Author Archive Max Stroh Kaufman

PorMax Stroh Kaufman

Karet: Qué significa?

Karet

El Karet tiene varios significados según la fuente que se consulte:

 

Según Maimónides, es la retribución divina por determinados actos negativos, pecados, que hacen que la persona al morir en Este Mundo muera definitivamente, como los animales, sin gozar de la vida del Más Allá.

 

Otros opinan que, es la muerte por intervención directa de la mano del  Eterno, cuando no era aún el momento de morir.

 

Con respecto a este concepto, se encuentra en Smajot 3:1, En Sifra Emor, 14:4, y en Baraita MK 28a; TJ, Bik. 2:1, 64b, que este castigo se produce antes de la edad de 50, mientras que para algunos rabinos amoraim es morir entre los 50 a 60 años, y es por esto que muchos conocedores celebran con gran luz ese cumpleaños.

Una tercera opinión basada en las palabras de Rashi, significa, morir sin hijos.

 

Una cuarta opinión acerca del karet, dice que es quedar apartado o segregado de su pueblo: ello puede significar la excomunión, en algunos casos.

Para Najmánides hay una quinta versión que se relaciona con el alma: Como el alma no muere, consiste en una degradación, un tipo de metamorfosis, un tipo de negación absoluta de los placeres espirituales que esperan las almas de los tzadikím.

 

Karet, para los Cabalistas, es la permutación de keter, una sefirá que representa la corona o nivel superconsciente del alma, cuya raíz,está siempre unida con el Eterno.

Al caer en Karet, “se pierde la corona” o keter, y el alma pierde el poder que tenía para poder realizar la voluntad de HaShem.

Tal vez el concepto más antiguo acerca del Karet, se encuentra en los escritos de Josefo (antigüedades de los judíos 3.12:1) que señala cómo las personas de comportamiento insolente eran merecedores de la pena de muerte, tal como cualquier otra pena de muerte señalada en la Torá.

 

El rabino Bachya ben Asher ibn Halawa 1255-1340: trató de unificar los conceptos anteriores, estipulando que hay tres tipos de karet: uno afecta solo al cuerpo, uno afecta solo al alma y otro afecta a ambos:

el primero, definitivamente asocia la muerte antes de los 60 años:

En el segundo, cuando la persona fallece independiente de su edad, cuando esta persona muere, su alma abandona su cuerpo y queda aislada del mundo del espiritual (del alma) y del mundo por venir…

El tercero, es la combinación de ambos.

 

Teniendo en cuenta la posición de este rabino, la decisión de Karet puede provenir de un tribunal rabínico (terrenal) o de la Corte Celestial.

porque, como está escrito en el talmud Shabbat 10a: “Cualquier juez que ejecuta un juicio perfectamente verdadero se considera como si se hubiera hecho socio de HaShem en el acto de la Creación” .

 

Para todas las explicaciones posibles, el Karet se aplica (o se aplicaba para lo que corresponde a acciones relacionadas con el Templo y los sacrificios), según la Misna Keritot 1:1 con los siguientes 15 actos específicos y/o sus variantes descritas a continuación:

 

  • El que tiene relaciones con su madre, o con la esposa de su padre, o con su nuera, o con un hombre, o con un animal,  
  • Una mujer que tiene relaciones con un animal.
  • Cuando alguien tiene relaciones con una mujer y su hija, o con una mujer casada, o con su hermana, o con su tía paterna, o con su tía materna, o con la hermana de su esposa, o con la esposa de su hermano, o con la esposa del hermano de su padre,
  • Quien tiene relaciones con una mujer en Nidá [una mujer que ha menstruado y por lo tanto es impura].
  • Uno que blasfema [maldice a Dios],
  • Aquel que adora ídolos, o que sacrifica a sus hijos ante Molej [un tipo de idolatría en el que uno pasa a su hijo a través del fuego o entre llamas],
  • Un nigromante,
  • Quien viola el Shabat,
  • Una persona impura que come alimentos consagrados,
  • Si se entra al Templo cuando es impuro,
  • Alguien que come grasa prohibida, o que come sangre, o que come Notar [un sacrificio que se vuelve inadecuado debido a ser sin consumir más allá del tiempo permitido], o que come Pigul [un sacrificio que no es apto debido a la intención del sacerdote oficiante mientras lo ofrece, consumirlo después de su tiempo permitido],
  • El que realiza un sacrificio fuera de los recintos del Templo, o que ofrece un sacrificio fuera [los recintos del Templo],
  • Quien come pan leudado en Pesaj, o que come en Yom Kipur, o que hace Melajá [una actividad constructiva prohibida en Shabat y festivales] en Yom Kipur, o uno que prepara el aceite [de la manera que se elabora el aceite de la unción del Templo],
  • Quien prepara Ketoret [incienso sagrado que se ofrece dos veces al día en el altar de oro dentro del Templo], o que se unge [mismo] con el aceite de la unción (1).
  • Cuando se incumple con la ofrenda de la Pascua y la circuncisión.

 

Un buen arrepentimiento (Teshuvá) con intención (Kavaná) puede “borrar” la sentencia de Karet.

 

17 de Noviembre de 2017 – 28 de Jeshvan de 5778

(1) Como lo sucedido con los hijos de Aharon:  “Tomaron los hijos de Aarón, Nadab y Abihu, cada uno su brasero, le pusieron fuego y colocaron encima incienso; y trajeron ante Adonai un fuego extraño que Él no les había ordenado. Salió un fuego de ante HaSem que los consumió y murieron ante El Eterno”.

PorMax Stroh Kaufman

Ángel guardián

ÁNGEL GUARDIÁN. UNA NUEVA REVISIÓN

¿Tenemos nosotros un ángel guardián?

¿Qué dice el judaísmo al respecto?

Es mucho lo que se puede hablar de ángeles y, más específicamente de un ángel guardián: son muchas las hipótesis, muchas las especulaciones.

La primera noción, en la Torá, acerca de un ángel, la tenemos cuando Adám y Java son “expulsados” del Gan Edén.  

Otra de las veces, y claramente anotada, se da cuando Yosef los ve “subir y bajar por escaleras al cielo y desde allí, es relativamente poco lo que se habla de ellos en la Torá (1).

Pero, cuando se refiere a un ángel guardián, la respuesta es escasa o nula, tal vez, tres o cuatro referencias: la primera, por ejemplo, de Daniel a quien se le menciona que “está custodiado” por Michael (Miguel).

La segunda, en 1Reyes / Melajim 19:5 donde un ángel toca Eliahu (Elías) a y dice así:

Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; pero un ángel lo tocó, y le dijo: “Levántate y come.”

La tercera, en Tehilim, donde está escrito que, “No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos”.

La cuarta, es la de Éxodo / Shemot 23:20 que dice “He aquí que Yo envío un ángel delante de ti para guardarte en el camino, y para introducirte en el lugar que te tengo preparado” (Híne anojí sholéaj maláj lefanéija lishmorjá badaréj velahaviajá el hamakóm asher hajinotí).

Aprendimos de las citas anteriores y de nuestros sabios, que los ángeles fueron creados para obedecer los mandatos del Eterno y que cada ángel puede hacer sólo un trabajo; a partir de ello, se originaron conceptos que las religiones monoteístas adoptaron para “formalizar la idea” que cada uno de nosotros tiene un ángel guardián, que lo acompaña, para cuidarlo en la tierra de los peligros de alma y cuerpo, protegerlo del mal y guiarlo, como un compañero de viaje que está con él, en las buenas y en las malas, y no se separa de él ni un solo momento.

La Cábala nos enseña que los ángeles son parte integral del universo: son ellos los que nos guían, nos envían mensajes e intervienen cuando es necesario, trabajando a través y alrededor de nosotros.

Los ángeles facilitan la circulación de la energía a través del universo, teniendo un impacto directo en todo lo que ocurre en el mundo, ya sea grande o pequeño.   

Teniendo en cuenta lo anterior, entendemos que, el ángel guardián es quien influencia y afecta nuestra vida, estemos o no consciente de ello; y como compañero espiritual, es quien nos va a maximizar nuestros méritos y minimizar nuestros defectos; nos va a ayudar a alcanzar niveles materiales y espirituales que no podríamos alcanzar solos; nos encarrila cuando nos salimos del camino y nos ayuda a ampliar nuestra conciencia…  

Directa o indirectamente, hay una aceptación tácita o implícita de los ángeles guardianes y su trabajo protector, en las oraciones, como el Shalom Aleijem (La paz sea sobre todos nosotros) que se reza durante la ceremonia del Shabat y, en la Keriat Shemá al haMitá (Lectura del Shemá en la cama).

En esta última dice: “A HaShem Todopoderoso, el Señor de Israel: Que Michael esté a mi lado derecho, Gabriel a mi lado izquierdo, delante de mí Rafael y Uriel detrás de mí, y sobre mí la presencia divina de Adonai.”

La mayoría de los rabinos nos van a insistir que todo lo que los ángeles hagan, ello será siempre y cuando sea con el aval del Eterno.

Michael, Gabriel, Uriel, y Rafael son los nombres de los ángeles guardianes más conocidos en el Judaísmo… y algunas fuentes citan a estos “ángeles” como custodios del Trono del Todopoderoso, respectivamente a la derecha, al frente, a la izquierda y en la parte posterior.

Maimónides describió un “escalafón” de 10 tipos de ángeles

Y, por consiguiente, SI… si tenemos ángeles guardianes:  ángeles que nos hablan, se sientan con nosotros, se paran, caminan, suben escaleras, vuelan, montan a caballo, usan armas, nos escoltan  al cielo o al Gehinom, nos llevan profecía, son intermediarios en el diálogo con HaShem, cantan en el coro celestial del Eterno (Kadosh, Kadosh, Kadosh), hacen la voluntad de Nuestro Creador, graban nuestros hechos en el libro de la vida, nos llevan y nos traen mensajes divinos, actúan como conserjes celestiales y guardias de seguridad, nos levantan el ánimo, y nos ayudan en tiempos de necesidad.

La  literatura rabínica Medieval, asigna ángeles a cada ser humano (Pesikta Rabbati 44:8) al igual que nos recuerda que dos ángeles nos acompañan de regreso a la casa en cada Shabat;  pero a diferencia de otras costumbres, “nos cuidamos de no orarles a ellos ni pedirles favores de ellos. Eso es casi idolatría y está prohibida en el judaísmo. Debemos dirigir toda oración y solicitudes sólo al Todopoderoso.”

 

  1. Sin contar las referencias de los libros apócrifos como el de Henoch.

 

04 de diciembre de 2015 – 22 de Kislev de 5776

Revisado, preparado y elaborado para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh Kaufman

PorMax Stroh Kaufman

Los ángeles suben y bajan la escalera

 

Y los ángeles suben y bajan la escalera.

 

Y soñó; y he aquí una escalera que estaba apoyada en la tierra; y su extremo superior llegaba al cielo; y he aquí que los ángeles de Elohim subían y bajaban por ella;

Vayajalóm vehíne sulám mutzáv artzá veroshó maguía hashamáima vehíne malajéi Elohim olím veyordím bo.

Así comienza la parashá Vayetz y es de ella, los ángeles que suben y bajan la escalera, a quienes vamos a dedicar unas palabras.

 

¿Qué son los ángeles?

Todos sabemos que son unas criaturas, creadas por El Eterno, para “ayudarle” en sus funciones, como “mensajeros de su palabra”

 

Lo dio a entender el profeta Zacarías / Zajária, cuando explica que ellos “son criaturas santas con vastas capacidades espirituales, pero no pueden hacer ni menos ni más que la capacidad a ellos dada por HaShem”

 

De los ángeles, es mucho lo que se ha hablado y se seguirá hablando: también se le ha dado diferentes clasificaciones y, en el judaísmo la clasificación que se maneja es la elaborada por Maimónides, en 10 tipos de ellos, desde el más básico (Benei Adam) hasta el más elevado (Jayot / Chayot).

 

Y sí: son ángeles que nos hablan, se sientan con nosotros, se paran, caminan, suben escaleras, vuelan, montan a caballo, usan armas, nos escoltan al cielo o al Gehinom, nos llevan profecía, son intermediarios en el diálogo con HaShem, cantan en el coro celestial del Eterno (Kadosh, Kadosh, Kadosh), hacen la voluntad de Nuestro Creador, graban nuestros hechos en el libro de la vida, nos llevan y nos traen mensajes divinos, actúan como conserjes celestiales y guardias de seguridad (llamados en ocasiones como ángel guardián), nos levantan el ánimo, y nos ayudan en tiempos de necesidad.

 

Sabemos también, por enseñanzas de nuestros sabios, que cuando cumplimos una mitzvá creamos un ángel bueno y cuando cometemos una falta creamos un ángel de esos que llamaríamos “del bando contrario”, quienes son los que nos va a JUZGAR

Nuestros ángeles en cuestión, los que suben y bajan las escaleras, Suben hacia el Todopoderoso, para gozar de su presencia, bajan hacia nosotros para obedecer a sus órdenes, Porque fue Él, quien les encargó de protegernos con sus cuidados…

Cuando suben en dirección a la contemplación de HaShem, buscan la verdad y se sacian de ella constantemente.

Cuando descienden, son ellos los que nos amparan en todos nuestros caminos.

Teniendo en cuenta que estas criaturas, son mensajeros del Todopoderoso que nos son enviados para nuestra ayuda.

Como sucede en el caso del Shabat, que hay multiplicidad de ángeles escoltando nuestro camino de regreso del servicio religioso hacia la residencia.

En el caso de Yaakov, quien más adelante se llamará Israel, le estaban mostrando, mediante el acto físico de subir y bajar escaleras, todos los altos y bajos por los cuales tendría que atravesar…

Porque sus acciones podrían elevarlo a un nivel inclusive superior al de los ángeles, pero que también podrían llevarlo a un nivel inferior al de los animales.

Con ello, daría ejemplo al resto de la humanidad.

Mostrándole que, los humanos, al poseer alma, trascendemos y somos superiores a los mismos ángeles, porque somos seres dinámicos, que podemos trascender…por encima de nuestras limitaciones.

Que podemos (y debemos) estudiar la Torá y trabajar en ella para trascender

Si en algún momento deseamos saber cuáles serán los designios de HaShem, simplemente debemos ahondar cada vez más en la Torá, lo que nos permite absorver la infinita sabiduría del Todopoderoso.

Como lo han hecho los grandes sabios de cada generación, quienes constantemente se encuentran en este elevado plano espiritual y a quienes solemos acudir en pos de un consejo y una apropiada guía

Ellos, aprovechándose de esa cualidad, serían los más indicados para decirnos de qué manera podemos actuar (como consejeros).

Aprovechemos nuestras vidas y seamos lo más importante en este mundo. ¡Cumplamos nuestra meta y misión!

¡Como lo hacen los ángeles!

Tendremos que subir y bajar muchas escaleras…

Pero que no sea una limitación ni una excusa, porque como figura en el Tratado de Berajot 64:

Los sabios de la Torá no tienen descanso, no en este mundo y no en el que está por venir. Siempre se encuentran en constante crecimiento, en movimiento, nunca permanecen estáticos”.

16 de Noviembre de 2017 – 27 de Jeshvan de 5778

Material revisado, recopilado y elaborado por Dr. Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Ayunar en Yom Kipur – Segunda Parte

Ayunar en Yom Kipur – segunda parte

 

Habíamos hablado sobre ayunar en Yom Kipur, diciendo cosas como esta:  

El ayuno debe ser estricto, ya que está prohibido probar la comida en Yom Kipur sin importar si es sólo para verificar su buen gusto; aunque la expela posteriormente y no la ingiera en absoluto. Asimismo está prohibido masticar “gomas de mascar” ó parecidos, las cuales, en otros ayunos, podrían ser toleradas.

 

Todos sabemos, por enseñanzas de nuestros sabios, que el ayuno genera una predisposición y una conciencia de y hacia la oración; incluso, la halajá puede permitir, cualquier día de ayuno fuera de los obligatorios, siempre y cuando desde la noche anterior, haga la consigna “mañana voy a ayunar” (Con Kavaná, pero no con la razón de bajar de peso): y lo puede realizar desde la salida de las estrellas hasta el anochecer del día siguiente: por todas estas razones, el ayuno de Yom kipur, se convierte en una “mitzvá”

 

Excepciones a esto puede ser en Israel, por la Santidad que el Estado de Israel implica, según nos enseñan también nuestros rabinos.

 

Hay un día en la semana en la cual no se ayuna, por enseñanza rabínica; es en Shabat, porque ese día es una fiesta en al cual gozamos (deberíamos) de todo lo espiritual que este día de descanso implica y por ello nos regocijamos con buena alimentación.

Sin embargo, Shabat, encontramos en la Torá (Tanaj) condiciones o momentos específicos en las que “se puede ayunar” y nos lo demuestra la Torá y el Tanaj, cuando:

1.- Moshé ayuno cuarenta días y cuarenta noches: Esto lo sobreentendemos que fueron continuos e ininterrumpidos. Durante ese lapso de tiempo, y dependiendo del día en que se inicie el ayuno, caerían entre 5 a 7 días (Shabat)

2.- Leemos en Daniel 1:8-15 que el profeta ayuno 10 días, período en el cual pudo haber 1 a 2 shabat

3.- Un tercer evento, también en el libro de Daniel, en el cual ayuna “severamente” 3 semanas: Allí también podemos tener 3 a 4 días que corresponden al Shabat

“Porque el propósito del ayuno es el arrepentimiento que, si es verdadero, nos lleva a cambiar nuestras acciones”.

Pero ¿qué sucede si Yom Kipur coincide con shabat?

Empecemos diciendo que Yom Kipur es considerado como Shabat Shabaton… literalmente el más grande de los Shabat, donde por obligación, se combina lo espiritual con lo físico, donde previamente hemos limpiamos nuestra casa, y hemos alistado ropas lindas para vestir durante el servicio religioso (Blanco es la costumbre) y la necesidad de crear una herramienta que nos conduzca al arrepentimiento, y así poder circular por una senda que nos conducirá a un mundo mejor.

La herramienta se llama ayunar… Ayunar en Yom Kipur.

Ayunar de por sí, es difícil, pero es esta dificultad es la que nos da la oportunidad de conectarnos con El Eterno de un modo más poderoso.

El rey David dijo,  “He aquí, los ojos de Adonai se dirigen a los que le temen, a los que esperan su bondad, a rescatar su alma de la muerte y sostenerla en hambre”.

En un sentido espiritual, “hambre” se refiere al anhelo del alma de cercanía a HaShem, y que  siempre desea reunirse con su Fuente. En Yom Kipur, el día más sagrado del año, nos alimentamos no de carbohidratos o proteínas, sino de la revelación de nuestra propia esencia y su relación intrínseca con el Todopoderoso: por ello, aunque caiga en Shabat, ayunamos de todos modos.

 

15 de noviembre de 2017 – 26 de Jeshvan de 5778

 

Redactado por Dr Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Hoy 26 de Jeshvan en la historia judía

Hoy 26 de Jeshvan en la historia judía

26 de jeshvan de 5699 (20 de noviembre de 1938)

Sucedió en el año 1938, El Padre Charles Coughlin, nacido en Toronto, Canadá, y de origen irlandés, y muy conocido por sus discursos en contra del comunismo, transmitió por radio una arenga anti-semita en las emisoras de los EUA.

Charles Coughlin, quien era un sacerdote católico apostólico romano, fue el primer evangelizador que utilizó la radio como medio masivo para poder transmitir sus mensajes, prédicas y arengas.

A principios de los años 30 (1930) a su transmisión radial se le calculaba una audiencia equivalente a una tercera parte de la nación norteamericana.  (Se calcula 30 millones de personas, para esas fechas).

Sus transmisiones radiales se fueron constituyendo cada vez más antisemíticas, expresando simpatía por los programas que presentaba Adolfo Hitler y promoviendo los Protocolos de los Sabios de Sión.

Solo unas pocas semanas después del evento conocido como “la noche de los cristales rotos” (Kristallnacht) que Coughlin causó un escándalo, no sólo en Estados Unidos, sino también a nivel mundial, transmitiendo una arenga en la cual culpaba única y exclusivamente, a las víctimas judías de este hecho.

La frase con la que fue conocido respecto a esa noche fue: “cuando pongamos las manos sobre los judíos de EEUU, pensarán que el trato recibido en Alemania es nada“.

Esto sucedió un 26 de Jeshvan de 5699 equivalente al 20 de noviembre de 1938

En otra de sus intervenciones en esa fecha, declaró que, el “gobierno comunista de Rusia”, Lenin, Trotsky y los demás dirigentes de la revolución rusa, casi todos judíos, “habían asesinado a más de 20 millones de cristianos”

Este pastor, a pesar de su rápida decadencia, continuó denunciando el comunismo hasta su muerte en Bloomfield Hills, Michigan, en 1979 a la edad de 88 años.

Recopilado por Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

15 de Noviembre de 2017 – 26 de Jeshvan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

36 reflexiones sobre autosuperación

36 reflexiones sobre autosuperación

Te interesa salir de tu “zona de confort”?

Aquí hay 36 frases sobre autosuperación que te harán pensar…

  1. “Cuando algo malo sucede, tienes tres opciones: puedes dejar que te determine, te destruya o te fortalezca.” 
  2. “Ser buena persona, a pesar de lo mierda que puedan ser contigo. Eso te diferencia del resto.”  
  3. “No es la altura, ni el cuerpo, ni la belleza lo que te hace una gran persona; es el corazón, la humildad y la inteligencia.” 
  4. “Lucha por todo aquello que te saque una sonrisa.” 
  5. “No busques cuentos con final feliz, busca ser feliz sin tanto cuento.” 
  6. “Tres cosas que nos impiden avanzar: orgullo, pena y miedo.”
  7. “Nunca te rindas, el principio siempre es la parte más difícil.” 
  8. “Prohibido rendirse, respira hondo y sigue.” 
  9. “Cada quien es dueño de su silencio, esclavo de sus palabras y víctima de su orgullo.” 
  10. “Se paciente, a veces hay que pasar por lo peor para conseguir lo mejor.”
  11. “Siempre habrá alguien que quiera vernos sufrir, pero les vamos a demostrar que somos tan fuertes que siempre nos verán reír.” 
  12. “Me puedo caer, me puedo herir, puedo quebrarme; pero con eso no desaparecerá mi fuerza y mis ganas de cumplir mis metas y ser feliz.” 
  13. “Toma riesgos. Si ganas, serás más feliz. Si pierdes, serás más sabio.”
  14. “Un deseo no cambia nada, una decisión cambia todo.”
  15. “Quédate con quien entienda tu locura y no quiera cambiarla.”
  16. “Nunca le cuentes demasiadas cosas de ti a los demás. En tiempos de envidia, el ciego comienza a ver, el mudo a hablar, y el sordo a oír.”
  17. “Nunca es tarde para hacer las cosas bien.”
  18. “Si no te gusta lo que recibes, revisa muy bien lo que estás dando.”
  19. “Sacrifícate unos pocos años haciendo lo que otros no están dispuestos a hacer para luego vivir lo que otros nunca podrán vivir.”
  20. “Dicen que las cosas buenas tardan, pero llegan.”  
  21. “La paciencia es la clave del éxito.”
  22. “El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta.”
  23. “El primer paso para conseguir lo que uno quiere, es saber qué quiere.”
  24. “Rendirme no está dentro de mis opciones.”
  25. “El perdón no se le niega a nadie, pero la confianza nunca se recupera.”
  26. “Nada me detiene, nadie me detiene.”
  27. “El éxito no llega por suerte, es el sacrificio y el esfuerzo de días, meses y años de trabajo.”
  28. “Vive, sueña, sonríe, sé feliz, disfruta tu vida y vive al momento.” 
  29. “Me niego a volver a la rutina.”
  30. “No te desesperes, las mejores cosas suceden cuando menos las esperas.”  
  31. “A veces necesitas una buena caída para saber lo alto que estás.”
  32. “Mientras yo sepa lo que soy, no me importa lo que diga la gente.”
  33. “Confía en ti mismo para conseguir tus objetivos. La espera puede hacerse larga, pero todo esfuerzo tiene su recompensa.”
  34. “Si no luchas por algo, no te quejes por no tenerlo.”
  35. “Jamás algo que valga la pena será fácil.”
  36. “A veces, es necesario salir, tomar algo de aire y recordar quién eres y quién quieres ser.”
PorMax Stroh Kaufman

Ecoturismo: perspectiva judía

Ecoturismo: perspectiva judía

 

El ecoturismo o turismo ecológico es una actividad turística cuya finalidad es minimizar el número de daños que los turistas puedan generar sobre el entorno natural.

Este tipo de turismo involucra al viajero no sólo para que observe la flora y la fauna en su estado natural, sino que también, de manera responsable, interactúe con ellos, en cualquier región donde el turista se encuentre.

Permite que se realicen también, actividades deportivas que al mismo tiempo se logra disfrutar observando el entorno.

Contribuye a la protección de las zonas naturales (en ocasiones llamadas zonas protegidas) utilizadas como centros de atracción de ecoturismo :

El ecoturismo requiere de un uso consciente y racional de los recursos naturales, que se respete el entorno social y cultural de la comunidad que lo acoge, y el apoyo a los derechos humanos y a condiciones laborales justas para los trabajadores del sector.

Sustentabilidad y Sostenibilidad son los principios básicos de este turismo, desde el punto de vista social, cultural, ambiental y económico.

Generalmente, está organizado para pequeños grupos  por empresas especializadas.

En muchos lugares del mundo como por ejemplo Costa Rica, Colombia, Madagascar, Kenia, Nepal y Ecuador, el ecoturismo se ha convertido en el principal ingreso de divisas, resultando vital para las economías de los países mencionados.

Es un turismo generalmente ofrecido para turistas (que pernoctan en el lugar) y no para visitantes (No pernoctan en el lugar visitado)

Puede o no estar relacionado con la estacionalidad de la región visitada.

Implica el uso de energías limpias o renovables.

Su clasificación es muy diversa y los primeros tipos de ecoturismo lo experimentaron Charles Darwin, para poder generar su concepto de la Teoría de la Evolución y Alexander Von Humboldt para poder realizar la clasificación taxonómica de las plantas.

Israel, es un país que está implementando el Ecoturismo, en muchas de las zonas protegidas, y una de ellas es el Desierto del Neguev, donde se puede realizar una caminata recordando la que hicieron nuestros antepasados, luego de su salida de Egipto, sin contar con otras áreas naturales y ni qué decir de Eilat, con sus arrecifes coralinos.

Pero el cuidar y respetar la naturaleza, no es un concepto nuevo en el judaísmo, ni para el pueblo judío

Desde el libro de Bereshit, ya hay un mandamiento de cómo comportarse con la naturaleza: “Y los bendijo HaShem y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra”.

Hay que dejar claro que el dominio aquí descrito, es para que se realice de manera responsable

Se repite ante Noaj, una sentencia semejante, a la cual le adiciona que no consumirás la sangre de los animales porque allí está la esencia de la vida.

Seguimos con Deuteronomio / Devarim donde encontramos esto: “Porque la tierra a la cual entras para poseerla, no es como la tierra de Egipto de donde vinisteis, donde sembrabas tu semilla, y la regabas con el pie como una huerta de hortalizas, sino que la tierra a la cual entráis para poseerla, tierra de montes y valles, bebe el agua de las lluvias del cielo. Es una tierra que el SEÑOR tu Elohim cuida; los ojos del SEÑOR tu Elohim están siempre sobre ella, desde el principio hasta el fin del año”

En el mismo texto encontramos “Cuando sities una ciudad por muchos días, peleando contra ella para tomarla, no destruirás sus árboles metiendo el hacha contra ellos; no los talarás, pues de ellos puedes comer. Porque, ¿es acaso el árbol del campo un hombre para que le pongas sitio”?

Para nuestro caso del Ecoturismo, podemos interpolar la situación de “sitiar una ciudad” con visitar una ciudad o región… es muy claro en advertirnos no destruir, no talar, que en el ecoturismo también equivale a NO ARRANCAR LAS ESPECIES NATIVAS “solamente porque son bonitas” y porque lo puedo “ir a sembrar a mi jardín”

Por último, y para resumir, no podemos dejar de mencionar a Tu Bishvat, el Año nuevo de los árboles, donde, mediante muchas comparaciones y explicaciones, recibimos las instrucciones de cuidar la naturaleza.

O la fiesta de las Primicias, en que se recogen, de manera organizada, las primicias y respetando el resto de las áreas cultivadas

Y lo que encontramos en la literatura (Ejemplo Talmud) del respeto a la naturaleza y los animales, con frases  que recuerdan algo como esto: “Te crees importante? Recuerda que un zancudo fue creado por El Eterno, antes que tú”

“Dentro de las venas” del pueblo judío corre la necesidad del cuidado de la naturaleza, por lo tanto, el ecoturismo es solamente un refuerzo de dichos conceptos.

Que en ocasiones no se cumpla, porque no haya conciencia del cuidado del entorno, es un aspecto muy personal y cultural de cada individuo

Practiquemos el Ecoturismo, que, con las bases mencionadas, nos permitirá elevarnos a niveles espirituales insospechados.

Nota: el año 2017 fue declarado como el año internacional del Turismo Sostenible.

 

15 de noviembre de 2017 – 25 de Jeshvan de 5778

Redactado para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh, en consideración también al día mundial del aire puro, cada 15 de Noviembre