Quebrantamiento – desde la óptica judía

Quebrantamiento – desde la óptica judía

10/07/2018 0 Por Max Stroh Kaufman

Quebrantamiento

¿Cómo es desde la óptica judía?

Para hablar del quebrantamiento, lo primero que debemos saber es su definición

Encontramos que la palabra quebrantamiento tiene origen en el latín, crepantare,  que significa quebrar o crujir y señala, primordialmente, la violación de una ley, norma o contrato.

Es un término que puede ser usado en términos económicos, gastronómicos, comerciales, financieros y religiosos.

Resaltamos quizás una parte desconocida para muchos que es la gastronómica:

En España existe una preparación que se llama “Duelos y Quebrantos” basado en el ayuno sobre la carne de cerdo que tenían musulmanes y judíos, y “duelos” precisamente por el duelo que tenían las personas de esas religiones una vez que se saltaban el citado ayuno.

La noción de quebranto, desde el punto de vista religioso suele o puede referirse a la pérdida de fe:

También a algo conocido como “un bajón anímico”.

En el cristianismo y catolicismo, el quebrantamiento es aceptado como una forma en la cual se  pide que se pueda aceptar la disciplina que el Eterno exige y cada uno pueda  empezar a hacer los cambios necesarios en su actuar y pensar, para poder agradarle a él, en todo lo que hacen”.

(La mayoría de las ocasiones se manifiesta en oración a Jesucristo)

Desde esa óptica señalan que el quebrantamiento se da de dos maneras.

Uno es en forma gradual, y en segundo lugar, inesperadamente.

Y el orden puede ser en cualquiera de los dos sentidos.

Independientemente de cuantas adversidades enfrenten diariamente, y que puede requerir algunos años para completar el proceso de quebrantamiento.

Hast que llega el momento específico en el que la persona acepta la voluntad de su ser superior.

 

Existe el quebrantamiento en el judaísmo?

 

Revisemos palabras de los profetas:

 

Yeshaya(hu) / Isaías 57:15:

Porque así lo dijo el Altísimo y Exaltado, Que mora hasta la eternidad, y Su nombre es Santo, “Con los nobles y los santos que habito, y con los quebrantados y humildes en espíritu, para revivir el espíritu de los humildes y revivir el corazón de los quebrantados

Ki ko amár ram venisá shojén ad vekadosh shemó meróm vekadosh eshkón veét dijá ushpal rúaj lehajayót rúaj shefelim ulehajayót lehejayiot lev nidkeeím

 

1 Samuel 5:9 Y fue, después de que lo trajeron, que la mano del Señor estaba sobre la ciudad (con) un gran pánico, y quebrantó a la gente de la ciudad, tanto jóvenes como mayores, y las hemorroides estallaron en sus partes ocultas .

 

Mishlé / Proverbios 16:18 Antes de la destrucción viene el orgullo, y antes de tropezar [viene] un espíritu arrogante.

 

Isaias / Yeshaya(hu) 47:11 Y el mal vendrá sobre ti, no sabrás cómo eliminarlo mediante la oración; y la calamidad caerá sobre ti, no sabrás cómo librarte de ella; y el quebrantamiento vendrá sobre ti de repente, no lo sabrás.

 

Se quebrantaron Daniel, Iyob, David… y las historias son conocidas

El judaísmo aunque lo reconoce, no lo utiliza de la misma forma como lo hacen otras religiones

¿A que se refiere el quebrantamiento?

Hace énfasis en el trabajo espiritual…

El Eterno es el artesano y es quien tiene sus propias herramientas para llevarnos al quebrantamiento y así poder moldearnos con facilidad.

El trabajo espiritual se da para que nuestro orgullo disminuya, para que mejoremos las relaciones interpersonales, para que aprendamos a hacer mitzvot no simplemente por cumplirlas sino que sea desde el fondo de nuestro corazón.  

Se sobreentiende que no podremos ayudar a los demás; mientras nosotros mismos no hayamos aprendido lo que necesitamos aprender.

Estas las lecciones, hacen que El Eterno pueda utilizarnos en las misiones que nos recomienda.

Muchas áreas de nuestra vida requieren disciplina y quebrantamiento progresivo, para que lleguemos a ser útiles para el propósito que tiene HaShem en nuestras vidas

Y el trabajo espiritual en cada judío consiste en la búsqueda de aquello que trasciende el momento y la necesidad individual.

El trabajo que permite conectarnos con El.

¿Cómo?

Un trabajo espiritual que me obliga a preguntarme

¿Cuáles son mis derechos y mis obligaciones?

¿Qué me debe el mundo y que le debo yo al mundo?

¿Cómo puedo proclamar en mis actos que, en última instancia, HaShem lo posee y sabe todo?

¿Acaso El Eterno me aprobará en lo que hago?

¿Cuál es mi actitud en el hogar, la sinagoga?,

¿Qué relación tengo con Jerusalém y/o, la Tierra de Israel?,

¿Cómo debe ser mi comportamiento en tiempos sagrados (Shabat y festivales, el ciclo de vida)?,

¿De qué manera deben ser mis relaciones con los demás (padre / hijo(a), esposo (a), maestro / alumno, hermano (a)

Quizás surgirán mil pregunta más…

Pero todo esto conduce, como hemos mencionado, a un trabajo espiritual.

¿Entonces?

Un trabajo que lo lleva a una a confiar en Él, porque sabemos que, el que desobedece los mandamientos de HaShem, que no confía en Él y lo desobedece tendrá sus esperanzas frustradas

Escrito está en el Yalkut Shimoni Tehillim 32 / #719:
Dice el rabino Eliezer y el rabino Tanchum en nombre del rabino Yirmiya: incluso una persona malvada que tenga fe en Hashem será rodeada de favor.

Cuando se vive plenamente en ese trabajo espiritual en el que HaShem ha hecho que doblemos rodillas ante Él, nos permitirá llegar a la Santidad

Santidad o Kedusha, que, en el judaísmo se convierte en un Kidush haShem, una santificación del Nombre del Todopoderoso

Y nos involucra con el tikun olam y finalmente la Gueulá o Redención

Esto sería el quebrantamiento desde la óptica judía

 

10 de julio de 2018 – 27 de Tamuz de 5778