Category Archive Rezos

PorMax Stroh Kaufman

Haftara Ki Tisa

Lectura de Haftara Ki Tisa

1Reyes 18:1 – 39

 

La extensión de esta haftará Ki Tisa, está sujeta a la práctica y la costumbre de cada comunidad

Y sucedió que pasados ya muchos días, en el tercer año, vino la palabra del Eterno a Elías, diciendo: Anda, muéstrate a Ahab (Ajav), porque daré lluvia sobre la tierra

Y fue Elías para mostrarse a Ahab. Y el hambre era grave en Samaria.

Y Ahab llamó a Obadiah, que regía su casa, y Obadiah temía mucho al Eterno;

Pues cuando Jezabel (Izével) exterminaba a los profetas del Eterno, Obadiah tomó a cien profetas y los escondió, cincuenta en una cueva y cincuenta en otra, y los sustentó con pan y agua.

Y dijo Ahab a Obadiah: Anda por la tierra a todas las fuentes de aguas y a todos los torrentes; quizá hallaremos hierba con que mantengamos la vida a los caballos y a los mulos, para que no nos quedemos privados de bestias.

Repartieron pues entre sí la tierra para recorrerla; Ahab fue solo por un camino y Obadiah fue solo por otro camino.

Cuando Obadiah estaba en camino, he aquí que Elías venía a su encuentro. Y aquél le reconoció y cayó sobre su rostro y le dijo: ¿Eres tú, mi señor Elías?

Y éste le respondió: Soy yo; anda, di a tu señor: “Aquí está Elías”.

Y dijo Obadiah: ¿En qué he pecado para que tú quieras entregar a tu siervo en mano de Ahab, para que me mate?

Tan cierto como existe el Eterno, tu Dios, que no hubo nación o reino a donde no haya enviado mi señor a buscarte; y cuando decían “no está”, exigía juramento a aquel reino o a aquella nación de que no te podían hallar.

Y ahora tú dices: ¡Anda, di a tu señor: Aquí está Elías!

Va pues a suceder que cuando me aparte de ti, el espíritu del Eterno te llevará no sé adónde, de manera que yendo yo a decírselo a Ahab y no pudiéndote él hallar, me matará, y tu siervo teme al Eterno desde su mocedad.

Ciertamente le fue contado a mi señor lo que hice cuando Jezabel mataba a los profetas del Eterno, cómo escondí de los profetas del Eterno cien hombres, cincuenta en una cueva y cincuenta en otra, y los sustenté con pan y agua.

Y ahora tú me dices: ¡Anda, di a tu señor: aquí está Elías. Y él me matará

Pero Elías respondió: Tan cierto como existe el Eterno de las huestes, en cuya presencia siempre estuve, que hoy mismo me he de mostrar a él.

Entonces fue Obahiah al encuentro de Ahab y le dio aviso; y fue Ahab al encuentro de Elías.

Y sucedió luego que viendo Ahab a Elías le dijo: ¿Eres tú el damnificador de Israel?

A lo que respondió: Yo no he damnificado a Israel, sino tú y la casa de tu padre, por haber dejado los mandamientos del Eterno y haber seguido a los bealim.

Ahora bien, envía y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, como también a los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal y a los cuatrocientos profetas de Asherah (Astarté), los cuales comen a la mesa de Jezabel.

Y Ahab envió (mensajeros) a todos los hijos de Israel, y congregó a los profetas en el monte Carmelo.

Y llegándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo vacilaréis entre dos opiniones? Si el Eterno es el Dios, seguidle; más si lo es Baal, entonces seguidle a él. Más el pueblo no le respondió palabra.

Entonces dijo Elías al pueblo: Sólo yo he quedado de los profetas del Eterno; pero los profetas de Baal son cuatrocientos cincuenta hombres.

Dénsenos pues dos novillos y escojan ellos para sí uno de los novillos, y cortándole en trozos pónganlo sobre la leña, mas no le pongan fuego. Y yo prepararé el otro novillo y le colocaré sobre la leña, mas no le pondré fuego.

E invocaréis vosotros en nombre de vuestro Dios, y yo invocaré en nombre del Eterno; y será que el dios que responda por medio del fuego, éste es el que es Dios. A lo cual respondió todo el pueblo: ¡Bien está la cosa!

Y dijo Elías a los profetas de Baal: Escoged para vosotros uno de los novillos y preparadle primero, porque vosotros sois los más; e invocad en nombre de vuestro dios, mas no le pongáis fuego al sacrificio.

Habiendo ellos tomado el novillo que les entregó Elías, lo prepararon e invocaron en nombre de Baal desde la mañana hasta el mediodía, diciendo: ¡Oh Baal, respóndenos! Pero no hubo voz ni quien respondiese; y ellos saltaban sobre el altar que habían hecho.

Y aconteció que al mediodía se burló de ellos Elías, diciendo: ¡Clamad en voz alta, ya que decís que él es dios; o está conversando o está persiguiendo al enemigo, o está lejos, o quizá está durmiendo y despertará.

Y clamaron en alta voz, y según su costumbre se tajaban con espadas y lancetas, hasta chorrear la sangre de ellos.

Y aconteció, pasado ya el mediodía, que ellos siguieron profetizando hasta la hora en que se presenta el sacrificio de la tarde; mas no hubo voz, ni quien respondiese ni quien atendiese.

Entonces dijo Elías a todo el pueblo: “Acercaos a mí”, y se le acercó todo el pueblo. En seguida restauró el altar del Eterno (que había sido erigido por el rey Saúl) y que fue derribado (por los adoradores de Baal).

Y tomó Elías doce piedras, conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob, el cual tuvo revelación del Eterno, que decía: “Israel será tu nombre”.

Con aquellas piedras edificó un altar en nombre del Eterno, e hizo alrededor del altar una zanja con capacidad para contener dos medidas de simiente.

Y puso en orden la leña, y cortando en trozos al novillo, lo puso encima de la leña. Y dijo: Llenad cuatro cántaros de agua y derramadla sobre el holocausto y sobre la leña.

Y dijo: Hacedlo por segunda vez; y lo hicieron por segunda vez. Y dijo: Hacedlo por tercera vez; y lo hicieron por tercera vez.

Y el agua corría alrededor del altar, y él llenó también de agua la zanja.

Y aconteció que habiendo llegado la hora en que se presenta el sacrificio de la tarde, el profeta Elías se llegó al altar y dijo: ¡Oh Eterno, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel! ¡Hoy mismo sea conocido que Tú eres Dios de Israel y que yo soy tu siervo, y que por orden tuya he hecho todas estas cosas!

Respóndeme, oh Eterno, respóndeme, para que conozca este pueblo que Tú, el Eterno, eres el Dios, y así harás tornar sus corazones que estaban vueltos hacia atrás.

Entonces cayó el fuego del Eterno y consumió el holocausto, y la leña, y las piedras, y el polvo, y lamió el agua que estaba en la zanja.

Y vio todo el pueblo y cayeron sobre sus rostros, diciendo: ¡El Eterno solo es Dios! ¡El Eterno solo es Dios!

 

Haftara Ki Tisa – F0nética para el hispano-parlante

1Melajim 18:1-39

 

????? ?????? ???? ????? ?????? ?????? ?? ?? ?????

Haarajat haHaftara (Ki Tisa) hazot Kfufá letargol uleminhag shel kol kehila.

 

Vayehi yamim rabim udvar Adonai hayá el Eliyahu bashaná hashlishit lemor lej heraé el Ajav veetná matar al penéi haadamá

Vayeléj Eliyahu leheraót el Ajav veharav jazak beShomrón.

Vayikra Ajav el Ovadiyahu asher al habait veOvadiyahu hayá yaré et Adonai meód.

Vayehi behajrit Izevel et neviéi Adonai vayikaj Ovadiyahu méa neviím vayajbiém jamishim ish bameará vejilkelám léjem vamáim.

Vayomer Ajav el Ovadiyahu lej baáretz el kol mainéi hamáim veél kol hanejalim ulay nimtzá jatzír unejayé sus vaferéd veló najrit mehabehemá.

Vayejalkú lahém ethaáretz laavor ba Ajáv haláj bedérej ejad levadó veOvadiyahu haláj bedérej ejad levadó.

Vayehi Ovadiyahu badérej vehíne Eliyahu likrató vayakirehu vayipól al panáv vayomer haatá ze adoní Eliyahu.

Vayómer lo ani lej emor laAdoneyja hin Eliyahu.

Vayomer me jatati ki atá notén et avdéja beyad Ajav lahamiténi.

Jai Adonai Elohéija im yesh goy umamlajá asher lo shaláj adoni sham levakeshjá veamrí ayin vehishbiá et hamamlajá veét hagoy ki lo yimtzaéka.

Veatá atá omer lej emór laadonéija hiné Eliyahu.

Vehayá ani eléj meitáj verúaj Adonai yisaajá al asher lo edá ubáti lehaguíd leAjáv veló yimtzaája vaharagani veavdéja yaré et Adonai mineurái.

Halo hugad laadoní et asher asíti baharóg Izevel et neviéi Adonai vaájbi mineviéi Adonai méa ish jamishím jamishím ish bameará vaajalkelém léjem vamáim.

Veatá ata omer lej emor laadonéija hiné Eliyahu vaharagani.

Vayomer Eliyahu jai Adonai Tzevaót asher amádeti lefanáv ki hayom eraé eláv.

Vayeléj Ovadiyahu likrat Ajáv vayagued lo vayeléj Ajáv likrat Eliyahu.

Vayehi kirót Ajáv et Eliyahu vayomer Ajáv eláv haatá ze ojer Israel.

Vayomer lo ajárti et Israel ki im atá ubéit abíja baazovjém et mitzvót Adonai vateléj ajaréi habealím.

Veatá shláj kebótz elái et kol Israel el har haKarmél veét neviéi haBáal árba meót vajamishím uneviéi haAsherá arba meót ojléi shulján Izavel.

Vayishláj Ajáv bejol benéi Israel vayikbótz et haneviím el har haKarmél.

Vayigash Eliyahu el kol haám vayomer ad matái atém poskim al shtéi haseifím im Adonay haElohim léju ajaráv veím haBaál léju ajarav veló anú haám otó davar.

Vayomer Eliyahu el haám ani notárti naví laAdonai levadí uneviéi haBáal arba meót vajamishím ish.

Veyitnu lanu shnayim parím veyivejarú lahém hapár haejád vinatjuhú veyasímu al haetzím veésh lo yasímu vaaní eesé et hapár haejád venatáti al haetzím veésh lo asím.

Ukratem beshem elohéijem vaaní ekrá veshém Adonai vehayá haElohim asher yaané vaésh hu haElohim vayaán kol haám vayomerú tov hadavár.

Vayomer Eliyahu lineviéi haBáal bajarú lajém hapar haejád vaasú rishoná ki atém harabím vekirú beshém elohéijem veésh lo tasímu.

Vayikju et hapar asher natán lahém vayaasú vayikreú beshem haBáal mehabóker veád hatzohoráim lemor habáal anénu veéin kol veéin oné vayefasjú al hamizbéaj asher asá.

Vayehi vatzohoráim vayehatél bahém Eliyahu vayomer kirú bekol gadol ki elohim hu ki siáj vejí sig lo vejí dérej lo ulái yashén hu veyikátz.

Vayikreú bekol gadol vayitgodedú kemishpatám bajaravót ubarmajím ad shfój dam aléihem.

Vayehi kaavór hatzohoráiim vayitnabeú ad laalót haminjá veéin kol veéin oné veéin kashév.

Vayomer Eliyahu lekol haám gueshú elái vayigshú kol haám eláv vayerapé et mizbáj Adonai heharús.

Vayikáj Eliyahu shtéim esré avanim kemispár shivtéi benéi Yaakov asher hayá dvar Adonay eláv lemor Israel yiyé shméja.

Vayivné et haavaním mizbéaj beshém Adonai vayaás tealá kebéit satayím zerá savív lamizbéaj.

Vaya’aroch et-ha’etsim vayenatach et-hapar vayasem al-ha’etsim.

Vayomer milú arba´s jadim máim vayitzkú al haol´s veál haetzim vayomér shnu vayishnú vayomer shaleshú vayeshaleshú.

Vayeljú hamáim savív lamizbéaj vegám et hateal milé máim.

Vayehi baalot haminjá vayigash Eliyahu hanaví vayomar Adonai Elohéi Avraham Itzjak veIsrael hayóm yivadá ki atá Elohim beIsrael vaaní avdéja uvidvarjá asíti et kol hadevarím haéle.

Aneni Adonai anéni veyedú haám hazé ki atá Adonai haElohim veatá hasibotá et libám ajoranit.

Vatipól esh Adonai vatojal et haolá veét haetzím veét haavaním veét heafár veét hamáim asher batealá lijejá.

Vayar kol haám vayiplú al penéihem vayomerú Adonai hu haElohím Adonai hu haElohim.

 

03 de Marzo de 2018 – 16 de Adar de 5778

Trabajo realizado por el equipo de redacción de 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Bendecir los alimentos – desde el judaismo

Bendecir los alimentos – desde el judaísmo

¡Como bendecir los alimentos en 1 a dos minutos y por qué!

En el judaísmo, es muy común bendecir los alimentos, una y otra vez, antes de cada ingesta y después de haber comido.

 

¿Por qué?

Porque arrancamos de un “mandamiento” en la Torá Devarim 8:10 que dice “Y comerás y te hartarás y alabarás al Eterno, por la buena tierra que El te ha dado”.

Veajálta vesaváta uberájta et Adonai Elohéija al haáretz hatová asher natán laj.

Con la bendición, reconocemos que, El Eterno, es la fuente de todo sustento.

Para el judaísmo existe una bendición para “todos” los alimentos, aunque algunos de ellos estén agrupados… es decir que por ciertas características, por ejemplo,el mango, la piña y la manzana, reciben la misma bendición

Entonces, hay bendición para el pan (la más básica), los frutos del árbol, de la tierra, el vino y el jugo de uva, las bebidas, “y para el resto”

Esto sin contar que para “finalizar” está el Birkat haMazón y el Al haMijiá para los alimentos que no están elaborados a base de granos y el “Al Haaretz veal Hapeirot” después de las uvas, higos, granadas, aceitunas y dátiles (los frutos de la tierra de Israel)

 

Ahora ¿Qué pasa si me olvido de bendecir?

No olvidemos que con bendecir cumplimos con una mitzvá…

Pero si no recitamos la bendición, si uno no recita una bendición, y por ejemplo la acción termina, es decir, hemos terminado de comer alguno de los alimentos mencionados, teóricamente no podemos recitar la bendición, porque “se cierra” el espacio. y no hay más oportunidad para recitar la bendición inicial… sólo queda la del agradecimiento final.

 

Y con todas esas bendiciones ¿cómo se cuál es la correcta?

HaMotzí lejem min haáretz, es la básica dada para lo que que sean panes, tortas, panqueques, pero puede “cubrir” todos los alimentos,  especialmente si nadie sabe ninguna otra bendición.

Boré perí haadamá cubre los frutos de la tierra, pero si uno le dice a un banano, esta bendición, al final, el banano que crece en un árbol, proviene de la tierra.

Bore perí haétz, cubre los frutos del árbol, pero como no se si el tomate viene de un árbol, lo “puedo cubrir” como fruto de la tierra.

A los que definitivamente no se de donde proviene, o alimentos preparados (elaborados) como una pizza, un helado, puedo decirle boré miné mezonot

A todas las bebidas, por ejemplo un vaso con leche, shehakol niyiyé bidbaró

 

¿Todas las bendiciones son válidas?

Mientras que contengan “baruj ata adonai elohéinu melej haolam” Bendito eres tú rey del universo” se considera válida

 

¿Y la tengo que decir antes de probar los alimentos?

Si uno solo está probando una pequeña cantidad de comida (lo que se considera por debajo un Rebiìt), la respuesta es No.

Ejemplo, estoy probando la sopa, en la olla, para saber si me quedó salada.

También, un sorbo a ver si el jugo tiene suficiente azúcar

 

¿Es relevante el tiempo que me demoro comiendo o bebiendo para decir una bendición?

El sólo hecho de comer o beber el equivalente de 1 Kezayith (1 onza) de comida, es suficiente para la bendición, pero el tiempo de este Kezayith se le calcula máximo cuatro minutos comiéndolo para que se bendiga

 

¿Y si no me acuerdo cual bendición dije (antes de empezar a comer)?

Tengo la opción, al final, del Birkat haMazón, con la cual doy gracias por “estar/quedar satisfecho”

 

Así, cumplimos con la mitzvá de bendecir los alimentos,  sin “mucho complique”

 

30 de enero de 2018 – 14 de Shevat de 5778

www.321judaismo.com

 

PorMax Stroh Kaufman

Kavana o Kavanah

Kavana o Kavanah

¿Qué es kavana o kavanah?

¿Qué quiere decir kavana o kavanah?

 

Entendemos por la palabra kavana o kavanah un estado de ánimo, una intención que tiene un judío cuando se dedica a la oración o al cumplimiento de una mitzvá, “con todo el corazón”

Es decir, no sólo por cumplir, sino, cuando se tiene en consideración un deseo, pretensión, mira, propósito, designio, empeño, voluntad, determinación, idea, pensamiento, fin, objetivo, meta, motivo para hacerlo.

 

Kavana requiere entonces de un “esfuerzo importante”

 

El requisito mínimo de kavana, es que la mente y el corazón de la persona que ofrenda la oración, esté dirigida hacia los cielos y no hacia nuestras propias preocupaciones y problemas

 

Por ejemplo, Maimónides, insiste que puede requerir de un entrenamiento largo y arduo, tal como lo describió en La Guía de los perplejos

En este texto, da indicaciones de tratar de alejar todo tipo de pensamientos que no corresponden a la oración que se reza o la porción de la Torá que se estudia, etc., hasta que la atención quede total y completamente dirigida hacia la percepción y la comprensión de lo que se lee o se recita.

 

Cumplido el requisito mínimo, se pasa a un “segundo nivel”  en el que,  quien ora, ha de entender plenamente aquello que está pidiendo en oración.

De allí se pasaría a un “tercer nivel”  en el que se combinan los dos anteriores.

 

Esto podría compararse con un entrenamiento en cualquier actividad deportiva, donde se requiere esfuerzo, progresivo, entendiendo que en el primer nivel, la persona busca aprender las técnicas que le permiten la  realizar la práctica de dicha actividad, de una manera segura.

 

En el segundo nivel, ya tomando conciencia de lo que realiza, busca la perfección y, en el tercer nivel, está preparado para competir por el primer lugar,y lograrlo.

 

La palabra Kavana comparte la raíz de Kivun que es dirección o sentido (Jaf, Vav, Vav, Nun),

A lo que los rabinos nos enseñan que cuando algo es hecho con kavana va dirigido hacia algo muy específico, y en este caso, nuestro corazón está orientado hacia El Creador.

 

No existe una fórmula secreta para que la oración,la tefilá vaya acompañada de kavana: son muchas las formas de llegar a ello: lo que importa es “la intención de hacerlo”.

 

Se puede tomar como ejemplo la siguiente actitud, que enseñan algunos de nuestros sabios: “Haz todo el esfuerzo posible para orar con el corazón; aunque no lo logres, el esfuerzo es óptimo ante los ojos del Creador”

 

La kavana te va a  acercar a las bendiciones que tiene el Creador para cada uno de nosotros…

De verdad, ¡Haz el esfuerzo!

 

26 de Enero de 2018  –  10 de Tevet de 5778

Derechos reservados de autoría intelectual para 321judaismo.com

Se autoriza su reproducción parcial o total citando la fuente.

Si  lo imprime, se pone en consideración, que sea en hojas reciclables  y con tintas amigables con el medio ambiente: Según la halajá, si el material impreso se altera, cumpliendo lo anterior, puede enterrarlo sin afectar el medio ambiente.

 

PorMax Stroh Kaufman

Refua Shelema

¿Qué es la refuá shelemá? ¿A qué nos referimos con ella?

 

A grandes rasgos, la refuá shelema consiste en un rezo, que presentamos, en forma personal o reuniendo a una comunidad, en la que rogamos a Hashém, por la pronta y total recuperación de una o varias personas enfermas.

Justamente la traducción del término hebreo Refuá Shelemá al español es Curación Pronta y Completa

Busca multiplicar los ruegos que hagamos al Todopoderoso, por una pronta y total sanación de las personas que atraviesan un difícil momento en su salud ayuda a la conexión con Hashem y a sumar bendiciones hacia el convaleciente, para colaborar con el trabajo de los profesionales médicos.

El hecho que la persona padezca una enfermedad, hace que le dirija sus plegarias al Eterno: esto es un hecho fundamental; por ello, son muchas las oraciones en las cuales “pedimos” por la refuá shelemá.

Vamos a hacer una revisión de al menos 5 de ellas para revisar su contenido y analizar o al menos comprender algo acerca de la refuá shelemá:

Estas son algunas de las oraciones que hablan al respecto…

 

1.-” Sánanos HaShem y seremos sanados; sálvanos y nos salvaremos, porque en Ti es toda nuestra alabanza. Lleva la recuperación completa de todos nuestros males “. (Aquí se puede insertar una solicitud de un individuo o individuos)

“Que sea tu voluntad HaShem nuestro y de nuestros padres, que envíes una recuperación completa del cielo, la curación espiritual y la curación física a … [si es hombre nombre del paciente) hijo de (nombre del padre) [si es mujer ] ( nombre del paciente ) hija de (nombre de la madre) … entre los otros pacientes de Israel .” Porque Tú HaShem , eres Rey, el fiel y sanador compasivo.

Bendito eres Tú Hashem , que cura a los enfermos de Israel “

 

2.- Ahora detallaremos la Oración para el cuerpo y el alma.

Bendito seas, Creador nuestro, padre eterno, creador del universo, quien ha hecho nuestros cuerpos en la sabiduría, la creación de aberturas, arterias, glándulas y órganos maravillosos bajo la estructura de intrincados diseños.

En caso de que sólo uno de ellos, al ser bloqueada o abierta, dejara de función, sería difícil estar delante de Ti. Maravilloso Formador y sustentador de la vida , fuente de nuestra salud y nuestra fuerza, te damos gracias y te alabamos Oh Eterno, el alma del cual has colocado dentro de mí es pura. Tú la has creado, algún día la tomarás de mí y la has de restaurar el día de mañana. En tanto que mi alma está dentro de mí, hago notar lo que recibo de Ti, Adonai y Señor de todas las generaciones. Bendito seas, oh Señor, que restaura mi alma, cada día, para que pueda despertar una vez más.

 

3.- Esta otra que se conoce con el nombre de Mi Sheberaj

Quiera quien bendijo a nuestros antepasados, Sara y Abraham, a Rivka, Yaakov e Itzjak, Lea y Rajel que bendiga a (Inserte aquí el nombre) junto con todos los enfermos que están entre nosotros. Otorga una perspectiva los que traen la curación, coraje y fe a aquellos que están enfermos, amor y fuerza para nosotros y para todos los que aman. HaShem, que das descanso de espíritu a todos los que están

enfermos y los consuelas. Puede y sabemos que pronto tendremos un momento de completa curación, curación del cuerpo y sanación del espíritu y ello permite que digamos amén.

 

4.- O esta otra oración

Eres poderoso, Señor, que trae curación a los enfermos, es grandes en la concesión de salvación, proporcionando la vida con sustento, con misericordia, cuidado de los enfermos con grandes misericordias, apoyando al caído, sanando a los enfermos, liberando al cautivo, y fe con aquellos que están perdidos entre los vivos, quién es como tú, maestro de actos poderosos, y que se compara con un Rey, que restaura la salud y causa de salvación de aquellos que son fieles, consolando a los enfermos entre nosotros, bendito eres, Señor, que sana a los enfermos.

 

5.- Y esta:

“En la quietud de Tu presencia, Oh Eterno, siento que Tu amor sanador fluye en mí, trayendo paz a mi mente y energía a mi cuerpo.

Envuelto en Tu poderoso amor sanador, Oh Eterno, experimento salud y perfección de mente, cuerpo y emociones.

Gracias, Bore Olam, por Tu amor de curación, que se encuentra en todas las células de mi ser fortaleciéndome y restaurándome en Refuá Shelema con perfección.

Querido Creador del Universo, te entrego toda inquietud en cuanto a mi salud.

Confío en que Tu amor y Tu presencia dadora de vida me renueven.

Ribonó Shel Olam, estoy receptivo a Tu poder de curación. Tu luz y vida vigorizan cada célula de mi ser y siento agradecimiento.

Con corazón receptivo al amor renovador del Eterno, acepto mi curación ahora.

Estoy sano y fuerte porque estoy unido a la Presencia Sanadora y revitalizadora del Eterno. He sido creado a la imagen y semejanza del Eterno, bendecido con vigor y perfección.

El poder del Eterno me sustenta y bendice con perfecta salud.

Accedo a la plenitud del Eterno en mí.

Tengo salud y bienestar de mente, cuerpo y espíritu. Baruj Ata Adonai, Rofé Hajolim (Bendito Seas, oh Eterno, que curas a los enfermos)”

 

Algunos comentaristas explican que una Berajá es necesaria antes de realizar una Mitzvá para poder afirmar que la acción que sigue es realizada en honor de cielo, entonces es necesario que se realicen algunas acciones con carácter de imprescindibles: generosidad, estudio de Torá, recitación de Salmos (Tehilim), obedecer las prescripciones de los médicos competentes, apartar todo pensamiento negativo, visitar a los enfermos, confiar en que Dios, los doctores, los allegados, uno mismo, podemos esforzarnos por mantener o recuperar la Salud, el optimismo y buen humor.

 

Refuá Shelema a todos

24 de Octubre de 2017 – 04 de Jeshvan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Oración diaria de un arquitecto

Oración diaria de un arquitecto:

¿Cómo podría ser la mejor oración diaria de un arquitecto, adaptada al punto de vista judío?

 

    • Oh Creador de todas las cosas, ayúdame.

 

  • En Tu eterna providencia, me has escogido a mí para cuidar el bienestar del hombre a través de la vivienda y las obras que ejecute.

 

    • Hoy, como todos los días saldré al mundo de tu mano que me guía para vagar por la senda que conduce al éxito y la felicidad.
    • Yo no pido ni oro ni prendas pero si que tu voluntad me guíe para que pueda adquirir la habilidad necesaria para aprovechar mis talentos.

 

  • Yo ahora me encuentro dispuesto a aplicar y dedicarme, por mí mismo, a los oficios de mi profesión. Auxíliame, Eterno, Todopoderoso, en esta gran labor que puede beneficiar a toda la humanidad, para la cual, sin Tu ayuda, nada tendrá éxito.
  • Que mi relación con clientes, contratistas y cualquier otro profesional esté regida bajo el concepto de amor al prójimo.

 

  • Que mis obras, dondequiera que se encuentren, generen el menor impacto medioambiental posible, por el beneficio de todas las criaturas

 

    • Señor, has enseñado al león y al águila cómo cazar y prosperar con dientes y garras. Enséñame a cazar con palabras y a prosperar con diseños para que yo pueda ser un león entre los hombres y un águila en el mercado sin pretensiones ni orgullo.
    • Ayúdame a permanecer humilde a través de los obstáculos y fracasos pero no ocultes de mi vista el premio que acompañará a la victoria.

 

  • No permitas que la sed de lucrar, la ambición por la fama, el reconocimiento y la admiración interfieran con mi profesión.

 

    • Asígname tareas en las que otros hayan fracasado pero guíame a arrancar las semillas del éxito de sus fracasos.
    • Confróntame con temores que templen mi espíritu pero dótame de valor para reírme de mis dudas.
    • Dame los días necesarios para alcanzar mis metas pero ayúdame a vivir este día como si fuera el último.
    • Guía mis palabras para que den frutos pero sella mis labios para que no diga tonterías y nadie sea calumniado.

 

  • Llena mi alma con gentileza y calma para cuando los colegas mayores, orgullosos de su edad, deseen desplazarme, rechazarme, o con mala gana y voluntad me quieran enseñar, cosas erradas.
  • Permìteme llegar también a una edad avanzada sobre esta tierra, para disfrutar con modestia absoluta, las obras logradas durante el ejercicio de mi profesión.

 

    • Disciplíname en el hábito de intentar e intentar de nuevo pero muéstrame la manera de hacer uso de la ley de los promedios.
    • Favoréceme con el estado de alerta para reconocer las oportunidades pero dótame de paciencia para concentrar mi fortaleza.

 

  • No permitas que nunca me distraiga.
  • Que ningún pensamiento extraño distraiga mi atención de mis labores y que mi mente se concentre en los proyectos que me ayudarán a crear y moldear fantasías para aquellos que me las solicitan.

 

    • Báñame de los buenos hábitos para que los malos se ahoguen pero concédeme compasión ante la debilidad de los demás.
    • Házme saber que todas las cosas pasarán pero ayúdame a contar mis bendiciones de hoy.
    • Expónme ante el odio de aquel que es extraño pero llena mi copa de amor para convertir a los extraños en amigos.
    • Todas estas cosas sean por tu voluntad.
    • Déjame llegar a ser todo lo que planeaste para mí cuando fui sembrado como semilla y seleccionado por ti para germinar en la viña del mundo.

 

  • Dame la Fortaleza necesaria para esta gran misión con la cual yo puedo beneficiar a la humanidad, para lo cual, sin Tu ayuda ni la más mínima cosa llegará a lograr su objetivo ni tener el éxito requerido.

 

  • Ayuda a este humilde arquitecto. Guíame, Señor.

 

 

  • Amén

 

Adaptación libre del texto de “A Salesman’s Prayer”  del libro “The Greatest Salesman in the World.” de Og Mandino

PorMax Stroh Kaufman

Purim, Segunda parte

Purim, Segunda parte

5- ¿POR QUÉ NOS DISFRAZAMOS EN PURIM?

Porque en Purím nada es lo que parece. ¿Acaso la ejecución de la reina Vashtí fue simplemente algo que pasa, cuando un depravado emperador de Persia se emborracha? ¿Fue una coincidencia que Mordejai pudo oír el complot para asesinar al rey? ¿Ajashverosh eligió a Ester para convertirla en reina porque era realmente la mujer más atractiva del imperio? ¿Fue simple y llanamente mala suerte la que tuvo el malvado Hamán cuando visitó al rey justo en el momento en que el monarca estaba escuchando sobre la salvación heroica efectuada por Mordejai? ¿Se trató del irresistible encanto de Ester y la repentina cólera del rey lo que hizo que el monarca ordenara que Hamán, su ministro preferido, fuera colgado?

Purím fue instituido pues los judíos en ese momento entendieron que fue El Eterno en persona, Quien realizó todo desde arriba, para salvar a Su pueblo. Sólo que Él se disfrazó, haciéndolo parecer todo, cual una “novela colmada de intrigas palaciegas de Persia”

Cuando El Eterno sacó a los judíos de Egipto en Pesaj, todo el vecindario, desde Giza hasta Gaza y desde Memphis ala Mesopotamia Asiática, se enteró de los milagros realizados por El Eterno a los Hebreos. Cuando una pequeña vasija de aceite ardió por ocho días en Janucá, el helenista más escéptico vio que se trató de un acto de El Eterno. Purim, que significa sorteo, es el único evento, en el que la salvación más maravillosa se envistió en los ropajes de la naturaleza, suerte y coincidencias. El Eterno estuvo oculto y permaneció oculto- ¡¡Su nombre no aparece en todala Meguilá(Rollos de Ester)!!

Purim es una mascarada. Los Rollos de Ester (Ester significa me ocultaré) se enrollan. Incluso el relleno de los Oznei Hamán (Homentash, masita tradicional de Purim) está oculto dentro de la masa. Y no hace falta mencionar que los Kreplaj (pasta rellena de carne) que se comen en esta fiesta, también ocultan su relleno debajo de la masa.

Para nada extraño, Purim es la fiesta más alegre de todo el calendario hebreo. Es hermoso celebrar maravillas, pero ¿cuán seguido se nos presentan milagros? Mucho más estimulante es, el darse cuenta de que nada es lo que parece, y que El Eterno está siempre tirando de los hilos, incluso cuando las cosas parecen ser “sólo casualidad”.

 

6- SÍMBOLO DE LA FIESTA: LA MATRACA – EL RAASHAN

a- LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL SÍMBOLO

(LA INFLUENCIA EXTRANJERA…)  

 

¿CÓMO SE GOLPEA A HAMAN?

“Hamán el Hagaguita, el perseguidor de los judíos, era descendiente del rey Amalek, hijo de Elifaz, primogénito de Esav. Diecisiete generaciones habían pasado entre ambos.La Torános ordena “borrará el recuerdo de Amalek debajo de la faz de los cielos”, y ese mandamiento fue cumplido en la época de Ester y Mordejai, cuando Hamán y sus diez hijos fueron castigados.

Pese al lema bíblico: “Tendremos una guerra con Amalek en todas las generaciones”, la tradición aceptó los decretos de Mordejai y Ester:

“Así estos días de Purim (serán) conmemorados y celebrados de generación y generación…”, estableciendo los días y el campo de batalla contra Amalek, durante la lectura dela Meguilá, en el Día de Purim que se festeja anualmente.

Al principio esta venganza se expresaba castigando a la lengua, al establecerse que durante la lectura del nombre de Hamán y sus diez hijos se debía hacerlo sin respirar entre uno y otro, también se decidió que enla Meguilá  esos nombres debían colocarse unos sobre otros, tal como se ponen los ladrillos, a fin de simbolizar que nunca iban a volver a levantarse.

La derrota de Hamán, se lleva a cabo fundamentalmente durante la lectura de la Meguilá. Es una vivencia que divierte mucho a los niños, pero que los adultos difícilmente toleran.

En los primeros siglos de la era común, se extendió la costumbre de quemar la imagen de Hamán en Purim o crucificarla y quemarla posteriormente. Pero en los países cristianos corría el rumor que los judíos en realidad estaban crucificando y quemando a Jesús. Así, la iglesia cristiana condenó esa costumbre que desapareció de los festejos de Purim en los países cristianos y sólo regresó muchos siglos después como parte de los festejos.

La costumbre de hacer mucho ruido al pronunciarse el nombre de Hamán durante la lectura dela Meguilá, es muy antigua y fue aceptada por prácticamente por todas las comunidades, adquiriendo modalidades diferentes. Esa costumbre fue desarrollándose con el tiempo, a continuación veremos algunas características de la misma.

El Talmud, en Sanhedrín 64B hace referencia en nombre de Rabá  a los ‘saltos de Purim’, que Rashí explica que se trataba de los saltos de los niños sobre un pozo lleno de fuego, que era un juego infantil típico.

ÉPOCA DE LOS GAONITAS[8]

“Los gaonitas de Babilonia explicaban esa costumbre así: los jóvenes hacen un muñeco en forma de Hamán y lo cuelgan en las azoteas durante cuatro a cinco días. El día de Purim, se hace una fogata en la cual se coloca el muñeco y los jóvenes bailan y cantan en su derredor. Sobre el fuego colocaban un aro colgado, a través del cual los jóvenes saltaban de un lado a otro”[9].

 

ÉPOCA ROMANA (384-423)

“En la época de Honorio, gobernante del Imperio Romano de Occidente, (384-423), y su sobrino Teodosio II, gobernante del Imperio Romano de Oriente, sospecharon los fanáticos cristianos que era Jesús el que se trataba de ‘quemar’ bajo el nombre de Hamán. Por ello, empleados especiales de ambos imperios concurrían a los festejos de Purim para cerciorarse que los judíos no se burlaban de Jesús.”

EN EL AÑO 415

“En el año 415, en la pequeña ciudad colindante con Imanster, los judíos levantaron en Purim una horca en forma de cruz, y colgaron de ella a Hamán, un muñeco realizado en madera, y lo golpearon, y rápidamente se extendió el rumor que los judíos habían crucificaron a un joven cristiano. Ese rumor casi provoca derramamiento de sangre entre judíos y cristianos, pero el emperador consiguió tranquilizar la ira de los cristianos fanáticos, al aplicar gravísimos castigos a los judíos que habían participado de la celebración”. Algunos historiadores cristianos estaban convencidos firmemente que los judíos habían crucificado a un niño cristiano, para recordar a Hamán.

HAMAN Y ZERESH ARDEN COMO UNA VELA EN FRANKFURT

En Frankfurt había una costumbre según la cual durante la lectura dela Meguilá   se colocaba arriba de la bamá, un palacio transparente de cera, confeccionado artísticamente, pintado de color oro y en él Hamán y su esposa Zeresh. Al iniciar la lectura se encendían los pabilos de los muñecos que se consumían durante la misma.

EN UN SOLO SOPLO

“También se castiga a Hamán y a sus hijos, durante la lectura de sus nombres en una sola inspiración de oxígeno, simbolizando que murieron colgados en una misma horca”. Maguncia 1238

 

LOS GOBIERNOS LONDINENSES

“Entre los judíos sefaradíes que habitaban en Londres, creció la oposición a castigar a Hamán en Purim, para que los gentiles no interpreten que se estaban burlando de Jesús. Como no fueron escuchados, sus autoridades se dirigieron en 1783 al gobierno londinense para pedirle que prohíba a los judíos a castigar con martillos, y panderos, etc. a Hamán.

EL CONTRATO MATRIMONIAL DE HAMAN

Las comunidades sefardíes acostumbran redactar una ketuvá  (contrato matrimonial)  en homenaje a la boda entre el malvado Hamán y su esposa Zeresh:

Una de esas ketuvot comenzaba así: “Que Adonai te conceda como juramento que esta mujer que cayó en tu destino sea más amarga que la muerte.

En el día 16 del mes primero que es el mes de Nisán en el año 3404 dela Creación, según el calendario que usamos aquí, en la ciudad de Shushán, capital del Imperio Persa, consagrado a borrar el recuerdo de Amalek, se presenta el señor, maldito, imbécil famoso, puerco, salvaje, perseguidor de los judíos, etc. Hamán el Malvado, que su nombre sea borrado, y le dijo a la mujer nula, creada como un asno, vaca, estúpida, etc., la malvada, Zeresh, mujer que provoca miedo, tú me eres comprometida para mí y serás mi perra, según la religión y la fe de Bilam y Balak Ben Tzipor, que sus nombres sean borrados…”

Firma El Idiota Sordomudo, hijo del Imbécil, testigo

Firma El Retrasado Mental, hijo del Avergonzado, testigo

Resumiendo algunas de las costumbres de las distintas comunidades:

a- Quemar figuras de Hamán

b- Encender velas con las figuras de Hamán y Zeresh

c- Escritura de los nombres enla Meguilá

d- Lectura en un solo suspiro

Agregaremos otras costumbres de nuestros días: Hay lugares donde después de la lectura dela Meguilá  se dice: “Bendecido sea Mordejai, Bendita Ester, Maldito seas Hamán, Maldita seas Zeresh, etc.”

En las últimas generaciones la costumbre aceptada prácticamente en todas las comunidades, es usar matracas.

Conforme a Yom Tov Levinsky la fuente de la tradición del uso de las matracas radica en la imitación de una costumbre cristiana: “En la noche dela Pascuaacostumbraban los niños cristianos a recorrer las calles y las casas de oración, con matracas a fin de castigar a Judas, uno de los doce alumnos de Jesús, que traicionó a su maestro. Esa misma noche, acostumbraban los monjes a golpear a Judas con matracas muy grandes o con palos desde las torres de los conventos”.

 

7.- BEBEMOS HASTA PERDER EL SENTIDO…

v  “La persona debe beber en Purim” dice el Talmud, “hasta no poder diferenciar entre ‘el malvado Haman’ y ‘el bendito Mordejai'” “ad lo iadá” “bein arur Hamán ubaruj Mordejái“, Hay diferentes tipos de alegría.

v  Existe “la alegría de Mitzvá”, al judío se le ordena “servir a El Eterno con alegría ” (Salmos / Tehilim100:2).

v  Otro tipo de alegría judía es Mitzvá en sí misma, tal como está escrito en Deuteronomio / Devarim 16:14, que dice: Y te regocijarás en tu fiesta, tú y tu hijo, y tu hija, y tu siervo, y tu sierva, y el levita, y el prosélito, y el huérfano, y la viuda, que habitan dentro de tus ciudades.
Vesamájta bejaguéja atá ubinjá ubitéja veavdéja vaamatéja vehaLevi vehaguer vehayatóm vehaalmaná asher bisharéija..

v  Una mayor alegría es la que el rey Salomón dice “el buen corazón siempre está de fiesta” (Proverbios / Mishlé 15:15)

Según las palabras del Talmud, “cuando comienza Adar, hay que aumentar la alegría”. Quién se encuentra conectado con el calendario judío espontáneamente se regocija al comenzar el mes de la alegría.

v  No obstante, esto se trata de una alegría consciente, y el hecho de que una persona sea consciente de su regocijo indica que su alegría es un estado asumido más que una condición intrínseca. La cumbre de la alegría se logra en Purim, cuando el judío celebra “hasta que no sabe.”

v  ¡Tan profunda es la alegría de Purim que permea el alma del judío, a punto de que el mismo no sabe que esta regocijándose!

 

El Libro de Ester nos dice, “révaj vehatzalá iaamod laiehudim“: “vendrá alivio y salvación para los judíos“; que los Hamanes terminarán en la horca y los judíos tendrán “orá vesimjá vesasón vikar” (“luz y alegría, regocijo y honores“).

Una de las lecciones más importantes de la historia de Purim es que, incluso cuando la situación parece sombría, que llegamos a pensar incluso que El Eterno está oculto, Él aún está ahí tras bambalinas, moviendo los hilos. El, como un Titiritero Cósmico; y aunque ese conocimiento no calma todo el dolor, sino que solamente libera la tensión, mantiene nuestra ansiedad en niveles manejables, sabemos por ello que, no tenemos que planear el futuro del mundo. Y en realidad todo estará bien, porque Él está aquí, con nosotros, podamos o no ver Su cara.                               

 

Bibilografía:
1.-Yalkutá folklórico de Purim – Yom Tov Levinsky.

2.-   Enciclopedia Judaica.

3.-   Magazín Jabad Lubávitch

 

Recopilado para estudio individual y no debe ser utilizado con fines lucrativos.                                                                                            

Puede ser reproducido en cualquier forma, siempre y cuando no se modifique su contenido.                          

 26-02-2010

 


[8] Sabios del pueblo de Israel de un momento de su historia que se describe como período islámico

[9]Respuesta de los Gaonim, dela Guenizá , Ed. Ginzburg

 

PorMax Stroh Kaufman

Lavado de manos – su ritual

Lavado de manos

El lavado de las manos, de manera ritual, dos veces, hasta la muñeca, debe ser la primera actividad de la mañana y, pronunciando la bendición siguiente:

Baruj ata Adonai Elohenu mélej haolam, asher kideshanu bemitzvotav vetzivanu al netilat yadáim.

Bendito  eres Tú, Eterno, Rey Nuestro. Soberano del universo, que nos ha santificado con Tus mandamientos y nos ha ordenado con respecto al lavado de manos.

Después de efectuar las necesidades fisiológicas hay que realizar el lavado de manos, en la forma indicada anteriormente, es importante- la higiene-  para la buena salud, y debe repetirse cada vez que se efectúen las necesidades fisiológicas.

Cuando se haya realizado el secado las manos se pronuncia la bendición siguiente en la que se agradece al Todopoderoso por crear y mantener el cuerpo humano en buen  estado:

Baruj atá Adonai Elohéinu mélej haolám, asher yatzár et haadám Bejojmá ubará bo nekabim  nekabím jalulím jalulím.

Galúi veyadúa lifné jisé jebodéja, sheim yisatém ejád mehém o im yipatéaj ejad mehém, íefshar lehitkadem afílu shaá eját.

Baruj Atá Adonai, rofé jol basár umaflí laasót.

Bendito eres Tú, Eterno, Rey nuestro, Soberano del universo, que ha creado al ser humano con sabiduría y ha formado en su cuerpo orificios y cavidades,

Revelado y sabido es delante de Tu trono de gloria, que si uno solo de ellos se obstruyese o se abriese, no sería posible existir ni una sola hora,

Santo y Albado eres Tú, Eterno, que cura a todas las criaturas y actúa maravillosamente.

En la mañana después de haber efectuado las necesidades fisiológicas y haber realizado el lavado de manos, se pronuncian las siguientes bendiciones en la que se agradece al Eterno por la vida y el  buen orden de las funciones corporales:

Elohai, neshamá shenatáta bi tehorá, atá beratá, atá yesharta,  atá nefájta bi, veatá meshamerá bekirbí, beatá atid litelá miméni ulhajzirá bi le´atid labó.

Kol zemán  shehaneshamá bekirbí, modé (la mujer dice: modá) aní lefanéja, Adonai elohái Velohé, abotái, ribón kol hamaasím, adón kol haneshamót.

Baruj Atá Adonai, hamajazír neshamot lifgarím metím.

Elohái: el alma que tú me has dado es pura. Tú la has creado. Tú la has formado; Tú me la has insuflado en mi interior. Y Tú la tomarás de mi algún día y me la devolverás en el tiempo por  venir.

Mientras mi alma subsista dentro de mí, yo te agradezco, Eterno, mi Rey y Señor de mis padres, Señor de todas las obras, Amo de todas las almas.

Alabado eres Tú, Eterno,  que devuelve las almas a los cuerpos muertos.

ANTES DE CADA COMIDA entonces se repite la primera oración que esta descrita

Con ello se cumple, en forma casi que al 100% el mandamiento del lavado de manos