Marihuana y judaismo

PorMax Stroh Kaufman

Marihuana y judaismo

MARIHUANA Y JUDAISMO

El mundo entero, cada vez con mayor frecuencia, se ve enfrentado a un mal, que existe desde la antigüedad: el consumo de cualquier sustancia psicoactiva y, en el caso particular a tratar, la marihuana:

Por muchas razones que en este artículo no se van a mencionar, los jóvenes y desde edades cada vez más tempranas, se exponen al consumo de las sustancias sicotrópicas y psicoactivas y los gobiernos en muchos países también invierten excesivas sumas de dinero para tratar de disminuir este tipo de consumo, el cual parece tener un efecto contrario a lo buscado, puesto que  se evidencian, se exponen o salen a la luz pública, cada vez más casos.

el judaísmo no se escapa de ello a pesar de que como religión, como estilo de vida, como creencia, trata de mantener, por todos los medios de crear “un cerco” que impide la exposición a agentes externos.

Y si hablamos de los jóvenes, quienes son los que se verían más rápidamente perjudicados por este fenómeno, tenemos que entender que ellos, los jóvenes, tienen que enfrentar un mundo de mucha competencia y frustración, donde el mercadeo y la publicidad a la que ellos se ven enfrentados constantemente, hacen que busquen el éxito de cualquier manera, por lo cual, quien no tenga la suficiente formación, no esté bien orientado, este mundo es demasiado violento y amenazante, y es por ello que deseen “buscar una salida”.

La intención de este artículo, es crear conciencia entre nosotros, acerca de esta situación, cada vez “más normal” y ver, de acuerdo con las instrucciones que brindan la Torá y todos sus libros accesorios, cuáles pueden ser las posibles soluciones.

Antes de analizar aspectos a favor o en contra de la Marihuana en el judaísmo, debemos arrancar con dos conceptos: el primero, que aclara que Marihuana, es un término despectivo utilizado por los norteamericanos en referencia a la mujer inmigrante ilegal mexicana, la mayoría de las cuales se llamaban María Juana, quienes en los años 1920 se ocupaban de los oficios “más infames” en las grandes haciendas del sur de los EUA y fueron comparadas, con una planta que se  rastrera de mal aspecto:

También en México, las prostitutas del siglo 19 utilizaban el cannabis que era traído por aquellos aristócratas locales, que podían viajar a Francia y reunirse en los salones de consumo de cannabis famosos de esa época y ,ellas la llamaban MARIGUANA;

También, que a palabra marihuana proviene del náhuatl, donde la palabra está compuesta por “mallin” que quiere decir prisionero, “hua” que significa propiedad, y la terminación “ana”, coger, agarra, asir. Se supone que los indígenas al identificar a la planta con el nombre de malihuana, quisieron expresar que la planta se apodera del individuo.

Hay un pequeño problema:

Desde el punto de vista de la Torá, ella nos habla del “reaj nejojí laAdonai” que traduce “aroma agradable para El Eterno”, es producida por un incienso, el cual se maneja en un “ketoret” o incensario, en donde a través de una “fórmula secreta” se preparan los “samim” palabra que en el hebreo moderno se utiliza para designar a las sustancias sicotrópicas, sicoactivas y alucinógenas.

El catolicismo tampoco se escapa del uso de un “incensario”  porque dice en dos de sus textos que son Lucas y Apocalipsis lo siguiente:

  • Lucas 1:5-14 así: “En tiempos de Herodes, rey de Judea, hubo un sacerdote llamado Zacarías, miembro del grupo de Abías. Su esposa Elizabeth también era descendiente de Aarón.6 Ambos eran rectos e intachables delante de Dios; obedecían todos los mandamientos y preceptos del Señor.7 Pero no tenían hijos, porque Elizabeth era estéril; y los dos eran de edad avanzada.
    8 Un día en que Zacarías, por haber llegado el turno de su grupo, oficiaba como sacerdote delante de Dios,9 le tocó en suerte, según la costumbre del sacerdocio, entrar en el santuario del Señor para quemar incienso.10 Cuando llegó la hora de ofrecer el incienso, la multitud reunida afuera estaba orando.11 En esto un ángel del Señor se le apareció a Zacarías a la derecha del altar del incienso.12 Al verlo, Zacarías se asustó, y el temor se apoderó de él.13 El ángel le dijo:   —No tengas miedo, Zacarías, pues ha sido escuchada tu oración. Tu esposa Elizabeth te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan.”

Para el cristianismo hay también referencia en el libro de Apocalipsis 8:3-5 dice:

  • Se acercó otro ángel y se puso de pie frente al altar. Tenía un incensario de oro, y se le entregó mucho incienso para ofrecerlo, junto con las oraciones de todo el pueblo de Dios, sobre el altar de oro que está delante del trono.4 Y junto con esas oraciones, subió el humo del incienso desde la mano del ángel hasta la presencia de Dios.5 Luego el ángel tomó el incensario y lo llenó con brasas del altar, las cuales arrojó sobre la tierra; y se produjeron truenos, estruendos, relámpagos y un terremoto. 

 

Adicional a estos datos, la historia nos aporta información que, pueblos como el Asirio, utilizaban el “qunubu”, dentro de sus ceremonias religiosas; los antiguos hindúes hablaban de la Ganja, para la elaboración de elementos medicinales.

 

Fin de la primera parte… 30 de Junio de 2013 ——- 22 de Tamuz de 5773

Recopilado por 321judaismo.com

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

1 comentario hasta ahora

Cannabis Medicinal: Una experiencia en LatinoameriCANNA 17Posted on9:44 pm - Oct 25, 2017

[…] Además, la ley propone la creación, en el ámbito del Ministerio de Salud, de un programa nacional para el estudio del uso del cannabis medicinal. […]

Deja un comentario