Kidushin o matrimonio judío

PorMax Stroh Kaufman

Kidushin o matrimonio judío

Kidushin

De acuerdo con la ley de la Torá, el matrimonio es un proceso de varios pasos, como ya revisamos en una lección previa.

 

Una de estas etapas se llama “kidushin”,

Kidushin se traduce comúnmente como compromiso, pero en realidad permite que los novios sean marido y mujer de pleno derecho. Después de este punto, si, El Eterno lo prohibiera, decidieron separarse, se requeriría un “GET” (divorcio judío).

 

Sin embargo, aún con todos los derechos, a los novios no se les permite vivir juntos como marido y mujer hasta que se complete la siguiente etapa, llamada nisuin.

 

Este acto de compromiso, que conocemos con el nombre de kidushin, y traduce santificación, representa la singularidad del matrimonio judío en el que El Todopoderoso va a empezar a habitar en el nuevo hogar, que se está formando a partir de este compromiso y, crea una relación, que se elevará a un nuevo nivel de santidad.

 

Kidushin podría ser interpretado como una especie de “compra-venta”, donde el hombre “está adquiriendo” a la mujer aunque parte de la tradición implica dejar un dinero o un objeto de valor que está hoy en día representado con el anillo

Esto es como si se estuviera haciendo un Hekdesh o separación, con esta fase se está separando así a esa mujer de todos los demás hombres.

La frase que el hombre le da a la mujer es: Harei At Mekudeshet Li , que significa estás separada (consagrada) para mi.

Quizás la forma más fácil de entender esta “adquisición” sería así:  

Los sabios nos relatan que una mujer estaba vendiendo seda en un mercado. Un hombre pasa por allí y le arrebata la seda de la mano. La mujer, enojada, le pide que le devuelva lo que sin permiso le quitó. El hombre le dice “si te lo devuelvo ¿te casas conmigo?”. La mujer se queda callada y toma la seda nuevamente. Ahora bien ¿Queda esta mujer desposada por medio de esta acción? Rab Najman sugiere que sí.

 

Hasta antes del Siglo 12 de la Era Común, la ceremonia de kidushin podía llevarse a cabo en una fecha diferente a la de nisuín: aquí, la costumbre común es dar un anillo: Anillo que va a servir como un recordatorio constante y visible del compromiso efectuado por la pareja.

 

Anillo que se entrega con las siguientes palabras:  “Eres consagrada para mí con este anillo de acuerdo a la ley de Moisés y de Israel”.

La novia, con excepción de los matrimonios muy ortodoxos, también entrega un anillo al prometido

 

Durante la etapa de Kidushin, la pareja está casada, con una particularidad, como anotamos previamente: no pueden expresar, su unión, en forma física. Hasta el momento, están unidos “de palabra” (además de haber entregado el anillo).

La relación física, la pareja la encontrará en el momento del nisuín.

Otra particularidad del Kidushin es que, la mujer adquiere aquí el símbolo de “mekudeshet” que podría traducirse como bendecida, santificada o comprometida, en la cual, si la mujer llegara a fallecer, el marido no le hereda nada.

 

Esto es, en pocas palabras, el kidushin, porque la costumbre era efectuar el “matrimonio” en dos fechas diferentes, como se especificó previamente, pero la costumbre actual, aún entre los más ortodoxos es, cumplir con todas las fases del matrimonio en un sólo evento.

Oración:

Sea Tu voluntad Adonai, Señor mío, que por mi causa nadie cometa un error, y que no yerre en alguna cuestión de Halajá y que por dicho motivo mis compañeros se burlen de mi, y que no diga que lo impuro es puro ni que lo puro es impuro, y que mis compañeros no tropiecen en una cuestión de halajá y que yo me burle de ellos. (Talmud, Brajot 28b)

 

12 de Marzo de 2018 – 25 de Adar de 5778

Recopilado por Dr. Max Stroh para 321judaismo.com

 

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

Deja un comentario