Category Archive Reflexiones Semanales

PorMax Stroh Kaufman

El Camino Correcto

El camino correcto

Para reflexionar.

¿Cuál es el camino correcto por el que uno debe optar para su propio bienestar? Aquel que es honorable para quien la adopta y que le conduce hacia la admiración de los demás (Pirke Avot / Ética de los Padres 2:1).

A primera vista, esta afirmación es bastante molesta. ¿Por qué? Porque lo que son los caminos del bien y del mal, no pueden ni deben estar sujetos a la opinión pública. Igualmente, lo que está relacionado con “La admiración de los demás “: esto no debería tener cabida en la determinación de la moralidad.

La declaración a la que hacemos referencia, en este momento, no tiene nada que ver con lo que es correcto y lo qué es incorrecto: por el contrario, lo que se está discutiendo el modo de conducta en el ámbito de lo que es correcto.

El Midrash relata que Rabí Shimón ben Shataj (1) compró una mula de un árabe, y cuando sus alumnos descubrieron una preciosa joya en la montura, y lo felicitaron por su buena fortuna. Rabí Shimón les respondió: ” Yo compré una mula, no una piedra preciosa. ” Buscó al árabe y le devolvió la joya a él. El árabe dijo: ” Bendito sea el Dios de Rabí Shimón ben Shataj. ”

En nuestros tiempos, en pasados días, un rabino de la ciudad de New Haven, en Connecticut, Noah Muroff, encontró en un escritorio que había adquirido, por la suma de 200 dólares, a través de una compra en el internet, un sobre con casi 100.000 dólares, escondidos en su interior: él y su esposa llamaron al dueño original del mueble y le devolvieron el dinero que había escondido allí, algún tiempo atrás; con las siguientes palabras se expresó:

“No puedo agradecerles lo suficiente por su honestidad e integridad. No creo que haya demasiadas personas en este mundo que hayan hecho lo que ustedes hicieron por llamarme. Me gusta pensar que todavía hay gente buena en este mundo loco en que vivimos Seguramente ustedes son unos de ellos”.

El comportamiento correcto, por el camino correcto, desde el punto de vista ético y moral, provoca admiración y sirve como un ejemplo para los demás.

Por lo tanto Hoy….. Trataré de comportarme de una manera que va más allá del bien y del mal, y convertir mi “derecho ” en una ” verdadera razón”

 

(1) Erudito, Nasi del Sanedrín durante los reinados de Alejandro Janneo (103-76 AEC) y su sucesor, la reina Alexandra Salomé

Tomado del libro “Autocontrol” del Rabino Plinsky Editorial ArtScroll

09 de diciembre de 2013 – 06 de Tevet de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Refleiones semanales

Reflexiones semanales

Estas son las reflexiones para la semana comprendida entre 07 al 13 de Julio

Retomamos nuevamente nuestra sección de reflexiones semanales y he aquí unas cuantas…

1.- Las personas son espejos unas de otras. Si ves las faltas de otra persona y no te dejan en paz, es seguro que estás viendo tus propias faltas. (Anónimo).

2.- Todas las personas son preciosas porque todas ellas están hechas a imagen y semejanza de El Eterno. Cuando tratas y muestras respeto y amabilidad hacia los demás, estás honrando directamente a HaShem. (El Alter de Slavodka)

3.- Si una persona busca mantenerse a si mismo, él no está en la búsqueda de la paz, y lo que debe hacer es salir, a buscar activamente formas de hacer la paz, siempre que pueda. (Tratado Avot deRav Notton)

4.- Las almas son una sola. Sólo los cuerpos nos dividen. Por lo tanto, el que sitúa el cuerpo antes de que el espíritu nunca podrá experimentar el verdadero amor ni el real valor de la amistad. (Anónimo)

5.-  Todos somos fragmentos de almas mayores, y aquellas almas, son fragmentos de otras aún más sublimes, y así sucesivamente nos unimos hasta enlazarnos en un alma primordial: el alma de Adám. Ninguno de nosotros está completo. Ninguno puede sostenerse por sí sólo. Lo que a uno le falta el resto cumple, donde uno se destaca, los otros lo desean. Sólo juntos podemos encontrar la unidad en nosotros mismos. Sólo juntos podemos ser un recipiente apto para que la presencia del Todopoderoso sea revelada. (Anónimo)

6.- ¿Qué destruye nuestra felicidad? La envidia. Estar ocupado deseando lo que las otras personas tienen. Esto aleja nuestro enfoque del apreciar todas las cosas maravillosas que tenemos, lo que nos lleva a tener una sensación de carencia e infelicidad.  Hoy, aprende a apreciar e imagina lo que sería la vida si las cosas, las personas, las cualidades y las habilidades que tienes te fueran arrebatadas. Cada vez que te encuentres fijándote en las relucientes vidas de las páginas de revistas como “Hola” o en los brillantes juguetes nuevos que tiene tu vecino, trae tu foco de vuelta a tu vida. Regresa a casa, a ti mismo, a tu vida y mira al rededor. ¿Qué sucedería si estas cosas no estuvieran aquí mañana? ¿Cuánto las extrañarías? (Yehuda Berg)

7.-  Mientras más barreras existen, más oportunidades tenemos de conectarnos a la Luz. Mientras hay más obstáculos, mayor la cantidad de disparos que encienden nuestras reacciones, para que podamos resistir y transformarlas. ¡Mientras más, mayor felicidad! Después de todo, la transformación es el propósito de nuestras vidas y solo un obstáculo nos puede dar esa oportunidad. Hoy, dale la bienvenida a cualquier obstáculo que encuentres. Utilízalo para practicar la transformación y para resistir tus reacciones emocionales. (Yehuda Berg)

Recopilado para 321judaismo.com

10 de julio de 2013 – 03 de Av de 5773

PorMax Stroh Kaufman

A cambiar el mundo

A cambiar el mundo – Reflexión semanal

La mayoría de nosotros asumimos que no podemos influir en el resto del mundo y nos limitamos: el judaísmo habla que nuestros actos, por pequeños que sean si se reflejan en todo el universo que nos rodea: por ello, lo que importa es la actitud (kavaná): Pudieron Adolfo Hitler, Osama Bin Laden, Martin Luther King, Cristobal Colón, Mahatma Gahndi, Nelson Mandela, Benito Juárez, José Martí, Ernesto el Che Guevara, Karol Woitila, Wiston Churchil e incluso el recientemente fallecido Hugo Chávez,  generar todos los cambios que quisieron siendo personas “comunes y corrientes?

Saca de ti esa Kavaná, esa intención y muévete a hacer los cambios,  a influir en los demás, porque puedes hacerlo… Tienes todas las herramientas en tus manos… no dudes …

La maggior parte di noi supporre che siamo in grado di influenzare il resto del mondo, e noi semplicemente: ebraismo parla alle nostre azioni, per quanto piccolo, se si riflettono in tutto l’universo che ci circonda, pertanto, ciò che conta è l’atteggiamento (kavanah): potevano Adolph Hitler, Osama Bin Laden, Martin Luther King, Cristoforo Colombo, Mahatma Gahndi, Nelson Mandela, Benito Juárez, José Martí, Ernesto Che Guevara, Karol Woitila, Winston Churchill e anche il recentemente scomparso Hugo Chavez, generare tutti i cambiamenti che le persone volevano essere “ordinario?

Sbarazzarsi di che Kavanah, che l’intenzione e spostare di apportare modifiche, di influenzare gli altri, perché si può fare … Hai tutti gli strumenti nelle vostre mani … per favore…

Most of us assume that we cannot influence the rest of the world and we simply: Judaism speaks to our actions, however small if they are reflected in all the universe that surrounds us therefore, what matters is the attitude (kavanah):  could Adolph Hitler, Osama Bin Laden, Martin Luther King, Christopher Columbus, Mahatma Gahndi, Nelson Mandela, Benito Juárez, José Martí, Ernesto Che Guevara, Karol Woitila, Winston Churchill and even the recently deceased Hugo Chavez, generate all the changes that people wanted  being “ordinary people?

Get rid of that Kavanah, that intention and move to make changes, to influence others, because you can do … You have all the tools in your hands … please do not hesitate.

A maioria de nós assumir que nao podemos influenciar o resto do mundo e nós simplesmente: o judaísmo fala às nossas ações, ainda que pequena, se eles são refletidas em todo o universo que nos rodeia, portanto, o que importa é a atitude (kavanah): Eles, Adolph Hitler, Osama Bin Laden, Martin Luther king, Christopher Columbus, Mahatma Gahndi, Nelson Mandela, Benito Juárez, José Martí, Ernesto Che Guevara, Karol Woitila, Winston Churchill e até mesmo o recém-falecido Hugo Chávez,podriam gerar todos as mudanças que as pessoas queriam ser ” porque são pessoas “comuns?

Livrar-se de que Kavanah, essa intenção e passar a fazer mudanças, para influenciar os outros, porque você pode fazer … Você tem todas as ferramentas em suas mãos …

09 de junio de 2013 – 01 de Tamuz de 5773

PorMax Stroh Kaufman

Koraj una perspectiva diferente

Koraj y su historia.

Otra perspectiva.

Todos conocemos la tradicional historia de Koraj y gracias a ella, lo conocemos como un líder, revolucionario, deseoso de poder, que se enfrenta a Moshé y a Aharón por las decisiones tomadas por el primero de ellos: Koraj y sus seguidores señalaron a  Moshé como un político corrupto, y tuvo que asumir las consecuencias de su manera de pensar.

Si nosotros evaluamos a la generación que recibió la Torá, vemos que algunos de nuestros sabios y estudiosos los clasifican con el nombre de “dor deá” o generación del conocimiento: gracias a ello sabemos que, en este intento de rebelión, Koraj aspiraba a ganar mucho, pero también sabemos que él estaba expuesto a perder aún mucho más.

La Torá es enfática en resaltar las cualidades de Koraj y de esta generación, diciendo: Koraj fue el bisnieto de Leví, y había ganado el apoyo de los mejores de Israel-“doscientos cincuenta príncipes de la asamblea, los convocados para reuniones, hombres de renombre.” Es decir, que no era cualquier persona la que estaba incitando la rebelión.

Por lo que leemos, tanto en la Torá como en los múltiples comentarios de Talmud y otros escritos, podemos suponer que hay por lo menos, tres cosas que estaban motivando a Koraj a realizar semejante reto: uno de ellos, podría ser la necesidad de hacer un cambio extremo en su propia vida; otro, la arrogancia y por último, la envidia; hemos visto a través de la historia cómo, quienes necesitan de un cambio extremo son capaces de hacer esfuerzos también extremos, para lograr sus objetivos a pesar que ello ponga en riesgo sus carrera, sus relaciones, e incluso sus propias vidas.

¿Qué podría significar un cambio extremo? Es el hecho, el momento o las actitudes que tomamos cuando queremos cambiarnos a nosotros de un modo radical, que incluso altere la percepción de la realidad.

Se habla de cambio extremo en la belleza, con los cambios climáticos, con las remodelaciones en las construcciones existentes, en las juntas directivas, en los hábitos de consumo, etc.

En psiquiatría no se habla de cambio extremo sino de esquizofrenia cuando hay alteraciones en la percepción de la realidad que causa además mutación.

Nos preguntamos entonces: ¿Estaría Koraj esquizofrénico? O Solamente estaba inconforme y de verdad ¿tenía un ideal por el cual luchar?

Tenemos muy pocos datos para afirmar / confirmar la enfermedad de Koraj pero, a lo mejor si buscaba un “cambio extremo.”

Desde el punto de vista de la Torá. Tenemos una concepción acerca de no realizar “cambios extremos” tanto en la apariencia física, como en el intelecto, que dice: 1samuel16:7 dice: y Jehová respondió a Samuel: no mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

¿Fue Koraj quizás un arrogante, pretensioso? Si miramos el significado de arrogancia, que es la actitud o el estado de una persona que está convencida de creerse superior o estar por encima de los demás. Altanería, altivez, podríamos decir que ellos son defectos de Koraj: Está escrito en el libro de Proverbios (13:10) La arrogancia sólo produce peleas, la sabiduría está en escuchar. Y aunque no fue una pelea lo que ocasionó Koraj con su actitud, si generó una división en el pueblo.

Encontramos una anotación muy especial en el Likutei Moharán 2,82 que dice que la arrogancia, a través de sus acciones puede atraer la humillación, a la espera que las cosas sean como ella lo desea, cuando por lo general no lo son.

Rabi Jaim Luzzato escribió que “La arrogancia provoca que las personas sabias se deterioren y hacen que pierdan su inteligencia. Ella logra producir esto incluso entre los más sabios de los hombres y mucho más en aquellos que aún no han estudiado”

También Rambam dijo que “la arrogancia está prohibida incluso para un rey y mucho más para el resto de las personas”

Con lo anterior vemos que sin esta fue una de las características de Koraj, ella lo condujo a su destino final, conocido por todos.

¿Quizás Koraj estaba convencido que estaba haciendo lo correcto?

Sabemos que, por lo general, hacer lo “correcto” no siempre significa que se está haciendo lo más placentero; sin embargo, cuando se torna placentero, genera sensaciones increíbles en la vida de una persona, siempre y cuando se esté haciendo basado en la razón correcta: el riesgo es que uno termine jactándose y vanagloriándose de sus propios logros, lo que lo puede conducir por un camino equivocado.

¿Y si se tratase de Envidia? El problema de sentir envidia de alguien, es que el único perjudicado es quien la siente, porque al ver que otros tienen logros, alcanzan metas objetivos e ideales, sufren y están dolidos porque ellos no han podido llegar a donde otros si lo han hecho y dice el Mesilat Yesharim en el capítulo 11 que no llegarán a experimentar placer, por lo que ellos tienen… La envidia, con frecuencia, no deja ver que la persona que logra sus metas y sus objetivos, tuvo que dedicarle un tiempo y esfuerzo considerable a su trabajo, y le hace pensar a aquél que podría lograr lo mismo, en forma más sencilla y en menos tiempo.

La envidia de Koraj ¿fue propia de él o impulsada por alguien más?

El Talmud y el Midrash nos relatan que en ello interviene la esposa de Koraj quien es, a través de muchos diálogos, quien le “incita” a retar a Moshé hasta que finalmente lo hace.

Con todo ello, El Todopoderoso decide, a través del tema del Incienso, decidir quién, por sus méritos, será el Kohen Gadol, y la historia termina, con el final por todos conocido.

Koraj tuvo entonces, una experiencia única en la vida, que comenzó como una rebelión religioso-política y terminó con el fin de sus días y, nos deja como mensaje que a pesar de todo su vida fue fructífera, dejándonos muchas enseñanzas porque, como dice el refrán: “El que no tiene nada para morirse tiene nada vale la pena vivir.”

 

Los editores esperan que esta breve ‘cápsula de conocimiento’ engendre más estudio y discusión sobre los  temas de la Torá (lehagdil Torá ulehaadirá); es por ello que agradecen sus cartas, sus mensajes y cualquier forma con la que ustedes impulsen y diseminen este conocimiento, por todos los medios, tanto físicos como electrónicos.

08 de Mayo de 2013 – 30 de Siván de 5773

PorMax Stroh Kaufman

Segula

Segula

La palabra segula indica una acción que tiene el propósito de llevar a cabo un cambio en la fortuna de uno. La palabra segula podría ser traducida como un remedio espiritual o una tradición que lleva a un acto propicio. También quiere simbolizar nombres o combinaciones de nombres de ángeles que tienen algunas peticiones especiales escritas en pergaminos, que pueden ser utilizadas para el favorecimiento personal.  En la Biblia, sin embargo, se utiliza en la frase Am Segula, para señalar a Israel como una nación preciada (Shemot / Éxodo 19:5 (1), Devarim / Deuteronomio 7:6 (2), 14:2, 26:18), y se refiere a la especial relación que El Eterno tiene con el pueblo judío. Encontramos también la frase Am Segula en el cánto Lejá Dodí del shabat.

Las Segulot se remontan a las fuentes cabalísticas, talmúdicas y rabínicas, y son reconocidas en el mundo judío religioso. Para dar un ejemplo, según el Or HaJaím (3), el describió que la segula es “un encanto que sobrepasa la lógica”

Otra explicación que se tiene acerca de las segulot, es que ellas son una forma de hishtadlut (esfuerzos) de las fuerzas espirituales.

El hishtadlut es la forma de utilizar medios físicos, tales como ir a un médico y tomar medicamentos, o también utilizar medios espirituales, con un propósito beneficioso, porque, dicen los estudiosos que, el mundo físico está rodeado de fuerzas espirituales que determinan lo que sucede: si algo espiritual o físico produce una interrupción en lo que en el mundo cabalístico se conoce como Shefa (flujo espiritual) no se logra un objetivo deseado o apropiado.

Hay que tener en cuenta que las segulot pueden ser interpretados por laicos, como agüeros, supersticiones o, incluso, brujería, porque tienen la opinión que, “a veces funciona, a veces no” Veamos el por qué:

Segulot para la fertilidad:

  • Actuar como kvaterin (4) en la brit milá de un bebé, es una segulá para parejas sin hijos, tener hijos propios.

Segulot para protegerse de la maldad:

  • La concentración en la frase Ein Od milvado: “No hay nadie más que Él” protege a una persona de un peligro grave.

Segulot para la salud:

  • Colocar una paloma sobre el ombligo de un enfermo de ictericia, provee la cura a través de la transferencia de la enfermedad

Segulot varios:

  • La compra de un cuchillo nuevo, para la fiesta de Rosh Hashaná, es un remedio propicio para asegurar adecuados medios de subsistencia.
  • Quizás una de las más famosas es la de rezar, durante 40 días consecutivos, en el Kotel, el Shir haShirim (cantar de los cantares) y los Tehilim (Salmos), con el propósito de tener salud, conseguir pareja y la fertilidad.

 

Nota de la Redacción: Nosotros, 321judaismo.com brindamos esta información para conocimiento general y no con ello quiere decir que estamos a favor o en contra esta práctica en el judaísmo ortodoxo: somos partidarios de la oración y su influencia en el destino de la persona como lo hemos radicado en muchos de los artículos, porque en el judaísmo no debe haber intermediarios entre la oración y HaKadosh Baruj Hu.

 

(1)    Ahora pues, si escuchareis atentamente mi voz y guardareis mi pacto, seréis para Mí un tesoro especial sobre todos los pueblos, puesto que mía es toda la tierra;

Veatá im shamóa tishmeú bekolí ushmártem et brití viheyitém li sgulá mikol haamím ki li kol haáretz.

(2)    Porque pueblo santo eres para el Eterno, tu Adonai; a ti te escogió el Eterno, para que le seas un pueblo querido, por encima de todos los pueblos que hay sobre la faz de la tierra.

Ki am kadosh atá laAdonai Elohéija bejá bajár Adonai Elohéija liheyot lo leám sgula mikol haamím asher al penéi haadamá.

(3)    El Or haJaím o Rabino Jaim Ben Attar fue un talmudista y cabalista, nacido en Meknes, Marruecos, en 1696, y murió en Jerusalém, Israel, el 7 de julio 1743. Fue uno de los rabinos más prominentes en Marruecos.

(4)    Kvatterin: es una mujer honrada con el hecho de poder cargar un bebé, de una madre, para llevarlo a la sala donde se le ha de realizar la circuncisión.

PorMax Stroh Kaufman

Reflexion Semanal

En esta ocasión traemos otras frases que nos llenan de sabiduría, para la seccion llamada “reflexión semanal”

1.- El Todopoderoso no es prepotente ni arrogante con sus hijos: permite que cada judío, sin excepción, sea capaz de un poderoso crecimiento espiritual y de éxito. Jofetz Jaim

2.- El Baal Shem Tov decía que si una persona reza y permanece igual luego de hacerlo, es como si no hubiese rezado. Lo mismo se aplica a nuestras acciones de compartir. Cuando realizamos un acto espiritual, deberíamos verificar si somos una persona diferente después. Una mejor persona. Yehuda Berg.

3.- La oración sin la dirección del corazón es como un cuerpo sin alma.  Rabino Shneur Zalman de Liadi

4.- Si está permitido, hay que usarlo para el bien. Si puede ser elevado, no podemos dejar atrás. Rabino Menajem Mendel Schneerson

5.- De esta forma es el camino de la creación: primero viene la oscuridad, entonces viene la luz. Talmud Shabat 77b

 

PorMax Stroh Kaufman

Actuando de buena fe

Como actuando de buena fe, llegamos a recibir, hasta más de lo que necesitamos

 

Nuestra historia habla de El Baal Shem Tov, quien tenía, entre sus  discípulos, a uno muy particular,  llamado José y al que su Mala Inclinación le indujo a robar. En alguna ocasión este José no pudo sobreponerse a la atracción de robar, y por la noche, cuando toda la ciudad dormía, salió de su casa dirigiéndose a la lujosa residencia de una dama, muy acaudalada, llamada Sara, la cual estaba ubicada en uno de los extremos de la ciudad.

 

Sara, era  a su vez, la hija única de un hombre muy rico, que no hacía mucho tiempo había falleció, y debido a que no tuvo más hijos, recibió, de él, todos sus bienes.

 

José, esa noche,  llegó a la entrada de la propiedad, encontrando que el portal estaba abierto, el guardián estaba durmiendo, y los perros parecían recibirlo muy amablemente, porque movían alegremente sus colas, sin ningún gesto adicional… José siguió caminando hasta la entrada principal de la residencia, encontrando que la puerta no estaba cerrada, y además, ninguno de los empleados estaba en los alrededores…

 

José entró, observó con gran asombro la abundancia y las riquezas que allí había; sin detener sus pasos, llegó a un lujoso salón, donde se encontraba la caja de caudales. Nuevamente se sorprendió al encontrarla completamente abierta, y, en su interior, dinero, lingotes de oro, joyas y piedras preciosas.

 

José estaba perplejo: todo le había resultado muy fácil hasta el momento, como si hubiese tenido ayuda del Cielo.

 

José pensó: ¿Por qué todo me ha salido tan fácil? Es como si todas estas riquezas fueran mías, y lo único que tengo que hacer es tomarlas sin ningún obstáculo, para poder disfrutarlas…

Todo parecía como si los billetes, el oro y las joyas, lo estuvieran llamando y diciéndole: ¡José! Somos tuyos, llévanos…

 

Mucho tiempo estuvo José contemplando y suspirando, hasta que un pensamiento le vino a la mente: Si todo esto que observo, es verdaderamente mío, llegará a mis manos en forma completamente permitida, a lo que también pensó: ¿Si es así, por qué debo tomarla en forma prohibida, transgrediendo la voluntad del Creador?

 

Luego de ello sintió un gran temor. Percibió un gran riesgo y un  gran peligro a su alrededor, y gritó, desde dentro de su corazón: ¡Amo del universo, sálvame! Después de ello salió, rápidamente de esta casa, sin llevarse nada.

 

Al día siguiente, después de haber pasado un largo día de arrepentimiento, vergüenza y llanto frente al Creador para que le perdone su voluntad de robar, recibió un mensaje de su maestro, el Báal Shem Tov, que lo llamaba para que se presentara, lo más pronto posible.

 

Cuando llegó José donde su maestro, estaba lleno de miedo y vergüenza, porque estaba completamente seguro, que,  Baal Shem Tov había visto, con su Inspiración Divina, todas sus acciones.

¡José!, Dijo el Baal Shem Tov, “Ayer vino a mí, Sara, ¿Sabes quién es ella?”

 

¡Por supuesto maestro, todo el  mundo en este pueblo sabe quién es ella! Dijo José. El se encontraba temeroso de lo que pudiera decirle su maestro.

 

Baal Shem Tov le dijo, Como tu bien sabes, Sara es hija única, y, su padre,  antes de fallecer, me pidió que cuidara y supervisara cada uno de sus asuntos:¡ que la cuide y me preocupe por ella, como si fuera mi hija!

 

José, mientras escuchaba sus palabras, no hacía más que temblar.

 

El Baal Shem Tov  continuó diciendo: Sara  vino a mí, y me pidió que le encuentre un novio. Su voluntad es que el novio sea un erudito de la Torá, que se ocupe solamente del estudio y del servicio a Adonai. Ella no quiere que intervenga en sus negocios y propiedades, sino que se dedique a estudiar, sin ninguna interrupción, y que no tenga nada que ver con las cosas materiales de este mundo… Ella misma es suficientemente hábil para dirigirlo todo, es una mujer virtuosa y experimentada en los negocios de su padre.

 

Es por ello, dijo el  Baal Shem Tov, que en medio de mis oraciones, el Todopoderoso me sugirió que te escogiera a ti,  para que te cases con ella, porque ustedes son la pareja perfecta. Si estás de acuerdo, ve  a prepararte para la boda, ya que mi intención es que se realice sin mucha demora.

José salió, de la casa de su maestro, sintiendo su cabeza agitada. Se sentó en un banco cercano, y, mentalmente recorrió los últimos acontecimientos, quedando impresionado por la misericordia del Creador. Estuvo pensando lo que hubiera pasado si hubiera cumplido con el robo, porque muy seguramente, en lugar de poderse dedicar al estudio de la Torá y la plegaria, hubiera tenido que esconderse, escapándose hacia otro lugar lejano, y, muy probablemente también habría abandonado el camino de la fe y de la Torá…

 

José agradeció con lágrimas al Creador por Su misericordia y por Su ayuda para hacerlo triunfar en la prueba; porque vio, con sus propios ojos, que tenía ya un camino preparado, y   lo único que tenía que hacer era, actuando de buena fe, en su momento, recibirá las bendiciones,  de la manera correcta.

 

Extraído del libro “En el Jardín de la Fe” por Rabi Shalom Arush