Las diez bendiciones para una mujer en embarazo

Las 10 bendiciones para un embarazo próspero y seguro

1.- En el momento en que se confirma el embarazo, se procede con la ceremonia del lazo rojo:

[Nombre de la madre], te entrego un hilo rojo del lugar donde reside nuestra madre bíblica Rajel, llamada Kever Rajel, la tumba de Rajel. Este hilo contiene las oraciones de muchas mujeres piadosas, oraciones por la salud y la seguridad del embarazo y el parto. Mantenlo cerca de ti.

(Nota: Si el hilo de la Tumba de Raquel no está disponible, quien ejecute la ceremonia y / o el grupo pueden preparar uno sujetándolo y rezando los salmos)

También tenemos una taza de agua que contiene unas gotas del río Jordán en Israel, conocido como un río de múltiples bendiciones. Si extiendes las manos, todos nosotros te tocaremos con esta agua, que también será nuestra bendición para ti. Siéntete libre de decir tus bendiciones también.

(Nota: se puede usar una taza de agua de manantial en su lugar. Cada participante sostiene la taza, dice una bendición y frota unas gotas sobre las manos de la futura madre).

2.- Adonai yishmor tzaitéja uboéja me Atá veád olam.

Que Adonai guarde todos tus viajes, tus salidas y tus entradas desde ahora y para siempre

Acompañado del Salmo 19

3.- Que Adonai custodie el camino de la nueva vida que esta familia ha creado. Puede ser leido en su totalidad elSalmo / Tehilim121)

Acompañado de la frase– Adonai li vélo irá

El Señor está conmigo, no temeré.

(Se puede recitar completo el Adon Olam)

Yihiyú leratzón Imréi fi veheguión Libi lefanéja Adonai Tzuri vgoalí

4.- Pueda que  (el nombre de la criatura)_______ y su familia sean benditas entre todas las familias. Amén.

5.- Agradecimiento al Padre Celestial

Padre Celestial, te doy gracias por tu amabilidad, por ayudar a mi esposa quede embarazada con nuestro hijo. Eterno, Todopoderoso, que sea tu voluntad la de mostrar bondad hacia todas las mujeres embarazadas y aliviar las molestias del embarazo. Protegerlas de modo que ninguna de ellos sufra de un aborto espontáneo.

Guarda todas las que están en pleno proceso de trabajo de parto, de modo que no sufran daño alguno y que puedan dan a luz a una nueva vida.

Incluye entre ellos mi esposa [su nombre]. Alivia su dolor, aligera su carga, vamos a completar los ___ meses del embarazo y daremos a luz con facilidad.

Que ninguna enfermedad ni defecto venga sobre mi mujer o mi bebé. Deja que nuestro pequeño se forme plenamente con todas las capacidades físicas y mentales.

El Harajamán, Dueño de  toda misericordia, trátanos con piedad, y no de acuerdo a las leyes de la justicia estricta. Pasa por alto nuestras debilidades y faltas, y actúa para con nosotros con amabilidad y gentileza.

Danos larga vida, y permítenos que mi esposa y yo envejezcamos juntos, orgullosos de nuestros hijos, para verlos hacer su voluntad.

6.-Al dador de vida

Makor hajaim veRofé hajolím, Fuente de vida y Divino Sanador, da bendiciones y salud, seguridad y facilidad de parto a [nombre de la madre], y a su bebé que aún crece en su interior.

Que el pequeño emerja en un shaá tová, una buena hora, una hora de madurez y preparación para entrar en este mundo con salud y alegría.

Quiera que [nombre de los padres] y [nombre de los padres de los padres] se acerquen cada vez más mientras se preparan para la bendita experiencia de convertirse en padres.

Que [nombre de la madre] permanezca saludable, alegre y fuerte mientras se prepara para ser una Madre en Israel.

Y que todos los círculos de seres queridos [nombre de la madre] la tengan en sus corazones y oraciones durante este precioso tiempo de anticipación.

Que nuestras oraciones sean firmadas y selladas. Digamos todos, amén.

7.- Se suele pedir al padre de la criatura que está por nacer, que sea llamado a la Torá y en ese momento diga:

Que sea HaShem abriendo los portales de Misericordia, del mismo modo que hoy abro los rollos de la Torá, en espera recibir la bendición para que el embarazo, el parto y nacimiento de mi bebe (puede mencionar el nombre según sea la costumbre local) sea fácil y sin complicaciones.

8.- Oración para el 9° mes del embarazo, a ser recitada por el esposo.

Que sea tu voluntad, oh Rey nuestro, y de nuestros padres, que tengas misericordia sobre todas las mujeres embarazadas de tu nación que están dando a luz, y específicamente sobre mi esposa [el nombre de la mujer y el nombre de su madre].

En el momento en que ella está dando nacimiento, puedas aliviar los sufrimientos de su parto, para que ella pueda dar a luz fácilmente sin cualquier sufrimiento, antes que cualquier dolor de parto, caiga sobre ella.

Que su hijo venga a una vida buena y pacífica, en un buen momento, con buena fortuna para nosotros y para el niño.

Que no ocurran sufrimientos, daños o desgracias, ni para ella o para el niño.

Oh Señor lleno de misericordia, que tu misericordia venga en nombre de mi esposa, la he mencionado anteriormente

Sálvala de todo dolor, desorden y confusión. 

Que ella libere la placenta en el momento adecuado, y que ella esté saludable y en buenas condiciones. para servirte. Un corazón quebrantado y humilde, oh Dios, no despreciarás.

Espero que puedas escuchar nuestras oraciones y responder a nuestras súplicas.

Porque eres misericordioso y oyes las oraciones de toda boca. Que sean agradables para tí las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Señor. mi roca y mi redentor

Oración para ser recitada por la madre durante su embarazo

Que sea tu voluntad, oh Rey Nuestro y de mis padres, que alivies el sufrimiento de mi embarazo y continúes dando.la fuerza y ??el poder durante el embarazo, que mi fuerza y ??la fuerza del feto no deberían debilitarse de ninguna manera, en lo absoluto. Sálvame del destino de Java y de la maldición de «multiplicaré grandemente los dolores de su maternidad y en pena y dolor tendrás hijos «(Bereshit / Génesis 2:16).

En el momento en que esté lista para dar a luz, cuando el término de mi embarazo se haya completado, que mi dolor de parto no sea excesivamente opresivo, y que el niño nazca en el mundo sin demora, fácilmente y sin ningún daño para mí o para el niño.

El niño debe nacer en el momento adecuado, con buena fortuna, para una buena vida, para la paz y la buena salud, para el favor. amabilidad, por la riqueza y el honor.

Que la declaración que está escrita «No debe haber una mujer que aborte involuntariamente ni una mujer estéril en tu tierra; el número de tus días llenaré [con el bien] «(Shemot / Éxodo 23:26) se cumplirá en mí.

Mi esposo y yo nos levantaremos para hacer tu servicio y para aprender tu santa Torá, para una buena vida, paz y riqueza, felicidad. honor y serenidad

Que no ocurra que yo o el feto suframos daños corporales, no en las extremidades, ni en los tendones, y no los vasos sanguíneos, y no la piel o la carne, o en el resto del cuerpo humano. No en su intrerior, y no en el exterior del cuerpo.

Fortaléceme, mi espíritu y mis huesos, como dice «Debe ser salud para tu ombligo y tuétano a tus huesos «(Mishlé / Proverbios 3: 8).

Porque en tí, espero; Responderás, Señor mío. Y me regocijaré en Tí, seré feliz en el Creador. con mi salvación. Rey de Reyes, deseo salvarme;

Te pido Oh Señor apresúrate a ayudarme. Apresúrate a ayudarme, Dueño de mi salvación. Por ti y en ti espero la salvación. Oh Eterno, escucha mi voz. Te llamo, y ten piedad de mí y contéstame.

Actuarás por la honra y gloria de nuestros santos antepasados

y por sus méritos, y su justicia, y por su Torá, y por las buenas obras de aquellos que yacen en el polvo que están enterrados aquí y en todo el mundo.

Recuerda su amor que por ti tuvieron y dale vida a sus descendientes, y sálvalos de la muerte y del aborto involuntario, de todas las enfermedades y sufrimientos.

Bendíceme como nos prometiste en tu santa Torá que nos fue dada a través de la mano de Moshé, tu siervo, de la boca de tu gloria. Como dice: «Y Él te amará, te bendecirá y te multiplicará, y Él bendecirá el fruto».de tu cuerpo y el fruto de tu alma, tu grano, tu vino, tu aceite, la descendencia de tu ganado y la abundancia. de tus ovejas, sobre la tierra que juró a tus padres darte. Serás bendecido más que todos los gente; no se hallará un varón estéril o una mujer estéril entre ustedes o entre sus ganados «(Deuteronomio /Devarim

7: 13-14).

Entonces, si me bendices y me respondes, y me favoreces, y prolongarás mis días con dulzura como está escrito, «lo haré satisfágalo con la duración de los días y que vea mi salvación «(Salmos / Tehilim 91:16).

9.- Señor nuestro. amo de todas las generaciones, has bendecido nuestra vida con compañerismo y amor mutuo. Por todos tus regalos pasados estamos agradecidos; Ahora nuestros corazones están llenos, en este tiempo de esperanza expectante.

Esperamos el nacimiento de una nueva vida, y Tú estás con nosotros.

Como un padre sostiene la mano de un niño, entonces ahora haz que nuestros espíritus sean serenos. Esperamos en confianza y calma, y sin miedo en nuestros corazones.

Que nazca nuestro hijo a la salud y la felicidad.

Ayúdanos a ser padres dignos y bendícenos con una larga vida alimentada y sostenida por la dulzura del amor familiar. Amén.

10.- Durante los últimos momentos del trabajo de parto, el marido debe recitar los siguientes Tehilim /Salmos: 1, 2, 3, 4, 20, 21, 22, 23, 24, 33, 47, 72, 86, 90, 91, 92, 93, 104, 112, y 113 hasta el 150.

Como cortesía podemos adicionar  la siguiente;

Ella es recitada por la mujer, en el momento de su primer mikve (baño ritual) en el momento del matrimonio y proviene de un libro de oraciones en Yidish llamado “Oración Materna: La compañía espiritual de la madre en embarazo”

¡Oh Señor, Todopoderoso!

A través del agua has hecho grandes milagros muchas veces:

El justo Noé fue salvado de las aguas del diluvio.

Nuestro maestro Moisés fue sacado del agua.

El pozo de Miriam fue con Israel a través del desierto trayendo agua.

Muestra hoy también tu milagro que me ayuden a través de esta agua.

Para tener un hijo

el que será completamente justo,

quien estudiará Torá día y noche,

quién iluminará mi camino, después de muchos días, directo al cielo.

Que yo, por su mérito, sea digna.

de sentarme con las matriarcas en la sección de mujeres del mundo por venir.

Amén

Encontramos una costumbre en el Talmud Babilónico que puede ser copiada en cada nacimiento: El Talmud menciona que era una costumbre en el sur de Judea que un árbol fuera plantado en el nacimiento de un niño: un árbol de cedro para un niño y una acacia, o pino, un árbol para una niña.

¿QUIERES APRENDER MÁS?

Tenemos variedad de temas de estudio, libros en formato PDF.
Disponibles en nuestra tienda virtual:

CONTACTO

Comments

  1. Embarazo en el Judaísmo - Aprender Judaísmo en Español

    […] casi que obligatorio que el futuro padre durante todo el embarazo dirija oraciones especiales: el Talmud registra que durante el primer trimestre del esposo debe orar para que su esposa no […]

  2. Embarazo en el Judaísmo - Aprender Judaísmo en Español

    […] una mujer judía nunca se le dice “felicitaciones” cuando da a conocer la noticia del embarazo, (bajo el término en hebreo mazal tov) sino que se le dice, “en hora buena” (be shaá […]