Tag Archive Felicidad

PorMax Stroh Kaufman

Prosperidad en el judaísmo

Prosperidad en el judaísmo

 

Qué es prosperidad?

La palabra Prosperidad, proviene del latín prosperitas, que simboliza el éxito que se alcanza en lo que se emprende, o que lo que sucede a nuestro alrededor es positivo, o cuando se trabaja en el desarrollo de un algo, se mantiene en condiciones siempre favorables.

La prosperidad suele asociarse a la riqueza económica y a la abundancia de bienes, aunque también la prosperidad consiste en tener aquello que una persona quiere y necesita para su vida, ya sea en el planeo material, en el plano espiritual o en ambos.

 

Todos queremos prosperidad y abundancia, pero son pocos los que pueden decir… tengo lo que necesito y más, por consiguiente, logré o alcancé mi meta en lo que a prosperidad se refiere.

Quiénes disfrutaron de la prosperidad en la Torá?

Abraham e Itzjak fueron muy prósperos en sus vidas al igual que Iyob (Job) como podemos concluir en lo escrito en la Torá

Yosef, no sólo fue próspero él sólo sino que también logró la prosperidad en Egipto

Por supuesto el Rey Shlomo fue otro de los personajes prósperos en la Torá y, su padre, el Rey David, también lo fue.

Cada uno a su estilo, por supuesto.

Y en la actualidad?

Mark Zuckerberg, Sergey Brin, Michael Bloomberg, Larry Ellison, Ralph Lauren, Sheldon Adelson, Shari Arison, Jacob Rothschild, Danny Goldberg, entre muchos otros.

 

¿Qué fórmula se podría utilizar para la prosperidad desde la óptica judía?

Veamos primero, en que coinciden los grandes gurús del coaching empresarial y de desarrollo personal como Robert Kiyosaki, Og Mandino, Deepak Chopra, Stephen Covey, Marcus Buckingham, Warren Bennis, Tony Robbins, y muchos otros más…

La coincidencia, arranca en, por lo menos, los siguientes puntos:

  • Tomar conciencia de que somos capaces de hacer lo que nos proponemos
  • Actuar
  • Perseverancia y constancia sin límites
  • Trabajo duro y continuo (sin fin)
  • Abandonar la zona de confort
  • Visualizar y mentalizar lo que queremos
  • Vivir como si… (ya fuéramos lo que nos propusimos)

Estos dos últimos puntos en particular sugieren que “nuestra mente debe vibrar al ritmo que queremos, para que el Universo, nos lo entregue”

Aquí es donde entra un mecanismo que se llama, para los coaching, la Energía del Universo

En este mecanismo, entra la cábala.

¿Qué es y para qué nos sirve en esta condición?

La Cábala, explica que la fuerza que oculta del Creador se manifiesta en nuestra vida a través de unos niveles, que son diez, y se denominan Sefirot, conocidas también como Emanaciones o árbol de la vida.

Las sefirot son canales de energía Divina, que de alguna manera explican la creación del mundo, desde lo infinito hasta lo finito:

En sentido contrario, representan “el camino de regreso” que tiene que tomar el hombre para llegar a su creador.

Son la Fuerza, son la Luz del Creador.

A través de las Sefirot, El Eterno interactúa con su creación

Ellas están orientadas a través de 3 ejes paralelos, como si fuera una escalera, que interactúan entre sí a través de canales energéticos,

A través de esas energías, adecuadamente trabajadas, llegan a ser canalizadas las bendiciones de los mundos superiores para recibirlas y obtener los beneficios que ellas entregan.

Y allí es a donde vamos: una vez “trabajadas y canalizadas”, se reciben las bendiciones, que son el fruto de este trabajo

Trabajo que requiere constancia, disciplina, concentración, dedicación, fuerza, y muchos otros aspectos que permitirán que las “energías vibren a nuestro favor”

No olvidemos que HaShem es bueno, y como dicen nuestros sabios, que Él creó los mundos para beneficiar a Sus creados, ya que es la conducta de El Bueno hacer el bien.

 

Concluimos:

Entonces, llegó la hora de trabajar, sin descanso, saliendo de la zona de confort, y visualizar… que nuestros pensamientos se orienten hacia la prosperidad y tomemos la iniciativa (acción) y se verá el resultado: no dejemos que ellos se confabulan en contra nuestra y no logremos la prosperidad que tanto anhelamos

Fin de la primera parte: Prosperidad en el judaísmo.

01 de Noviembre de 2017 – 12 de Jeshvan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

En la búsqueda de la felicidad

EN LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD

 

Cuando iniciamos el camino de “en busca de la felicidad” en el judaísmo, podemos empezar diciendo que, aunque suene contradictorio,  los israelíes están entre las personas más felices del mundo.

 

¿Cómo puede ser esto? No parece tener sentido.

Israel es un país, una nación que acaba de cumplir 69 años de existencia como estado moderno, rodeado de un mundo musulmán adverso, pero lo hace, desde el punto de vista civil, porque también es monitoreado por una gran cantidad de países, que lo juzgan y lo aprecian, si fuera necesario, lo que estimula en sus ciudadanos,la capacidad de convertir la adversidad en una ventaja.

El concepto que todavía existe en esta nación de familia, es quizás el primer paso para proveer la felicidad, porque da y genera confianza, enseña respeto, y estimula la creencia que no se necesita de la aprobación de otra persona para expresar los sentimientos

El ser una nación que ha surgido de los medios más inhóspitos también genera en el israelí una sensación de autoconfianza, que les permite caminar en el sendero de la búsqueda de la felicidad.

Tercero de los mecanismos que brindan felicidad, está involucrado en el término Jutzpá, que significa audacia, pero bien podría significar “tener agallas”, o “tener los pantalones bien puestos” que de alguna manera implica que las cosas se deben aceptar los retos para que todo salga bien y a no aceptar el negativismo.

Cuarto, el nivel educativo: es quizás uno de los países con mayor nivel de universitarios y hasta profesionales con título de phD en el mundo,lo que garantiza, para muchos, felicidad.

 

LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD DESDE EL PUNTO DE VISTA RELIGIOSO.

 

Desde del punto de vista religioso, y aplicable ya para todo judío, no solo el israelí, podemos empezar tomando El Talmud como referencia, porque esta asociación de textos nos informa que la oración y el estudio están destinados a ser actividades alegres.

Una de las mayores contribuciones que hace el judaísmo a la búsqueda de la felicidad, se resume en la frase  “ivdu et Hashem besimjá”, que traduce, debemos servir a Hashem con alegría.

Esto es lo que predica el judaísmo: la felicidad debe cultivarse activamente si queremos prosperar en esta vida.

El pesimismo y el cinismo son vicios en el pensamiento judío.

La postura del rabino jasídico Nachman nos enseñó esta famosa frase que dice “es una gran mitzvá siempre ser feliz”.

En el Tanaj, también encontramos referencias similares a la de la búsqueda de la felicidad: por ejemplo:

Nehemías 8:9-10 “No llores ni gimas. Ve y disfruta de la comida y las bebidas dulces de elección, y envía algo a aquellos que no tienen nada preparado. Este día es sagrado para nuestro Señor. No te aflijas, porque la alegría del Señor es tu fuerza”.

El Tikun Olam o reparación del mundo, es una acepción filosófica / cabalista donde cada persona es responsable de este proceso, lo que implica es que hay que trabajar para la mejora de la sociedad, desde todos los puntos de vista, por ejemplo, eliminando la compañía negativa, ya que ella nunca proporcionará una vida positiva, el NO PERMITIR que la amargura ajena cambie la persona que es cada uno de nosotros, el cambiar la actitud de preocuparse más por lo que todos piensan en lugar de los propios pensamientos…y muchas otras cosas más

El camino es largo, tedioso, a veces difícil, pero la búsqueda de la felicidad debe ser una meta para cada uno de nosotros, porque sabemos que Hashem está con cada uno de nosotros y nos protege; estamos vinculado con el Creador y el Creador está ligado con nosotros, con cada uno de nuestros miembros y órganos, además de todas nuestras facultades; ese es el principio fundamental, del camino en la búsqueda de la felicidad.

 

Recopilado para 321judaismo.com por Dr Max Stroh Kaufman

17 de octubre de 2017 – 27 de Tishrei de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Siete reflexiones para los próximos siete días

Día 1: Primero conviértete en una bendición para tí mismo para luego volverte una bendición para los demás.

Día 2:Cuando los desafíos te abrumen, sigue adelante y sabe que hay algo bueno justo detrás de ellos.

Día 3: No afrontes el día de hoy usando los anteojos de ayer.

Día 4: La felicidad es el medio de escape a todas las dificultades

Día 5: Todas las personas deben ser, siempre, flexibles como las cañas y no rígidas como el cedro

Día 6: En el momento en que expresemos un juicio acerca de las acciones de nuestros semejantes, debemos estar muuy atentos a la forma como seremos juzgados por la Corte Celestial.

Día 7: El entusiasmo genera poder: Si nosotros actuamos con alegría y entusiasmo, no habrá límite ni ningún nivel que no podamos alcanzar.