Tag Archive Cannabis Medicinal

PorMax Stroh Kaufman

Cannabis medicinal

Amigos de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

La historia completa sobre el cannabis medicinal.

 

Por: Prof. Joseph (Yossi) Tam. Director del Centro Multidisciplinario para la Investigación de Cannabinoides,

Fuente: The Times of Israel

 

Colaboró en este artículo: Gary Hiller, Presidente y COO de Phytecs, Inc.

 

A todos nos gustaría pensar que el cannabis es una solución potencial para afecciones médicas específicas y difíciles de tratar, como el dolor neuropático o la enfermedad inflamatoria, para las cuales no tenemos los tratamientos ideales.

Después de todo, sería poético si la sabiduría de la naturaleza proporcionara la medicina ideal que aún no hemos diseñado.

 

Esa puede ser la razón por la cual el nivel de exageración, esperanza, enojo y reacción contra el cannabis medicinal en la cultura popular ha llegado a un punto álgido, pero la verdad es más prosaica que poética.

 

A pesar de los anecdóticos informes en contra, los datos de un creciente número de estudios revisados por investigadores muestran que el cannabis no funciona de manera consistente como un tratamiento viable para condiciones específicas.

Además, la cultura dominante del cannabis parece proclamar la noción de que el cannabis es una panacea, empujando la percepción pública de su eficacia más allá de lo que la ciencia ha validado.

 

Perdón por el juego de palabras, pero el término cannabis describe una clase de plantas, no una terapia adaptada para una indicación en particular o un grupo de indicaciones.

Este problema se ve agravado por las barreras que enfrentan los pacientes y los investigadores para acceder a variedades de cannabis adaptadas con una química diversa, y tal vez cuestionable.

 

Como lo vemos, hay dos caminos principales que la comunidad investigativa debe seguir en paralelo para aprovechar todo el potencial y la promesa de los cannabinoides como medicina legítima.

Ambos serán productivos ya que nuestra comprensión del sistema endocannabinoide humano (ECS) continúa creciendo a través de una investigación dedicada.

 

Uno de ellos es la modificación de compuestos cannabinoides derivados de plantas y semisintéticos aislados que pueden convertirse en medicamentos para atacar el ECS.

Otro, que exploraremos con más detalle aquí, criando plantas enteras para combinaciones de compuestos más precisos para aumentar su utilidad terapéutica.

 

Teniendo en cuenta los tipos de cannabis que están ampliamente disponibles en todo el mundo hoy en día, escribir una receta que diga “cannabis” es tan genérico como escribir una receta para “píldoras”; sin embargo, no necesita ser así.

 

Es posible criar plantas que rindan proporciones adaptadas de compuestos muy diversos.

Por lo tanto, es posible imaginar un momento en que las plantas de cannabis produzcan constantemente material que sirva sinérgicamente como medicamentos eficaces y seguros.

 

Cuando se trata de adaptar el cannabis para uso médico, es importante distinguir el término genérico de “cultivares” (variedades cultivadas) o “quimiovares” (variedades químicas) cuidadosamente confeccionados y estandarizados con perfiles fitoquímicos bien caracterizados y probados.

 

Comparado con otros compuestos, los fitocannabinoides individuales (compuestos cannabinoides de las plantas) tienden a actuar de forma muy diferente en el ECS de nuestro cuerpo.

Algunos incluso causan efectos aparentemente opuestos.

Además, al igual que muchos tratamientos, algunos fitocannabinoides pueden tener un efecto de dosificación bifásico, lo que significa que sus efectos a dosis más altas pueden ser lo opuesto a sus efectos a dosis más bajas.

 

Esto es cierto, por ejemplo, de dos de los cannabinoides más conocidos.

En dosis bajas, el THC puede ser un potente antidepresivo conocido por inducir hiperfagia (comer en exceso o “mordisquear”),

Pero en dosis más altas, puede exacerbar la depresión, puede estimular la ansiedad y desencadena hipofagia (pérdida del apetito).

 

Al igual que el THC, el modo de funcionamiento de CBD también suele ser bifásico.

Para hacer las cosas aún más complejas, se ha demostrado que estos compuestos funcionan de manera diferente cuando se combinan que cuando se aíslan y se prueban individualmente.

 

La investigación científica en el campo de los cannabinoides ha sido constantemente motivada al preguntar “qué pasaría si”, y debemos continuar haciéndolo.

 

¿Qué sucede si las plantas se reproducen de manera que contengan compuestos específicos en cantidades específicas y proporciones adaptadas para alcanzar los objetivos correctos de la enfermedad con efectos adversos mínimos?

 

Ahora podemos avanzar en esa orientación mejorando nuestra comprensión de por qué nuestros cuerpos responden a los cannabinoides en absoluto.

 

Los primeros estudios sobre el cannabis de plantas enteras llevaron al descubrimiento de tetrahidrocannabinol en 1964.

Eso finalmente nos ayudó a identificar las interacciones con el ECS, que está presente en todos los órganos y afecta a casi todos los procesos fisiológicos.

 

Estos estudios durante los últimos 50 años han sentado las bases para la medicina cannabinoide.

 

Destacados científicos de los Institutos Nacionales de Salud de los EE. UU., centrados en la función ECS han resumido bien lo que es tan emocionante del sistema: “… la modulación del ECS tiene una promesa terapéutica para prácticamente todas las enfermedades humanas”.

 

Para aprovechar plenamente su potencial, debemos mirar más allá lo que sabemos por el cannabis –construyendo sobre esa base y conocimiento– e identificando los medios más seguros y eficientes para modular el ECS para lograr resultados terapéuticos óptimos.

 

Los esfuerzos para transformar el cannabis herbal en una medicina eficaz han dado pasos importantes en los últimos años, como lo demuestran las publicaciones científicas que destacan las propiedades farmacológicas de los nuevos quimiovares de cannabis.

 

Esta descripción del cannabis a base de hierbas como quimiovares particulares es fundamental para que los médicos lo consideren una terapia legítima.

 

Un grupo de médicos canadienses advirtió recientemente que hay poca investigación que respalde la eficacia del cannabis…

Lo que es muy inquietante para aquellos de nosotros que sabemos que la modulación de la actividad de ECS tiene un gran valor para abordar enfermedades específicas y otras afecciones.

 

Nuestra decepción no está dirigida a los médicos; más bien, estamos frustrados de que el cannabis de hierbas utilizado para casi todos los estudios publicados haya hecho inevitables tales conclusiones.

 

Podemos desbloquear esta diversidad fitoquímica potencial a través de un programa de mejoramiento dirigido.

 

Afortunadamente, ahora se está llevando a cabo un innovador trabajo de mejoramiento que aumentará la probabilidad de que los resultados del estudio se alineen con las esperanzas y expectativas de quienes buscan opciones de tratamiento derivadas del cannabis.

 

Sin embargo, las posibilidades no se detienen con las plantas.

Si bien criamos quimiovars de cannabis específicos y dirigidos, deberíamos preguntarnos si también modificamos los compuestos derivados del cannabis para atacar de forma más precisa y efectiva los desafiantes objetivos de la enfermedad, como se ha hecho durante siglos con otras plantas.

PorMax Stroh Kaufman

Cannabis Medicinal

Cannabis Medicinal

 

La innovación y la experiencia de Israel sobre el Cannabis Medicinal en el 1er simposio internacional en Argentina

 

Fuente; Cadena Judía de información visavis

 

Con motivo de realizarse la 1° Conferencia Internacional sobre sistema endocanabinoide y cannabis medicinal organizado por los Amigos Argentinos de la Universidad de Jerusalem junto con el Multidisciplinary Center on Cannabinoid Research  y apoyado por la Embajada de Israel en Argentina, se realizó el pasado lunes un cocktail de presentación del simposio que durará dos días. (24 y 25 de Octubre)

Ella se identifica con el nombre de LatinoameriCANNA 17 y durante las jornadas, se exponen los temas del papel protector del Cannabis y los cannabinoides en trauma cerebral, sus efectos neuroprotectores, su uso para la epilepsia, el rol en los cuidados paliativos, entre otros

En Argentina, en marzo de este año, el Senado de la Nación sancionó por unanimidad la Ley del Cannabis Medicinal, Ley 27.350 que estableció un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico o paliativo de la planta de cannabis y sus derivados.

Además, la ley propone la creación, en el ámbito del Ministerio de Salud, de un programa nacional para el estudio del uso del cannabis medicinal.

Pese a que en la Argentina este tema se encuentra en una etapa de investigación científica, Israel es pionero en materia del cannabis medicinal.

El profesor Raphael Mechoulam, que se lo considera “el padre de la marihuana” viene investigando, hace más de 50 años, en la Universidad Hebrea de Jerusalém, y logró descubrir que el propio cuerpo humano produce de forma natural cannabinoides, que desempeñan un rol importante en la regulación del estado de ánimo, el dolor y la memoria entre otros factores.

Además, el reconocido científico israelí, que integra junto a un centenar de científicos de diferentes campos de estudio el Multidisciplinary Center on Cannabinoid Research, ha vinculado los cannabinoides con el tratamiento de adicciones y lesiones cerebrales gracias a la actividad de los vasos sanguíneos.

El presidente de los Amigos de la Universidad de Jerusalem, Ing. Héctor Sussman dialogó con la Cadena Judía de Información Vis a Vis con respecto a este primer simposio:

“Para nosotros es una posibilidad, a partir de la aprobación sobre medicina cannabica, para traer la experiencia que tiene la Universidad de Jerusalem que tiene un centro específico (…) La experiencia israelí puede aportar conocimiento, investigación y desarrollo”.

En este sentido, el embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman dialogó con este medio y aseguró: “Israel innovó en este campo. La Universidad Hebrea tiene décadas en innovación en este campo, somos líderes, y acá estamos compartiendo con científicos y médicos argentinos el conocimiento”.

Para esta conferencia internacional que participan científicos, médicos, jueces e investigadores de Latinoamérica, y por supuesto de Israel; del centro multidisciplinario de la Universidad Hebrea vinieron:  Prof. Esther Shohami, Dra. Ofra Benny, Prof. Rami Taka y Dr. Yossi Tam.

En representación de los científicos israelíes tomó la palabra el Dr. Tam, director del centro multidisciplinario, hizo una explicación histórica acerca del uso de la planta de marihuana:

“Según registros históricos, el uso de la marihuana en forma medicinal data del 2700 a.c en China, y en la Edad Media en Europa se cultivaba para obtener fibra y vestimenta. En el siglo XVIII y XIX, el cannabis se utilizaba para calmar el dolor antes del descubrimiento de la aspirina”.

En entrevista directa al Prof. Mechoulam, mencionó que comenzó a trabajar en el componente químico allá por los años ´60, aislando por primera vez el delta-9-tetrahidrocannabinol o THC.

Pudo probar que el THC puede palear los duros efectos de la quimioterapia y, en la mayoría de los casos, los efectos indeseables son bloqueados.

También reveló la estructura del cannabidiol (CBD).

Se trata de una sustancia no tóxica, utilizada como antipsicótico y un ingrediente potencial para tratamientos contra el dolor crónico y las convulsiones epilépticas.

En el momento, y gracias a la Universidad Hebrea de Jerusalem, está siendo reconocida nuestra investigación y obteniendo numerosos premios.

Fuimos pioneros y ahora 20 grupos de académicos están involucrados en el estudios de sus aplicaciones.

Probablemente ésta sea una de las razones por las cuales los científicos consideran que Israel es uno de los países más avanzados del mundo en este campo particular.

25 de Octubre de 2017 – 05 de Jeshvan de 5778

 

PorMax Stroh Kaufman

Marihuana y Judaismo

Marihuana y judaismo – tercera parte

Continuación de nuestra revisión acerca de la relación entre la marihuana y el judaismo.

2.- Documento elaborado por el Instituto de Salud Canadiense, Julio 2003

Marihuana (Mariguana, o Marijuana – Mary Jane en inglés) es el nombre más común para la Cannabis,

Una planta que crece en climas y temperaturas tropicales en casi cualquier tipo de suelo.

Aunque las hojas y las flores del Cannabis producen más de 60 variedades de canabinoides, los componentes principales son el canabinol  ó delta9-THC, (THC –siglas en inglés) y el canabidiol (CBD- siglas en inglés) (British Medical Association, 1997, p 7).

Otros derivados son: el Canabigerol (CBG), canabicromeno (CBC), delta-8-THC, canabiciclol (CBL), cannabitriol (CBT), canabavarina (THCU).

Para poder fumarla, se mezcla con tabaco y otros compuestos, y es por ello que algunos investigadores sugieren que, el benzantraceno y la benzpirina, las dos sustancias más cancerígenas del tabaco, se encuentran presentes en mayor cantidad entre los fumadores de marihuana.

Los efectos agudos del fumar marihuana incluyen la euforia inmediata (en los primeros 15 minutos) acompañada de sensación de relajación, distorsión del tiempo, aumento de las experiencias sensoriales como por ejemplo escuchar música o voces y, pérdida de la inhibición que causa risa incontrolable;

Se puede acompañar con un efecto sicológico de meseta que dura varias horas.

También hay efectos agudos en el sistema cardiovascular, bronco-pulmonar, ocular y motor.

La Academia Nacional de Ciencias describió, en 1999, trastornos en la memoria a corto plazo, cierta incapacidad para conducir o manejar maquinarias, y en pilotos, la disminución de sus destrezas en los vuelos simulados.

La marihuana fumada QUE SE CONSIGUE EN CANADA, tiene una concentración de THC que oscila en un rango entre el 3 al 30%  y la absorción de este componente oscila entre un 18 a 50%; l

Los niveles plasmáticos disminuyen rápidamente después de 2h de dejar de fumar a niveles menores a 5ng/ml, aunque sus niveles pueden ser detectados hasta 13 días después de su uso; la vida media plasmática no se relaciona con el tipo de uso o consumo.

En lo que refiere a la marihuana oral, con una dosis de 20mg de THC en forma de galleta o chocolate, se calcula que solamente alcanza un máximo del 12%, 1 a 2h después de haberla consumido;

En la  presentación medica de THC sintético, Dronabinol o Marinol®, entre el 10 al 20% de la dosis entra a la circulación sistémica.

La absorción por vía rectal no ha sido estimada.

El THC cuando entra al organismo, se liga a proteínas en un 97%, lo que permite su distribución en todos los tejidos corporales, pero, en los adipositos y en los cardiomiocitos puede llegar a concentrarse hasta 1000 veces más que en plasma;

Posteriormente se almacena en hígado y bazo, después de 72h de su consumo;

La mayor parte del metabolismo de los  canabinoides ocurre en el hígado, independientemente de la vía de administración;

Los canabinoides son buenos sustratos para la función oxidativa mixta de la citocromo P450, primordialmente la CYP 2C9.

Los metabolitos o productos de la degradación de la  THC son la 11-hidroxi THC y la 11-nor-9-carboxi THC, siendo este último compuesto el que es buscado en estudios forenses de los líquidos corporales, y es excretado por vía renal.

Cuando el THC es administrado por vía oral, su metabolito 11-THC permanece activo y en concentraciones plasmáticas iguales a la de la sustancia base, con el riesgo de incrementar los efectos indeseados.

La excreción de la THC, cuando es inhalado, ocurre un 65% por las heces y 20% por la orina; cuando se administra por vía oral, un máximo del 15% es eliminado por la orina hasta 72h después de su consumo y el resto es eliminado por las heces debido a su transformación hepática.

 

3.- USO MEDICINAL ACTUAL DEL CANNABIS

El uso medicinal del cannabis es legal en un número limitado de territorios en todo el mundo, entre ellos: Canadá, Alemania, Argentina, Austria, Holanda, España, Israel, Finlandia y Portugal. En Estados Unidos, catorce estados han reconocido la marihuana medicinal: Alaska, California, Colorado, Hawai, Illinois, Maine, Míchigan, Montana, Nevada, Nuevo México, Oregón, Rhode Island, Vermont y Washington.

Las siguientes 7 tablas son obtenidas de la publicación American Family Phisician de Diciembre 1999

 

TABLA 1
Mecanismos probables de Acción de los Cannabinoides 
Ligándose a los receptores cannabinoides (afectando la adenilato ciclasa)
Incrementando la capacidad de fluidez de las membranas celulares
Cambios en la dopamina en las regiones de recompensa cerebral
Modulando en el sistema del ácido g-amino butírico
Alterando los neurotransmisores
Alterando las  prostaglandinas
Inhibiendo la captación de calcio por  las sinaptosomas

 

TABLA 2
Efectos físicos adversos de la Marihuana 
Boca seca
Náusea
Cefalea
Nistagmos
Temblor
Disminución de la coordinación
Incrementa frecuencia cardíaca
Alteración del estado pulmonar
Alteración de la temperatura corporal.
Reducción de la fuerza muscular
Disminución del flujo cerebral
Incremento del apetito

 

TABLA 3
Efectos adversos Neuro- siquiátricos de la Marihuana 
Ansiedad y pánico
Paranoia
Confusión
Agresividad
Alucinaciones
Sedación
Alteración del libido
Posible ideación suicida
Despersonalización
Desrealización
Pérdida de la sensación del tiempo
Empeoramiento de la   memoria a corto plazo
comportamiento adictivo
Síndrome amotivacional

 

 

TABLA 4
Efectos adversos potenciales de la Marihuana en el Sistema Reproductivo 
Reducción del  tamaño testicular
Disminución de niveles de testosterona
Disminución del libido
Anomalías Menstruales
Impotencia
Cambios en la morfología y/o mo movilidad espermática
Infertilidad
Ginecomastia
Anomalías de los óvulosExposición fetal
Partos prolongados
Reducción de la fertilidad

 

 

TABLA 5
SÍNTOMAS DE LA DEPRIVACIÓN DE MARIHUANA 
Fisiológicos
Nausea
Temblor
Diaforesis
Pérdida de peso
Salivadera
Incremento de la temperatura corporal
Hiporexia
Sueño
Alteración del ciclo sueño/vigilia
Insomnio
De comportamiento
Intranquilidad / agitación
Irritabilidad
Animo depresivo

 

 

TABLA 6
ALGUNOS USOS MEDICOS POSIBLES  DE LOS CANNABINOIDES 
Actividad antiemética (p.ej. Con quimioterapia)
Disminuir la sensibilidad dolorosa
Incrementar el apetito (p.ej, en pacientes con  cáncer o SIDA)
Reducción de los temblores
Antiespasmódico
Anticonvulsivante
Tratamiento del glaucoma
Inmunomodulación

 

 

 

TABLA 7 Estrategias para el Tratamiento de la Dependencia a la Marihuana

 

Evaluación y tratamiento de otros deordenes que involucren otras drogas (p.ej, alcoholismo)
Evaluación y tratamiento de otros fenómenos de comorbilidad  siquiátricas  (p.ej, depresión)
Evaluación y tratamiento de problemas o entidades de comorbilidad médica (p.ej. dolor crónico )
Educación acerca de los efectos adversos tanto físicos, como emocionales, como de comportamiento acerca del uso y su dependencia
Atención y cuidado de soporte para reacciones de pánico y síntomas de deprivación.
Refuerzo de reporte social (p.ej., educación para esposa y familia)
Referencia a programas preventivos de liberación de la sustancia (síndrome de deprivación).

OTROS DATOS

A continuación encontramos una tabla que nos muestra el crecimiento de las publicaciones medico – científicas a partir del año 1960, lo que indica el grado de preocupación y/o de interés que tienen las sociedades respecto al tema, y también una foto que relaciona la presentación medico-farmacológica de los cannabinoides sintéticos utilizados en la actualidad.

 

Tabla obtenida de la base de datos Medline en la que se señala como en el transcurrir del tiempo, han ido aumentando las publicaciones medico-científicas acerca del cannabis y los cannabinoides.

 

tabla 8

Imagen de Cannabinoides conseguidos legalmente en los Estados Unidos de América

cannabis 

 Hasta aqui nuestra tercera parte 

07 de Julio de 2013 – 29 de Tamuz de 5773

 

PorMax Stroh Kaufman

Marihuana es Kosher

Marihuana (Cannabis) Kosher

En un medio de difusión internacional se publicó la noticia que un rabino ortodoxo israelí dictaminó que, la distribución y el uso marihuana medicinal es kosher.

Sin embargo, el uso que se conoce como recreacional de la hierba, está prohibido; dice la noticia.


¿Quién lo afirma?

El rabino Ephraim, Zalmanovich  de la localidad de Mazkeret Batia, una ciudad al sur de Tel Aviv,

Esto sucedió en un reciente fallo halájico, el cual fue publicado en el sitio de noticias del diario Maariv.

El mencionado rabino se basó, para su opinión, en un dictamen del rabino Chaggai Bar Giora,

Este último escribió, en el Magazín Cannabis de Israel, el pasado mes de marzo, el siguiente comentario: “Si fumas, no hay ningún problema en absoluto.”

¿Quién es este rabino?

El Rabino Zalmanovich, es conocido por ser el autor de un libro que trata sobre el tema del alcoholismo en el judaísmo.

A través de entrevistas ha dado a conocer que:

“El consumo de drogas para escapar de este mundo de alguna manera excesiva esta, sin lugar a dudas, prohibido.”

En su fallo, continúa explicando el Rabino Zalmonovich que, si el fármaco se administra para aliviar el dolor, entonces la persona está “en el proceso de la realización de una mitzvá”.

Por este motivo, la persona que utiliza la droga, la está utilizando “de manera kosher”.

Las estadísticas del Ministerio de Salud Israelí publicaron un dato,  donde aproximadamente 11.000 israelíes utilizan la marihuana medicinal.

Esto incluye a las personas con trastornos post-traumáticos y la enfermedad de Parkinson.

¿Qué dicen las autoridades de salud?

El Ministerio de Salud de Israel ha modificado, recientemente, las directrices relativas a la prescripción y el uso de la marihuana medicinal.

El ministro de Salud Yael German, fue entrevistado el pasado mes de Mayo.

Se defendió de los críticos que argumentaban que la lista de enfermedades para las que los pacientes podrían recibir cannabis fue “arbitraria y discriminatoria”.

Israel distribuye marihuana médica más que cualquier otro país europeo, dijo el alemán en una reciente reunión de la Knesset.

Contrariamente a las falsas ideas populares, “Israel distribuye cerca de 400 kilogramos de marihuana al mes”, dijo.

En cambio, “Los Países Bajos en comparación sólo proporciona una pequeña parte – 150 kilogramos, – por año.”

Recopilado para 321judaismo.com

30 de junio de 2013

PorPublicaciones

Cancer de seno

Cáncer de seno

La Asociación de Lucha contra el Cáncer y el Ministerio de Salud del Estado de Israel han publicado recientemente que, una de cada 7,5 mujeres judías que vive en Israel sufre cáncer de mama a lo largo de su vida, convirtiendo a esta nación en el quinto país del mundo más afectado por dicha enfermedad,

Esto es atribuible, probablemente, a que un alto porcentaje de las mujeres sean de origen askenazí, según las palabras de la autora del estudio, Lital Keinan-Boker, quien es a su vez, la Subdirectora del Centro de Control de Enfermedades del Ministerio israelí de la Salud,

El reporte de dicha institución reveló que, en el año 2009, fueron detectados poco mas de 4,000 nuevos casos de esta enfermedad, de los cuales, el 62 % se encontraba en una fase temprana de la enfermedad.

¿Qué están haciendo  los investigadores israelíes para dicho reporte? Ellos han elaborado varios “frentes de batalla”

El primero de ellos, que consiste en una vacuna preventiva y terapéutica, que “entrena” al sistema inmunológico, para rastrear y destruir células cancerosas,  denominada ImMucin ® (Vaxil BioTherapeutics®).

Es bien sabido que, las células malignas evaden el control inmunológico, engañándolo para que no perciba su presencia: dicha estrategia funciona especialmente bien en las personas mayores porque los sistemas inmunes se hacen menos eficientes con la edad, y la vacuna ImMucin se encarga de “entrenar” al sistema inmunológico para que sea capaz de detectar y destruir las células malignas que han invadido el cuerpo; allí donde otros métodos, fallan.

Los autores de este medicamento ha descrito, textualmente, que la vacuna semeja al método utilizado por el famoso Inspector Hécules Poirot® en los libros de Agatha Christie quien se dedicaba a rastrear las pistas más insignificantes e inverosímiles para destruir las coartadas más perfectas.

Del mismo modo, las células cancerosas, utilizan mecanismos específicos para no ser detectadas, también la vacuna hace uso de diversos marcadores moleculares para evitar que el sistema inmunológico, sea burlado.

Esta vacuna se encuentra ahora en ensayos clínicos avanzados (Fase II) en el Centro Médico Universitario Hadassah en Jerusalém, y se está probando contra diferentes tipos de cáncer como el mieloma múltiple, la leucemia, el cáncer de mama, próstata, colon, y otras enfermedades como  el SIDA, la malaria, tuberculosis, toxoplasmosis, EBV, CMV, entre otras.

Según los profesores Riva Kovjazin, (director de investigación) y Ofira Moran (Director Médico), la vacuna no presenta efectos secundarios, y se pueden tomar de forma indefinida, y podría estar lista hacia 2017;  los primeros cánceres que serán tratados con el ImMucin, serán, el cáncer de próstata y el de mama.

Un segundo frente de batalla está dado por el uso de las partículas alfa generadas por la radiación gamma, a través de un mecanismo conocido como “bomba contra el cáncer”

Los investigadores israelíes que están a cargo del proyecto, informaron que han desarrollado una nueva técnica para combatir los tumores cancerígenos desde dentro del cuerpo, reduciendo el riesgo de que la enfermedad regrese después del tratamiento.

Ellos aseguran que, con un implante radiactivo del tamaño de un alfiler, en el tejido involucrado, se obtiene una emisión de rayos alfa, de muy corto alcance, que circula dentro del tumor, hacia el exterior, para luego desintegrarse..

Ellos también  informaron que el procedimiento toma unos diez días y sólo deja como secuelas pequeñas cantidades de plomo en el cuerpo el cual no es radiactivo ni tóxico.

Otras opciones

El tercer frente de batalla, llevado a cabo en el Centro Médico de Sheba en colaboración con la Asociación de Cáncer de Israel, se relaciona con el uso de la marihuana medicinal.

Realizaron  un estudio, con la participación de unos 264 pacientes quienes fueron tratados con marihuana medicinal durante un año completo.

Los tipos más comunes de cáncer para el cual fue prescrito el uso de la marihuana medicinal fueron el cáncer de pulmón, el de mama y el de páncreas, aunque la mayoría de los pacientes con cáncer tratados con esta opción terapéutica se encontraban en las etapas avanzadas de la enfermedad.

Un 61% de los encuestados reportaron una mejoría significativa en su calidad de vida como resultado del uso de la marihuana medicinal, mientras que el 56 por ciento observó una mejora en su capacidad para controlar el dolor;

En este estudio también se encontró que el 67% de los encuestados, estaban a favor del tratamiento, mientras que el 65% dijo que se lo recomendaría a otros pacientes.

Todas las medidas anotadas han sido descritas por los institutos correspondientes, están en fases avanzadas de experimentación, por lo cual son consideradas como opciones terapéuticas con grandes probabilidades para el manejo y curación del cáncer.

Publicado el 16 de octubre de 2012,  30 de Tishrei de 5773