tantas numerosas usuras por las cuales los judíos destruyeron en todas partes los bienes de los pobres cristianos, entendemos como el asunto claro, que ellos mismos guardan los ladrones y los bandidos, socios de ellos. Cosas robadas por estos malvivientes, no solo laicas, y a los objetos de servicio sacros divino esconden, los trasladan a otros lugares o los reelaboran. Muchos judíos bajo pretexto de los trámites de varias cosas visitando las casas de las mujeres honestas les lleva a las casas de prostitución. En fin nos conocimos bastante y experimentamos como se relaciona este especie perversa a nombre de Jesús, cómo es enemigo a todos que se identifican con este nombre y que trampas preparan contra sus vidas”.

Sínodo de Vilna 1685 – “Los judíos por su desprecio y odio a la religión cristiana difunden las depravaciones, incredibilidad y los escándalos entre los cristianos.

Algunas un poco más recientes…

Voltaire (1694 – 1778) Los judíos no son nada más que un pueblo desinformado y bárbaro, que desde largo tiempo acumula en sí mismo un egoísmo extremadamente sucio con asquerosa superstición e inapagable odio a todas las naciones que los soportan y son el medio de su enriquecimiento.

Todos ellos son fanáticos innatos, como los Bretones y los Alemanes que nacen con cabello rubio. No me sorprendería ni por poco, si esta nación fuera una amenaza mortal para la humanidad.”

Benjamin Franklin (1706 –1790): “Señores, tenemos aquí un asunto más penoso que el asunto romano: esto es el judío. En cada país donde se radicaron los judíos bajaron el nivel moral, destruyeron el estandarte comercial, se burlaban de su religión socavándola. Crearon un estado dentro del estado. Ellos son los vampiros, y los vampiros no viven de los vampiros. Ellos nunca pueden vivir y mantenerse dentro de ellos mismos. Se pueden mantener y vivir solo entre los cristianos y otras naciones que no pertenecen a la raza de ellos. Si ellos no se alejan de nuestro país por medio del poder de nuestra constitución, será cierto que en el transcurso menos de 200 años llegarán a nosotros en tal cantidad, que nos van a dominar y el país será devorado, cambiarán la forma de gobernar por la cual nosotros americanos vertemos nuestra sangre, entregamos nuestras vidas y arriesgamos nuestra libertad, y nuestros descendientes van a trabajar para multiplicar sus riquezas, mientras ellos estarán en sus oficinas restregándose sus manos. Les advierto Señores, si no eliminan a los judíos de su país para siempre los hijos y sus descendientes les van a maldecir a ustedes desde sus tumbas”.

Denis Diderot (1717 – 1780) “Tu mala y bruta nación, vil y vulgar pueblo, esclavos dignos yugos. Váyanse y llévense sus libros y aléjense. El Talmud enseñó a los judíos a robar la propiedad de los cristianos, tratarlos como las bestias salvajes, empujarlos al precipicio… matarlos impune y cada mañana tirarles una maldición”.

Maria Teresa I de Austria (1717 – 1780): “No conozco mayor plaga que esa raza debido a que su falsedad, su usura y su avaricia nos está llevando a la ruina. Por lo tanto, en la medida de lo posible, los judíos deben ser aislados y evitados.”

Partido Nacional Socialista Nazi 1920: Exigimos la libertad en Alemania de todas las religiones, en la medida en que no pongan en peligro ni ofendan el sentimiento moral de la raza germánica. [..] El Partido combate el espíritu judeo-materialista.

Adolf Hitler: “Aún cuando el judío dice la verdad, ésta tiene por objeto encubrir un hecho delictivo mucho más grave, siendo que en este caso miente a sabiendas.

El judío hace de la mentira un arte: los embustes y las estafas son sus armas”.

Roald Dahl: “Vamos a ver, si tú y yo estuviésemos en una cola que se dirige a lo que sabemos que son cámaras de gas, yo no dudaría en en intentar atacar a uno de los guardias, y hasta meterlo dentro. Pero los judíos siempre han sido así de sumisos”.

Mikis Teodorakis “Todo lo que pasa en el mundo hoy en día es por culpa de los sionistas.Los judíos americanos están tras la crisis mundial económica,que también golpea a Grecia. ”

Dieudonné, El sionismo divide a las naciones para dominarlas y debilitarlas. Es una enfermedad, un cáncer dentro de nuestra sociedad, una prueba para la humanidad sobre la que hay que sobreponerse.

Otras expresiones antisemitas de hace muy pocos años

Charles Maurras: (1868-1952): el judío” es más que nada un código, un signo. Un “ideograma”, para todo lo “podrido, extranjero, democrático, libertario, anticlerical, antimilitarista y marxista”

Cristián Contreras, en la TV Chilena: “Los judíos entran a la historia como esclavos, eso es así. ¿Pero cuál es la misión después de 500 años, de revelarse? Los judíos se revelan, siguiendo a Jehová y con el paso del tiempo terminan dominando a todos los indoeuropeos que es la actualidad. Hoy en día los judíos son los dominadores del mundo, por decirlo así, a través de Estados Unidos, Inglaterra, y otros países. Por lo tanto, que no nos extrañe la razón del holocausto judío (…)”

Periódico Al Wattan: 19 de Abril de 1999: Escrito por Shuki Hafez: ‘Hay quienes prefieren sus matzot con jugo de fruta o con el cacao. Algunos de ellos, gustan de ellas horneadas con sangre humana, especialmente la sangre cristiana. Estos son nuestros primos los Judíos, que heredaron esta idea pagana extraña junto con una enorme cantidad de ideas tontas del Talmud y del resto de sus libros sagrados ”. El motivo “religioso” detrás de todo esto está claro y explícito en la Torá de los rabinos: comer matzá judía al horno con sangre cristiana es el camino más corto para restaurar la salud y la garantía para traer de vuelta a la juventud a un anciano, en lo que se refiere a sus relaciones con su esposa. .. ‘.

Mehmet Sahin: Lo que Hitler hizo a los judíos está bien para mí”, ” Hitler debió haber matado a todos los judíos”

Para complementar traemos también los siguientes refranes:

Tomado del Refranero español y recopilado por José Manuel Laurelio Sol : aquí se encuentran las siguientes frases:

– Al judío y al puerco no los metas en el mismo huerto

– Con judío chato ningún trato y aunque sea narigón, ninguna conversación

– El buen judío de la paja hace oro.

– El gato y el judío a cuanto ven dicen mío.

– Judío y trabajar no pueden concordar

– No te fíes del judío ni de su hijo ni su vecino

Otras:

Tiene que haber judíos para que florezca el antisemitismo

Estereotipos actuales:

1) Los Judíos son más leales a Israel que a los países en que habitan.

2) Los Judíos tienen demasiado poder en el mundo de los negocios.

3) Los Judíos tienen demasiado poder en los mercados financieros internacionales.

4) Los Judíos no se preocupan por lo que pasa a nadie más que su propia especie.

5) Los Judíos tienen demasiado control sobre los asuntos globales.

6) La gente odia a los Judíos debido a la forma como los Judíos se comportan.

7) Los Judíos creen que son mejores que otras personas.

8) Los Judíos tienen demasiado control sobre el gobierno de Estados Unidos.

9) Los judíos tienen demasiado control sobre los medios de comunicación global.

10) Los Judíos todavía hablar demasiado acerca de lo que les ocurrió en el Holocausto.

11) Los Judíos son responsables de la mayor parte de las guerras del mundo

Estas son parte de las muchas expresiones antisemitas que existen desde la antigüedad,

Recopilación fechada 15 de Abril de 2016

PorMax Stroh Kaufman

PARASHAT TERUMAH

PARASHAT TERUMAH

(TRUMA)

Terumah or truma means “special or elevated” offering/gift or donation. It is the produce tithe that Levites and Israelites would submit to the kohens in Temple times.

 

Terumah is also defined as an offering, as a gift, as a donation, as the choice part, as the best part…

 

Terumah according to Rashi means “setting aside.”

 

According to biblical law, Terumah consisted of several agricultural products: wheat, wine, and oil. The rabbis decreed that terumah be separated from all other fruits and vegetables as well.

 

This week’s parsha is named after this setting aside or separating.

Giving Terumah involves at least 1 positive mitzva and 4 negative mitzvot: Positive #126 (to give terumah), Negative  #133 (A non-kohen may not eat terumah), Negative Mitzvah #134 (the kohen’s Jewish servants may not eat terumah), Negative Mitzvah #135 (an uncircumcised kohen may not eat terumah), and Negative Mitzvah #136 (a ritually impure kohen may not eat terumah).

At the time of this parasha,The building of the Tabernacle/Mishkan, was accomplished by the voluntary donations, compiling a positive mitzva, and, in a moment, that there was sufficient material and donations to complete the task, so Moshe called to halt the fundraising efforts.

Actually: How would I give Terumah?

Two ways:

  1. A Two Percent Cut

According to Halacha, terumah consisted of approximately one-fiftieth of one’s raw, unreserved produce—or two percent. Setting that amount aside would be your first step.

  1. Specially Reserved

Once designated, terumah could not be used for anything else. Accidental consumption by a non-kohen required restitution both physical and spiritual, as terumah provisions were sacred and off-limits to any non-kohen.

If  we were asked, today, to make a terumah, what would happen?

We know that, both for religion and religious institutions, the money is necessary to survive, expand and become influential. The fact is, that collecting money in donations, is nowadays regarded as a business to enrich a few, especially when it comes to religión, so many of us will refuse to do it. It is not necessary to identify or enumerate the numerous cases that have led to individual and institutional pain and public embarrassment due to this type of action. We will always demand transparency and honesty when it comes to public and charitable funds.

Moshe and his generation had the ability to transcend the seduction of money, no matter that God itemises the materials that Moshe will have to ask of the Israelites in order to build the Mishkan: gold, silver, brass; blue, purple and crimson wool yarns; linen, goats’ hair, ram and dolphin skins; acacia wood, oil, spices; lapis lazuli and other gems. Only the silver was not voluntary, but was levied by a half-shekel upon each adult Israelite.  Eventually, it is the Creator himself who is responsible for separating the pure silver from other materials, to give. to the fact, the sanctity it deserves, and of course giving the value to the rest of the elements.

Then, we should act as the jewish people did… GIVE, the terumah, becausegiving generously to worthy causes we become partners with Hashem, and in so doing, we stand to be repaid in ways we may never had dreamed. It is also written in the Gemara (Ta’anis 9a): it says that in the merit of scrupulously separating our tithes we will become wealthy, and be given limitless blessings.

04 de Marzo de 2017 –  06 de Adar 5777

Compiled and revised by Dr Max Stroh for 321judaaismo.com. It can be reproduced by any physical or electromagnetic means. Please quote the source. If you print, for sustainability, use recycled paper and inks of vegetable origin. If it ihas to be destroyed after it is printed, Halacha suggests that it must be buried

PorMax Stroh Kaufman

La importancia de la toma de buenas decisiones

La importancia de la toma de buenas decisiones

¿Es importante tomar buenas decisiones? Todos los seres humanos, permanentemente, estamos expuestos y predispuestos a tomar algún tipo de decisiones: por ejemplo, desde que abrimos los ojos tomamos la decisión de despertar o no: esto sucede en todo momento, durante nuestras vidas, por lo tanto, no hay cosa más importante, que decidir, porque de esta manera, es como vamos marcando la diferencia entre una cosa y otra, y, en general, se trata sólo dos decisiones básicas: por el sí y no; ¿lo bueno o malo, es conveniente o no?  ¿Lo que yo decida, me hará el bien o el mal?

Lo anterior nos recuerda que siempre, nos tenemos que enfrentar a la toma de alguna decisión, sea buena o sea mala, pero sucede que, en muchos momentos y para no poca gente, esto puede llegar a convertirse en un proceso penoso, debido al temor que poseemos, posiblemente todos los seres humanos, de decidir de una manera equivocada y fallar; es decir que, en al momento de decidir, la conducta que adoptemos nos llevará y enfrentará, con probabilidades de éxito o fracaso… y a nadie le gusta o está interesado en fracasar. Esto es muy importante cuando se está pensando en calificar si lo que hemos hecho han sido malas o buenas decisiones.

En ocasiones, la necesidad de tomar decisiones tiene que ser rápida, sin importar si toda la información que se requiere para la toma de la decisión ha sido asimilada o no, y esto puede llegar a ser muy desconcertante.

En otras ocasiones, sucede todo lo contrario, y tenemos entonces “tiempo” para:

  • Identificar el problema o la situación
  • Analizar el problema o situación, con sus posibles alternativas
  • Evaluar las posibles alternativas y determinar las ventajas o los inconvenientes de cada alternativa
  • Selección de la mejor opción
  • Poner en práctica las medidas tomadas: esto nos permitirá reflexionar sobre si es correcta o no la decisión
  • Finalmente, evaluar el resultado.

 

Se tiene en cuenta que existen, básicamente tres tipos de decisiones:

De riesgo; cuando el evento es conocido con posibilidades de éxito conocidas.

De incertidumbre; para un evento conocido, pero con posibilidades de éxito desconocido.

De ignorancia; para un evento desconocido y con posibilidades desconocidas.

También sabemos que, la peor decisión que se puede tomar, es la de no tomar una decisión: esto ¿Por qué?  Porque no decidirse, nos inhabilita, nos frena y no nos permite continuar: nos paraliza y hace que nos resistamos al cambio. No podemos, en ningún momento, prescindir de la toma de decisiones: solamente porque hemos tomado la alternativa de decidir no tomar una decisión, ya esto de por sí implica de por sí, haberlo hecho.

El judaísmo nos brinda por lo menos once puntos que nos ayudarán a tomar una buena decisión, o al menos, la decisión correcta; ellos son:

  • Honestidad: Nuestras tradiciones nos “obligan” a ser honestos y confiables y a corregir las falsas impresiones (Los labios mentirosos son abominación para El Señor: Mas los obradores de verdad, su deleite – Proverbios / Mishle 22:10).
  • Integridad: implica confiabilidad, acción y convicción: Salmos / Tehilim 37:37 Considera al íntegro, y mira al justo: Que la postrimería de cada uno de ellos es paz.
  • Responsabilidad personal: Las personas éticas aceptan la responsabilidad por sus acciones y decisiones y haciendo esto, dan un ejemplo a los demás. Encontramos que, en nuestras tradiciones, como está en Mishna Baba Kamma 1:12, ellas nos enseñan que cada uno de nosotros es responsable de sus actos, sea voluntaria o involuntariamente.
  • Respeto por la ley: Muy importante sin que ello implique obediencia ciega.
  • Respeto por la dignidad humana: Las bromas son poderosas herramientas de enseñanza. El silencio de uno ante el racismo puede ser visto como concurrencia. Nuestra noción del valor infinito de la vida humana se deriva del hecho de que todas las personas son creadas “a imagen y semejanza del Eterno”. Por lo tanto, cada individuo merece el respeto por el hecho de ser una creación única de lo Divino.
  • Caridad: Se nos enseña a dar caridad, a abstenernos de juicios excesivos, a contribuir directamente a los necesitados ya extender palabras amables. Tzedaká implica justicia y justicia. Isaías 1:17 dice: “Busca justicia y alivia a los oprimidos”.
  • Lealtad: Se espera que seamos leales a El Eterno, a nuestros padres, a nuestras tradiciones, y a todos aquellos con quienes se establecen relaciones de confianza.
  • Rendición de cuentas: Uno no puede apuntar o señalar con el dedo a los demás y por lo tanto evitar tomar la responsabilidad de la inacción. Nuestra tradición nos hace responsables ante Dios y ante los demás por nuestra inacción, así como por nuestras acciones. “El judaísmo no dice: ‘Tú creerás’, sino ‘Tú lo harás'”. (Moisés Mendelssohn) “No te quedarás ocioso con la sangre de tu prójimo” (Levítico / Vayicrá 19:16).
  • Bondad: Del mismo modo como El Todopoderoso ha sido compasivo y bondadoso con nosotros, nuestro comportamiento hacia los demás debe ser igual, como está escrito en Zacarias 7:9: Así habló Adonai de los ejércitos, diciendo: Juzgad juicio verdadero, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano:
  • Pacto: Del mismo modo como existe una relación de pacto y contractual entre El Eterno y nosotros, debemos y tenemos que manifestarnos con nuestros congéneres de igual manera.
  • Tikun Olam: Nuestra tradición nos enseña que somos responsables de la reparación del universo (tikun olam), mediante nuestras acciones.

El reunir todos estos aspectos, que están imbuidos en lo más íntimo de nuestras fibras, nos permite, más calmadamente, a definir el problema cuidadosamente, analizar a las personas que pueden verse afectadas por nuestras decisiones, delimitar las posibles alternativas, priorizar, y tomar las medidas que implementen la toma de (buenas) decisiones.

Hay muchas dudas, que preocupan con respecto a la toma de decisiones, especialmente las que consideramos como buenas decisiones, en el texto de la Torá que dice (Deuteronomio / Devarim   30:19): Tomo hoy a los cielos y a la tierra por testigos contra vosotros, de que pongo delante de ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escogerás pues la vida para que vivas, tú y tu descendencia…

Lo que debemos hacer es: interiorizar los puntos anteriores y así veremos como las decisiones tomadas nos llevarán por el camino que más nos va a favorecer. Eso es saber tomar buenas decisiones.

 

Recopilado por Max Stroh para 321judaismo.com

03 de Mayo de 2017 – 07 de Iyar de 5777

Puede ser reproducido por cualquier medio: físico o electrónico

PorMax Stroh Kaufman

Quieres dinero en abundancia?

¿Quieres abundancia de dinero? 

“Abre tu boca y te la llenaré” (Salmos).

¿Estás seguro que quieres dinero? ¿En abundancia?

Para tener dinero en abundancia, encontramos la siguiente explicación dada por el Jafetz Jaim (Polonia, s. XX) quien dijo así:

Cuando vas a dirigirte a alguien, para pedirle dinero, la cantidad de dinero que solicites, siempre dependerá del estatus del otro.

En caso que le estás hablando a un vendedor de periódicos no le pedirás $500; el señor está intentando salir adelante.

Pero si le pides un centavo lo vas a insultar. Entonces le pides $50. Discutirá un poco, pero si te da $20 estará bien.

Cuando quieres dinero, y le pides a un hombre de negocios exitoso $5 dólares, lo estarás insultando.

Pídele un millón de dólares y te dirá que estás loco. Entonces le pedirás $5,000 dólares, discutirás un poco y saldrás con $500 dólares.

 

Ahora llegas ante cualquiera de los billonarios que hay en el mundo. (¡Si te da una cita!)

Si quieres dinero y le pides $500, estás perdiendo su tiempo. Si le pides $5 millones, le discutes y demás, te dará $500,000.

 

En el momento en que te acerques a Tu Creador, no lo insultes. recuerda:  Él es tu padre; te quiere.

Es el Creador del universo. ¿Qué es un billón de dólares? Dice HaShem: “Abre tu boca y te la llenaré”. (El te dará abundancia)

 

HaShem es tu Padre, Él es el Creador de este universo. Te quiere dar todo… Empieza apreciando cuánto ha hecho por ti hasta ahora.

Él quiere hacer mucho más… Tendrás la abundancia que necesitas y solicitas…

 

Al prestar atención a los rezos judíos, te darás cuenta de que le pedimos a HaShem por todo – comida, vivienda, salud, familia, sabiduría, Torá, Israel, paz, espiritualidad y mitzvot.

Así es como un judío reza. El Eterno te quiere dar todo. Te quiere dar abundancia en todo lo que le solicites.

 

¿Que por qué no te lo ha dado aún? ¿Que por qué no te ha contestado? La mayoría dirá: Hay más de siete mil millones de seres humanos, además de toda una galaxia de planetas y estrellas: seguramente tiene que contestar todas esas peticiones primero, antes de contestar las mías…

O, Tal vez, eso no es para ti.

Probablemente te volverías terco, arrogante, tacaño… Tal vez intentarías contratar a otros para que hagan tus objetivos, y te perderías de hacer el esfuerzo de intentarlo.

 

Si lo comparas con esta otra situación, verás cómo el Departamento de Defensa de los Estados Unidos gasta millones de dólares anualmente para mandar señales a estrellas distantes con la esperanza de que exista vida allí. Puede tomar 2,000 años para que las señales lleguen hasta allí, pero siguen esperando…

 

¡Hay esperanza! ¡Siempre la habrá! Depende de ti.

Sigue entrenándote en buenas acciones… con un propósito adecuado, y podrás hacer tuyo el dinero que necesitas… ¡En abundancia! ‘pues está escrito: “Abre tu boca y te la llenaré”

Que así sea… dinero en abundancia.

30 de junio de 2017 – 06 de Tamuz de 5777

 

PorMax Stroh Kaufman

Esculturas en el judaismo

Esculturas en el judaísmo

¿Son todas las esculturas, estatuas, monumentos esculpidos alguna forma de Idolatría?

¿Qué dice el judaísmo?

 

Para hablar de las esculturas en el judaísmo, es importante que hagamos primero un poco de historia…

Encontramos en los textos bíblicos que, uno de los principios del judaísmo, el cual es NO REPRESENTAR a los dioses con estatuas o las imágenes e lo que se hallara bajo los cielos, sobre o bajo la tierra, bajo o sobre el mar. En el mismo texto se sobreentiende que TAMPOCO se representarán imágenes de Dios, de ninguna manera, no se crearán estatuas de hombre, mujer, animal, bestia, nada para que no seas impulsado a postrarte ante ellos y darles culto, reforzando con las palabras, “no sea que olvides el pacto que hiciste con el Eterno.”

Todo ello se termina reforzando con “No te inclinarás delante de ellas” (Lo tishtajavé lahém)

Gracias a lo anterior, existen muy pocas manifestaciones artísticas en el judaísmo y por consiguiente, muy pocos artistas.

Quizás la primera escultura conocida, hecha por “manos hebreas” en La Torá, es el famoso Becerro de oro, generado poco antes de la entrega y/o recepción de los Mandamientos: aunque no hay datos de aporte hebreo sobre el arte, y específicamente las esculturas, en las civilizaciones antiguas, tampoco tenemos idea ni representaciones gráficas de las “construcciones” que realizaron los patriarcas, desde Abraham, pasando por Yaakov y terminando con Moshé, en cada uno de los lugares donde erigieron “altares” para agradecer y honrar al Eterno, si tenían o no figuras o representaciones, tal como lo prohíbe el mandamiento anotado.

Por fortuna, y en relación a la obediencia, esta escultura fue destruida.

La segunda “escultura” es la famosa Arca de la Alianza”. Esta es la “orden”: Y harás dos querubines de oro; labrados a martillo y de una sola pieza los harás, en los dos extremos del propiciatorio.

Sin olvidar que la orden de los querubines se repite en la cortina del Tabernáculo: “Y harás el Tabernáculo de diez cortinas de lino torcido y de tejido de lana azul celeste y púrpura y carmesí, entretejidos y representando querubines; de obra de artista las harás” Esta última frase es muy diciente: “de obra de artista le harás – maasé jóshev yaasé” lo que nos da a indicar, entre otras cosas, que ya existían muchas manifestaciones artísticas…

No podemos pasar por alto la escultura quizás más grande en la historia del antiguo pueblo hebreo: Los querubines del templo de Salomón:a grandes rasgos, los dos querubines fueron elaborados a partir de madera de olivo, cada uno de ellos medía cuatro metros y medio de altura y el ancho está descrito cuando se habla que, de una punta a otra, las alas extendidas de cada querubín medían cuatro metros y medio, y ellos terminaron con un recubrimiento en oro. Se repiten las esculturas cuando se habla del “Lugar Santísimo” descrito, a grandes rasgos, como que en la entrada se hicieron dos puertas de madera de olivo, con jambas y postes pentagonales; Sobre las puertas se tallaron figuras de querubines, palmeras y flores abiertas, y todas ellas las recubrió de oro, y para la entrada de la nave central también se hicieron dos puertas de pino, sobre las que quedaron talladas figuras de querubines, palmeras y flores abiertas, recubiertas de oro… Las instrucciones PRECISAS de cómo edificar el Templo, se las dió David a Salomón y éste las recibió, DIRECTAMENTE, de manos del Eterno, como consta en el “libro de Crónicas”

Esto suena “increíble y contradictorio” cuando muchos años antes de esto, (Deuteronomio 12:4) el pueblo hebreo recibió esta orden:

“Ciertamente destruiréis todos los lugares en que las naciones que habéis de desterrar sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos y sobre las colinas, y debajo de todo árbol frondoso. Y derribaréis sus altares, y quebraréis sus monolitos, y quemaréis a fuego sus árboles de idolatría, y cortaréis las esculturas de sus dioses, y haréis desaparecer sus nombres de aquel lugar. No serviréis de modo semejante al Eterno, vuestro Señor”

Nos queda la “satisfacción” aunque con un sabor amargo, que estas esculturas, aunque parcialmente contradictorias a las órdenes de HaShem, estaban ubicadas en el interior del templo, y eran sólo vistas por los sacerdotes y el Kohen Gadol; y se subraya la palabra contradictoria porque el mismo David, quien recibió las indicaciones de HaShem, ya había escrito uno de sus muchos salmos, que dice: “Los ídolos de las naciones son de plata y oro,obra de manos de hombres.Tienen boca pero no hablan; tienen ojos pero no ven; tienen orejas pero no oyen;tampoco hay aliento en su boca. Como ellos, son los que los hacen y todos los que en ellos confían”.

Después de Salomón (y sus hijos) se produce la primera dispersión o diáspora del pueblo judío, lo cual le da una posibilidad de interactuar con otras culturas y, empezar a incursionar en las diferente formas de arte, incluída por supuesto, la escultura. encontrándose cosas como la pintura de motivos decorativos en las paredes interiores de las sinagogas; para la muestra, el descubrimiento de la Sinagoga Dura Europos, donde había iconografía en sus paredes.

La historia judía nos sigue deleitando cómo el pueblo no se inclinaba ni se arrodillaba ante ídolos, estatuas y hombres, como sucede con Mordejai, el tío de la Reina Ester, Daniel el profeta, los macabeos, etc.

Los helenos y la civilización griega en general, también dan al pueblo hebreo, algo más de libertad para que empiecen a surgir artistas: allí se ve el uso de iconografía en las tumbas; sin embargo, siguen siendo de gran peso las siguientes palabras:

¡Maldito el hombre que hiciere escultura o imagen de fundición, cosa abominable al Eterno, obra de mano de artífice, y la pusiere en lugar secreto! Y responderá todo el pueblo y dirá: ¡Amen!

(Arur haísh asher yaasé fésel umasejá toavát Adonai maasé yedéi jarash vesám basatér veánu kol haám veamrú amén).

La destrucción del Segundo Templo, para el mundo conocido como el Templo de Herodes, fue también, otro factor que incidió en el desarrollo del arte judío de aquel entonces: este arte está de acuerdo con la parábola anteriormente anotada… “la pusiere en lugar secreto”. Una de las personas que ha servido como referencia en el estudio del arte judío, Cecil Roth, dijo en su libro “Jewish attitude to Art” que todo aquello que fuera utilizado para el culto al Eterno, sus prácticas y sus observancias,debía ser adornado mediante el empleo de implementos hermosos, esto incluye por ejemplo, la decoración del Libro de Esther, la Hagadá de Pesaj, los libros de oraciones, los documentos religiosos privados tales como la ketubá (contrato matrimonial), los platos para la Havdalá y el Seder de Pesaj, todos ellos decorados con ornamentos multicolores del tamaño de miniaturas y aún figuras representando casas, animales y figuras humanas; incluso llegó a decorarse con ciertos tipos de papeles de color que iban a ser colgados en el lado este de la habitación principal de la casa, con lo que solían indicar la dirección en la cual uno debían orientarse en el momento de las oraciones. Todo ello, por supuesto, NO ESTABA EN LUGAR SECRETO, pero NO INVOLUCRA idolatría.

La representación de los animales y de la gente en miniatura por otro lado, puede excusarse a través del argumento según el cual si un ser viviente es representado en una figura o relieve en un tamaño que es sólo una fracción de su tamaño verdadero, esto marca la diferencia y excluye al trabajo realizado, de la categoría prohibida de los “retratos”.

El cristianismo (catolicismo) naciente por otro lado, tenía tanto defensores como opositores al uso de figuras para la adoración y para los servicios religiosos: Opositores fueron, por ejemplo, Gregorio III, Constantino V, mientras que El Concilio de Trento dijo: “Hacer honor a las imágenes de Cristo nuestro Señor, de su santa y virginal madre y virginal, y de los santos, todos los cuales estaban vestidos con la naturaleza humana y apareció en forma humana es no sólo NO ESTÁ PROHIBIDO por este mandamiento, SINO QUE siempre se ha considerado una santa práctica y una indicación más segura de agradecimiento, PERMITIENDO que nos arrodillemos para adorarlo.

También la iglesia católica, dice, a partir del siglo VI, que “Toda la tradición de la veneración de imágenes sagradas se ha venido desarrollado gradual y naturalmente” (Enciclopedia Católica, Vol. VII, p. 667)

También el Catecismo de la iglesia católica romana dice. “El culto cristiano de las imágenes no es contrario al primer mandamiento que proscribe los ídolos. De hecho, “el honor dado a una imagen se remonta al modelo.” Y el que se venera una imagen venera a la persona detrás de él “.

El Cuarto concilio de Constantinopla, en los puntos 653 y 654 dicen Decretamos que la sagrada imagen de nuestro señor Jesús Cristo, el liberador y salvador de todas las personas, debe ser venerado con el mismo honor que se le da al libro de Los Evangelios. Porque, como a través del lenguaje de las palabras contenidas en este libro todos pueden alcanzar la salvación, de ese modo, la acción que estas imágenes pueden ejercer, por sus colores, todos, sabia y sencilla por igual, puede obtener beneficios de ellos. Porque, lo que el discurso transmite a través de las palabras, las imágenes lo anuncian en colores. Es apropiado, de acuerdo con la sana razón y con la tradición más antigua, ya que el honor está referido como el tema principal, entonces las imágenes se derivan de ella serán honrados y venerados, como se hace con el libro sagrado de los Santos Evangelios y con la imagen de la preciosa cruz..

La exposición del pueblo judío al mundo musulmán (La edad de oro del Islam), confirma el respeto a la posición de no uso de esculturas y, también, a la continuidad del uso de ornamentos decorativos realizados en escala pequeña, pero con una marcada influencia del Islam hacia el judaísmo.

El hecho que en los siglos XII o XIII los judíos lograran integrarse a los talleres de imprenta, e incluso manejaran ellos mismos algunas de ellas, imprentas de altísima categoría, dejó ver que los artesanos sabían el significado de los textos que estaban transcribiendo, ilustrando y detallando… hasta el punto incluso que, la representación pictórica de El Eterno fue cuidadosamente evitada, y reemplazada por rayos o por una mano.

En la Europa Central, de los siglos XVII Y XVIII, los judíos tenían que migrar frecuentemente de un lugar a otro, por lo cual, de alguna manera, las representaciones artísticas fueron muy limitadas y a ello se le suma un hermetismo religioso en ese momento. Sin embargo, a finales del siglo XVIII se logra que los judíos de Europa empiecen a adquirir derechos ciudadanos, permitiendo, a los que tenían deseos de dedicarse a la creación artística, a dedicarse a ello, lo que conduce a que, en el siglo XIX, por ejemplo en París, aparecieran artistas (especialmente de la pintura) que se despojaron del bloqueo producido por el mandamiento de no producir ni generar imágenes como habíamos descrito al principio. Esto implicó también estatuas en el judaísmo, en algún nivel.

También permitió poseer imágenes, o al menos admirarlas, lo que anulaba, definitivamente el miedo a la idea de tener que inclinarse ante ídolos. .

Esto no significa que dicho mandamiento esté abolido y que se practique la idolatría a las estatuas y/o a las imágenes,pero es muy frecuente ver personas con representaciones gráficas (fotos / pinturas / pequeñas estatuillas / medallones) de X o Y rabino, “que ha hecho milagros y/o curaciones, todo dado a la fuerte influencia de las otras culturas a las cuales ha estado expuesto el pueblo judío.

Idolatría a estatuas ¿existe en el judaísmo? Muy probablemente más del 80% de los judíos van a decir que no…sin embargo si consideramos que LA IDOLATRÍA MÁS TÍPICA Y COMÚN EN LOS PUEBLOS es la adoración a imágenes, esculturas, pinturas, ilustraciones, estatuas, muñecos, crucifijos, rosarios y toda clase de objetos, ALGO DE ELLO ESTÁ PRESENTE EN EL PUEBLO DE ISRAEL…

 

30 DE MARZO DE 2016 – 20 DE ADAR BET DE 5776

RECOPILACIÓN DE 321JUDAISMO.COM PARA ESTUDIO

PorMax Stroh Kaufman

Lasaña de calabacín

Lasaña de calabacín

Receta láctea (Jalaví)

 

Para elaborar tu lasaña de calabacín requerirás:

Ingredientes:

  • 3 calabacines medianos
  • 225 gramos de queso mozzarella triturado
  • 2 tazas de queso parmesano
  • Salsa de tomates (preferiblemente casera)

 

Lava tus calabacines y sécalos con una toalla. Corta los bordes. Rebánalos verticalmente, muy delgados (como 6 milímetros).

Acomoda los calabacines en un plato en una sola capa; no pongas rebanadas sobrepuestas.

Rocía una buena cantidad de sal sobre cada rebanada. Déjalos estar unos 10 minutos. Verás como los calabacines comenzarán a sudar a medida que sueltan la sal. Después de unos 10 minutos cuando los calabacines estén muy brillosos, lava cada rebanada en un colador. Sécalas con toalla de papel.

Forra un molde para lasaña con la primera capa de calabacín. Tienes que sobreponer las rebanadas.

Esparce salsa de tomates (como encontrarás la receta para la salsa, más adelante) homogéneamente sobre los calabacines. Luego, rocía generosamente queso mozzarella y parmesano sobre la salsa.

Pon más rebanadas de calabacín sobre la salsa y quesos, repitiendo el proceso hasta que hayas usado todo el calabacín que tienes o hasta que tengas la cantidad de capas que desees.

Mete tu lasaña de calabacín al horno, a una temperatura de 180 °C y hornea por 40 minutos o hasta que el queso esté derretido y ligeramente dorado en la parte de arriba.

 

Salsa de tomate

Para 3 tazas

Ingredientes:

  • 1 lata de 850 ml. de salsa de tomate pura o puré de tomate
  • 1 cebolla, picada
  • 3 dientes de ajo, picado
  • 3 zanahorias
  • 1 pimiento rojo entero
  • 1 cucharadita de sal
  • ¼ cucharadita de pimienta
  • 2 cucharaditas de orégano

Saltea la cebolla picada y el ajo en un sartén a fuego medio hasta que estén ligeramente dorados, unos 5 minutos. Deja aparte.

Corta las zanahorias en trozos de 1 cm. Hierve agua en una olla. Pon las zanahorias en la olla y reduce el fuego a medio-alto. Mantén las zanahorias en hervor bajo por 5 minutos, luego agrega las rebanadas de pimientos rojos. Hierve otros 5 minutos más. Cuando estén listos pon las zanahorias, pimientos, cebolla y ajo y ½ taza del agua de la olla (¡tiene todos los nutrientes!) en una licuadora o procesadora de alimentos. Haz puré hasta que esté casi suave. Lleva la salsa a hervir y cocina por 30 minutos.

Regla general: mientras más tiempo se cocine la salsa, mejor sabe y más espesa se pone. En vez de cocerla solamente 30 minutos, podrías querer intentar cocerla a fuego lento durante horas. Para esto, la llama de tu cocina debe estar en la posición más baja posible. Asegúrate de revisar la salsa de tomates cada 30 minutos más o menos. A medida que la salsa se va poniendo más espesa, el agua se va evaporando, lo que puede eventualmente causar que la salsa se seque. Puede ser que necesites agregar más agua.

A disfrutar entonces, tu nueva receta, lasaña de calabacín.

 

PorMax Stroh Kaufman

¿Es obligatorio participar en un cortejo fúnebre?

¿Es obligatorio participar en un cortejo fúnebre?

 

Cortejo fúnebre: Qué es?: es una procesión, por lo general, en un vehículo (motorizado o no), que se inicia desde una iglesia, sinagoga, mezquita o pagoda o recinto y termina en el cementerio.

Nos preguntó un lector, si es obligatorio participar en un cortejo fúnebre.

La respuesta a la asistencia a un cortejo fúnebre, la encontramos en el Zohar o Libro del Resplandor:

En el Zohar, Rabí Shimón aseguró que una persona mientras escolta a una persona muerta, se protege a sí mismo del ángel de la muerte y está ganando méritos para una larga vida y el para el mundo por venir. El Zohar enseña que en épocas anteriores se utilizaba el hacer sonar el shofar mientras se conducía a los fallecidos desde su casa hasta el cementerio. No era sólo por el honor de los muertos, sino también para proteger a los vivos del Ángel de la Muerte: esto es pues, lo que los sabios nos enseñan: escoltar a los muertos en su último viaje es una gran mitzvá; quien lo haga será recompensado en este mundo y el mundo por venir; estos son momentos en los que los cielos se abren para recibir el alma y nos podemos conectar espiritualmente con esta apertura, y no el aspecto en sí de la misma muerte. Esto, sin importar desde donde se están trasladando y que tan antiguos sean estos restos.

Cuando oímos hablar de una muerte de una persona decimos “Baruj Dayan Emet”, lo que significa, “Bendito el juez en la verdad”. Reconocemos que la muerte es un juicio y que El Todopoderoso siempre juzga en la verdad.

La muerte es un proceso de devolver el alma a su creador y de la vida verdadera. El alma se libera de la prisión donde se encontraba y de la limitación que le producía el cuerpo. El alma comienza un proceso de corrección, el cual es una bendición para ella y, por supuesto, una recompensa por haber concluido con una etapa de arduo y duro trabajo.

Cuando acompañamos a los fallecidos,en un cortejo fúnebre, honramos su alma y mostramos agradecimiento por dicho proceso de corrección que a todos nos beneficia. Es por ello que esto es muy importante: es por el honor al fallecido, a los familiares y los invitados deben acompañarlos en su camino fuera de su casa, hasta el cementerio; es decir, en un cortejo fúnebre.

 

Recopilada por Dr. Max Stroh para 321judaismo.com

28 de junio de 2017 – 4 de Tamuz de 5777