GET – Divorcio

GET – Divorcio

16/06/2013 3 Por Max Stroh Kaufman

GET – DIVORCIO

En el judaísmo, el matrimonio es visto como un vínculo contractual ordenado por El Creador en el que un hombre y una mujer se unen para crear una relación en la que El Todopoderoso tiene una intervención directa: este parte de dos principios encontrados en la Torá: el primero, en Bereshit / Génesis 2:24 que dice:

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Al ken yaazóv ish et abiv veét imó vedavák beishtó vehayú lebasár ejád.

En el segundo, también de Bereshit / Génesis, que dice:

Y les bendijo El Eterno; les dijo El Creador: Fructificad y multiplicad y henchid la tierra, y sojuzgadla; ydominad los peces del mar, y a las aves de los cielos, y a todo animal que se mueva sobre la tierra.

Vayevaréj otám Elohim vayomer lahem Elohim perú urevú umilú et haáretz vejiveshuhá uredú bidegat hayám uveóf hashamáim ubejól jayá haroméset al haáretz..

El matrimonio, entonces, tiene varias fases:

La primera de ellas es la de “compromiso” o shidujin, en la cual se establece una especie de contrato entre un hombre y una mujer quienes se prometen mutuamente a casarse entre sí en algún momento en el futuro y, allí dejan especificadas las condiciones en que se llevarán a cabo esta unión, con el Shtar Tenaím, o el “Documento de Condiciones”.

A partir de ese momento vienen otras fases, tales como el erusin o kidushin, el nisuim o jupá, con tiempos de duración variables, en los cuales se llega a la formalización del matrimonio hasta llegar a la convivencia como pareja, lejos de la casa paterna, dejando claro, a través de la Ketubá, las obligaciones del marido para su esposa, donde el tiene la obligación de proveer todo lo que ella necesite para su sustento.

Sin embargo, “si algo sale mal” existe la posibilidad de que ellos se divorcien, la mujer pueda regresar a la casa de sus padres y volverse a casar, como está escrito:

Cuando alguno tomare mujer casándose con ella, y sucediere que ella no le agradare por haber él hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio y la pondrá en su mano y la despedirá de su casa. Y habiendo ella salido de su casa, ella podrá ir y ser de otro hombre

Ki yikáj ish ishá uvealá vehayá im lo timtzá jen beeináv ki matzá ba ervát davár vejatáv la séfer kritút venatán beyadá veshiljá mibeitó. Veyatzá mibeitó vehalejá vehayéta leísh ajér.

¿Qué más encontramos con relación al GET?

Hablamos entonces de un documento llamado séfer kritút, con el cual, se “libera” el uno del otro. Sin embargo, en el judaísmo, se habla del GET, como documento / procedimiento para la obtención del divorcio, que puede finalizar hasta con una ceremonia en la cual el hombre, entrega, directamente, en las manos de la mujer, el documento del GET.

Al consultar fuentes talmúdicas acerca del origen de la palabra GET, encontramos, entre muchas, dos posiciones principales: la primera, que la palabra proviene del nombre de la roca Ágata, la cual se caracteriza por su neutralidad eléctrica.

Otra posible explicación de la palabra GET es que, el uso de las letras Guimel y Tav, no forman, en hebreo, ninguna palabra, por lo cual, se describen como no compatibles, y por ello explicación de su relación con el divorcio.

Sin embargo tenemos que hacer claridad, que existen 2 tipos de GET: el get pitturin, el auto de puesta en libertad o el divorcio, a cargo de un esposo a una esposa, y  el get shihrur, o mandamiento de manumisión, a cargo de un amo a un esclavo.

También hay que aclarar que la Mishná, en el tratado Guittin, aclara que el GET no hace ninguna distinción entre la disolución de un matrimonio y la disolución de un compromiso.

Del GET más conocido, que se relaciona con el divorcio, la característica más importante del GET es que cada documento que se realice, se adapta individualmente a la pareja que se está divorciando, en forma particular.

Este GET debe ser redactado y escrito específicamente para la pareja en la que se va a utilizar, lo que excluye el uso de documentos prefabricados / preelaborados y, TODO EL PROCESO debe ser realizado con el acompañamiento de un Tribunal Rabínico (Bet Din), con experiencia en el campo (llamados mesadréi guittín), como está escrito en Talmud Tratado Kidushin 6a, ya que los mismos estudiosos de la halajá dicen que, cualquier GET que no fuera escrito con la colaboración de expertos en el tema, es declarado INVÁLIDO.

Hay algo más en la literatura?

A pesar de lo que está mencionado anteriormente, se dice, en la Mishná Guittin 2:5 lo siguiente

  • “Todas las personas son válidas para escribir el GET, incluso, si la persona es estúpida, sordomuda, o menor de edad.
  • Una mujer puede escribir su propio GET, y un hombre puede escribir el documento que certifica la recepción del GET [lo mismo que tiene hacer cuando paga a su ex la liquidación], ya que el GET sólo se hace auténtico, con las firmas. De igual modo, todas las personas son aptas para entregar “el GET, excepto, una persona sordomuda, estúpida, una persona ciega, un menor de edad, y un no-Judío.

Dicen desde la organización Womens Law que, cualquier persona judía que se ha casado con otro judío puede recibir un get.

Si un judío se encontraba casada bajo la ley civil (por un juez de paz) o por un clérigo de otra religión (por ejemplo, en un acto unitario, Episcopal, Metodista, Bahai, budista o hindú) sigue siendo elegibles para recibir un get si su ex-cónyuge es judío de nacimiento.

Esto se debe a la halajá acepta como válido un matrimonio, una vez que se ha realizado, incluso si se hizo sin firmar una ketubá.

El papel que juega un Tribunal Rabínico (Bet din) en casos de divorcio judío es importante puesto que requiere:

1.- Supervisar el proceso de divorcio;

2.- Decidir (o ayudar a mediar, si es posible) en las cuestiones financieras y de custodia cuando tales cuestiones no pueden ser resueltas por las partes, y

3.- Ayudar a “desencadenar” una mujer en una situación de aguná, o para el caso, un hombre en una situación análoga,  quien no puede volver a casarse porque ella o su cónyuge, no puede o no quiere cooperar en el proceso de divorcio.

Hablemos un poco más acerca del Tribunal Rabínico y su papel en el GET

A menudo, la mujer se niega a someterse a un Tribunal Rabínico en lo que se relaciona con el divorcio (GET), basada en el temor de que bet din podría estar “parcializado” a favor de los hombres: una de las formas de llegar a este pensamiento es a través de  frases como que su marido le repugna y por ello no puede estar con él.

Esto es un mecanismo de coacción el cual le está absolutamente prohibido al hombre, a divorciarse, como consta en  Shulján Aruj 77:3 y en Rashba 7: 414.

Desde el punto de la ley judía, ningún Bet Din puede ni debe tener favorecimientos a favor de ninguna de las partes, y  estos tribunales tienen cuidado de no violar este principio básico del procedimiento legal judío.

Además, si uno de los cónyuges se niega a venir a Bet Din cuando el otro cónyuge si lo hace,, ese cónyuge puede estar sujeto a una orden de desacato público (seruv) por negarse a comparecer ante el Tribunal.

Una condición que los tribunales Rabínicos van a imponer sobre la pareja, es que el GET no sea utilizado como “arma” para sacar provecho de la otra persona.

En el Israel moderno, los tribunales rabínicos tienen el poder de condenar a un marido a la cárcel, y para imponer sanciones adicionales dentro de la prisión como la incomunicación, para obligarlo a concederle, a su mujer, un GET.

Los Tribunales rabínicos fuera de Israel no tienen el poder para imponer sanciones como esas. A veces, esto lleva a una situación en la que el marido hace demandas de la corte y de su esposa, exigiendo un acuerdo monetario u otros beneficios, como la custodia de los hijos, a cambio del GET.

Si el divorcio se llegara a realizar en dos lugares diferentes, debido a múltiples circunstancias, dice La Mishná en el tratado de Guittin 1:1 que los divorcios pueden ser realizados en dos ciudades distintas siempre y cuando los documentos sean firmados y avalados por testigos válidos, de la siguiente manera:

  • Pero los sabios dicen: “Sólo el que trae [un documento de divorcio] de una ciudad más allá del mar necesito decir, aquel que lo lleva de una provincia a otra dentro de un país” Fue escrito en mi presencia y firmó en mi presencia. ‘más allá del mar, debe decir: “. Fue escrito en mi presencia y firmó en mi presencia ‘” Rabán Simeón ben Gamliel dice: “incluso de una jurisdicción a otra jurisdicción [dentro de una provincia]”

Un Get podrá ser reconocido como único documento de divorcio en Israel y en algunos países dependiendo del tipo de legislación que le acompañe, por lo cual podría no ser necesario, el divorcio civil en una pareja de judíos pero esto solo puede ser resuelto, por las autoridades halájicas locales.

El GET es, para los rabinos ortodoxos, el último recurso que poseen para un matrimonio: ellos tratarán al máximo de que el matrimonio se conserve, bajo unas condiciones semejantes a las impuestas por la iglesia católica (para el bien y para el mal, para la salud y la enfermedad etc.) pero nunca con el concepto de “hasta que la muerte los separe” es por ello que el GET no es tampoco tan fácil de conseguirse pero, la mayoría de ellos lo buscarán si es necesario.

Elaborado por 321judaismo.com

Artículo con derecho de autoría intelectual al cual se le concede el permiso para ser difundido a traés de cualquier medio, físico o electrónico, con el fin de difundir el conocimiento de la Torá y sus libros paralelos.