Tag Archive Declaración Balfour

PorMax Stroh Kaufman

David Ben Gurion

David Ben Gurion

44 aniversario de su fallecimiento 6 de kislev 5734

 

David Ben Gurion, originalmente apellidado como David Grun (Green), nació el 16 de octubre de 1886 (17 de Tishrei de 5647) en la ciudad de Plönsk, Imperio ruso, hoy Polonia, fue conocido como el Primer Primer Ministro de Israel, cuando se declaró la independencia en el año de 1948.

Sionista, activista desde muy temprana edad, se traslada a lo que entonces era la Palestina Otomana, hoy Israel en el año 1906 cuando contaba con 20 años, habiendo sido arrestado en Rusia, el año inmediatamente anterior, por su activismo político.

Su activismo, lo llevó, en un principio, a fundar un grupo llamado HaShomer (El vigilante), en el año 1908, conformado por agricultores, para , como su nombre lo dice, mantener un grupo de vigilancia y autodefensa, para los entonces residentes de esa zona.

 

En 1910 decide cambiar su apellido hacia Ben Gurión

 

Para 1912 empieza sus estudios en derecho en Estambul

 

Es deportado a los Estados Unidos por su reconocida labor política, sionista e independista y allí conoce a  Paula Monbesz, con quien contraerá matrimonio, tiempo después.

 

Para 1917, cuando se dictó la Declaración Balfour, por parte de un representante del Gobierno Británico, hace que David Ben Gurión incremente su actividad sionista y dirige todos sus esfuerzos hacia la creación de un estado judío, independiente, en la región, porque el consideraba este hecho, como la continuación directa de la historia judía que había sido interrumpida 2.000 años antes cuando las legiones romanas habían aplastado a los luchadores por la libertad hebreos y expulsado a los judíos del entonces Reino de Judá.

 

En 1920 funda la Histadrut o confederación de trabajadores judíos.

 

Hacia 1930 funda el MAPAL, primer y principal partido laborista en Palestina-Israel

 

En 1948 es el encargado de la lectura del “Acta de Independencia” del estado de Israel, el 15 de mayo del citado año.

 

En 1956 fue el responsable de la toma militar de la Península del Sinaí

 

Su vida política fue muy influyente en muchos aspectos en la joven nación, de la cual se tienen muchos datos que se podrían seguir relacionando.

 

Un aspecto poco conocido de su biografía tiene que ver con el amplio conocimiento de muchos idiomas, su  capacidad como escritor, su biblioteca personal, que consta de 20.000 libros, escritos en inglés, hebreo, latín, turco, francés, alemán, ruso y griego antiguo; la mayoría de ellos sobre temas tales como historia, culturas y religiones.

Entre otro dato curioso, se encuentra su amistad con el escritor argentino, Jorge Luis Borges, con antepasados provenientes de la judeidad española,

 

David Ben Gurion, acusado por el historiador judío Ilan Pappé como responsable del proceso de expulsión de los árabes residentes en el recién nacido Estado de Israel, en un proceso de limpieza étnica, fue un político controvertido, es recordado por haber sido, varias veces, primer ministro, ocupó también cargos en el ministerio de defensa, donde se encargó del procedimiento llamado “alfombra roja o alfombra mágica” que permitiò la Aliá de los judíos yemenitas; también muy activo en el Parlamento (Knesset), fallece el 6 de kislev de 5734 en Sde Boker, donde fue su última morada.

 

Se rinde entonces un pequeño homenaje a este controvertido  líder político a 44 años de su fallecimiento.

 

5 de Kislev de 5778 – 23 de Noviembre de 2017

 

Fuentes:

www.biografiasyvidas.com

Wikipedia

https://unitedwithisrael.org

MFA.gov.il

Enciclopedia Britannica

PorMax Stroh Kaufman

Antisionismo

Antisionismo

Antes de hablar del antisionismo, es importante definir ¿Qué es sionismo?

Wikipedia lo define como: un movimiento político internacional que propugnó desde sus inicios el restablecimiento de una patria para el pueblo judío en la Tierra de Israel (Eretz Israel). Dicho movimiento fue el promotor y responsable en gran medida de la fundación del moderno Estado de Israel.

La Real Academia Española, describe al sionismo como la aspiración de los judíos a recobrar Palestina como patria.

El pensador y ensayista, Gustavo Perednik, dice: el sionismo es un movimiento nacional, para el retorno del pueblo judío a su patria ancestral y la recuperación de la soberanía judía en la Tierra de Israel. El sionismo es un pensamiento que acompaña al pueblo judío por miles de años y en su faceta moderna de movimiento político les ha traído a los judíos un bienestar y florecimiento del que fue privado por milenios.

Hoy en día el sionismo se ha subdividido en corrientes socialistas, revisionistas, generales, religiosas, políticas, realizadoras, sintéticas, espirituales y prácticas: corrientes  que se unen en los principios básicos de fomentar la unidad del pueblo judío y ubicar al Estado de Israel en el centro de la vida judía; Reunir al pueblo judío en su patria, desde todos los países; Consolidar el Estado de Israel, basado en la visión profética de la Paz y la Justicia; Preservar la identidad del pueblo judío, merced a la educación judía y hebrea y la difusión de sus valores espirituales y culturales; Defender los derechos de los judíos en todo lugar y La solidaridad con la Tierra de Israel.

El sionismo, arranca básicamente desde la Torá, donde El Eterno le dice al Patriarca Abraham (Bereshit / Génesis; 12; 1-4), que debe partir a habitar la Tierra Prometida; sin embargo, se considera por muchos, un movimiento decadente, que ha traído, como consecuencia, el surgimiento del Antisionismo.

Se llama antisionismo a los movimientos de oposición al sionismo. Algunas personas, tanto judíos como no judíos, consideran al antisionismo como una definición similar al antisemitismo en la medida que ambos niegan la condición de nación al pueblo judío: este es una nueva ola de violencia anti judía, antisraelí y antisionismo; El que apoya la corriente del antisionismo, arguye que todo lo que Israel hace o deja de hacer, está mal hecho: por ejemplo, la asistencia del Estado de Israel hacia las víctimas del terremoto en Haití, fue descrito como un propósito para comerciar con los órganos vitales de los haitianos. Esta posición no es nueva porque, por ejemplo, en 1917 líderes de la comunidad judía de Gran Bretaña publicaron un manifiesto anti-sionista en el periódico Times de Londres en contra de la Declaración Balfour y a favor de la igualdad de derechos entre árabes y judíos en Palestina, y en  1921, Martin Buber propuso abandonar el sionismo en aras del binacionalismo (vale decir, en pos de una federación judeo-árabe en Palestina; incluso el mismísimo Theodor Herzl temporalmente sostuvo que la conversión de los judíos al catolicismo resolvería el problema del antisemitismo, para que más recientemente, el renombrado escritor Amoz Oz hubiera expresado el no  ver “nada malo” el hecho de que los judíos se convirtieran a otras religiones.

Es tanto el antisionismo que Micha Goldman, propuso modificar el contenido del “Hatikva”(himno nacional del Estado de Israel), para que los ciudadanos no judíos de Israel pudieran identificarse con el mismo.

Si nos vamos hacia la ortodoxia judía, hay dos posiciones relacionadas con el actual estado judío. La primera, que apoya y justifica la existencia del estado hebreo como el “comienzo de la redención mesiánica “(Hatjala shel Hagueula) y la segunda, en su posición de antisionismo, considera que SOLAMENTE la llegada del Mesías, podrá poner fin al exilio, es decir, la diáspora, al que está sometido el pueblo judío y por tanto, el Estado de Israel moderno y actual, no merece existir: unos de ellos, y quizás los más extremistas, son el movimiento Neturei Karta (Guardianes de la Tradición), que viven en Mea Shearim (Israel) y en ciudades occidentales como Nueva York.

Tomando las palabras del rabino Alan Silverstein, él se encargó de describir las diez plagas modernas, especialmente en el pueblo judío. Ellas son: la asimilación, la negación del valor de la religión, el individualismo, el materialismo, el antisionismo, desconocimiento de la tradición y principios judíos, dispersión geográfica de los judíos, la radicalización religiosa de los judíos, los matrimonios mixtos y el deterioro de la estructura familiar judía. Gracias a ello, concluyó que “los judíos están alejándose cada vez más de sus raíces y sus valores, por lo cual es importante recuperarlas, para garantizar la continuidad de nuestro pueblo”.

Antisionismo lo hay en todo ámbito, en todo lugar, en todo momento, fomentado por una judeofobia de más de dos mil años de antigüedad, tanto en no judíos como en el mismo pueblo: es por ello que antisionismo no necesariamente es antisemitismo: Israel, como “culpable de este sentimiento” es también el remedio del mismo: y si para ello, como opinan los ortodoxos, es necesario que El Mesías venga, Bienvenido sea y pronto en nuestros días

 

26 de enero de 2015 – 06 de Shevat de 5775

 

 

 

PorMax Stroh Kaufman

Declaracion Balfour

La Declaracion Balfour

Un Aniversario más

El pasado 2 de noviembre se cumplió el aniversario # 96 de la Declaracion Balfour (1), firmada en el año de 1917,en la cual Sir Arthur James Balfour, Primer Lord del Almirantazgo Británico, manda a Lord Rothschild, judío y sionista, un comunicado en el que confirma que, el Gobierno de Su Majestad, “vería favorablemente el establecimiento de un hogar nacional judío en Palestina”

Luego de varios meses de negociaciones entre el gobierno británico, y representantes del movimiento Organización Sionista Mundial como Jaim Weizman, declaración que respondía tanto a los intereses británicos, porque le servía para proteger la ruta marítima a través del Canal de Suez, la cual era esencial para su economía y, por supuesto, a los judíos y los árabes, que habían apoyado al mandato británico en la lucha frente a los otomanos, en los inicios de la primera guerra mundial.

En la zona, este aniversario tuvo diferentes reacciones como las manifestadas en una entrevista televisiva realizada en Gaza donde interviene, Walid Mohamad Amer, quien declaró que, “dicha declaración fue el paso decisivo para que el movimiento sionista diera paso a la limpieza étnica palestina: un episodio que no tiene ningún comprobante en la historia: la historia prueba que sobre esta tierra había un pueblo palestino en el que participaron personas de diferentes razas y diferentes orígenes, con la declaración Balfour quedaba palestina en manos de los sionistas.”

Solicitaron en Gaza, una disculpa oficial, del Gobierno Británico, por haber preparado el camino para la creación del Estado de Israel. No olvidaremos y No perdonaremos fue una de las frases mencionadas, en muchos lugares de Palestina y especialmente donde todavía existen campamentos de refugiados palestinos.

En el sitio de internet www.palestinalibre.org se encuentra la siguiente afirmación respecto a la declaración Balfour:

Si la Declaración Balfour se convirtió en un elemento fundamental de la memoria colectiva, los mitos y la propaganda sionistas, la Declaración, conocida como “Wa’ad Balfour” o la “Promesa Balfour” en árabe, se convirtió en un elemento fundamental de la memoria colectiva palestina de resistencia.

Durante toda la época del Mandato el aniversario de la Declaración (2 de noviembre) se conmemoró de manera generalizada por medio de protestas y huelgas nacionalistas. Los palestinos movilizaron el recuerdo del engaño y la traición británicos como una herramienta de resistencia pacífica a las políticas británica y sionista en Palestina.

Al final de muchas disputas, relacionadas con la declaración Balfour, El 29 de noviembre 1947, la Asamblea General aprobó la resolución 181 (II) con una votación de 33 (entre ellos Francia, EE.UU. y la Unión Soviética) a 13 (incluidos todos los Estados árabes) y 10 abstenciones (incluyendo a China y el Reino Unido), que preveía la partición de Palestina en un árabe y un Estado judío, una unión económica entre ellos y la internacionalización de Jerusalém bajo administración de las Naciones Unidas.

El mandato era poner fin a la retirada de Gran Bretaña y no más tarde del 1 de agosto de 1948. Dicha Resolución, fue aceptada por la Liga Sionista, en nombre de la comunidad judía, pero fue rechazada por la comunidad árabe de Palestina y los Estados árabes.

Este plan de partición ofreció a la comunidad judía que comprendía el 33 por ciento de la población de Palestina el 57 por ciento de la tierra y el 84 por ciento de la tierra cultivable, según se obtiene de unos extractos del discurso del profesor John Dugard, en una conferencia, en septiembre de 2012, a los miembros del Partido Liberal Demócrata Amigos de Palestina.

La historia, desde la óptica del pueblo judío dice que, para el momento en que se firmó la declaración Balfour, habían pasado casi dos mil años sin que hubiese sido emitido un documento internacional que volviese a reafirmar los derechos del Pueblo Judío sobre la Tierra de Israel y que:

1) La Tierra de Israel le fue arrebatada a los judíos por la fuerza, durante la destrucción de Jerusalém en el año 586 A.E.C por los Babilonios y posteriormente en el año 70 E.C por los Romanos, quienes cambiado el nombre de aquella tierra, a Palestina en el año 135 E.C bajo las órdenes del emperador Adriano, quien tenía el propósito de borrar cualquier clase de vínculo que existiera entre los judíos, con aquella zona geográfica.

2) Además, afirman que, a lo largo la historia, Jerusalém sólo ha sido capital de estados judíos.

3) Basados en el principio de que “La tierra es de quien la trabaja,” los primeros colonos judíos que fueron llegando a aquella Palestina, encontraron la tierra desolada y la hicieron florecer nuevamente con la construcción de kibutzim y moshavim, redimiendo el desierto después de generaciones de abandono (Esta situación de desolación la describió Mark Twain); por lo tanto, los derechos del Pueblo Judío y su Tierra no pueden ser materia de discusión.

A pesar de lo anterior, es un deseo de 321judaismo.com, que los dos pueblos, que descienden de la misma familia bíblicamente hablando, puedan lograr una convivencia pacífica, en esa zona geográfica y en el resto del mundo, sin importar la diferencia de credos y opiniones, porque todos vivimos en UNA SOLA TIERRA, UN SOLO Y UNICO PLANETA, al cual no podemos seguir destrozando, simplemente por razones de intolerancia, porque los perjudicados somos TODOS LOS HUMANOS.

 

(1)    Texto obtenido de Avalon Project

“November 2nd, 1917

Dear Lord Rothschild,

I have much pleasure in conveying to you, on behalf of His Majesty’s Government, the following declaration of sympathy with Jewish Zionist aspirations which has been submitted to, and approved by, the Cabinet.

“His Majesty’s Government view with favour the establishment in Palestine of a national home for the Jewish people, and will use their best endeavours to facilitate the achievement of this object, it being clearly understood that nothing shall be done which may prejudice the civil and religious rights of existing non-Jewish communities in Palestine, or the rights and political status enjoyed by Jews in any other country.”

I should be grateful if you would bring this declaration to the knowledge of the Zionist Federation.

Yours sincerely,
Arthur James Balfour”

321judaismo.com ——- 05 de noviembre de 2013 ——– 01 de Kislev de 5774