Purim, Segunda parte

PorMax Stroh Kaufman

Purim, Segunda parte

Purim, Segunda parte

5- ¿POR QUÉ NOS DISFRAZAMOS EN PURIM?

Porque en Purím nada es lo que parece. ¿Acaso la ejecución de la reina Vashtí fue simplemente algo que pasa, cuando un depravado emperador de Persia se emborracha? ¿Fue una coincidencia que Mordejai pudo oír el complot para asesinar al rey? ¿Ajashverosh eligió a Ester para convertirla en reina porque era realmente la mujer más atractiva del imperio? ¿Fue simple y llanamente mala suerte la que tuvo el malvado Hamán cuando visitó al rey justo en el momento en que el monarca estaba escuchando sobre la salvación heroica efectuada por Mordejai? ¿Se trató del irresistible encanto de Ester y la repentina cólera del rey lo que hizo que el monarca ordenara que Hamán, su ministro preferido, fuera colgado?

Purím fue instituido pues los judíos en ese momento entendieron que fue El Eterno en persona, Quien realizó todo desde arriba, para salvar a Su pueblo. Sólo que Él se disfrazó, haciéndolo parecer todo, cual una “novela colmada de intrigas palaciegas de Persia”

Cuando El Eterno sacó a los judíos de Egipto en Pesaj, todo el vecindario, desde Giza hasta Gaza y desde Memphis ala Mesopotamia Asiática, se enteró de los milagros realizados por El Eterno a los Hebreos. Cuando una pequeña vasija de aceite ardió por ocho días en Janucá, el helenista más escéptico vio que se trató de un acto de El Eterno. Purim, que significa sorteo, es el único evento, en el que la salvación más maravillosa se envistió en los ropajes de la naturaleza, suerte y coincidencias. El Eterno estuvo oculto y permaneció oculto- ¡¡Su nombre no aparece en todala Meguilá(Rollos de Ester)!!

Purim es una mascarada. Los Rollos de Ester (Ester significa me ocultaré) se enrollan. Incluso el relleno de los Oznei Hamán (Homentash, masita tradicional de Purim) está oculto dentro de la masa. Y no hace falta mencionar que los Kreplaj (pasta rellena de carne) que se comen en esta fiesta, también ocultan su relleno debajo de la masa.

Para nada extraño, Purim es la fiesta más alegre de todo el calendario hebreo. Es hermoso celebrar maravillas, pero ¿cuán seguido se nos presentan milagros? Mucho más estimulante es, el darse cuenta de que nada es lo que parece, y que El Eterno está siempre tirando de los hilos, incluso cuando las cosas parecen ser “sólo casualidad”.

 

6- SÍMBOLO DE LA FIESTA: LA MATRACA – EL RAASHAN

a- LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL SÍMBOLO

(LA INFLUENCIA EXTRANJERA…)  

 

¿CÓMO SE GOLPEA A HAMAN?

“Hamán el Hagaguita, el perseguidor de los judíos, era descendiente del rey Amalek, hijo de Elifaz, primogénito de Esav. Diecisiete generaciones habían pasado entre ambos.La Torános ordena “borrará el recuerdo de Amalek debajo de la faz de los cielos”, y ese mandamiento fue cumplido en la época de Ester y Mordejai, cuando Hamán y sus diez hijos fueron castigados.

Pese al lema bíblico: “Tendremos una guerra con Amalek en todas las generaciones”, la tradición aceptó los decretos de Mordejai y Ester:

“Así estos días de Purim (serán) conmemorados y celebrados de generación y generación…”, estableciendo los días y el campo de batalla contra Amalek, durante la lectura dela Meguilá, en el Día de Purim que se festeja anualmente.

Al principio esta venganza se expresaba castigando a la lengua, al establecerse que durante la lectura del nombre de Hamán y sus diez hijos se debía hacerlo sin respirar entre uno y otro, también se decidió que enla Meguilá  esos nombres debían colocarse unos sobre otros, tal como se ponen los ladrillos, a fin de simbolizar que nunca iban a volver a levantarse.

La derrota de Hamán, se lleva a cabo fundamentalmente durante la lectura de la Meguilá. Es una vivencia que divierte mucho a los niños, pero que los adultos difícilmente toleran.

En los primeros siglos de la era común, se extendió la costumbre de quemar la imagen de Hamán en Purim o crucificarla y quemarla posteriormente. Pero en los países cristianos corría el rumor que los judíos en realidad estaban crucificando y quemando a Jesús. Así, la iglesia cristiana condenó esa costumbre que desapareció de los festejos de Purim en los países cristianos y sólo regresó muchos siglos después como parte de los festejos.

La costumbre de hacer mucho ruido al pronunciarse el nombre de Hamán durante la lectura dela Meguilá, es muy antigua y fue aceptada por prácticamente por todas las comunidades, adquiriendo modalidades diferentes. Esa costumbre fue desarrollándose con el tiempo, a continuación veremos algunas características de la misma.

El Talmud, en Sanhedrín 64B hace referencia en nombre de Rabá  a los ‘saltos de Purim’, que Rashí explica que se trataba de los saltos de los niños sobre un pozo lleno de fuego, que era un juego infantil típico.

ÉPOCA DE LOS GAONITAS[8]

“Los gaonitas de Babilonia explicaban esa costumbre así: los jóvenes hacen un muñeco en forma de Hamán y lo cuelgan en las azoteas durante cuatro a cinco días. El día de Purim, se hace una fogata en la cual se coloca el muñeco y los jóvenes bailan y cantan en su derredor. Sobre el fuego colocaban un aro colgado, a través del cual los jóvenes saltaban de un lado a otro”[9].

 

ÉPOCA ROMANA (384-423)

“En la época de Honorio, gobernante del Imperio Romano de Occidente, (384-423), y su sobrino Teodosio II, gobernante del Imperio Romano de Oriente, sospecharon los fanáticos cristianos que era Jesús el que se trataba de ‘quemar’ bajo el nombre de Hamán. Por ello, empleados especiales de ambos imperios concurrían a los festejos de Purim para cerciorarse que los judíos no se burlaban de Jesús.”

EN EL AÑO 415

“En el año 415, en la pequeña ciudad colindante con Imanster, los judíos levantaron en Purim una horca en forma de cruz, y colgaron de ella a Hamán, un muñeco realizado en madera, y lo golpearon, y rápidamente se extendió el rumor que los judíos habían crucificaron a un joven cristiano. Ese rumor casi provoca derramamiento de sangre entre judíos y cristianos, pero el emperador consiguió tranquilizar la ira de los cristianos fanáticos, al aplicar gravísimos castigos a los judíos que habían participado de la celebración”. Algunos historiadores cristianos estaban convencidos firmemente que los judíos habían crucificado a un niño cristiano, para recordar a Hamán.

HAMAN Y ZERESH ARDEN COMO UNA VELA EN FRANKFURT

En Frankfurt había una costumbre según la cual durante la lectura dela Meguilá   se colocaba arriba de la bamá, un palacio transparente de cera, confeccionado artísticamente, pintado de color oro y en él Hamán y su esposa Zeresh. Al iniciar la lectura se encendían los pabilos de los muñecos que se consumían durante la misma.

EN UN SOLO SOPLO

“También se castiga a Hamán y a sus hijos, durante la lectura de sus nombres en una sola inspiración de oxígeno, simbolizando que murieron colgados en una misma horca”. Maguncia 1238

 

LOS GOBIERNOS LONDINENSES

“Entre los judíos sefaradíes que habitaban en Londres, creció la oposición a castigar a Hamán en Purim, para que los gentiles no interpreten que se estaban burlando de Jesús. Como no fueron escuchados, sus autoridades se dirigieron en 1783 al gobierno londinense para pedirle que prohíba a los judíos a castigar con martillos, y panderos, etc. a Hamán.

EL CONTRATO MATRIMONIAL DE HAMAN

Las comunidades sefardíes acostumbran redactar una ketuvá  (contrato matrimonial)  en homenaje a la boda entre el malvado Hamán y su esposa Zeresh:

Una de esas ketuvot comenzaba así: “Que Adonai te conceda como juramento que esta mujer que cayó en tu destino sea más amarga que la muerte.

En el día 16 del mes primero que es el mes de Nisán en el año 3404 dela Creación, según el calendario que usamos aquí, en la ciudad de Shushán, capital del Imperio Persa, consagrado a borrar el recuerdo de Amalek, se presenta el señor, maldito, imbécil famoso, puerco, salvaje, perseguidor de los judíos, etc. Hamán el Malvado, que su nombre sea borrado, y le dijo a la mujer nula, creada como un asno, vaca, estúpida, etc., la malvada, Zeresh, mujer que provoca miedo, tú me eres comprometida para mí y serás mi perra, según la religión y la fe de Bilam y Balak Ben Tzipor, que sus nombres sean borrados…”

Firma El Idiota Sordomudo, hijo del Imbécil, testigo

Firma El Retrasado Mental, hijo del Avergonzado, testigo

Resumiendo algunas de las costumbres de las distintas comunidades:

a- Quemar figuras de Hamán

b- Encender velas con las figuras de Hamán y Zeresh

c- Escritura de los nombres enla Meguilá

d- Lectura en un solo suspiro

Agregaremos otras costumbres de nuestros días: Hay lugares donde después de la lectura dela Meguilá  se dice: “Bendecido sea Mordejai, Bendita Ester, Maldito seas Hamán, Maldita seas Zeresh, etc.”

En las últimas generaciones la costumbre aceptada prácticamente en todas las comunidades, es usar matracas.

Conforme a Yom Tov Levinsky la fuente de la tradición del uso de las matracas radica en la imitación de una costumbre cristiana: “En la noche dela Pascuaacostumbraban los niños cristianos a recorrer las calles y las casas de oración, con matracas a fin de castigar a Judas, uno de los doce alumnos de Jesús, que traicionó a su maestro. Esa misma noche, acostumbraban los monjes a golpear a Judas con matracas muy grandes o con palos desde las torres de los conventos”.

 

7.- BEBEMOS HASTA PERDER EL SENTIDO…

v  “La persona debe beber en Purim” dice el Talmud, “hasta no poder diferenciar entre ‘el malvado Haman’ y ‘el bendito Mordejai'” “ad lo iadá” “bein arur Hamán ubaruj Mordejái“, Hay diferentes tipos de alegría.

v  Existe “la alegría de Mitzvá”, al judío se le ordena “servir a El Eterno con alegría ” (Salmos / Tehilim100:2).

v  Otro tipo de alegría judía es Mitzvá en sí misma, tal como está escrito en Deuteronomio / Devarim 16:14, que dice: Y te regocijarás en tu fiesta, tú y tu hijo, y tu hija, y tu siervo, y tu sierva, y el levita, y el prosélito, y el huérfano, y la viuda, que habitan dentro de tus ciudades.
Vesamájta bejaguéja atá ubinjá ubitéja veavdéja vaamatéja vehaLevi vehaguer vehayatóm vehaalmaná asher bisharéija..

v  Una mayor alegría es la que el rey Salomón dice “el buen corazón siempre está de fiesta” (Proverbios / Mishlé 15:15)

Según las palabras del Talmud, “cuando comienza Adar, hay que aumentar la alegría”. Quién se encuentra conectado con el calendario judío espontáneamente se regocija al comenzar el mes de la alegría.

v  No obstante, esto se trata de una alegría consciente, y el hecho de que una persona sea consciente de su regocijo indica que su alegría es un estado asumido más que una condición intrínseca. La cumbre de la alegría se logra en Purim, cuando el judío celebra “hasta que no sabe.”

v  ¡Tan profunda es la alegría de Purim que permea el alma del judío, a punto de que el mismo no sabe que esta regocijándose!

 

El Libro de Ester nos dice, “révaj vehatzalá iaamod laiehudim“: “vendrá alivio y salvación para los judíos“; que los Hamanes terminarán en la horca y los judíos tendrán “orá vesimjá vesasón vikar” (“luz y alegría, regocijo y honores“).

Una de las lecciones más importantes de la historia de Purim es que, incluso cuando la situación parece sombría, que llegamos a pensar incluso que El Eterno está oculto, Él aún está ahí tras bambalinas, moviendo los hilos. El, como un Titiritero Cósmico; y aunque ese conocimiento no calma todo el dolor, sino que solamente libera la tensión, mantiene nuestra ansiedad en niveles manejables, sabemos por ello que, no tenemos que planear el futuro del mundo. Y en realidad todo estará bien, porque Él está aquí, con nosotros, podamos o no ver Su cara.                               

 

Bibilografía:
1.-Yalkutá folklórico de Purim – Yom Tov Levinsky.

2.-   Enciclopedia Judaica.

3.-   Magazín Jabad Lubávitch

 

Recopilado para estudio individual y no debe ser utilizado con fines lucrativos.                                                                                            

Puede ser reproducido en cualquier forma, siempre y cuando no se modifique su contenido.                          

 26-02-2010

 


[8] Sabios del pueblo de Israel de un momento de su historia que se describe como período islámico

[9]Respuesta de los Gaonim, dela Guenizá , Ed. Ginzburg

 

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

Deja un comentario