Título:

Controlando el enojo y sus consecuencias

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir

Controlando el enojo y sus consecuencias

Controlando el Enojo.

Enojo es una palabra que proviene del latín vulgar inodi?re, que significa ‘enfadar’.

Sinónimos de enojo pueden ser enfado, disgusto, ira, irritación o desagrado.

El enojo es un sentimiento (desagradable) que experimentamos cuando nos sentimos contrariados o atropellados por las palabras, las acciones o las actitudes de otros.

Es variable, y gira entre los rangos de una irritación leve hasta una furia e ira intensa.

Con respecto a esto, el libro del Zohar hace una analogía diciendo: «Hay ira y hay ira… hay una ira llamada bendita y hay una ira llamada maldita”

Pueden ser llamadas, desde un punto de vista sicológico, en ira saludable y problemática.

Y también relacionado con esto, sabemos lo que es el enojo y todos lo hemos sentido, de alguna manera, y sabemos que puede ser beneficioso, o dañino para nuestro organismo, dependiendo de su intensidad.

Entre los hallazgos más comunes son:

–  Aumento de la presión sanguínea, lo que con el tiempo puede provocar el deterioro de las arterias.

– Elevación del ritmo cardíaco, (y la frecuencia respiratoria) generando taquicardia (generalmente benigna).

– Aumento de la producción de sustancias químicas como la adrenalina, lo que altera el equilibrio natural del cuerpo.

– Aumento de la testosterona y descenso del cortisol

– Desequilibrio en el sistema inmunológico.

– Aumento del riesgo a padecer contracturas, dolores musculares y jaquecas.

Hay muchos mitos relacionados con el enojo: (Descritos por el U.S DEPARTMENT OF HEALTH AND HUMAN SERVICES)

    • El enojo es hereditario (Ejemplo: lo heredé de mi padre y no puedo cambiarlo)
    • Soy agresivo cuando me enojo
  • Si no soy agresivo, no consigo lo que quiero

Solemos identificar el enojo en una persona, por intermedio de 4 formas de señales:

    • 1. Fisiológicas (ejemplos: ritmo cardíaco acelerado, opresión en el pecho, sentirse acalorado o enrojecido)
    • 2. Conductuales (ejemplos: apretar los puños, pasearse nerviosamente en un mismo lugar, alzar la voz, mirar fija y persistentemente)
    • 3. Emocionales (ejemplos: miedo, injuria, celos, culpabilidad)
  • 4. Cognitivas/pensamientos (ejemplos: lenguaje interno hostil, imágenes de agresión y venganza)

Y los medios para manejar el enojo,por supuesto, son también muy variados.

¿Desde el punto de vista judío qué?

Desde el punto de vista del judaísmo, nos han dicho nuestros sabios “No trates de calmar a  tu amigo cuando está enojado»:

Nuestros sabios también escribieron “Aquel que se enoja, es como si adora ídolos”

Otro de los análisis de nuestros sabios dice que, en tres situaciones se reconoce a la persona: “BeKaasó, BeKisó, BeKosó” – “En su enojo, en su bolsa (se refiere al dinero) y en su copa (cuando está tomado).

La primera vez que encontramos enojo en la Torá, está en Bereshit 27:44: dice así, refiriéndose a Yaakov:

y morarás con él algunos años, hasta que se pase la ira de tu hermano, Utiliza el término Jamát, significando ira, en lugar de Kaás o Keisá, las más comunes para enojo.

Con lo que hemos visto anteriormente, podemos entender que estaba “fuertemente enojado”

Tan desconcertante puede llegar a ser el enojo, que puede hacer que una persona pierda el control.

Dijo Resh Lakish: toda persona que se enoja, si es sabio, la sabiduría se aleja de él, si es profeta, la profecía se aleja de él.

Escrito está en la Guemará, Nedarim 22b, que “la persona que se enoja, se le olvida su olvido y aumenta estupidez en su cabeza”.

Ambas citas se están refiriendo, a lo que le aconteció a Moshé, en tres ocasiones, que su enojo fue tan grande, que “cometió errores”: perdió el control y desobedeció al Eterno; esto fue la causa de su recompensa, la que fue de no poder entrar a la tierra prometida

EL Rey Salomón dijo: “El enojo reside en el seno de los necios” (Eclesiastés / Kohelet 7:10)

Se cuenta que Yosef  Karo, fue aconsejado por los ángeles, de la siguiente manera:

Intenta por todos los medios de alejarte del enojo… aunque la gente diga o haga cosas por las que habría que enojarse… todo el esfuerzo que inviertas en evitar el enojo, aumentará la calidad de tu conocimiento, tendrás más alumnos que serán más exitosos…tendrás la costumbre de conducirte con todos con tranquilidad, y de no enojarte nunca, ni siquiera por el honor del Creador del Universo…

Conclusiones:

Tenemos que reflexionar y a pesar que por donde uno analice, siempre vamos a caer en la misma conclusión que el enojo, no es del todo bueno; por tanto, cualquier mecanismo que utilicemos para controlarlo, está bien

Desde contar hasta diez (o cien) hasta buscar un profesional (sicólogo, siquiatra, terapeuta, etc.) que nos brinde las herramientas para aprender a dominar esta emoción

Dedicarle un poco de tiempo al Estudio de la Torá es usado en el judaísmo como un mecanismo para controlar el enojo

Buscar el bien oculto en las cosas malas que ocurren, a nosotros o a los demás, como lo estipula el jasidismo.

Establecer prioridades, que es algo muy personal,es otra de las herramientas. Lo que tiene importancia en la vida de los seres humanos, y no estoy hablando de las cosas materiales, ayuda a controlar el enojo.

Una persona que controla el enojo, aumenta su fe y desarrolla una elevada conciencia espiritual.

Si te gusta el dinero, no puedes dejar de prestar atención a esta cita: Hashem te quiere mandar la Berajá y la parnasá (bendición y sustento): si estás enojado, no eres apto para recibir la parnasá. (Guemará Benei Benyamin)

Por último, no nos olvidemos del concepto “midá kenegued midá” que traduciría, “con la vara que mides, serás medido”refiriéndonos a lo que le sucedió a Moshé, fácilmente nos puede pasar a nosotros.

Controlemos el enojo y muchas cosas buenas vendrán a nuestras vidas.

No esperes que otra persona cambie… Inicia tu el cambio, y el mundo cambiará también.

27 de Octubre de 2017 – 07 de Jeshvan de 5778

Recopilado para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh Kaufman

¿Qué opinas de este artículo? - Déjalo en los comentarios:

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir
Max Stroh Kaufman

Max Stroh Kaufman

Más artículos

Otros artículos

Conoce nuestra tienda

En nuestra tienda tenemos libros digitales, cursos, artículos judíos y mucho más.