Monthly Archive enero 2018

PorMax Stroh Kaufman

10 mandamientos sobre dar y recibir

10 mandamientos sobre dar y recibir

 

1.- “Si tienes mucho, da mucho, si tienes poco, no temas darle de acuerdo a eso, porque acumulas un buen tesoro para ti en el día de la necesidad”.  Libro apócrifo de Tobit

 

2.- “No endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano a tu hermano necesitado, pero … le prestarás suficiente para su necesidad”.  Deuteronomio / Devarim 15: 7

 

3.- “¡No dejes que tu mano se abra para tomar, y apriete a la hora de devolver!”  Ben Sira 4:13

 

4.- “Cuando des,que sea con gracia, alegría y simpatía”. Maimonides

 

5.- “Si ves a un hombre dando generosamente, significa que su riqueza crecerá: si ves a alguien que rechaza la caridad, significa que su riqueza disminuirá”.  Midrash Mishle

 

6.- “El que se burla de los pobres insulta a su Hacedor, el que se regocija por su calamidad no quedará sin castigo.” Proverbios / Mishle 17: 5

 

7.- Lo que sea que des o hagas, sea poco o sea mucho, que sea de buena voluntad. Talmud Shavuot

 

8.- “Del modo como una antorcha no se reduce a pesar de que enciende un millón de velas, tampoco va a perder quien da una por una buena causa”.  Midrash Exodo Babba

 

9.- “Quien da, y proporciona sustento a un individuo necesitado, está realizando un acto que sustenta la vida, y que permite imitar al Altísimo, y a su vez dirige a esta persona hacia la dirección más noble de la vida: “Caminar en los caminos de HaShem,” Rabino Schneerson

 

10.- Cuando damos, en realidad recibimos más de lo que dimos. Lo que hemos dado puede ser necesario, pero es finito. Lo que recibimos es el regalo de la sensibilidad. Eso no tiene precio y es infinito, y podemos compartirlo con el resto del mundo. – Rabino Mijael Gourarie

 

13 de Enero de 2018 – 26 de Tevet de 5778

Recopilado por Dr. Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Nombres hebreos para hombre

Nombres hebreos para hombres (Españolizados)

Nombres y sus significados

 

¿Estás próximo(a) a tener un hijo / nieto?

Puedes ir considerando, de la siguiente lista, el que más se aproxime a tu necesidad y gusto.

Ellos son:

 

Aarón / Arón o Aharón = Hombre de la montaña

Abdías = Siervo de Dios

Abel = (Viene de Hebel)

Abner = Padre de la luz

Adan (Viene de Adam y a su vez de Adamá o tierra)

Adif = El preferido

Ari o Ariel = Mi león o El león de Dios

Abi o Avi = Mi padre

Amir o Emir = Jefe, príncipe o copa de los árboles

Ananías = El que perdona

Ben = Hijo

Benjamin (Proveniente de Benyamin o BinYamin) = Hijo de la derecha

Dan, Dani, Dany, Daniel = Juez o Dios es mi juez

David = Amado o querido

Efren o Efraìn = Muy fructífero

Elías (De Eli) = Mi Dios o Dios es mi señor

Eliseo = Dios es mi salud o mi salvación

Ezequiel = El que es fortalecido por Dios

Gabriel = Fuerza o Fortaleza de Dios

Isaac = Y se rió

Ismael = Y Dios escuchó

Jacobo (Viene de Yaakov) = Talón

Jaime (Proveniente de Jaím) = Vida

Jairo = Dios brilla

Jeremías = Exaltación de Dios

Joaquin o Juaquin = (Proveniente de Yehoyakim) = Dios edificará

Jonás = Paloma

José (Proveniente de Yosef) = Y fue añadido

Josué o Joshua o Yoshua = Dios salva

Juan = (Proveniente de Johanan o Yojanan) = El que es fiel a Dios

Manuel (Derivado de Imanuel) = Dios está conmigo

Matías o Mateo = Regalo o don de Dios

Miguel / Michael / Mijael / Maicol  / Misael = Quien como Dios

Moisés = Salvado de las aguas

Otoniel = El león de Dios

Rafael o Raphael = Sanación de Dios

Rubén o Reubén (Proviene de Roé ben) = Mira, un hijo

Samuel = Dios escucha o Dios coloca

Santiago = Variante del nombre Jacobo = Dios recompensará

Saúl o Saulo = Pedido a Dios

Serafín = Ángel

Simón o Simeón = Dios ha escuchado

Tobias (Proveniente de Tov) = Bueno

Uriel = Luz de Dios

Yoel / Joel = Dios es el Señor

Zacarías = Dios se acuerda

 

Tienes a tu disposición una variedad de nombres hebreos para hombres de los cuales muy seguramente uno de ellos será apto para el nuevo bebé que está por nacer.

Si desea un nombre en hebreo para mujer, también disponemos de una lista, siga el enlace.

 

12 de enero de 2018 – 26 de Tevet de 5778

PorMax Stroh Kaufman

De cómo surgió el nombre de Moisés (Moshé)

De cómo surgió el nombre de Moisés (Moshé)

 

¡De dónde salió el nombre de Moisés?

Tenemos, en el libro de Shemot, una historia de una pareja, aparentemente anónima pero identificados como pertenecientes a la tribu de Levi,que deciden tener un hijo, el cual, después de tres meses de nacido, su madre ya no pudo esconderlo màs de los soldados de Faraón, por lo que lo colocó en un pequeño estuche (arca), en el río, teniendo en cuenta que estaba especialmente adaptado para que no se llenara de agua, y este niño es encontrado por la hija anónima del faraón:

La hija de Faraón bajó a bañarse en el río, mientras que sus doncellas caminaron a lo largo del Nilo. Ella vio la canasta entre los juncos y envió a su esclava a buscarla.

Y descendió la hija del Faraón para bañarse en el río, mientras que sus doncellas se paseaban cerca del río, y vio la arquilla en el carrizal y envió a su criada y se la trajo

Vateréd bat Paró lirjótz al haYeór venaarotéiha holjót al yad haYeór vateré et hatevá betój hasuf vatishláj et amatá vatikajéha

La historia nos continúa diciendo:

Y cuando la abrió vio al niño, y he aquí que el niño lloraba y le tuvo compasión, y dijo: Este es de los niños de los hebreos. (1)

Vatiftáj vatirehú et hayéled vehíne naár(2) bojé vatajmol aláv vatomér miyaldéi haIvrím ze.

La hermana de esta criatura, que aún la Torá no le registra NINGÚN nombre, estaba parada y observando desde las cercanías, ofrece encontrar una partera hebrea para amamantar al niño,

Entonces di]o su hermana a la hija del Faraón: ¿Iré y llamaré para ti una nodriza entre las hebreas (3), para que te críe al niño?  

Vatomer ajotó el batParó haeléj vekaráti laj ishá meinéket min haIvriót veteiník laj et hayaléd

Y contestó la hija del Faraón: Ve. Y fue la doncella y llamó a la madre del niño.

Vatomer la bat Paró léji vateléj haalmá vatikrá et em hayaled

Y la madre del niño es contratada como niñera. :

Y la hija del Faraón le dijo: Lleva a este niño y críamelo, y yo te daré tu salario. Y tomó la mujer al niño y lo crió.

Vatomer la bat Paró heylíji et hayéled hazé veheynikíhu li vaaní etén et sjaréj vatikáj haishá hayéled vatenikéhu.

Y el niño creció y ella lo trajo a la hija del Faraón, y fue para ella como un hijo, y lo llamó Moisés (Moshé), pues dijo: Porque de las aguas lo saqué(meshitihu).

Vayigdál hayéled vateviéhu le batParó vayehí la lebén vatikrá shemó Moshé vatomér ki min hamáim meshitíhu

 

Sólo en este momento, después que “el niño creció” es que recibe un nombre (4).

No es fácil encontrar bibliografía que explique desde cuando, o a que edad se le da un nombre a un hijo, pero la idea de asignarlo nace desde el mismo momento en que Adam recibe “la orden” del Eterno de dar nombre a todas las criaturas y en el caso del judaísmo.

El nombre debe ser impuesto a los 8 días de edad (brit milá para los varones), pero puede ser cambiado en cualquier momento (Como cuando pasa de Avram a Abraham, en nuestro caso)

Es curioso sin embargo que, la hija de Faraón nombra al niño, usando una etimología hebrea y lo llame Moshé, como vimos.

Las explicaciones pueden ser, por ejemplo, lo que sugirió  Don Isaac Abarbanel (1437-1508), diciendo así: Quien toma al bebe del agua es la mujer que lo parió, la madre biológica, “Y cuando la mujer tomó al niño, y lo trajo a la hija del Faraón, llamó Moisés, porque él fue sacado del agua”.

Otra interpretación muy similar dice que Yojeved, quien es la madre biológica del bebé, tomó al niño y lo cuidó, y después de que ella lo había destetado, lo llevó a la hija de Faraón, quien ya lo había adoptado como un hijo, y cuando ella lo trajo ante su presencia, le dijo a la hija de Faraón: ” Mi señora, lo he llamado por el nombre de Moisés por lo que te sucedió, porque lo sacaste del agua “.

Una tercera explicación, que viene de sabios medievales como  el  rabino Hezekiah ben Manoah, del siglo XIII, Francia, nos dice así: La hija de Faraón no conocía ningún hebreo, pero Yojeved, fue quien decidió llamarlo Moisés. La hija de Faraón, por esa falta de conocimiento le preguntó: “¿Qué quiere decir Moisés?” Ella le explicó que se deriva de la palabra hebrea para extraer algo. Entonces la hija de Faraón dijo: “le has dado un gran nombre porque yo lo saqué del agua”.

 

Hay otras explicaciones que le dan la opción a la hija del Faraón de saber el hebreo y poderlo dominar, para darle al bebé el nombre de Moisés:

La primera de ellas nos dice que, normalmente, cuando una persona entra a un río a tomar un baño, busca un sitio, que a pesar de la corriente, sea como un pozo, una piscina o, en el caso judío, una mikve: la hija del faraón entra al río, se sumerge, y hace el proceso de una Mikve, por lo cual, automáticamente queda convertida al judaísmo y aprende por milagro, el idioma hebreo y ello le da la razón para poder utilizar el nombre de Moisés (Moshe)

La segunda, la da Rabí Yehoshua de Siknin dijo en nombre de Rabino Levi: El Eterno le dijo hija de Faraón: “Moisés no era hijo tuyo, pero lo llamaste hijo tuyo; tú no eres mi hija, pero yo te llamaré mi hija “. Desde ese momento se llamó Bityia que traduce Hija del Eterno  – Bit – Yah – y allí aprendió el hebreo.

 

Si tomamos la opción que el nombre de Moisés no fuera hebreo sino egipcio, también hay varios análisis e hipótesis al respecto.

La primera, se deriva de la opinión de Filón (Philo) de Alejandría, en sus escritos Sobre la vida de Moisés quien escribe que, desde que fue sacado del agua, la princesa le dio un nombre derivado de esto y lo llamó Moisés, porque Mou es la palabra egipcia para referirse al agua. (5)

Otra explicación sale de los análisis de las obras de Josefo: en el texto o estudio Antigüedades de los judíos , el llama a la hija del faraón con el nombre de Thermuthis y fue ella quien impuso el nombre de “Mouses” sobre él, de lo que había sucedido cuando lo pusieron en el río; porque los egipcios llaman agua por el nombre de mo, y con uses a los que se salvan de ella: entonces, juntando estas dos palabras, quedó con este nombre.

 

También tenemos el análisis que nos explica cómo la palabra mose en egipcio significa “hijo” o “nacido”. Es un elemento muy común en los nombres teofóricos egipcios como Tutmosis, “Hijo de Thoth” (o “Thoth nace”), Rameses (Hijo de Ra), Ahmose (Hijo de Ah), etc.

 

En el caso de Moisés, simplemente significa “Hijo” o “Nacido”. Su nombre, estaría significando literalmente que es “hijo del agua” y así fue agregado a la etimología hebrea.

 

Se cuenta que Abraham ibn Ezra (1089-1167) llegó a sugerir que la hija de Faraón le dio a Moisés un nombre egipcio: su nombre en egipcio era Monius, que deriva de “extraído del agua”

Los estudios de ibn Ezra, sugieren que el nombre Moshe es una traducción hebrea del egipcio Monius.

Ibn Ezra fue quien tuvo la idea de que Monius era el nombre egipcio de Moisés, y que la palabra moniusdoes  significa “extraído del agua” en egipcio o copto.

 

Independientemente del origen del nombre de Moisés, hebreo o egipcio, este le marcó un destino, una profecía, que se vió reflejada en dos ocasiones: la primera vez, descrito ya previamente cuando fue “sacado de las aguas” y la segunda, cuando atravesó las aguas del Mar de los Juncos, en compañía del pueblo de Israel.

 

Nuestros sabios también nos enseñan que Moisés recibió otros nombres: calculan 10

  • Moisés o Moshé, por lo estudiado
  • Javer (amigo) nombre dado por su padre ya que por su nacimiento, ambos padres se “reconciliaron”
  • Meichel, se discute que fue el primer nombre que la hija del faraón le asignó porque con el se traduce que HaShem es mi gobernante (6)
  • Por otro lado, Yojeved, su madre, lo llamó Yekutiel, porque ella lo cuidó de sus pechos. 
  • Miriam, su hermana, lo llamó Yered, porque ella “bajó por el río” para observar que pasaba con el niño.
  • Y Aharón lo llamó Avi Zanoaj, porque “mi padre había abandonado a mi madre y la había traído a la cuenta de esta”.
  • Y Kehat lo llamó Avigdor, ya que debido a él El Eterno solucionó la brecha en Israel, asegurando que los egipcios ya no arrojarían a sus hijos al Nilo.
  • Y su nodriza lo llamó Avi Sojo, porque HaShem lo ocultó de la agresión de los egipcios en los juncos.
  • Y los israelitas lo llamaron Semaías ben Netanel, porque en sus días El Eterno escuchó sus gemidos
  • Rabi Netanel dice: “Los padres de Moisés vieron la apariencia de Moisés como un ángel del Todopoderoso. Lo circuncidaron después de ocho días y lo llamaron Yekutiel. Por otro lado, en los capítulos del Talmud encontramos que el rabino Shimon dice: “Lo llamaron ‘Tov‘ porque dice ‘y ella vio que él era Tov'”.

 

Al final, la versión que se adoptó fue la del nombre en Hebreo, Moshé o Moisés.

 

_________________

 

  1. Porque conocía el decreto del Faraón respecto a los hijos varones de los judíos.
  2. Aquí la Torá utiliza la palabra Naár, que significa joven, en lugar de yeled que significa niño o tinok que significa bebé, dando a entender quizás tenía màs edad de los 3 meses o su aspecto era mucho mayor.
  3. Varios midrashim afirman claramente que Moisés se negó a tener una nodriza egipcia (Talmud Babilónico Tratado Sota 12b, Éxodo Rabba 1.25, y Midrash Tanhuma-Yelammedenu, 1.7). ¿Cómo sería posible, se preguntan los sabios en dicho análisis que Moisés, el más grande profeta de Israel, no fuera alimentado por un israelita?
  4. Ponerle el nombre a un bebé judío no es solamente una declaración de lo que deseamos que sea, también significa de dónde viene: describe características de su personalidad, su función y establece un lazo espiritual que sirve de profecía: una de las indicaciones es que su nombre hebreo que sea utilizado también en cualquier idioma, como una barrera importante en contra de la asimilación
  5. Philo, Maren R. Niehoff, trad., “Sobre la vida de Moisés”, en Outside the Bible: Escritos antiguos relacionados con las Escrituras (editores Louis H. Feldman, James L. Kugel, Lawrence H. Schiffman; Philadelphia : Jewish Publication Society [Lincoln: Universidad de Nebraska], 2013), 968.
  6. Howard Jacobson, trans., “Pseudo-Philo, Libro de las Antigüedades Bíblicas”, en Outside the Bible: Escritos antiguos relacionados con las Escrituras (editores Louis H. Feldman, James L. Kugel, Lawrence H. Schiffman; Filadelfia: Jewish Publication Society [Lincoln: University of Nebraska], 2013), 492. Se cree que el trabajo fue escrito originalmente en hebreo, pero solo existe en una traducción al latín.

 

12 de Enero de 2018 – 26 de Tevet de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Desaliento

Desaliento

 

Encontramos por Desaliento, en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la siguiente definición

Decaimiento del ánimo, desfallecimiento de las fuerzas.

También encontramos que es: Un estado en el que una persona siente que sus fuerzas se debilitan cada vez más ante el peso un algo que considera muy fuerte, y que tal vez no sea capaz que soportar.

Este desaliento, es una energía negativa que generalmente conduce, de una forma lenta pero progresiva, hacia la pérdida de esperanza.

Cuando alguno de nosotros ha estado con desaliento, ha experimentado de un modo u otro, sensación de angustia, incertidumbre, preocupación, debilidad, pesadez, agitación, nerviosismo, desesperación, entre muchos otros estados.

El desaliento, cuando es profundo, es cuando bloquea las fuerzas físicas porque hay una enorme relación entre el cuerpo y la mente y, es allí cuando empezamos a manifestar lo descrito: “las fuerzas se debilitan o se desfallece”.

Es allí donde la parashá Vaerá nos describe la sensación del pueblo judío por lo que les está ocurriendo, siendo esclavos del faraón y así lo relata:

Shemot 6:9: Vayedaber Moshe ken el benei Israel veló shamú el Moshe mikótzer rúaj umeavodá kashá.

Aquí encontramos la palabra kotzer rúaj … literalmente podría significar un espíritu empequeñecido o recortado ya que kotzer comparte la raíz de katzar que es corto o pequeño

Traducido: Shemot 6:9 Y habló Moshé de esta manera a los hijos de Israel; mas ellos no escucharon a Moshé por impaciencia de espíritu, y a causa de la dura servidumbre.

 

Cuando uno se encuentra en un estado como el que se describe previamente, es muy difícil escuchar  acerca de la probabilidad o la esperanza de algún cambio, una mejoría, ya que predominan otros factores como el miedo y la desilución.

Muy probablemente, y a pesar de todas las dificultades, puede estar diciendo y pensando:

 “Me siento cómodo en mi estado actual. Por favor  no me saquen  de este aquí porque podría no soportar una decepción. Prefiero ser infeliz que el  posible riesgo  de la decepción”..

Muchas situaciones de desaliento hay en la Torá

por ejemplo, con la historia de Jonàs que dice así::

Y sucedió que al salir el sol, dispuso El Eterno un sofocante viento solano, y el sol hirió la cabeza de Jonás y él desfallecía, y deseaba con {toda} su alma morir, diciendo: Mejor me es la muerte que la vida.

 

O David, en sus Salmos / Tehillim diciendo, por ejemplo

Ten misericordia de mí, oh HaShém, que estoy en angustia; se han carcomido de pesar mis ojos, mi alma, y mis entrañas.

Porque se ha acabado mi vida con dolor, y mis años con suspiro; se ha enflaquecido mi fuerza a causa de mi iniquidad, y mis huesos se han consumido.

De todos mis enemigos he sido oprobio, y de mis vecinos en gran manera, y horror a mis conocidos; los que me ven fuera, huyen de mí.

He sido olvidado del todo como un muerto; he venido a ser como un vaso perdido.

Porque he oído afrenta de muchos, cerrado de temores; cuando consultaban juntos contra mí, e ideaban para prenderme el alma

 

Cualquier persona se pudo haber presentado a tratar de calmar al pueblo judío de esta situación, pero es muy bien sabido que no todo el mundo tiene las capacidades y las habilidades para hacerlo: dice un refrán:

cualquier marinero puede dirigir un barco en un mar en calma; pero no cualquiera,cuando aparecen las rocas, es capaz de esquivarlas

Pero llegó Moshé, a combatir ese desaliento, como lo haría cualquier psicólogo o terapeuta.

Trajo palabras de aliento, confianza en sí mismo.

Moshe fue un lider para este proceso:

¿Que fué dificil?

¡Si que lo fue!

Y como dice un refrán en el judaísmo:

Un líder no es necesariamente alguien que conoce el camino, sino uno que piensa que conoce el camino.

Y la Torá nos lo demuestra.

Además, hay muchos consejos hay también en la Torá que nos inspiran. que nos hablan, por ejemplo de autosuperaciòn, de confianza en nosotros mismos y por supuesto, de confianza en EL ETERNO,

por ejemplo

Sed firmes y valientes, no temáis ni os aterroricéis ante ellos, porque el SEÑOR tu Elohim es el que va contigo; no te dejará ni te desamparará.

El pueblo judío tuvo que descender mucho, desde el punto de vista moral, espiritual, para luego ascender, como lo hemos revisado en artículos previos, para luego hacerse merecedores de la Torá, la tierra prometida y ahora esperar la llegada del Mashíaj.

Y como personas, cada uno tiene un reto y una misión que cumplir.

Sabiendo que lo anterior hace parte de mandamiento Divino, cada persona debe estar resuelta a cumplir con ella, sin importar cuáles sean las dificultades.

De hecho, puede considerar los obstáculos que encuentra como un desafío que debe enfrentarse sin pestañear y superar.

Lejos de verse obstaculizados por tales obstáculos, ellos pueden reforzar la determinación y estimular a que cada persona ponga su esfuerzo al máximo grado.

Combatiendo el desaliento, se llega lejos .

Material de 321judaismo.com – Dr Max Stroh Kaufman

11 de enero de 2018

PorMax Stroh Kaufman

Como conectar el Cielo con la Tierra

Como conectar el Cielo con la Tierra

Pensamiento de Rabi Moshe Cordovero Siglo 17 de la Era Común

Dijo así el Rabino Cordovero:

Cuando sea el momento en el que calces tus sandalias, realiza el siguiente ejercicio: Baja primero tu pie en dirección hacia la sandalia e imagina y siente que estás iniciando una conexión física y espiritual de los Cielos con la Tierra. Después de haber hecho esto, toma fuertemente las correas, con las que vas a atar tu calzado e imagina y siente que con ellas estás realizando un encuentro y una unión tanto física como espiritual de la Tierra con los Cielos.

Entonces, es nuestra sugerencia: realiza este experimento todos y cada uno de los días y verás unos cómo obtendrás unos resultados asombrosos, en los que, no sólo verás como conectar el cielo con la tierra, sino sentirás los poderosos efectos de esta unión, que te acompañará en todas las cosas que realices.

09 de Enero de 2018 – 22 de Tevet de 5778

Recopilado, revisado, traducido, según el caso necesario, por Dr. Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

Cuando distribuya este material, se ruega el favor de citar la fuente.

No tiene derechos de autor por ser palabra que no ha sido tomada de ningún texto, sino que hace parte de conocimiento transmitido oralmente de generación en generación.

 

PorMax Stroh Kaufman

Y OCURRIÓ OTRO MILAGRO – MILAGRO EN BAGDAD

Y OCURRIÓ OTRO MILAGRO – MILAGRO EN BAGDAD

Era mediodía cuando un viajero anciano ingresó al barrio judío de Bagdad.

El mercado, donde los comerciantes de muchas tierras vendían sus telas, especias y otras mercancías, parecía extrañamente vacío para ese día.

Vio el edificio más grande de la sección y determinó que debía ser la gran sinagoga. Continuó su camino hacia él hasta que entró en el patio y se sentó a descansar, abriendo su pequeño saco para sacar unos pocos higos secos para refrescar su fuerza.

Sin embargo, tan pronto como comenzó su almuerzo, se dio cuenta de una conmoción dentro del santuario.

Se asomó al interior y contempló un espectáculo en movimiento: cientos de judíos cantaban con fervor salmos entre lágrimas y sollozos.

 

Tan pronto como comenzó su almuerzo, se dio cuenta de una conmoción dentro del santuario.

“¿Qué ha pasado?”, Le preguntó al primer judío cuya atención podía captar.

 

Apresuradamente, y con voz de desesperación, el hombre le contó la historia lo mejor que pudo.

El Sultán había decretado que el pueblo judío de Bagdad debía producir un líder que pudiera realizar milagros como lo había hecho Moisés.

Como Moisés era el líder del pueblo judío en Egipto, y él era capaz de hacer milagros, el sultán esperaba lo mismo del líder de los judíos de Bagdad.

Si no aparecía tal milagroso, los judíos serían expulsados ??de Bagdad. Por lo tanto, todos los judíos estaban ayunando y orando a Di-s por la salvación.

 

En su disposición tranquila y paciente, el viajero sabio se acercó aún más a los judíos, hasta que finalmente reconstruyó toda la historia:

 

El consejero en jefe del Sultán, Mustafa, era un vicioso enemigo de los judíos cuya misión era destruir a los judíos, o al menos hacer que los desterraran de Bagdad.

Había convencido al sultán de que los judíos no solo eran infieles por negar al profeta Mahoma, sino que también eran ladrones y mentirosos, y merecían una expulsión inmediata.

Al principio, el sultán vacilaba en creer en Mustafá; sin embargo, al Sultán se le contó lo que sucedió cuando los judíos salieron de Egipto y lo que Moisés le hizo a Faraón. Comenzó a preocuparse de que tal vez uno de los líderes judíos de Bagdad lo atacara con plagas, y decidió que no quería correr ningún riesgo.

Por lo tanto, emitió un decreto según el cual los judíos tenían que producir un líder como Moisés o abandonar Bagdad inmediatamente.

 

El viajero sabio y anciano se sentó en contemplación por unos momentos, y luego se acercó a uno de los rabinos en el frente de la sinagoga y le susurró al oído.

Pronto todos los líderes de la comunidad estaban hablando en voz baja, y de repente hubo un fuerte aplauso en el atril, y uno de ellos habló. “Este hombre que visita nuestra ciudad dice que tiene un plan. Viajará al sultán de inmediato para intentar salvarnos. Si él tiene éxito, nos regocijaremos.

Sin embargo, si falla, le dirá al Sultán que actuó solo. Mientras tanto, ¡continuaremos orando por su éxito!

 

El hombre se dirigió al palacio, golpeó la puerta de entrada y dijo: “Soy un judío que puede hacer milagros, y exijo ver al sultán inmediatamente”.

En poco tiempo, se encontró cara a cara con el gobernante de Bagdad . “Entonces”, dijo el Sultán, “Tú dices que puedes hacer milagros como Moisés. ¿Qué puedes hacer?”

 

Decenas de personas, desde el panadero y el bufón de la corte hasta los guardias reales y asesores, miraron fijamente al anciano de barba blanca y ojos penetrantes. “Si fuera tan amable”, dijo él, “realizaré un milagro similar a los que hizo Moisés. Ante tus propios ojos, cortaré la cabeza de un hombre con una espada, y luego lo volveré a unir y lo haré vivir “.

 

¡Cortaré la cabeza de un hombre con una espada, y luego lo armaré de nuevo y lo haré vivir!

El Sultán sonrió nerviosamente y miró a su alrededor, sin saber qué pensar ni qué pensar de la situación. Quizás el tipo estaba completamente loco.

O tal vez él estaba diciendo la verdad. Después de todo, parecía extremadamente seguro y habló con tanta convicción.

¿Qué pasa si él estaba diciendo la verdad? Si él dudaba de él, entonces quién sabe qué tipo de ira se desataría sobre el Sultán y su reino.

 

Él continuó, “No hay más que una condición.

El hombre cuya cabeza corte debe ser verdaderamente sabio.

De hecho, él debe ser el hombre más sabio en el reino. Si no, su cabeza no se volverá a unir correctamente “.

 

Intrigado, el Sultán decidió que debía ver por sí mismo si el judío estaba diciendo la verdad. Miró alrededor de la habitación hasta que sus ojos se posaron en Mustafa, su principal consejero y el hombre más sabio del reino.

Antes de que el Sultán dijera una palabra, Mustafa gritó: “¡No, él está mintiendo! ¡El judío es un impostor!

Realmente no puede cortarle la cabeza a nadie y volver a unirla.

“” Eso podría ser cierto, “dijo el Sultán,” pero ¿y si él está diciendo la verdad y no le damos cabida? ¡Seguramente no querrás poner todo el reino en riesgo!

Después de todo, ¿no fuiste tú quien me aconsejó que expulsara a los judíos, para no ponernos en peligro?

 

“Traigan la espada inmediatamente”, gritó el Sultán. “¡Mustafa se ha ofrecido voluntario!”. Con eso, Mustafa comenzó a temblar y gritó:

“No, lo admito. Estaba equivocado y fui muy tonto.

¡El pueblo judío no tiene poderes extraordinarios!

“Mustafá salió corriendo del palacio, para no ser visto nunca más.

El sultán anuló el decreto, agradeció al judío por venir y dijo que los judíos podían vivir en Bagdad todo el tiempo que quisieran.

.

El hombre regresó a la sinagoga para compartir las buenas nuevas. Inmediatamente, hubo un regocijo increíble, y se realizó un banquete en honor al milagro que El Eterno había hecho por Su pueblo.

Luego, silenciosa y rápidamente, el anciano se escabulló y abandonó la ciudad antes de que nadie pudiera identificarse.

Algunas personas dicen que él era Elija el Profeta.

Algunos dicen que fue un gran místico, a traves de sus manos ocurrió otro milagro.

Sin embargo, otros creen que era solo un judío que simplemente se preocupaba por sus compañeros judíos tanto como lo hacía con respecto a sí mismo.

 

04 de Enero de 2018

PorMax Stroh Kaufman

Y ocurrió otro milagro

Y  OCURRIÓ OTRO MILAGRO

 

Tomado del libro Folktales of the Jews, Volume 1: Tales from the Sephardic Dispersion

 

El Milagro de los Rollos de la Torá

Narrado por Simja Meyuhas Levi a Tamar Alexander

Traducido del inglés por Max Stroh

 

Si, ocurrió otro milagro.

Cada año, el rey griego acostumbraba a viajar desde España para celebrar la navidad en Betlehem.

Tu sabes, Jesús era de Betlehem. Allí fue donde Maria (Miriam) dió a luz a Jesús. María dio a luz en Betlehem

Así que, cada año el rey venía a visitar, para navidad.

Ellos tomarían los rollos de la Torá, de la sinagoga Yohanan Ben Zakai y la presentarían al rey. Sería una ceremonia de bienvenida

¿Qué hicieron los judíos? Ellos no colocaron los rollos en su estuche; los sacaron y los llevaron sin su estuche. Si, vacío. Y lo llevaron.

Por supuesto, el rey no sabía de esto.

Una vez se presentó una discusión entre la Sinagoga Stambuli y la Yohanan Ben Zakai

Ya te lo mostraré! dijo uno.

¿Que hizo? Vino y le informó. ¿A quién? A quienes organizaban la recepción para los cristianos.

Sabes, Tu piensas que los judíos van a dar la bienvenida con los Rollos de la Torá; eso es completamente falso. Van a presentar los estuches vacíos-

¿Cómo puede ser? Dijeron las autoridades. ¿Acaso van a decepcionar al rey? ¡Ya verán estos judíos!

Ellos (las autoridades) actuaban pretendiendo no tener conocimiento. El rey tampoco sabía nada acerca de los estuches vacíos.

Los judíos tampoco sabían que las autoridades habían sido informadas.

Entonces el jefe de los rabinos tuvo un sueño repetitivo durante tres noches consecutivas

¡Guarda los rollos de la Torá en sus estuches! Le fue dicho.

Esto fue una semana antes de la visita,

¡Señor y Amo del Universo, dijo! ¿Qué significan estos sueños?

La fecha de la visita del rey se acercaba. Faltaban tres días y el jefe de los rabinos volvió a tener el mismo sueño.

En esta ocasión se comunica con .el shamash y le dice: en estas últimas noches he estado soñando que deberíamos guardar los rollos de la Torá en sus estuches

Salen el shamash y el rabino hacia la sinagoga y guardan los rollos en sus estuches y después de ello regresan a sus casas a dormir.

Nadie se enteró de lo que ellos hicieron.

Cuando el rey llegó, y los judíos salieron a recibirlo, ¿Saben que llevaron? Los estuches de la Torá.

En el momento en que todo estaban de regreso a sus hogares, las autoridades le dijeron al rey, que todo era una mentira: Que los rollos de la Torá no estaban en sus empaques.

¿En verdad? ¡¿Acaso estos judíos buscan decepcionarme? “¡Ya les mostraré!”

De repente dijo: ¡Paren aquí en el camino. Quiero ver todo este asunto de l Torá de los judíos!

Todos los judíos estaban muy temerosos. Ellos no sabían lo que el rabino y el shamash habían hecho, de colocar los rollos en su carcasa.

Pero cuando abrieron los estuches, encontraron que los rollos estaban en su interior.

“Miren esto: Que clase de persona pudo haber cometido semejante difamación” Dijo el rey.

La procesión real continuó y nada sucedió. Todos continuaron su camino.

Cuando las autoridades regresaron a la ciudad, ellos preguntaron: ¿Quién fue el que nos informó de esto de los rollos?

De inmediato le contestaron: fue un judío

La costumbre era que si alguien hacía algo que no era correcto, era ahorcado: se le colocaría una cuerda alrededor de su cuello y sería trasladado en público

    • T.A ¿En el mercado?

 

  • SMY: En la calle Jaffa… donde acostumbraba a haber un reloj y podíamos escucharlo tan lejos como en la Ciudad Vieja, y podíamos escuchar el repicar
  • T.A ¿Cercano al edificio general? ¿Cerca del León?
  • SMY ¡No, no! En la ciudad vieja, cerca al Portón Jaffa. Había un reloj, Debes recordar.
  • T:A ¡No!
  • Uno que escucha: No ella no se acuerda. No yo no me recuerdo. Era muy pequeño, Había un reloj. Estaba varios metros arriba. Se podía escuchar. No había necesidad de tener un reloj en casa. Todos podíamos escucharlo. Entonces eran las seis en la mañana. No las doce, como ahora. Eran las seis , Y comenzábamos, No como ahora. Ellos han cambiado los números. Eso es lo que es.
  • TA: entonces: ¿Qué hicieron ellos alrededor del reloj?
  • SMY: Lo colgaron (al informante). En la plaza alrededor del reloj. Y todos vieron que ocurrió un verdadero milagro. Hubo siempre milagros y maravillas, por eso ellos decidieron instituir el Purim de la Familia Mehuyas para conmemorar todos los milagros.

 

02 de Enero de 2018 – 15 de Tevet de 5778