La prohibición de raparse la cabeza en el judaísmo

La prohibición de raparse la cabeza en el judaísmo

28/07/2018 0 Por Max Stroh Kaufman

La prohibición de raparse la cabeza

Que sabemos de la prohibición de raparse la cabeza en el judaísmo?

Son muchas cosas.

La Cabeza entera.

Según los eruditos bíblicos, el afeitado del cabello, particularmente de las esquinas de la barba, era originalmente una costumbre de luto, y este comportamiento aparece, en el Libro de Jeremías,como veremos más adelante.

Y en Deuteronomio / devarim encontramos una aclaración: Ustedes son hijos de Adonai su Elohim. No deben cortarse ni rasurarse la parte delantera de la cabeza a causa de los muertos.

Y a esto Rashi replicó… porque son hijos de HaShem, es apropiado que se vean bien y que no aparezcan con cortes o algunas zonas calvas

Y si alguien decide raparse, la longitud de los pelos con respecto a la vaca roja, de acuerdo con Rabi Yishmael y Rabi Eliezer dice que deben ser lo suficientemente largos como para que se pueda enredar en la uña de un dedo.

En términos modernos, lo suficientemente corto (o largo) para que sea rapado con un alza #2 de la máquina afeitadora.

La gemara (Nazir 58a) afirma que afeitarse la cabeza entera se considera una violación equivalente al afeitarse los peyot.

Si bien la práctica idólatra implicaba dejar el cabello en la parte superior de la cabeza, la prohibición de afeitar los peyot incluye afeitar toda la cabeza.

Esta es la opinión aceptada de todos los principales Rishonim, y está codificada en Shuljan Aruj.

Quizás la razón es que cuando uno corta los peyos, el hecho de que también pueda afeitarse el resto de su cabello no puede evitar su violación actual.

Peyot

Hay dos “esquinas” (“peyot”) en la cabeza, en el lugar a cada lado donde la mandíbula se une cerca de las orejas.

El Shuljan Aruj (Y.D. 181: 9) es quien da las dimensiones de los peyos.

Está escrito que es el área que se extiende desde el cabello opuesto a la frente hacia abajo pasando la oreja hacia la articulación donde comienza la mandíbula inferior.

Todo el ancho de esta zona, está incluido en los peyot, que significa hasta al menos,  en frente de la oreja.

 

¿Cómo se hace el corte?

Algunas autoridades prohíben hacer los cortes tanto con tijeras como una máquina de afeitar, es decir, muy cerca sin dejar nada del cabello cerca de la piel.

La Torá, sin embargo, sólo prohíbe usar una navaja para cortar las esquinas de la barba.

Hay cinco de esas esquinas y muchas posiciones cuando se trata de los detalles, por lo que una persona piadosa no debe usar una afeitadora en ninguna parte de su barba, ni siquiera en su bigote o en su cuello.

No hay diferencia entre una navaja de afeitar real y una piedra afilada que corta el pelo: ambas están igualmente prohibidas.

Aquellos que se quitan la barba usando una crema depilatoria deben tener cuidado de no raspar la crema con un cuchillo, ya que eso podría cortar el cabello.

 

Por qué está prohibido?

La prohibición de cortarse el pelo, incluyendo los peyot está asociado con otras prohibiciones relacionadas con la idolatría (tatuajes, cortar la piel, adivinar)

El Tur, Rambam, El Darjei Moshe, El Sefer Hajinuj y muchos otros textos y autoridades apoyan esa posición: hay que diferenciarse de los idólatras y esta es una de las maneras.

Otra prohibición está dada por una regla contra las personas que cortan sus propios cuerpos y sus cabellos, en beneficio de los muertos.

 

Hay dos excepciones

La primera, si uno necesita afeitarse en esta área por razones médicas.

Sin embargo. se debe tener cuidado de no afeitarse completamente la piel

La segunda… se relaciona con el servicio a HaShem en el Beit Hamikdash.

Permitimos que los Leviyim al comienzo de su servicio, y el nazir en la conclusión de su nezireato,se afeiten todo su cabello (incluidos los peyos).

El rabino Margoliyos explica que tanto el caso de Levi como el de Nazir incluyen recordatorios inherentes de que la intención es puramente por el Cielo y no se mancha por ninguna intención idólatra.

Se supone que los leviyim solo deben afeitarse la cabeza al comenzar su avodá, donde es evidente que van a servir a HaShem.

Una vez que han comenzado su avoda, ya no se les permite afeitarse la cabeza.

Porque para los leviim está escrito:

Nadie se contaminará a sí mismo por ninguna persona [muerta] entre sus parientes, 2 a excepción de los parientes más cercanos a él …  

No raparán (???) ninguna parte de sus cabezas, ni cortarán el crecimiento lateral de sus barbas, o hacer cortes en su carne. 6 Serán consagrados a Adonai y no profanarán el nombre de HaShem; porque ofrecen las ofrendas del Eterno por fuego, el alimento de su Elohim, y así deben ser santas.

En cuanto al nazir, el hecho de que él se quema el cabello como parte de un sacrificio a Hashem demuestra claramente que no hay intenciones idólatras.

Además, ni el Levi ni el Nazir dejarían ningún pelo en la parte superior de sus cabezas, distinguiendo así su corte de pelo del de un idólatra..

Otras excepciones pueden ser;

Para el Nazir afeitarse después del contacto con un cadáver,

En el caso de mujeres cautivas, se afeitan después de llorar la muerte de sus padres,

Por último, el Libro de Amós, los Libros de Isaías y de Miqueas, retratan al Eterno instruyendo a los israelitas a afeitarse. la cabeza como un acto de luto

 

Veamos estas referencias:

1.- Amos Convertiré tus festivales en luto y todas tus canciones en endechas; Pondré cilicio sobre todos los lomos y tonsuras en cada cabeza. Lo haré llorar como por un hijo único, todo como en un día amargo (Amós 8:10).

2.- Mija / Miqueas Quítate el cabello y pónte calvo para los niños en los que alguna vez te deleitaste; hazte tan calvo como un buitre, porque ellos han sido desterrados de ti (Miqueas 1:16).

3.- Isaías Fue al templo a llorar, Dibon [fue] a los santuarios al aire libre. Sobre Nebo y Medeba Moab está llorando; en cada cabeza hay calvicie, toda barba es esquilada. En sus calles, están ceñidos de cilicio; en sus techos, en sus plazas, todos están llorando, derramando lágrimas (Isaías 15: 2)

4.- Isaías: Mi Señor de los Ejércitos convocó en ese día a llorar y lamentar, a tonsurar y ceñir con cilicio (Isaías 22:12).

5.- Jeremías Grandes y pequeños por igual morirán en esta tierra, no serán sepultados; no los lamentarán los hombres, ni los herirán ni se tonsurarán por ellos (Jeremías 16: 6).

6.- Ezequiel Se ceñirán de cilicio y el horror los cubrirá; cada rostro traicionará la vergüenza, y toda cabeza se volverá calva (Ezequiel 7:18).

¿Algo más que debamos saber?

 

1.- Importante recordar esta postura. El Shuljan Aruj dice que una mujer no debe afeitar un hombre

2.- una minoría de mujeres jasídicas se afeitan sus cabezas, no porque sea un mandamiento religioso, sino que es una costumbre que algunas mujeres han adoptado durante generaciones.

Por qué?

De acuerdo con la ley de la Torá, una mujer comienza a cubrirse el cabello después del matrimonio, y algunas mujeres prefieren mantener el cabello corto, porque es más cómodo y fácil de cubrir debajo de una peluca o una bufanda.

Una posible razón por la cual algunas mujeres jasídicas eligen afeitarse la cabeza es evitar los problemas halájicos mientras se sumergen en un Mikve (baño ritual) donde, para que la inmersión sea kosher, la mujer debe estar completamente sumergida incluyendo hasta el último hilo de ella cabello.

No tener pelo, o tenerlo muy corto elimina este problema.

Concluímos el estudio sobre el raparse la cabeza en el judaismo