El tiempo es oro

PorMax Stroh Kaufman

El tiempo es oro

El tiempo es oro.

 

El tiempo es oro, es una frase que todos conocemos y alguna vez hemos utilizado.

 

Este refrán que se ha hecho propio de las culturas modernas en las que el tiempo y el espacio son de los bienes más apreciados.

 

Invita a ser diligentes en nuestros asuntos, a la vez que nos recuerda que la vida es breve, por lo que se debe aprovechar el tiempo que se nos concede.

 

Y cuando lo decimos, es porque nos damos cuenta que si no lo aprovechemos vamos a desperdiciar nuestra vida,

 

También porque sabemos que el tiempo no se regresa y si perdemos tiempo, no tenemos manera de recuperarlo.

 

Todos tenemos las veinticuatro horas del día una vez dan las 00,00 y el que al final cuando vuelven a dar las 00,00 se haya o no completado lo que se tenía que hacer, es simplemente razón de cada uno.

Y es que claro, al final si uno tiene muchas obligaciones que hacer, lo que está claro es que deberá priorizar, si bien a realizar todas no tiene tiempo.

Y es aquí donde puede entrar la duda, de qué cosas priorizar y qué cosas no.

Porque todos tenemos que estudiar, trabajar, compartir con la familia, invertir en felicidad, o puede simplemente pasárselo bien.

Sin tiempo no puedes realizar ninguna de estas cosas

 

Un coach suele decir… tienes 86400 segundos en el día que es como si tuvieras 86400 dólares… cómo los vas a invertir?

,

O mejor lo miramos por este lado… como dice un cabalista moderno

 

Imagina que un genio se te aparece cada día, y te concede un millón de dólares.

La única condición es que tienes que gastarlo antes de volver a colocar tu cabeza sobre la almohada cada noche.

¿Qué harías?

Piénsalo de esta manera…

Esta es la manera en que el Creador nos dosifica la vida.

Cada hora es una oportunidad de aprender algo nuevo; a cada minuto, un peldaño que ascender; y en cada segundo, un momento fugaz en el que se nos da la oportunidad de superar lo que tenemos que reparar y ordenar.

Hoy, usa tu tiempo sabiamente.

La oferta es válida hasta….

Quién sabe cuándo.

Entonces, dejar pasar el tiempo es un error que cometemos de manera demasiado frecuente y que en cuanto podamos, tenemos que arreglar.

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

Deja un comentario