Tag Archive Birkat haMazon

PorMax Stroh Kaufman

Bendecir los alimentos – desde el judaismo

Bendecir los alimentos – desde el judaísmo

¡Como bendecir los alimentos en 1 a dos minutos y por qué!

En el judaísmo, es muy común bendecir los alimentos, una y otra vez, antes de cada ingesta y después de haber comido.

 

¿Por qué?

Porque arrancamos de un “mandamiento” en la Torá Devarim 8:10 que dice “Y comerás y te hartarás y alabarás al Eterno, por la buena tierra que El te ha dado”.

Veajálta vesaváta uberájta et Adonai Elohéija al haáretz hatová asher natán laj.

Con la bendición, reconocemos que, El Eterno, es la fuente de todo sustento.

Para el judaísmo existe una bendición para “todos” los alimentos, aunque algunos de ellos estén agrupados… es decir que por ciertas características, por ejemplo,el mango, la piña y la manzana, reciben la misma bendición

Entonces, hay bendición para el pan (la más básica), los frutos del árbol, de la tierra, el vino y el jugo de uva, las bebidas, “y para el resto”

Esto sin contar que para “finalizar” está el Birkat haMazón y el Al haMijiá para los alimentos que no están elaborados a base de granos y el “Al Haaretz veal Hapeirot” después de las uvas, higos, granadas, aceitunas y dátiles (los frutos de la tierra de Israel)

 

Ahora ¿Qué pasa si me olvido de bendecir?

No olvidemos que con bendecir cumplimos con una mitzvá…

Pero si no recitamos la bendición, si uno no recita una bendición, y por ejemplo la acción termina, es decir, hemos terminado de comer alguno de los alimentos mencionados, teóricamente no podemos recitar la bendición, porque “se cierra” el espacio. y no hay más oportunidad para recitar la bendición inicial… sólo queda la del agradecimiento final.

 

Y con todas esas bendiciones ¿cómo se cuál es la correcta?

HaMotzí lejem min haáretz, es la básica dada para lo que que sean panes, tortas, panqueques, pero puede “cubrir” todos los alimentos,  especialmente si nadie sabe ninguna otra bendición.

Boré perí haadamá cubre los frutos de la tierra, pero si uno le dice a un banano, esta bendición, al final, el banano que crece en un árbol, proviene de la tierra.

Bore perí haétz, cubre los frutos del árbol, pero como no se si el tomate viene de un árbol, lo “puedo cubrir” como fruto de la tierra.

A los que definitivamente no se de donde proviene, o alimentos preparados (elaborados) como una pizza, un helado, puedo decirle boré miné mezonot

A todas las bebidas, por ejemplo un vaso con leche, shehakol niyiyé bidbaró

 

¿Todas las bendiciones son válidas?

Mientras que contengan “baruj ata adonai elohéinu melej haolam” Bendito eres tú rey del universo” se considera válida

 

¿Y la tengo que decir antes de probar los alimentos?

Si uno solo está probando una pequeña cantidad de comida (lo que se considera por debajo un Rebiìt), la respuesta es No.

Ejemplo, estoy probando la sopa, en la olla, para saber si me quedó salada.

También, un sorbo a ver si el jugo tiene suficiente azúcar

 

¿Es relevante el tiempo que me demoro comiendo o bebiendo para decir una bendición?

El sólo hecho de comer o beber el equivalente de 1 Kezayith (1 onza) de comida, es suficiente para la bendición, pero el tiempo de este Kezayith se le calcula máximo cuatro minutos comiéndolo para que se bendiga

 

¿Y si no me acuerdo cual bendición dije (antes de empezar a comer)?

Tengo la opción, al final, del Birkat haMazón, con la cual doy gracias por “estar/quedar satisfecho”

 

Así, cumplimos con la mitzvá de bendecir los alimentos,  sin “mucho complique”

 

30 de enero de 2018 – 14 de Shevat de 5778

www.321judaismo.com

 

PorMax Stroh Kaufman

Asher Yatzar – El milagro de la salud

Asher Yatzar

Asher Yatzár o también escrito Asher Iatzár, es una bendición tradicional del judaísmo, para agradecerle al Todopoderoso,por la salud de cada uno de nosotros.

 

Asher Yatzár literalmente quiere decir, “Que Él creó”

 

Esta oración es un agradecimiento por poder cumplir con nuestras necesidades fisiológicas, como orinar y defecar.

 

La oración de Asher Yatzar dice así:

“Bendito eres Tú, Adonai, Rey nuestro y del universo, que formó al hombre con sabiduría y creó dentro de él muchas aberturas y muchos espacios huecos.

Es obvio y conocido ante Tu Sede de Honor que si uno de ellos se abriera , o si incluso uno de ellos sería sellado, sería imposible sobrevivir y pararse ante Ti incluso durante una hora.

Bendito eres Tú, Adonai, que sana toda carne y actúa maravillosamente.

 

Hay autoridades como el Rabino Shelomó Luria, quien describe que la bendición “asher yatzar” debe ser pronunciada, también, al final de la comida.

Se recita en conjunto con la bendición que corresponde al final de los alimentos (Ejemplo Birkat haMazon)

Esta bendición, se dice que fue compuesta por Abayei, un rabino babilónico del siglo 4 de la Era Común, y se encuentra en el Talmud tratado Berajot 60a y 60b

 

Revisando la halajá, y basándonos en el Kitzur Shuljan Aruj o Shulján Aruj (la mesa servida) resumida, allí se nos dice cómo llevar a cabo la práctica del Asher Yatzár, de la siguiente manera:

 

  1. Uno debe hacer sus necesidades fisiológicas tan pronto como sienta la necesidad, sin demora: No es bueno esperar ni aguantar.
  2. Todos debemos ser modestos en el baño: en el momento de las necesidades, no hacerlas en frente de otras personas a menos que no haya separaciones.
  3. No forzar demasiado la realización de las mismas (pujar de más), ya que podría crear problemas en el colon.
  4. Es el mejor momento para pensar en asuntos mundanos como negocios o comercio.
  5. Es obligatorio realizar en las manos, un aseo completo después de visitar el baño, ya que está prohibido orar si el cuerpo de uno no está completamente limpio de restos o rastros de excremento.
  6. Cada vez que visite el baño, incluso después de orinar una gota, debe lavarse bien las manos y luego decir la bendición de “Asher Yatzar”.
  7. – Hay condiciones especiales como aquellas personas con colostomías, o que requieren de cateterismos vesicales intermitentes, también deben realizar el lavado y la bendición después de cada procedimiento de cambio (cist-o-flo, sonda, bolsas de colostomía, etc.)

.

Las prácticas anteriores, hacen parte del concepto de santidad del cuerpo. Es parte del proceso espiritual que tiene que, y tiende a llevar al hombre hacia una relación más profunda e íntima con el Creador y a su vez a un crecimiento espiritual ilimitado.

 

Milagros se han visto y la literatura los ha descrito de personas con múltiples condiciones limitantes (Lesiones raquimedulares, enfermedades terminales como cáncer)

Son casos que han visto la sanación, sólo con dicha práctica… Asher Yatzar, como la historia del doctor (MD) Kenneth M. Prager, en relación con su hijo, entre otras.

 

Recitando Asher Yatzar reconocemos que todos los órganos de nuestro cuerpo trabajan en una sincronización única y milagrosa y así, le estamos agradeciendo al Hacedor de Milagros.

 

Queda entonces en tus manos esa opción mística espiritual para ponerla en práctica.

 

26 de Noviembre de 2017 – 08 de Kislev de 5778

Redactado, recopilado y elaborado por Dr. Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com