Monthly Archive septiembre 2017

PorMax Stroh Kaufman

Las palabras tienen poder

LAS PALABRAS TIENEN PODER

En el ajetreado mundo que hoy vivimos, somos muy fáciles de influenciar y de llegar a sesgos, por opiniones que recibimos a través de algo que podemos llamar “filtro” y proviene de periódicos, noticieros de televisión, informes de radio, redes sociales y otros muchos más.

Esto va a influir en lo que nosotros hablemos de algo o de alguien, inclusive hasta de nosotros mismos y. muchas veces sin medir las consecuencias de lo que vamos a modular, sin olvidar que las palabras tienen poder…

Dice Yehuda Berg, un cabalista actual: Las palabras tienen poder y energía, con la capacidad de ayudar, sanar, obstaculizar, herir, dañar, humillar y humillar.

 

Buda también dijo algo semejante: Las palabras tienen el poder de destruir y sanar. Cuando las palabras son verdaderas y amables, pueden cambiar nuestro mundo.

 

La forma como usemos las palabras, van a influir en todo lo que hagamos. Escribió Gary Chapman en su libro, Love as a Way of Life que las palabras pueden ser “balas o semillas”.

En lo que se refiere a las relaciones que tengamos con nuestros semejantes, si usamos nuestras palabras como balas no solo vamos a “destruir” sino que tampoco podremos “restaurar”.

Si usamos nuestras palabras como semillas podemos construir y cambiar una relación o una situación hacia formas positivas, para que se afirmen las cosas buenas que tiene la vida.

 

Vemos también reflejado como las palabras tienen poder, citando Proverbios / Mishle 18:21 dice: La muerte y la vida están de mano de la lengua, y los que la aman comerán de sus productos.

Mávet vejaím, veyad lashón, ve ohavéiya yojál periyá

 

Las palabras tienen poder… ¡escógelas sabiamente!

Recordemos que el uso inapropiado de las palabras puede:

  • matar el entusiasmo,
  • impactar negativamente en el autoestima,
  • disminuir o afectar negativamente nuestras expectativas,
  • matar las relaciones,
  • afectar nuestra salud,
  • hacernos o transformarnos en seres miserables.

 

¿Alguna vez te has detenido un momento para considerar o analizar la influencia de tus palabras, su energía sonora, en tu propia vida … o la influencia de tus palabras en la vida de los demás? Tus palabras tienen poder, afectan a todo tu mundo, sin distinción, influyen en cada aspecto de quién y qué eres, e incluso influyen en tus pensamientos y acciones acerca de los demás.

 

Las palabras son importantes, componen el lenguaje: con ellas etiquetamos las cosas de una manera que nos permite comunicarnos más claramente y, la verdad del asunto, es que la única cosa que no podemos vivir sin, la única cosa que más que cualquier otra cosa forma toda nuestra vida – las palabras , el lenguaje, la comunicación – es también nuestro mayor enemigo.

 

Veamos, por ejemplo, como las palabras tienen poder, cuando hablamos de curación:

Cuando los curanderos y sanadores bioenergéticos se encuentran realizando la aplicación sus tratamientos, ellos incluyen el uso de las manos con palabras, que crean en el cuerpo del paciente, sensaciones de calor, hormigueo, vibración y frío, a través de un intercambio de una cierta clase de energía que, hasta ahora, no ha sido identificada claramente, para explicar los efectos de dicha curación

Los miembros de la comunidad científica dicen, por su lado que, la curación no es más que el producto de la sugestión; es decir, “un efecto placebo” que es potente sólo en la medida en que el paciente crea que podría funcionar.

 

Con relación a influir a otras personas:(o incluso conmigo mismo) lo que estoy a punto de decir

¿Inspirará, motivará y creará impulso hacia adelante para las personas que me escuchan?

¿Disolverá el miedo y creará seguridad y confianza?

¿Creará un efecto de onda positiva o negativa pronunciando las palabras que estoy a punto de decir?

.

Por ello, prestemos atención a lo que dijo Moshé Ben Ezra: “Palabras que no provienen del corazón no entrarán en los oídos”.

Las palabras tienen poder, y ahora que entramos a los Yamim Noraím, días de arrepentimiento, con mayor razón tenemos que cuidar lo que hablemos.

 

22 de septiembre de 2017 – 02 de Tishrei de 5778

Redactado por Dr. Max Stroh K. para 321judaismo.com

Puede ser republicado citando la fuente

PorMax Stroh Kaufman

Preguntas sobre el shofar

PREGUNTAS SOBRE EL SHOFAR:

 

Para algunos (sefaradim especialmente) ya se empezó a escuchar el sonido del shofar, mientras que para otros (ashkenazim) esperan la llegada de Rosh HaShana. Podemos hacernos unas preguntas sobre el shofar.

 

¿Qué es el shofar?

El Shofar, es un instrumento musical que surge de la naturaleza. Está fabricado con el cuerno de un animal puro, limpio (kosher), que no sea de la vaca ni del toro por representar a un baal, y como instrumento, tiene múltiples usos, en ocasiones muy específicas

 

¿Tiene el shofar una medida especial?

No, en cuanto al largo se refiere. Depende del animal del que provenga: la medida mínima está entre los 20 a 30 centímetros. Lo más importante es que no esté perforado por ningún lado que no sea sus aberturas de la embocadura y la salida del sonido

 

¿Por qué suena el shofar?

La primera respuesta la encontramos en Tehilim Salmos 81:4-5  “Toquen el shofar cuando la luna está oculta (Luna Nueva), en el día de nuestra fiesta solemne, Porque es estatuto para Israel, el juicio del Señor de Yaakov ”  

Tikú be jódesh shofar bekése leyóm jaguéinu. Ki jok leIsrael Hu Mispát leElohéi Yaakov.

Esto lo reafirma el Talmud tratado de Rosh Hashaná (8 a), añadiéndole que “se debe hacer en la fecha señalada”

Una segunda e importante afirmación es que, el shofar, es un recordatorio del sacrificio de Isaac llevado a cabo por Abraham y de la provisión que Dios hizo de un carnero como sustituto (Bereshit / Génesis 22:13)

 

¿Cómo suena un shofar?

Para producir un sonido en el shofar, es necesario que vibre el aire dentro de él y para  ello hay que colocar el cuerno contra la esquina de la boca y hacer vibrar los labios, lo que induce vibraciones del aire.

Si los labios están relajados, ellos vibrarán y producirán sonido mientras el aire pasa a través del cuerno.

Un mínimo de 16 vibraciones por segundo es necesario para producir sonido audible para el oído humano. la vibración de los labios, es la encargada de producir los diferentes tonos del sonido.

El esfuerzo requerido es relativamente leve al vibrar los labios. De hecho, perfeccionar un sonido decente de un cuerno francés o trompeta es mucho más difícil.

Además, no hay técnicas de específicas para aprender a hacerlo sonar, aunque existen textos que lo enseñan, como este: Albert Kramer, Secrets of a Shofar Blower, Washington, DC: Gasilla’s Press, 1971, pp. 3-12.

 

¿Por qué suena un shofar?

Dice Tehilim / Salmos 47:6: Porque El Eterno será exaltado con el rugir de las trompetas, con el sonido del shofar – Éle Elohim biteruáh, Adonai bekól shofar

¿Para qué suena el shofar?

El shofar sirve en nuestros días para despertarnos del letargo en el que nos encontramos sumidos por la rutina diaria a la que nos hemos acostumbrado  (http://321judaismo.com/celebraciones/rosh-hashana/tocar-el-shofar/)

 

Para hacer sonar el shofar, ¿hay una posición especial para ponerlo?

Hay varias cosas a considerar, que están escritas en la Halajá, en el Mishne Berura y otras fuentes:

No ponerlo a sonar con la parte ancha hacia abajo

No soplarlo por la parte ancha

Ayuda tener los labios humedecidos

http://321judaismo.com/opinion/violaciones-al-uso-del-shofar/

 

¿Cualquier persona puede tocar el shofar?

En primer lugar, si tiene la habilidad, lo puede hacer, pero en una congregación se nombra a una “persona justa” que será la encargada de hacerlo sonar, Su cargo se conoce como “Baal Tekiá”

 

¿Pueden hacerlo varias personas?

No: se debe dejar a  la misma persona que comienza, porque debe cumplir un precepto que le insta a completarlo (Ramá 585:4). Sin embargo, hay lugares donde se acostumbra a dividir los toques entre diferentes personas: esto se puede continuar haciendo, ya que esta práctica denota un especial cariño por el precepto (Mishná Berurá 17)

 

El Baal tekiá: ¿Debe estar de pie?

Se acostumbra en la mayoría de las congregaciones que el que interprete el shofar, lo haga, estando de pie. Sin embargo, se permiten los “Tkiot Demeiushav” o toques sentado, entre las comunidades sefarditas.

 

¿Y quienes lo escuchan?

Las posiciones son varias entre las diferentes congregaciones. Hay quienes se sientan, al igual que el intérprete, y hay quienes no. Ya depende de la práctica local.

Para ello hay dos interpretaciones: la primera, al estar sentado, puede estar distraído y no presta la atención necesaria. y al incorporarse, “despierta del letargo” para estar más alerta.

La segunda posición se relaciona con “el acusador” conocido como Satán: Antes del Musaf, se le permite exponer sus acusaciones contra las personas en frente del Eterno. Al hacerlo sonar, Satán se retira y no puede continuar con sus acusaciones y el público se pone de pie para apoyar más sonido del shofar y la salida de Satán.

 

¿Cuántas veces debe sonar?

Hasta 100 veces, costumbre estructurada desde la época del ARI, hasta la fecha. El orden de cuando hacerlo varía entre las comunidades.

 

¿Se puede equivocar el “Baal Tekiá”?

Si a veces puede, por efectos de respiración o pérdida de la cuenta, hacer sonar una nota diferente a la requerida y, debe, respirar, y volver a iniciar la sesión desde la primera nota que le corresponde.

 

¿Y es que hay varias notas?

Si. se llaman Tekía, Shevarim, y Terúa   http://321judaismo.com/estudio-del-judaismo/simbolismos-del-shofar/y cada una de ellas tiene un significado y razón de ser. Siendo estricto, cada comunidad y cada Baal Tekiá le “impone un tiempo de duración mínima” para que se puedan diferenciar la una de la otra.

Además, el tiempo también puede variar entre los toques sentados y los toques de pie.

 

Recordemos nuevamente: El shofar es mucho más que simple un ruido, es una voz despertando la voz divina dentro de nuestro ser más profundo que nos llama a volver a nuestra fuente.

 

Shana Tova – Jag Sameaj – Gmar jatimá tova

20 de septiembre de 2017 – 01 de Tishrei de 5778

Elaborado por Dr. Max Stroh para 321judaísmo.com

Puede ser reproducido citando la fuente.

PorMax Stroh Kaufman

Eclipse: revisemos su historia

Eclipses: hablemos de ellos.

 

La palabra eclipse proviene de una antigua expresión griega que significa “abandono”; literalmente el eclipse era visto como el Sol abandonando la Tierra.

El eclipse de Sol, en tanto indica una desaparición momentánea de la luz, casi siempre ha sido considerado como un evento dramático, de mal augurio, anunciador de sucesos funestos que dan a entender el final de un ciclo y el comienzo de otro.

Así ha sido en muchas culturas.

Los eclipses son también el primer fenómeno celeste cuyo mecanismo ha comprendido el hombre.

El perfil circular del borde de la sombra de la Tierra sobre la Luna enseñó, desde el siglo V a.C., que la Tierra es redonda; las medidas del tamaño y la distancia de la Luna fueron también el fruto de la observación de los eclipses.

Sin embargo, mucho tiempo antes, los caldeos ya habían observado la regularidad de la sucesión de los eclipses y grabaron sus observaciones en tabletas cuneiformes que se estiman como el escrito más antiguo del hombre: el primer texto humano fue sobre astronomía.

También corresponde a Babilonia el más remoto eclipse que se ha logrado fechar con exactitud, el llamado eclipse de Babilonia.

En las crónicas de los primeros reyes de este reino se lee que “se transformó el día en la noche el 26 del mes de Sivan, en el séptimo año del reino y hubo un fuego en medio del cielo”.

El fuego en medio del cielo sin duda corresponde a la descripción de la corona solar y se trata de un eclipse total de Sol que se observó en el sur de Babilonia el 31 de julio del año 1062 a.C.

Una referencia de la Biblia, esta vez en el Apocalipsis, relaciona los eclipses de Sol y de Luna con los terremotos: ” Y vi, cuando abrió el sexto sello sobrevenir un gran terremoto, y el Sol se volvió negro como un tejido de crin, y la Luna toda ella se volvió de sangre” ( Revelación vi:12).

Otro eclipse, de la antigüedad, fue conocido con el nombre de Eclipse de Ugarit oscureció el cielo durante 2 minutos y 7 segundos el 3 de mayo de 1375 A. C.

También en el sur de Asia los eclipses nos han legado una variedad de leyendas y supersticiones relativas a los eclipses, como las de los naturales del antiguo reino de Siam, que creían firmemente que el dios-demonio Rahu, el Glotón, devoraba al Sol y que sólo el sacrificio de animales podía devolverle la luz.

Lo curioso es que este temor a Rahu y a la furia del dios-sol Surya, persiste hoy día entre muchas comunidades campesinas del sur de Asia.

En la India también se tomaban medidas en los eclipses, como la inmersión en el agua hasta el cuello, un acto de respeto que supuestamente ayudaba al Sol en su combate contra el dragón que lo devoraba.

En Egipto, un civilización que curiosamente no ha dejado casi ninguna referencia a los eclipses, se pensaba que ocasionalmente la serpiente Arpep, gobernante del mundo subterráneo y reina de la muerte, atacaba y hundía el bote en que navegaba entre los cielos el dios-sol Ra.

La mitología, literatura e historia de los eclipses en China es riquísima.

Originalmente sucedían por el feroz ataque de un dragón, o de enloquecidos perros que desgarraban al Sol y a la Luna. De allí que las palabras “eclipse” y “comer” se representan con el mismo carácter: la Luna devorada por un sapo.

Todo esto producto de un desarreglo cósmico en el cual generalmente estaban involucrados los problemas del emperador con sus esposas.

Según las leyes astrológicas y culturales chinas, se restablecía el orden celeste efectuando algunos ritos, como lanzar flechas al aire para matar al monstruo devorador.

El primer registro de un eclipse de Sol, alrededor del año 2137 a.C., se encuentra en manuscritos chinos del reino de Tchoung-kang. Los astrónomos reales debían preparar los ritos habituales para espantar al dragón que pretendía comerse al Sol: batir tambores y lanzar flechas al cielo.

En lugar de eso, Ho y Hi, los expertos en asuntos celestes, no sólo habían fallado en el pronóstico del fenómeno, sino que se presentaron completamente ebrios al evento público preparado para el emperador. Este, furioso por su poca seriedad los hizo decapitar.

Los grandes astrónomos, filósofos y escritores de Grecia fueron por supuesto notables observadores del fenómeno por lo cual son numerosos los registros históricos relativos a los eclipses.

Inclusive hay una referencia en el clásico de Homero, La Odisea, a un eclipse posiblemente observado en el año 1178 a.C. en Itaca: “…y el Sol ha muerto en el cielo y una maligna niebla todo lo cubre” Años después, y según el historiador griego Herodoto, el 28 de mayo del año 585 a.C. un súbito oscurecimiento del Sol, pronosticado por Tales de Mileto, el eclipse de Tales, detuvo una recia batalla entre los medos y los lidios.

La impresión que causó entre los pueblos combatientes se tradujo en una inmediata paz.

El eclipse de Luna del 27 de agosto del 413 a.C. tuvo un decisiva influencia en la guerra del Peloponeso; los atenienses estaban listos a mover su ejército sobre Siracusa cuando súbitamente se observó un eclipse total de Luna. Los marinos y soldados se aterraron con el fenómeno y se negaron a marchar.

Su comandante, Niceas pospuso el movimiento 27 días, tiempo suficiente para que los espartanos tomaran ventaja y acabaran totalmente con el ejército y la flota de Atenas.

Niceas murió en el combate.

Se describe que hacia el año 33 de la EC hubo un eclipse de sol, en el momento de la muerte de Cristo

El Corán menciona un eclipse que precedió al nacimiento de Mahoma. Los historiadores más tarde lo ataron a un eclipse total que duró 3 minutos y 17 segundos en 569 D.C

Los mitos y leyendas en la América precolombina relativos al cosmos, y por supuesto a los eclipses, son abundantes.

En la América prehispánica, se habla que los mayas (200-800 d.C). y los aztecas (1000-1500 d.C.) tenían sobre los eclipses narraciones de combates celestes entre dioses por obtener los mejores sitios en el cosmos.

Se describe quizás como el más antiguo, en el año 1960 A.C, pasando por la Isla la Española, hoy República Dominicana.

En el Libro VII del Código florentino, de Bernardino de Sahagún, en Historia general de las cosas de Nueva España, se describe el espanto que producían los eclipses entre los aztecas:

“Cuando el Sol comenzaba a desaparecer los débiles y los cautivos eran sacrificados para ofrecer su sangre, y en todos los templos había cantos y gritos de guerra”.

“Se temía que el Sol muriera y el mundo quedara en tinieblas para siempre”.

Los demonios de la oscuridad vendrían y se comerían a los hombres.

Cuando la Luna era eclipsada con su cara oscura y cenicienta la mujeres temían que sus hijos por nacer se convirtieran en ratones”

Entre los cakchiqueles de las montañas de Guatemala, todavía se cree en el peligro de los eclipses, y el solar más maléfico que el lunar, porque en el primero espíritus de toda clase salen de la profundidad de la tierra para atrapar a la gente.

La primera obligación es dirigirse a las puntas de los cerros con todo tipo de artefactos capaces de producir ruido, desde tambores hasta cacharros que golpean con palos.

Incluso las campanas de las iglesias tañen para ayudar al Sol o a la Luna a evadir el peligro que les amenaza.

Los incas también pretendieron intimidar a las criaturas que se comían al Sol, y aún en algunas lugares de América del Sur se piensa que los eclipses son causantes de enfermedades, como la viruela.

En el mito de los indígenas cubeos del Amazonas el eclipse se produce cuando el Sol esconde su cuerpo en la maloca, la casa comunitaria de muchos pueblos amerindios que es, en pequeño, una representación del cosmos.

Como se observa, los eclipses en realidad han sido protagonistas de la historia. Ibrahim, el hijo del gran profeta del Islam, Mahoma, murió el 22 de enero del año 632 d.C., coincidiendo con un eclipse de Sol, lo cual fue tomado por sus seguidores como una señal de Dios.

En el año 1504 Cristóbal Colón sufrió varios meses de abandono por parte de su tripulación en las costas de Jamaica, mientras que los nativos rechazaban suministrarle las provisiones que le eran indispensables.

La leyenda dice que Colón arregló un encuentro con los indígenas en la noche precisa, el 29 de febrero, cuando un eclipse total de Luna tendría lugar.

Se piensa que basó su predicción en el conocimiento de las tablas de navegación del astrónomo Johann Müller, mejor conocido por su nombre en latín, Regiomontanus.

Colón amenazó a los indígenas con hacer desaparecer la Luna si no le ayudaban, y como el eclipse ocurrió en el tiempo previsto, la impresión que causó ayudó a la supervivencia del temerario navegante.

También hay diversas referencias de eclipses que fueron de provecho para individuos que tenían conocimientos de astronomía.

Con nuestra técnica actual podemos calcular el momento y el lugar exacto de los eclipses de Sol o de Luna que tuvieron lugar en el pasado.

Es así como podemos precisar eventos históricos relacionados con el fenómeno, considerando que en los últimos 3000 años se han producido alrededor de 5000 eclipses de Sol y 8000 eclipses de Luna de todo tipo.

Y también pronosticar los eclipses de los próximos 2000 años con lugar y hora exacta del fenómeno, en minutos y segundos.

PorMax Stroh Kaufman

Arrepentimiento, a propósito de Yom Kipur

REFRANES DE ARREPENTIMIENTO PROVENIENTES DEL TALMUD

A PROPÓSITO DE YOM KIPUR

 Se han recopilado unos refranes que inspiran o recuerdan acerca del arrepentimiento, A propósito de Yom Kipur.

 

  • El propósito de la sabiduría es el arrepentimiento y las buenas obras. – T. Berajot
  • Quien hace algo y se arrepiente es al momento, perdonado. Talmud Jaguiga
  • Nunca te pongas en la senda de la tentación, porque ni aun el rey David no pudo resistirla. Talmud Sanedrín 107a
  • Grande es el arrepentimiento, porque trae Redención más cerca. Talmud, Rava Batra y Yoma
  • Grande es el arrepentimiento, porque alcanza el Trono de la Gloria, … porque trae la Redención, … porque alarga la vida de un hombre. ” Talmud, Yoma
  • El Día de la Perdón no expiará los pecados del hombre contra el hombre, hasta que el pecador haga la paz con su víctima. ” Talmud, Yoma
  • Cualquier momento del día es bueno para el arrepentimiento. Talmud Yerushalmi, Yoma
  • El arrepentimiento y las buenas acciones son el mejor abogado de un hombre. Talmud, Shabbat
  • El que dice:” Yo pecaré y me arrepentiré, pecaré y me arrepentiré , el arrepentimiento no le será concedido. Talmud, Yoma
  • Siempre hay esperanza para el hombre que es capaz de arrepentirse. Talmud, Nedarim 20a
  • Feliz el que se arrepiente mientras todavía en su vigor. Talmud, Avoda Zara
  • De la manera como lo haces, así se te hará. ” Talmud, Sota
  • Si la inclinación maligna te dice: ¡Peca que El Eterno perdonará! – ¡No lo creas! Talmud, Jaguiga
  • Si un hombre ve problemas que se avecinan, ¡que examine sus propios actos!  Talmud, Berajot
  • Una vez que un hombre se ha arrepentido, ¡deja de recordarle lo que hizo! Talmud, Bava Metzia
  • No se debe decir a un hombre que se ha arrepentido (y cambiado su modo de vida), ¡Recuerda tus anteriores transgresiones!Talmud, Bava Metzia 58b
  • No pongas sobre otro a la vergüenza y así no será puesta a la vergüenza sobre ti mismo.  Talmud, Moed Katan
  • Quién muestra piedad por la humanidad, los Cielos tendrán compasión a su vez por él. Talmud, Shabbat
  • Quien pide perdón de un amigo no debe hacerlo más de tres veces. Talmud, Yoma
  • HaShem creó el Impulso Maligno, pero también creó su antídoto, la Torá.  Talmud, Kiddushin 30b

 

Recopilado el 17 de septiembre de 2017 (26 de Elul de 5777) para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh K.

PorMax Stroh Kaufman

Elul poem

Elul poem

Written by Rachel Kann,

Poetry teacher through UCLA Extension Writers’ Program

Let I/Me/Us/We begin
with begging forgiveness
for this petition’s penitent repetition,

my/our mission is driven
by persistent and specific wishes
we are incapable of dismissing.

I/Me/Us/We are the opening,
the ten-thousandth gate-swing,

I/Me/Us/We plead
for clemency;
to be sprung from this linguistic prison.
Decolonize my/our verbal volition.

Repair the damage
of landlocking
my/our oceanic tongue,
mermaid-mouths choking on ashes,
sand, shell-shards and beach glass
crammed down our collective throat
by those who would silence this
life-giving defiance.

I/Me/Us/We long to know that this
abject loneliness
and shattered brokenness
will come
to untold wholeness,
heretofore-unknown seventh-leveled
pleasure and respite,
sweet completion,
a deep knowing that I/Me/Us/We
am/are supposed to be,
am/are meant for present existence.

Disabuse I/Me/Us/We of the notion
that we don’t belong here.

Let us be healed from this
terminal and toxic
soul-sickness
brought on by unwantedness.

I/Me/Us/We are pasturing amongst roses:
let my/our devotion be known,
we subsist on only blossoms:

consume just blooms,
fill our hungriness
with bee-buzzed budding,

drink of sweetness,
quench our thirst on
thirteen-petaled mercy

make us worthy of learning,
may we be deserving of awakening,
may our faith be greatly warranted,
may we receive our invitation
to the garden, and

above and below,
body and soul,
let our every petal unfold,
let our every sense open,
let us know the generousness
of wild, abiding and unbounded
love.

21th Elul 5777

PorMax Stroh Kaufman

Hoy me acuesto a dormir

Hoy me acuesto a dormir

Quiero dormir bien?

Pues hoy es una noche muy especial…

Hoy me acuesto a dormir, dándole gracias al Todopoderoso, al Eterno, HaShem, bendito sea su santo nombre, porque pudo satisfacer todas mis necesidades materiales y espirituales.

Hoy me acuesto a dormir pensando que recibí todo lo que necesitaba, amor de amigos, familiares, vecinos y aún de desconocidos.

Hoy me acuesto a dormir pensando que todas las obras que realicé en las últimas horas, han dejado una huella positiva, en quienes se beneficiaron de mis actos, y en el mundo entero, porque todo lo que se hace es para bien.

Hoy me acuesto a dormir porque El Eterno me llenó de salud, durante las últimas horas, desde que me levanté y mientras estuve despierto, puedo dar agradecimientos que no tuve ningún padecimiento grave ni leve, y su hubiese habido alguno, este refirió mejoría y curación

Hoy me acuesto a dormir porque HaKadosh, Bendito sea su Santo Nombre,  me otorgó el bienestar que necesitaba para poder enfrentar problemas y sabiduría para resolverlos

Hoy me acuesto a dormir pensando en que todos mis problemas quedaron resueltos, las deudas quedaron canceladas, aunque de alguna manera pareciera que esto no es cierto, y muchas cosas quedaron pendientes.

Hoy me acuesto a dormir en paz, y mis últimas palabras, antes de dormir, son de gratitud para con quien me brindó todo lo necesario en este día que termina para mi.

Hoy me acuesto  dormir porque me perdonaron las personas que de alguna manera, y en algún momento en el tiempo, ofendí, y por supuesto, mi corazón tuvo el 100% de voluntad para perdonar, aunque me hubieran ocasionado un severo enfado, enojo o disgusto.

Oye oh Israel, Adonai es nuestro señor, Adonai es único

Bendito sea su Santo Nombre por siempre y para siempre, Amén

PorMax Stroh Kaufman

Huracán y Grandeza Personal – 2

Huracán y Grandeza Personal

Segunda parte

¿Qué se necesita para que un huracán sea grande? ¿En qué consiste su grandeza?

 

Dice la NASA que los huracanes, y las otras manifestaciones, son como motores gigantes que usan aire cálido y húmedo como combustible. Se forman sólo sobre océanos de agua templada, cerca del ecuador.

El aire cálido y húmedo sobre los océanos se eleva desde cerca de la superficie. Como el aire se mueve hacia arriba y se aleja de la superficie, causando un área de menor presión de aire cerca del océano.

El aire con mayor presión de las áreas circundantes llena el área de baja presión. Luego, este “nuevo” aire se torna cálido y húmedo y también se eleva.

En la medida en que el aire cálido continúa subiendo, más aire circundante gira para ocupar su lugar. Cuando el aire cálido y húmedo se eleva y se enfría, el agua en el aire forma nubes.

Todo el sistema de nubes y aire gira y crece, alimentado por el calor del océano y el agua que se evapora de la superficie. Al girar, cada vez más rápido, se forma un ojo en el centro.

En el ojo todo es muy tranquilo y claro, con una presión de aire muy baja. El aire de presión alta superior baja hacia el interior del ojo.

Después de que esta corriente alcanza determinada velocidad, es cuando empieza a cambiar su nombre y constituirse en tormentas de diferente índole, hasta llegar a conformar los huracanes, ciclones, y/o tifones, que hemos mencionado.

Allí es donde interviene la escala de Saffir-Simpson, que los estratifica, de 1 a 5 según la velocidad de los vientos: aproximadamente así: Hasta 100 km/h son Tormentas tropicales; entre 100 y 155 pertenece a la Categoría 1; entre 156 a 179 km/h, hacen parte de la Categoría 2:  Entre 180 a 207 km/h, son Categoría 3; Entre 210 a 251 km/h, pertenece a la Categoría 4 y mayores de 255 km/h son huracanes Categoría 5.

 

Como podemos apreciar, los huracanes “toman lo necesario” de la naturaleza: el calor de las aguas, el frío del aire, y se forman, como revisamos: dicen algunos expertos en cambios climáticos que el incremento en las temperaturas por la quema de combustibles fósiles, son los causantes que los huracanes sean “cada vez más grandes”

Cuando un ser humano dice, haber nacido para la grandeza, o toma el camino de la grandeza, la autosuperación (para ser millonario, ser un gran artista, el mejor en una disciplina deportiva etc) puede ser comparado con un huracán…La persona empieza con lo que tiene a su disposición, como el huracán: en el caso del individuo, porque sabe que es

buena en algo, reconoce sus habilidades y sus talentos y empieza a trabajar en ellos: a desarrollarlos: esto sirve para que suelan definir lo que quieren hacer con sus vidas y se apegan a sus convicciones.., que comparándolo con el huracán, empieza a girar con más fuerza: una vez llega a esta etapa, el ser humano empieza a fijarse grandes metas y altos estándares por cumplir — y tomar la acción necesaria para llegar a ellos, y con el fin de que ello sirva como una escalera hacia el éxito, como factor potenciador y motivador de tus logros.

En este caso, lo que comenzó como un pequeño cambio climático, ya se transforma en una tormenta tropical: sus cambios empiezan a hacerse notorios.

El siguiente paso está dado por la persistencia; aquellos que llegaron a conquistar la grandeza, no se dejaron desmotivar por sus fracasos.

En vez de eso, consideraron  las fallas y las decaídas como un incentivo para intentarlo mucho más fuertemente, como lo haría una tormenta tropical, que por condiciones climáticas puede debilitarse: sin embargo, vuelve a tomar fuerza, como lo han hecho muchos huracanes y continúan creciendo: estas son personas que actúan.

Todo el tiempo se les ve haciendo cosas; mediante la acción, es que se llegan a las soluciones.

Lo mismo sucede con el huracán: permanentemente está actuando, produciendo cambios en la naturaleza, enfriando las calientes aguas del océano y enfriando el ambiente con sus fuertes vientos, moviendo incluso el agua de un lugar a otro como hacen los monzones en la India para que sus aguas puedan ser utilizadas para la agricultura, o para la supervivencia de la flora y la fauna en el desierto de Mojave.

El ser humano, por último, termina teniendo un “Por Qué”. Una pasión, un deseo ardiente que los lleva a realizar lo necesario para convertir su sueño de grandeza en una realidad. Y LO HACEN, dejando una huella en toda la humanidad, como queda el recuerdo de cuanto huracán ha pasado por las diferentes áreas geográficas.

El defecto de algunos es “tocar tierra” como lo hacen los huracanes, que les debilita su fuerza, su grandeza, su majestuosidad y se pierde toda huella de su actuar, es decir, “pierden el norte” y se conforman, apagándose su energía y su grandeza se desintegra.

Un tipo de ejemplo de ser “huracán” en la Torá nos lo dá el libro de Bereshit / Génesis cuando dice:

Y sembró Isaac en aquella tierra y halló (cosechó) aquel año. ciento por uno, y el Eterno lo bendijo. Y se engrandeció el hombre y fue creciendo más y más (en los bienes), hasta que se volvió muy grande (poderoso). Y tuvo posesión de rebaños y posesión de ganado y gran servidumbre, y los filisteos le tuvieron envidia.

Uno de los problemas es el momento en que la grandeza se vuelve destructiva: el huracán, en su paso, destruye lo que el hombre ha construido, inuida regiones donde el ser humano habita y por eso se le cataloga de peligroso y los titulares resaltan lo “poderosamente destructivo” en lo que refiere a lo material, donde se pierden “miles de millones de dólares” con cada paso: igualmente puede llegar a ser una persona cuya grandeza “destruya” a los que están a su alrededor, con sus actitudes, opiniones, cambios imprevistos de comportamiento, que pueden ser concientes o inconcientes, acabando con las cosas buenas que anterior a esta fase, la persona haya podido realizar

¿Te gusta la grandeza? Aprovecha la oportunidad y el ejemplo que te brinda la naturaleza, con los huracanes, pero no te excedas, puedes simplemente llegar a “tocar tierra” y desvanecerte, más rápidamente de como llegaste a la grandeza.

Fin de la segunda parte.

Redactado para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh K. el 11/09/17 – 20 de Elul de 5777