Bendecir los alimentos – desde el judaismo

PorMax Stroh Kaufman

Bendecir los alimentos – desde el judaismo

Bendecir los alimentos – desde el judaísmo

¡Como bendecir los alimentos en 1 a dos minutos y por qué!

En el judaísmo, es muy común bendecir los alimentos, una y otra vez, antes de cada ingesta y después de haber comido.

 

¿Por qué?

Porque arrancamos de un “mandamiento” en la Torá Devarim 8:10 que dice “Y comerás y te hartarás y alabarás al Eterno, por la buena tierra que El te ha dado”.

Veajálta vesaváta uberájta et Adonai Elohéija al haáretz hatová asher natán laj.

Con la bendición, reconocemos que, El Eterno, es la fuente de todo sustento.

Para el judaísmo existe una bendición para “todos” los alimentos, aunque algunos de ellos estén agrupados… es decir que por ciertas características, por ejemplo,el mango, la piña y la manzana, reciben la misma bendición

Entonces, hay bendición para el pan (la más básica), los frutos del árbol, de la tierra, el vino y el jugo de uva, las bebidas, “y para el resto”

Esto sin contar que para “finalizar” está el Birkat haMazón y el Al haMijiá para los alimentos que no están elaborados a base de granos y el “Al Haaretz veal Hapeirot” después de las uvas, higos, granadas, aceitunas y dátiles (los frutos de la tierra de Israel)

 

Ahora ¿Qué pasa si me olvido de bendecir?

No olvidemos que con bendecir cumplimos con una mitzvá…

Pero si no recitamos la bendición, si uno no recita una bendición, y por ejemplo la acción termina, es decir, hemos terminado de comer alguno de los alimentos mencionados, teóricamente no podemos recitar la bendición, porque “se cierra” el espacio. y no hay más oportunidad para recitar la bendición inicial… sólo queda la del agradecimiento final.

 

Y con todas esas bendiciones ¿cómo se cuál es la correcta?

HaMotzí lejem min haáretz, es la básica dada para lo que que sean panes, tortas, panqueques, pero puede “cubrir” todos los alimentos,  especialmente si nadie sabe ninguna otra bendición.

Boré perí haadamá cubre los frutos de la tierra, pero si uno le dice a un banano, esta bendición, al final, el banano que crece en un árbol, proviene de la tierra.

Bore perí haétz, cubre los frutos del árbol, pero como no se si el tomate viene de un árbol, lo “puedo cubrir” como fruto de la tierra.

A los que definitivamente no se de donde proviene, o alimentos preparados (elaborados) como una pizza, un helado, puedo decirle boré miné mezonot

A todas las bebidas, por ejemplo un vaso con leche, shehakol niyiyé bidbaró

 

¿Todas las bendiciones son válidas?

Mientras que contengan “baruj ata adonai elohéinu melej haolam” Bendito eres tú rey del universo” se considera válida

 

¿Y la tengo que decir antes de probar los alimentos?

Si uno solo está probando una pequeña cantidad de comida (lo que se considera por debajo un Rebiìt), la respuesta es No.

Ejemplo, estoy probando la sopa, en la olla, para saber si me quedó salada.

También, un sorbo a ver si el jugo tiene suficiente azúcar

 

¿Es relevante el tiempo que me demoro comiendo o bebiendo para decir una bendición?

El sólo hecho de comer o beber el equivalente de 1 Kezayith (1 onza) de comida, es suficiente para la bendición, pero el tiempo de este Kezayith se le calcula máximo cuatro minutos comiéndolo para que se bendiga

 

¿Y si no me acuerdo cual bendición dije (antes de empezar a comer)?

Tengo la opción, al final, del Birkat haMazón, con la cual doy gracias por “estar/quedar satisfecho”

 

Así, cumplimos con la mitzvá de bendecir los alimentos,  sin “mucho complique”

 

30 de enero de 2018 – 14 de Shevat de 5778

www.321judaismo.com

 

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

Deja un comentario