Objetos en los Bolsillos

PorMax Stroh Kaufman

Objetos en los Bolsillos

Objetos en los bolsillos

Nos comenta un lector: “Tuve que hacer un viaje inesperado, por asuntos de negocios, y ellos me tomaron más tiempo del que tenía programado: por este motivo, no pude regresar a mi ciudad de origen y porque iniciaba el Shabat, decidí no viajar: y empecé a buscar un hotel donde permanecer; sin embargo  había escuchado que tenía que desocupar mis bolsillos para no transportar nada en ellos, si quería caminar, mientras durara mi estadía inesperada en la ciudad… ¿Qué hay de cierto en ello?”

Consultamos las fuentes, el Shulján Aruj y otros en  donde encontramos respuestas acerca de la tenencia de objetos en los bolsillos, en Shabat.

En todas las fuentes hay una fuerte tendencia a recordar y diferenciar lo que son “espacios públicos y espacios privados” y la posibilidad de movilizar y cargar objetos entre ellos.

Los rabinos y los estudiosos nos ponen esta situación bastante complicada: ellos dicen que si el objeto es tal, que no se puede desechar porque la persona podría sufrir de una pérdida financiera importante, cuando sea posible, se le debe entregar a un gentil, un sordomudo, un loco o un niño. En caso que no lo sea, este debe ser desechado, inmediatamente, más no colocándolo simplemente en el suelo, porque ello constituiría una “colocación” que se combina con el “desarraigo” y constituyen una violación de la prohibición de transportar. Pero entonces: ¿Cómo se hace? Hay que entregar las cosas que se tengan en los bolsillos, mientras las dos personas, el que entrega y el que recibe estén en movimiento (comparémoslo con una carrera de relevos), ya que detenerse a entregarlos vendría a ser siendo como si se detuviese a descansar, y constituye una violación a la prohibición de transportar objetos en Shabat. Si estas opciones no están viables, ellos sugieren que se debería descartar el objeto en una manera bastante inusual, la que consiste en tirarlo, y luego recogerlo y caminar en incrementos menos de cuatro Amos a la vez

¿Complejo? Puede ser, pero es la solución que presentan las fuentes, para si “se nos olvidan objetos en los bolsillos, en el Shabat”

Damos gracias a nuestros lectores por sus preguntas e invitamos a todos a que sigan investigando, en lo posible daremos respuestas ajustadas a las fuentes bíblicas cuando corresponda, y en otros según la necesidad.

02 de Julio de 2014 –

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

Deja un comentario