Tag Archive Avelut

PorMax Stroh Kaufman

Shiva y Shloshim – Segunda Parte

Shiva y Shloshim

Segunda parte

 

Lecciones que deja la Shiva

“Dor olej vedor va vehaáretz leholám omédet…. Las generaciones se suceden y únicamente la tierra está establecida por siempre.” (Kohelet / Ecleciastés 1:4)

 

Shiva es el periodo de siete días que siguen al entierro. Durante esta semana los amigos, vecinos y colegas vienen a realizar una corta visita para acompañar al doliente: he aquí algunas lecciones (adaptadas para esta época actual) que se pueden aprender de ello.

 

Lección # 1: La Shiva no es nada más y nada menos que un período de luto.

En el caso de una madre que debe hacer cosas que otros no pueden hacer, es aconsejable diferir, posponer y reacomodar los horarios para citas y planes: cambie el casillero de voz, coloque en su correo electrónico un contestador automático, y fije carteles (tipo post-it®) donde deje pospuesto todo lo que no debe hacer

Lección # 2: Enseñe y/o eduque a los visitantes a que respeten algunos de sus derechos más íntimos como el descanso: por ejemplo, haga saber de cualquier modo que más allá de las 9:30PM no recibe más visitas, ni personales, ni telefónicas.

Esto porque su círculo de amigos y conocidos es usualmente mucho más grande de lo que piensa y al comunicarle a algunos, ellos se encargarán de distribuir el mensaje.

Lección # 3: Si quien falleció es el padre o la madre de su cónyuge, entréguele más de su tiempo, puesto que padre o madre, hay uno solo: suspenda alguna de sus horas laborales por más duro que sea su trabajo, para acompañar a su cónyuge en esos ratos de almuerzo o comidas en las horas laborales, lo cual, definitivamente, los unirá mucho más.

Lección # 4: Escriba en una libreta los nombres de aquellas personas que le proporcionaron alimentos, le cuidaron sus hijos asi fuera por una hora, le recogieron el correo, etc.

Acumule las notas que le han escrito, en forma de telegramas, cartas o correo electrónico. Todos ellos son personas a quienes se les debe gratitud.

Las cartas recibidas se podrán seguir leyendo, como mensajes de Consuelo, durante el transcurso del año de duelo.

Lección # 5: Nunca, absolutamente nunca, discuta de ningún tema con el doliente; espere para ello, que termine la semana.

Lección # 6: Cuando visite la casa de shiva, no espere por abundancia de comida, ni tampoco visite con la finalidad de “pasar un buen rato;” enfóquese solamente en los dolientes y no en su apetito. La “sala de conferencias” que a veces se forma en la cocina, está fuera de lugar especialmente porque generalmente está cerca del área donde se encuentran los deudos y ellos merecen respeto: sólo debe haber un tema de conversación y ese es el que da el honor al alma del fallecido.

Algunos temas si podrían dialogarse en otras áreas de la vivienda como son los relacionados con los quehaceres domésticos, siempre y cuando no sean escuchados por los dolientes.

Recuerde que se debe aportar con alimentos, jugos, pastelería, galletería etc, que son más para aquellos que necesitan recuperan fuerzas físicas y morales.

Lección # 7: Asegúrese de apagar su teléfono celular Y/O su “smart-phone” durante el periodo de la visita.

Lección # 8: Su visita recomendada no debe ser menor de 10 minutos a no ser que usted sea el “presidente de la república”: Adonai le “perdonará” el tiempo de su vida que usted desvíe de sus actividades normales diarias para dicha visita.

Lección # 9: Por medio de la Shiva la tristeza de la pérdida personal es compartida con la comunidad judía.

De este modo, una pérdida personal se convierte también en una pérdida pública.

Esto permite una expresión conjunta de sentimientos en una atmósfera empática

Lección # 10: Nunca asuma que los deudos pueden asumir el control total de algo: ellos estan espacialmente desorientados: hay que ayudarlos en asunto de lavado de ropa, pasear el perro,  hacer las compras, lavar los baños, cambiarle los pañales a los bebes, etc:

Estar de luto es físicamente agotador, por lo tanto, nunca les pregunte a los deudos, ¿Necesita algo? Sino mejor pregúnteles, ¿Hay algo más que yo puedo hacer?.

Lección # 11: En el ir y venir de los visitantes, asegúrese de que alguien está presente en la organización de todas las cosas que tienen que ver con ese “hogar desordenado” de los dolientes: alguien que haga la limpieza y el orden, que recoja lo que tenga que recoger, que sea quien controle y dirija a los visitantes; que sea el líder en esta “operación de rescate”, con lo que va a ayudar al restablecimiento del orden en la “casa de shiva.”

Lección # 12: Cuando el periodo de shiva ha terminado, no esté seguro que los deudos en forma súbita e inmediata, estén listos para enfrentarse nuevamente al mundo; cuando se encuentre con ellos en la calle, trátelos gentilmente, porque ellos seguramente querrán todavía hablar de su pérdida; recuerde que regresar a la normalidad puede tomar hasta un año.

Lección # 13: Asegúrese de que el Kadish sea recitado por lo menos una vez en el día, el cual se encargará de hacer reunir los méritos necesarios que el alma del fallecido ya no es capaz de reunir: además es una afirmación pública de la fe en Adonai.

Lección # 14: Procure acostumbrarse a realizar una buena acción en la memoria del difunto.

Leyendo la Torá todos los días es un buen comienzo acompañándola por el hecho de promulgar el nombre del alma ausente, antes de comenzar.

Lección # 15: Escriba un testamento ético que el fallecido hubiera dejado atrás a sus hijos, nietos, cónyuge y amigos: podría comenzarse con escribir lo que este fallecido le hubiera dicho a sus familiares, sabiendo que nunca los volvería a ver.

Puede ser una experiencia muy poderosa.

 

Espere: Shiva y Shloshim tercera parte

Artículo terminado de redactar el 07 de Mayo de 2011 – 03 de Iyar de 5771 por el grupo editorial 321judaismo.com