El Eterno nos responderá

12/10/2011 4 Por Max Stroh Kaufman

Hu Yaanéinu:  El Eterno nos responderá – Adonai nos responderá

 

Aquel que le respondió a Abraham, nuestro padre, en el Monte Moriá, El Eterno nos responderá

Aquel que le respondió a Sara, nuestra madre, en la tienda, El nos responderá.

Aquel que le respondió a Itzják, su hijo, cuando estaba atado en el altar, ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Rivka en el pozo, El nos responderá!

Aquel que le respondió a Yaakov en Bet El (Casa de Adonai), ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Lea en el campo y en la tienda, ¡El  nos responderá!

Aquel que le respondió a Yoséf en prisión, ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Shifrá y a Puá en la casa del Faraón, ¡El nos responderá!

Aquel que le respondió a nuestros ancestros en el Mar Rojo (Mar de los Juncos / Yam Suf) ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Miriam en la orilla del mar, ¡El nos responderá!

Aquel que le respondió a Moshé en Horeb (Sinaí), ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Aharón con el inciensiario, ¡El nos responderá!

Aquel que le respondió a Yehoshúa en Gilgal (Y detuvo el sol) ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Débora en el Monte Tabor, ¡El nos responderá!

Aquel que le respondió a Shmuel en Mitzpá, ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Ruth en el threshing floor, ¡El nos responderá!

Aquel que le respondió a David y a Salomón en Jerusalém, ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Elija, en el Monte Carmel, ¡El nos responderá!

Aquel que le respondió a Yoná (Jonás) en el interior de la ballena, ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió a Daniel en el foso de los leones, ¡El nos responderá!

Aquel que le respondió a Mordejai y a Ester en el Palacio de Shushán, ¡El Eterno nos responderá!

Aquel que le respondió al llanto de Rajel, nuestra madre en Ramá, ¡El nos responderá!

 

Quiera aquel quien le respondió a todos los justos, a los devotos, a los puros y a los correctos, que nos responda a nosotros, a pesar de que nosotros no podamos ser tan justos, tan puros, tan devotos, ni tan correctos.

Creado por Mark Frydenberg y el Rabino David Seidenberg, 1995; revisado 2008, 2009. Traducido al español por 321judaismo.com Siéntase libre para copiar y distribuir gratuitamente siguiendo las reglas de derecho de autor, que cita la fuente, sin alterar su contenido. Tomado de neohasid.org.