Tag Archive Inteligencia Artificial

PorMax Stroh Kaufman

Telefono en shabat

Teléfono en shabat

 

Hace algún tiempo, publicamos un artículo en el cual se estaba empezando a utilizar el “Shabatófono” o teléfono de shabat (https://bit.ly/2GxNR3G)

Hoy, 7 años después, podemos hacer de este “shabatófono” una realidad

¿Por qué?

Le podemos dar dos nombres o dos explicaciones: Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés) y Domótica

Una de la consideraciones por la cual “no se podía usar el teléfono en shabat” era el equivalente de “encender fuego” que se hacía al “teclear” en el teléfono (ya existían los celulares)

Hoy en día, la Domótica y la AI han permitido que no tengamos la necesidad de hundir ningún teclado, ya que el sólo decirle a nuestro “smartphone” (teléfono inteligente)  o tablet, una sencilla expresión como “Hola Google” le da acceso a todas las funciones…

O cualquier comando de voz y se accede a búsquedas y funcione “inimaginables” hace unos años.

Ya nadie apaga el celular (Que levante la mano el que lo hace) y tenemos el recurso que, muchos cargamos una “batería de repuesto” (battery pack) para evitar la descarga total,

Aún mejor, los mismos “smartphone” están equipados con baterías de larga duración, que le brindan más de 48 horas de trabajo

Tampoco hay que “prender fuego” al contestar, porque pueden “programarse” para que contesten solos después de determinado número de timbradas.

También podemos hablar por los auriculares (alámbricos e inalámbricos), independientemente del sistema de conversación que usemos (Skype® , Hangouts® , Whatsapp® entre otros)

Ya habíamos anotado que la halajá presenta conceptos que se han venido incorporando a la tradición y costumbres judías, tratando de acomodarse a los cambios que el tiempo vaya dando a los estilos de vida.

La domótica nos permite también el control de TODOS los electrodomésticos de la vivienda o el lugar de trabajo sin “encender fuego”, sólo con el control de la voz, como uno de los métodos para ello.

Muy pronto hasta el automóvil no será un problema para el viaje porque la domótica y la AI va a lograr trasladarnos sin que tengamos que incurrir en la violación de una melajá.

Ahora, que el teléfono no se puede transportar más de 4 amot? sería otra de las consideraciones

Entonces hagamos del “smartphone” parte de la vestimenta que se alista, como se alistan las llaves de nuestras viviendas, desde la noche anterior o como los ortodoxos alistan el coche de los bebés, para llevarlos de un lugar a otro.

O dispositivos como el “smartwatch” también nos va a ayudar con este problema porque los usuarios de este invento, sólo nos retiramos este dispositivo, a la hora una refrescante ducha.

Este aparato, no sólo nos controla “nuestra actividad física” sino también nos permite contestar llamadas telefónicas sin “encender fuego”

Del mismo modo como los ascensores de shabat.

Si. Sin encender fuego porque todos los dispositivos quedan en “standBy” del mismo modo que el fuego eterno del templo, que necesita, de vez en cuando, que el Kohen lo esté revisando.

Así es, hoy, el teléfono en shabat.

Lo que si no permitirá nunca la halaja, es la interacción con redes sociales, hasta que la AI lo transforme en algo “hands free”

 

321judaismo.com

03 de Abril de 2018 – 18 de nisan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial.

Posible destrucción de la raza humana vs. un superhumano

 

¿Qué es inteligencia artificial? (AI por sus siglas en inglés)

En pocas palabras, es la capacidad que tiene una máquina, cualquiera que sea su forma o apariencia, no sólo de resolver problemas, imitar, sino también de aprender, pensar e interactuar de la misma forma que lo hace un ser humano, o superior.
 

 
A pesar que el concepto de Inteligencia artificial, como lo conocemos ahora, fue desarrollado en 1956, el primer prototipo que fue capaz de resolver un problema de cómputo ya tiene la edad de 81 años.

Hoy en día, por ejemplo, los circuitos integrados que funcionan a través de bits binarios, están siendo reemplazados por los bits cuánticos (qubits), que cargan hasta 20 millones de veces más información que sus antecesores, a velocidades todavía impredecibles (se hacen cálculos de 10000 veces la velocidad de la luz) lo que haría ver a una supercomputadora de hoy en día como un ábaco; además, permitiendo, entre otras cosas, lo que el ser humano tanto ha soñado, como la teletransportación

La inteligencia artificial logró que, en 1997 Gari Kaspárov, el entonces campeón mundial de ajedrez, perdiera una partida ante la computadora autónoma Deep Blue.

Tenemos hoy en día (de conocimiento público) sistemas automatizados en los automóviles que dejan que se conduzcan solos, sistemas “inteligentes” que no sólo nos interconectan todos los aparatos que están en los hogares, por intermedio de la voz, sino que ellos son capaces de responder cualquier pregunta que se les haga, respecto casi que a cualquier tema… ejemplo, nos recuerdan y certifican los vuelos que tenemos programados, si están atrasados en su itinerario, en cuanto tiempo llegaríamos al aeropuerto (conociendo las condiciones en tiempo real del tráfico y las rutas y la manera cómo conducimos y aún si nos faltó por guardar algo en el equipaje o se nos olvidó hacerlo)

El reconocimiento facial está en etapas muy avanzadas, aún en condiciones extremas de visión.

La voz de los robots es muy semejante a la de los humanos.

El seguimiento ocular para guiar aparatos es otro paso más del avance de la inteligencia artificial.

La inteligencia artificial, en combinación con la biotecnología (sin hablar de la nanotecnología) está desarrollando “wetware” que es un componente biológico, homologable a un ‘hardware’ o ‘software’, para aumentar las capacidades biológicas y funcionales de un ser humano

Las redes neuronales, en cualquiera de sus “presentaciones” ya están aprendiendo a reconocer emociones y están empezando a tener mecanismos de retroalimentación para asignar prioridades a tareas diversas y tienen la capacidad de auto modificarse por el uso de algoritmos genéticos.

Muy poco falta para la interpretación de sentimientos en este proceso

Ya hay máquinas “superdotadas” que se encargan de efectuar casi cualquier oficio que realiza el ser humano: robots que realizan procedimientos quirúrgicos, por ejemplo, con precisión de micras.

¿El ser humano está próximo a desaparecer?

Posiblemente si, reemplazado por máquinas “inteligentes”

Alcances

Ya existen muchos oficios y empleos que han sido reemplazados y no representan un gran avance en la tecnología: sin embargo, es una mínima muestra:

Un par de ejemplos: lugares de estacionamiento automatizados, que reciben el automóvil, le entregan al conductor una ficha de identificación y ellos solos, sin ayuda humana, ubican el vehículo en el primer espacio disponible, aunque tenga que ubicarlo en rampas, o niveles:

Esto también se ve en bodegas, donde es posible dejar una instrucción acerca de dónde ubicar un producto y las máquinas lo rastrean y lo entregan, sin la mano humana,

También en los supermercados donde simplemente se escribe en una pantalla lo que se desea comprar, el “robot” lo ubica, lo trae a la registradora, lo escanea, y el comprador, a través de su billetera electrónica, cancela.

Jordania ya tiene su primer robot con nacionalidad; Su nombre es Sophia.

Es mucho lo que ha avanzado la inteligencia artificial, y mucho más está por desarrollarse, en “proyectos Top Secret”

Si… todo parece que seremos reemplazados por máquinas, que van a tener sentimientos, en un plazo de tiempo no muy lejano, a no ser que por wetware u otros sistemas, la raza humana se transforme en “superhumanos” o lo que otros llaman “Homo Deus”

 

31 de Octubre de 2017 – 11 de Jeshvan de 5778

 

PorMax Stroh Kaufman

Centenario de la Technion

La Technion – El segundo Silicon Valley

 

La Technion, que es la universidad más antigua de Israel está, en este año, cumpliendo su primer centenario:

Ella comenzó a ser construida en el año de 1912 en la búsqueda de un sueño que permitiera a los judíos (europeos en general) a salir de un estatus de “ignorancia” producido por las persecuciones de todo tipo que venían sufriendo y al aislamiento tecnológico que ello ocasionaba:

Era necesario un movimiento, un ideal, que se manifestó por el retorno hacia la Tierra de Israel, conocido como Movimiento Sionista.

Gracias al empuje de muchos hombres y mujeres, trabajando de sol a sol, bajo las más precarias condiciones y con las mínimas herramientas, empezó la construcción de una institución que estuviera brindando, a quienes allí se matricularan, las herramientas necesarias que permitieran construir la nación que tanto anhelaba.

Su primer presidente, el científico Albert Einstein dijo: “La única forma de ganar la batalla de la supervivencia, se logrará, solamente, desarrollando un experto conocimiento en la tecnología”.

La Technion abre sus puertas finalmente en el año de 1924, con sólo 17 estudiantes inscritos en dos áreas: Ingeniería Civil y Arquitectura, transformándose en la primera institución universitaria moderna, del Israel actual, comenzando a dictar sus clases en el idioma hebreo.

Hacia finales de los años treinta, ya hubo más de 400 alumnos inscritos, incluyendo los programas de estudios de Ingeniería Industrial y una escuela Náutica.

Cuando Israel celebró su independencia, en el año 1948, casi 700 estudiantes se unieron a dicha celebración. En ese momento se crean las facultades de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica.

Con más de 1000 estudiantes, en 1953 se traslada a su sede en el Monte Carmelo, con la ampliación de estudios universitarios en Ingeniería aeroespacial, Ingeniería Química, Facultad de Artes y la Facultad de Química.

En la década de los sesentas, abre las facultades de Ingeniería de Alimentos, Matemática, Física, Medicina, y Ciencias de la Computación;

También expande sus horizontes permitiendo el ingreso de alumnos de regiones menos favorecidas como el África y el Asia: además, incluye la Facultad de Ingeniería Biomédica.

Hacia los años ochenta, su reconocimiento ya era mundial y capacitaba estudiantes en el área de la robótica, y se expande hacia el desarrollo de la energía nuclear.

Hacia los años noventa, había aumentado su población estudiantil en casi los 11mil alumnos y este crecimiento vertiginoso permitió que sus estudiantes diseñaran el primer satélite artificial elaborado en Israel y lanzado al espacio en 1998.

Los graduados de la Technion tanto en programas de pregrado como  de postgrado, comprenden la mayoría de los científicos e ingenieros en Israel,

A su vez, ellos conforman más del 70% de los proveedores de alta tecnología del país, en sectores que están creciendo rápidamente, y que están impulsando florecientes exportaciones en el país, con un éxito tal que los investigadores del Technion están fuertemente comprometidos en garantizar la excelencia en campos tan diversos como la biotecnología, el medio ambiente, la genética y el ciberespacio.

Todas las tecnologías son necesarias para el beneficio de Israel, en las generaciones actuales y futuras.

Uno de sus últimos logros está representado en la adjudicación del Premio Nobel de Química en el año 2011 a Dan Shechtman, constituyéndose en el décimo ciudadano Israelí que obtiene el mencionado galardón y por tercera vez correspondiente a un científico de la prestigiosa universidad.

Además, la Technion recibió la oportunidad de crear, también en el año 2011, un campus para Ciencias aplicadas y Tecnología en la ciudad de Nueva York, el cual va a ser construido en la Isla Roosevelt, y se proyecta la estar culminación de sus dos fases en el año 2022: con ello lograra que se transforme la ciudad, en un centro de innovación tecnológica.

Felicidades, Technion y a sus graduados en todo el mundo, y que estos sean los primeros cien años de muchos adelantos más, para el beneficio de la humanidad.

 

Publicado por 321judaismo.com

2 de Iyar de 5772 – 24 de abril de 2012