Category Archive Enseñanzas

PorMax Stroh Kaufman

¿Por qué bendecimos cuando estornudamos?

El estornudo y la bendición.

Comencemos explicando que, un estornudo es un acto reflejo convulsivo de expulsión de aire desde los pulmones a través de la nariz, fundamentalmente, y, eventualmente, por la boca. Por lo común es provocado por partículas extrañas que provocan la irritación de la mucosa nasal.

El estornudo, es un reflejo que tiene dos fases: una fase inspiratoria espasmódica inicial seguida por una fase espiratoria nasal y oral. Como consecuencia de ello, el aire puede salir a una velocidad que puede llegar hasta los 160 kilómetros por hora. Y la nube de partículas de saliva (con o sin gérmenes, según sea el caso) alcanza a cubrir un área aproximada de 8 metros cuadrados.

Este es un reflejo, por lo general, muy difícil de evitar, aunque existen cientos de “remedios de abuela” para evitarlos, ninguno eficaz ni siquiera en un 50%

El estornudo también se caracteriza porque puede ser unitario, o repetitivo, 3 o más veces seguidas, donde posiblemente, el cuerpo está garantizando al máximo, la eliminación de sustancias nocivas que están en las vías respiratorias.

Y es una costumbre muy personal, producir un sonido con el estornudo. En español puede ir desde sonidos como el Achís, Achús,  hasta palabras elaboradas como Jesús y Washington entre otras. Por supuesto que cada cultura e idioma tiene su “propio sonido”

 

¿Cuáles son los orígenes de esta costumbre?

La costumbre de bendecir a la persona que estornuda es muy antigua: En el caso del judaísmo, encontramos una respuesta en el Talmud, en el midrash de Pirkei DeRebe Eliezer que nos cuenta que, desde el momento de la creación,hasta Yaakov,  la gente nunca se enfermaba.

Lo que sucedía era que, si a una persona se le ocurría estornudar, sin importar el lugar donde estuviera, su neshama o alma abandonaría su cuerpo e inmediatamente moriría.

 

Yaakov, en su momento, oró al Creador por misericordia para que esto ya no ocurriera.

Su súplica fue la siguiente: “Maestro del Universo, por favor no me quites el alma hasta que tenga la oportunidad de dar mi última voluntad y bendecir a mis hijos y nietos”.

Esto se refiere básicamente al momento en que la Torá describe el momento cuando se le dice a Yosef que su padre está enfermo.

Este relato manifiesta que todos los reyes de la tierra escucharon estas noticias y se quedaron perplejos porque desde el tiempo de la creación del mundo hasta ese momento nadie había estado enfermo.

El midrash concluye que cuando una persona estornuda, las personas a su alrededor están obligadas a alabar al Eterno, quien ha convertido la muerte en vida.

 

Por otro lado, en otras civilizaciones milenarias, se creía que los espíritus malignos utilizaban el estornudo como una oportunidad para entrar en el cuerpo de una persona.

 

La costumbre “global” de bendecir cuando se estornuda, se originó en la época de la peste negra básicamente pensando en que al bendecir, la persona no moría, y el que bendecía no se contagiaba de la enfermedad. y la instauró el Papa Gregorio, aproximadamente hacia el año 600 de la Era Común.

 

La contraparte judía a esta costumbre está explicada en la Mishná Berurá. Está escrito que una persona debe bendecir con buena salud al que estornuda y al que el estornudo debe responder “baruj teheyú”, cuya traducción aproximada sería, “que seas bendecido”

Otra frase que se describe es “yeshuatéja kiviti Hashem” que se traduciría como “Hashem.por tu salvación yo espero”  

El Elya Rabba, refiriéndose a dicha práctica, lo explica de la siguiente manera: “quien pide la Divina misericordia para su amigo, obtendrá respuesta primero, para sí mismo”

 

Otros datos nos relatan que, como se pensaba que el corazón se detenía momentáneamente durante un estornudo, el decir “Que Dios te bendiga” era una manera de darle la bienvenida a esa persona, a la vida.

 

Los egipcios y griegos por otro lado, veían en el estornudo un augurio. Así, era bueno estornudar por la tarde, mientras que hacerlo al levantarse de la cama o de la mesa podía ser nefasto.

Aquel que había estornudado al nacer era tenido por dichoso. El estornudo hacia la izquierda era un signo de mal agüero, pero bueno, hacia la derecha.

En todos los casos, los griegos exclamaban ¡Vivid! y ¡Que Zeus te conserve!

Por su parte, los romanos empleaban la expresión, ¡Salve!, ante tal circunstancia; y serían los primeros cristianos quienes sustituyeron la invocación a dioses paganos por el suyo.

 

En muchos idiomas se puede evidenciar la práctica de bendecir, cuando se estornuda: En Inglés: “God Bless you”

En Alemán o Yidish la palabra “Gezundheit”, es para “desear buena salud”

En árabe, Alhamdulila  que significa, Alabado sea Dios, y el que estornudó suele responder Ráhima Alá que quiere decir, que Alá se apiade de tí

En francés,à tes souhaits”, literalmente, “por tus sueños”

En Ruso: Nasdarovia, literalmente, que sea(n) saludable(s)

En hebreo (moderno) se dice Labriút que traduce, por la salud

   

Y, ¿Qué pasa cuando se estornuda muchas veces de seguido?

Costumbres con relación a los estornudos múltiples o repetitivos hay muchas: en algunos países de América Latina, se acostumbra a decir, Salud, Dinero y Amor, con el primer, segundo y tercer estornudo consecutivo: si hay más, se responde “ya es gripa” o también “alegrías”

En Yidish, para el judío, en el caso de los estornudos múltiples, se dice “tzu gezunt” (por salud); la segunda vez, “Tzum leben” (por la vida), y la tercera vez “tzu lange yoren” (por largos años)

Incluso, hay una tradición (agüero) de jalar suavemente el lóbulo de la oreja o la misma oreja.

Aunque no se conoce el origen de esta tradición, esta postura era la de jalar la oreja de alguien que estornudó mientras se hablaba de algún muerto. los estornudos acompañado de una frase, muy parecida a la anterior, pero que dice “tzu langehmazaldikker yohrn” que traduce por años largos y llenos de suerte.

Esta costumbre es para que nada malo nos pase; para que el muerto, que podría estar acompañado de un espìritu, o ser un dibuk,  no nos lastime.

 

De cualquier manera, vemos que la tradición de bendecir cuando estornudamos, es muy antigua y persiste en muchas culturas.

Tal vez, la fuente más antigua, es la Torá, como revisamos.

Sin embargo, en el judaísmo, hay quienes han optado por cambiar la actitud de bendecir por la de desear salud (labriút), porque puede haber ocasiones en las cuales se estornuda en sitios inapropiados como los servicios sanitarios, que quizás no estén limpios, y preocupa el “usar el nombre del Eterno en esas condiciones”.

Conclusión:

La bendición de todas maneras, lo que busca es precisamente eso: Bendecir.

Entonces, bienvenida la bendición, aunque hoy en día es una práctica con tendencia a desaparecer.

 

24 de Noviembre de 2017 -06 de Kislev de 5778

 

PorMax Stroh Kaufman

Exito: definición y la perspectiva judía

ÉXITO: DEFINICIÓN

 

Éxito es un término proveniente o relacionado con exitus del latín, que significa salida, y se refiere al  resultado o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento.

Hay que tener en cuenta que la noción de éxito es subjetiva y relativa.

Porque una cosa es ganar una competencia, allí se fue exitoso UNA SOLA VEZ, mientras que en otros campos de acción, por ejemplo estudios, negocios, entre otros, es de permanente dedicación y esfuerzo

Una vez se alcanza el éxito en estos campos, siempre habrá otra persona que quiera superarnos, y por ello es la dedicación

A menudo asociado con la victoria y la obtención de grandes méritos, el éxito es parte de nuestra vida casi cotidiana y en general no se comparte con mucha gente.

En lo que hace a la subjetividad, podemos decir que cada vez que nos proponemos algo y lo conseguimos, sea mejorar nuestras condiciones laborales, aprobar un examen, dejar de fumar o simplemente ahorrar dinero para darnos un gusto, somos exitosos.

Sin embargo, la sociedad suele establecer una relación entre éxito, riqueza material y fama. Esta visión distorsionada y pobre de la realidad, afecta a muchísimas personas, generando un esquema simplificado de la vida que separa a exitosos de fracasados.

Y es justamente esta última palabra la que, al ser tomada como contrapartida de la primera, genera aún más confusión.

El éxito no debería ser entendido como algo unidimensional, sino como la consecución de un objetivo, sea pequeño y de carácter íntimo o grande y con gran repercusión.

Cabe destacar que la psicología habla del miedo al éxito cuando alguien que está cerca de alcanzar alguna meta personal desarrolla una acción, ya sea inconsciente o consciente, para no prosperar.

Ese miedo al éxito: es un miedo a veces innato en cada individuo o creado por la presión de amigos y familiares, este miedo se infunda en que la persona decide tomar un camino, pero las palabras, que desde niño se nos han inculcado como “ten cuidado”, “es peligroso” y muchas otras, tienen más peso que nuestra voluntad.

Muchas veces el miedo al éxito también es el resultante de los engaños que nos transmiten los medios de comunicación gracias a retorcidos y engañosos mensajes.

A veces también sucede que, los seres humanos no siempre ansiamos lo mejor para nosotros y nos conformamos escasamente con “lo que tenemos”, y pocas veces nuestros deseos nos mueven hacia resultados satisfactorios y beneficiosos.

La religión y los mensajes religiosos también ejercen una fuerte influencia en el resultado.

Todo lo relatado anteriormente, genera que, aquella persona, que se ha establecido un objetivo específico o determinado,experimente en su cerebro, sensaciones que le incomodan, le angustian, y le impiden continuar con la determinación que se tiene; y allí está presente ese miedo al éxito, que nuestra mente maneja a la perfección y no nos deja abrirnos hacia el camino que todos queremos.

ÉXITO EN EL JUDAÍSMO

El éxito en el judaísmo lo podemos resumir en una sola frase: “De acuerdo con el esfuerzo, así será la recompensa”

Lo dice Pirke Avot 5:27; libro que hace parte del Talmud, el cual recoge TODA la Tradición Oral, desde que la recibe Moshé en el Monte Sinaí. hasta que llega a la Gran Asamblea,y allí la distribuye en instrucciones específicamente dirigidas hacia los padres.

El éxito para el judaísmo supone que en algo debemos estar fallando, ya que cada mañana se nos brinda una oportunidad renovada de apuntar a la trayectoria del éxito. (Nos lo demuestra el rezo matutino)

Cada mañana oramos por todo, la salud, la parnasá, Israel, y cubrimos todos los aspectos de nuestras vidas (la terrenal y la del Olam HaBá) y hacemos énfasis en las virtudes y rasgos únicos y particulares que El Eterno nos dió; por ejemplo, el hombre dice “gracias por no hacerme mujer” y la mujer dice “gracias por crearme a Tu voluntad”

También podemos verlo cuando Moshé le pregunta al Todopoderoso “¿quién soy yo para ir al Faraón?” Nuestros sabios nos dicen que HaShem no le responde, ya que es Moshé quien debe descubrir  quién es, y debe moldearse para cumplir con su misión

El concepto anterior lo refuerza Maimónides, con su texto Leyes de Teshuva 5: 2 diciéndonos que ”Todos y cada uno de nosotros los judíos deberíamos esforzarnos por llegar a ser tan grandes como Moshé “.

El judaísmo sabe qué, procesos elementales de nuestras vidas como iniciar, conformar y mantener un negocio; tener un título universitario, inventar un producto; curar a un paciente, ganar una demanda, son cosas que todos tenemos que hacer y, lograrlas, es parte del éxito. Prácticamente para ello estamos en este mundo.

Aún tener una familia y garantizarle a ellos un “adecuado estilo de vida” es parte de nuestra razón de existir

Pero, el judaísmo no olvida que tenemos un alma, que hay que alimentar, de igual manera como se alimenta el cuerpo y hay una serie de consideraciones que observar, descritas en la Torá, que sirven de “alimento espiritual” y no son muy difíciles de manejar.

Ejemplo: cultivar la amabilidad a pesar de todos los inconvenientes. Pedir disculpas cuando se lastima a alguien: Levantarse todas las mañanas para elevar una oración. Dar caridad a alguien aún cuando no la haya solicitado.

Son ellos y muchos más, los pequeños momentos de conexión, bondad, sabiduría y amor que alimentan el alma.

Somo llamados  “Hijos del Eterno” Banim atem laAdonai Elohéijem (Deuteronomio / Devarim 14:1, y en Talmud – Pirkei Avot 3:18). Nuestro Padre Celestial, por consiguiente quiere que tengamos todo lo bueno.

Pero con un equilibrio entre lo racional y lo espiritual.

Esto es justamente lo que el Talmud, en palabras del Rabino Yishmael, opina: “Combina el estudio de la Torá con una ocupación mundana”

Es sólo enfocar nuestros esfuerzos por el camino correcto, como lo describe la siguiente leyenda: Se cuenta la historia del rabino Levi Itzjak de Berditchev, que vio a un hombre corriendo sin aliento por el mercado.

“¿Se puede saber por qué estás corriendo tan rápido?”, Preguntó el rabino.

“¿Qué quieres decir con por qué estoy corriendo tan rápido? ¡Me apresuro en mi búsqueda de mi sustento! “

“¿Cómo sabes que tu sustento está frente a ti y estás corriendo para alcanzarlo? Tal vez está detrás de ti, ¡y en realidad estás huyendo de eso! “

 

Lo hemos visto centenares de veces: cuando Israel hace la voluntad de HaShem, ellos tuvieron “lluvia de bendiciones”, lo que implica éxito..

Este es el verdadero secreto del éxito: Independientemente de nuestras limitaciones mortales, nuestro potencial para la grandeza es ilimitado cuando tenemos el poder del Todopoderoso detrás de nosotros.

 

13 de Noviembre de 2017 – 24 de Jeshvan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Miedo

Miedo

 

Escrito está en Devarim / Deuteronomio 7:17-21

-No deberás tener miedo (lo tira) de ellos.

-Seguramente recordarás lo que Hashem, tu Elohim hizo a Faraón y a todo Egipto:

-Las pruebas grandes que vieron tus ojos, y las señales y las maravillas, y la mano fuerte, y el brazo extendido por el cual Hashem, tu Elohim, te sacó,

-Así lo hará Hashem, tu Elohim, a todas las naciones ante las cuales tienes miedo (yaré). Además, Hashem, tu Elohim, lanzará el avispón contra ellos, hasta la destrucción de los que quedan y de los que se esconden ante ti.

-No te intimides / te asustes / quebrantarás (lo taarótz) delante de ellos, porque Hashem, tu Elohim, está en medio de ti, un Dios que es poderoso y temido (nora).

Varias veces, y con palabras diversas, en los versículos anteriores, se nos está advirtiendo algo: No tener miedo.

&nbsp

Tener miedo, es normal en los seres vivos.

El miedo es, simplemente, una emoción como cualquier otra.

Tiene aspectos positivos y negativos.

El miedo positivo es lo mejor que podemos tener: nos estimula.

¿Por qué?

Porque nos impulsa a estar fuera del mundo de los sueños y 100% en la realidad, a cumplir con nuestras expectativas.

Nos ayuda a salir de la mediocridad, algo que en términos de autosuperación se suele llamar como “zona de confort”

El miedo positivo, como lo hemos llamado, nos lleva a soñar los sueños más elevados posibles y nos ayuda a elaborar un plan para lograrlos.

 

Si el miedo fuera malo, ¿Por qué nos subimos a aterradoras montañas rusas y vemos películas con abundantes escenas de horror?

Eso es sólo un pequeño momento de nuestras vidas, podremos decir.

Pero después alardeamos de ello.

Y así puede llegar a ser todo en nuestras vidas, si sabemos “dominar” el miedo.

Si sabemos cómo “no tener miedo”

PREGUNTÉMONOS:

¿Tiene miedo la oruga de transformarse en una hermosa mariposa?

En nuestro caso, El mismo Hashem, nos está insinuando que confiemos en Él; que hagamos su voluntad.

¿Acaso no recordamos cuando nos montamos por primera vez a una bicicleta (patines etc)?

¿No estaba acaso uno de nuestros padres detrás de nosotros diciéndonos que no tengamos miedo?

¿Y cuál fue nuestra sensación cuando logramos controlar la bicicleta y rodar bajo nuestro propio impulso?

 

El miedo no es tan malo como parece: trae recompensas: pero volviendo a las frases del versículo, nada es comparado con hacer la voluntad de nuestro Creador, aunque sea una elección difícil.

Definitivamente eso es lo que El Eterno quiere que hagas.

Que confíes en Él

No tengas miedo.

 

25 de Octubre de 2017 – 05 de Jeshvan de 5778

Artículo redactado por Dr Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Paga tus deudas… Poder de la Teshuva

Paga tus deudas… Poder de la Teshuva

Leyenda jasídica

Se cuenta que el Rabino Iehoshua Milner  era una persona que vivía del fruto que le producía el molino que poseía en las afueras de Jerusalém en el siglo 19. El gigante molino se movía por el firme y paciente andar de un caballo que pasaba sus días caminando continuamente en círculo.

El Rabino Iehoshua, sin embargo, nunca era visto en el molino. Era un hombre devoto y erudito, y dejaba que todo el trabajo del molino fuera dirigido por su gerente, el también Rabino Shmuel. Esto le permitía consagrar todo su tiempo al estudio de la Torá.

Cuando Shmuel, el gerente, falleció, fue contratado otro hombre para vigilar el funcionamiento del molino. Este nuevo gerente decidió mejorar el rendimiento del molino reemplazando el lento y viejo caballo por un nuevo animal, muchísimo más fuerte que los otros caballos que habían trabajado allí.

El nuevo caballo logró realizar el trabajo más rápidamente que el anterior, y se hizo conocido como “el caballo maravilloso”.

Pronto este magnífico ejemplar se hizo famoso, y vinieron postores de cerca y lejos para comprar el fabuloso animal.

El Rabino Iehoshua, sin embargo, no deseaba venderlo y se negaba a todas las ofertas. Pero no importaba cuántas veces dijera “no” y a cuántas personas desairó; las ofertas continuaban viniendo.

Finalmente, el rabino Iehoshua se cansó de las incesantes interrupciones a su estudio de Torá.

Así que puso un precio para “el caballo maravilloso” de 25 Napoleones- una suma que podía mantener a una familia durante dos años.

¡Ciertamente, nadie sería tan insensato para hacer una oferta como esa! El rabino, sin embargo, desestimó la tenacidad de sus compradores. En algún momento, un comerciante propuso la suma, y el trato se cerró.

La noche antes de la venta, el rabino Iehoshua no podía dormir. Trató y dio vueltas en su cama hasta que finalmente, en medio de la noche, se vistió y dejó la casa, diciéndole a su familia que volvería pronto.

Los empleados se asustaron al ver al dueño, llegar al molino.

Si nunca visitaba el molino durante el día, ¿qué estaba haciendo allí en medio de la noche? El rabino Iehoshua caminó directamente al caballo mientras todos lo miraban.

Se detuvo al lado y susurró unas palabras en la oreja del poderoso animal. Inmediatamente, el caballo cayó muerto en el lugar. El rabino Iehoshua no dijo nada y volvió a su casa.

Al día siguiente las noticias corrieron rápidamente. “El caballo maravilloso” había muerto la noche anterior, y sin una razón clara.

Reb Iehoshua llamó a su familia y relató la asombrosa historia.

“Anoche no podía dormir durante horas, y cuando por fin lo logré, tuve un sueño muy extraño.

En él, mi empleado anterior, Shmuel, aparecía ante mí y decía: “Debo confesarme. No fui el gerente estupendo que usted piensa.

Le robé a lo largo de los años que trabajé en el molino.

Cuando morí y estuve ante la Corte Celestial, se me informó que la única manera en que podría expiar mi terrible pecado contra el hombre y Di-s era volver a la tierra en forma del caballo del molino, para que pudiera rembolsar mi deuda.

Me dieron un cuerpo especialmente fuerte para poder trabajar excepcionalmente. Durante meses me esforcé, redimiendo lo que le robé a través de los años.

“Pero parece que hice demasiado bien mi trabajo, porque me hice famoso por mi fuerza y vitalidad. Cuando oí que usted estaba planeando venderme, me horroricé.

No podría expiar mis pecados a menos que trabajara para usted en su molino. Si usted me vendía, tendría que volver una vez más a la tierra, para reparar mis fechorías.

No podía soportar la idea de regresar nuevamente, por lo que le pido, por favor, perdóneme por lo que le hice”.

“Cuando oí su súplica, salté de la cama y corrí inmediatamente al molino.

Me acerqué al caballo y le dije que lo perdonaba con todo mi corazón, y que él ya no me debía un solo centavo.

Cuando oyó mis palabras, expiró, porque había cumplido su propósito aquí en la tierra. Ahora, el pobre Shmuel encontrará la paz en el mundo venidero…”

Paga tus deudas… mientras observas el poder de la Teshuvá.

Recopilado para 321judaismo.com

Fuentes varias. Leyendas Jasídicas. Charlas en Yeshivot.

21 de Octubre de 2017 

PorMax Stroh Kaufman

Bereshit, o como crear una empresa desde cero

Bereshit, o como crear una empresa desde cero

 

Hoy en día, escuchamos mucho la palabra EMPRENDEDOR (ENTREPRENEUR)

Si revisamos el origen de la palabra, El vocablo entrepreneur deriva del francés: aparece por primera vez, a principios del siglo 16 de la era común, para describir a aquellos hombres que se relacionaban con las expediciones militares; luego a inicios del siglo 18, cuando los franceses extendieron su significado para aludir a los hombres encargados de construir grandes catedrales, es decir arquitectos, también extendiéndose a constructores de puentes y contratistas de rutas.

La voz entrepreneur está compuesta léxicamente por el prefijo “in” igual a “en” más “prendere” que quiere decir agarrar o tomar; en nuestro idioma el equivalente es “emprendedor”, pero originalmente el verbo de entrepreneur viene del latín “prenhere” que quiere decir atrapar.

La definición en sentido económico de esta palabra apareció por primera vez por el escritor francés Richard Cantillón, la cual fue: proceso de enfrentar incertidumbre.

Un entrepreneur es un emprendedor y se usa para referirse una persona creativa y que tiene o posee grandes y excelentes niveles de visión y de acción; es una persona que puede desenvolverse y aprovechar las oportunidades que se le presentan en el mercado, entorno que se necesita una gran capacidad de análisis, creatividad, la capacidad de ver negocios e implementar nuevas y buenas ideas.

En pocas palabras, es capaz de crear una empresa desde cero, o mejor, desde un sueño o una fantasía…

 

Nuestra parashá, esta semana comienza con la palabra Bereshit:

Bereshit suele ser traducida como “en el principio” también traducido como “pacto de fuego” al dividir la palabra en “Brit esh”  y también ha sido traducida como “Be Reshit” significando, “en la cabeza del principal” o también, “en primer orden”

 

EL SÓLO Tikunei Zohar cuando se refiere a Bereshit, revela 70 explicaciones diferentes para esta palabra.

 

Si empezamos a analizar esta parashá, podemos comprender que (Be-reshit) “en la cabeza del principal” había unos planes, los cuales estaban simplemente allí, dentro del Creador, antes de la creación, antes de la existencia del tiempo, como parte de un pensamiento, un consejo, un plan y un proyecto.

 

Para que un entrepreneur pueda existir, necesita también, en su interior, un plan, un concepto, una idea, una fantasía, un proyecto, el cual se tiene que hacer realidad, para que el emprendedor, se dé a conocer

 

El emprendedor investiga, adquiere conocimientos en los temas que se van a desarrollar sus actividades.

 

Cuando menos se da cuenta, esa “simple fantasía” se convierte en el entrepreneur, en el motor principal para iniciar una lucha, para comenzar a tomar decisiones determinantes que serán las encargadas de construir su futuro poco a poco, y con perseverancia.

 

Nuestro entrepreneur, El Creador, decidió iniciar esta “fantasía” con un plan: Estaba pensando en el tipo de necesidad que quería cubrir.

La primera parte de este plan, que la Cábala llama “Tzimtzum” o compresión / constricción en el cual, este infinito, conocido como Or Ain Sof se comprime, donde todo que era invisible, se hace visible.

Dice así: En el principio creó Adonai los cielos y la tierra.Y la tierra estaba vana y vacía, y (había) oscuridad sobre la faz del abismo, y el espíritu de Adonai se cernía sobre la faz de las aguas

Bereshit bará Elohim et hashamáim veét haáretz.Vehaáretz hayetá tóhu vavóhu vejóshej al penéi tehóm verúaj Elohim merajéfet al penéi hamáim

 

Para continuar con su plan, debía hacer que las cosas se vieran, por lo tanto, decide crear una la Luz, que deja de ser infinita, como su nombre lo dice, para ser infinita.

Y dice: Y dijo Adonai: Haya luz, y hubo luz.Y vio Adonai la luz, que (era) buena; y separó Adonai la luz de la oscuridad.

Vayomer Elohim yehi or vayehi or.Vayár Elohim et haór ki tov vayavdél Elohim béin haór ubéin hajoshej

 

El emprendedor debe ser lo más ordenado posible en sus cosas: aquí el Talmud nos presenta dos opiniones en cuanto al orden de la creación de los cielos y la tierra. La casa de Shamai enseñó que primero fueron hechos los cielos.

La casa de Hilel enseñó que primero fue hecha la tierra.

Los sabios posteriormente nos explicaron que ambas cosas fueron hechas al mismo tiempo, como está escrito en Isaías / Yeshayahu 48:13: “Ciertamente mi mano fundó la tierra, y mi diestra extendió los cielos; cuando los llamo, comparecen juntos.”

 

Un entrepreneur, en esta fase inicial del desarrollo de su plan, sabe Reconocer problemas  y tiene Visión: es así como. ve oportunidades, donde otras personas ven un problema o una dificultad,

Vemos la respuesta cómo se creó la luz,para que las cosas de su proyecto, se pudieran ver.

Otro de los problemas que identifica, está en la parashá identificado con la palabra tóhu, que puede ser interpretada como ·”caos, confusión, desorden” y Rashí, interpretó este vocablo “tohú” como un asombro y consternación por el estado en el que se encontraba en la tierra.

En este momento, tanto la Cábala como el Zohar concuerdan que este caos, es sólo una parte del proceso, a partir del cual se pretende obtener resultados.

Lo mismo que haría un emprendedor… verificar que el caos que existe en su proyecto, sea sólo la parte inicial, para obtener resultados.

Es así como el Zohar y la Cábala hablan del Jalal (Challal como se translitera en inglés): es una expansión finita de lo conocido, recientemente creado, y de pronto comparable con lo que los científicos consideran la expansión del universo después del Big Bang, y esto fue una parte del plan.

Esto podemos hacerlo equivalente, en parte, a la visión del Entrepreneur, para resolver el problema.

 

El emprendedor, en este paso, no se ve a sí mismo como víctima o producto de la crisis o de las circunstancias, sino como protagonista activo del cambio y generador de nuevas circunstancias.

 

El entrepreneur ve los cambios no como una amenaza sino como un desafío y oportunidad. La capacidad para transformar la crisis en oportunidad es lo que hace la diferencia entre ganadores y los que no lo son

 

En nuestra parashá la lista de cambios ante la crisis planteada es empezar a separar y organizar las cosas:

Y dice: Y dijo Adonai: Haya un firmamento en medio de las aguas y que separe las aguas de las aguas E hizo Adonai el firmamento y apartó las aguas que estaban debajo del firmamento de las aguas que estaban arriba del firmamento; y fue así. Y llamó Adonai al firmamento, cielos. Y fue tarde y fue mañana: día segundo.

Vayomer Elohim yehi rakiá betój hamáim veyehi mavdíl bein maim lamáim. Vayaás Elohim et harakiá vayavdél béin hamáim asher mitájat larakiá ubéin hamáim asher meál larakiá vayehi jen.Vayikrá Elohim la rakiá shamáim vayehí érev vayehí boker yom shení.

 

Retomemos la frase Vayehí erev, vayehí boker...que fue traducido y fue tarde y fue mañana. Es parte de un emprendedor, como ya habíamos mencionado, que su plan vaya en perefecto orden: entonces, podemos tomar la interpretación de Najmánides, que dice que las palabras “vayehí erev”, no quiere decir “y fue la tarde”, sino “y hubo desorden”,

porque la raíz de “erev”, significa “caos”, “mezcla”, “desorden”. Es por eso que la noche es llamada “erev”, porque cuando el sol baja, la visión se hace confusa. La palabra de la Torá para “mañana” es “boker”, qué es lo opuesto. Cuando el sol sale, el mundo se hace “bikoret”, “ordenado”, claro para discernir. De esta manera se explica que los primero días son contados a base de la obra de poner las cosas en orden que antes estaban desordenadas. Cuando un elemento es transformado de desorden a orden se habla de tarde y mañana, “del caos a la armonía”.

 

Un emprendedor, busca retroalimentarse (feedback): esto con el fin de poder continuar con el plan, aplicando las mejoras que sean necesarias, en busca del éxito…

La Torá, nos dice, en el libro de Job / Iyob 38:4-7 que el Todopoderoso no estaba solo en el proceso de la creación sino que contaba al menos con uno de los ángeles, a quien “aparentemente” en este texto, le hace reclamos…

Dice: ¿Dónde estabas tú cuando puse los cimientos de la tierra? Declara, si tienes el entendimiento. ¿Quién determinó sus medidas, si tú lo sabes? ¿O quién estiró la línea sobre él? ¿Con qué se fijaron sus fundamentos? ¿O quién puso la piedra angular de la misma, cuando las estrellas de la mañana cantaron juntas ? ¿Y todos los hijos de Dios gritaban de gozo?

 

El emprendedor sigue su curso, su estrategia y su planteamiento, procurando metas tangibles y a medida que su negocio empieza a crecer, va haciendo toda clase de cambios y adaptaciones para irse adaptando, pero, por lo general, manteniendo un enfoque planteado desde el inicio.

 

La Torá sigue especificándonos como va creciendo “el negocio”, a medida que transcurren “los días” en los que se va añadiendo algo más a la creación: las estrellas, los animales, la hierba, los montes,las zonas secas, etc.

Todo lo anterior, porque hacía parte del plan, estratégico.

Para ejemplo, podemos traer la frase de Tehilim / Salmos 104:19 que dice:

 

Una de las frases de Steve Jobs dice: “Tu trabajo va a llenar gran parte de tu vida y la única forma de sentirte realmente satisfecho es creer que lo que haces es un gran trabajo. La única forma de hacer un buen trabajo es amando lo que haces. Si todavía no lo encuentras, sigue buscando. No te conformes. Así como con los asuntos del corazón, sabrás cuando lo hayas encontrado”.

Al respecto, nos dice la Torá:

Y vio Adonai todo lo que hizo, y he aquí que era bueno en gran manera; …

Vayar Elohim et kol asher asá vehíne tov meód …

Motivación

Esto es una herramienta que se hace parte de la motivación. Es la herramienta principal del emprendedor. La motivación es lo que va a llevar al Entrepreneur a mantener un producto de buena calidad lo que le va a conducir al éxito de su empresa u organización.

Casi que como punto final del emprendedor, es ARMAR un buen equipo de trabajo…dicen las reglas de un entrepreneur: Encontrar un equipo de personas que se comprometan y se apasionen igual que tú por tú proyecto no es fácil, pero es indispensable que cuentes con el apoyo y el complemento de un buen equipo

 

La Torá, en la `parashá Bereshit, nos dice:

Y dijo Adonai: Hagamos un hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y que señoree en los peces del mar, y en las aves de los cielos, y en los animales, y en toda la tierra, y en todo el reptil que anda arrastrándose sobre la tierra

Vayomer Elohim naasé adám betzalménu kidemuténu veyirdú bidegat hayám uveóf hashamáim uvabehemá ubejol haáretz ubejól harémes haromés al haáretz.

El Eterno habla con los ángeles, su complemento como equipo de trabajo…

Cuando el emprendedor llega a esta fase, donde tiene todo listo para lanzar su producto,para poner a funcionar su empresa, o a consolidar su sueño, es cuando se toma un respiro Y LANZA SU PRODUCTO…. Este es el momento en que se debe poner a prueba toda la capacidad que se tiene como emprendedor, ya no es el papel o un simulador, es la vida real y tendrás que enfrentar toda clase de retos y desafíos que, en nuestra parasha, lo vemos de la siguiente manera:

Y terminó Adonai, en el día séptimo, la obra que había hecho, y descansó en el día séptimo de toda la obra que hizo.Y bendijo Adonai al día séptimo, y le santificó, porque en él holgó de toda su obra, que creó Adonai para hacer.

Entonces, se empieza a utilizar otras herramientas como las que están estipuladas por la escala PHVA

En una forma más fácil de comprender, es cómo realizar una prueba piloto, en la que se verifica que lo que se ha hecho funciona correctamente y da el resultado deseado. Entonces, se realizan cambios: si ellos, no satisfacen las expectativas se modifican para que funcionen conforme a lo esperado.

La Torá nos cuenta: E hizo brotar el Eterno, de la tierra, todo árbol agradable a la vista, y bueno para comer, y el árbol de vida (estaba) dentro del jardín, y el árbol del conocimiento del bien y del mal.

Aquí podemos compararlo con la verificación, de que las cosas estén marchando como se fue planeado, para que se hagan los ajustes necesarios,con el producto, el sueño ya materializado.

Un emprendedor, debe ser un óptimo líder… y para ello, debe delegar funciones.

Y formó el Eterno, de la tierra, todo animal del campo y toda ave de los cielos, y trajo al hombre para ver cómo los llamaría; y todo lo que el hombre fue llamando a cada criatura viviente, tal fue su nombre.     

Vayitzér Adonai Elohim min haadamá kol jayát hasadé veét kol of hashamáim vayavé el haadám lirót ma yikrá lo vejól asher yikrá lo haadám néfesh jayá hu shemó

El emprendedor, que arranca su empresa desde cero, debe estar alerta, en cualquier momento, para verificar y corregir los errores que su sueño, empresa o producto pueda generar: Todo debe estar previsto; sigamos revisando la parashá de Bereshit:

Más del fruto del árbol que está en medio del jardín, dijo Adonai, no comeréis de él, ni tocaréis en él, no sea que muráis.

Umiperi haétz asher betój hagán amar Elohim lo tojelú miménu veló tigueú bo pen temutún.

Y a veces, a pesar de la previsión, suceden las cosas y hay que tomar medidas al respecto, para que se pueda continuar con la empresa, proyecto o sueño

Y dice así Bereshit: Y lo echó el Eterno del jardín de Edén para que cultivase la tierra de donde había sido sacado.

Vayeshaljehú Adonai Elohim miGan Edén laavód et haadamá asher lukáj misham.

Algunos,como en el caso de Leshem, explican que, teniendo en cuenta la posición de Adam, que tenía capacidad de mando, posiblemente la ingesta del Fruto de la Vida y el conocimiento, Etz HaDaát, lo hizo quizás para comprender el potencial que existe en el mal (la maldad), y con el fin de rectificarlo, ya que desde ese momento conocía lo que era el libre albedrìo.

En casos como estos,los emprendedores buscan que los miembros del equipo le den al emprendedor, la fortaleza y ánimo necesario para cuando se sientan ganas de echar todo por la borda.

Y expulsó al hombre y colocó al oriente del jardín de Edén a los querubines, y la hoja (llameante) de la espada que se revolvía, para guardar el camino del árbol de la vida.

Vayegaresh et haAdám vayashkén mikédem legan Edén et hakruvím veét láhat hajerév hamithapéjet lishmor et dérej etz hajaím.

También encontramos esta posición (de echar todo por la borda) un poco más adelante en el libro de Bereshit, cuando se habla del Mabul, el diluvio: El Talmud nos dice que Noaj también fue incluido en el decreto de destrucción y que se habría ahogado en el Gran Diluvio con el resto de su generación si no hubiera encontrado JEN (Gracia) ante los ojos de HaShem (Sanedrín 108a).

Para un emprendedor echar todo por la borda puede llegar a ser bastante complicado puesto que sabe que “Cuando el camino se torna difícil es porque va hacia arriba (éxito o triunfo)”.

 

Todos sabemos que la obra del Entrepreneur, se mide con el éxito, el cual es permanente, nunca tiene un final, porque siempre hay mejoras continuas; sin embargo, en el caso de aquel, quien es nuestro creador, su obra ha tenido muchos altibajos,los que pueden ser comparados con los que enfrenta cualquier otro empresario, que arranca “desde el principio” (Bereshit) o desde cero; sin embargo, la tenacidad y la perseverancia, que son otras de las características de una persona de este talante, hacen que siga luchando por su propósito. Para la obra de HaShem,todavía el ojo del hombre tiene “mucho que ver” y “mucho que esperar”, teniendo en cuenta las promesas de un “Olam Habá” y/o una época de reinado del Mashíaj, donde la perfección será el destino final.

 

Redactado el 16 de octubre de 2017 – 26 de Tishrei de 5778

321judaismo.com

 

 

PorMax Stroh Kaufman

Arrepentimiento, a propósito de Yom Kipur

REFRANES DE ARREPENTIMIENTO PROVENIENTES DEL TALMUD

A PROPÓSITO DE YOM KIPUR

 Se han recopilado unos refranes que inspiran o recuerdan acerca del arrepentimiento, A propósito de Yom Kipur.

 

  • El propósito de la sabiduría es el arrepentimiento y las buenas obras. – T. Berajot
  • Quien hace algo y se arrepiente es al momento, perdonado. Talmud Jaguiga
  • Nunca te pongas en la senda de la tentación, porque ni aun el rey David no pudo resistirla. Talmud Sanedrín 107a
  • Grande es el arrepentimiento, porque trae Redención más cerca. Talmud, Rava Batra y Yoma
  • Grande es el arrepentimiento, porque alcanza el Trono de la Gloria, … porque trae la Redención, … porque alarga la vida de un hombre. ” Talmud, Yoma
  • El Día de la Perdón no expiará los pecados del hombre contra el hombre, hasta que el pecador haga la paz con su víctima. ” Talmud, Yoma
  • Cualquier momento del día es bueno para el arrepentimiento. Talmud Yerushalmi, Yoma
  • El arrepentimiento y las buenas acciones son el mejor abogado de un hombre. Talmud, Shabbat
  • El que dice:” Yo pecaré y me arrepentiré, pecaré y me arrepentiré , el arrepentimiento no le será concedido. Talmud, Yoma
  • Siempre hay esperanza para el hombre que es capaz de arrepentirse. Talmud, Nedarim 20a
  • Feliz el que se arrepiente mientras todavía en su vigor. Talmud, Avoda Zara
  • De la manera como lo haces, así se te hará. ” Talmud, Sota
  • Si la inclinación maligna te dice: ¡Peca que El Eterno perdonará! – ¡No lo creas! Talmud, Jaguiga
  • Si un hombre ve problemas que se avecinan, ¡que examine sus propios actos!  Talmud, Berajot
  • Una vez que un hombre se ha arrepentido, ¡deja de recordarle lo que hizo! Talmud, Bava Metzia
  • No se debe decir a un hombre que se ha arrepentido (y cambiado su modo de vida), ¡Recuerda tus anteriores transgresiones!Talmud, Bava Metzia 58b
  • No pongas sobre otro a la vergüenza y así no será puesta a la vergüenza sobre ti mismo.  Talmud, Moed Katan
  • Quién muestra piedad por la humanidad, los Cielos tendrán compasión a su vez por él. Talmud, Shabbat
  • Quien pide perdón de un amigo no debe hacerlo más de tres veces. Talmud, Yoma
  • HaShem creó el Impulso Maligno, pero también creó su antídoto, la Torá.  Talmud, Kiddushin 30b

 

Recopilado el 17 de septiembre de 2017 (26 de Elul de 5777) para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh K.

PorMax Stroh Kaufman

Anécdotas jasídicas, cuentos y leyendas de los rabinos.

Anécdotas jasídicas – revisión

Continuamos la revisión que una vez habíamos hecho. sobre cuentos, anécdotas y leyendas jasídicas.

Anécdota Jasídica #1

Cierta noche de Año Nuevo, el maguid de Zlotchov vió a un hombre que había sido lector en su ciudad y que había muerto hacía poco. “¿Qué haces aquí?, le preguntó.

 
“El rabí sabe” -dijo el difunto- “que en esta noche las almas se encarnan nuevamente. Yo soy una de esas almas”.
 
“¿Y por qué fuiste enviado otra vez?”, preguntó el maguid.
 
“Yo llevé en la tierra una vida sin tacha”, respondió el difunto.
 
“¿Y sin embargo, te ves forzado a vivir una vez más?”, insistió el rabí.
 
“Antes de mi muerte” -dijo el hombre- “pensé sobre todo lo que había hecho y encontré que siempre había actuado rectamente. Y en medio de ese sentimiento fallecí. Así pues, ahora debo retornar al mundo para expiar mi soberbia”.
 
En esa misma época nació un hijo del maguid. Su nombre era Rabí Wolf y fue muy humilde.

Anécdota jasídica #2

Las ciudades de Pinsk y Karlín están cerca una de otra, una sobre la margen norte de un río, la otra sobre la orilla sur.

Cuando Rabí Shlomó era un joven pobre, que enseñaba a niños pequeños en Karlín, Rabí Leví Itzjac, que había de ser rabí de Berditchev, era el rav de Pinsk.

Un día dijo a su criado que fuese a Karlín y buscara a un hombre llamado Shlomó ben Iuta. Debía pedirle que fuese a Pinsk. El criado indagó largo tiempo.

Por fin, en las afueras de la ciudad, en una casita desvencijada, halló al melamed y le dió el mensaje. “Iré puntualmente”, dijo Rabí Shlomó.

Pocas horas después, cuando cruzó el umbral de Rabí Leví Itzjac, éste se puso de pie y dijo: “Bendito el que llega”, y acomodó él mismo una silla para su huésped.

Durante una hora permanecieron sentados uno frente al otro, con rostros resplandecientes y mirada intensa, en silencio.

Por fin se levantaron y se rieron. “¿De qué estarán riéndose?”, pensó el sirviente que desde la puerta había asistido a la escena. Y Rabí Shlomó se despidió.

Y los jasidim dijeron que, gracias a la reunión de ellos, el exilio, que había estado amenazando a los judíos de esa región, había sido evitado, y tal era la causa de sus alegres risas.

Anécdota jasídica # 3

Una vez el Baal Shem permaneció rezando en la Casa de Oración durante muy largo tiempo. Sus discípulos habían terminado de orar, pero él proseguía sin prestarles atención.

Esperaron por él un lapso razonable y luego se fueron a sus ocupaciones. Después de algunas horas regresaron a la Casa de Oración y encontraron al rabí entregado aún a sus plegarias. Más tarde el Baal Shem les dijo:

“Os habéis ido y me habéis dejado solo y esa separación fue dolorosa para mí. Os contaré una parábola:

Sabéis que hay pájaros viajeros que en el otoño vuelan hacia los países cálidos. Pues bien, la gente de esas comarcas vió una vez un pájaro maravilloso de bellos colores en medio de una bandada que volaba por el cielo.

Jamás los ojos de los hombres habían contemplado un pájaro tan admirable. Se posó en la copa del árbol más alto y anidó entre el follaje.

Cuando el rey de esa nación oyó hablar de ello ordenó a sus hombres que formaran una escala para subir al árbol. Y uno se montó sobre los hombros del otro hasta que fue posible llegar lo bastante alto como para apoderarse del nido.

Pero llevó un largo tiempo construir esta escalera viviente. Aquellos que estaban cerca del suelo perdieron la paciencia. Sacudieron los hombres para liberarse y todo se desplomó”.

Anécdota Jasídica # 4

“Rabí Hirsh se quejó una vez ante su maestro de que siempre que oraba veía letras y palabras llameantes destelleando ante sus ojos: Éstas, dijo Rabí Mendel, son las concentraciones místicas de nuestro maestro Rabí Isaac Luria. Por lo tanto, ¿cual es el motivo de tu queja?.

Quiero orar concentrándome sólo en el significado de las palabras, contestó Rabí Hirsh.

Lo que tienes en la mente, dijo Rabí Mendel, es un elevadísimo peldaño que sólo un hombre de cada generación puede alcanzar: el de haber aprendido toda la sabiduría secreta y orar entonces como un niño pequeño”.

 

Anécdota Jasídica # 5

Después de la muerte del Maguid sus discípulos se reunían y hablaban sobre las cosas que había hecho.

Cuando le tocó el turno a Rabí Shneur Zalman, éste les preguntó: “¿Sabéis por qué nuestro maestro iba hacia el estanque todos los días antes del alba y permanecía allí por breves momentos antes de regresar a su casa?”.

Ellos no le supieron contestar.

Rabí Zalman continuó: “Estaba aprendiendo el canto con el cual las ranas alaban a Dios. Lleva largo tiempo aprender ese canto”.

 

Anécdota Jasídica # 6

Cuando su hijo murió, Rabí Leví Itzjac siguió el féretro danzando.

Algunos de sus jasidim no pudieron abstenerse de manifestar su asombro.

El dijo: “Un alma pura me fue dada. Un alma pura es lo que devuelvo”.

 

Publicado por Dr. Max Stroh K. para 321judaísmo.com

29 de Av de 5777 – 21 de Agosto de 2017

Tiene derechos reservados de autoría intelectual por su recopilación, pero puede ser distribuido a través de medios físicos y/o electrónicos, siempre y cuando se cumpla con las siguientes condiciones:

1.- No debe ser utilizado con fines lucrativos.

2.- Debe citarse la fuente.

3.- No alterar su contenido especialmente en lo que se refiere a la palabra de la Torá o el TaNaJ, ni debe ser modificado para satisfacer intereses personales que desvíen la atención y dirección principal de este artículo.

4.- Se pide, en lo posible, que no se imprima, por razones medio-ambientales.

5.- Si lo imprime y el texto escrito se altera, no lo destruya sino entiérrelo, por razones medio-ambientales y/o halájicas.