Author Archive Max Stroh Kaufman

PorMax Stroh Kaufman

Feliz cumpleaños ecología

BUENAS NUEVAS A LA ECOLOGÍA:

KEREN KAYEMET LEISRAEL

El pasado 21 de diciembre de 2011 se cumplieron 110 años de una de las instituciones judías de mayor tradición y mayor universalidad, y tal vez, la menos comprendida por su labor: ella nace como producto de la 5ª cumbre sionista organizada en Basilea, teniendo como misión adquirir, conservar, mejorar y desarrollar la tierra de Israel para cultivar el sueño del ser judío, generando los recursos financieros necesarios asociando a los amigos de Israel y el resto del mundo; Esta institución a la que nos estamos refiriendo, es el Keren Kayemet LeIsrael.

Al recorrer cualquier lugar de esta pequeña nación y encontrarse con el verdor, la sombra en los cálidos días de verano, ello nos indica cuán ardua fue y ha sido la labor de reforestación de este organismo no9 gubernamental,  el primero, mayor y más importante ente “verde” de la historia del país. Desde el Parque Goren en el norte hasta los bosques de Iatir y Lahav en el Néguev, el Keren Kayemet Leisrael ha plantado alrededor de 220 millones de árboles a lo largo de 800 hectáreas de tierra del país, lo cual ubica a esta nación Israel,  como el único país del mundo que demuestra que, a comienzos del siglo 21 de la era común tiene más árboles que a principios del siglo 20 La histórica y quijotesca misión de esta organización tiene sus datos curiosos como que, en el año 1904, paralelamente a su actividad en el área de la adquisición de tierras, el Keren Kayemet Leisrael tuvo la iniciativa de plantar olivos en las tierras entre Ben Shemen y Julda; sin embargo, el primer árbol que se plantó está ubicado en el Bosque Ben Shemen, en el año de 1908.

La actividad de esta organización no sólo se basa en sembrar árboles: también, el mantenimiento de bosques existentes, la protección de ellos con sofisticados sistemas de control de incendios forestales (1), la fumigación y el control de las plagas, el desarrollo de parques regionales, de zonas recreativas en los bosques, construcción de senderos, desarrollo de infraestructura, rehabilitación de sitios históricos, e incluso, el desarrollo de manantiales y arroyos : esta última tarea es quizás la más difícil de todas, puesto que el Estado de Israel no es una nación de grandes ríos sino más que todo corrientes, y arroyos, que tienen la característica de ser estacionales (najal akhzav) , los cuales corren solamente durante los días de invierno y, permanentes (najal eitan), en especial gracias al apoyo de la  RRA (Autoridad Rehabiltadora de Rios, por sus siglas en inglés), creada por la nación en 1993, permitiendo, la recuperación de ríos como Lajish, Yarkón, Sorek, Alexander, Taninim, Harod, y Hadera, además, por supuesto, del Jordán.

 

Esta organización ha logrado extender su campo de acción en muchos lugares del planeta y las últimas participaciones del Keren Kayemet LeIsrael a nivel internacional, tales como su participación en el UNFF o Fundación pro-Bosques de las Naciones Unidas (por sus siglas en inglés), desde el año 2011; en varias convenciones internacionales relacionadas con los cambios climáticos (UNFCC), el  Programa de las Naciones Unidas para el cuidado del Medio Ambiente (UNEP), llevando a Kenia 6 millones de árboles en el año 2007, en memoria de los desaparecidos en el Holocausto; el Departamento de Información de las Naciones Unidas (UN-DPI) desde el año 2003; en la Asociación Internacional de Bosques Mediterráneos (IAMF)desde el año 2000;  también en la Organización contra la desertificación de los bosques (FCD), el movimiento Agricultura Verde para el África, la FAO, todo ello gracias a la presencia de sedes en muchas naciones del orbe.

 

 

Resumen de logros

240 millones de árboles plantados en más de 900.000 hectáreas.

40.000 hectáreas de bosques naturales rehabilitados y conservados.

200 reservorios de agua, represas e instalaciones hídricas construidos.

150.000 hectáreas protegidas de la salificación, destinadas a la agricultura.

400 parques y áreas de recreación en el marco de la naturaleza.

6.000 kilómetros de caminos rurales, forestales y de seguridad.

Rehabilitación de arroyos contaminados.

Mejoras al medio ambiente, freno al proceso de desertificación.

Creación y mantenimiento de espacios verdes y sombreados junto a las bases del ejército y las poblaciones para esparcimiento, turismo y recreación.

Acondicionamiento de terrenos para la construcción de miles de unidades habitacionales.

Preparación de la infraestructura para más de 1.000 poblados rurales.

Renovación del paisaje a lo largo de carreteras y vías férreas.

Contribución a una rápida y mejor integración social de los niños inmigrantes, a través de sus centros de veraneo.

Incentivo al nexo de las nuevas generaciones de todo el mundo con la ancestral tierra de Israel.

Todo esto en un país de 22.145 Km2

Esta institución es un gran ejemplo para la ecología a nivel mundial y es por ello que deseamos brindarle un sentido homenaje: Feliz cumpleaños: un viva y un fuerte aplauso hacia todo lo que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente esperando que siga siempre adelante en sus proyectos.

 

(1)     En el año 2010, en el mes de diciembre, fueron consumidas por un incendio forestal cerca de 3500 hectáreas en el Monte Carmel, el cual es histórica y espiritualmente significativo para muchas religiones: es el centro de la fe Bahai, es ensalzado por los Druzos, los Musulmanes, los Cristianos y los Judíos del mundo entero:  es el lugar en el cual el profeta Elías realizó el milagro de traer fuego del cielo: donde los monjes carmelitas tienen construido su monasterio, y aparece mencionado en el TaNaJ, en Shir haShirim / Cantar de los Cantares, en las palabras del profeta Yeremia /Jeremías (2:7) y también de Yesháia / Isaías (10:18)

 

FUENTE: ARCHIVOS DEL KEREN KAYEMET LEISRAEL

PUBLICADO 21 DE SHVAT DE 5772 – 14 DE FEBRERO DE 2012 – 321JUDAISMO.COM

PorMax Stroh Kaufman

Cuentos jasídicos

Cuentos jasídicos

Séptima entrega.

1.-  Enseñaron nuestros maestros: El hombre debe ser siempre amable, como Hillel, y no irritable, como Shammay. En una ocasión dos amigos hicieron una apuesta, diciendo: “El que haga enojar a Hillel recibirá del otro cuatrocientos zuz”  (El zuz es una moneda judía cuyo valor equivalía a un denario).

Dijo uno:

– Yo lo conseguiré.

Aquel día era víspera de sábado e Hillel se estaba lavando la cabeza. Se paró el hombre a la puerta de su casa y se puso a decir:

– ¿Dónde está Hillel?, ¿dónde está Hillel?   (Le llamó por su nombre, sin anteponerle el título de Rabbí(.

Hillel se envolvió en un manto y salió a su encuentro, diciendo:

– ¿Qué deseas, hijo mío?

– Tengo que preguntarte una cosa, respondió, y estoy impaciente porque me respondas.

– Pregunta, hijo mío, pregunta.

– ¿Por qué los babilonios no tienen la cabeza redonda?    ( Hillel era de origen babilonio)

– Hijo mío, le respondió Hillel, has hecho una pregunta muy importante: es porque no tienen comadronas hábiles.

Pasado un rato regresó el hombre:

– ¿Dónde está Hillel?, ¿dónde está Hillel?

Hillel se puso el manto y salió a su encuentro:

– ¿Qué deseas, hijo mío?

Respondió:

– Tengo que hacerte una pregunta, y estoy impaciente porque me respondas.

–  Pregunta, hijo mío, pregunta.

– ¿Por qué los tadmoritas tienen los ojos pitañosos?

– Hijo mío, le respondió Hillel, has hecho una pregunta muy importante: es porque viven en lugares arenosos.

Al cabo de un rato volvió el hombre, y dijo:

– ¿Dónde está Hillel?, ¿dónde está Hillel?

Hillel se puso el manto y salió a su encuentro:

– ¿Qué deseas, hijo mío?

Le dijo:

– Tengo que hacerte una pregunta, y estoy impaciente por que me respondas.

– Pregunta, hijo mío, pregunta.

– ¿Por qué tienen los africanos los pies anchos?

– Hijo mío, respondió Hillel, has hecho una pregunta muy importante: es porque viven en lugares pantanosos.

Dijo el hombre:

– ¿Tú eres el famoso Hillel?

– Sí, respondió.

– Pues ¡ojalá no haya muchos como tú en Israel!, contestó el hombre.

– ¿Por qué dices eso?, preguntó Hillel.

– Porque me has hecho perder cuatrocientos zuz.

Dijo Hillel:

– Hijo mío, sé prudente; más vale que hayas perdido cuatrocientos zuz por culpa de Hillel y que Hillel no se haya enfadado.

 

2.- En cierta lejana comarca había un país de perezosos, cuyos habitantes se pasaban la vida excavando la tierra en busca de tesoros.

Era lo único que querían hacer; pero a pesar que durante muchísimos años cavaron y cavaron, nunca hallaron nada. Por esa razón todos andaban siempre tristes y el rey se había vuelto irritable y rezongón.

Cierta vez llego a ese país un joven alegre y contento, que caminaba a los saltos y silbaba una bella canción. Los cavadores le aconsejaron que dejara de silbar, porque el rey, que siempre estaba enojado, podía condenarlo a muerte.

El joven rió y pidió que lo llevaran a presencia del rey. Los cavadores interrumpieron su tarea y, asustados y sorprendidos, lo condujeron al palacio real. En el camino le preguntaron:

– ¿Cómo te llamas?

– Oved -respondió el joven.

– ¿Por qué silbas todo el tiempo?

– Porque me siento bien y estoy contento.

– ¿Por que estas tan contento?

– Porque poseo mucho oro.

Al oir esto, sus acompanantes se regocijaron grandemente, y al llegar al palacio refirieron todo al rey. El rey pregunto a Oved:

– ¿Es verdad lo que dicen que posees mucho oro?

– Es verdad. Tengo siete bolsas repletas de oro.

El rey se entusiasmo, llamó a sus servidores y ordenó que le llevaran todo el oro. Pero Oved sonrió y le dijo:

– No se apresure, Su Alteza. Hace falta mucho tiempo para que ese oro llegue hasta aquí.

Se halla en una caverna, cuidado por un monstruo de siete cabezas. Sólo yo puedo sacarlo de alli.

Deme todos sus hombres durante un año, y con la ayuda de ellos podré liberar el oro de las garras del monstruo.

El rey no tenia alternativa, e hizo lo que Oved le habia pedido: puso a su disposición a todos sus súbditos, a quienes ordenó que cumplieran las indicaciones del joven.

Oved ordeno a la gente que fueran a buscar caballos y bueyes, que tomara azadas y arados y que roturara todas las tierras fertiles del reino.

Después de arar les ordeno que sembraran, y cuando llego el tiempo de la cosecha, llenaron setenta carros con el trigo de la mejor calidad. Durante todo ese tiempo, el rey alertaba a Oved una y otra vez:

– Si al cabo del año no me traes las siete bolsas repletas de oro, te hare matar…

Oved le explicaba: – Necesito este trigo para tapar las bocas del monstruo- y seguia silbando y cantando alegres canciones.

Durante siete dias anduvo Oved a la cabeza de la caravana de los setenta carros cargados hasta el tope, hasta que llegaron a una gran ciudad ubicada en medio de un páramo.

Cuando los mercaderes de la ciudad vieron el trigo, pagaron por el mucho dinero: siete bolsas de oro.

Pasaron otros siete dias y Oved regreso al palacio real. Al verlo, el rey le pregunto:

– ¿Has logrado vencer al monstruo?

Oved rio y le respondio: – Si, Su Alteza, lo he logrado, porque el monstruo no es otro que la pereza de sus subditos.

Cuando el rey oyo el relato de Oved y vio las bolsas repletas de oro, exclamó asombrado:

– En verdad, el que labra su tierra se saciará de pan.

Nosotros mismo podemos extraer de anualmente de nuestra tierra siete bolsas de oro , y aún más que eso.

Por favor, Oved, quedate aqui y reina sobre mis subditos. Bajo tu reinado aprenderan a trabajar y amar el esfuerzo.

Oved se negó y agregó:

– En el mundo queda aún mucha gente que no conoce el secreto de la agricultura, y la bendición que esta puede traerle. Debo enseñarles a rotular, arar y sembrar, debo revelarles el secreto del trigo dorado que se convierte en pan.

Y volvió a andar por los caminos, feliz y contento como siempre.

 

 

3.- Durante la Segunda Guerra Mundial, la localidad de Nevel fue bombardeada: el fuego cruzado irrumpió en todo el pueblo y rápidamente se incendió.

El rabino Getzel Rubashkin envió a sus hijos, Abraham Aharón y Gabriel para que se dirigieran hacia la Yeshivá y salvaran el Sefer Torá: Los hermanos caminaban cauteolosamente entre las llamas y los restos de las edificaciones encontrándose en el camino también con cadáveres totalmente quemados y algunos desmembrados.

Al llegar a la Yeshivá se encontraron con la sorpresa que las llamas aún no habían alcanzado sus instalaciones, pero estaban peligrosamente cerca, especialmente del Arón kodesh; al llegar a su interior, se encontraron con un hombre, uno de los discípulos, totalmente inmerso en sus oraciones, como si nada estuviera pasando: Se preguntaron entonces: si está es la capacidad de concentración y enajenación en medio de las oraciones de un jasíd, ¿Cómo será la de un rabino?.

 

 

4.- Un día en que el rabí David, otro de los discípulos del Baal Shem Tov, estaba de visita en Chernobyl, acudieron a conocerlo y escucharlo unos jasidim de esa ciudad, discípulos de su cuñado, el rabí Motel.

David les preguntó quiénes eran, y cuando ellos respondieron que eran discípulos de Motel, él les preguntó:

– ¿Tienen ustedes fe absoluta en su maestro?

Los discípulos callaron, con la idea de que sería arrogante pretender la posesión de una fe total y suficiente.

Entonces rabí David les dijo:

– Muy bien, les voy a decir ahora qué es la fe. Era la tarde de un sábado, la ceremonia de clausura se había dilatado, y ya estaba bien entrada la noche.

Habíamos pronunciado la oración de gracias, y luego, sin volver a tomar asiento, la oración de la tarde, y asimismo habíamos cumplido el rito de la separación que aparta el día santo de los profanos; tras lo cual nos habíamos sentado nuevamente a la mesa para la comida de despedida.

Los que allí estábamos reunidos éramos gente muy pobre, y no teníamos una moneda en el bolsillo, de modo que a nuestra comida necesariamente debería faltarle algo. No obstante, hacia el final de la cena, el Baal Shem Tov me dijo:

– David, saca unas monedas del bolsillo para que bebamos hidromiel. Yo eché mano al bolsillo aunque sabía que nada había en él, y saqué dos florines de plata, y brindamos con hidromiel.

5.-

Se cuenta que en una ocasión, un maguid llegó a una pequeña población judía; después de dictar una serie de conferencias y charlas, visitó al rabino local, quien era que ayudaba a la población a entender y comprender las leyes de la Torá.

“He decidido que no voy a continuar con mis viajes de enseñanza,” dijo el maguid; “Voy a radicarme en esta ciudad.”

El rabino no salía de su asombro, ante la posición del maguid y le dijo: “¿Cómo puedes esperar a tener algún tipo de ingreso cuando los locales le suelen pagar muy poco al rabino? ¿Cómo puedes pensar que ese poco dinero va a ser suficiente para los dos?

El maguid le dijo: “Déjame contarte una historia. Hubo una vez un granjero que tenía en un corral a un ganso; a menudo el granjero se le olvidaba alimentar al ganso, lo cual le producía períodos de ayuno importantes.

“Un día, el granjero trajo a un gallo y lo colocó en el mismo corral. El ganso le dijo: “yo me estoy muriendo de hambre: no es posible que los dos podamos vivir aquí con tan poca cantidad de comida que yo recibo”.

“El gallo le contestó: No te preocupes. Cuando yo tenga hambre yo puedo cantar. Con ello el granjero se recordará de lo que no ha hecho y entonces nos alimentará a los dos'”

 

6.-

Elías era un judío piadoso, que cumplía con todos los preceptos, de modo que dejó pasar dos años desde la muerte de su primera esposa antes de casarse con Raquel, la hermana menor de aquella.

Pero jamás dejaba de recordar a su primera mujer. Hablando con un amigo, le confesó una vez:

-Cuánto temo que la muerte de mi primera mujer se haya debido a su propia madre.

Tan contenta estaba la señora conmigo, que me contó una vez que rezaba pidiendo al Señor: ‘Envía a mi hija menor un marido como el que tiene la mayor’. El Señor la escuchó, y no debe haber encontrado, por el momento, otro hombre de mis características.

De modo que la hija mayor tuvo que morir para que HaShem atendiera la plegaria de su madre’.

 

7.-

Había una vez un justo, anciano, querido y respetado por todos.

Venían a él, hombres y mujeres a confesarse sobre los pecados, pedir su bendición y aprender de sus consejos. Una vez vinieron dos mujeres. Se confesó una de ellas sobre un pecado cometido y le dijo al justo:

“Ya fui a pedir perdón por parte del hombre al que le hice mal, pero a pesar de ello, mi consciencia no me da descanso.

El hombre acepto mis disculpas, pero quién sabe si El Eterno me perdonó. Fue muy grave el pecado que cometí y mi pedido es que también Adonai me perdone.”

El justo se quedo pensando. Otro se dirigió a la otra señora y le pregunto: “¿Y tú?”

Contesto: “Yo solo acompañe a mi amiga, la que se confesó hace apenas un instante.”

Le pregunto el justo:

“¿Y que deseas?”

“Recibir tu bendición”.

“Muy bien”, dijo el justo, “te doy mi bendición. Parece que no tienes necesidad de confesarte”.

Dijo la señora: “No hay cosa alguna que pese sobre mi consciencia, gracias al Eterno. Si pequé, estos pecados son solo pecados pequeños, pequeñas faltas, y no vale la pena que pierdas tu tiempo escuchándome.”

Le dijo el justo a la primera de las mujeres:

“Vi que se rindió tu corazón ante HaShem, y por ello, haz esto hija mía: Sal más allá de la verja de mi casa. Pide y trae una piedra grande y pesada cuanto puedas resistir. Pues es grande el pecado que cometiste.”

Y a la segunda dijo:

“Sal tu también y junta pequeñas piedras, pues tus pecados fueron pequeños.” Salieron ambas e hicieron lo solicitado.

Volvió una y trajo la piedra grande, y la segunda trajo una bolsa llena de piedras pequeñitas.

El anciano observó la piedra grande y las pequeñas y dijo: “Hicieron bien.

Y ahora por favor, devuelvan la piedra grande y las pequeñas que recolectaron justo en el lugar original y vuelvan a verme, entonces les diré mis palabras.”

Fueron las dos e hicieron según solicitara el anciano. La primera encontró fácilmente el lugar de donde extrajo la piedra grande y la depositó allí.

La segunda caminó y trabajó y no pudo encontrar de ninguna manera todos los exactos lugares de donde extrajo cada una de las piedras. Volvió a ver al anciano con algunas de las piedras.

Le dijo el viejo: “Ahora les diré mis palabras. Tú, la primera, depositaste la piedra grande en su lugar, pues recordaste de donde la sacaste.

Así también en cuanto a tu pecado: Recordaste tu gran pecado y torturaste por ello a tu alma. Te avergonzaste de tu pecado y quisiste arrepentirte, y no te avergonzaste en confesarte ante mí. Adonai te perdono.”

“Y tú, la dueña de las pequeñas piedras, pecaste al parecer pequeños pecados, que no pesaron sobre tu corazón y no te causaron dolor, y no te acordaste de ellos y no te arrepentiste por haberlos cometido.

No arreglaste los hechos que cometiste y tal vez les reprochaste a los demás sobre sus pecados. ¿Cómo habrá HaShem de perdonarte?”

 

Publicado y recopilado por 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Una revisión sobre Devora / Débora

Devora / Débora

Haftará: Jueces / Shoftím 4:4 – 5:31

Tanto en el mundo moderno como en las épocas antiguas, vemos con frecuencia que las mujeres han estado relegadas a un segundo y tal vez un tercer plano en diferentes niveles de actuación de la sociedad: uno de ellas posiciones se ve reflejada en la posibilidad de ejercer cargos públicos: en nuestra parashá y más específicamente la haftará,  nos damos cuenta como dos mujeres tuvieron un papel protagónico en la resolución de conflictos, tanto internos como externos del pueblo judío, y su actuación lleva, como está expresado al final de la lectura de la haftará, a cuarenta años de tranquilidad de Israel.

 

En especial nos referimos a Devora (Débora)  quien actúa como juez bíblico, en un cargo que se requiere una cierta dureza, a pesar que las “mujeres son de naturaleza compasiva”, especialmente en una época, la de los Jueces, que se caracteriza por ser caótica y desordenada, momento en el cual las tribus aún no terminan en constituirse en una nación.

 

Históricamente vemos cómo casi todo el territorio de esta nación que se estaba conformando había sucumbido a la fuerza de los cananeos.

Jabín, quien era el rey de éstos, dominaba a Israel por medio de sus fuerzas armadas; contaba con un general, Sisrá conocido literalmente, con el sobrenombre del “pacificador” o del “silenciador”. y  un potente ejército, en el cual se destacaban sus novecientos carros herrados, contra los cuales, casi que cualquier esfuerzo militar era un fracaso y, por ello, la gente de Israel tenía que pagarle  tributos.

Sólo aquellos que habitaban en las regiones montañosas seguían en  libertad, gracias a que aquellos carros no se adaptaban al terreno montañoso y eso les permitía mantener un movimiento de resistencia.

 

Desde el punto de vista de actitud y de obediencia al Eterno y a sus mandamientos y las instrucciones recibidas poco tiempo atrás en el Sinaí, el pueblo judío había  “tomado a las hijas de la población cananea entre los que vivían, por mujeres, y habían dado sus propias hijas a sus hijos (de los cananeos), y servían a sus dioses: es decir, habían olvidado su camino y propósito, por lo tanto, luego de 20 años, surge una mujer, que recibe un “llamado” o advertencia por parte del Eterno, que haría enderezar el camino de los hijos e Israel: esta mujer es Débora.

Dévora o0 Débora, es mujer gloriosa, sostenida por el Espíritu de Hashem, que se caracterizaba por su astucia,  y porque tenía el don de la profecía y del canto; Débora, quien vivía debajo de una palmera, entre Rama y Bethel, en tierra de Efraím, les recordaba a sus compatriotas en las montañas la historia de la liberación de Egipto, el paso por el Sinaí, y les profetizaba días mejores en el futuro.

Como juez, administraba justicia y les daba consejos. Su reputación era sólida y les inspiraba confianza.

 

La haftará comienza diciendo:

“En aquel tiempo gobernaba a Israel Débora, profetisa, mujer de Lapidot, que en hebreo se leería como éshet lapidot  traduciéndolo  literalmente como, mujer de llamaradas,  tenía una sólida reputación y gracias a sus “palabras llameantes” inspiró a los hombres, los llenó de coraje y valentía, permitiendo el movimiento de resistencia que conocemos a través de esta historia, convirtiéndose en un equivalente a la conocida Juana de Arco de su época, permitiendo que una nación resquebrajada, desintegrada espiritual y políticamente, renaciera y se recobrara como ninguna otra nación del planeta lo haya hecho, afirmando también el concepto que el Eterno tiene sobre Su Nación, la cual es capaz de restaurarse, siempre y cuando acepte y comprenda que sólo bajo Sus Mandamientos va a obtener, todas las bendiciones prometidas. .

 

Fue una mujer tan influyente en su pueblo, que llamó a un personaje: Barak, que traduce relámpago o rayo, y le dice: ¡Levántate, porque éste es el día en que el Eterno ha entregado a Sisrá en tu mano! Ciertamente el ángel del Eterno salió delante de ti (para que obtengas triunfo)…

 

Barák, entonces llevó a cabo el ataque, bajo las instrucciones de Débora, y se produjo la victoria en la región de Tabor; el Eterno, viendo que Su Pueblo, estaba “siguiendo Su Voluntad” envió una tormenta de truenos y relámpagos que ayudó a desbaratar  las filas enemigas, y los carros acabaron atascados y arrastrados  por las turbulentas aguas del Kishón(1).

La derrota de Sisrá, fue completa, desde el punto de vista militar, pero no termina allí sino, cuando interviene la segunda mujer de esta historia, Yaél quien lo asesina mientras descansaba en su tienda, como nos relata la haftará: Extendió la mano izquierda al clavo, y su mano derecha al martillo de obreros, y martilló a Sisrá, le golpeó la cabeza, le hirió y le traspasó la sien.

 

Este hecho fue alabado por Débora, gracias a su sensibilidad en el “Cántico de Débora” (2); en el que está escrito: Aquel día cantó Débora con Barák hijo de Avinoám, diciendo:

“Por haberse puesto al frente los caudillos en Israel, por haberse ofrecido el pueblo voluntariamente, ¡Bendecid al Señor!   “Oíd, oh reyes; escuchad, oh gobernantes: Yo cantaré al Señor; cantaré salmos al Señor, Dios de Israel.

En este caso la inspiración de ella le permitió elaborar una bendición que dice:

¡Bendita sobre todas las mujeres sea Yaél, mujer de Jéber el keneo; sobre las mujeres moradoras en tiendas, sea ella bendita!

 

Volvemos a ver cómo era Débora: era poderosa porque estaba acompañada por la Voluntad del Eterno,  de quien recibía su inspiración y el fuego de su corazón, haciendo honor al título que en hebreo se le da: éshet lapidot: mujer de llamaradas.

Gracias a lo anterior es que le permite nombrarse y levantarse como la Madre de Israel, como dice: Quedaron abandonadas las aldeas en Israel; quedaron abandonadas hasta que yo, Débora, me levanté. ¡Me levanté como madre en Israel!

 

Pero el papel protagónico de las mujeres hoy en día se ve apagado y disminuido en la mayoría de los casos, por parte, de algunos conceptos que han relegado a la mujer a un segundo plano, empezando por el de la iglesia católica que ubica a la mujer, sumisa a su  marido y, parcialmente por el judaísmo gracias a normas de halajá que algunos tosafistas adoptaron diciendo cosas como que, la norma  establece que,  todo quien es juez puede ser testigo, por un lado y que la mujer no puede ser testigo en la mayoría de los casos, por lo tanto se desprende que la mujer no puede ser juez, por lo que está escrito: “Y ella juzgaba a Israel”  – no aprendemos de esto que la mujer es apta para juzgar  sino que ella les enseñaba las leyes o tal vez la habían aceptado sobre ellos porque tenía inspiración divina” (Tosafot Guitin 88b)

 

También se basaron en el juicio escrito de “Coloca sobre ti un rey”, expresada en el Deuteronomio / Devarim 17: 15, convirtiendo esto en una prohibición o una limitación para la mujer: Rey y no Reina, a lo que el el Rambán (Najmánides) dijo:

“No se coloca a una mujer como monarca, porque está escrito: “Coloca sobre ti un rey” – rey y no reina, y asimismo para todos los puestos ejecutivos en Israel (ministro de guerra, comandante militar de 50 y ni siquiera de 10…), para esas funciones no se nombra sino a varón”

 

Por consiguiente, los tosafistas, a pesar que no hubo nombramiento oficial, continuaron enseñando lo siguiente:

 

  1. Que Débora no juzgaba sino que enseñaba las  leyes… tal vez para que otros juzguen.
  2. Que Débora era aceptada por voluntad del pueblo, idea reforzada por el versículo “Y los hijos de Israel acudían a ella para juicio.”    O sea que lo hacían por voluntad propia.                        Es importante notar que el párrafo en cuestión utiliza la expresión hebrea “Kiblú Aléihem”, aceptaron sobre ellos, figura que desde el punto de vista legal implica que dos personas pueden, por voluntad propia, aceptar como juez incluso a personas que no son aptas, conforme a las normas, para ellos, como lo sería en este caso una mujer, pero también un pariente.

 

A pesar de la contradicción, se resalta el papel protagónico de Débora, Yael, Ruth, Miriam, Yojeved, Sara, Rajel, Léa, Rivka,Jana, Bethshavé, Hulda, Esther, Abigail  y muchas más, en la historia del pueblo judío, cada una de ellas en sus diversos papeles: uno de ellos, como madre, capaces de entregar su vida por sus hijos, amándolos, cuidándolos, alimentándolos, protegiéndolos, formándolos y educándolos, y, por supuesto, en su papel de guía, como mujeres sabias que conocían y escuchaban  la voz de Adonai, puesto que su deseo era hacer y cumplir con su voluntad ya que en su momento histórico, conocían la influencia que podían ejercer sobre el destino del pueblo de Israel.

 

Todas estas mujeres han estado siempre dispuestas a ayudar a los necesitados, contando siempre con una palabra de aliento de parte del Eterno, la cual no salía de su propio entendimiento, sino que era gracias a su conexión permanente con El Todopoderoso, lo que las transformaba en guías, líderes, consejeras, madres espirituales, y esposas, todo basado en el concepto de ser la “ayuda idónea”

 

el Rabino Moshé Fainstein, quien es una de las autoridades halájicas más importantes del siglo 20 y 21 de la Era Común estipula que, como en el caso de Débora, gracias a la expresión hebrea “Kiblú Aléihem”, no  secontradice, en ningún momento, el espíritu de la Halajá y  ello le da a la mujer la oportunidad de expresarse, en la vida pública, como lo hizo esta profetisa, brindándole la oportunidad que conozca la capacidad de Influencia que El Eterno le ha depositado  para que pueda impactar en la vida de su casa, los que la rodean, su comunidad, y la de todo el pueblo de Israel, cumpliendo así con Su Voluntad; y no se trata de creer o aceptar que un género es superior al otro, sino que muchas veces los conflictos surgen cuando uno no hace el trabajo que El Eterno le ha delegado.

Porque Adonai se encarga de tomar, por sí mismo, a uno u otro, para hacer cumplir sus propósitos y después, por no hacer o no cumplir con su voluntad, es que sucede que delante de los ojos del pueblo se va a generar confusión.

Hoy en día, hay muchas mujeres como Débora y ella, en toda su actitud, conducta y posición, se constituye en un ejemplo a seguir, tal como está escrito en el libro de proverbios:

 

Proverbios / Mishlé 31:29-31  Muchas mujeres hicieron el bien; Más tú sobrepasas a todas.  Engañosa es la gracia, y vana la hermosura;  La mujer que teme al Eterno, ésa será alabada.   Dádle del fruto de sus manos,  Y alábenla en las puertas sus hechos...

.

.

 

(1)     Semejando aquí a los carros del Faraón que fueron arrastrados por los brazos del mar que se abrió para dar paso al pueblo de Israel, como leemos también en la parashá

(2)     Como lo hace también la Canción del Mar, luego del cruce del mar en el cual las mujeres judías guiadas por Miriam, enuncian la confianza absoluta en El Eterno, con su propia canción de alabanza.

 

 

06 de febrero de 2012 — 13 de Shvat de 5772

 

 

Derechos reservados de autoría intelectual para 321judaísmo.com  Sin embargo, puede ser distribuido en cualquier forma: física o electrónica, siempre y cuando se cumpla con las siguientes condiciones:

1.- Citar la fuente en cualquiera de las formas que se distribuya.

2.- No alterar el contenido: puede contener palabra de la Torá que es única e irremplazable.

3.- Procure no imprimir por razones de cuidado del medio ambiente: si lo hace, al estropearse el documento, no lo destruya, por razones halájicas y del medio ambiente.

 

 

 

PorMax Stroh Kaufman

Yidish – English

Pequeño diccionario Yidish – English

Letra E

  • Ech – A groan, a disparaging exclamation
  • Ech mir (eppes) – Humorous, disparaging remark about anything.  e.g. “American Pie ech mir a movie?”
  • Efsher – Maybe, could be
  • Ei! Ei! – Yiddish exclamation equivalent to the English “Oh!”
  • Eingeshpahrt – Stubborn
  • Eingetunken – Dipped, dunked
  • Einhoreh – The evil eye
  • Eizel – Fool, dope
  • Ek velt – End of the world
  • Emes – The truth
  • Emitzer – Someone
  • Enschultig meir – “Well excuuuuuuse ME!” (Can also bu used in a non-sarcastic manner depending on the tone of voice and situation.)
  • Entoisht – Disappointed
  • Eppes – Something
  • Er bolbet narishkeiten – He talks nonsense
  • Er drayt sich arum vie a fortz in russell – He wanders around like a fart in a barrel (aimless)
  • Er est vi noch a krenk. – He eats as if he just recovered from a sickness.
  • Er frest vi a ferd. – He eats like a horse.
  • Er hot a makeh. – He has nothing at all (Lit., He has a boil or a minor hurt.)
  • Er hot nit zorg. – He hasn’t got a worry.
  • Er iz a niderrechtiker kerl! – He’s a low down good-for-nothing.
  • Er iz shoyn du, der nudnik! – The nuisance is here already!
  • Er macht a tel fun dem. – He ruins it.
  • Er macht zack nisht visindicht – He pretends he doesn’t know he is doing something wrong.  Example: Sneaking into a movie theatre, or sneaking to the front of a line.
  • Er toig (taig) nit – He’s no good, worthless
  • Er varved zakh – Lit: He’s throwing himself.  Example: He’s getting angry, agitated, pissed-off.
  • Er zitst oyf shpilkes. – He’s restless. (Lit., He sits on pins and needles.)
  • Er zol vaksen vi a tsibeleh, mit dem kop in drerd! – He should grow like an onion, with his head in the ground!
  • Eretz Yisroel – Land of Israel
  • Es brent mir ahfen hartz. – I have a heartburn.
  • Es gait nit! – It doesn’t work! It isn’t running smoothly!
  • Es gefelt mir. – I like it. (Lit., It pleases, me.)
  • Es hot zich oysgelohzen a boydem! – Nothing came of it! (Lit., There’s nothing up there but a small attic.)
  • Es iz a shandeh far di kinder! – It’s a shame for the children!
  • Es iz (tsu) shpet. – It is (too) late.
  • Es ken gemolt zein. – It is conceivable. It is imaginable.
  • Es macht mir nit oys. – It doesn’t matter to me.
  • Es iz nit dayn gesheft – It’s none of your business.
  • Es past nit. – It is not becoming. It is not fitting.
  • Es tut mir a groisseh hanoeh! – It gives me great pleasure!(often said sarcastically)
  • Es tut mir bahng. – I’m sorry. (Lit., It sorrows me)
  • Es tut mir vai – It hurts me.
  • Es vert mir finster in di oygen. – This is a response to receiving extremely upsetting information or news. (Lit., It’s getting dark in my eyes.)
  • Es vet gornit helfen! – Nothing will help!!
  • Es vet helfen vi a toiten bahnkes! – It won’t help (any)! (Lit., It will help like blood-cupping on a dead body.)
  • Ess vie ein foygl sheise vie ein feirt! – Eat like a bird, shit like a horse!
  • Ess, bench, sei a mensch – Eat, pray, don’t act like a jerk!
  • Ess gezunterhait – Eat in good health
  • Essen – To eat
  • Essen mitik – Eating midday or having dinner.
PorMax Stroh Kaufman

HAFTARÁ BESHALAJ

TEXTO (español – hebreo fonética)

SHOFTIM / JUECES 4:4 – 5:31

Y Débora, profetisa, mujer de virtudes, juzgaba a Israel en aquel tiempo. Y solía estar sentada bajo la palmera de Débora entre Ramá y Bet-El, en la montaña de Efraím; y los hijos de Israel acudían a ella para celebrar juicio. Y ella envió a llamar a Barak, hijo de Abinóam, de Kédesh-Naftalí, y le dijo: En verdad ha ordenado el Eterno, Adonai de Israel: Anda y reúne gente en el monte Tabor, tomando contigo diez mil hombres de los hijos de Naftalí y de los hijos de Zebulón. Yo atraeré hacia ti, hacia el torrente de Kishón, a Siserá, jefe del ejército de Jabin (Yavín), con sus carros y con la multitud de su pueblo, y le entregaré en tu mano. Y Barak le contestó: Si tú fueres conmigo, iré; pero si no fueres conmigo, no iré. Y ella dijo: De seguro iré yo contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que vas a emprender, porque en mano de una mujer entregará el Eterno a Siserá. Y se levantó Débora y fue con Barak a Kédesh. Entonces Barak convocó a la tribu de Zebulón y a la de Naftalí en Kédesh, y subieron en pos de él diez mil hombres; también Débora subió con él. Y Jéber el keneo se había separado del resto de los keneos, o sea de los hijos de Jovav, suegro de Moisés, y había armado sus tiendas hasta llegar a la planicie de Tzaananim, que está junto a Kédesh. Y avisaron a Siserá que Barak, hijo de Abinóam, había subido al monte Tabor. Y Siserá juntó todos sus carros, novecientos carros de hierro, con todo el pueblo que estaba con él, desde Jaróshet de los Gentíos hasta el torrente de Kishón. Y dijo Débora a Barak: ¡Levántate, porque éste es el día en que el Eterno ha entregado a Siserá en tu mano! Ciertamente el ángel del Eterno salió delante de ti (para que obtengas triunfo). Y bajó Barak del monte Tabor, y diez mil hombres tras él. Y el Eterno desbarató a Siserá delante de Barak, con todos sus carros y todo su ejército, a filo de espada; y Siserá, bajándose de su carro, huyó a pie. Mas Barak persiguió a los carros y al ejército hasta Jaróshet de los Gentíos; y cayó todo el ejército de Siserá a filo de espada, hasta no quedar ni uno. Y Siserá huyó a pie a la tienda de Yael, mujer de Jéber el keneo, porque había paz entre Jabin, rey de Jatzor, y la casa de Jéber el keneo. Y salió Jael al encuentro de Siserá y le dijo: ¡Entra, señor mío, entra aquí, no temas! Y entró a su tienda, y ella. le tapó con una colcha. Y él le dijo: Dame, te ruego, un poco de agua, porque tengo sed. Y ella abrió un odre de leche, le dio de beber y le volvió a tapar. Y él le dijo: Ponte a la puerta de la tienda, y si alguno viniere y te preguntare, diciendo: “¿hay aquí alguien?” le responderás: “No hay”. Y Yaél, mujer de Jéber, cogió el clavo grande de la tienda, echó mano al martillo, se llegó a él calladamente y le clavó el clavo en la sien, de modo que penetró en la tierra; porque él había caído en profundo sueño, pues estaba fatigado; y así murió. Y he aquí que Barak venía persiguiendo a Sisrá; y salió Jael a su encuentro y le dijo: Ven y te mostraré al hombre que estás buscando; entró pues adonde ella estaba, y he aquí que Sisrá placía muerto con el clavo en su sien. Así El Eterno en aquel día humilló a Jabín, rey de Canaán, ante los hijos de Israel. Y el poder de los hijos de Israel prevaleció cada vez más contra Jabin, rey de Canaán, hasta que acabaron de destruir a Jabin, rey de Canaán.

Y en aquel día cantaron Débora y Barak, hijo de Abinóam, diciendo: Por haberse vengado el Eterno de los enemigos por medio de Israel, y por haberse ofrecido voluntariamente el pueblo, ¡bendecid al Eterno! ¡Oíd, reyes; prestad atención, oh príncipes! Yo pertenezco al Eterno, yo le cantaré; elevaré salmos al Eterno, Adonai de Israel. Oh, Eterno, cuando Tú saliste de Seír, cuando marchaste desde el campo de Edom, la tierra se estremeció, también los cielos gotearon, también las nubes gotearon aguas. Transpiraron los montes ante la presencia del Eterno, como el monte de Sinay ante el Eterno, Adonai de Israel. En los días de Shamgar, hijo de Anat, en los días de Yaél, cesaron las caravanas y los viajeros caminaban por atajos sinuosos. Cesaron también las ciudades abiertas en Israel, cesaron, hasta que yo, Débora, me levanté, hasta que me levanté por madre de Israel. Cuando Israel escogió para él nuevos dioses, entonces hubo guerra a las puertas de sus ciudades. Cuando estaba Israel con Dios, veíase por ventura escudo o lanza entre cuarenta mil de Israel cuando vencían? ¡Mi corazón se inclina hacia los jefes de Israel que se ofrecieron voluntariamente entre el pueblo! ¡Bendecid al Eterno! ¡Vosotros, los que cabalgáis en asnas blancas, los que os sentáis sobre alfombras para juzgar y los que andáis por el camino, hablad de esto! En el lugar donde se oye la voz estruendosa de los arqueros, en medio de las pilas de aguas, allí será oída la voz de los que hablan de las justicias del Eterno, de las justicias para con las ciudades abiertas en Israel; ahora baja libremente a las ciudades el pueblo del Eterno. ¡Despierta, despierta, Débora! ¡Despierta, despierta, entona un cántico! ¡Levántate, Barak, lleva presos a tus cautivos, oh hijo de Abinóam. Entonces subyugó el resto del pueblo a los poderosos de los idólatras. El Eterno hará que yo subyugue a los valientes. De Efraín, de su raíz, salió Josué quien subyugó a Amalek; tras él ha de salir de Benjamín (Saúl), quien lo subyugará nuevamente con mucho pueblo. De Majir descendieron a la guerra los comandantes, y de Zebulón los que llevan la pluma del escribano. Y los príncipes de Isajar estaban con Débora, e Isajar hizo como Barak, al valle se arrojó en seguimiento de él. Por la separación de Rubén, que no entró en esta guerra, hubo sobre esto grandes conjeturas. ¿Por qué te sentaste, oh Rubén, junto a las fronteras? ¿Acaso es para escuchar a los que pitan llamando a los rebaños? Por esto, por la separación de Rubén, que no entró en esta guerra, grandes conjeturas se harán.  Si es porque Rubén estaba lejos del lugar de la guerra, Guilad también quedaba del otro lado del Jordán. Y Dan ¿por qué no vino? ¿Acaso es porque vive en la vecindad de los navíos? Asher tuvo razón en no venir, porque habita en la costa. del mar y mora en ciudades no amuralladas. Zebulón son gente que despreció su vida hasta la muerte, y también Naftalí sobre las alturas del campo de batalla. Entre tanto, vinieron reyes y pelearon en ayuda de Siserá; reyes de Canaán pelearon entonces, desde Taanaj hasta junto a las aguas de Meguidó, mas no se llevaron ganancia de plata. ¡Desde los cielos pelearon! ¡Las estrellas salieron de sus órbitas y pelearon contra Siserá! El torrente de Kishón los arrastró, las antiguas y escasas aguas del torrente aumentaron en el torrente de Kishón! ¡Oh, alma mía, pisoteaste la fuerza del enemigo! ¡Entonces se hirieron los cascos de los caballos en el galope desenfrenado, a causa de la impetuosa huida, huida de sus valientes! ¡Maldecid a Meroz, dijo el ángel del Eterno, maldecid duramente a los habitantes de ella, porque no acudieron en ayuda del pueblo del Eterno, en ayuda del pueblo del Eterno contra los fuertes! ¡Bendita sobre todas las mujeres sea Jael, mujer de Jéber el keneo; sobre las mujeres moradoras en tiendas, sea ella bendita! Agua pidió él, leche le dio ella; en taza de príncipes le ofreció crema. Extendió la mano izquierda al clavo, y su mano derecha al martillo de obreros, y martilló a Siserá, le golpeó la cabeza, le hirió y le traspasó la sien. Entre los pies de ella cayó de rodillas, quedó tendido. Entre los pies de ella cayó de rodillas, adonde se arodilló, ahí mismo cayó muerto. Desde la ventana avizoraba la madre de Siserá y exclamaba a través de la reja: ¡Por qué tarda su carro en venir? ¿Por qué se atrasan las pisadas de sus carros? Las más sabias de sus damas le contestaban, y ella misma volvía a darse respuesta: ¿No están hallando y repartiendo los despojos? A cada varón una o dos doncellas; despojo de diversos colores para Siserá, despojo de diversos colores bordados; de diversos colores bordados de los dos lados; estarán siendo repartidos para los cuellos de los despojadores. ¡Así perezcan todos tus enemigos, oh Eterno! Mas los que le aman sean como cuando el sol se levanta, y su fuerza va en aumento. Y la tierra descansó cuarenta años.

 

UDvora ishá neviá éshet Lapidot hi shoftá et Israel baét hahí. Vehí yoshévet tájat tómer Dvorah béin haRamá ubéin Beit El behar Efráim vayaálu eléiha benéi Israel lamishpát. Vatishláj vatikrá le Barak ben Avinoám mikédesh Naftalí vatomer eláv haló tzivá Adonai Elohéi Israel lej umashájta behár Tavor velakájta imjá aséret alafím ish mibenéi Naftalí umibenéi Zevulún. Umashájti eléija el nájal Kishón et Sisrá sar tzva Yavín veét-rijbó veét hamonó unetatíhu beyadéja. Vayomer eléiha Barak im teljí imí vehalájti veím lo teljí imí lo eléj. Vatomer halój eléj imáj éfes ki lo tiheyé tifartéja al hadérej asher atá holéj ki beyad ishá yimkór Adonai et Sisrá vatakóm Devora vateléj im Barák Kedshá. Vayazék Barak et Zvulún veét Naftalí Kedshá vayaál beragláv aséret alféi ish vataál imó Dvora. VeJéver haKeiní nifrád miKaín mibenéi Jováv jotén Moshé vayét aholó ad elón beTzaananím asher et Kédesh. Vayaguídu le Sisra ki alá Barak ben Avinoám har Tavor. Vayazék Sisrá et kol rijbó tésha meót réjev barzél veét kol haám asher itó meJaroshet hagoím el nájal Kishón. Vatomer Dvora el Barak kum ki ze hayóm asher natán Adonai et Sisrá beyadéja hálo Adonai yatzá lefanéija vayeréd Barak mehár Tavor vaaséret alafím ish ajaráv. Vayahóm Adonai et Sisrá veét kol haréjev veét kol hamajané lefí jérev lifnéi Barak vayéred Siserá meál hamerkavá vayanós beraglav. UBarak radáf ajaréi haréjev veajaréi hamajané ad Jaroshet hagoím vayipól kol majané Sisrá lefi jérev lo nishár ad ejád. VeSisrá nas beraglav el ohél Yaél éshet Jever haKení ki shalom béin Yavín mélej Jatzór ubéin béit Jever haKení. Vatetzé Yaél likrát Sisrá vatomer eláv súra adoní súra elái al tirá vayasár eléiha haohelá vatejaséhu basmijá. Vayomer eléiha hashkiní na meát máim ki tzaméti vatiftáj et nod hejaláv vatashkéhu vatejaséhu. Vayomer eléiha amód pétaj haohél vehayá im ish yavó usheeléj veamar hayésh po ish veamárta áin. Vatikáj Yaél éshet Jever et yetád haohél vatasém et hamakévet beyadá vatavó eláv balát vatitká et hayatéd berakató vatitznáj baáretz vehú nirdam vayaáf vayamót. Vehíne Barak rodéf et Sisrá vatetzé Yaél likrató vatomer lo lej veareká et haísh asher atá mebakésh vayavó eléiha vehíne Sisrá nofél met vehayatéd berakató. Vayajná Elohim bayóm hahú et Yavín mélej Kenaán lifnéi benéi Israel. Vateléj yad benéi Israel halój vekashá al Yavín mélej Kenaán ad asher hijrítu et Yavin mélej Kenaán.

Vatashar Dvora uBarak ben Avinoám bayóm hahu lemor. Bifróa praót beIsrael behitnadév am barejú Adonai. Shímu melajím haazínu rozním anojí la Adonai anojí ashirá azamér la Adonai Elohei Israel. Shímu melajím haazínu rozním anojí la Adonai anoji ashirá azamer la Adonai Elohei Israel. Adonai vetzetjá miSeír betzadjá misdé Edóm éretz raashá gam shamáim natafú gam avím natfú máim. Harím nazlú mipnéi Adonai ze Sinai mipnéi Adonai Elohei Israel. Bimé Shamgar ben Anat biméi Yaél jadlú orajót veholjéi netivót yeléju orajót akalkalot. Jadlú ferazón beIsrael jadelú ad shakámti Devora shakámti em beIsrael. Yivjár Elohim jadashím az lajém shearim maguén im yeraé varomáj bearbaím élef beIsrael. Libí lejokekéi Israel hamitnadvím baám barejú Adonai. Rojevéi atonót tzejorót yoshvéi al Midín veholjéi al dérej sijú. Mikól mejatzetzím béin mashabím sham yetanú tzidkót Adonai tzidkót pirzonó beIsrael az yardú lashearim am Adonai. Úri úri Dvora úri úri dabrí shir kum Barak ushavé sheviéja ben Avinoám. Az yerád sarid leadirím am Adonai yerád li baguiborím. Mini Efráim shorshám baAmalek ajaréija Binyamín baamaméija mini majír yardú mejokekím umi Zvulún moshjím beshévet sofér. Vesarai beYisajar im Dvora veYisajar ken Barak baémek shuláj beraglav biflagót Reuvén guedolím jikekéi lev. Láma yashávta béin hamishpetáim lishmóa shrikót adarím liflagót Reuvén guedolím jikréi lev. Guilád beéver haYardén shajén veDan láma yagúr oniót asher yasháv lejóf yamim veál mifratzáv yishkón. Zvulún am jéref nafshó lamut veNaftalí al meroméi sadé. Báu melajím niljamú az niljamú maljéi Kenaán betanáj al méi Meguido betzá késef lo lakajú. Min shamáim niljamú hakojavím mimesilotám niljamú im Sisrá. Nájal Kishón guerafám nájal kedumím nájal Kishón tidrejí nafshí oz. Az halmú ikvéi sus midaharót daharót abiráv. Óru meróz amar maláj Adonai óru arór yoshvéiha ki lo báu leezrát Adonai leezrát Adonai baguiborím. Teboraj minashím Yaél éshet Jever haKeiní minashím baohél teboráj. Máim shaál jalav nataná beséfel adirím hikrivá jemá. Yadá layatéd tishlajná viminá lehalmút amelím vehalmá Sisrá majaká roshó umajatzá vejalfá rakató. Béin ragléiha kará nafál shajáv béin ragléiha kará nafál baasher kará sham nafál shadúd. Beád hajalón nishkefá vateyabév em Sisra beád haeshnáv madúa boshésh rijbó lavó madúa ejerú paaméi markevotáv. Jajmot sharotéiha taaneiná af hi tashív amaréiha la. Hálo yimtzeú yejalkú shalál rajám rajamatáim lerósh guéver shlal tzvaím le Sisrá shlal tzvaím rikmá tzéva rikmatáim letzavréi shalal. Ken yovdú jol oivéija Adonai veohaváv ketzét hashémesh bigvurató vatishkót haáretz arbaím shaná.

 

Publicado 11 de Shevat de 5772 – 04 de febrero de 2012 por grupo 321judaismo.com

Se ruega no alterar las palabras aquí contenidas, son tomadas de fuente directa de la Torá.

En lo posible no imprimir, por motivos medioambientales y si se daña el artículo impreso, no lo destruya sino entiérrelo, por motivos de halajá y medioambientales.

 

 

PorMax Stroh Kaufman

Avance tecnológico

Manejo de aguas residuales.

Un nuevo método israelí convierte en papel las aguas residuales (1)

Jerusalém, 23/11/11 (EFE).

Un nuevo método diseñado en Israel recicla las aguas residuales de zonas residenciales para hacer papel, en una patente que no sólo contribuirá al medio ambiente sino que ayudará a abaratar el precio del agua y del papel.

El método ha sido inventado por el doctor Rafi Aharón en la localidad israelí de Tsur Igal, informa hoy el diario Yediot Aharonot.

Aharón asegura que puede convertir las aguas residuales en un nuevo recurso al aprovechar el material sólido que es retenido en los filtros de las plantas urbanas de reciclaje y que son ricos en celulosa.

“No hay ninguna razón para no reciclar los restos de los desagües, de la misma forma que lo hacemos con el plástico”, dijo al diario, al que explicó que el 99,9 por ciento de las aguas que salen de los hogares son material líquido y tan sólo el 0,10 por ciento sólido.

Pero ese pequeño porcentaje es según el experto muy aprovechable porque contiene celulosa que proviene de productos alimenticios, papel higiénico y todo tipo de fibras de las lavadoras.

Estos restos, acumulados en los filtros, son hasta ahora una dificultad para el reciclaje porque su tratamiento requiere un gasto adicional que en Israel es agregado a la factura del agua de los hogares.

El método reduce a la mitad el material sólido por lo que la planta de reciclaje necesita menos electricidad y productos químicos para descontaminar las aguas, con el correspondiente ahorro para los consumidores.

Adicionalmente, tras ser secados y purificados, los restos pueden ser vendidos a empresas de papel, a un precio más barato que el del papel reciclado común.

El sistema ya ha sido instalado en una planta del sur de Israel donde han conseguido producir grandes cantidades de celulosa y, a partir de esta, las tarjetas de visita que presenta el experto a sus posibles clientes. EFE

(1)    Publicado por Yediot Ajaronot 23.11.11 – Información compartida por la Embajada de Israel en España.

 

04 de Shvat de 5772 – 28 de enero de 2012.

PorMax Stroh Kaufman

Avance tecnológico

Israel: investigadores desarrollan nueva técnica contra tumores cancerosos(1)

 

Publicado el 13/Diciembre/2011 | 19:29

JERUSALÉM.  Investigadores israelíes anunciaron haber desarrollado una nueva técnica de tratamiento de tumores cancerosos que consiste en hacerlos explotar para reducir los riesgos de reincidencia.

Los profesores Yona Keisari e Itzhak Kelson, de la Universidad de Tel Aviv, están a punto de iniciar pruebas clínicas de un implante radiactivo, tan fino como una aguja, que emite rayos alfa de corto alcance dentro del tumor.

A diferencia de la radioterapia, que bombardea el cuerpo con rayos gamma desde el exterior, las partículas alfa “circulan dentro del tumor, propagándose hacia el exterior antes de desintegrarse”, según el comunicado de la universidad.

“Es como una bomba de fragmentación. En lugar de explotar en un punto, los átomos se dispersan continuamente y emiten partículas alfa a distancias más grandes”, añade la universidad, recalcando que el procedimiento toma unos diez días y no deja atrás sino cantidades de plomo no radiactivo ni tóxico.

“No solo la destrucción de las células cancerosas es más segura, sino que en la mayoría de los casos el cuerpo desarrolla una inmunidad contra la reaparición del tumor”, asegura el comunicado. El implante, introducido en el tumor por una aguja hipodérmica, “se desintegra de manera inofensiva”.

En ensayos preclínicos hechos con ratones, se extirpó de manera quirúrgica tumores a un grupo mientras que otro sufrió ese tratamiento radiactivo.

“Cuando las células del tumor fueron reinyectadas al sujeto, 100% de los que habían sido sometidos a un tratamiento quirúrgico desarrollaron de nuevo su tumor, contra 50% para aquellos sometidos al tratamiento radiactivo”, asegura la universidad.

“Los investigadores han obtenido excelentes resultados con varios tipos de cáncer, sobre todo del pulmón, del páncreas, del colon, del seno y tumores cerebrales”, precisa el comunicado. (AFP)

(1) Información provista por la Embajada de Israel en España.

4 de Shvat 5772 – 28 de Enero de 2012