Tag Archive Elul y el Perdón

PorMax Stroh Kaufman

Elul y el perdón: un reto

Elul y el Perdón: Un reto

Todos nos enfrentamos a retos, a diario.

Sin embargo, el mes de Elul es un tiempo de arrepentimiento y perdón, en preparación para las fiestas de Rosh Hashaná y Yom Kipur

El nombre del mes (deletreado Alef-Lamed-Vav-Lamed) se dice que es un acrónimo de “Ani l’dodi v’dodi li”, “Yo soy de mi amado y mi amado es mío”, una cita de Cantar de los cantares 6: 3.

La palabra “Elul” significa “buscar”, lo que es apropiado, porque esta es una época del año en que buscamos nuestros corazones.

Elul y el perdón implica un reto para cada uno de nosotros

Elul es un tiempo para comenzar el proceso de pedir perdón por los males hechos a otras personas.

De acuerdo con la tradición judía, HaShem no puede perdonarnos por los pecados cometidos contra otra persona hasta que hayamos obtenido el perdón de la persona que hemos agraviado.

Esto no es una tarea tan fácil como podrías pensar, si nunca lo has hecho. Este proceso de buscar perdón continúa a través de los Días de Temor (Yamim Noraim).

 

Sin embargo, muchos de nosotros sentimos que las tres palabras más difíciles de decir son: “Lo siento mucho”. Sin embargo, todos sabemos lo muy importante que son esas palabras.

De hecho, decir que uno se arrepiente, o al menos admitir su culpa, es una parte crítica del proceso de la teshuvá, el arrepentimiento. Vemos aquí un reto, el cual debemos enfrentar.

 

Igualmente importante, es la capacidad de escuchar la disculpa de otra persona y aceptarla. Aún mayor es la capacidad de renunciar a una disculpa por completo y simplemente perdonar a la persona por lastimarlo. Esto es también parte del reto.

 

La tradición judía enseña que uno sólo está obligado a pedir perdón tres veces. Después de tres rechazos, la persona ya no es responsable de su mala conducta, ya que él / ella ha demostrado verdadero arrepentimiento.

El que no acepta una disculpa sincera después de tres peticiones de perdón es ahora culpable de guardar rencor.

 

¿Qué hay de malo en tener rencor contra una persona que realmente te hace daño?

Más allá del hecho de que es una violación de una prohibición de la Torá (Levítico 19:18), llevar un rencor afecta psicológicamente al portador.

Una persona con rencor es, en general, menos feliz con el mundo y con otras personas porque no puede superar la sensación de que él / ella fue agraviado.

 

Perdón es realmente bastante fácil de otorgar. Y cuando se hace con sinceridad, es tanto un regalo para nosotros como lo es para la persona que perdonamos.

 

Dar el primer paso para perdonar a alguien o pedir perdón. Es el primer paso para la próxima temporada de las Grandes Festividades.

Esto es Elul y el perdón.

 

Recopilado el 20 de Agosto  de 2010 – 10 de Elul de 5770 para 321judaismo.com

 

Reimpreso por 321judaismo.com