Mishkan, Otro punto de vista

16/03/2013 0 Por Max Stroh Kaufman

MISHKAN, Otro punto de vista.

Y ellos me harán un lugar santo, y yo habitaré en medio de ellos. (Shemot / Éxodo 25:8)

Después de dar la Torá en el Sinaí, El Eterno le pidió a Moshé que creara una casa, un lugar para Él: para que Él pueda habitar en medio de su pueblo. Este fue el Mishkán.

El Mishkan, más conocido como Tabernáculo, fue un santuario portátil, un centro espiritual en medio del desierto. Era el lugar donde el pueblo de Israel traería los sacrificios para expiar los pecados o expresar gratitud. Era el lugar donde El Todopoderoso se comunicaría con Moshé, de donde Su voz que emanaría, de entre los querubines que están sobre el arca en el Santo de los Santos. Era el lugar donde HaKadosh Baruj Hu, estaba cerca de su pueblo.

Los sabios del Talmud nos han llegado a decir que “un hombre sin una propiedad no es un hombre.” Una propiedad que tenga un techo para protegerlo de la lluvia, unas paredes que permitan mantener fuera a los visitantes no deseados, una cocina en la que pueda preparar comida y una cama donde poder dormir. Este tipo de propiedad es lo que llamamos un hogar; Este hogar es un lugar donde, por ejemplo, cada uno de nosotros puede hacer muecas frente al espejo, puede usar un traje viejo con un agujero debajo de la axila, y sentarse a comer cualquier alimento trivial, vestido con su ropa interior, porque se siente cómodo y tranquilo.

¿Y por qué el Mishkán? Dicen nuestros sabios que, extrapolando, El Eterno, también desea un hogar, un lugar donde pueda sentirse pleno y sin inhibiciones. Entonces nuestros maestros se preguntan: Si HaShem creó el mundo físico ¿Por qué algo con características finitas puede darle a Él, algo que las dimensiones espirituales de la creación no pueden darle?  Ellos mismos contestan: Así como el hombre puede desplazarse a través de kilómetros para viajes de negocio o placer pero su hogar será su lugar de satisfacción total, El Todopoderoso creó el mundo físico porque quería un hogar, un lugar donde Él puede hacer cosas porque se siente como describe el hogar: pleno y desinhibido.

Su primer hogar entonces, constaba de dos habitaciones, en una estructura que medía 13,7m de largo x 4,5m de ancho (45-por-15-pies), los cuales brindan un área de casi los 63m2. Según lo que encontramos en Shemot fue elaborado a base de oro, plata, cobre, azul, púrpura y lana teñida de rojo, lino, pelo de cabra, pieles de animales y madera, con unas medidas, y unas especificaciones claras y precisas, entregadas a Moshé en el Monte Sinaí. Este hogar quedaba ubicado en el centro del campamento israelita, y estaba diseñado para que pueda ser desmontado y vuelto a montar mientras vagaban de un lugar a otro por los años cuarenta entre su éxodo de Egipto y su entrada a la tierra prometida a sus antecesores.

Continuando con la enseñanza de nuestros maestros ellos afirman que, HaShem le dijo al hombre: “Yo he creado la sabiduría, el conocimiento y la comprensión, y en estas creaciones habita mi mente. He creado también el amor, la justicia y la compasión, y en estos reside mi personaje. Además, He creado belleza, esplendor y majestad, y estas cosas quiero invertir mi personalidad. Pero ninguno de ellos es mi casa, Todo esto es igual a la oficina en que el hombre trabaja, al teatro en el que se entretiene. Fue por ello que creé la materia física, para que fuera posible concebir que YO pudiera tener un lugar en el que no tengo papeles para cumplir ni características para proyectar. Sólo poder cumplir con mi voluntad.

Es por ello que Mi Mishkan está elaborado con todos estos materiales: cuando el hombre es capaz de disponer del oro (que equivale a los excesos materiales), de la plata (la imperturbable riqueza de la clase media) y el cobre (centavos que le permiten al mendigo los medios mínimos de subsistencia) y a través de ellos se moldea una realidad que se ajuste a Mi voluntad, ello hace que ustedes transformen las cosas y las conviertan en Mi mundo.

Adaptado para 321judaismo.com de enseñanzas jasídicas particulares.

15 de Marzo de 2013 – 4 de Nisan de 5773