Tag Archive Belleza en el Judaismo

PorMax Stroh Kaufman

La belleza en el judaismo

La belleza en el judaísmo

 

¿Qué es belleza?

Varias definiciones podemos aportar:

1.- Es una propiedad, de algo o de alguien, una calidad o estado de ser “que agrada simplemente por ser percibido” ;

2.- Belleza significa lo que es atractivo, agradable, fino o bien parecido; incluso lo que causa simpatía.

3.- La belleza es combinación agradable de cualidades en una persona u objeto.

4.- A menudo se dice que “la belleza está en el ojo del espectador”.

 

Todos sabemos que el concepto de la belleza . en especial la humana, es variable y cambia con el tiempo, y la Torá no es la excepción:

La Torá y los textos hebreos nombran a 4 mujeres muy lindas, desde el punto de vista físico: Sara, Avigail, Rajav y Ester, cada una de ellas en diferentes momentos.

Igualmente nombra varios hombres como bellos:

Un caso que podría tomarse como “raro” para la tendencia actual es el de Yojanan.

El fue descrito como gordo (Talmud Berajot 13b), pero también se describe como extremadamente bello (Talmud Berajot 20a);

En el caso de Yosef,él es el único varón que la Torá describe como “bello de forma”.

Aunque encontramos que Shaul también es descrito de hermosa figura.

En su caso, parece que, su altura y, tal vez, otras características físicas fueron importantes para al menos las mujeres jóvenes.

Y David fue descrito con “cachetes rosados” rubio

 

Aunque en los puntos anteriores está enfatizada la belleza corporal, de manera general, el judaísmo es una cultura de audición…

El tacto y aún más, de la visión

¿Por qué?

Porque la religión hace énfasis en un Creador, un ser Todopoderoso, invisible, que genera una actitud generalmente negativa dentro del judaísmo hacia el arte representativo.

El motivo es claro.

La prohibición bíblica contra las imágenes grabadas los asocia con la idolatría.

Históricamente, las imágenes, los fetiches, los íconos y las estatuas estaban vinculados en el mundo antiguo con prácticas religiosas paganas.

Esto no quiere decir que el arte y las manifestaciones artísticas están prohibidas

Encontramos en  la Torá lo siguiente:

“Mira, el Señor ha elegido a Bezalel hijo de Uri, el hijo de Hur, de la tribu de Yehuda, y lo ha llenado con el espíritu del Eterno, con sabiduría, entendimiento y conocimiento en todo tipo de artesanías …

Para hacer diseños artísticos para trabajar en oro, plata y bronce, para cortar y colocar piedras, para trabajar en madera y para participar en todo tipo de artesanía artística “(Shemot / Éxodo 35: 30-33)

La idea de que uno pueda adorar “el trabajo de las manos de los hombres” ha sido complicada para la fe bíblica.

¿Y, entonces?

Teniendo en cuenta lo anterior, vemos que el judaísmo ofrece una bendición que exalta al Creador por toda lo que ofrece belleza en el mundo,

Como también la posibilidad de ver las maravillas de la naturaleza, oler las especias aromáticas, saborear los primeros frutos de la temporada…

E incluso escuchar buenas nuevas.

Las bendiciones nos recuerdan a cada uno de nosotros, los judíos, la capacidad que tenemos para apreciar la belleza de las creaciones del Eterno.

Baruj ata Adonai, Eloheinu melej haolam, osé maase bereishit es una de ellas

Te alabamos, Eterno Dios, Soberano del universo, que hace las obras de la creación

BaruJ ata Adonai, Eloheinu meleJ haolam, shekaj lo beolamo.

Te alabamos, Eterno Dios, Soberano del universo, que todos estos están en tu mundo

Baruj ata Adonai, Eloheinu melej haolam, borei isvei besamim

Te alabamos por ser el creador de hermosas fragancias.

Conclusión

Con tantas mitzot, jukim, preceptos, conceptos, escritos, estudios, libros, pensamientos, que parecen ser infinitos e imposibles de alcanzar a leer y/o estudiar, el judaísmo realmente lo que busca es enseñar a las personas a utilizar todos sus sentidos para buscar belleza y experimentar lo sagrado aquí y ahora…

Si, quizás no haya nada más grato y placentero que ser una persona famosa, adinerada y a la vez estéticamente bella..

Todos en algún momento lo hemos pensado y aún más, lo hemos envidiado…

Sin embargo, alguna vez has pensado en la belleza interior?

¿Sobre lo que significa ser un ser humano verdaderamente, profundamente hermoso?

¿No es acaso la benevolencia, la compasión, la bondad y la sincera preocupación de la persona por el bienestar de los demás lo que hace a una persona bella?

Y en la naturaleza sucede lo mismo…

Los colores, los olores, los sonidos y lo que nos llega a través del tacto…

¿Acaso no hacen de una situación o de una imagen algo hermoso, algo con belleza extrema y absoluta?

Todos los conceptos anteriores nos hace que, intuitivamente, querramos ser parte de ello…

Entonces, cuanto más nos esforcemos, más hermosos; es decir, verdaderamente hermosos, nos volvemos.

Esa es la belleza en el judaísmo… estrictamente hablando

 

21/06/18 – 8 de tamuz de 5778

PorMax Stroh Kaufman

El regalo de la Torá

El regalo de la Torá

 

La Torá…

Hace unos días, celebramos haber recibido la Torá, un regalo entregado a una nación y/o a un pueblo que estaba cansado de haber vivido un largo período de esclavitud pero, que en esta fecha, ya había sido liberado

Aunque su situación en la travesía no pareciera que fuera la mejor.

Estar en un lugar inhóspito, a veces sin alimentos, a veces sin agua potable..

Esto fue un momento realmente trascendental si analizamos el proceso de preparación que tuvo, y cada año, como judíos,lo recreamos durante la festividad de Shavuot:

Una de las cosas que hacemos es quedarnos despiertos toda la noche para aprender la Torá como un tikun para el pueblo judío que durmió la noche anterior a la Entrega de la Torá.

Por supuesto que actuamos como si nos la estuvieran entregando el día de hoy y no hace más de 3000 años

Otra es decorar nuestras casas con flores para recordar la belleza de Har Sinai.

Por supuesto no podemos olvidar que comemos mucho pastel de queso y otros productos lácteos…

Todo para recordar que el pueblo de Israel sólo podía comer lácteos hasta esta fecha.

Pero, ¿que pasa con los regalos?

Todos sabemos que los regalos tienen dos propósitos

Uno de ellos, “Salir del paso”

Sabemos que “Salir del paso” es hacer algo para sólo para cumplir una necesidad o una obligación…

Esto usualmente sin fijarnos bien porque o como hicimos, y también implica poca calidad .

Quien toma esa actitud, generalmente no quiere dar más de lo necesario.

Sólo da lo mínimo, con tal de quedar bien, o al menos cumplir..

El otro extremo es el del regalo que se da con generosidad.

Un regalo que busca la felicidad de quien lo recibe

Aquel que se recibe como algo maravilloso. Que con sólo mirar el envoltorio. emociona..

El regalo que al abrirlo, nos llena de dicha y felicidad.

“Muchos regalos fracasan porque nos olvidamos de la persona a la que se los vamos a hacer…

Pero en el caso del pueblo judío, El Eterno, quien fue que nos lo dió, sabía muy bien el propósito de dicho regalo.

Así nos pasa a todos… Los comienzos son emocionantes, las cosas nuevas son emocionantes, a todos nos ha sucedido.

Y entonces?

Sin embargo,, como todas las festividades, ellas se terminan y volvemos a nuestras vidas programadas regularmente

Y el regalo, tarde o temprano, suele quedar archivado “en un rincón”

Y así también, pronto llegarán otras fechas que no son alegres, que nos recuerdan eventos trágicos, como por ejemplo, el 9 de Av.

Entonces es cuando muchos volvemos a “revisar” el regalo que nos entregó El Eterno, para buscar una explicación o un consuelo…

Es allí cuando empezamos a sentir que hay que hacer de la Torá…

Un regalo nuevo para todos los días,por el contenido que hay en ella.

Al optar por esta opción, aprenderemos algo nuevo cada día  

Porque somos “una nación de sacerdotes”, estamos llamados. día a día, a revisar su contenido y mejorar nuestra relación con Hashem, de la que obtendremos resultados inesperados.

 

26 de Mayo de 2018 – 13 de Iyar de 5778