Monthly Archive noviembre 2017

PorMax Stroh Kaufman

Exito: definición y la perspectiva judía

ÉXITO: DEFINICIÓN

 

Éxito es un término proveniente o relacionado con exitus del latín, que significa salida, y se refiere al  resultado o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento.

Hay que tener en cuenta que la noción de éxito es subjetiva y relativa.

Porque una cosa es ganar una competencia, allí se fue exitoso UNA SOLA VEZ, mientras que en otros campos de acción, por ejemplo estudios, negocios, entre otros, es de permanente dedicación y esfuerzo

Una vez se alcanza el éxito en estos campos, siempre habrá otra persona que quiera superarnos, y por ello es la dedicación

A menudo asociado con la victoria y la obtención de grandes méritos, el éxito es parte de nuestra vida casi cotidiana y en general no se comparte con mucha gente.

En lo que hace a la subjetividad, podemos decir que cada vez que nos proponemos algo y lo conseguimos, sea mejorar nuestras condiciones laborales, aprobar un examen, dejar de fumar o simplemente ahorrar dinero para darnos un gusto, somos exitosos.

Sin embargo, la sociedad suele establecer una relación entre éxito, riqueza material y fama. Esta visión distorsionada y pobre de la realidad, afecta a muchísimas personas, generando un esquema simplificado de la vida que separa a exitosos de fracasados.

Y es justamente esta última palabra la que, al ser tomada como contrapartida de la primera, genera aún más confusión.

El éxito no debería ser entendido como algo unidimensional, sino como la consecución de un objetivo, sea pequeño y de carácter íntimo o grande y con gran repercusión.

Cabe destacar que la psicología habla del miedo al éxito cuando alguien que está cerca de alcanzar alguna meta personal desarrolla una acción, ya sea inconsciente o consciente, para no prosperar.

Ese miedo al éxito: es un miedo a veces innato en cada individuo o creado por la presión de amigos y familiares, este miedo se infunda en que la persona decide tomar un camino, pero las palabras, que desde niño se nos han inculcado como “ten cuidado”, “es peligroso” y muchas otras, tienen más peso que nuestra voluntad.

Muchas veces el miedo al éxito también es el resultante de los engaños que nos transmiten los medios de comunicación gracias a retorcidos y engañosos mensajes.

A veces también sucede que, los seres humanos no siempre ansiamos lo mejor para nosotros y nos conformamos escasamente con “lo que tenemos”, y pocas veces nuestros deseos nos mueven hacia resultados satisfactorios y beneficiosos.

La religión y los mensajes religiosos también ejercen una fuerte influencia en el resultado.

Todo lo relatado anteriormente, genera que, aquella persona, que se ha establecido un objetivo específico o determinado,experimente en su cerebro, sensaciones que le incomodan, le angustian, y le impiden continuar con la determinación que se tiene; y allí está presente ese miedo al éxito, que nuestra mente maneja a la perfección y no nos deja abrirnos hacia el camino que todos queremos.

ÉXITO EN EL JUDAÍSMO

El éxito en el judaísmo lo podemos resumir en una sola frase: “De acuerdo con el esfuerzo, así será la recompensa”

Lo dice Pirke Avot 5:27; libro que hace parte del Talmud, el cual recoge TODA la Tradición Oral, desde que la recibe Moshé en el Monte Sinaí. hasta que llega a la Gran Asamblea,y allí la distribuye en instrucciones específicamente dirigidas hacia los padres.

El éxito para el judaísmo supone que en algo debemos estar fallando, ya que cada mañana se nos brinda una oportunidad renovada de apuntar a la trayectoria del éxito. (Nos lo demuestra el rezo matutino)

Cada mañana oramos por todo, la salud, la parnasá, Israel, y cubrimos todos los aspectos de nuestras vidas (la terrenal y la del Olam HaBá) y hacemos énfasis en las virtudes y rasgos únicos y particulares que El Eterno nos dió; por ejemplo, el hombre dice “gracias por no hacerme mujer” y la mujer dice “gracias por crearme a Tu voluntad”

También podemos verlo cuando Moshé le pregunta al Todopoderoso “¿quién soy yo para ir al Faraón?” Nuestros sabios nos dicen que HaShem no le responde, ya que es Moshé quien debe descubrir  quién es, y debe moldearse para cumplir con su misión

El concepto anterior lo refuerza Maimónides, con su texto Leyes de Teshuva 5: 2 diciéndonos que ”Todos y cada uno de nosotros los judíos deberíamos esforzarnos por llegar a ser tan grandes como Moshé “.

El judaísmo sabe qué, procesos elementales de nuestras vidas como iniciar, conformar y mantener un negocio; tener un título universitario, inventar un producto; curar a un paciente, ganar una demanda, son cosas que todos tenemos que hacer y, lograrlas, es parte del éxito. Prácticamente para ello estamos en este mundo.

Aún tener una familia y garantizarle a ellos un “adecuado estilo de vida” es parte de nuestra razón de existir

Pero, el judaísmo no olvida que tenemos un alma, que hay que alimentar, de igual manera como se alimenta el cuerpo y hay una serie de consideraciones que observar, descritas en la Torá, que sirven de “alimento espiritual” y no son muy difíciles de manejar.

Ejemplo: cultivar la amabilidad a pesar de todos los inconvenientes. Pedir disculpas cuando se lastima a alguien: Levantarse todas las mañanas para elevar una oración. Dar caridad a alguien aún cuando no la haya solicitado.

Son ellos y muchos más, los pequeños momentos de conexión, bondad, sabiduría y amor que alimentan el alma.

Somo llamados  “Hijos del Eterno” Banim atem laAdonai Elohéijem (Deuteronomio / Devarim 14:1, y en Talmud – Pirkei Avot 3:18). Nuestro Padre Celestial, por consiguiente quiere que tengamos todo lo bueno.

Pero con un equilibrio entre lo racional y lo espiritual.

Esto es justamente lo que el Talmud, en palabras del Rabino Yishmael, opina: “Combina el estudio de la Torá con una ocupación mundana”

Es sólo enfocar nuestros esfuerzos por el camino correcto, como lo describe la siguiente leyenda: Se cuenta la historia del rabino Levi Itzjak de Berditchev, que vio a un hombre corriendo sin aliento por el mercado.

“¿Se puede saber por qué estás corriendo tan rápido?”, Preguntó el rabino.

“¿Qué quieres decir con por qué estoy corriendo tan rápido? ¡Me apresuro en mi búsqueda de mi sustento! “

“¿Cómo sabes que tu sustento está frente a ti y estás corriendo para alcanzarlo? Tal vez está detrás de ti, ¡y en realidad estás huyendo de eso! “

 

Lo hemos visto centenares de veces: cuando Israel hace la voluntad de HaShem, ellos tuvieron “lluvia de bendiciones”, lo que implica éxito..

Este es el verdadero secreto del éxito: Independientemente de nuestras limitaciones mortales, nuestro potencial para la grandeza es ilimitado cuando tenemos el poder del Todopoderoso detrás de nosotros.

 

13 de Noviembre de 2017 – 24 de Jeshvan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

24 de Jeshvan en la historia judía

24 de Jeshvan en la historia judía

 

Qué sucedió un 24 de Jeshván, un día como hoy?

Año 5404 (1643) Aniversario del fallecimiento del Rabino Abraham ben Mordejai Azulai (1570-1643). Nacido en Fez, luego de que su abuelo hubiera  sido expulsado de Castilla, y se radicó allí. Su trabajo principal en la cábala, se tituló  Kiriat Arba, basado en las enseñanzas de 4 grandes cabalistas: El Ramak, El Arizal, Rav Jaim Vital y  Rav Avraham Galanti.

También escribió el libro Baalei Brit Abraham, el cual es un comentario de los 24 libros del Tanaj y Jésed leAbraham; Kanaf Renanim, y Ahavá BaTaanuguím: Hagahot leSéfer HaLevúsh, basado en las enseñanzas del Shulján Arúj.

Año 5524 (1763) Aniversario del fallecimiento del Rabino Gedalia de Zalkaà

Año 5665 (1904) Aniversario del fallecimiento del Rabino Hillel Moshé Meshel Gelbstein (1834-1904), nacido en Bialystok, su madre es la generación  12  de los descendientes  del  Shlá HaKodesh. A la edad de 15, viajó a  Kotzk donde se hizo jasíd del rabino local.

Después de que el Rabino de Kotzk falleció estuvo con el  Jidushéi HaRim  como su rabino, hasta su fallecimiento el 23 de Adar of 1867. Posteriormente viajó a Israel donde estableciéndose en Jerusalém.  Sus libros incluyen Mishkenot Leabír Yaakov, Or Leyesharím, y Or Zarúa Latzadík.

Año 5695 (02 de noviembre de 1934) Aniversario del fallecimiento del Barón Edmond de Rothschild (1845-1934).  Un miembro de la dinastía bancaria Rothschild, prefirió perseguir intereses artísticos, adquiriendo una importante colección de dibujos y grabados que legó al Louvre.

En 1882, Rothschild se convirtió en un destacado defensor del movimiento sionista, comprando tierras en todo Israel y subsidiando los asentamientos judíos.

Él financió el primer pueblo judío nuevo, Rishon Letzion (Traducido como “el primero de Sión”), así como Zichron Yaakov, Kesárea y otros 30 asentamientos.

También estableció la industria vitivinícola de Israel cuando ayudó a los judíos rusos a huir de los pogromos en la década de 1880 y plantar viñedos en Israel. En 1954, los restos de Rothschild fueron enterrados nuevamente en Israel.

Para honrar su memoria, su hijo pagó la construcción del edificio Knesset en Jerusalém.

 

Año 5701 (25 de noviembre de 1940) El barco La Patria es hundido muriendo 250 judíos de un total de 1771 inmigrantes ilegales que provenían de Rumania: El ejército de defensa intentó sabotear la partida de esta embarcación desde el puerto: colocaron una bomba con la intención de estropear el cuarto de máquinas pero se creó un foramen que hizo que rápidamente se hundiera el barco, ahogándose los pasajeros.

Año 5765 Fallecimiento del Rabino Nachum Dov HaKohen Kreisman (1923-2004). Nacido en Rakishok en el distrito Ponovezh de Lituania de una famosa línea de rabinos que sirvieron en el Rabinato Rakishok durante nueve generaciones consecutivas, terminando con HaRav Betzalel Yalovetzky. Se instaló en Baltimore y se matriculó en Ner Israel, donde estudió con Rav Yaakov Itzjak Ruderman. Ya instalado, al llegar el Rabino Aharon Kotler a esta ciudad, dos de sus jóvenes estudiantes fueron a la estación de tren para encontrarse con él: ellos eran Nachum Dov y Shmuel Kamenetsky.Teniendo en cuenta el alto calibre de estos dos jóvenes, el Rabino Kotler los llevó con él a Nueva York para comenzar varias Yeshivat en Lakewood. En 1954, Rav Kreisman se mudó a Eretz Israel donde estuvo hasta el final de sus días

 

 

24 de Jeshvan de 5778 – 13 de Noviembre de 2017

PorMax Stroh Kaufman

Negatividad en el judaísmo

Negatividad en el judaísmo

Negatividad: ¿Qué es?

Es la cualidad de lo negativo

LA NEGATIVIDAD EN EL JUDAÍSMO

18 ASERCIONES ACERCA DE LA NEGATIVIDAD

 

Rambam escribió: Quien evita la felicidad, será juzgado culpable por su falta de alegría.

Por lo tanto, la negatividad para el judaísmo (está en contra de):

1.- El derecho de obtener placer por parte de su Creador, porque cada persona está rodeada de un potencial ilimitado para el placer y el disfrute.

2.- De estar del lado y contar con todo el amor del Eterno

3.- De construir una Relación con El Todopoderoso a través del cumplimiento de las mitzvot, porque cada acto en la vida puede ser dirigido a crear un lazo eterno con Él.

4.- Está en contra de la serenidad del alma, la plenitud y una satisfacción en el nivel más profundo.

5.- El fortalecimiento de los lazos familiares, siendo este uno de los objetivos más importantes de la Torá…

6.- Ser rico: Dice el Talmud: ¿Quién es rico? ¡El que está contento con su porción!” (Pirké Avot 4:1).

7.- Disminuye tu apreciación de los placeres simples de la vida.

Explicó el Rabino Avigdor Miller: “Estaba caminando en la calle cuando quien me acompañaba se quejó de la polución del aire en esta ciudad.

Me preocupó que su negatividad pudiera dañar mi valoración del gran regalo del oxígeno y de la respiración.

Apenas llegué a casa sumergí la cabeza en agua y no respiré durante un largo minuto. ¡Ahora nuevamente valoro la posibilidad de respirar!”

8.- Aumenta la envidia, el deseo material implacable y la búsqueda de honor, logrando así que la persona sea retirada de este mundo” (Pirké Avot 4:27).

9.- Aumenta el sufrimiento y el resentimiento.

10.- Nos lleva a una vida repleta de preocupaciones y a una existencia miserable.

11.- Aumenta nuestra exposición y predisposición al Lashon Hará

12.- La negatividad difícilmente nos dejará ver y sentir “cuando el vaso está lleno y rebosante”, por lo tanto impedirá que nuestras relaciones con los demás se tornen más amables, más compasivas y más importantes,y por supuesto, no nos permitirá ver y enfocar que es lo bueno que hay en los demás.

13.- Nos lleva a una carrera sin reglas y sin ganadores no mejora nuestra autoestima.

14.- Nos lleva a olvidarnos de, al menos de un principio fundamental:

“No aborrecerás en tu corazón a tu hermano… No te vengarás ni guardarás rencor…Vaikrá / Levítico 19:17,18

15.- También la negatividad crea prejuicios, y, lo más probable, es que nuestra esperanza para cumplir algún sueño, se vea truncada.

16.- Nos aleja, a cada uno de nosotros, de la capacidad o del poder de crear milagros.

De acuerdo con Cábala, si podemos visualizar algo que queremos, es porque ya existe.

Lo único que nos aleja de ellos son los bloqueos que ponemos en el camino a través de nuestra negatividad.

17.- Baruj Spinoza nos habló acerca de tener contactos con personas positivas: ellos potencian nuestras energías, además de darnos alegría, mientras que con personas negativas, se disminuyen nuestras energías y nos producen tristeza.

18.- : “Caer presa de la influencia de la negatividad no requiere mucho de nosotros.

Escoger la creatividad no es un acto voluntario sino una ausencia de esfuerzo. Elevarnos por encima de lo negativo y escoger conectar con lo positivo requiere un gran esfuerzo. Como un sabio cabalista dijo una vez: “Escalar una montaña es difícil pero caer de ella no requiere trabajo en lo absoluto”.

La frase uvearta hará mikirbeja se repite muchas veces en varias de las porciones o parashiot de la Torá

La misma se traduce literalmente como: “… y extinguir la negatividad de tu interior” –

Recordemos entonces que, mientras mayores sean nuestras acciones positivas (bloqueando todo tipo de negatividad), como por ejemplo, restarle importancia a lo que los demás opinen de tí, o cuando entiendas que el fracaso es sólo un paso hacia el éxito, entonces mayores serán las autopistas espirituales a través de los cuales la Energía del Universo entrará a nuestro reino físico, en cada momento de nuestras vidas, creándose y abriéndose las puertas de las bendiciones de abundancia y prosperidad. – Tanto en este mundo como en el Mundo por venir.

 

16 de Abril de 2016 – 8 de Nisan de 5776

PorMax Stroh Kaufman

Egoísmo en el judaísmo

Egoísmo

Individualismo, ambición egocentrismo y afines.

La palabra egoísmo proviene del latín, formado por dos palabras, una es ego (que denomina al ser individual) y la otra es ismo (determina la práctica de algo, en este caso de acciones repetitivas que solo benefician a uno mismo).

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española lo define como un inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente el propio interés, sin cuidarse del de los demás.

Quién es egoísta?

A grandes rasgos, aquella persona que:

1.- No escuchan a los que están en desacuerdo con ellos.

2.- Carecen de humildad

3.- Solamente apoyan una causa o una persona cuando tienen intereses personales de por medio ( y a su favor únicamente)

4.- Sus metas son las únicas importantes.

5.- Aquel que utiliza las cosas a su alrededor siempre a beneficio propio

6.- Quién suele pasar por encima de los demás, sólo para cumplir con sus propios objetivos.

7.-  Es quien se queja y culpa siempre a algo o a alguien cada vez que las cosas no salen como él lo esperaba.

 

Refranes sobre el egoísmo

“Un egoísta es aquel que se empeña en hablarte de sí mismo cuando tú te mueres de ganas de hablarle de ti” – Jean Cocteau

“Me he dado cuenta de que la mayoría de la gente está demasiado preocupada con su propia vida para dedicar a los demás el menor pensamiento”. – Douglas Coupland

El egoísta se ama a sí mismo sin rivales. – Cicerón

 

Egoísmo en la Torá

El egoísta busca su propio bien; contra todo sano juicio se rebela. – Proverbios / Mishle 18:1

 

Clasificaciones

Hay múltiples clasificaciones: sin embargo, hay que entender que el egoísmo puede oscilar desde una simple ausencia de interés por algo o alguien, hasta la anarquía total.

 

El egoísmo de por sí, no es totalmente malo:  bien aprovechado, sirve para reconectarnos con nuestro bienestar.

Este egoísmo “bueno” (*), es el que despierta nuestra vocación, nuestro talento y, en definitiva, el inmenso potencial que todos podemos desplegar al servicio de una vida útil, creativa y con sentido.

 

Es  aquel que, de alguna manera, mediante el autoconocimiento, nos permite resolver los conflictos internos, y de paso, nos ayuda a llevar un estilo de vida saludable cuando sabemos que es lo que necesitamos y preservamos nuestro equilibrio emocional.

Cuando logramos este equilibrio, experimentamos una profunda alegría y gratitud por estar vivos. Es allí cuando desarrollamos confianza en nosotros mismos y en la vida.

Es el egoísmo bueno el que sana nuestra autoestima y fortalece la confianza en nosotros mismos.

Es este tipo de egoísmo el que habla la cábala: Porque cuando estamos “distraídos” por cualquier causa,  nuestra fortaleza y nuestras mentes se desperdician en preocupaciones extrañas, mientras nuestros corazones se llenan de pequeños deseos.

 

Como por lo general, somos incapaces de realizar un trabajo que no arroje ningún resultado ni ningún fruto; sin que haya un beneficio a otro, es natural que veamos este “egoísmo bueno” como un propósito para avanzar gradualmente hacia el estado de conciencia deseado; de elevación espiritual (e incluso de logros materiales) bajo la influencia de la Energía del Universo; esa fuerza infinita que nos proporciona una conexión con nuestro Creador.

 

Por ello, tenemos que actuar del modo como lo escribió David en uno de sus Salmos, así:

Permíteme comprender y mantener Tu Torá, y la mantendré de todo corazón. Llévame en el camino de Tus mandamientos porque lo deseé. Extiende mi corazón a Tus testimonios Quita mis ojos de ver vanidad; con Tus caminos sostenme. Satisface a tu siervo

(*) SIN EXCESOS…

12 de Noviembre de 2017 – 23 de Jeshvan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Es malo despertarse en la noche?

¿Es malo despertarse en la mitad de la noche?

 

Cuando nos vamos a acostar a dormir, y teniendo en cuenta que durante el sueño experimentamos de alguna manera los aspectos de la muerte, solemos rezar  el siguiente segmento de una oración: “En tu mano encomiendo mi alma; Me has redimido, oh Eterno, Señor de la verdad “. (beyadéja afkíd rují. Padíta otí Adonai, El Emet) – Tehilim / Salmo 31:6

Con esta “pequeña pero significativa frase” depositamos, con absoluta confianza, nuestra alma en la “mano” del Todopoderoso, pidiendo por nuestra redención (a corto y largo plazo).

Con este tipo de “depósito que hicimos” nos estamos conectando con la fuente de la vida quien es la que nos protege: es decir, con lo que los sabios asocian como “el árbol de la vida”… porque parte de nuestra vida se va, en ese momento, en el dormir. (dormir es 1/60 de la muerte)

El despertar, nos conecta nuevamente con toda la energía que nuestras almas necesitan, a lo que el Zohar dice que, al despertarse a mitad de la noche, se establece una nueva (re)conexión con el árbol de la vida y ello es lo que nos brinda la capacidad de despertarnos, en cualquier momento.

Esta capacidad que tenemos (algunos por lo menos), de despertar en cualquier momento, y que nos fue dada a nosotros, y sobre la cual pareciera que no tenemos ningún tipo de control, es la que nos está indicando, según el Zohar, que debemos dedicar ese tiempo, para un estudio durante la noche.

¿Cuanto tiempo? Cada uno de nosotros coloca su tiempo límite, a conciencia.

Hacer esto, nos permitirá llevar nuestra alma, al más alto nivel de espiritualidad.

Nos preguntamos entonces: ¿Es malo despertarse en la mitad de la noche?

No lo parece…

Autor: Rabi Mordechai Solomon – Editor 321judaismo.com

05 de Junio de 2016 – 28 de Iyar de 5776

PorMax Stroh Kaufman

¿Es tan sólo una “llantita”?

¿Es tan sólo una “llantita”?

 

Siglo 21 de la Era Común…y la Organización Mundial de la Salud nos deja el dato que, en el año 2014, más de 1900 millones de adultos mayores de 18, tenían sobrepeso, equivalente al 39% de la población y de ellos, más de 600 millones eran obesos, lo que es SÓLO un 13%. Hoy, dos años más tarde, el mundo está cerca del 20% de obesos.

.

Nos preguntamos: ¿Qué es ser obeso? Para catalogar a alguien como obeso, se hace una relación entre el peso y la talla y de allí se obtiene el índice de masa corporal (IMC): en este caso, tiene que ser igual o mayor de 30: Si está entre 26 a 29, se habla de sobrepeso.

MUCHOS DE NOSOTROS, estamos en sobrepeso pero nos contentamos diciendo es tan sólo una “llantita”


La misma OMS. desde el 2004, implementó la Estrategia mundial,denominada ASAFI (POR SUS SIGLAS EN ESPAÑOL) Alimentación Saludable y una Actividad Física Periódica. Pero esta “llantita” sigue creciendo en grandes proporciones…

Israel no se salva de esta “llantita” En un estudio del Ministerio de Salud del 2013 se encontraron los siguientes datos:

50% de la población adulta está en sobrepeso o es obesa

El sobrepeso es 50% más elevado en hombres

70% de los hombres entre los 45-64 están en sobrepeso

64% de las mujeres mayores de 65, están en sobrepeso.

La relación del sobrepeso entre Israelíes con educación alta, es 24% menor que entre aquellos con educación media, y 51% menor que entre los de menor nivel educativo.

 

¿Que nos dice el judaísmo?

 

Maimónides, en su papel de médico, nos dijo:

La enfermedad consiste en una modificación en alguna parte del organismo que produce alteraciones en el curso habitual, en irregularidades y perturbaciones en la regulación del organismo que permite a la persona cumplir con las misiones que el medio externo le impone.

La salud,por su lado, consiste en lograr que el organismo regule sus perturbaciones, para permitirle constantemente al individuo ejercer su comportamiento habitual y en brindarle la posibilidad de desarrollarse y de concretar su esencia.

El mismo Maimónides pudo observar como una gran parte de los fallecimientos de su época, estaban correlacionados con la obesidad.

Para conservar la buena salud , durante largo tiempo, continúa explicando Maimónides, se debe hacer ejercicios físicos todos los días, no se deben cometer excesos en la comida y la bebida; evitar la gula y la glotonería afectan el metabolismo, comiendo lentamente y dejando algo de comida en el plato.

Debe evitar cambios extremos en las condiciones climáticas, porque ellas afectan la salud; un clima templado y moderado influye positivamente sobre la salud.

Por último, el alma de cada ser humano no debe ocuparse permanentemente de problemas graves, para no llegar a una situación de desequilibrio.

El alma se parece al cuerpo, que necesita descanso después de un trabajo agotador.

Entonces, nos deja como enseñanza que: “El cuidar de la salud y el bienestar de nuestro cuerpo y el alma es una de las formas de servir al Todopoderoso”.

E inmediatamente explica porque: La Torá es muy amplia y muy difícil: requiere de esfuerzos para estudiarla y comprenderla: si no estamos saludables, no estaremos en capacidad de estudiarla: por ello necesitamos del bienestar de cuerpo y alma, para cumplir con sus requisitos y estar al pie del Eterno.

También encontramos esta frase en Jaim Briim Kehalajá, hoja 169.87 Peniné Rabenu Hagriz, hoja 72: “A todo el que cuida su cuerpo, HaShem lo apoya para seguir viviendo y proporcionándole parnasá y salud”

Y esta otra, en Mishné Torá, Hiljot Deot –‘Pensamientos’- Cap.IV:1.: “Conservar el cuerpo sano e íntegro es un mandamiento Divino…Por eso debe el hombre apartarse de las cosas que dañan el cuerpo, usando aquellas que pueden sanarlo y fortificarlo”

Volvemos a la sentencia que lo que tenemos es “tan solo una llantita” por lo tanto no puede ser dañino…

Sin embargo: podemos duplicar el riesgo de padecer enfermedades cardiocerebrovasculares, osteoartritis, diabetes, apnea del sueño y algunos tipos de cáncer, sólo con “una llantita”

El Rabino Kook sugirió en Orot HaTejiya 33, que el ejercicio debe ser considerado como una mitzva: “Necesitamos de un cuerpo saludable.

Podemos haber realizado muchos esfuerzos espiritualmente hablando, pero, hemos olvidado la santidad de nuestro cuerpo.

Hemos descuidado la salud física y la fortaleza que ella nos da. hemos olvidado que nuestro cuerpo es santo y no menos santo que nuestra alma…

Nuestra teshuvá o sea, nuestro retorno, será exitosa, con toda la majestuosidad espiritual que implica, con un cuerpo sólido, saludable, completo, entero, magnífico.

Es decir, como si se presentara un espíritu de fuego que diera poder a nuestros músculos…

El ejercicio que los jóvenes judíos realizan en la Tierra de Israel, para fortalecer sus músculos y sus cuerpos con el fin de cumplir el objetivo de ser una nación poderosa, realza la proeza espiritual de los justos, quienes se involucran en procesos de unificación mística de los nombres Divinos, para acentuar la presencia de la Luz Divina (Shejiná) en el mundo. Ninguno puede subsistir sin la presencia del otro”.

Recordemos un aspecto muy importante:

Fuimos creados a “imagen y semejanza del Eterno” por lo tanto, cuidar nuestra salud y nuestra imagen significa que estamos tomando conciencia acerca de “de donde venimos y hacia adonde vamos”.

Por ello, la llantita no debe acompañarnos…En ningún momento

Cuidemos de nuestro cuerpo fomentando la salud.

Esto es por nuestro bienestar… físico y espiritual.

 

07 de Noviembre de 2016 – 06 de (Mar)Jeshvan de 5777

Contempla derechos de autoría intelectual por el trabajo de recopilación, estudio y análisis para 321judaismo.com. Puede ser reproducido por cualquier medio físico o electrónico, citando la fuente.