Category Archive Opinión

PorMax Stroh Kaufman

DÍA INTERNACIONAL DE CONMEMORACIÓN ANUAL EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL HOLOCAUSTO.

DÍA INTERNACIONAL DE CONMEMORACIÓN ANUAL EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL HOLOCAUSTO.

Dado que los horrores de la segunda guerra mundial dieron lugar a la creación de las Naciones Unidas, el respeto de los derechos humanos de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión, es uno de los mandatos fundamentales previstos en su Carta.

El día 27 del mes de enero, ha sido declarado, por las Naciones Unidas, como DÍA INTERNACIONAL DE CONMEMORACIÓN ANUAL EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL HOLOCAUSTO.

El 27 de enero fue elegido para conmemorar el Día Internacional de Recordación del Holocausto porque en esa fecha, en 1945, el ejército soviético liberó el mayor campo de exterminio nazi, en Auschwitz-Birkenau (Polonia).

Esto proviene de una resolución del 1 de noviembre de 2005, de la Asamblea General de las Naciones Unidas,  la Resolución 60/7 que decide asignar dicha fecha para celebrar y recordar un aniversario más de la liberación de los campos de exterminio nazis, y esta resolución insta a los Estados Miembros a que elaboren programas educativos que inculquen a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro.

Esta celebración tiene dos características “particulares”: La primera, es el décimo aniversario de dicha resolución, y la segunda, se cumplen los 70 años de haber terminado “esta pesadilla”

Algunos de los temas que la ONU va a tratar, en esta ocasión son:

1.- La libertad, la vida y el legado de los supervivientes del Holocausto

2.- ¿Por qué hemos fracasado en la prevención de genocidios y cómo podemos cambiarlo?

3.- El holocausto y los derechos actuales de los homosexuales, lesbianas, bisexuales y personas transgénero

En algún momento dijo Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas:

 “Negar hechos históricos, especialmente en un tema tan importante como el Holocausto, es simplemente inaceptable. Como también es inaceptable pedir la eliminación de ningún Estado o pueblo. Me gustaría ver que este principio fundamental es respetado tanto en la teoría como en la práctica por todos los miembros de la comunidad internacional.”

11 millones de personas fallecieron durante el holocausto, son 11 millones de personas que requieren ser recordadas, toda la vida, para que este evento no se repita NUNCA JAMÁS.

23 de enero de 2015 – 3 de Shevat de 5775

 

PorMax Stroh Kaufman

Ironía de Ironías

Ironía de ironías:

Países Árabes con nombres bíblicos hebreos

Publicado: Diciembre 4 de 2014, Escrito por: Uzi Silber en un diario en Inglés (nombre del diario omitido)

La ironía de las ironías: Cada estado árabe limítrofe con Israel, tiene un nombre tomado de la Biblia hebrea.

Iniciando en el norte de Israel con Líbano y Siria – países que fueron nombrados por las montañas adyacentes, los vecinos son  Levanon y Siryon. Levanon se deriva de la palabra hebrea lavan, lo que significa blanco, en alusión a la capa de nieve del rango  libanés. Con el nombre Siryon se identifica en las Escrituras uno de los nombres alternativos para el Monte Hermón, el cual es un pico majestuoso que se encuentra presente entre la actual frontera entre Israel y Siria.

Aunque el origen de Siria-Siryon ha sido objeto de debate, pero el historiador Daniel Pipes afirma inequívocamente en su libro de 1990, llamado  la Gran Siria, que el nombre de Siria fue derivado de Siryon.

Dando la vuelta, en la actual frontera oriental de Israel, que está formada por el río Jordán, nombre y que dio su nombre al reino en su orilla oriental, que es Jordania, en la versión Inglés de Yarden, tiene como significado “desciende de Dan” – en el actual sudeste de Líbano el río fluye hacia abajo desde las colinas de lo que fue el territorio de la tribu israelita de Dan.

Al sur se encuentra Egipto – conocido en árabe como Mizr. Bueno, eso no es originalmente árabe, ya sea que se deriva de Mitzraim, que aparece 291 veces en los primeros cinco libros de la Biblia hebrea.

Por último, se encuentra Gaza, encajada entre Egipto e Israel, mencionada por primera vez en el libro de Génesis (Bereshit), pero se hizo famoso por Sansón (Shimshon) y sus hazañas en el libro bíblico de Jueces (Shoftim).

Extra, extra, más detalles, para la ironía: Líbano, Siria, Jordania, Egipto y Gaza son nombres nada más  y nada menos que extraídos de la Biblia de los Judíos. Uno puede asumir con seguridad que tal revelación no sería recibida con entusiasmo en el mundo árabe. Las expresiones, de una terrible negación y acusaciones de conspiración sionista serían, de hecho, algo que no sorprendería a nadie.

Esto, sin embargo, hace que se formule la siguiente pregunta: ¿Por qué estos estados en gran parte musulmanes no han asumido nombres, digamos, más orientados hacia el Corán?

Aquí está la respuesta simple: los árabes simplemente asumieron que Lubnan, Sooriya, Ourdun y Mizr eran árabe; ellos nunca supieron que existieron,  alguna vez, los nombres de  Levanon, Siryon, Yarden y Mitzraim.

Otros de los vecinos de Israel, que tienen nombres con orígenes bíblicos, y que son más comúnmente ubicados en la región, y que ha sido mencionada ampliamente durante los últimos 66 años con el nombre de Cisjordania, ellos, en los tres milenios anteriores, fueron conocidos  por sus nombres bíblicos de Judea y Samaria. Por cierto, estos nombres antiguos no han sido utilizado exclusivamente por colonos judíos: las propias Naciones Unidas (en su Asamblea General de la Resolución 181 de 1947), una organización que es ampliamente conocida por sus poca o ninguna simpatía sionista, se refirió a la región, como Judea y Samaria, al igual que figuraba en todos los mapas de Oriente Medio, que fueron publicaron antes de 1948. El área fue apodada “Cisjordania” posteriormente a su captura por los jordanos en 1948, en  la Guerra de Independencia de Israel.

Para mayor ironía del hecho que los países árabes vecinos de Israel lleven nombres bíblicos, casi la mitad de los árabes del mundo, deben sus identidades nacionales a la escritura ancestral de los mismos Judíos cuyo Estado, muchos de ellos, desean eliminar.

Ironía de ironías…

PorMax Stroh Kaufman

El Mashíaj en Acción

Estamos viendo al ¡Mashiaj en Acción!

Hace 2 años, exactamente el 16 de noviembre de 2012, un periódico publicó el siguiente artículo:

La columna de nube, también conocida como las Nubes de Gloria, o Amud HaAnan, ha protegido del pueblo judío en el desierto, y la Operación “Amud HaAnan” que es mantenida por el Tzahal es la que ahora ha llevado a cabo la protección de nuestros ciudadanos sitiados en el sur. Pero es mucho más que eso.

El Rabino Kook escribió:

“Cuando hay una gran guerra en el mundo, el poder del Mashiaj se despierta. El tiempo del ave cantora ha venido, con el desmalezado a distancia de los tiranos. Los malvados se borran del mundo, el mundo se vuelve más perfeccionado, y la voz de la tórtola se oye en nuestra tierra”.

“Y después que la guerra ha llegado al clímax, el mundo se revitaliza con un espíritu nuevo, y las ‘Huellas de la Mashiaj’ se revelan en gran manera. En la medida que la guerra sea mayor, tanto en forma cuantitativa como cualitativamente, mayor es la expectativa que los “Pasos de la Mashiaj”, se vayan revelando con las huellas de la guerra…

“Con gran perspicacia, valor increíble, con profunda y penetrante lógica, con verdadero deseo, y con claro entendimiento, tenemos que recibir los contenidos exaltados de la luz del Eterno que se revela en la acción maravillosa que se da en el funcionamiento, precisamente, de estas guerras.”

El Rabino Kook termina su ensayo citando una de nuestras oraciones de la mañana. No se equivoquen. Esto es lo que realmente la operación “Amud HaAnan” es:

“Maestro de las guerras, sembrador de la justicia, ¿Quién hace que la salvación empiece a brotar? ¿El Creador o las curaciones? Grandiosa e impresionante es la alabanza, Maestro de las maravillas, quien renueva su bondad todos los días el acto de la Creación, causando que una nueva luz brille sobre Tzión, y que podamos todos tener el privilegio de ver su luz “(Orot, 2: 1).

Hashem es el Maestro, el Amo y Señor de las guerras. Y ahora, mientras los ciudadanos en el Estado de Israel se sientan angustiados en sus refugios antibombas, Hashem está comprometido en la guerra. Hashem es quien elimina a los tiranos, los asesinos de hombres judíos, mujeres y niños. Hashem está borrando a los malos del mundo, los asesinos de Hamas, ISIS y la Jihad Islámica. El Mashiaj ha despertado. Él está sentado en la cabina junto a nuestros pilotos a medida que se ellos elevan sobre Gaza, saneando y perfeccionando el mundo. Mientras que el ejército israelí está luchando, Hashem está sembrando la justicia. Hashem está causando que brote la salvación. Él está provocando una nueva luz brille sobre Tzión, y es nuestra tarea de abrir los ojos y ver. No, mis amigos, esto no es una mera guerra – esta es el Mashiaj en acción!

El Mashíaj no sólo es el rey judío ideal sino un proceso que evoluciona con el tiempo. La Guemará nos informa que: “Hay 2000 años de Mashiaj (Sanhedrin 97A). En el tratado Meguilá, nos enteramos de que, “La guerra es también el comienzo de la Redención” (Meguilá 17B). El Rambam nos dice que una de las tareas más importantes del Moshiach es luchar las guerras de Hashem (Leyes de Reyes y sus guerras, 11: 4).

Sí, la Operación “Amud HaAnan” y las siguientes que hemos visto en los medios informativos, han llegado para proteger a nuestros ciudadanos, para enseñarle a Hamas y a los otros grupos, una lección dolorosa. Debemos entender que, cuando miramos las imágenes en la televisión, aunque sean terribles, es porque estamos viendo las “huellas de Mashiaj” Todos estamos siendo testigos de la santificación de Di-s en el mundo. Que la palabra vaya adelante, “¡Hay un Dios que vive en Israel!”

Sí, la guerra es un infierno. Sí  la guerra pudiera ser suspendida o dejada a un lado, el mundo sería un lugar mejor. Pero la redención de Am Israel también viene a través de las guerras. En el rugido de nuestros aviones rayando sobre Gaza, ¡El Mashiaj está en camino! Cuando los malhechores son arrancados del mundo, aparece la luz del Mashiaj. Cuanto mayor es la magnitud y la fuerza de la guerra, mayor es la revelación del Mashiaj que le sigue.

Nuestros corazones y oraciones están con los soldados de Israel. Y que Hashem les dé a ellos y a sus comandantes el coraje sagrado y valor para terminar el trabajo y acabar con el mal que está y sale de en medio de nosotros, para la mejora del mundo. ¡Y que podamos todos tener el privilegio de ver y disfrutar de la nueva luz que brilla en Sión!

Quiera HaShem, en toda su sabiduría que veamos pronto al Mashiaj entre nosotros.

16 de Noviembre de 2014

PorMax Stroh Kaufman

Lo que el Islam ha Olvidado

Lo que el Islam ha olvidado.

Segunda parte

Revisamos en la primera parte, los aportes del Islam al mundo en general  y a la civilización especialmente la occidental y es por ello que hoy, continuamos recordando cosas que el Islam ha olvidado, en su carrera, destructiva y negativa, como se muestra con mucha frecuencia, en las noticias.

En la mecánica, que ellos llamaron “La ciencia de los trucos beneficiosos” inventaron máquinas que evitaron la sobrecarga de trabajo a los hombres (esclavos) y a los animales, porque el Islam prohibió el sistema del trabajo forzoso para llevar a cabo los asuntos cotidianos que necesitan un esfuerzo físico grande. También prohibió agotar a los sirvientes y a los esclavos y sobrecargar a los animales haciéndoles realizar tareas que no aguantan.

Taqi Ad-Dîn ibn Ma‘rûf, inventó y describió una máquina para facilitar el movimiento y la extracción del agua, que se caracterizó por un flujo continuo, sin derramamientos, sin goteos ni interrupciones.

Desde el punto de vista de la Medicina, el islam llegó a realizar muchos aportes: La triada de oro de los conocimientos médicos en el período clásico del islam la constituyen: Razi (siglo 9), Avicena (siglo 10) y Averroes (siglo 12 de la Era Común); Al-Razi (865-925), conocido en Europa como Razi, fue el fundador del hospital (maristán) de Bagdad; Fue también el fundador de la obstetricia; describió el sarampión y la viruela, y los diferenció, conoció de la inmunidad contra la repetición de la enfermedad y aplicaba vacuna para prevenir el contagio; expuso normas de higiene en los enfermos; fue uno de los primeros que utilizó algodón en los vendajes y los hilos para las suturas de las heridas, y a él se le debe  el “Libro Universal de Medicina” (25 tomos), que sirvieron durante largo tiempo como manuales en las Facultades de Medicina de las Universidades Medievales de Europa Occidental.

Abu Ali lbn Sina (980-1037), conocido como Avicena, describió el cuadro clínico de la peste, identificó la tuberculosis y de la diabetes; además, prescribió 760 remedios; fue precursor de la idea de la transmisión de enfermedades por el aire y el agua, describió la meningitis, y utilizó el mercurio para tratar la sífilis, entre muchas otras cosas.

Abu Alí al-Hasan Ibn al-Haitham, el Alhazen de los latinos, ha sido llamado “el padre de la óptica”. Fue el primero en describir el ojo humano. Dio también una explicación de la visión binocular; estudió cuidadosamente los fenómenos de reflexión y de refracción, y se aproximó al descubrimiento del fenómeno del poder aumentativo de los lentes, con el tiempo descritos en Italia.

Los médicos árabes de Córdoba llegaron a operar las cataratas con éxito en el siglo 12 de la Era Común. Operaron también tumores, redujeron  fracturas y luxaciones, y fueron los creadores de complejas técnicas de suturas e intervenciones odontológicas; descubrieron el alcohol y lo utilizaron como antiséptico, y quizás, una de las cosas más llamativas, fue la abundancia y el buen estado de los hospitales en las tierras islámicas, donde los enfermos eran atendidos diariamente por médicos y enfermeros; el primer hospital se creó en el año 707 en Damasco, bajo el mandato del califa Al-WaIid Mansuri, mientras que el primer sanatorio mental se fundó en Alepo poco después del año 1157.

El Islam ha olvidado que sus sabios elaboraron códigos que regularon el comportamiento profesional de los médicos; por ejemplo, un doctor debería ser comprensivo, amistoso, bueno, capaz de aguantar insultos y críticas adversas; debía mantener su pelo corto, de igual modo como sus uñas; era obligatorio su vestimenta limpia, con ropas blancas y debía comportarse con dignidad.

Ibn Zuhr, conocido como Avenzoar, redactó un voluminoso tratado de Medicina general, el Teisir, que incluye libros de Terapéutica, Patología e Higiene, con la descripción de numerosas enfermedades y afecciones. En esta obra se describe por primera vez el absceso de pericardio, se recomienda la traqueotomía y la alimentación artificial del esófago. También describió la sarna.

Abu-l-Qásim al-Zahrawí conocido como Abulcasis, describió la formación de cálculos en la vejiga.

En la arquitectura, el islam dio lugar a dos tipos de construcciones: las de carácter religioso en las que se encuentra la mezquita (masjid), o recinto para orar, la madrasa o escuela coránica y el mausoleo, lugar de enterramiento de un gobernante y símbolo de su poder terrenal;  por el lado de la arquitectura civil se destacan los palacios, los caravasares y las ciudades, en las que se consiguió un planeamiento racionalizado de acuerdo con las canalizaciones de agua y la protección frente al calor. Las mezquitas se caracterizaron por la presencia del muro de la quibla que le indica a los musulmanes hacia qué lado deben dirigir su oración, un patio que mantuvo la concepción primitiva del rezo al aire libre, una fuente para las abluciones (sabial) y la torre para llamar a la oración, el alminar o minarete; además, la cúpula, el arco en herradura. En la arquitectura civil, se encuentra el uso del estuco, el ladrillo y el azulejo, como elementos decorativos en los edificios; también el hecho de encontrar que  los muros y las bóvedas fueran de adobe, fue un elemento que les permitió  crear interiores frescos en regiones cálidas.

El Islam ha olvidado también la contribución del árabe a la lengua española (en nuestro caso) es quizás, la más amplia ya que se conocen aproximadamente 4000 acepciones, después del latín y el griego: para sólo dar unos ejemplos, revisemos, aquí descritas, un poco más de cien palabras:

Acequia, alcachofa, aceituna, algodón, azúcar, albaricoque, aceite, albahaca, alcalde, alfajor, albóndiga, almíbar, almirez, arrope, adoquín, alcázar, alcoba, alféizar, aljibe, adobe, ajedrez, alfombra, albacea, alcantarilla, azotea, azulejo, alférez, alfanje, adalid, almirante, arsenal, álgebra, algoritmo, almanaque, azufre, alambique, álcali, alcohol, albañil, alberca, albur, alcahueta, alazán, almizcle, aldea, alacena, almacén, almohada, alharaca, algodón, alquitrán, azafrán, alacrán, alborozo, alcancía, alhaja, ajuar, aduana, ataúd, atalaya, asesino, azafata, azahar,  alpargata, alicate, alubia, arrecife, acequia, arancel, beso, babucha ,berenjena, café, carmesí, cero, cifra, cenit, elixir, escarlata, fanega, Guadalajara, guarismo, guitarra, hasta, intifada, jaqueca, jarabe ,laúd,  mameluco , mulato, máscara, mazmorra,  nadir, nácar, nuca, ojalá, olé, quintal, sandía, tambor, taza, turrón, zarco ,zócalo, zaguán

El Islam, para poder lograr la influencia en la cultura del mundo, fue una civilización tolerante con los extranjeros y con aquellos que nunca opinaron igual que ellos, cosa que hoy en día el Islam ha olvidado y se ha dedicado a figurar en los medios, de manera violenta.

Revisemos una cita del polígrafo shií al-Mas’udi (900-957), extraída de su monumental enciclopedia denominada en árabe Muruÿ ad-dahab wa ma’adin al-ÿawahir (Campos de oro y minas preciosas).

«La historia cautiva el oído del sabio y el del ignorante; el simple y el inteligente se encantan con sus relatos y los solicitan. La historia comprende todas clases de temas.. Su superioridad sobre las otras ciencias es evidente, y todos los ingenios le conceden la supremacía. Con razón dicen los sabios que el amigo más seguro es un libro… Te ofrece al mismo tiempo el comienzo y el fin, poco o mucho; reúne lo lejano a lo que está cerca de ti, el pasado al presente; combina las formas más diversas, las especies más distintas. Es un muerto que te habla en nombre de los muertos, y que te hace accesible el lenguaje de los vivos. Es una persona íntima que se alegra con tu alegría, que duerme con tu sueño y que sólo te habla de lo que gustas».),

Esta cita mencionada,  además de muchos citas de Mahoma como lo que está escrito en el Corán, en la Sura Al Furgan 25:52, que dice: Así pues no obedezcas a los incrédulos sino combátelos (con oración y la predicación)con el Corán, en una lucha sin cuartel,   o esta, que dice, Aquel que se mata a si mismo con algo, Alláh lo atormentará con ello en el fuego del Infierno;  y aún esta otra: Quien matare a alguien sin ser a cambio de otro, o por haber corrompido la tierra, sería como haber matado a la humanidad entera. Y quien lo salvara, sería como haber salvado a la humanidad entera (Surah Al Maaida 5:32) deberían ser un acicate para revisar el pasado, enmendar el presente y forjar el futuro, y algo más: para leer, leer, leer… y llevar a la práctica el aprendizaje… y lograr la Tolerancia…

insha’Allah.

 29 Octubre 2014, 3 Moharram 1436 – 5 Jeshvan 5775

PorMax Stroh Kaufman

Lo que el Islam ha Olvidado

Lo que el Islam ha olvidado.

El islam es una religión que  pide a sus miembros,  rezar en dirección a La Meca desde cualquiera de  los cuatro puntos cardinales, lo que exigió a este movimiento religioso conocer el tamaño y la forma de la Tierra. Los científicos islámicos en la antigüedad, basados en que setecientos cincuenta aleyas —es decir casi la octava parte del Corán, estimulan a los creyentes a estudiar la naturaleza, a reflexionar, a utilizar de manera óptima la razón y a hacer de la ciencia una parte integrante de la vida social. Es por ello que esta filosofía al fomentar la creencia en el desarrollo científico, ellos alcanzaron altas cotas en todas las ciencias, pero en este caso en particular, a la Astronomía, adelantándose en varios siglos, a los astrónomos de otras latitudes.

Uno de consejos y tradiciones (Sunna) de Mahoma (Muhamad), el Profeta del Islam, figuran aquellos que dicen: “Hacer la ciencia accesible a todos es alentar a cada uno a instruirse”

“Instruirse en la juventud es grabar sobre la piedra”

“El que deja a su hogar en busca de conocimientos, sigue el sendero de Dios hasta el día de su regreso”

“El que viaja en pos de conocimiento, viaja en la senda de Dios hacia el Paraíso”

“La tinta de los sabios es más preciosa que la sangre de los mártires”.

Una de las Aleyas que se constituyen en una invitación clara del Corán para que los musulmanes investiguen los cielos, la tierra, los seres vivos y su propia existencia, y pensar acerca de ellos dice: “Bendito Aquel que ha creado siete cielos en perfecta armonía entre sí: no hallarás el menor fallo en la creación del Más Misericordioso. Mira de nuevo: ¿puedes ver alguna fisura?” (67:3)

Gracias a la consideración anterior, los musulmanes buscaron lo que ellos llamaron, la quibla (orientación) de las mezquitas, para poder regular las horas del día para la oración y el determinar el comienzo y final del mes de Ramadán, el mes sagrado dedicado al ayuno obligatorio.

¿Cuáles fueron las contribuciones del Islam a la humanidad?

Iniciamos haciendo las descripciones que  los científicos musulmanes hicieron sobre  la astronomía, a la cual denominaron ‘Ilm al-hai’a (Ciencia del aspecto del universo) e ‘Ilm al-aflak (Ciencia de las esferas celestes).

La escuela de astronomía de Bagdad que data del reinado de Al Mansnur, realizó ciertos trabajos importantes. Se revisaron las teorías antiguas, se rectificaron varios errores de Ptolomeo y se corrigieron las tablas griegas.

Thabit ibn Qurra abu’ l’Hasan ibn Marwan al-Sabi al’Harrani (826 – 901), el mayor de los geómetras árabes, fue un excelente traductor y comentador de los griegos. Estudió el reloj de sol, determinó la altitud del Sol y la duración del año solar (con una equivocación de 2 segundos).

También los astrónomos recalcularon la posición de los planetas y de la eclíptica, y perfeccionaron el astrolabio y el cuadrante; el astrónomo Al-Battani logra establecer un catálogo de 489 estrellas.

Al-Biruni, originario de los alrededores del mar de Aral, se caracterizó por sus observaciones de los eclipses lunares y solares,

Targay Ulugh Bek elaboró un catálogo que contiene la posición de 992 estrellas que logró superar al Almagesto, de Ptolomeo.

El astrónomo Abu Sa’id ad Darir, originario de las región del Caspio,  fue el autor de un tratado sobre el trazado del meridiano

En Geografía,  los científicos musulmanes establecieron que la tierra era redonda en el siglo 9 de la Era Común,  y el primer mapa del globo fue diseñado durante el califato de Ma’mun.

En las matemáticas, al-Khawarizmi presenta diversas reglas para el cálculo numérico, basadas en los algoritmos indios además de exponer detalladamente el  sistema de numeración utilizado por los hidúes. La obra principal de al-Khawarizmi es conocida con el nombre de  Hisab al-abr wa’l muqqabala, que significa “ciencia de la trasposición y la reducción”, donde el término “al-yabr” se convirtió en “álgebra”, sinónimo de la ciencia de las ecuaciones.

Ibn Sina (980-1037). Más conocido en occidente como Avicena, fue quien tradujo a Euclides y explicó la prueba del nueve, además de aplicar las matemáticas a la física y a la astronomía.

Otro traductor de las obras de Euclides,  Abul Hassan al- Uqlidisi, introdujo las fracciones decimales por vez primera en la matemáticas arábigas en El libro de los capítulos sobre aritmética india, escrito  en Damasco en el año 952 ó 953.

El gran algebrista Abu Kamil, originario de Egipto, continuador de los trabajos de al-Khwarizmi, cuyos avances serán puestos al día, hacia 1206, por el matemático italiano Leonardo de Pisa, llamado Fibonacci; también se deben a él interesantes fórmulas que conciernen al pentágono y al decágono.

Tal vez uno de los conceptos más importantes fue la creación y elaboración del concepto del cero como un número independiente, por Muhammad Ben Ahmad, en el año 976. Posteriormente, Muhammad ibn Musa fue el primero en usar la anotación del punto decimal.

En la física, los científicos musulmanes investigaron la acústica, su origen y transmisión. Por lo tanto, fueron los primeros en saber que las voces se producen a causa del movimiento de los cuerpos que las generan, y que se transmiten en el aire en forma de ondas esféricas. También fueron los primeros en dividir las voces en tipos. Explicaron que los sonidos de los animales varían según la longitud de su cuello, la anchura de su garganta y la estructura de su laringe. Fueron los primeros en justificar el eco, diciendo: “Sucede por el reflejo del aire ondulado al enfrentarse a un cuerpo alto como una montaña o una pared, sin embargo, quizá dicho reflejo no se sienta por la proximidad de la distancia, de modo que no se percibe la diferencia temporal entre la voz y su reflejo”.

De los científicos musulmanes famosos en la física, destaca Al-Birûni quien concretó la densidad (gravedad) específica de 18 tipos de piedras preciosas.

Al Jazini es considerado como el profesor de la física de todas las épocas. Se dedicó la mayoría de su tiempo a estudiar la hidrostática, por lo que inventó un instrumento para saber el peso específico de los líquidos, e inventó  una balanza para pesar los objetos en el aire y en el agua; sus estudios abrieron el camino para la invención del barómetro.

En la química, Yabir Ibn Haîân, quien  era conocido como As-Sufi (el sufí),  fue el primer científico que fundó esta ciencia, la cual fue conocida en Europa durante varios siglos con su nombre latinizado: “Geber”.  Fue Yabir Ibn Haîân quien introdujo la experimentación científica del laboratorio en el sistema de investigación científica; él dijo: ‘El deber de quien se ocupa de la química, es ejecutar pruebas y experimentos; ya que el conocimiento no se logra sino a través de ellas’

Los musulmanes descubrieron los principios más importantes de la química y sus secretos. Unos de sus inventos más relevantes fue el agua de plata (ácido nítrico), el aceite de vitriolo (ácido sulfúrico), y el agua de oro (ácido nitro clorhídrico), el nitrato de plata, el cloruro de mercurio, el óxido de mercurio, la pólvora (carbonato de potasio y carbonato de sodio), el vitriolo verde (sulfuro de hierro). Además, descubrieron el alcohol, el potasio, el espíritu de amoníaco, el arsénico, el antimonio, y los álcalis.

Gracias a sus descubrimientos en la química, se desarrollaron las técnicas modernas para la fabricación de elementos como el jabón, el papel, la seda, los tintes, los petardos, el curtido del cuero, los extractos de perfumes, la fabricación de acero, el pulido de metales, entre otras.

El manuscrito árabe más antiguo escrito en papel es Garib Al Hadiz de Abu ‘Ubayd y data del año 837 de la Era Común.

Lo que el Islam ha olvidado—————————–  Fin de la Parte 1———————-

29 Octubre 2014, 3 Moharram 1436 – 5 Jeshvan 5775

PorMax Stroh Kaufman

Yerushalayim

Yerushalayim Is Not For Sale

Jerusalém no está a la venta.

Canción de Mordechai Ben David

Overnight – a massive construction

On top of Jerusalem mountain

At campus luring innocent souls

To drink from the forbidden fountain

Like many before

They’ve came here for war

We’re warning them now it won’t pay

 

Jerusalem – her holiness crying

Defiling her dearest location

Politics blinding sense of pride

Are we not the Chosen Nation?

Together as one

We will overcome

Bringing her freedom today

 

Yerushalayim is not for sale

Voices crying

Thundering throughout the cities

You better run for your life

Back to Utah overnight

Before the mountain tops open wide

And swallow you inside

 

Yerushalayim your foes will fail

Senseless trying

He’s guarding His holy city

He’s punished all its intruders so awfully

They have perished their names are history

 

The wars, the pain

Brought masses returning

Back to their roots more than ever

The leftist fiercely fighting truth

To dampen the sparks still burning

So wake up my friend

This is the very end

The arrows are pointing our way

Chorus:

 

Yerushalayim No Está en Venta

Durante la noche – una construcción masiva

En la cima de la montaña de Jerusalém

Como en el campus para atraer almas inocentes

Para beber de la fuente prohibida

Como muchos antes

Ellos han venido aquí para la guerra

Les estamos advirtiendo ahora que no resultará

 

Jerusalém – Su santidad está llorando

Profanaron su ubicación más querida

Políticas cegadoras del sentido de orgullo

¿Acaso no somos la nación escogida?

Juntos como uno  Superaremos

Traeremos a ella, su libertad hoy

 

Yerushalayim no está en venta

Voces llorando

Tronando por las ciudades

Será mejor que corras por tu vida

Volverán a Utah durante la noche

Antes de la montaña abra su cima

Y los trague en su interior

 

Yerushalayim, tus enemigos fracasarán

Insensatos, tratando;

Él está protegiendo Su Santa Ciudad

Él ha castigado a todos los intrusos tan terriblemente

Que han perecido y sus nombres son historia

 

Las guerras, el dolor

Han traído masas que regresan

Volverán a sus raíces más que nunca

El izquierdista, ferozmente está luchando

Para amortiguar las chispas todavía ardiendo

Así que despierta mi amigo

Este es el final

Las flechas están señalando nuestro camino

 

Estribillo:

24 de agosto de 2014 – 28 de Av de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Embarazo en el Judaísmo

Embarazo en el Judaísmo

Parte 1

¿El embarazo en el judaísmo tiene alguna diferencia con el embarazo en cualquier otro tipo de ideología?

Cualquiera diría que el embarazo reúne unas características, que identifica este proceso por el cual, al menos una vez en la vida, la mayoría de las mujeres atraviesa, y son iguales para todas.

Sin embargo, nos damos cuenta que cada mujer atraviesa por el embarazo sujeta a una serie de influencias variables que hace que sea único para ellas, sin importar el número por el cual tengan que pasar.

En la Torá tenemos el siguiente relato:

“Y los bendijo El Eterno, y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos [Perú Urevú], y henchid la tierra y sometedla; y tened dominio sobre los peces del mar, en las aves de los cielos, y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.” (Bereshit / Génesis 1:28)

Esta mitzvá honra entonces el hecho de que la mujer quede en embarazo: aquí no hay límite en la cantidad, porque ha sido el ser humano quien ha impuesto la cantidad de hijos que desea tener.

Sin embargo, un embarazo puede ser excitante pero puede ser también lo más agotador posible: El sólo hecho de que el abdomen cada día sea más grande, sin poder impedirlo, puede explicar esta dualidad de sentimientos: saber que hay que someterse a múltiples evaluaciones médicas, tal como lo dictan los diferentes Colegios de Ginecología y Obstetricia en el mundo, es otro factor de estrés y de felicidad…porque ellos buscan asegurar que no haya enfermedades sexualmente transmisibles, defectos genéticos (Tay-Sachs, Gaucher, defectos del Tubo Neural), enfermedades de transmisión por zoonosis (Toxoplasmosis), etc.

Tal vez una de las costumbres más conocidas en el mundo occidental es la reunión de regalos conocida como “baby shower”: en la tradición judía, sin embargo, esto es considerado como un tabú: Ni la Halajá ni las leyes judías prohíben los regalos; sin embargo, las costumbres lo prohíben. El dar regalos antes del nacimiento del bebé e incluso el asignarle un nombre, es considerado por la judería ortodoxa, como un llamado de atención que puede ser aprovechado por espíritus, que conduzcan hacia el Mal de Ojo.

Esto se relaciona con el antiguo proverbio que dice “no cuentes los pollos hasta que no hayan salido del huevo”

Algunos interpretan esto por el lado de las energías cósmicas, que tienen un efecto de acción y reacción y otros también lo relacionan como el actuar del hombre de negocios, que no dice nada de su proyecto, hasta que no lo concreta exitosamente…  Para los menos ortodoxos se dice que “si se no se hace el baby shower porque se haciendo como un acto de fe, está mostrando su confianza en El Eterno, y admitiendo que no siempre se tiene el control de las cosas.”

Pero el embarazo comienza a diferenciarse desde el primer momento, de los embarazos de otros grupos culturales, porque los sabios piden que se incluya, en el servicio religioso, el # 20, para la salud y la protección personal; también dicen que, la noticia del embarazo no debe salir del grupo familiar más cercano, hasta el segundo trimestre, o hasta que se haga visible: la razón, para esta costumbre es que, si una mujer llegara a abortar durante el primer trimestre del embarazo, tener que compartir esta trágica noticia con conocidos, compañeros de trabajo, y parientes lejanos, sería muy complicado.

La tradición judía anima a las mujeres embarazadas a mantener, celosamente, un comportamiento y una actitud de optimismo y positivismo, evitando situaciones como estar escuchando y estar pendiente de cosas no tan positivas espiritualmente como la calumnia, el chisme, el odio, la envidia y la mentira, ya que el estado de ánimo materno es permanentemente transmitido al embrión y/o feto en todo momento y esto afectará su salud física y espiritual.

A pesar de esta consideración hay que tener en cuenta el siguiente concepto de la Halajá: Un feto se considera parte del cuerpo de la madre y no un ser humano completo. El libro del Éxodo (21:22) dice…

Cuando riñeren hombres y golpearen a una mujer preñada, de modo que salieren sus criaturas sin que haya desgracia (de muerte en la mujer), el culpable será ciertamente multado conforme a lo que impusiere el marido de la mujer, lo cual piará (por el aborto) Más si resultare desgracia (de muerte en la mujer), darás vida por vida,

Veji yinatzú anashím venaguefú ishá hará veyatzéu yeladéiha veló yiyé asón anósh yeanésh kaashér yashít aláv báal haishá venatán biflilím. Veím asón yiyé venatáta néfesh tájat náfesh.

Sin embargo, aunque el feto no tiene la personalidad y por lo tanto ninguno de los derechos y privilegios de un ser humano, la Halajá recuerda que su vida debe ser protegida como un ser humano en potencia, y no debe causarle daño de ningún tipo.

Esto está reforzado porque es de conocimiento que durante la gestación, el feto es visitado por un ángel que le enseña TODA LA TORÁ,  y cuando nace, otro ángel toca sus labios, para que se olvide de ella y tenga que aprenderla de nuevo.

A una mujer judía nunca se le dice “felicitaciones” cuando da a conocer la noticia del embarazo, (bajo el término en hebreo mazal tov) sino que se le dice, “en hora buena” (be shaá tová)

Otra de las diferencias está dada en que aunque la Torá insiste en que se requiere del trabajo del hombre para mantener a su familia, es un principio fundamental de judaísmo que todo el éxito viene de El Eterno; que es Su bendición la que provee el sustento; es El Todopoderoso quien ofrece todo lo que necesitan todas sus criaturas y por ello, otra boca no le va a sobrecargar.

Otro de los asuntos que hay que considerar, como diferencia es que, aunque existen leyes para la Nidá, que es el tiempo de separación sexual de la pareja, para el embarazo no hay leyes específicas relacionadas con el sexo durante este período de tiempo: sin embargo, el Talmud dice: “el sexo en los tres primeros meses del embarazo, es difícil y complicado, tanto para la mujer como para el feto. En el segundo trimestre del embarazo, las relaciones sexuales son difíciles y complicadas para la mujer, pero beneficiosas para el feto. En los tres últimos meses del embarazo, las relaciones sexuales son beneficiosos tanto para la mujer como para el feto, y por lo tanto el feto las aprovecha bastante bien.” El Jazón Ish dijo al respecto que, tener relaciones sexuales una vez por semana está bien, y no es difícil de cumplir.

Aunque para el judaísmo es importante que los padres tengan como mínimo una pareja de hombre y mujer, los sabios nos enseñan que pueden prever el sexo del bebé: la fuente, El Talmud, en donde se escribe que, si el orgasmo de una esposa es anterior al de su marido, el bebé será un niño.

¿Cómo calculan la duración del embarazo algunos rabinos?

Algunos que sugieren que el embarazo dura 271 días, sugiriendo que, en la antigüedad, los hombres tenían sexo con sus esposas sólo los días martes, miércoles, jueves y viernes por la noche, para evitar que sus mujeres dieran a luz en el shabat, causando una violación de los días santos, y la cuenta se hace desde el mismo momento de la concepción: Ellos aprendieron del verso que dice “Entonces Boaz tomó a Rut, y ella fue su mujer, y cuando llegó a ella, el Señor le dio que concibiese [herayon], y ella dio a luz un hijo” (Rut 4:13). Ellos convirtieron la palabra herayon en su valor numérico (guematria), que es 271, los días de embarazo de una mujer.