Elul y su significado

PorMax Stroh Kaufman

Elul y su significado

ELUL  

Elul es el último de los doce meses, en lo que se refiere a la cuenta realizada desde el mismo momento de la Creación de la Humanidad, representada por Adam. 

En la tradición judía, el mes completo de Elul, es el mes que precede a las Festividades Solemnes, es un mes de preparación.

El nombre Elul fue “importado” de Babilonia, después de los setenta años de exilio, del idioma Akadiano, cuya traducción es cosecha, pero también se dice que proviene de la misma raíz de la palabra aramea que significa “búsqueda” y con la que se implica una “revisión o contabilidad interior” conocida en hebreo como “jeshbón néfesh”,

Elul es tradicionalmente un tiempo de introspección y balance; un tiempo para examinar nuestros sentimientos, estilo de vida y comportamiento en nuestras relaciones con El Eterno y con el hombre; un tiempo para repasar los actos de uno y el progreso espiritual del año anterior y de preparación para los próximos “Días de Temor” de Rosh HaShaná y Iom Kipur.

Durante estos treinta días de el mes de Elul, cada judío deberá de examinar sus obras en el año que está por culminar. 

Hará un balance minucioso de su conducta para ver si está en acorde con la voluntad expresada en la Torá.

Ha de tomar en cuenta hasta el más mínimo detalle, tal como lo haría cualquiera que debe comparecer ante un juzgado terrenal y pretende salir victorioso en su juicio.

Como mes de “Misericordia Divina y Perdón” Elul es el momento más oportuno para teshuvá (“retorno” a Adonai), y acercarse a HaShem.

La sinceridad de nuestro retorno al Todopoderoso debe ser demostrada y acompañada con acciones, tal como la plegaria, la caridad, el aumentar Ahavat Israel (amor al prójimo) procurar la búsqueda del auto mejoramiento, llegar a un compromiso para estudiar Torá o un compromiso para cumplir por lo menos, una Mitzvá adicional. 

Repasemos otros conceptos:

Hay dos grandes versiones acerca del mes de Elul y como nos debemos comportar: la primera, nos la dejó el Rabino Schneur Zalman de Liadi, cuando comparó al mes de Elul, con un tiempo cuando “el rey está en el campo” y, no en su palacio real: en ese momento, “cualquiera que lo desea tiene permitido encontrarse con él, y recibe todo con un semblante amable y muestra un rostro sonriente a todos”.

Por otro lado, nos encontramos con la versión que nos dice que, cada día del mes de Elul, mediante el sonido del shofar, (dependiendo si la comunidad es sefaradí o ashkenazi) buscamos despertarnos de un estado de somnolencia ?espiritual, y como este mes precede a los “días de juicio,” tratamos de prepararnos lo mejor posible para semejante momento.

¿Quién no se estremece de miedo al enfrentarse a un juicio?, Y como dicen los profetas: “El león ruge, ¿quién no temerá?” (Amos 3:8). En hebreo la palabra “león”, arié, tiene las mismas letras que “temor”, iráh. Ante este temor a ser juzgados, es que tenemos el mes de Elul para revisar nuestros actos, 

Elul es un momento, como hemos mencionado, para evaluación de los acontecimientos del año que está por terminar, y de la esperanza y el compromiso hacia el año inmediatamente posterior.

En algunas comunidades judías de la Europa Oriental se solía decir que “incluso los peces en los ríos tiemblan con la llegada de Elul.”

Es muy poco probable que esta actitud sea replicada en nuestra sociedad actual. Sin embargo, el poder reflexionar durante el mes de Elul, nos permitirá una preparación para los Días de Penitencia. 

Con 4 frases y actitudes relacionan nuestros sabios el mes de Elul, y de cuyas letras de inicio se construye la palabra Elul: 

1.- Teshuvá representada por la circuncisión: Circuncidará tu corazón y el corazón de tu simiente” (Et Levavjá Veet Levav = Elul). 

2.- Plegaria, destacando la unión entre cada judío y su creador: Yo soy de mi amado y mi amado es mío” (Ani Ledodí VeDodí Li = Elul). 

3.- Benevolencia, destacando, como su nombre lo indica, la caridad y las buenas obras con el prójimo, ?a través de la frase: Un hombre a su compañero y regalos a los pobres” (Ish Lerehú Umatanot Laevioním =Elul). 

4.- El sentimiento de la redención proporcionado por la pronta venida del Mashíaj: “Cantaré a Hashem y proclamaron diciendo” (Ashira LaHashem Vaiomru Lemor = Elul).

En resumen, el mes de Elul sirve para que se abran los caminos para llegar a la Altitud Celestial, el cual es un lugar donde nadie es rechazado. 

Finalmente:

Esperemos que, el hecho de poder revisar nuestras acciones, que podamos borrar las experiencias equivocadas y los caminos del mapa que no nos llevaron a ningún destino, y que, al rediseñar nuestro objetivo logremos cumplir con la voluntad de nuestro Creador y que podamos llegar, como dice el acrónimo de Elul, a ser un todo con HaShem: Aní leDodi ve Dodi li, “Yo soy de mi Amado y mi Amado es mío”. 

 

Que todos seamos inscritos en el libro de la vida y la salud para un año bueno y dulce. 

Recopilado por Dr Max Stroh K el 05 de Agosto de 2013 – 29 de Av de 5773, para 321judaismo.com

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

Deja un comentario