Haftara Ree – Isaías 66

Haftara Ree – Isaías 66

08/08/2018 1 Por Max Stroh Kaufman

Haftara Ree

La haftara Ree, que se lee esta semana, se hace en conjunto con una lectura especial que se tiene para el Shabat Rosh Jodesh.

Lo que le agrega a ella, un significado potencial del Rosh Jodesh

Comenzamos con lo que el profeta dice acerca del Templo… el Beit Hamikdash.

Yeshaya declara en el nombre de Hashem, “Los cielos son mi trono y la tierra es mi taburete. ¿Qué casa puedes construir para Mí y cuál es un sitio apropiado para Mi Divina Presencia?”

Ante esta pregunta encontramos una explicación del Radak

El considera que Hashem estaba rechazando la noción de que Él requería una morada terrenal en donde residir.

Incluso la envergadura del universo apenas sirve como un trono donde descansan los restos de Hashem,

Por ello, el propio Templo, el Beit Hamikdash, es muy pequeño para Él.

Pero el propósito de Su morada terrenal es para que experimentemos Su presencia Divina.

Y es además. para que nos comprometamos a cumplir Su voluntad.

Yeshaya continúa y expresa la visión de Hashem de los sacrificios del pueblo judío en ese momento.

Hashem dice: “Al que mata al buey se lo compara con herir a un hombre, el que sacrifica la oveja es como cortarle el cuello a un perro, la ofrenda a comida es como la sangre de un cerdo …” (66: 3)

Esta postura la describe el Radak como una actitud que va a perturbar a HaShem

¿Por qué?

Porque le permitiría a las personas tomar una actitud de “el que peca y reza empata”:

¿En qué sentido?

Porque sería muy fácil ofender o cometer toda una serie de actitudes no adecuadas para luego terminar en el Templo, para ofrecer su sacrificio de expiación..

Pero al terminar ello, regresarían a casa y volverían a sus actividades pecaminosas

La respuesta de HaShem era la de rechazar todo ese tipo de sacrificios porque le faltaba la faceta principal del sacrificio; es decir, un compromiso que acompañara dicho acto.

Es por ello que el profeta continúa analizando las palabras de HaShem  en donde escribe: Hashem dice: “Pero a esto miro, a los humildes y humildes y al que tiembla por Mi palabra”. (66: 2)

¿Qué pasa con estas personas?

Pues estas personas humildes que describe la haftará, sienten la presencia divina donde sea que estén y responden con la debida reverencia y humildad.

Estas son muy distintas a las que requieren de la construcción del Templo, para sentir la presencia de HaShem y, por lo tanto, tienen “preferencia” por parte del Eterno

Pero si para el Templo se exigían sacrificios, también tenemos que realizar algunos en Rosh Jodesh… que estamos a punto de llegar a él.

Qué decimos entonces del Rosh Jodesh?

Rosh Jodesh es una fiesta única porque no hay actos específicos relacionados este día, ni tampoco hay restricción halájica de la actividad productiva.

Sin embargo, el primer día del mes brinda la oportunidad de introspección,

La vida es cíclica y es allí, en este día, cuando tenemos la oportunidad de un nuevo comienzo.

Porque cada Rosh Jodesh nos invita a reflexionar acerca de lo ocurrido durante el mes anterior y…

 A considerar o tomar medidas para que el próximo mes sea una mejora con respecto al pasado.

Enseñanzas

No podemos olvidar que nuestros sabios nos dejan una enseñanza, la que es una mayor dimensión para el Rosh Jodesh

El Tur, por ejemplo, en Oraj Jaim (417) que, el Rosh Jodesh en realidad tenía la intención de ser un Yom Tov a gran escala.

El Tur, en otra de sus citas, explica que los doce días de Rosh Jodesh fueron destinados a corresponder a las doce tribus.

Este enlace revela que cada Rosh Jodesh realmente tiene un aspecto único en sí mismo y que una de las notables cualidades de las tribus bíblicas está disponible para nosotros cada mes.

Sin embargo, como explica el Tur, debido a un desafortunado error del pueblo judío, esta oportunidad ha sido, en gran medida, mal entendida por cada uno de nosotros.

 

Pero en la era de Mashiaj este error será rectificado y la experiencia de Rosh Jodesh realmente alcanzará su capacidad prevista.

Yeshaya reflexiona sobre esto y dice al final de esta haftará: “Y será que de mes en mes … todos vendrán y se postrarán ante Hashem”. (66: 23)

El Psikta Rabbsi (1: 3) explica que en los días del Mashiaj tendremos el privilegio de unirnos a Hashem cada Rosh Jodesh.

Y Ya Hashem no tendrá que residir entre nosotros sino nosotros con Él

Entonces, que tengamos un Rosh Jodesh muy especial, lleno de introspección,

Especialmente que entramos al mes de Elul, que se anticipa a las celebraciones de Rosh haShaná, Yom Kipur y Sucot.

08/08/18