Category Archive En Profundidad

PorMax Stroh Kaufman

Inmigración y Torá

Pero, y ¿La Torá que dice?

Inmigración tercera parte.

 

La Torá es muy clara cuando se refiere a la inmigración y al inmigrante, repitiendo, treinta y seis veces el precepto de respetar y amar al extranjero, en términos como los siguientes:

Shemot 22:20 No engañarás al extranjero ni le oprimirás; porque extranjeros fuisteis vosotros en tierra de Egipto.

Veguér lo toné veló tiljatzenú ki guerím heyítem beéretz Mitzraim.

 

Shemot 23:9 Y al peregrino no oprimirás, porque vosotros conocéis el alma del peregrino; pues peregrinos fuisteis en la tierra de Egipto.

Veguér lo tiljátz veatém yedátem et néfesh haguér ki guerím heyítem beéretz Mitzraim.

 

Vayickrá 19:33-34 Y cuando morare un peregrino con vosotros en vuestra tierra, no le engañéis. Como un nativo entre vosotros os ha de ser el peregrino que morare con vosotros, y le amarás como a ti mismo, porque peregrinos fuisteis en la tierra de Egipto; Yo soy el Eterno, vuestro Elohim,

Vejí yagur itjá guer beartzejém lo tonú otó. Keezráj mikém yiheyé lajém haguér hagár itjém veahávta lo kamója ki guerím heyítem beéretz Mitzraim aní Adonai Elohéijem.

 

Vayickrá 9:10: Y cuando segareis las mieses de vuestra tierra, no acabarás de segar el rincón de tu campo, y las espigas verdes al cosechar tu mies, no recogerás; ni los granos de uva de tu viña recogerás; para el pobre y para el peregrino los dejarás; Yo soy el Eterno, vuestro Elohim.

Uvekutzréjem et ketzír artzejém lo tejalé peát sadéja liktzór veléket ketzirjá lo telakét. Vejarméja lo teolél uféret karméja lo telakét leaní velaguér taazóv otám ani Adonai Eloheijém.

 

Vayickrá 25:35-36 Y cuando empobreciere tu hermano y apoyare su mano en ti, tú detendrás su caída aunque fuere peregrino o extranjero morador de la tierra, para que pueda vivir junto a ti. No tomarás de él lucro ni usura y temerás a tu Elohim, para que pueda vivir tu hermano junto a ti.

Vejí yamúj ajíja umáta yadó imáj vehejezákta bo guer vetosháv bajái imáj. Al tikáj meitó néshej vetarbít veyaretá meElohéija vejéi ajíja imáj.

 

Bamidbar15:15-16 La congregación tendrá un mismo estatuto, para vosotros y para el prosélito que mora (entre vosotros); estatuto perpetuo es para todas vuestras generaciones: como es para vosotros, así será para el peregrino delante del Eterno. Un mismo estatuto y un mismo reglamento habrá para vosotros y para el prosélito que habite con vosotros.

Hakáhal juká aját lajém velaguér hagár jukat olám ledorotéijem kajém kaguér yiyé lifnéi Adonai. Torá aját umishpát ejád yihyé lajém velaguér hagár itjém.

 

Devarim 1:16: Y ordene a vuestros jueces, en aquel tiempo, diciendo: Oíd las causas entre vuestros hermanos, y juzgad con justicia entre cada uno y su hermano o su litigante.

Vaatzavé et shoftéijem baét hahí lemor shamóa béin ajéijem ushfatétem tzédek béin ish ubéin ajív ubéin gueró.

Devarim 24:17-19 No pervertirás el juicio del extranjero o del huérfano, ni tomarás en prenda la ropa de la viuda. Y te acordarás de que tú fuiste siervo en Egipto, y que el Eterno, tu Elohim, te redimió de allí; por tanto, te ordeno que hagas estas cosas. Cuando segares tu mies en tu campo y olvidares alguna gavilla en el campo, no volverás atrás a recogerla; será para el extranjero, para el huérfano y para la viuda; para que te bendiga el Eterno, tu Elohim, en toda obra de tus manos.

Lo taté mishpát guer yatóm veló tajavól bégued almaná. Vezajárta ki éved hayíta beMitzraim vayifdejá Adonai Elohéija mishám al ken anojí metzavéja laasót et hadavár hazé. Ki tiktzór ketzirjá besadéja veshajájta omer basadé lo tashúv lekajtó laguér layatóm velaalmaná yiheyé lemáan yevaréjeja Adonayi Elohéija bejól maasé yadéija.

Y entonces?

Vemos cómo, en los párrafos anteriores, la Torá, no deja de mencionar a Egipto, donde el pueblo de Israel fue un grupo de inmigrantes que adquirió, con el tiempo, un estatus importante, como ha sucedido a lo largo de la historia moderna, en todas las naciones,

La Torá también nos relata de otros momentos en los cuales el pueblo estuvo fuera de sus límites territoriales, (inmigración) en el exilio,siendo, nuevamente inmigrantes, pero con oportunidades también de retornar, hasta cuando llega la época del “gran exilio” en los años del Imperio Romano, en la cual lo que es el actual estado de Israel estuvo “desolado y abandonado”.

Al repasar esos instantes encontramos que hay dos conceptos importantes relacionados con la inmigración: el primero, demostrado a través de la historia de Ruth, donde “aquel que se acoja a mis estatutos será parte de mi pueblo” y por consiguiente la hospitalidad era lo más importante, hasta el “polo opuesto” descrito, también por la Torá, que dice:

 

Shemot 23:33-35 Y fijaré tus confines desde el mar Rojo hasta el mar de los filisteos, y desde el desierto hasta el río (Eufrates), porque entregaré en vuestra mano a los habitantes de la tierra, y tú los expulsarás de delante de ti. No harás pacto con ellos ni con sus dioses. Ellos no han de habitar en tu tierra, no sea que te hagan pecar contra Mí, sirviendo a sus dioses; porque esto sería para ti una celada.

Veshatí et guevuljá miYam Suf veád yam Plishtím umimidbár ad hanahár ki etén beyedjém et yoshvéi haáretz veguerashtamó mipanéija. Lo tijrót lahém veleelohéihem berít. Lo yeshvú beartzéja pen yajatiú otjá li ki taavód etelohéihem ki yihyé lejá lemokésh.

 

Viviendo en el exilio, la comunidad judía internacional creó, un tipo de regulación comunitaria llamada Jezkát Hayishuv, o permiso de residencia, en la cual se podría limitar la aceptación de una persona (especialmente no judía) para ser parte activa de la comunidad local.

A pesar de ello, la mayoría de los asentamientos judíos de ese entonces se caracterizaba porque su situación económica era muy precaria, y las naciones facilitaban a través de las persecuciones, que los exiliados, se desplazaran rápidamente de un lugar a otro y estos, en forma de refugiados o de desplazados, hubo necesidad de ayudarlos.

De todas maneras, los versos de la Torá nos alientan a acoger a los extranjeros sean o no judíos: en la medida en que los extraños sean productivos y respetuosos de la ley y no supongan una carga excesiva, y nos anima a aprender de nuestra propia experiencia en el exilio para darles la bienvenida e incluso ayudarlos.

 

Sin embargo, si nos encontramos en una situación en la cual, la aceptación de los extranjeros representa una amenaza palpable para los residentes actuales, entonces las limitaciones o incluso prohibiciones totales pueden ser justificadas, de acuerdo con las circunstancias.

Es por ello que, rechazar o aceptar inmigrantes, en el caso del judaísmo, puede ser, en ambos casos, perjudicial y contraproducente pero, desde el punto de vista de Mitzvá y de las palabras del Rabino Avraham Itzjak Kook HaCohen,  el tener extraños entre nosotros es un elemento esencial de un asentamiento judío.

 

Nota:

A los cristianos, católicos, evangélicos y otras subdivisiones, no se les puede olvidar el concepto escrito por Pablo en Efesios donde, al adoptar las ideas de Jesús Cristo, ya no se es más nativo ni extranjero, local o inmigrante, “sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios”. 

Esto es curiosamente igual a las palabras de la Torá que reseñamos previamente que dice que “quien adopta mis mandatos y mis preceptos, es parte de mi pueblo”.

 

Nos queda formular una pregunta (candente):

Si estas dos grandes religiones monoteistas enseñan a “amar al inmigrante”, ¿Cuando el mundo “occidental” aprenderá a tolerar, aceptar e incluso amar el inmigrante aunque esté en condición de ilegal, sabiendo que es un ser humano como cualquiera?

 

Fin de la tercera y última parte.

 

15 de Enero de 2013 – 05 de Shvat de 5773

Redactado y recopilado para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh Kaufman

PorMax Stroh Kaufman

Corrupción

Corrupción

 

La palabra corrupción, cada día, cada instante, cada momento se está escuchando y viviendo más, en todos los lugares del mundo.

¿Que significa corrupción?

Corrupción (del latín corrupt?o, corrupti?nis, significa “romper, hacer pedazos”)

 

Del diccionario de la Lengua Española obtenemos las siguientes definiciones:

  1. 1. DERECHO Soborno, delito varios miembros del parlamento fueron sospechosos de corrupción. cohechos.
  2. 2. Acción de incitar o forzar a una persona a realizar actos contrarios a la moral o a la ley está acusado de corrupción de un menor. perversión
  3. 3. Abuso, mal uso o exceso se escandalizaron ante lo que consideraban una corrupción de las costumbres.depravación
  4. 4. Acto ilícito que consiste en otorgar dinero a cambio de algo deseado corrupción política
  5. 5. Alteración, tergiversación es una corrupción del guión original.
  6. 6. Proceso que conduce a la alteración de la pureza o integridad de una sustancia

 

Todas estas palabras las encontramos, en hebreo, de la siguiente manera

Corrupción = Shejitut

Cohecho = Shijut

Perversión = Stiá

Falsedad = Silúf

Falsificación = Hizdayefút

 

Todos sabemos o al menos suponemos que las personas corruptas sólo buscan su propio beneficio, aunque ello signifique perjuicio para los demás. Para lograr sus objetivos, ellas ignoran o traspasan las normas, sean del tipo que sean.

Igualmente sabemos o suponemos que la corrupción puede presentarse en cualquier clase de organización pública o privada.

En estos casos, dependiendo de la magnitud del hecho, la corrupción puede dejar grandes problemas de fondo, especialmente si la parte “afectada” es una gran masa de una población determinada.

Los problemas que se generan con ello, implican cambios en la conciencia colectiva, la aparición de nuevos valores que llegan a ser “deseables” por otros integrantes de la sociedad y la desaparición de estándares de conducta, que a consecuencia de la corrupción se pueden transformar en obsoletos.

La misma sociedad entonces, es la que influye gravemente en la aceptación de la corrupción, ya que pueden intervenir en que los actos de corrupción queden impunes.

 

La Torá, por supuesto que toca estos temas: los encontramos así:

1.- Levítico / Vayickra 19:11: No hurtaréis, ni tampoco os engañaréis ni mentiréis los unos a los otros.

Lo tignovú veló tejajashú veló teshakrú ish baamitó

2.- Levítico / Vayickrá 19:35 No hagáis injusticia en juicio, ni en medida de longitud o de peso, ni en medida de líquidos..

Lo taasú avél bamishpát bamidá bamishkál ubamesurá.

3.- Devarím / Deuteronomio 16:19 No torcerás el juicio, no harás distinción de personas ni recibirás cohecho, porque el cohecho ciega los ojos de los sabios y pervierte las palabras de los justos.

Lo taté mishpát lo takír paním veló tikáj shojád ki hashojád yeavér einéi jajamím visaléf dibréi tzadikím

4.- Devarim / Deuteronomio 27:25 ¡Maldito aquél que tomare soborno para matar a alguien, derramando la sangre inocente! Y dirá todo el pueblo: ¡Amén!

Arur lokéaj shojád lehakót néfesh dam nakí veamár kol haám amén.

5.- Tehilim / Salmos 26:9-10 No juntes mi alma con los pecadores ni mi vida con los hombres de sangre, en cuyas manos hay tramas y cuya mano derecha está llena de sobornos.

Al teesóf jataím nafshí ve im anshéi damím jayai, asher biyedéja zimá vimiyomán maalá shojad.

6.- Tehilim / Salmos 101:7 Él no morará dentro de mi casa; el que practica el engaño, el que habla mentiras, no se establecerá ante mis ojos.

Lo yeshév vekérev beíti oser remiyá dobér shekarím veló yijón le négued eináim

7.- Y sus hijos no andaron en sus caminos, y ellos se volvieron tras la ganancia, y aceptaron sobornos y pervirtieron la justicia.

Veló haljú banáv bidrajáv vayitú ajaréi habatzá vayikejú shojád vayitú mishpát

 

A pesar de las advertencias anteriores, hoy en día estamos observando cómo aún los ultraortodoxos quienes en algún momento empezaron a profanar su propio shabat, hoy en día, salen de sus caminos y mediante “no las mejores acciones”, tratan de imponer su voluntad, la de unos pocos sobre muchos. y esto hace que muchos se avergüencen de lo que son estos “representantes” del Eterno en la tierra.

 

Pero, ¿qué nos dicen nuestros sabios y cuales son sus enseñanzas al respecto?

 

Que la situación hoy en día, en donde vemos el aumento del caos en el mundo, en la que no hay líderes que nos vean o nos guíen hacia la verdad; Que la corrupción se encuentra en todos los “líderes” independiente de su posición laica o religiosa, que afectan todos los aspectos de nuestras vidas, los fabricantes de alimentos, los medicamentos y el sistema de salud, los gobiernos locales y estatales; Que los líderes, los rabinos corruptos y otros líderes espirituales que suponen llevarnos a la verdad, están mintiendo sólo para tener un control más fuerte sobre los creyentes inocentes, se debe al Exilio del pueblo judío

Ellos dicen: nos encontramos en el último exilio, El de Edom, representado por Roma y los ismaelitas (Islam) es en el que estamos y el más largo de todos.

Es un exilio en el cual  la asociación HaShem y la Shejiná no están juntos: somos una generación que a pesar de contar con el Estado de Israel, nuestro nivel espiritual está tan caído que no tiene el poder para apoyar a la Shejiná y elevarla para devolver la Luz al mundo.

Así lo insinuó el profeta Amos, lamentándose sobre la situación de la última generación y nos sacude cuando dice “Ella no volverá a levantarse”

El mundo se encuentra entonces en una situación tan caótica que se vuelve esto en una  buena señal para que todos podamos intervenir, mediante oración, para que el Rey de Reyes no permita que la Shejiná permanezca en la situación en que se encuentra y nos levante a todos de esta oscuridad a la gran Luz..

El rabino Shimon autor del Zohar nos preparó diciéndonos que debemos transformar nuestra actitud, para que con ello apoyemos el levantamiento de la Shejiná durante las últimas generaciones que nos faltan para llegar a la Redención Final. Cuando esto suceda, tendremos, nuevamente, un mundo de paz y  de Luz.

 

Nota de la redacción

Por supuesto que las otras religiones “monoteístas” no se escapan de hablar de la corrupción y el caos . desde hace muchos años, y que nuestra sociedad vive actualmente y también tienen problemas de corrupción interna en sus instituciones.

En el cristianismo, encontramos, por ejemplo

1.- Dad a cada cual lo que se debe: a quien impuestos, impuestos; a quien tributo, tributo; a quien respeto, respeto; a quien honor, honor. Con nadie tengáis otra deuda que la del mutuo amor. “Pues el que ama al prójimo, ha cumplido la ley”.

2.- En Mateo, donde se cuenta que los sumos sacerdotes “sobornaron” a los guardias que custodiaban el sepulcro cuando Jesús resucitó para que no dijeran la verdad.

 

En el Islam:

1.-  Dijo el Altísimo: “Allah no ama la corrupción” (Corán 2:205).

2.- “El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, maldijo al que da el soborno y a la persona sobornada”.

3.- Ha aparecido la corrupción en la tierra y en el mar como consecuencia de las acciones de los hombres, para hacerles gustar parte de lo que han hecho. Quizás, así, se conviertan. [Surah al-rumm (30): 41].

 

Otros:

El Dalai Lama, en una entrevista publicada en Rossiyskaia Gazeta. dijo en el 2013:””La corrupción es consecuencia de la falta de la autodisciplina que debe basarse en los principios éticos y morales”.

 

15 de Marzo de 2018

 

MATERIAL ELABORADO POR GRUPO EDITORIAL 321JUDAISMO.COM  

TIENE DERECHOS RESERVADOS DE AUTORÍA INTELECTUAL PERO SE PERMITE SU LIBRE DISTRIBUCIÓN POR CUALQUIER MEDIO FÍSICO Y/O ELECTRÓNICO, BAJO LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1.- NO DEBE SER UTILIZADO CON FINES LUCRATIVOS

2.- NO DEBE SER DESTRUIDO SI SE DAÑA EL MATERIAL, SINO ENTERRADO, POR CUESTIONES HALAJICAS Y DE CONSERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE.

3.- NO DEBE MODIFICARSE SU CONTENIDO PUESTO QUE LLEVA PALABRA QUE MERECE EL DEBIDO RESPETO POR SALIR DE LA FUENTE DEL TANAJ Y SUS LIBROS COMPLEMENTARIOS.

PorMax Stroh Kaufman

Existe el pecado en el judaísmo – Segunda parte

Existe el pecado en el judaísmo – Segunda parte

Continuamos hablando de si existe el pecado en el judaísmo

SEGUNDA PARTE

Para el judaísmo, el errar es parte del ser humano (I Melajim / I Reyes 8:46),

Ya que no hay ser humano que no peque, si tu pueblo peca contra ti, y tú te enojas con ellos y los entregas al enemigo para que se los lleven cautivos a otro país, lejano o cercano,

Ki yejetú lejá ki éin adám asher lo yejéta veanáfta bam unetatám lifnéi oiyév  veshavú shobéihem el éretz haoiyév rejoká o krová.

Como la idea de esta reflexión nace a base de las preguntas que nos suelen hacer a los judíos las personas que tienen otras creencias, es bueno que revisemos el concepto arriba mencionado, en los textos del Nuevo Testamento:

Romanos 3:10-18 (reina Valera 1960)  les enseña: «No hay un solo justo, ni siquiera uno; no hay nadie que entienda,  nadie que busque a Dios. Todos se han descarriado, a una se han corrompido. No hay nadie que haga lo bueno;  ¡no hay uno solo! Su garganta es un sepulcro abierto; con su lengua profieren engaños. ¡Veneno de víbora hay en sus labios! Llena está su boca de maldiciones y de amargura. Veloces son sus pies para ir a derramar sangre; dejan ruina y miseria en sus caminos, y no conocen la senda de la paz. No hay temor de Dios delante de sus ojos.»

O  esta otra: “Todos han pecado y no son adecuados para la gloria de Dios”, en Romanos 3:23, Versión Revisada Estándar.

Y aquí hay una tercera posición, ya más relacionada con el concepto de “pecado”: en el libro 1 Juan 3:4 dice: Todo el que comete pecado quebranta la ley; de hecho, el pecado es transgresión de la ley.

Otra concepción en el judaísmo es el concepto que tienen los Sabios del Talmud: para ellos,  el pecado es, por sobre todo, un acto de estupidez. “Una persona peca exclusivamente si un hálito de estupidez penetró en ella”.

Por lo tanto APRENDEMOS que el pecado, es un error, una torpeza, un intento de rebelión contra el Eterno: así lo demuestran las palabras pecado y errar, las cuales comparten la misma raíz,

Y gracias a  los conceptos repasados, entendemos que la persona que es sujeta a la perfección, es porque ha recibido la Torá (tal como está escrito en Mishlei / Proverbios 4:2-27), y por eso, recibe las instrucciones para evitar extraviarse y para construir encima y a pesar del fracaso.

El judío, a través de la historia, siempre ha recibido indicaciones para actuar de acuerdo con las instrucciones de la Torá y la guía de Adonai, como vemos en Yeremiá / Jeremías 35:15, que dice:

Y envié a ustedes todos mis siervos loa profetas, desde temprano, para decirles: vuelvan ahora cada uno de su mal camino y enmienden sus obras y no vayan tras dioses ajenos para servirles, y vivirán en la tierra que les di a ustedes y a sus padres: pero no inclinaron sus oídos ni me escucharon.

Vaeshláj aléjem et kol avdéi haneviím, hashejem vehashaloaj lemór shvú na ish midarjó haraá veheitíbu maaleléijem veál teljú ajaréi elohim ajeirím leavdám ushvú el adamá asher natáti lajém veleabotéijem veló hitítem et oznéijem veló shamatém elái.

El pueblo judío tiene ordenado ser “nación de sacerdotes: nación santa”; si realmente lo somos,  ¿Por qué no estamos todo el tiempo en el interior de una sinagoga orando? ¿Por qué no estamos en las escuelas de estudio hoy conocidas como Yeshivá?

Porque el propósito de cada judío es traer santidad dentro de lo mundano y descubrir la sabiduría divina y espiritual allí, creando un verdadero valor en el mundo.

Por ello, nuestra actitud como judíos es evitar todo acto “pecaminoso” que profane el Nombre del Eterno; que profane su creación. En otras palabras: judío = representante del Todopoderoso en este mundo. Judío que actúa sospechosamente es quien da una impresión pobre de Adonai.

Es por ello que tenemos que recordar que, para los libros del Nuevo Testamento, se encuentran las frases en Romanos 6:12- 20 en donde se recuerda como se debe evitar el pecado y como se debe actuar, dependiente del Eterno, para poder transformarse en “herramientas de justicia “

Cuentan las anécdotas que en una reunión de shabat entre el Rabino Abraham Jaim y el Moré Shaye en donde hablan del judío y su capacidad para salir de la impureza y ser parte importante en el mundo: CONCLUYEN los siguientes aspectos:

1.- Lo que el yétzer hará (el mal instinto) intenta lograr es que el judío pierda el ánimo para llevar a cabo su función en este mundo, convenciéndolo de que no valore el potencial que El Eterno le otorgó.

2.- Que cada judío tiene su propio bereishit,  el cual señala un brit esh, ´pacto de fuego´, que se refiere a la llama de esperanza que todo judío posee dentro de sí, y que le otorga fuerzas para seguir luchando.

3.- Que cuando recitamos el rezo: al tashlijenu leét zikná (no nos abandones en nuestra vejez), no nos referimos a la vejez física sino a la del alma, cuando ya habremos perdido el ánimo para seguir luchando y progresando.

4.- Que el pueblo judío es un yéled shaashuím (niño preferido de Adonai), pues el Creador le otorga frescura y renovación, para que él pueda sortear todas las situaciones que deba atravesar en el mundo”.

5.- Que cada judío debe tratar de mejorar y progresar en todos los aspectos: en sus valores humanos, en las relaciones con sus semejantes, en la pureza de su fe, en la confianza en el Todopoderoso, en el cumplimiento de las mitzvot, en el estudio de la Torá, en el rezo… en fin, en todo.

Para lograrlo, debemos luchar contra el yétzer hará, que trata de convencernos de que todo da lo mismo, de que todo es anticuado y rutinario, y dichoso es aquel que se aprovecha de cada instante para mejorar, para renovarnos y de ser capaces de retornar hacia Él”.

El Nuevo testamento vuelve a recordar las bases judías que tiene y que fueron desordenadas y confundidas por muchas maneras de pensar y lo podemos revisar en lo escrito en Efesios 2:3-4 que dice

En ese tiempo también todos nosotros vivíamos como ellos, impulsados por nuestros deseos pecaminosos, siguiendo nuestra propia voluntad y nuestros propósitos. Como los demás, éramos por naturaleza objeto de la ira de Dios”.

“Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo? «Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras.»”Yeremia / Jeremías 17:9-10.

La Torá si es muy enfática en hablar de “ciertos tipos de pecado: la primera descripción  la encontramos en Vayickrá / Levítico 4:2-27 cuando habla de los sacrificios a realizar cuando alguien transgredió o pecó inconscientemente. “Asham Talui” es ofrendado por un pecado dudoso, y el otro, cuando la persona está en dudas si pecó (inconscientemente) o no.

Vayickra  4:2-4 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguno pecare por yerro contra cualquiera de los mandamientos del Eterno relativos a cosas que no deben hacerse, haciendo cualquiera de aquellas cosas, si fuere el sacerdote ungido quien así pecare, trayendo culpa sobre el pueblo, presentará por su pecado que ha cometido, un novillo joven, sin defecto, como ofrenda al Eterno por el pecado. Y traerá el novillo a la entrada de la tienda de asignación, ante’ el Eterno, y pondrá su mano sobre la cabeza del novillo; y degollará al novillo ante el Eterno.

{This is the law] if an individual commits an inadvertent sin by violating certain [specified] prohibitory commandments of God. If the anointed priest commits an [inadvertent] violation, bringing guilt to his people, the sacrifice for his violation shall be an unblemished young bull as a sin offering to God. He shall bring the bull before God to the entrance of the Communion Tent, and press his hands on the bull’s head. He shall then slaughter the bull before God.

Daber el benei Israel lemor néfesh ki tejetá vishgagá mikol mitzvot Adonai asher lo teaseiná veasá meaját mehéna. Im hakohén hamashiáj yejéta leashmát haám vehikrív al jatató asher jatá par ben bakár tamím laAdonai lejatat. Veheví et hapár el pétaj Ohel Moéd lifnéi Adonai vesamáj et yadó al rosh hapár veshaját et hapár lifnéi Adonai.

4:27-28 Y si alguna persona común del pueblo pecare por yerro, obrando contra cualquiera de los preceptos del Eterno relativo a cosas que no deben hacerse, y así se hiciere culpable; y si le fuere conocido después el pecado que ha cometido, traerá por sacrificio una cabra, hembra sin defecto, por el pecado que ha cometido.

If a commoner commits an inadvertent violation by violating any one of certain [specified] prohibitory commandments of God, he incurs guilt. When he is made aware of the violation he has committed, he must bring an unblemished female goat for the sin he committed.

Veím néfesh ajat tejetá vishgagá meám haáretz baasotá aját mimitzvot Adonai asher lo teaseiná veashém. O hodá eláv jatató asher jatá veheví korbanó seirát izím tmimá nekevá al jatató asher jatá.

Y la segunda descripción la encontramos en Bamidbar / Números 8:12 que comienza diciendo que “Todo hombre cuando su esposa se desvíe”

El término que utiliza el texto para decir “se desvíe” es tisté, con las mismas letras que shtut, que implica necedad, pues el desvío del pudor, y la infidelidad, está estrechamente relacionado con la necedad y la idiotez.

La diferencia esencial que radica entre el “hombre sabio” y el “tonto”,es decir, “el temeroso del pecado” que “observa lo que se está gestando” y “aquel que camina en la oscuridad” no es tan sólo una cuestión de consideraciones de corto y largo plazo.

El que teme del pecado en sí, comprende de inmediato los efectos de los actos negativos.

Entiende que semejante hecho va en contra del propósito de su vida y la auténtica esencia de su ser. Sabe, que aunque verdaderamente corrija sus actos, tenga éxito en reparar el daño provocado, incluso aunque esta “experiencia penitente” lo convierta finalmente en una persona mejor, de todas formas en el momento del desliz se habrá desconectado de la quintaesencia del bien que forma el núcleo Divino de su alma.

Hay dos mecanismos en el judaísmo: el primero, la Confesión (conocida como Vidúi) y el segundo es “el camino del retorno (conocido como Teshuvá)

Para ambas situaciones, el judaísmo tiene un día especial en el cual “se recuerdan los pecados:”  este día es Yom Kipur. Aquí estamos recordando que el ser humano es una criatura imperfecta, a pesar de ser creada a Imagen y Semejanza de Adonai.

Los errores humanos son tan predecibles que El Eterno ha puesto en el calendario un día anual de perdón. No es una festividad optativa sólo para aquellos que han pecado. Yom Kipur viene cada año para cada persona.

Es como si se esperara que nosotros pequemos, que siempre haya desarreglos que debemos enmendar.

El Todopoderoso no está tan sorprendido por nuestros errores que permite un día de limpieza cada año. Nunca se pensó que fuéramos perfectos.

Cada Iom Kipur recibimos una nota de HaKadosh Baruj Hu que dice algo como esto:

Sé que ustedes son humanos. Los humanos no son perfectos. Yo los hice así. Y de todos modos los amo.

En realidad es por eso que los amo —porque no son perfectos.

Ya tenía perfección antes de crearlos.

Lo que quiero de la creación es un mundo imperfecto que se esfuerce por mejorar, lleno de seres humanos que se equivocan, se levantan y avanzan.

Al ser imperfectos pero sin embargo perseverantes, han cumplido el propósito de su creación. Han logrado lo único que no puedo hacer sin ustedes —han traído a un Di-s perfecto a un mundo imperfecto.

Gracias.

Puesto que ninguno de nosotros es perfecto, Yom Kipur es nuestro día. En lugar de estar deprimidos por nuestros errores, los celebramos.

Cada pecado, cada desliz, cada intento fallido de vivir de acuerdo a nuestra vocación es otra oportunidad de crecer y mejorar. Fracasar en nuestra misión en si mismo parte de nuestra misión.

Yom Kipur es el día en que Adonai nos agradece que seamos humanos, y nosotros agradecemos al Eterno que no somos perfectos. Si lo fuéramos no tendríamos nada que hacer.

El resumen de dicha posición se encuentra en las siguientes palabras que repetimos, especialmente, en Yom Kipur; por ello dejamos a consideración una “lista de pecados en el judaísmo”

ASHÁMNU: Nos hemos convertido en personas desconsoladas.

BAGÁDNU: Hemos traicionado nuestro potencial, a nuestra familia, y a Dios.

GAZÁLNU: Hemos robado.

DIBÁRNU DOFI: Hemos hablado con “dos bocas” – hemos sido hipócritas.

HEYVÍNU: Hemos hecho cosas deshonestamente.

VIHIRSHÁNU: Hemos hecho a otros pecar.

ZÁDNU: Hemos pecado intencionalmente.

JAMÁSNU: Hemos sido violentos.

TAFÁLNU SHEKER: Nos hemos insensibilizado frente a la deshonestidad.

YATZNU RA: Hemos dado malos consejos.

KIZAVNU: Hemos decepcionado a Dios, a nosotros mismo y a otros al no cumplir nuestras promesas.

LATZNU: Hemos sido despectivos.

MARADNU: Nos hemos rebelado.

NIATZNU: Hemos enfurecido a personas.

SARARNU: Nos hemos puesto a un lado.

AVINU: Fuimos víctima de nuestros impulsos.

PASHANU: Hemos destruido criterios de conducta que sabemos que son correctos, y los hemos justificado con nuestro egotismo.

TZARARNU: Hemos afligido a otros.

KISHINU OREF: Hemos sido testarudos.

RISHANU: Hemos sido malvados.

SHIJATNU: Hemos sido inmorales.

TAINU: Hemos errado.

TIATANU: Hemos engañado a otros.

El judaísmo no tiene pecados: tiene errores y transgresiones rebeliones, diferencias de opiniones y libre albedrío… y, como todos fuimos creados a Su imagen, nuestro potencial es ilimitado, y está en nosotros la posibilidad de remodelar, de darle nueva forma a nuestras vidas, al aceptar la responsabilidad y retornar al Creador.

Artículo terminado de elaborar el 8 de julio de 2011 – 6 de Tamuz de 5771

MATERIAL ELABORADO POR GRUPO EDITORIAL 321JUDAISMO.COM  

TIENE DERECHOS RESERVADOS DE AUTORÍA INTELECTUAL PERO SE PERMITE SU LIBRE DISTRIBUCIÓN POR CUALQUIER MEDIO FÍSICO Y/O ELECTRÓNICO, BAJO LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1.- NO DEBE SER UTILIZADO CON FINES LUCRATIVOS

2.- NO DEBE SER DESTRUIDO SI SE DAÑA EL MATERIAL, SINO ENTERRADO, POR CUESTIONES HALAJICAS Y DE CONSERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE.

3.- NO DEBE MODIFICARSE SU CONTENIDO PUESTO QUE LLEVA PALABRA QUE MERECE EL DEBIDO RESPETO POR SALIR DE LA FUENTE DEL TANAJ Y SUS LIBROS COMPLEMENTARIOS.

 

PorMax Stroh Kaufman

Metatron

Metatrón

 Ángeles en el judaismo

 

Hablar de los ángeles desde cualquier perspectiva, es un poco complejo, y más aún si hablamos de Metatrón, un ángel muy singular, que tampoco recibe en su nombre el sufijo de EL, como los “ángeles regulares”

Metatrón es el otro ángel que la literatura judía nos identifica como de origen humano. En este caso fue Enoj, quien se transformó en este ángel

La literatura ubica este ángel muy cercano al creador, al trono, al Santo de todos los santos.

Pero, ¿Quién es Metatron?

¿Cómo es Metatr0n?

¿Qué hace este ángel?

Son algunas de las cosas que vamos a revisar.

Metatron pues, es de origen humano, según como está escrito : Y caminó Enoj con HaShem después de haber engendrado a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas; Y todos los días de Enoj fueron trescientos sesenta y cinco años. Y Enoc caminó con HaShem y ya no estaba, porque El Eterno se lo había llevado.

 

Interpretaciones y explicaciones cabalísticas acerca de Metatron, hay muchas:

 

  • Una de ellas identifica, dos tipos de Metatrón… uno escrito con 6 letras (Mem, Tet, Tet, Reish, Vav, Nun sofit) y otro escrito con 7 letras… (Como por ejemplo, si uno escribiera Metatron y el otro Mettatrhón) . El primero de ellos “vive” en el sexto cielo y se denominaría como el Metatrón jóven y el segundo, “vive” en el séptimo cielo y sería el “Metatron viejo”
  • El ángel Metatrón, más conocido como el ángel de la vida o el guardián del Árbol de la vida, es quien lidera a los Jayot (Chayot) ha Kodesh.
  • Es el componente “principal” del TetraGramatrón
  • La cuarta es que,además de lo anterior, es el “señor de la muerte y la resurrección”
  • La quinta, dice que solo ha sido visto, por lo menos por dos personas: Moshé fue el único que pudo ver “el rostro de Metatrón” y posteriormente Rabi Akiva, quien entró y salió del “Pardés” sin sufrir ningún daño.
  • El Metatrón representa el ascenso del hombre hacia lo infinito.
  • El valor numérico que asigna la Gematría para Metatron, es igual al de ShaDaY (Shin, Dalet, Yod = 314) razón por la cual suele ser interpretado como “la figura masculina” que acompaña a la Shejiná
  • Ha recibido, en la literatura (judía), otros nombres como el de Sar hapanim que puede ser traducido como el “príncipe de los rostros” – Kol HaElohim que literalmente significa “la voz de los dioses” y el de Sifrá Rabá interpretado como “Maestro de los Maestros”.
  • Parece ser también, según Ia literatura, que fue Metatrón quien acompañó al pueblo judío durante la peregrinación por el desierto, en el momento del Éxodo de Mitzarim.
  • De Metatron también se dice que “detuvo la mano de Abraham” cuando iba a sacrificar a su hijo Itzjak.

Concordamos con la opinión de un escritor, Pinjas Giller, en su libro Cábala, una guía para los perplejos, que mucha de la información acerca de la cábala, sus raíces, sus transformaciones, su misticismo y, los ángeles, en nuestro caso, se ha perdido con el tiempo, por lo cual, muchas veces es difícil profundizar en un tema, porque con el tiempo, cada “movimiento judío” le ha dado interpretaciones varias.

Por ello dejamos así, por el momento.

 

Continuará…

 

09 de Marzo de 2018 – 22 de Adar de 5778

Recopilado por Dr Max Stroh para 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Yishuv haDaat – Claridad de la mente

Yishuv haDaat – Claridad de la mente

Muchas veces nos ofuscamos ante las situaciones que la vida diaria nos ofrece. A veces, no vemos soluciones y en ocasiones, las soluciones nos pueden traer más dificultades; todos nos hemos visto expuesto a ello, pero hay muchos métodos para aliviar los problemas: uno de ellos es Claridad de la Mente (Yishuv haDaat).

Revisemos esta leyenda jasídica, para explicar este concepto:

Un antiguo alumno de la Yeshiva Tchebiner envió a su hijo a aprender en Tchebin.

Quería que su hijo aprovechara bien su tiempo de estudio, pero como sabía que no iba a ser una labor fácil, le pidió a su antiguo maestro, el Rabino Avraham Genichovsky, que hablara con su hijo para alentarlo a estudiar la Torá diligentemente.

El rabino se dirigió al muchacho y  le planteó la siguiente opción:

Había un rey dando un paseo en el bosque cerca de su palacio, junto con su ayudante y tres ministros.

El rey se puso muy sediento, y el ayudante fue inmediatamente a buscar agua.

El ayudante regresó al palacio, llenó una gran taza de cristal con agua, la colocó en una bandeja con tachones de diamantes y se dirigió al bosque.

Mientras corría por el bosque, tropezó, el agua se derramó y la bandeja cayó en un pozo. El asistente rápidamente regresó para traer otra taza de agua.

Después de que el rey sació su sed y agradeció a su ayudante por su diligencia, buscó el consejo de sus ministros.

¿Qué se puede hacer para recuperar la preciosa bandeja del pozo? El pozo era estrecho, por lo que escalar por dentro no era una opción.

El primer ministro dijo: “Podemos ensanchar el pozo y luego subir y sacar la bandeja”.

El segundo consejero no estuvo de acuerdo.

Él dijo: “Podemos romper la bandeja mientras excavamos. También es posible que la bandeja caiga más profundamente en el hoyo.

Sugiero que cavaremos otro hoyo, al lado de él. Luego podemos atravesar la madriguera y llegar a la bandeja …”

El tercer consejero dijo: “Es una empresa costosa, sin mencionar que lleva mucho tiempo. Recomiendo verter agua en el pozo. La bandeja flotará, y luego podemos sacarla fácilmente”.

El rabino le explicó al joven que todo el mundo sufre de algo en este mundo.

Es imposible atravesar este mundo sin problemas.

Existen métodos que ayudan a superar las tensiones de la vida y a lograr la tranquilidad. Pero a menudo, estas técnicas pueden causar más problemas que beneficios.

E incluso cuando los intentos sí funcionan, el esfuerzo es tremendo.

Pero hay una forma de solucionar esto; es aprendiendo Torá.

La Torá se compara con el agua.

Cuando uno está inmerso en la Torá, nada le molestará.

Uno puede pasar todas las pruebas, ileso, ya que estará inmerso en el estudio gozoso de la Torá, que le ayudará a obtener esa claridad de mente (Yishuv haDaat) que se necesita para superar los problemas de la vida.

PorMax Stroh Kaufman

10 mandamientos sobre dar y recibir

10 mandamientos sobre dar y recibir

 

1.- “Si tienes mucho, da mucho, si tienes poco, no temas darle de acuerdo a eso, porque acumulas un buen tesoro para ti en el día de la necesidad”.  Libro apócrifo de Tobit

 

2.- “No endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano a tu hermano necesitado, pero … le prestarás suficiente para su necesidad”.  Deuteronomio / Devarim 15: 7

 

3.- “¡No dejes que tu mano se abra para tomar, y apriete a la hora de devolver!”  Ben Sira 4:13

 

4.- “Cuando des,que sea con gracia, alegría y simpatía”. Maimonides

 

5.- “Si ves a un hombre dando generosamente, significa que su riqueza crecerá: si ves a alguien que rechaza la caridad, significa que su riqueza disminuirá”.  Midrash Mishle

 

6.- “El que se burla de los pobres insulta a su Hacedor, el que se regocija por su calamidad no quedará sin castigo.” Proverbios / Mishle 17: 5

 

7.- Lo que sea que des o hagas, sea poco o sea mucho, que sea de buena voluntad. Talmud Shavuot

 

8.- “Del modo como una antorcha no se reduce a pesar de que enciende un millón de velas, tampoco va a perder quien da una por una buena causa”.  Midrash Exodo Babba

 

9.- “Quien da, y proporciona sustento a un individuo necesitado, está realizando un acto que sustenta la vida, y que permite imitar al Altísimo, y a su vez dirige a esta persona hacia la dirección más noble de la vida: “Caminar en los caminos de HaShem,” Rabino Schneerson

 

10.- Cuando damos, en realidad recibimos más de lo que dimos. Lo que hemos dado puede ser necesario, pero es finito. Lo que recibimos es el regalo de la sensibilidad. Eso no tiene precio y es infinito, y podemos compartirlo con el resto del mundo. – Rabino Mijael Gourarie

 

13 de Enero de 2018 – 26 de Tevet de 5778

Recopilado por Dr. Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Prosperidad en el judaísmo – Segunda parte

Prosperidad en el judaísmo – Segunda parte

Continuación

Revisamos en la primera parte que, la palabra Prosperidad, proviene del latín prosperitas, que simboliza el éxito que se alcanza en lo que se emprende, o que lo que sucede a nuestro alrededor es positivo, o cuando se trabaja en el desarrollo de un algo, se mantiene en condiciones siempre favorables.

Todos tenemos 24 horas al día y algunos de nosotros experimentamos comodidad, plenitud y abundancia de tiempo, logrando la prosperidad, mientras que otros están siempre apresurados y sin tiempo suficiente… esto es una de las formas de escasez.

Si trabajamos con constancia, disciplina, concentración, dedicación, fuerza, es nuestra forma de llegar a la prosperidad. Es la prosperidad en el judaísmo de la que queremos hablar y ya iniciamos el tema en una entrega anterior

Si confrontamos algunas (o la mayoría) de las creencias que nos limitan y las conductas negativas que normalmente tenemos; si  aprendemos a reconocerlas y a romper estas barreras, estamos construyendo nuevas posibilidades para crear prosperidad que a la vez nos traerán independencia y seguridad duradera.

Para recibir y mantener la prosperidad en el judaísmo, cada uno de nosotro debe mantener la palabra  prosperidad en su vocabulario, en su actividad, en forma permanente:

Como dice en Tehilim / Salmos 37:4-5 Deléitate asimismo en Adonai Y él te concederá las peticiones de tu corazón”. “Encomienda a Adonai tu camino, Y confía en él; y él hará”.

También encontramos en Devarim / Deuteronomio 8;18:

Pero debes acordarse del Señor tu Elohim, porque es Él quien te da fuerzas para hacer riquezas, a fin de establecer su pacto que juró a tus antepasados, como lo es en este día

También Devarim / Deuteronomio 28:2

Y todas las bendiciones vendrán sobre ti y se unirán a ti, si obedeces a Adonai, tu Señor.

Pero para prosperar, necesitamos ser diligentes e inteligentes:

Mishlé / Proverbios 10:4 Un hombre pobre hace una escala engañosa, y la mano de aquellos que toman decisiones verdaderas los hará ricos.

Yeshaya(hu) / Isaias 48:17 Así dijo el Señor, tu Redentor, el Santo de Israel: “Yo soy el Señor tu Elohim, que te enseña para tu provecho (prosperidad), que te guía por el camino por el que debes ir”.

Estos y muchos más son los consejos que encontramos en la Torá y en el Tanaj que nos indican que nuestra vida tiene que ser próspera.

 

Hay un dicho popular que dice: ’’el dinero llama al dinero’’ Por este motivo, la prosperidad, requiere de algún tipo de inversión: esta inversión no quiere decir que como “Yo trabajo ocho horas diarias, entonces, voy a trabajar diez horas diarias para prosperar” Requiere de una planificación estratégica, un tiempo de espera y por supuesto dinero.

Pero lo más importante, es la conexión que establezcamos, en el caso del judaísmo, con El Creador, demostrándole lo buen administrador que va a ser con lo que se obtiene: es decir, si quiero dinero en abundancia, tengo que dar algo a cambio que también es dinero, que el judaísmo nos lo enseña como Tzedaká o caridad pero en abundancia, porque de la manera como se da, se recibe.

Esto en el judaísmo abre los sefirot (ya lo mencionamos) y con el tiempo veremos los resultados

Teniendo en cuenta estos consejos y lo que revisamos en la primera entrega de Prosperidad en el judaísmo, debemos ser muy diligentes para que “nuestra mente VIBRE al ritmo que queremos, Y PODAMOS RECIBIR , lo que el UNIVERSO  y EL TODOPODEROSO quiere entregarnos”

 

31 de diciembre de 2017 – 13 de Tevet de 5778