Tag Archive Energía Limpia

PorMax Stroh Kaufman

Ecoturismo: perspectiva judía

Ecoturismo: perspectiva judía

 

El ecoturismo o turismo ecológico es una actividad turística cuya finalidad es minimizar el número de daños que los turistas puedan generar sobre el entorno natural.

Este tipo de turismo involucra al viajero no sólo para que observe la flora y la fauna en su estado natural, sino que también, de manera responsable, interactúe con ellos, en cualquier región donde el turista se encuentre.

Permite que se realicen también, actividades deportivas que al mismo tiempo se logra disfrutar observando el entorno.

Contribuye a la protección de las zonas naturales (en ocasiones llamadas zonas protegidas) utilizadas como centros de atracción de ecoturismo :

El ecoturismo requiere de un uso consciente y racional de los recursos naturales, que se respete el entorno social y cultural de la comunidad que lo acoge, y el apoyo a los derechos humanos y a condiciones laborales justas para los trabajadores del sector.

Sustentabilidad y Sostenibilidad son los principios básicos de este turismo, desde el punto de vista social, cultural, ambiental y económico.

Generalmente, está organizado para pequeños grupos  por empresas especializadas.

En muchos lugares del mundo como por ejemplo Costa Rica, Colombia, Madagascar, Kenia, Nepal y Ecuador, el ecoturismo se ha convertido en el principal ingreso de divisas, resultando vital para las economías de los países mencionados.

Es un turismo generalmente ofrecido para turistas (que pernoctan en el lugar) y no para visitantes (No pernoctan en el lugar visitado)

Puede o no estar relacionado con la estacionalidad de la región visitada.

Implica el uso de energías limpias o renovables.

Su clasificación es muy diversa y los primeros tipos de ecoturismo lo experimentaron Charles Darwin, para poder generar su concepto de la Teoría de la Evolución y Alexander Von Humboldt para poder realizar la clasificación taxonómica de las plantas.

Israel, es un país que está implementando el Ecoturismo, en muchas de las zonas protegidas, y una de ellas es el Desierto del Neguev, donde se puede realizar una caminata recordando la que hicieron nuestros antepasados, luego de su salida de Egipto, sin contar con otras áreas naturales y ni qué decir de Eilat, con sus arrecifes coralinos.

Pero el cuidar y respetar la naturaleza, no es un concepto nuevo en el judaísmo, ni para el pueblo judío

Desde el libro de Bereshit, ya hay un mandamiento de cómo comportarse con la naturaleza: “Y los bendijo HaShem y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra”.

Hay que dejar claro que el dominio aquí descrito, es para que se realice de manera responsable

Se repite ante Noaj, una sentencia semejante, a la cual le adiciona que no consumirás la sangre de los animales porque allí está la esencia de la vida.

Seguimos con Deuteronomio / Devarim donde encontramos esto: “Porque la tierra a la cual entras para poseerla, no es como la tierra de Egipto de donde vinisteis, donde sembrabas tu semilla, y la regabas con el pie como una huerta de hortalizas, sino que la tierra a la cual entráis para poseerla, tierra de montes y valles, bebe el agua de las lluvias del cielo. Es una tierra que el SEÑOR tu Elohim cuida; los ojos del SEÑOR tu Elohim están siempre sobre ella, desde el principio hasta el fin del año”

En el mismo texto encontramos “Cuando sities una ciudad por muchos días, peleando contra ella para tomarla, no destruirás sus árboles metiendo el hacha contra ellos; no los talarás, pues de ellos puedes comer. Porque, ¿es acaso el árbol del campo un hombre para que le pongas sitio”?

Para nuestro caso del Ecoturismo, podemos interpolar la situación de “sitiar una ciudad” con visitar una ciudad o región… es muy claro en advertirnos no destruir, no talar, que en el ecoturismo también equivale a NO ARRANCAR LAS ESPECIES NATIVAS “solamente porque son bonitas” y porque lo puedo “ir a sembrar a mi jardín”

Por último, y para resumir, no podemos dejar de mencionar a Tu Bishvat, el Año nuevo de los árboles, donde, mediante muchas comparaciones y explicaciones, recibimos las instrucciones de cuidar la naturaleza.

O la fiesta de las Primicias, en que se recogen, de manera organizada, las primicias y respetando el resto de las áreas cultivadas

Y lo que encontramos en la literatura (Ejemplo Talmud) del respeto a la naturaleza y los animales, con frases  que recuerdan algo como esto: “Te crees importante? Recuerda que un zancudo fue creado por El Eterno, antes que tú”

“Dentro de las venas” del pueblo judío corre la necesidad del cuidado de la naturaleza, por lo tanto, el ecoturismo es solamente un refuerzo de dichos conceptos.

Que en ocasiones no se cumpla, porque no haya conciencia del cuidado del entorno, es un aspecto muy personal y cultural de cada individuo

Practiquemos el Ecoturismo, que, con las bases mencionadas, nos permitirá elevarnos a niveles espirituales insospechados.

Nota: el año 2017 fue declarado como el año internacional del Turismo Sostenible.

 

15 de noviembre de 2017 – 25 de Jeshvan de 5778

Redactado para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh, en consideración también al día mundial del aire puro, cada 15 de Noviembre