Category Archive Judaismo

PorMax Stroh Kaufman

Resumiendo sobre el kashrut

Se denomina Kashrut al conjunto de  leyes dietéticas  judías.  Los  alimentos que  concuerdan con estas regulaciones  se  denominan Kasher.  La  palabra hebrea Kasher  significa apto o  adecuado (en este contexto, apto para  el  consumo  humano). Los alimentos que  no  responden  a estas leyes se  denominan Trefá o Taréf (que significa despojo, animal impuro).

Las leyes básicas sobre kashrut se encuentran en la Torá (Jumásh o Pentateuco) y son interpretadas y explicadas ampliamente a través de la tradición oral recopilada en la Mishná (primer texto de la tradición oral judía, aproximadamente del año 200 de la Era Común)  y posteriormente analizadas y comentadas en la Guemará (del 200 al 500 EC). Ambas obras  forman el  Talmud  (texto  rabínico  sobre  discusiones  acerca  de  la  Ley,  ética, costumbres  e  historias, considerado como fuente de legislación, costumbres y exhortaciones morales).

La fuente de estas leyes, se encuentran, principalmente en los libros de Vayickrá 11 y Devarím 14.

Vayickra 11:1 – 32: Y habló el Eterno a Moshé y a Aarón y les dijo: Hablad a los hijos de Israel, diciendo: Estos son los animales que podréis comer de entre todas las bestias que hay sobre la tierra: todo el que tiene pezuña hendida y separada en dos de arriba abajo, y que rumia entre los animales, ése podréis comer. Mas éstos no comeréis entre los que rumian, o entre aquéllos que tienen la pezuña hendida: el camello, pues aunque rumia no tiene la pezuña hendida; impuro es él para vosotros. Y el conejo, aunque rumia, no tiene la pezuña hendida; impuro es él para vosotros. Y la liebre, aunque rumia, no tiene la pezuña hendida; impura es ella para vosotros. Y el puerco, aunque tiene pezuña hendida y separada en dos, no rumia; impuro es él para vosotros. De la carne de ellos no comeréis, y sus cuerpos muertos no tocareis; impuros son ellos para vosotros. Estos podréis comer entre los que hay en las aguas: todo lo que tiene aletas y escamas, en las aguas de los mares y de los ríos, éstos podréis comer; mas todo lo que no tiene aletas y escamas, en los mares y en los ríos, de todo lo que se mueve en las aguas y de todo ser viviente que habita en las aguas, abominación es para vosotros, y continuará siendo abominación para vosotros; de su carne no comeréis, y sus cuerpos muertos abominaréis. Todo lo que no tiene aletas y escamas en las aguas, abominación será para vosotros. Y a éstas abominaréis entre las aves; no se comerán porque son abominación: el águila, el quebrantahuesos y el águila de mar; y el milano, y el buitre, según sus especies; y todo cuervo según su especie; y el avestruz, y la lechuza, y la gaviota, y el gavilán, según sus especies; y el búho, y el cuervo marino, y el ibis; y el vampiro, y el pelícano, y el buitre egipcio; y la cigüeña y la garza, según sus especies; y el gallo montés, y el murciélago. Todo insecto alado que anda a cuatro patas, será abominación para vosotros, mas éstos podréis comer: de todos los insectos alados que andan a cuatro patas, los que tienen piernas por encima de los pies para saltar con ellas sobre la tierra, de ellos podréis comer estos: la langosta según su especie, y la langosta de campo según su especie, y el grillo según su especie, y el grillo estridente según su especie. Y todo otro insecto alado que tiene cuatro patas será abominable para vosotros. Por medio de estos (animales) seréis contaminados; todo aquél que tocare sus cuerpos muertos quedará impuro hasta la tarde; y todo aquél que llevare algo de sus cuerpos, lavará sus vestidos y quedará impuro hasta la tarde. Todo animal que tiene pezuña hendida y no tiene la uña separada en dos de arriba abajo, y que no rumia, impuro será para vosotros; todo aquél que los tocare quedará impuro. Y todos los animales que andan sobre sus plantas, entre cuantos andan sobre cuatro pies, serán impuros para vosotros; todo aquél que tocare sus cuerpos muertos, quedará impuro hasta la tarde; y el que hubiere transportado el cuerpo muerto de ellos, lavará sus vestidos y quedará impuro hasta la tarde; impuros serán para vosotros. Y éstos os serán impuros entre los pequeños animales que andan arrastrándose sobre el suelo: la comadreja, y el ratón, y la tortuga, según sus especies; y el puerco espín, y el lagarto, y la lagartija, y la salamandra, y el topo. Estos os serán impuros de entre todos los que se arrastran; todo aquél que los tocare después de muertos, quedará impuro hasta la tarde. Y todo aquello en que cayere alguno de ellos después de muertos, quedará impuro; ya sea cualquier clase de utensilios de madera, ya sean vestidos, o pieles, o sacos, o cualquier objeto con que se hace algún trabajo. En agua será sumergido y quedará impuro

Vaydaber Adonai el Moshé veél Aharon lemor aléhem. Daberú el benéi Israel lemor zot hajayá asher tojlú mikól habehemá asher al haáretz. Kol mafréset parsá veshosaát shesá prasót maalát guerá babehemá otá tojelú. Aj et ze lo tojlú mimaaléi haguerá umimafriséi haparsá et hagamál ki maalé guerá hu ufarsá einénu mafrís tamé hu lajém. Veét hashafán ki maalé guerá hu ufarsá lo yafrís tamé hu lajém. Veét haarnévet ki maalát guerá hi ufarsá lo hifrisá tmeá hi lajém. Veét hajazir ki mafrís parsá hu veshosá shesá parsá vehú guera lo yigar tamé hu lajém. Mibesarám lo tojelú ubenivlatám lo tigaú tmeím hem lajém. Et ze tojelú mikól asher bamáim kol asher lo snapír vekaskéset bamáim bayamím uvanejalím otám tojelú. Vejol asher éin lo snapir vekaskéset bayamím uvanejalím mikól shéretz hamáim umikól néfesh hajayá asher bamáim sheketz hem lajém. Veshekétz yiheyú lajém mibesarám lo tojelú veét nivlatám teshaketzú. Kol asher éin lo snapír vekaskéset bamáim sheketz hu lajém. Veét éle teshaktzú min haóf lo yeajlú sheketz hem et hanésher veét hapéres veét haozniyá. Veét hadaá veét haayá leminá. Et kol órev leminó. Veét bat hayaaná veét hatajmás veét hashajáf veét hanétz leminehú. Veét hakós veét hashaláj veét hayanshúf. Veét hatinshémet veét hakaát veét harajám. Veét hajasidá haanafá leminá veét hadujifát veét haataléf. Kol shéretz haóf haholéj al árba shekétz hu lajém. Aj et zeh tojlú mikól shéretz haóf haholéj al árba asher lo chraayím mimaál leragláv lenatér bahén al haáretz. Et éle mehém tojelú et haarbé leminó veét hasalám leminehú veét hajargól leminehú veét hejagáv leminehú. Vejól shéretz haóf asher lo árba ragláim shekétz hu lajém. Uleéle titamaú kol hanoguéa benivlatám yitmá ad haárev. Vejól hanosé minivlatám yejabés begadáv vetamé ad haárev. Lejól habehemá asher hi mafréset parsá veshesá einéna shosáat veguerá einéna maalá tmeím hem lajém kol hanoguéa bahém yitmá. Vejól holéj al kapáv bejól hajayá haholéjet al árba tmeím hem lajém kol hanoguéa benivlatám yitmá ad haárev. Vehanosé et nivlatám yejabés begadáv vetamé ad haárev tmeím hemá lajém. Vezé lajém hatamé bashéretz hashóretz al haárets hajoléd vehaajbar vehatzav leminehú. Vehaanaká vehakóaj vehaletaá vehajómet vehatinshamét. Éle hatmeím lajém bejól hasharétz kol hanoguéa bahém bemotám yitmá ad haárev. Vejól asher yipól aláv mehém bemotám yitmá mikol kli étz o bégued o or o sak kol kelí asher yeasé melajá bahém bamáim yuvá vetamé ad haérev vetahér.

 

El Deuteronomio describe:

Estos  son  los  animales  que  podéis  comer:  cualquier  vacuno, cualquier ovino y  cualquier  caprino;  el ciervo, la gacela, el corzo, la cabra montés, el antílope, el búfalo, la gamuza, o sea todo animal que tenga la pezuña partida  y  rumie.  Pero no  comeréis los que  rumien  y  no  tengan  la  pezuña hendida,  como el camello, la liebre, y  el  conejo… Tampoco  comeréis  los que tengan la  pezuña  partida pero  no rumien, como el cerdo. No comeréis su carne ni tocaréis su cuerpo.Devarim /  Deuteronomio 14:4-8.

Sobre los animales acuáticos dice:

De lo que vive en el agua comeréis todo lo que tiene aletas y escamas. Devarim / Deuteronomio 14:9.

Sobre las aves:

Comeréis  toda ave  pura. Y  éstas son las  que  no comeréis:  el  águila,  el  quebrantahuesos,  el  halieto (águila pescadora), el milano, el halcón, el buitre y otras aves semejantes, y el cuervo y aves semejantes, y el  avestruz,  la lechuza, el cuclillo, el  gavilán y aves semejantes, y el  mochuelo, el  búho,  el cisne,  el pelícano, el somorgujo (un tipo de ave palmípeda), el corvejón, la cigüeña, la garza y aves semejantes, la abubilla y el murciélago.  Devarim / Deuteronomio 14:11-18.

Acerca de los insectos:

También todo insecto alado… no lo comeréis. Pero podréis comer todo volátil puro (un tipo determinado de langosta). Devarim /Deuteronomio 14:19-20.

Y con respecto a  la  mezcla de  carne  con lácteos,  de donde surge  la  prohibición  de  mezclar estos alimentos:

No cocerás cabrito en la leche de su madre. Devarim / Deuteronomio 14:21

 

El kashrut clasifica los alimentos en tres categorías:

Besarí: Productos provenientes de la carne de animales, tanto mamíferos como aves.

Jalaví: Lácteos.

Párve: Neutro, se encuentran dentro de esta clasificación los huevos de aves y la carne de pescado entre otros productos.

Todos los alimentos que no entran en las categorías carne o lácteos se consideran Párve o neutro. Estos incluyen  a  todas las frutas y los vegetales y  los alimentos derivados sólo  de esas fuentes, los huevos  de ave, el pescado así como la sal y otros productos alimenticios no orgánicos.

Todas  las  frutas y  los vegetales frescos son  kasher, aunque la ley  requiere que  éstos sean cuidadosamente revisados y lavados con  el objeto  de asegurarse de  que no se encuentren insectos en los mismos, puesto que  está prohibida su  ingestión. Durante el último  siglo las reglas del kashrut se han hecho  más  estrictas en la comunidad Jaredí  (Ultra-Ortodoxa).  Por ejemplo  esta  comunidad rechaza el consumo  de  varios vegetales como el brócoli,  porque considera  que  es  demasiado difícil  extraer los insectos diminutos  que  se encuentran  en  tales productos. Como  respuesta, algunas  compañías ahora  comercializan estos vegetales ya revisados y lavados.

La palabra kasher puede  aparecer también como:  lkoshero,  lcashero, lcoshero,  lcachero lkachero dependiendo si se habla de  comunidades  ashkenazíes, sefardíes, anglosajonas, de habla hispana o francesa.

b) Algunos términos utilizados en kashrut:

Halajá: compendio de la Ley religiosa judía. Halájico/a: adjetivo.

Hejshér: es el  proceso por el  cual  un  producto es  kasherizado  es  decir, se certifica que un  producto  es kasher a través  del  control efectuado por el mashguíaj, por ejemplo en  la  producción  de  leche o carne

Mashguíaj: inspector, se denomina a la  persona  que controla  y  verifica que durante el proceso  de producción se haya cumplido con todos los requisitos exigidos.

Bishul Israel: término  halájico  que  se  utiliza para  los  productos  que pasan  un  proceso de cocción/ fritura y similares en los que la halajá obliga a que un judío encienda el sistema de cocción/ fritado. Bishul Israel  se  exige sólo  sobre  los  alimentos  que  generalmente  no  se  consumen  crudos;  como guisantes,  judías, patatas, pescados, etc.

Los productos que pasan por un proceso de ahumado como pescados y similares, no están obligados al Bishul Israel  ya  que no se considera que  el  ahumado sea una cocción. En este caso  es  suficiente  el certificado kasher anual si no existen otros problemas de kasher.

Afiyat Israel: término halájico que se refiere a los alimentos horneados hechos sólo con cinco cereales (trigo, cebada, espelta, centeno y avena) sobre los  que la halajá exige que un  judío encienda el sistema de horneado. Es suficiente que el encendido de los hornos lo efectúe un judío, a no ser de que se trate de una masa rellena, en cuyo caso, la halajá también exige Bishul Israel al relleno según de lo que se trate.

a) La carne kasher y su hejshér

La ley judía establece que los animales kasher deben  ser  sacrificados  según un  estricto conjunto  de normas. El sacrificio  o  Shjitá  se  hace  de manera  que se  minimiza el  dolor que  se  causa al  animal. El matarife profesional o Shojét utiliza un gran cuchillo de hoja perfectamente afilada y sin irregularidades ni  dientes. Se efectúa  un  solo  corte  en  la garganta  que  parte  ambas  arterias  carótidas, ambas venas yugulares, ambos nervios vagos,  la  tráquea  y  el  esófago, causando  la muerte generalmente en  tres  o cuatro  segundos. Si  el  cuchillo se engancha  por  una fracción de segundo,  o luego  se  halla que  se ha producido alguna irregularidad, el animal no es kasher y se denomina Nevelá (cadáver, restos de animal) y se vende como carne común al público general no practicante o no judío.

Una vez  muerto,  el animal  es  abierto  para  determinar si hay alguna  irregularidad    en sus órganos  internos, ya que cierto tipo de irregularidad puede convertir al animal en no-kasher.

El término Glatt Kosher que popularmente se utiliza para referirse al kashrut más  estricto se origina en la palabra glat  (pulmones)  los que son revisados cuidadosamente para  buscar marcas como cicatrices de previas inflamaciones.

Los vasos sanguíneos más grandes, así como toda la sangre deben ser retirados de la carne, puesto que está prohibido el consumo de la sangre de cualquier animal. Esto se hace generalmente salando la carne, pero también se puede hacer asándola.

El cuarto trasero de  un mamífero no  es  kasher a no  ser  que el nervio ciático y la grasa que lo  rodea sea retirado.  Por eso  no  comen  los  hijos de  Israel  el tendón  encogido que  está en  la  articulación  de la  cadera, hasta el presente, porque un ángel de Adonai se la descoyuntó a Yaakov. Bereshit /Génesis 32:33.

El proceso de quitar el  nervio ciático  consume mucho tiempo  y  demanda un entrenamiento especial, raramente  se  efectúa  fuera  de  Israel, donde  la demanda de  carne  kasher  es  mayor. Si no  se  efectúa la  extracción, esa parte  del animal se  vende como carne no-kasher en los  comercios minoristas, fuera del  circuito  de  las  grandes  cadenas,  así   como  entre  las comunidades  no-judías  del  país (musulmanes, cristianos, drusos).

Síntesis del proceso de Hejshér de la carne por salación:

Se sumerge la carne en agua por alrededor de 30 minutos.

II-  Se retira del agua y se pone sal sobre la superficie de la carne a fin de extraer la sangre.

III- Se despedaza la carne en trozos más pequeños y se lava la carne

IV-  Se vuelve a salar y sumergir en agua en total tres veces.

Este proceso debe efectuarse dentro de las 72 horas luego del sacrificio del animal.

También se efectúa el hejshér asando la carne, este proceso es obligatorio para el hígado.

b) Lácteos

Son kasher la leche y sus productos derivados si provienen de un animal kasher. La leche de vaca, oveja  y cabra  es  kasher.  En  la  práctica muchos  judíos ortodoxos  consumen  sólo productos  lácteos denominados Jaláv Israel (leche de Israel). Esta denominación se refiere a la leche que ha estado bajo constante supervisión rabínica desde el ordeñe hasta el embotellado para asegurarse de que la misma no ha estado en contacto con leche de un animal no-kasher. En el pasado éste era un tema serio, hoy en día no es  una cuestión preocupante, al menos  en  la  mayoría de los países occidentales. Por ejemplo  la certificación de la  FDA  (Food and  Drug  Administration)  de  EEUU es  aceptada por  la  mayoría de  los rabinos Ortodoxos Modernos y todos los Conservadores, quienes  consideran automáticamente  que  esa leche es kasher.

En la fabricación de productos lácteos existen cuatro posibilidades:

1- Jalav Israel, leche sobre la cual hubo una supervisión por parte de un judío practicante, desde el comienzo del ordeño.

2- Jalav Nojrí, leche que fue ordeñada  por un  no-judío sin contar con la supervisión de un judío (mashguíaj que certifica el hejshér).

3- Avkat Jalav Israel, leche Jalav Israel en polvo.

4- Avkat Jalav Nojrí, leche Jalav Nojrí en polvo.

El Gran Rabinato decidió hace varios años prohibir el uso de Jalav Nojrí y su uso en todos los productos alimenticios, pero con respecto a Avkat Jalav Nojrí, en  vista de que muchos legistas lo  han permitido,  el Gran Rabinato lo autoriza, con la condición de que sobre el producto se señale Yleojlei avkat jalav nojrí (para aquellos que consuman Avkat Jalav Nojrí)

La  definición de Avkat Jalav Nojrí  incluye  a todos los productos  logrados  de la  leche y su transformación en polvo.

c) Pescado

Para considerar kasher a un pez, éste debe poseer aletas y escamas. La falta de uno de estos convierte a  esta  especie  en  no-kasher.  Son  no-kasher  el  tiburón,  el  bagre y  las  anguilas.  Los crustáceos y  los mariscos; como el cangrejo, la langosta y el camarón. Tampoco son kasher los mamíferos acuáticos tales como el  delfín,  la ballena y  la  foca,  así  como  el  resto  de  los  animales  como el  pulpo,  el  calamar y  la medusa.

Las algas y todas las plantas marinas son kasher.

El pez espada  y el esturión presentan problemas ya  que tienen  escamas cuando son jóvenes, pero más tarde las pierden. Las autoridades Ortodoxas han determinado  que estos  son no-kasher, pero muchas congregaciones Conservadoras las consideran kasher.

El pescado es Párve (Neutro) pero el kashrut requiere que se consuma separadamente de la carne.

d) Huevos

Los  huevos  de  las  aves  consideradas  kasher  son  kasher  y  se  clasifican  como  Párve  (neutro).

Tradicionalmente los huevos son examinados en un vaso de vidrio para asegurarse de que no contengan  rastros de sangre. Los  huevos parcialmente  formados que  se encuentran en  el  interior de  las  aves sacrificadas pueden  ser consumidos, pero  éstos  deben  pasar por  el proceso  de  extracción  de  sangre como si fuera el animal mismo, por los que esos huevos se clasifican como Besarí (carne).

e) Queso

Los quesos duros presentan un problema para el kasrut puesto que éstos son hechos con cuajo.

El cuajo es una enzima que se utiliza para transformar leche en cuajada o requesón y suero. La mayoría  de las variedades  de  cuajo  provienen  de  la  membrana  que recubre  el estómago de  los animales.

También existe cuajo de origen vegetal y microbiológico. La Comunidad Ortodoxa sigue lo establecido por la Mishná y el Talmud , que determinan que no es kasher el cuajo que proviene de un animal no-kasher, sosteniendo que el cuajo es Davar HamaCamid, es decir,  algo que cambia  el  estado  del alimento a tal punto que cualquier  cantidad que  se  agregue,  transforma ese  alimento en no-kasher. Por otro lado la comunidad Conservadora clasifica al cuajo como algo que ha cambiado tanto de su forma original que se  considera Davar Jadash  (una  cosa nueva)  por lo que deja  de  ser no-kasher. En  la práctica, los judíos  Ortodoxos y algunos Conservadores consumen  sólo quesos hechos  con  cuajo  kasher, mientras  que  la mayoría de los Conservadores consumen toda clase de quesos duros.

f) Gelatina

La gelatina  es  un  producto conflictivo para clasificar. Esta sustancia proviene generalmente de pellejos  o huesos de animales. Si proviene de un animal kasher sacrificado según el kashrut o proviene de pescado kasher, se  considera apto. Otro  asunto es decidir si se  clasifica  como párve (neutro). La  gelatina  kasher proveniente de pescado kasher es neutra. El resto de las gelatinas no se considera kasher, aunque cierto número de  prominentes autoridades rabínicas han notado  que la gelatina  sufre un  proceso tan extenso, además de  los  cambios químicos, que ya  no  se considera  carne, por lo tanto se clasifica como kasher neutro. La  mayoría de la comunidad Conservadora y una significativa  minoría de judíos  ortodoxos  israelíes concuerdan en que toda gelatina es kasher.

Las envolturas  comestibles  para charcutería y los productos hechos de  piel  de  animales son considerados  gelatina. También las envolturas que  no  son comestibles  están prohibidas, porque  en  el proceso de  producción  de las fábricas, se  hace uso de  glicerina de  origen orgánico, y los alimentos se cuecen  junto  con  la  envoltura, por lo  tanto el  Gran  Rabinato también  exige autorización para  las envolturas hechas de substancias sintéticas.

g) Alimentos enlatados y alimentos congelados

La gran mayoría de estos productos está permitida puesto que los fabricantes suelen agregar sólo agua y especias durante el proceso de  envasado. Aunque  hay veces en las que las frutas o los vegetales son preparados  con productos lácteos o con ingredientes tales como caldos  de  carne no-kasher. Los fieles ortodoxos  sostienen  que  los  productos  enlatados o  congelados no  se  pueden  consumir, a  no  ser que  haya un Hejshér*, es decir una marca de una certificación de kashrut de una autoridad rabínica.

*La palabra Hejshér tiene la misma raíz que la palabra Kasher.

Por otra  parte,  la  corriente  Conservadora  es  menos exigente y sostiene  que  es suficiente con leer atentamente los ingredientes enumerados en el envase del producto.

(Se debe  tener  en  cuenta que para acceder  a  las  grandes redes de distribución, todo producto debe contar con un hejshér)

h) Granos y cereales

Los granos  y cereales no procesados son kasher, pero estos productos  procesados suelen contener pequeñas cantidades de  aditivos no-kasher, por lo  tanto la corriente  Ortodoxa sostiene que  estos productos procesados no se pueden consumir, a no ser que haya un Hejshér, es decir una marca de una certificación de kashrut de una autoridad rabínica. La corriente Conservadora mantiene la postura menos exigente, como en el caso de los vegetales enlatados/congelados.

Los alimentos que se adquieren en una tienda se pueden identificar como kasher a través de la presencia de un Hejshér, es  decir un  símbolo gráfico que  indica  que  ese  alimento  ha  sido  certificado  como  kasher por una autoridad rabínica. El símbolo más extendido en el mundo es el OU  de Estados Unidos (es un círculo con una letra U en el medio) que representa a  The Union of Orthodox Congregations. De todos modos, cada organización posee su propio signo bajo copyright, siendo la lista muy extensa.

Millones de  personas en  el  mundo limitan  su  tipo de alimentación  por alguna  razón,  y encuentran  en  los  productos kasher respuesta a sus exigencias. Además de  la  comunidad  judía, existen otros grupos  que consumen alimentos kasher:

Musulmanes: el Halalo islámico concuerda en gran parte con las normas kashrut.

Los Adventistas del Séptimo Día y otras denominaciones cristianas, cuentan con restricciones dietéticas similares (y basadas) en el judaísmo.

Personas con intolerancia a la lactosa: hay millones de personas en el mundo que sufren de este mal u  otras alergias a los productos lácteos a los  que, en  casos extremos, la  más pequeña  porción de estos productos puede poner en riesgo  la  vida. Puesto  que el kashrut no permite la mezcla de carne y lácteos, la ausencia  de la marca  Jalaví  (lácteo) o  la  presencia  de la  marca  Párve  (neutro)  o  Besarí  (carne) aseguran al consumidor que ese alimento no posee productos o subproductos lácteos.

Vegetarianos: la  marca Párve  asegura que ese alimento no posee  carne ni  lácteo, convirtiendo  el producto en apto para vegetarianos.

El consumo de productos kasher ha aumentado en los últimos años y se ha extendido fuera del ámbito de la comunidad judía. Este incremento se debe a que el kasher es visto como una forma de supervisión de calidad efectuada por una entidad externa al fabricante, lo que lo hace apreciable a los consumidores que buscan calidad.

Se debe destacar que esta tendencia no se debe a un incremento del consumo de la población religiosa, sino  a un aumento en  el  consumo de  este  tipo de productos entre personas que  los eligen porque los consideran más sanos y de mejor calidad. De este modo se calcula que la producción kasher mundial es de alrededor de  USD 6.700  millones. El 44% corresponde  al  consumo dentro  de  la  comunidad  judía,  los vegetarianos representan el 10%, los musulmanes 19% y entre quienes opinan que el producto es de mejor calidad 27%.  En Estados Unidos, donde  el  incremento  en  2003  fue de  43%,  se  exige  esta certificación en varios productos que se importan. Así mismo se consideran mercados atractivos los de  Reino Unido, Francia,  Argentina, Canadá, Brasil, Rusia y México.

 

12- Algunos organismos responsables de kashrut en el mundo

OU Kosher: www.oukosher.org

Vaad Harabonim of Queens  The Queens, New York: www.queensvaad.org

U-K Kashrus Organization de Buenos Aires: www.ukkosher.org

The Orthodox Rabbinical Council Of British Columbia: www.bckosher.org

Chicago Rabbinical Council: www.crcweb.org

Federation of Synagogues: www.federationofsynagogues.com

Kashrut Council of Canada: www.cor.ca

The Kosher Consumers Union of America: www.kosherconsumer.org

Kosher Overseers Associates of America: www.kosher.org

London Beth Din Kashrut Division: www.kosher.org.uk

Jewish Community Council of Montreal: www.mk.ca/index.php

Natural Food Certifiers (NFC): www.nfccertification.com

OK Kosher Certification: www.okkosher.com

Orthodox Council of the Czech Republic: www.kosher.cz

Star K Kosher Certification: www.star-k.org

Triangle K Kosher Certification and Supervision: www.trianglek.org

 

Artículo terminado de elaborar el 25 de Septiembre de 2011 – 26 de Elul de 5771

 

Articulo con derechos reservados de autoría intelectual © para el grupo editorial de www.321judaísmo.com pero con posibilidad de ser copiado y distribuido de cualquier forma, sea electrónica o mecánica, siempre y cuando se cumpla con una serie de condiciones básicas: la primera que sea para uso personal y no con finalidad lucrativa y, la segunda, que no se alteren ni se modifiquen las bendiciones ni mucho menos la palabra de la Torá: la tercera, se pide que se cite a la fuente, en cada una de las distribuciones que se le haga a este material, y la cuarta es que, si el texto impreso se daña, no lo destruya: entiérrelo, contribuyendo también con el medio ambiente.

 

 

PorPublicaciones

Canción Shema Israel de Sarit Hadad.

Kshehalev boje, rak Elokim shomea. Cuando el corazón llora, solo D’s lo oye

hakeev ole mitoj haneshama . (el dolor sube desde dentro del alma) adam nofel lifnei shehu shokea (un hombre cae antes de hundirse) betfila ktana jotej et hadmama (con una pequeña oración que rompe el silencio) Shma Israel Elokai ata kol iajol (Escucha Israel mi D’s tú todo lo puedes)

natata li et jaiai, natata li hakol (me diste la vida, me diste todo) beeinai dim’a halev boje besheket (en mis ojos una lágrima, el corazón llora en silencio) ukshehalev shotek, haneshama zoeket (y cuando el corazón calla, el alma grita) Shma Israel Elokai ajshav ani levad (Escucha Israel mi D’s ahora estoy solo) jazek oti elokai ase shelo efjad (hazme mas fuerte mi D’s, haz que no tenga miedo)

hakeev gadol veein lean livroaj (el dolor es grande y no hay adonde huir) ase sheigamer, ki lo notar bi koaj (haz que se acabe, porque no me quedan fuerzas) kshehalev boje hazman omed milejet (cuando el corazón llora, el tiempo deja de andar) haadam roe et kol jaiav pit’om (el hombre ve de pronto toda su vida) el halo noda hu lo rotze lalejet (no quiere ir hacia lo desconocido) leelokav kore al saf tehom (a su D’s llama al borde del abismo) Shma Israel Elokai ata kol iajol (Escucha Israel, mi D’s que todo lo puedes) natata li et jaiai, natata li hakol (me diste mi vida, me diste todo) beeinai dim’a halev boje besheket (en mis ojos una lágrima, el corazón llora en silencio) ukshehalev shotek haneshama zoeket (y cuando el corazón calla, el alma grita) Shma Israel Elokai, ajshav ani levad (Escucha Israel, mi D’s, ahora estoy solo) jazek oti elokai ase shelo efjad (hazme mas fuerte mi D’s, haz que no tema) hakeev gadol veein lean livroaj (el dolor es grande y no hay donde huir) ase sheigamer ki lo notar bi koaj….. (Haz que se termine porque no me quedan fuerzas) Shma Israel Elokai ata kol iajol (Escucha Israel, mi D’s tú todo lo puedes) natata li et jaiai natata li hakol (me diste mi vida, me diste todo) beeinai dim’a halev boje besheket (en mis ojos una lagrima, el corazón llora en silencio) ukshehalev shotek, haneshama zoeket (y cuando el corazón calla, el alma grita…) Shma Israel Elokai ajshav ani levad………

Artículo terminado de elaborar el 13 de agosto de 2011 – 13 de MenajemAv de 5771

MATERIAL ELABORADO POR GRUPO EDITORIAL 321JUDAISMO.COM

TIENE DERECHOS RESERVADOS DE AUTORÍA INTELECTUAL PERO SE PERMITE SU LIBRE DISTRIBUCIÓN POR CUALQUIER MEDIO FÍSICO Y/O ELECTRÓNICO, BAJO LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1.- NO DEBE SER UTILIZADO CON FINES LUCRATIVOS.

2.- CUANDO TENGA ESTE MATERIAL IMPRESO, NO DEBE SER DESTRUIDO SI SE DAÑA, ENTIERRELO, POR CUESTIONES HALAJICAS Y DE CONSERVACION DEL MEDIO AMBIENTE.

3.- NO DEBE MODIFICARSE SU CONTENIDO PUESTO QUE LLEVA PALABRA QUE MERECE EL DEBIDO RESPETO POR SALIR DE LA FUENTE DEL TANAJ Y SUS LIBROS COMPLENTARIOS

PorPublicaciones

¿EXISTE EL PECADO EN EL JUDAISMO?

¿EXISTE EL PECADO EN EL JUDAÍSMO?

Cuando uno es judío y vive fuera del Estado de Israel, siempre se va a encontrar “rodeado de otras naciones, mundo gentil o goím”… Esto es una causa de muchas preguntas como la que tenemos como iniciación de este reflexión… ¿Existe el pecado en el judaísmo?

Es un poco difícil convencer a esas “naciones occidentales” que el judaísmo ha sido la base de todas sus creencias, y de igual manera, es muy difícil convencer a muchos judíos que han asimilado cosas de “las naciones” como el mismo concepto del pecado: la diferencia está en que las “naciones occidentales”  inician cualquier conversación al respecto a lo que ellos han aprendido, a través de las generaciones y que  la iglesia católica ha titulado como “El pecado original” cometido por Adán (Adám);  para empezar a explicar si hay o no pecado en el judaísmo, es importante iniciar desde el punto de vista del significado de la palabra misma:

Pecado  s. m.

Dice el Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

  Falta cometida con conciencia contra la ley de Dios o de algún precepto de la doctrina, en algunas religiones.

— pecado original En algunas religiones, estado de culpa que, desde Adán y Eva (que desobedecieron a Dios y comieron la fruta del árbol prohibido), es inherente a la condición humana y del que la persona es liberada mediante el sacramento del bautismo.

  Acto que se aparta de lo que es recto y justo.

 fam. Acción o cosa lamentable, especialmente cuando se considera un despilfarro: es un pecado utilizar este vino tan exquisito para cocinar.

La siguiente pregunta es: ¿Cuántos pecados hay o cómo se clasifican los pecados?

Acudiendo a “fuentes modernas” como Wikipedia® encontramos que los pecados se clasifican en:

  • Pecado original
  • Pecado venial
  • Pecado mortal
  • Pecado contra la sociedad: los cuales son: el asesinato, la sodomía, oprimir viudas y huérfanos, y el defraudar de su jornal al trabajador; es decir, este pecado es el cometido contra la justicia en las relaciones entre persona y persona, entre la persona y la comunidad, y entre la comunidad y la persona.
  • Pecado capital: los cuales son: la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la envidia y la pereza.
  • Pecado imperdonable: se comete en contra del Espíritu Santo.

Recordemos los conceptos básicos del judaísmo, desde el origen del ser humano, Adam, y lo que nos dice la Torá: Bereshit / Génesis 1:26-27: Y dijo El Eterno:

Hagamos un hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y que señoree en los peces del mar, y en las aves de los cielos, y en los animales, y en toda la tierra, y en todo el reptil que anda arrastrándose sobre la tierra, Y creó Adonai al hombre a su imagen, a imagen de Adonai lo creó, varón y hembra los creó.

Vayomer Elohim naasé adám betzalméinu kidemutéinu veyirdú bidegat hayám uveóf hashamáim uvabehemá ubejól haáretz ubejól haremés haromés al haáretz. Vayivrá Elohim et haadám betzalmó betzélem Elohim bará otó zajár unekevá bará otám.

Si se sigue la lectura, en forma cuidadosa y en su idioma original, el hebreo, cuando Adám es “descubierto” por lo que hizo, recibe una reprimenda por El Eterno, pero en ningún momento se mencionan las palabras hebreas jet, avón o pesha (palabras que son traducidas como pecado), para señalar a los dos primeros “humanos” (Adam y Java) como pecadores.

Lo que se describe es que es reprendido y/o castigado, tal como se lee en Bereshit3:22-24

Y dijo el Eterno: He aquí que el hombre se ha tornado como uno de nosotros, para conocer el bien y el mal. Y ahora él quizá extienda su mano y tome también del árbol de la vida y coma, y viva para siempre.

Y lo echó el Eterno del jardín de Edén para que cultivase la tierra de donde había sido sacado. Y expulso al hombre y colocó al oriente del jardín de Edén a los querubines, y la hoja (llameante) de la espada que se revolvía, para guardar el camino del árbol de la vida.

Vayomer Adonai Elohim hen haadám hayá keajád miménu ladáat tov vará veatá pen yishláj yadó velakáj gam meÉtz haJaím veajál vajái leolám.

Vayeshaljéhu Adonai Elohím migan Edén laavód et haadamá asher lukáj mishám. Vayegarésh et haAdám vayashkén mikédem legan Edén et hakruvím veét lahát hajérev hamithapéjet lishmor et dérej etz hajaím.

Continuando con nuestro análisis,  debemos de entender que, para comprender una transgresión, uno debe entender al transgresor.

¿Quién era Adám, cuyo “pecado” jugó un rol tan fundamental en la historia y en el destino del hombre?

Nuestros sabios nos enseñan, a través de los libros del Talmud que, “Adám era un ser que se extendía desde la tierra hasta el firmamento… desde un extremo al otro de la tierra” (Talmud – Jaguigá 12a).

Esta declaración que han hecho los diferentes estudiosos de la Torá, tiene una dimensión profundamente espiritual.

Ellos aclaran que, no había faceta alguna de la creación, desde la más mundana hasta la más sublime, que Adám no abarcara. Nada se ocultaba de él. Más aún, nadie jamás ha comprendido cómo cada una de sus acciones podía determinar el curso de la creación.

Los ángeles sabían que, en última instancia, no eran ellos quienes lo controlaban, sino que él los controlaba a ellos, pues la Providencia Divina hizo que el funcionamiento de la tierra dependiera de las acciones del hombre.

Es tan absoluta y difícil de comprender la grandeza de Adám, porque nuestra capacidad cerebral es, limitada, y por ello, no nos permite llegar a conocer nada acerca de su impresionante naturaleza. Sin embargo, la mejor forma de que intentemos lograr entenderlo, es que borremos de nuestras mentes el mito de “las manzanas en el Jardín del Edén”.

El mundo de Adám era muy diferente del que tenemos nosotros hoy en día.

Él labraba y plantaba sin herramientas: era consciente, en su vida cotidiana, de que trabajaba el Jardín del Edén a través del cumplimiento de los mandamientos positivos y lo protegía por medio de evitar la transgresión.

Nosotros, también,  sabemos y somos conscientes de esto, pero sólo en un sentido abstracto. Sabemos que nuestras acciones cuentan, pero como parte de un mundo físico de causa y efecto, nos encontramos notando y sintiendo la eficacia de medicinas y cirujanos, de topadoras y albañiles, de bombas y de físicos.

Para lo anterior, el Talmud dice: “No es la serpiente venenosa la que mata, sino que la transgresión mata” (Talmud Berajot 33a).

La serpiente, la bala, el automóvil que se da a la fuga, la enfermedad, no son sino los mensajeros que ejecutan un decreto sellado por la contravención humana.

No son ellos la causa de muerte…son los efectos físicos de las cosas las que traen efectos espirituales y viceversa, lo cual es muy difícil de entender para la mayoría de nosotros: esto que sucede es explicable porque es la voluntad de El Eterno: Él es quien dirige todas las acciones de cada uno de nosotros y es a Él a quien le debemos rendir cuentas.

Los grandes creyentes judíos sabían que esto era así, y lo confirman mediante la siguiente frase:

“Bendito es el hombre que confía en Adonai  y que hace de Adonai  la fuente de su confianza” (Yeremia / Jeremías 17:7).

Barúj haguéver asher yiftáj baAdonai vehayá Adonai mibatjó

Esto nos demuestra que cuanto más uno confía en El Eterno, más Adonai justifica su confianza con el resultado de que su confianza en Él continúe creciendo.

Nuestros más grandes personajes no tuvieron dificultad en abandonarse a su suerte por servir al Eterno, sin saber de dónde provendría el desayuno del día siguiente.

Esto lo vemos, como por ejemplo cuando la Torá fue entregada: ella fue dada sólo a la generación que comía el maná.

Esta generación  aprendió, que podían vivir en un desierto yermo sin temor, en la segura confianza de que la promesa que Adonai era su garantía del sustento para los siguientes días.

Solamente después de desarrollar una fe semejante, fue Israel digno de recibir La Torá, y todos sabemos que La Torá es la sabiduría de Adonai; el sabio de Torá une su propia mente con la inteligencia del Creador, al grado de llegar a saber que, si se interesa sólo por sus necesidades en este mundo, no podrá escapar a los señuelos que la vida le ofrece, y por consiguiente no podrá ascender a un nivel más elevado.

Para nosotros, que estamos envueltos en nuestra ética de trabajo y, como mínimo en una semana de 40 horas de trabajo, a veces arduo, la fe es un beneficio adicional que nos podemos permitir sólo luego de haber conseguido una falsa seguridad.

¿Cómo la adquirimos?

Generalmente después de que alguien nos cuenta una inspiradora historia sobre la fe perfecta de un gran tzadik, y es en aquel momento en el que volvemos a hacer un concentrado esfuerzo de fe.

Adám, por su parte, no tuvo quien le “contara cuentos;” sólo sabía que su servicio a  Adonai, era el factor determinante de su éxito.

Sin embargo, nuestra historia parece no tener un “final feliz” porque todos sabemos de que finalmente Adám fue expulsado del Jardín del Edén, por haber transgredido una orden, por haberse revelado o por haberse equivocado: es entonces cuando aparece el “defecto” de no asumir la responsabilidad de los actos que es quizás, nuestro más grande fracaso, desde tiempos inmemorables.

Adám exclamo: “La mujer que me diste me hizo comer del árbol” y esta actitud, de buscar alguien a quien comprometer para salvar nuestra responsabilidad y que conocemos como “chivo expiatorio”, es la culpable de muchas de las cosas que nos suceden: esta actitud de no reconocer nuestra responsabilidad es la que continúa invadiéndonos hoy en día: buscamos culpar a todo el mundo menos a nosotros mismos.

La familia, el hogar, el ambiente, y la escuela son señalados y, mientras tanto, nos vemos a nosotros mismos como pobres víctimas.

La Torá, como sabiduría de Adonai señala que, como tenemos libertad de elección, somos capaces de ser responsables de nuestras vidas y es allí donde cometemos errores, que muchos podrían catalogar como “pecados”

Fin de la primera parte.

CONTINUARÁ

 

 

Artículo terminado de elaborar el 8 de julio de 2011 – 6 de Tamuz de 5771

MATERIAL ELABORADO POR GRUPO EDITORIAL 321JUDAISMO.COM  

TIENE DERECHOS RESERVADOS DE AUTORÍA INTELECTUAL PERO SE PERMITE SU LIBRE DISTRIBUCIÓN POR CUALQUIER MEDIO FÍSICO Y/O ELECTRÓNICO, BAJO LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1.- NO DEBE SER UTILIZADO CON FINES LUCRATIVOS

2.- NO DEBE SER DESTRUIDO SI SE DAÑA EL MATERIAL, SINO ENTERRADO, POR CUESTIONES HALAJICAS Y DE CONSERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE.

3.- NO DEBE MODIFICARSE SU CONTENIDO PUESTO QUE LLEVA PALABRA QUE MERECE EL DEBIDO RESPETO POR SALIR DE LA FUENTE DEL TANAJ Y SUS LIBROS COMPLEMENTARIOS.

PorPublicaciones

La Justicia de Adonai

la_justicia_de_adonai

En la era actual, todos y cada uno de nosotros nos encontramos es un mundo donde violencia es el verbo, el adjetivo, el sustantivo incluso, el todo de una sociedad irónicamente decadente a la vez que dotada con todos los medios y recursos para conquistar el universo conocido y florecer como raza,

Violencia, como acabo de decir, es el todo de la sociedad globalizada, posmodernista y complejamente virtual del naciente tercer milenio. Hay violencia en el cine, en la televisión, en la música, en las series y caricaturas infantiles, en los juegos de video, en la Internet, en las revistas y demás prensa escrita, etc. Solo pensando en que, por si acaso no la hubiera, sólo basta con alcoholizarse un poco –ni siquiera hay necesidad de drogarse– para transformarse en un ser violento.

Analizando un poco lo que han estudiado muchos filósofos acerca del comportamiento violento del ser humano, encontramos que “el ser humano es un prodigio de la naturaleza, porque llega a ella como el animal más indefenso e inerme: desnudo, descalzo y desarmado, pero que en cambio, le ha dado la razón, el habla y las manos”. Es por ello que para sobrevivir, el hombre ha tenido que recurrir a toda la violencia de que puede ser capaz, sobre todo si se le compara con especies mejor dotadas para la lucha y capaces de adaptarse mejor a los rigores climáticos.

A pesar y a favor de ello, el hombre ha utilizado su imaginación, creatividad, genialidad y talento para someter al mundo y a los habitantes de éste en beneficio suyo.

Sin embargo, las atrocidades que a diario se ven en los periódicos y la televisión rebasan la peor noche de delirio y pesadilla de cualquier loco, pues mientras que éste se encuentra enfermos, aquellos que secuestran, que torturan que hieren, que violan o que matan como a veces nos toca ver o saber, están enfermos del alma, o quizá peor: ni siquiera la tienen ya.

Y es que una cosa es el uso de la fuerza, por extrema que pueda ser, en pos de la supervivencia y la evolución, y otra, la aplicación de la crueldad a sangre fría, de la violencia por la violencia misma, de la furia, del odio, y de la maldad por puro placer, incluso sin justificaciones ni pretextos de ningún tipo. Así, con desfachatez y cinismo.

Vemos que hay muchas clases de violencia, aunque todas desembocan en la violencia física o psicológica: segregación racial, adicción al alcohol y a los enervantes, delincuencia menor, vandalismo, delincuencia organizada, etc. Este terrible mal da pauta para que el hombre se destruya a sí mismo, irremediable y tristemente.

Para muchos investigadores, el origen de la violencia es parte de una cuestión cultural, o mejor dicho, tiene sus raíces en los conocimientos, tradiciones, usos, costumbres y manifestaciones de los pueblos, quizá desde hace miles de años, aunque inciden en ello otros factores como la herencia, es decir, “a caracteres innatos producidos por la herencia genética, (según la teoría biológica del comportamiento) o el medio socio-cultural (teoría sociológica), donde toda persona es normal, pero el medio ambiente, sus relaciones, la educación y la familia lo pueden inducir a la violencia”. Para este último caso vemos como en la antigua Roma, considerada como la cuna de la civilización occidental, “la mujer, los niños y los esclavos eran considerados como objetos de poco valía: eso hacía que fueran considerados en condición de sometimiento y sujetas a la autoridad de alguien. Ese alguien, conocido en el sistema romano como “el paterfamilias” era quien ejercía autoridad suficiente sobre sus descendientes y todos aquellos que dependieran de él. Así, cualquiera de ellos, podía ser repudiado e incluso asesinado sin mayores problemas para el hombre, independientemente de la causa que motivase su fin.

Estamos llegando a Shavuot: conocido también como “Zmán Matán Toratéinu” o tiempo de entrega de Nuestra Tora; es la festividad que se celebra al cabo de los 49 días del computo de Omer, y se denomina Shavuot porque tiene lugar siete semanas después de Pesaj, y es un tiempo que nos acerca a un lugar, nos eleva hacia una montaña, nos invita a prestar oídos y poner nuestro corazón al servicio de un instante único, irrepetible y, por sobre todo, trascendente; momento en el que suponemos haber dejado atrás la esclavitud, para entrar a un período de libertad física y, por sobre todo, espiritual, en la cual nuestros deben dirigirse hacia lo sublime, lo eterno; donde no hay posibilidad para la idolatría, donde sabemos, a través de los diez mandamientos, que “No tendrás otros dioses delante de Mi…”; momento especial no sólo para el pueblo de Israel sino para todas las naciones, tal como nos enseñan nuestros sabios con la siguiente parábola:

Las naciones que presenciaron la conmoción pero no sabían su causa llegaron a Bilám quien era famoso por su sabiduría y lo interrogaron, “¿Está Hashem a punto de traer otro mabul (diluvio) sobre la tierra?”

“No,” Bilám tranquilizó a las naciones, “el mundo está en actividad porque Hashem está entregando la Torá a Su pueblo.”

A través de la Torá, Hakadosh Baruj Hu: nos enseña “y elegirás la vida”. Con esta orden nos dice que si queremos la vida, si pretendemos ser merecedores de vivir, tenemos que “elegir”, y la elección requiere meditación, dedicación y búsqueda; es decir, que el hombre debe elegir  sólo lo bueno, dedicándonos al estudio de la Torá que estamos pronto a recibir; ¿cómo hacerlo? Con fe, tal como hicimos en el monte cuando aceptamos recibirla a través de Naasé ve Nishmá, aceptando Sus enseñanzas, confiando en El, en Su justicia y su sabiduría, a pesar de las contradicciones y la violencia que por la cual atraviesa el mundo que nos rodea. La historia nos demostró que un judío puede seguir siendo judío frente a muchas circunstancias, y aunque en algún momento haya decidido alejarse del camino de Hashem, siempre tiene una “chispa” encendida en su interior y el estudio de la Torá es la que permitirá avivarla, para confiar siempre en la Justicia de Adonai.

¿Qué nos enseñan nuestros sabios a través de parábolas y cuentos al respecto?

Leamos:

Moshé era muy sabio. Y no era de extrañar.

Adonai mismo le había enseñado toda clase de ciencias y sabidurías.

Además había abierto sus ojos para permitirle ver todo lo que sucedería en futuras generaciones. Moshé pudo ver a todos los reyes, jueces y líderes de Israel que le sucederían, a través de las edades.

¡Qué magnífica visión! Como por una pantalla, la gente buena y justa desfilaba ante sus ojos; pero también vio hombres malvados y crueles.

Vio las sonrisas de la gente feliz, y las lágrimas de los pobres y los infelices. A Moshé le pareció que, por extraño que fuere, las personas buenas, nobles y justas, eran en su mayoría pobres, mientras que los ricos y poderosos eran generalmente malvados.

— ¡Oh, bueno y justo Adonai, Juez Supremo del mundo! —Exclamó Moshé— ¿Cómo puedes soportar tanto mal y tanta injusticia? ¿Por qué prosperan los malvados mientras sufren los justos? Te imploro, Oh Adonai, ayúdame a comprenderlo, a entender Tus actos, Tus leyes de justicia, para que pueda alabar Tu sabiduría y piedad y enseñarlas a todos.

—He escuchado tus oraciones, mi siervo Moshé —contestó el Creador— Te mostraré Mi justicia. Será, sin embargo, una breve mirada, pues ningún ojo humano puede verlo todo. Ahora abre tus ojos y contempla lo que te muestro.

Moshé abrió los ojos y vio. Vio un arroyo que corría pacíficamente colinas abajo.

Sus aguas, puras como el cristal, brillaban al sol.

De pronto apareció un caballero montado en su magnífico corcel. El jinete se detuvo ante el arroyo, desmontó y llevó a su caballo hasta el agua. Observó mientras su caballo bebía, y luego se arrodilló y también él bebió del agua clara y fresca.

Mientras estaba agachado, su bolsa con el dinero se deslizó de su bolsillo), sin embargo, el caballero no se percató de ello.

Habiendo bebido, jinete y caballo se alejaron tan rápidamente como habían llegado.

Poco después, un joven pastor apareció sobre la colina, dirigiendo sus ovejas hacia el agua.

Habiendo dado de beber al rebaño, se aprestaba a dejar el lugar, cuando avistó la bolsa.

— ¡Viva! — Gritó, al levantarla y comprobar que estaba repleta de monedas de oro y plata— ¡Qué suerte! —exclamó nuevamente. Se acabaron mis sufrimientos. Basta de malos tratos y azotes. Dejaré a mi amo inmediatamente y regresaré al lado de mi querida madre. Compraremos un campo y una casa y viviremos felices para siempre.

La alegría del muchacho era incontenible, mientras guiaba el rebaño de vuelta al hogar, con más vigor que nunca.

El polvo ya se disipaba sobre la orilla del arroyo cuando un anciano llegó bajando trabajosamente la colina. Tenía aspecto cansado y se apoyaba pesadamente sobre su bastón.

Cuando finalmente llegó a orillas del arroyo, se acomodó sobre la arena, extrajo unos trozos de pan viejo que procedió a mojar en el agua y comió. Luego puso su atado debajo de su cabeza y pronto estuvo profundamente dormido.

Entretanto, el caballero había descubierto su pérdida.

Sabía que debió perder el dinero cuando se agachó a beber en el arroyo, de manera que dio media vuelta y emprendió a rápido galope el retorno hacia el lugar.

— ¡Eh, tú! ¡Despierta, mendigo! —le gritó al viejo que dormía, mientras lo zarandeaba con ambas manos.

El viejo mendigo se despertó, sobresaltado

— ¿Qué quieres?

— ¡Sabes muy bien qué es lo que quiero! ¡Vamos, devuélveme mi bolsa, ahora mismo!

—Debes estar fuera de vuestro sano juicio, hombre —replicó el mendigo— ¿Por qué no me dejas dormir?

—Escucha, viejo ladrón —rugió el caballero— Se me cayó mi bolsa aquí hace un rato, y tú eres el único que la pudo haber recogido. ¡Es mejor que me la entregues o te mataré!

El pobre mendigo sólo atinó a reírse, sin embargo, el furioso caballero sacó su espada y la hundió en el cuerpo del anciano.

A continuación revisó el atado de éste y sus bolsillos, pero en vano, no pudo encontrar ni rastros de su bolsa.

Se encogió de hombros, sorprendido, montó y se alejó a todo galope. Al ver este asesinato a sangre fría, Moshé quedó anonadado.

— Oh, Adonai —exclamó— ¿cómo pudiste dejar que un viejo, inocente indefenso hombre, fuera brutalmente muerto, mientras que el verdadero culpable, el joven pastor, se alejaba con el tesoro?

—No te apresures —llegó la respuesta de Adonai— ¿Ves esa escalera allá? Sube en ella un escalón y observa. Ningún ojo humano vio jamás tanto, pero tú verás cómo se hace justicia, y que todos Mis modos de actuar son justos.

Moshé ascendió por la escalera indicada por Adonai.

Una escena enteramente diferente se abrió ante sus ojos.

Vio un granjero rengo que caminaba con una muleta, y un niño pequeño a su lado, tomado de su mano mientras caminaban.

Vio un salteador emboscado que de pronto se abalanzó sobre el granjero, lo apuñaló, tomó su bolsa y se alejó corriendo… Un jinete que pasaba escuchó los gritos del niño, pero permaneció indiferente… Tranquilamente, recogió la bolsa que el ladrón había dejado caer en su apuro, y se alejó en su caballo…

Nuevamente quedó Moshé horrorizado pero pronto escuchó la palabra de Adonai.

—Escúchame, Moshé, y lograrás comprender que gobierno al mundo con justicia. El mendigo que viste asesinar a orillas del arroyo es el mismo que mató al granjero rengo y le robó su dinero. El jinete que observó indiferente el asesinato, ejecutó él mismo al asesino más tarde, pues era el caballero que perdió la bolsa en el arroyo. Había encontrado la bolsa que el mendigo robó al granjero, pero no la devolvió al niño. De manera que también la perdió. El pastor era el hijo del granjero, y como legítimo heredero, finalmente obtuvo el dinero. ¿Ves, ahora, que aquel que derrama la sangre de un hombre inocente, su sangre será a su vez derramada, y nadie se beneficia con el robo?

Entonces exclamó Moshé: “El Eterno es leal, sin iniquidad, justo y equitativo es El” (Devarim / Deuteronomio 32:4).

Aunque El sea la Roca (el fuerte) perfecta es su obra, porque todos sus caminos son justicia; El Eterno es fiel y sin iniquidad, justo y recto es El. Cuando pecan se hacen mal a sí mismos y no a Eterno; no procediendo correctamente dejan de ser considerados sus hijos, y ese es su defecto: son generación tortuosa y torcida
Hatzúr tamím paólo ki kol drajáv mishpát el emuná veéin abél tzadik veyashar hu. Shijét lo lo banáv mumám dor ikésh uftaltól.

 

Terminado de redactar en el día Shabat,  Iyar 24, 5771 · Mayo 28, 2011

Articulo con derechos reservados de autoría intelectual © para el grupo editorial de www.321judaísmo.com pero con posibilidad de ser copiado y distribuido de cualquier forma, sea electrónica o mecánica, siempre y cuando se cumpla con una serie de condiciones básicas: la primera que sea para uso personal y no con finalidad lucrativa y, la segunda, que no se alteren ni se modifiquen las bendiciones ni mucho menos la palabra de la Torá: además, se pide que se cite a la fuente, en cada una de las distribuciones que se le haga a este material. Si el texto impreso se daña, no lo destruya: entiérrelo, contribuyendo también con el medio ambiente.

 

Cualquier donación, diríjase hacia la página de internet www.321judaismo.com

 

PorPublicaciones

EL ABORTO DESDE EL PUNTO DE VISTA JUDIO.

HABLEMOS DEL ABORTO

Hablar del  aborto es entrar a discutir un tema “picante y espinoso” para cualquier persona, independiente de si tiene una postura científica o religiosa ante el tema y siempre generará controversias: quien lo hace,  cuando se hace,  o por que se practica, son las preguntas clásicas y más comunes; las leyes de algunos países también han sido motivo de controversia por el mismo aspecto: no hay nada definido ni un estándar sobre el cual establecer parámetros definidos.

Entrar a considerar una definición, también genera discusión: sin embargo, se parte de la base de que, el aborto significa, en general, “la interrupción del curso normal del embarazo, ante cualquier circunstancia”.

La primera pregunta para entrar a considerar el tema del aborto es ¿Cuándo comienza la vida?

Con relación al comienzo de la vida en el ser humano, tenemos una anécdota: En cierta vez se realizó un debate público con la presencia de tres panelistas: un médico, un filósofo y un rabino. La discusión era: “¿Cuándo comienza la vida?”.

El médico se puso de pie y expuso que la ciencia médica ha demostrado inequívocamente que la vida comienza una vez que el óvulo ha sido fertilizado.

El filósofo, extremadamente pragmático, propuso que la vida no puede ser considerada como tal hasta tanto el niño no fuera una entidad viable por sí misma, es decir, una vez retirado de la madre.

El rabino se acercó lentamente al podio y, muy confiado, dijo: “Señores, ¡la vida comienza cuando los niños han crecido y se mudan a otra casa!”

 

Como nos dimos cuenta por la anécdota anterior, la respuesta acerca del origen de la vida es tan controversial, como el mismo aborto y, la bibliografía que podemos encontrar al respecto, es muy extensa y pasa, desde el punto de vista de los naturalistas hasta los metafísicos abarcando los aspectos genéticos, psicológicos, sociológicos, antropológicos o jurídicos hasta aquellos más teológicos y místicos, a través de múltiples posturas, definiciones e interpretaciones.

Dentro de esta escala se encuentra el argumento que no existe un instante natural determinado para tal definición, basándose en que la concepción no es un proceso conformado mediante un espectro discreto sino más bien uno continuo implementándose en el transcurso de diez a veintidós horas, dependiendo de las etapas contempladas, desde el recorrido de los espermatozoides hasta la penetración en el óvulo y la formación del cigoto, continuando por la postura de ser en el momento de la gastrulación o etapa formativa del embrión  o  tercera semana a partir de la fecundación, ya  que en ese instante se ha definido si hay uno o varios cigotos, y con ello se determina si es un único ser o un embarazo múltiple.

Luego continúa en la opinión de quienes se basan en la detección de actividad cerebral, que ocurre en la octava semana de la gestación, donde el embrión ha completa su organogénesis y allí se ha formado un circuito básico de tres neuronas con capacidad de reflejos ante algunos estímulos.

De allí se pasa a otra etapa en la que apoyan la formación de la vida en la vigésima semana donde el desarrollo del tálamo permite la integración del sistema nervioso y, también hay quienes aseguran que este proceso se da en el momento que se conforman las redes neuronales básicas, y se registra la aparición de patrones de actividad cerebral reconocibles, sucediendo esto entre las semanas veinticuatro y veintisiete a partir de la concepción, puesto que para muchos, la ausencia de actividad cerebral es la actual decisiva definición de muerte y a su vez, es la actividad cerebral la que va a diferenciar la especie humana de las otras especies, al catalogarla como una “especie con capacidad de raciocinio”.

Por último, hay quienes consideran que el inicio de la vida se da  en el momento en que se produce la manifestación de claros rasgos antropomórficos asociado a un desarrollo avanzado en sus extremidades y maduración orgánica con capacidad de movimientos independientes.

Al entrar poco a poco a analizar el tema, nos damos cuenta que el aborto es un problema tan antiguo como el hombre mismo y, a pesar de ello, la Torá no habla específicamente de este tema.

El judaísmo, sin embargo, cuenta con una gran cantidad de estudiosos prolíficos que han hecho aportes a la Torá y el Tanaj, por supuesto inspirados en lo que Adonai les ha dictado y, además, apoyados en los avances científicos de cada época, puesto que sabemos que muchos de ellos no sólo estaban dedicados al judaísmo sino a varios de los campos de la ciencia: Ejemplo, Maimónides.

Sin embargo, la Torá no debe ser vista como un libro plano  y sus palabras como superficiales: ella es muy clara cuando dice: Shemot / Éxodo 20:13  “No matarás (no asesinarás)”.[1]

Thou shalt not murder.                                                                                                                                                                        Lo tirtzaj

¿Qué quiere decir con esa frase? La Torá nos trae otra sentencia: Shemot / Éxodo 21:23 “Si hubiera muerte (daño), entonces pagarás vida con vida”

But if any harm follow, then thou shalt give life for life…                                                                                                      Veim esón  yiyé venatáta néfesh tájat néfesh

Nos preguntamos entonces: ¿Acaso la vida de un niño vale menos que la de un adulto?

Comencemos analizando que nos dice la halajá respecto al feto:

Nuestros sabios, a partir de las normas de la halajá nos dicen que debemos considerar al feto como un ser humano completamente formado, aunque no igual; no es igual puesto que el feto no está en el mismo nivel espiritual ni físico que una persona, aunque, en la mayoría de los ocasiones, se le suele tratar como a cualquier otro individuo:

¿Cuál es el por qué este concepto?

Porque generalmente se intenta no agredir ni lesionar al feto, como no se hace con ninguna persona, pero la Torá es enfática en estimular el hecho de que se generen sanciones a toda persona que le produzca algún daño a la mujer embarazada, sin importar que esta lesión, aunque sea realizada sin intención alguna, termine causando en la mujer, un aborto.

La Torá claramente nos habla de un resarcimiento monetario por causar un aborto lo cual suele ser interpretado por algunos rabinos como indicación de que el aborto no es un crimen capital[2] y por otros como una mera indicación de que no se ejecuta a alguien por realizar un aborto, a pesar de que es un tipo de asesinato[3].

No se ha podido llegar a un acuerdo respecto de si la prohibición del aborto es bíblica o rabínica. Sin embargo, se toma en cuenta  que el feto se convertirá en un ser humano, en su tiempo,  y debe haber una razón muy convincente para permitir un aborto[4].

Otro de los aspectos que tenemos que revisar es lo que han escrito nuestros sabios en el Pirké Abot: “En contra de tu voluntad has sido creado y en contra de tu voluntad, has nacido; en contra de tu voluntad tu vives y, en contra de tu voluntad, falleces.  (4:22).”

Para apoyar parte de estos estatutos revisados, los diferentes países del mundo, y especialmente en el Estado de Israel, han creado un concepto que se podría llamar “ley básica”, que es la que se encarga de “proteger la libertad y la dignidad de cada individuo en particular”: con esta ley se quiere decir, a grandes rasgos, que cada persona tiene el derecho a la privacidad y a la intimidad en su vida; el dominio personal no debe ser invadido sin su consentimiento.

 

La segunda pregunta que nos hace entrar en debate es, ¿Qué podría significar la dignidad humana desde el punto de vista de la halajá?

La dignidad humana significa el hecho de no degradar ni humillar la imagen divina en el ser humano[5]

 

Como quedó anotado con anterioridad, el feto para el judaísmo, no tiene la misma categoría de una persona: entonces surge la inquietud: “un feto ¿no tiene dignidad?”

 

La respuesta que dan muchos autores al respecto, por ser una pregunta difícil de resolver no es que el feto no tenga dignidad sino que “hasta que el bebe no nazca, no tiene los mismos derechos que una persona”; este individuo que está en formación, no tiene identidad como tal, pero se diferenciará de la madre, en el momento del alumbramiento; mientras no llegue a ese momento, el feto es parte de la madre sin identidad propia, “el muslo de la madre” o “una de sus extremidades” según el Talmud (Hulin 58 a).

La dependencia entre ambos desaparece luego del alumbramiento, cuando la criatura se transforma por la acción de Adonai, de una vida potencial, en persona animada, con neshamá, alma vital, limpia, un ser independiente con derechos y obligaciones, y esto teniendo muy en cuenta el concepto de que, durante el período del embarazo, el feto aprende TODA LA TORÁ y cuando nace, un ángel toca sus labios para hacer que se le olvide todo lo aprendido.

Otra referencia del Talmud, que apoya la idea anterior se encuentra en el Talmud Babilonio, Oholot 7:6, que dice que un niño nonato posee el estatus de “vida humana en potencia” mientras que su cabeza no ha emergido de las entrañas materna;  además establece lo siguiente: “desde el momento que su cabeza ha emergido está prohibido tocarlo (quitarle la vida), pues una vida no tiene precedencia sobre la otra” (Sanhedrin 72b).

 

Hemos tocado, tal vez la parte más importante que tiene en tema del aborto y es la “aparición del alma en el cuerpo”. ¿Desde qué momento se puede hablar que el feto tiene alma?

 

El primer origen que se tiene registrado en documentos, acerca de la aparición del alma en el feto[6] , para la opinión rabínica, se basa en una conversación registrada en el Talmud entre el Emperador romano Antoninus y el Rabino Yehudá HaNasí (el Patriarca), quien fuera el recopilador de la mishná[7] entre los Siglos 2-3 de la era común y, que fue documentada de la siguiente manera:

“Antoninus le preguntó a Rabi Yehudá HaNasí (el Patriarca): ¿Cuándo adquiere el alma el feto: en el acto sexual o en el nacimiento?

Rabi Yehuda le contestó, en el nacimiento: ante ello Antoninus le dijo: ¿Puede permanecer la carne 3 días sin sal y no podrirse?”

Con este tipo de conversación el rabino Yehudá comprendió que pueden transcurrir hasta 3 días en que el espermatozoide fecunde al ovulo, con lo que cambia su opinión[8]; la mayoría de los rabinos posteriores a esto volvieron a la posición de que el alma se adquiere en el momento del nacimiento, pero siempre bajo el concepto de que “el momento de adquisición del alma es uno de los secretos del Eterno, que será revelado cuando venga el Mesías”[9];

Algunos más actuales, y aprovechándose de los avances de la tecnología como son la fertilización in vitro y la clonación, dicen que el alma  aparece en el mismo momento de la fecundación, porque el procedimiento usual en FIV es el de tomar varios óvulos de la madre, de manera que la mayor cantidad de ellos sean fertilizados e implantados. Si, por ejemplo, se han fertilizado diez de estos óvulos, resultaría contraproducente implantar los diez.

Probablemente morirían todos. Lo más probable es que el médico implante tres o más, con la esperanza de que uno “prenda”.

Entonces, surge el problema en cuanto al correcto modo de proceder con los óvulos restantes.

La halajá, para quienes están de acuerdo con el punto de vista mencionado, diría que no podemos matarlos, pero tampoco, tenemos la obligación de implantarlos. Entonces, deberán ser preservados por un proceso de congelamiento profundo hasta que venza su propia vida, aproximadamente de tres años.

Rashi, comentarista talmúdico del Siglo 12 de la era común, dijo: lav néfesh hu: “no es una persona”[10]

Mientras que el Talmud dice: ubar yérech imó: “el feto es como el muslo de su madre”.[11]

La prueba de esta aseveración del Talmud está contenida en dos ejemplos de la misma fuente:

El primero que dice que el vender una vaca, que después de la venta se descubra que está preñada, el ternero pertenece a quien compró la vaca sin que implique compensación para quien la vendió;

El segundo se relaciona con el hecho de la conversión de una mujer al judaísmo: si ella está embarazada, el bebé a nacer no requiere de conversión después del nacimiento[12].

 

Fin de la primera parte

 

 

 

MATERIAL ELABORADO POR GRUPO EDITORIAL 321JUDAISMO.COM,

TIENE DERECHOS RESERVADOS DE AUTORÍA INTELECTUAL PERO SE PERMITE SU LIBRE DISTRIBUCIÓN POR CUALQUIER MEDIO FÍSICO Y/O ELECTRÓNICO, BAJO LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1.- DEBE CITAR COMO FUENTE AL GRUPO EDITORIAL 321JUDAISMO.COM

2.- NO DEBE SER UTILIZADO CON FINES LUCRATIVOS.

3.- NO DEBE SER DESTRUIDO SI SE DAÑA EL MATERIAL, SINO ENETRRADO. (Motivos halájicos y de conservación del medio ambiente)

4.- NO DEBE MODIFICARSE SU CONTENIDO PUESTO QUE LLEVA PALABRA QUE MERECE EL DEBIDO RESPETO POR SALIR DE LA FUENTE DEL TANAJ Y SUS LIBROS COMPLENTARIOS.

 

TERMINADO DE ELABORAR EL 18 DE ABRIL DE 2011 – 14 DE NISAN  DE 5771.

 

 


[1] Éxodo / Shemot 21:22-23. La traducción que ha sido usualmente aceptada en muchos de los textos es “No matarás”; sin embargo, la intención de la palabra en hebreo, es decir “No asesinarás” ya que los conceptos varían aunque sean muy parecidos: el que asesina, lo hace generalmente enfrentando a una víctima que no está en capacidad de defenderse, mientras que el que “mata” generalmente lo hace en combate, como nos lo suponemos en las diferentes historias, por ejemplo, en la conquista de Canaán por Yehoshúa Ben Nun; en la defensa y reorganización también de Canaán por el David HaMelej; también en los casos en los cuales los jueces condenan la “hechicería” y/o los actos de violencia y había que ejecutar la pena de muerte (con medidas que conocemos como el apedreamiento).

 

[2] Ashkenazi, Rab Yehudá, Beér Hetiv, Jóshen Mishpát 425:2

[3] Tenemos en los textos halájicos la consideración de que si un profesional de la medicina ha causado una muerte y, por ello toma conciencia de que tuvo comportamiento negligente, debe ser exiliado. (Tur and Shulján Arúj, Y.D. 336:1).

[4] Si bien existe el debate entre los rabinos si el aborto es una prohibición bíblica o rabínica, todos están de acuerdo sobre el concepto fundamental de que básicamente, el aborto está permitido solamente para proteger la vida de la madre o en otras situaciones extraordinarias. La ley judía no permite un pedido de aborto sin una razón apremiante que lo justifique.

[5] Tomado de New Horizons in Medical Ethics, The First International Colloquium; Medicine, Ethics & Jewish Law  1993; página 33

[6] Ensoulment – término en inglés que utilizan los textos de referencia para describir el proceso de “adquisición del alma”

[7] Mishná proviene de la palabra shaná que significa repetir: recopila en 6 tratados, la enseñanza de la tradición oral.

[8] Series educativas Nº 5 del Religious Coalition for Reproductive Choice.

[9] Series educativas Nº 5 del Religious Coalition for Reproductive Choice

[10] Series educativas Nº 5 del Religious Coalition for Reproductive Choice.

[11] Series educativas Nº 5 del Religious Coalition for Reproductive Choice.

[12] Series educativas Nº 5 del Religious Coalition for Reproductive Choice.

 

 

PorPublicaciones

El Impacto del judaísmo en la Civilización

El Impacto del judaísmo en la Civilización

Primera Parte: Civilizaciones antiguas

1.- INTRODUCCIÓN

“Voy a insistir que los Hebreos han hecho más para civilizar al hombre que cualquier otra nación…

La fe ha hecho que los Judíos sean el instrumento más esencial para civilizar a las naciones”. (John Adams, segundo presidente de los Estados Unidos).

El New York Times, uno de los periódicos más leídos en mundo, en la edición del 7 de Marzo 1998, formuló una pregunta en uno de sus encabezados, y esta fue:

¿Qué, o quiénes fueron los hombres del mundo antiguo:

a) Elitistas belicosos o

b) La fuente de los valores occidentales?

Antes de entrar a analizar la pregunta anterior, es conveniente hacer un muy pequeño análisis de las diferentes culturas universales, sin que necesariamente tengan una relación temporo – espacial,

Y ellas son: la griega, la romana, la árabe y  la china.

 

2.- CIVILIZACIONES ANTIGUAS

2.1.- CULTURA GRIEGA

Los orígenes de la civilización griega estarían en la isla de Creta, al sureste del Peloponeso, a partir del 2100 A. C. aproximadamente.

Se desarrolla la civilización Minoica, nombre tomado del legendario Rey Minos, que se asocia a la leyenda del Laberinto y el Minotauro.

Este tipo de civilización fue la primera que se describe capaz de recorrer el Mar Mediterráneo en su totalidad, conformando lo que se conoce como Talasocracia o gobierno del mar por hegemonía.

Posteriormente aparecen los Aqueos, quienes con el tiempo se les llamo Helenos,

Ellos fueron un pueblo guerrero, que invadió y sometió por las armas a los cretenses, extendiendo su dominio a la península del Peloponeso,

Esto permitió que otros fueeran, lentamente, adoptando la cultura helénica.

Entre el segundo y primer milenio antes de la era común, aparece una Grecia continental y una marítima, que se caracterizó por la formación de las ciudades estado…

Sirivió esto para poder iniciar la conquista continental que se conoció con el  nombre de Civilización Micénica, formando colonias en lugares tan distantes como el Mar de Asov, en el Delta del rio Nilo y el Mediterráneo español.

Esta es la época de la Guerra de Troya y aquí también aparecen las Polis, que se le atribuye a los dorios.

En este período de tiempo, los dioses semi-humanos son capaces de influir sobre el comportamiento humano.

Entre los siglos 8 y 5 antes de la era común, la Península de los Balcanes se hace insuficiente para contener y alimentar a la creciente población helénica.

Alli comienza la migración y el poblamiento paulatino de todas las costas del mar Mediterráneo.

Debido a su gran preparación los griegos influyen enormemente en los pueblos vecinos quienes empiezan, lentamente, a utilizar y adoptar para sí mismos, los elementos de la cultura griega.

Es así como las antiguas polis pasan a convertirse en Metrópolis: se identifican como las más importantes, a Esparta y a Atenas, donde en esta época aparecen los juegos olímpicos y las bases de la democracia.

En los últimos quinientos años antes de la era común aparecen muchos cambios como la creación de una lengua única,

Se constituye el código draconiano de leyes, se documenta por primera vez la acuñación de la moneda, se funda la ciencia médica con los principios de Hipócrates;

Se crea la primera constitución;

La filosofía llega a su esplendor con Sócrates y Sófocles, entre otros:

La historia tiene a su “padre” Heródoto;

El teatro también llega a su máximo esplendor con Esquilo y Sófocles;

En matemáticas aparece el teorema de Pitágoras; Pericles reconstruye y reforma los monumentos de Atenas, permitiendo también la expresión popular en los eventos de la ciudad;

Solón abolió la esclavitud por deudas; se funda La Academia de Platón y el Liceo por Aristóteles; aparece Alejandro Magno y, luego comienza la decadencia, pasando Grecia, al control romano.

Muchas palabras utilizadas por las lenguas occidentales provienen del griego; sólo para citar muy pocas: democracia, política, historia, filosofía, tragedia o geometría.

2.2.- CIVILIZACION O CULTURA ROMANA.

Para revisar acerca de esta cultura debemos recordar que nos ha enseñado acerca de dos orígenes de la ciudad – imperio de Roma:

Uno de ellos es el origen mitológico de Roma.

Vestal, una mujer virgen, tuvo del dios Marte 2 hijos, Rómulo y Remo, en una costa en las aguas del Tíbet, en las que fueron recogidos por el pastor Fausto que los encontró en una cesta

Gracias a ello, permitió que fueran amamantados durante un tiempo por una loba.

Ya en edad temprana Rómulo demostró habilidades de jefe, fundó una ciudad a la cual dio su nombre (753 AC) y mató a su hermano Remo, cuándo este franqueó el surco de Arado que era un límite que marcaba hasta donde se extendían sus posesiones.

Y la parte histórica?

El origen histórico nos habla de un pueblo, los latinos, quienes luego de vivir un tiempo en el valle del Po, se dirigieron hacia el Sur y se establecieron bajo el Tíbet y los montes Albanos, región caracterizada por ser pantanosa.

Allí construyeron pequeñas aldeas fortificadas y organizaron algunas lijas para defenderse de los etruscos.

Tras la fundación de una colonia en la colina del Palantina, las cuales formaron a fines del siglo XIII la llamada hija de Septimontium.

Cuando después llegaron los etruscos, éstos aprovecharon su estructura, para construir una ciudad, llamada Roma y a la que le dieron la categoría de capital de la región.

Después de ese evento hubo una gran migración de mercaderes y artesanos de todas partes que influyeron poderosamente en el desarrollo de la misma.

Se convierte en un importante centro militar, para luego llegar a ser la plataforma de la expansión Etrusca hacia el Sur.

En momentos del tercer siglo después de la era común, el imperio mostró crecientes signos de decadencia y crisis, caracterizada por el estancamiento  del desarrollo social  y del hecho que las instituciones políticas fueron cada vez más ineficientes;

Aunque el ejército imponía y destituía a los emperadores, su poder no fue capaz de defender las fronteras: aumentaron las invasiones por parte de los bárbaros quienes se fueron estableciendo como aliados y colonos en las provincias fronterizas.

Dioclesiano (284?305) se encargó de concentrar el poder administrativo, legislativo, judicial y militar, elevándose al rango de un dios.

Dividió el imperio en dos partes: Oriente y Occidente, con capitales finales en Roma y Constantinopla:

El imperio occidental casi dos siglos después desaparece y el que persistió, un milenio más, aproximadamente fue el Oriental.

La sociedad romana adoptó y/o modificó tanto la constitución de la sociedad griega  como la clase política y la organizó de la siguiente manera: la sociedad general que tenia plebeyos,  aristócratas y tiranos, en una sociedad que distinguía entre hombres libres y esclavos.

Los hombres libres se dividían en patricios y plebeyos.

Los patricios, a su vez, se dividían en tres órdenes: ecuestre, senatorial y decurional. Los patricios eran los dueños de la mayor parte de las tierras – latifundios -.

En  la clase política se caracterizó por dividirla en magistraturas, que se caracterizan por ser anuales, honoríficas (no se cobra) y colegiadas.

Las magistraturas se dividen en: magistraturas mayores (Cónsul, Pretor urbano  y Pretor peregrino y Censor), menores (Edil y Cuestor), y especiales (Pontifex Maximus para predecir e interpretar la voluntad de los dioses, Dictador y Tribuno de la Plebe: este tenía el derecho de vetar las leyes que perjudicaban al pueblo).

Entre los plebeyos se encontraban los campesinos, artesanos y comerciantes.

Los esclavos, últimos en esta estratificación social, fueron personas que no tenían ningún derecho en la sociedad romana.

Algunos de ellos se ocupaban de tareas muy duras, como el trabajo en las minas; mientras que otros eran criados domésticos e incluso capataces o administradores de las grandes fincas de los patricios.

Algunos esclavos conseguían la libertad o manumisión, porque sus amos se la concedían o porque pagaban su rescate con el dinero que ahorraban de su trabajo.

Entonces pasaban a ser libertos.

No tendría sentido alguno negar que Grecia y Roma, han sido las civilizaciones más avanzadas de la antigüedad, y que además han sido las más influyentes en las civilizaciones del mundo occidental.

Sin lugar a duda, muchas de nuestras ideas sobre el arte, la belleza, la filosofía, la política y la ciencia empírica moderna, vienen del pensamiento clásico griego.

La ley, el gobierno, la administración y la ingeniería occidental, también fueron moldeados poderosamente por Roma.

De hecho, obtenemos una gran parte de nuestra cultura de estas civilizaciones. Inclusive la historia habla de campañas bélicas en china hacia el año 166 con Marco Aurelio, donde la palabra legión fue adoptada al chino como li-jién.

Que fue lo que aportó Roma?

Quizás el aporte más importante de Roma a la cultura fue el derecho romano, del cual podemos extraer algunos principios básicos que se detallan a continuación.

· Las leyes deben ser publicadas y escritas.

· La ley debe proteger a la persona y sus bienes.

· Las leyes deben considerar los derechos de las mujeres.

· Una persona acusada debe ser considerada inocente mientras no sea probada su culpa.

· Personas de distinta posición económica y social pueden contraer legítimo matrimonio.

· Todos los hombres son iguales ante la ley.

En campos como la arquitectura, los romanos dejaron legados como fue la construcción de  caminos, acueductos, termas y basílicas, teatros, anfiteatros y circos como el coliseo de Roma,

Todos ellos utilizando elementos característicos de su arquitectura como lo fueron el arco, la bóveda y la cúpula.

El latín, se impuso en gran parte del imperio, se convirtió en la lengua oficial de la iglesia católica, se mantuvo hasta el siglo XVIII y llegó a ser base de las lenguas romances: castellano, portugués, francés, italiano y rumano.

Los romanos dieron importantes al desarrollo de la medicina y del servicio de salud.

Un ejemplo de ello fue Galeno quien vivió entre los años 130 a 200 después de la era común y, quien fue uno de los médicos más importantes de todas las épocas…

Galeno fue autor de una enciclopedia de conocimiento médico.

Los romanos se encargaron de organizar un verdadero servicio médico, atendiendo gratuitamente a la población más pobre; crearon un gran número de hospitales y perfeccionaron los métodos de sanidad pública.

 

2.3 CIVILIZACION O CULTURA CHINA

Hacemos un ligero repaso a la civilización china, por ser una de las civilizaciones más antiguas del mundo con continuidad hasta la actualidad;

Ella  tiene sus orígenes en la cuenca del Río Amarillo, donde surgieron las primeras dinastías Xia y Shang .

El territorio que actualmente ocupa la República Popular China ha estado poblado desde hace miles de años. Allí se han encontrado restos de homínidos que constituyen los antepasados más remotos del hombre.

Así lo demuestran los restos hallados pertenecientes al hombre de Renzidong que la antropología lo data con más de dos millones de años de antigüedad, en comparación con el Homo sapiens que aparición hace unos 40.000 años:

En ese período de tiempo, se encuentra que hace aproximadamente  10.000 años se empieza a cultivar arroz en el río Yangtsé y poco después mijo en la provincia de Henan.

En el octavo milenio antes de la era común, las culturas que vivieron alrededor de la zona del valle del río Amarillo se hicieron sedentarias, y casi un milenio después comenzarían a domesticar  animales.

Diferentes dinastías gobernaron y rigieron el imperio y se puede nombrar entre ellas a la Dinastía Xia, posteriormente la Shang.

De esta, podemos detallar su dedicación a la orfebrería por los hallazgos de delicadas tallas en jade, tejidos de seda y trabajos en bronce.

Otros detalles:

También durante este período fueron desarrollados los carros de guerra tirados por caballos, y con ellos se desarrolla un sistema de escritura que utilizaba más de 3.000 símbolos,

Estoes, eran tallados en trozos de hueso o caparazón de tortuga, la cual evolucionó, más tarde, hacia los caracteres usados en el idioma chino.

También se conoce de ellos que enterraban a sus difuntos con ceremonias rituales, y junto con ello les dejaban los elementos útiles de uso cotidiano; los enterraban además con alimentos y vino, para alimentar a su alma.

Posteriormente se presentó la dinastía Zhou, de la cual se reconoce la aparición una clase comercial que usaba dinero en vez del trueque.

La fabricación del bronce alcanzó un pico artístico y técnico; hubo grandes pensadores y filósofos durante este tiempo, tales como Confucio y Lao Tzu

A ellos les siguió la Dinastía Qin, que se encargó de unificar al imperio, como también se le reconoce la unificaron de los sistemas de pesas y medidas,

También, y de igual manera, el sistema de escritura.

Esta dinastía unificó los fragmentos de muralla construidos durante los siglos anteriores en la Gran Muralla, también inició la construcción de su mausoleo, los famosos Guerreros de Terracota.

También aquí se describe por primera vez el uso de la brújula, que por estar hecha de piedra imán –un mineral de hierro basado en óxido,

Este se alinea directamente hacia el campo magnético de la Tierra,

Ello hizo que fuera era usada inicialmente, en la geomancia china y en la adivinación.

Sobre la Dinastía Han, que gobernó posteriormente, se reconoce la creación de la Ruta de la Seda, que empezó a ser conocida por el imperio romano…

En este momento se inventa el papel, el sismógrafo, y se promueve un sistema educativo de igualdad para todos;

La Ruta de la Seda también permite la introducción del Budismo como religión al imperio chino.

También durante la Dinastía Han, los alquimistas taoístas investigaban sobre un elixir para la inmortalidad.

Así provocaron muchos incendios, experimentando con azufre y salitre (nitrato de potasio).

Uno de ellos, escribió un texto de alquimia llamado “Libro del parentesco de los tres” (“Book of the Kinship of the Three”), que advertía sobre las mezclas de ciertos materiales.

Para el Siglo VIII, durante la tardía Dinastía Tang, se estableció una fórmula para la pólvora.

Hecha con una combinación de salitre y azufre con carbón, la pólvora o “huo yao” se utilizó primero para hacer fuegos artificiales y señales con luces de bengala.

Más tarde se inventaron las granadas de mano sencillas, que se arrojaban al enemigo usando una catapulta.

Del período de los Reinos Combatientes se destaca la Obra Hidráulica de Dujiangyang, cuya función era arreglar las relaciones entre el regadío, la desviación de las inundaciones, y la evacuación de arenas.

Muchos años más adelante, es decir, en los primeros años del segundo milenio de la era común, se favoreció  el desarrollo del papel moneda y las letras de cambio, con el fin de agilizar el comercio entre las diferentes regiones,

Se desarrolló el sistema de graneros, como despensa del Estado y se favoreció la expansión marítima del imperio.

 

2.4 CIVILIZACIÓN ÁRABE

La existencia del mundo árabe es consecuencia de la conquista islámica a partir del año 622, primero de la Hégira.

Los árabes originales habitaban la península de Arabia y algunas regiones circundantes. Los conquistadores musulmanes extendieron fundamentalmente su religión, el islam, y la lengua oficial del Estado islámico, el árabe.

La implantación de ambas en las zonas conquistadas fue variable a las poblaciones.

Así, hubo poblaciones que adoptaron ambas cosas, como son la mayoría de las que actualmente componen el mundo árabe, de religión predominantemente musulmana,

También quienes adoptaron la lengua árabe pero no la religión islámica, y, hubo el caso de quienes adoptaron el islam más no el árabe;

Con este tipo de comportamiento, el mundo de los árabes fueron dando vida a una cultura que valorizó el patrimonio cultural de todos los pueblos con los cuales se contactó,

Asi llegaron a transformarse en importantes difusores entre oriente y occidente.

Se estableció lo que se conoce como La ruta del Incienso que, partiendo de Yemen,

Ella desembocaba en el Mediterráneo pasando por  Medina y La Meca, ciudades comerciales dónde confluían productos de tierras  cercanas y lejanas:

Ellos ern; dátiles de Bagdad, incienso de Yemen, piedras preciosas de la India, sedas de la China y otros productos como armas, trigo y aceite.

Algo más?

Mahoma, quien vivió entre los años 570-632 de la era común, profeta de Alá (Dios), dio a conocer unos mensajes divinos que hablaban de la importancia de practicar la caridad.

Para hacerlo en esta vida, que es la antesala del juicio final donde se compensará a los justos y se castigará a los malvados.

Con  ello se marca un punto de partida de la cronología musulmana, a través de la formación de un sistema de creencias que identificamos como islamismo.

El año 711 de la era común, los árabes penetraron en España, formando un  imperio que alcanzó su máxima extensión en ese momento, teniendo una longitud de 7.000 km de oeste a este.

Gracias a esta expansión se pudo traer al mundo conocido, de la India, los números arábigos, que aprendemos desde la enseñanza básica, los cuales posibilitan las más primarias y fundamentales operaciones matemáticas.

¡Avances!

De Persia trajeron el Ajedrez…

En lo referente a las áreas del conocimiento, se amplió todo lo que se conocía sobre la ciencia y la práctica médica a lo largo de toda la Edad Media.

En el siglo 10 de la era común, Rhazes  escribió la mejor monografía clínica medieval sobre enfermedades como la viruela y el sarampión.

Mientras en Sevilla, Avenzoar describía los síntomas de enfermedades cardíacas y auditivas, al tiempo que establecía la relación entre ciertas erupciones cutáneas y un parásito pequeñísimo, cuyo mal se conoce como sarna.

Avicena, en su célebre Canon, compendió todo el saber médico logrado hasta entonces.

Esta obra, traducida al latín, fue un texto clave en todo occidente por más de 500 años.

En las matemáticas, Al- Khwarizmi nos legó una nueva rama, el álgebra, y de su nombre se derivó el vocablo algoritmo, que significa “método de cálculo”.

En Astronomía, la construcción del astrolabio, instrumento de medición de la latitud en la navegación marítima, les permitió realizar cálculos precisos y mediciones de distancias para sus tablas astronómicas.

Al- Battani obtuvo el valor más exacto logrado hasta entonces, de la duración del año y de la inclinación del eje terrestre, y perfeccionó la trigonometría esférica.

Otros:

En Química, Jabir, conocido en Europa como “Geber”, describió sus experimentos químicos de manera clara y cuidadosa, logró preparar el ácido acético y el ácido nítrico, trabajó entintes y barnices, y buscó métodos para mejorar la refinación de los metales.

En el campo literario, lo más difundido son los cuentos condensados en Las mil y una noches.

Para la agricultura establecieron una fuente económica de energía que fueron los molinos de viento, ampliamente conocidos siglos atrás, por los persas.

La palabra dinero, viene del uso de monedas de oro denominadas dinhar.

07 de Noviembre de 2010 – 30 de Jeshvan de 5771

Impacto del judaísmo en la civilización – Continuará