Tag Archive Arrogancia

PorMax Stroh Kaufman

Que son problemas financieros (desde la óptica judía)

¿Qué son problemas financieros?

 

En general, los problemas financieros son eventos, hábitos o situaciones que amenazan la estabilidad y bienestar financiero de una persona o negocio

 

Un problema financiero puede estar relacionado con dos cosas primordiales:

La primera, tener ingresos insuficientes.

Una persona o una familia depende de sus ingresos para pagar sus cuentas, incluida la renta o los pagos de hipoteca de sus hogares, compra de alimentos y otros bienes necesarios, para cumplir sus metas para satisfacer sus necesidades

La segunda: gastos excesivos y/o innecesarios.

A medida que las familias crecen o las preferencias en el estilo de vida se vuelven más complejas, pueden aparecer problemas de gastos innecesarios porque  las personas buscan comprar cosas que creen que quieren o necesitan y les hace “sentirse mejor” como el último smartphone de moda

Es un comportamiento que de pronto se puede encasillar dentro de lo que se entiende como comprador compulsivo.

Los matrimonios pueden tener actitudes diferentes sobre el gasto, el ahorro, el pago de deudas y el presupuesto familiar… el resultado de ello, es una estrategia financiera inconsistente y por consiguiente genera problemas financieros

 

A nivel de negocios ocurre lo mismo (situaciones equivalentes)

Pero sobre ellos recae otro tipo de situación adicional que no es tan fácil de controlar y son los factores externos que tienen que ver con la economía local, regional, nacional e incluso mundial dependiente del tipo de empresa

Es de anotar por ejemplo,

  • Costes laborales excesivos.
  • Desconocimiento del mercado.
  • Márgenes reducidos por costes importantes.
  • Coste de producción poco competitivo.
  • Sistemas contables poco o nada confiables.
  • Problemas con las nuevas tecnologías y su implantación.
  • Conflictos de intereses dentro de la compañía.

Entre muchos

Por supuesto, genera problemas financieros hasta graves

Cuales?

Por lo general tomamos una actitud de “depresión y angustia” que transforma nuestra óptica y genera, conflictos personales, familiares y empresariales muy graves, cuando no hay liquidez para solventar dichos problemas

Es decir, nuestra óptica es negativa

Pero,¿Qué pasa cuando un rabino nos dice “gam zú le tová”? (Esto es para tu bien)

Muchos dirían “este tipo está loco”

Pero si lo miramos así, vamos a encontrar ventajas como un reaprendizaje

La enseñanza es: aprendemos formas eficientes para hacer rendir el dinero, como comer menos en la calle y comprar menos chatarra, adquirir menos créditos de consumo y mejorar los que aún se posean, y, como padres, aprendemos a decir NO a los “antojos de los hijos” e incluso los propios.

Como para dar un ejemplo, vemos que se puede vivir igual con un smart TV de 32 pulgadas que el de 100

Y ahora que?

Lo anterior lo podemos resumir en la siguiente pregunta:

¿Estoy trabajando para vivir o estoy viviendo para trabajar?

Y desde el punto de vista espiritual aplicaríamos el concepto de la Teshuvá

¿Que quiere decir esto?

Varias cosas: la primera es que “bajamos la guardia”

Es decir, por lo general, el dinero nos hace arrogantes y caer en problemas financieros nos disminuye esa arrogancia porque, como está escrito: “El Eterno no puede habitar junto al arrogante”.

En ese momento empezamos a darle un poco más de espacio a HaShem en nuestras vidas.

Entonces, como nos enseñan nuestros rabinos, empezamos a tomar en cuenta nuestros actos y nuestras palabras y vemos que fácilmente cometemos errores que se convierten en pecados de hecho y de palabra

Con el Eterno,  entonces esto suele transformar en una “deuda espiritual”

Evidenciada en problemas financieros

Las deudas financieras son una forma que nos plantean algunos maestros como una forma de pagar la “hipoteca espiritual” que todos tenemos.

Apenas está resuelta esa deuda espiritual, mediante un adecuado mecanismo de Teshuvá,  el Eterno nos garantiza una nueva “estabilidad económica”

Quizás una situación similar la vivió Iyob (Job) quien “perdió todo y luego lo recuperó”

La Teshuvá y la Kavaná nos pueden llevar a “dormir tranquilos” y decir:

Hoy me acuesto a dormir pensando en que todos mis problemas quedaron resueltos, las deudas quedaron canceladas, aunque de alguna manera pareciera que esto no es cierto, y muchas cosas quedaron pendientes.

 

07 de julio de 2018 – 25 de Tamuz de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Arrogancia y Koraj

Arrogancia y Parasha Koraj

¿De donde viene la palabra arrogancia?

La palabra arrogancia proviene del latín y deriva del término arrogare que significa apropiarse.

Este concepto está formado por dos partes:  ad y rogare, tratando de dar a entender el hecho de apropiarse o tomar honores que no se merecen.

La arrogancia  expresa una característica o un defecto de la personalidad de un individuo que se siente y se cree superior a todos los demás.

Ser arrogante significa ser altivo, altanero, jactancioso, prepotente, engreído, tener la convicción de ser un experto en varios temas y por lo tanto no tener ningún interés en escuchar otras opiniones, e incluso desprecia y ofende a los demás.

El arrogante se clasifica como orgulloso, soberbio, presuntuoso y extremadamente vanidoso y presumido.

Arrogancia no es tener confianza en sí mismo

La arrogancia es entonces, un estado en el cual estamos convencidos de tener el derecho de estar por sobre los otros.

 

¿Cómo se puede ser arrogante?

Es muy fácil ser arrogante:

Sólo sigue estos pasos y lo lograrás:

1.- Esfuérzate por ser el mejor: Entrena duro y dedica tiempo a la disciplina en que deseas sobresalir. La arrogancia se ve como ignorancia si alardeas de algo que no entiendes por completo ni practicas.

2.- Mejora tu presencia : Párate erguido en todo momento, manteniendo los hombros hacia atrás y la cabeza en alto..

Cuando camines, hazlo con decisión. pasos firmes, largos y directo al punto de destino sin merodear ni dar vueltas.

3.- Compite regularmente para mantener tus habilidades y tus ansias de ganar a tope.Sé competitivo en todos los aspectos de tu vida. Mientras más temprano seas competitivo, mejor.

4.- Aprende a competir: Si estás pensando en ser arrogante, debes identificar a la competencia y mantenla de tu lado entablando una amistad para que, trabajando juntos ganes su confianza y seas tu quien llegue primero.

5.- desafía siempre al más débil, mientras más se ponga en evidencia su debilidad, más harás notar tu “fortaleza”

6.-  Cambia tu manera de vestir y házlo con la ropa apropiada para lo que quieres demostrar. Por ejemplo, un mejor traje, una corbata, o algo que haga lucir tu estado físico.  

7.- Alardea: todo el tiempo, de las cosas que sabes hacer únicamente y maquilla esas palabras para que luzcan “impresionante”

8.- Vanagloriate: Cuando recibas una felicitación di frases como: “eso es muy fácil… no tuve que hacer mucho esfuerzo”

9.- Confía en ser tan bueno como dices. Recuérdate que eres el mejor y enorgullécete de cada cosa que hagas.

10,.  Asegúrate de evitar los conflictos y las confrontaciones en una competencia en la que no tengas por lo menos una oportunidad de ganar.

11.- Sigue siempre poniéndote nuevas metas nuevos retos por enfrentar para mejorar como persona. Si haz logrado ser el mejor en algún campo , intenta en otro. Ponte metas sin fin y alcánzalas.

12.- Cuando hables con los demás, debes trabajar duro para aumentar tu repertorio de réplicas, con dichos ingeniosos y bromas sarcásticas.

 

¿Cómo disminuir o disimular la arrogancia?

La revista Forbes, en un artículo del 14/11/17 clasificó 8 gestos que nos hacen ver como ignorantes aunque no lo hagamos de forma consciente:

 

1.- Evitar el contacto visual

Dependiendo de la situación, puede hacerte parecer increíblemente arrogante, Porque da la impresión de que te crees superior, demasiado bueno como para ser parte de una conversación.

 

  1. Cruzar los brazos

Aunque se adopte de forma inconsciente, los brazos cruzados te distancia de los demás, haciéndote parecer inaccesible o incluso un poco enfadado.

 

  1. Mantener el mentón excesivamente alto

Poner la barbilla a más de noventa grados de la línea de tu cuello, te hará parecer arrogante, porque nadie le gusta que le miren desde arriba mientras le hablan.

 

  1. Señalar con el dedo

Es un gesto agresivo que denota mala educación.

 

  1. Mirar demasiado el reloj

Mirar el reloj continuamente es como si quisieses marcharte por estar aburriéndote mortalmente o se estuviese haciendo tarde mientras la otra persona habla la hará sentir incómoda e insegura.

Es un hábito que hace dar la impresión de que te crees demasiado importante como para perder tu tiempo.

 

  1. Suspirar a menudo

Algo tan inocente como un suspiro transmite un mensaje muy fuerte: la conversación te cansa, aburre o exaspera.

 

  1. Levantar las cejas

Levantar una ceja, o las dos, mientras la otra persona está hablando, probablemente hará que se sienta insegura o perpleja, y le dará la impresión de que no tomas en serio lo que estás diciendo.

 

  1. Mirar de arriba abajo

Hace sentir incómodo a cualquier persona, por lo cual es importante tratar de evitarlo por todos los medios.

 

Y ¿Que tiene que ver esto con Koraj?

Koraj tenía muchas cosas que podía usar a su favor: cualidades superiores las cuales pocas personas podían igualar:

1.- Era parte de la más importante de las familias Levitas.

2.- Koraj era un primo hermano de Moshé y Aarón.

3.- Era un hombre muy inteligente e instruido

4.- Era dueño de una fabulosa riqueza, porque nuestros sabios nos enseñan que fue el tesorero del Faraón

5.- Sabía que sus descendientes incluirían al famoso profeta Shmuel.

6.- Había sido escogido como uno de los portadores del arón ha kodesh

 

Está escrito estos son los Dinim ocultos del Creador, “Pues Él paga al hombre según su obra”, para ser juzgado por su juicio, por esas obras que el hombre realiza en este mundo y lo eleva para ser sentenciado de acuerdo a sus acciones, y él está perdido para el mundo.

Esta fue una de las condiciones por las cuales Koraj perdió su derecho al liderazgo y sucediera lo conocido.

 

La arrogancia hizo que Kóraj, el primo de Moshé, se ganara la distinción de ser sinónimo del conflicto.

Porque el Talmud dice “Quienquiera se dedica a sembrar la discordia viola una prohibición Divina, pues está escrito: “Y no será como Kóraj y su compañía”

 

14 de junio de 2018