Tag Archive Iwatake

PorMax Stroh Kaufman

Maná

MANÁ

 

Maná, Mana, Manna, Man, Mahnah, son simplemente algunas de las formas de llamar al alimento que, durante el Éxodo por el desierto, y antes del ingreso a Canaán, comió el pueblo de Israel, como forma de subsistencia en un período aproximado de 40 años y luego de una “protesta general” ante el temor de morir de hambre

Está escrito así en Shemot / Éxodo 16:3

y los hijos de Israel les dijeron: “Ojalá hubiéramos muerto por mano de Adonai en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos junto a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos; porque nos has sacado a este desierto, para matar a toda esta asamblea con hambre

Vayomru aléhem benéi Israel mi yiten muténu veyad Adonai beéretz Mitzraim beshivténu al sir habasár beojlénu léjem lasová ki hotzetém otánu el hamidbar hazé lehamít et kol hakahál hazé baraáv.

Y sucedió un 16 de Iyar que empezó a caer el maná del cielo y se describe así en Shemot 16:14

Y cuando se evaporó la capa de rocío, he aquí sobre la faz del desierto una cosa fina, descubierta, fina como la escarcha, sobre la tierra.

Vataál shijvát hatál vehíne al penéi hamidbar dak mejuspás dak kakfór al haáretz.

Hasta un 14 de Nisan, casi 40 años después, cuando llegaron a Gilgal.

Además está descrito su color, su sabor y su forma de comer: también la forma cómo se le empezó a llamar

Y la casa de Israel lo nombró man (maná); era como semilla de cilantro, blanca; su sabor era como de buñuelo con miel.

Vayikreú Beit Isra’el et shmó man vehú kezerá gad labán vetamó ketzapijit bidvásh.

Nos enseñaron nuestros sabios que la palabra Maná se deriva de la pregunta que hicieron los hebreos cuando vieron la sustancia, con la expresión “man hu” que significa ¿Que es ésto?

Otros lo asumen que proviene de la palabra egipcia (habían salido de allí) mennu que se traduce como alimento.

El Rey David lo llamó maíz del cielo

Tehilim 78:24 Él había hecho llover sobre ellos maná para comer, y les había dado maíz del cielo

Vayamtér aleéjem Man leejól vedegán shamáim lamó

También le llamó “el pan de los ángeles”

Los sabios y la literatura en general nos enseña que el maná se adaptaba al gusto de cada individuo; para el adulto sabía como la comida del adulto, mientras que para el niño que lo succiona sabía a la leche de los pechos de su madre (Esto último viene de la interpretación de la expresión leshad hashamen donde shad significa pecho)

El maná exhaló un olor fragante, y durante los cuarenta años que los israelitas vagaron en el desierto sirvió a las mujeres como perfume.

Cualquiera de nosotros podría preguntarse: ¿Es tan bueno el maná que logró suplir los requerimientos nutricionales de una población tan grande y tan variada?

Hablamos de hombres y mujeres de todas las edades, muy seguramente de variedades morfológicas como estatura, peso, etc.

La literatura nos dice que por ser un alimento celestial, el maná contenía solamente materia nutritiva, sin ningún producto de desecho, de modo que ello permitió que el pueblo hebreo sobreviviera durante todo ese tiempo que los israelitas lo requirieron.

Después de haber iniciado la alimentación con el maná, no se encuentra en la Torá una nueva “queja” referente a la alimentación; aparentemente.

Sin embargo en la literatura rabínica, sí parece haber habido una nueva protesta: En el tratado de Yoma se encuentra esta reflexión: “Nuestros intestinos seguramente se hincharán”

El maná en la ciencia.

Gracias a las “propiedades nutricionales” del maná, y a lo que está descrito de sus propiedades (El maná almacenado “criaba gusanos y apestaba”),la ciencia ha tratado de investigar qué pudo haber comido el pueblo hebreo durante ese tiempo y se ha encontrado con los siguientes productos:

1.- Líquenes: que son organismos multi-compuestos formados por una cianobacteria y un alga o dos hongos, capaces de sobrevivir en los medios más agrestes y cuando absorben el agu adquieren una contextura esponjosa y la variedad china iwatake  o la japonesa seogi están descritas como productos alimenticios

2.- El Cedro de sal, conocido como Tamarix, una de sus especies es popular en el desierto del Neguev en Israel, cuyas hojas tienen forma de escamas, de 1-2 mm de largo pueden ser dispersadas por el viento al igual que las semillas que están contenidas en una pequeña cápsula generalmente adornada con un mechón de pelo (semejando copos de nieve) pudieron haber sido utilizadas como alimento

3.- Algunos insectos producen un líquido conocido como “gotas de miel” (honeydew en inglés), que se caracteriza por ser un elemento con muy elevado contenido en polisacáridos que, cristalizado, se convierte en un elemento sólido pegajoso, que puede ser blanquecino, amarillento o pardusco;

4.- El cilantro, por lo que está escrito Y la casa de Israel llamó su nombre Maná; y era como semilla de cilantro, blanca; y el sabor era como obleas hechas con miel.

5.- El bedelion, que es la traducción de la palabra bedolaj, y como referencia al maná se encuentra en Bamidbar / Números 11:7 es una resina oleaginosa semitransparente extraída de algunos árboles que crecen en Etiopía, Eritrea y África subsahariana.

6.- La palma “pan de jengibre” árbol sagrado en Egipto, que simboliza la fuerza masculina tiene un fruto que es comestible y puede ser preparado en tortas, panes.

7.- Lo que los israelitas estaban reuniendo era el capullo del escarabajo parásito Trehala manna del que se deriva el nombre trehalosa, y que explica la advertencia de Moshé de no acaparar: “Algunos, sin embargo, no escucharon … y se llenó de gusanos y apestó “.

Los capullos, que se encuentran en los arbustos de espinas en el Medio Oriente, son altamente nutritivos y consisten en un 30 por ciento de proteína llamada trehalosa, que se encuentra en la miel, el pan, la cerveza, el vino y el vinagre, mientras que los hongos shiitake japoneses y la levadura de panadería contienen hasta un 20 por ciento.

8.- Se ha identificado también otra posibilidad que es a partir del hongo Psilocybe Cubensis, que se caracteriza por su rápida descomposición. Estos peculiares hongos producen naturalmente una cantidad de moléculas que se parecen a los neuroquímicos humanos, que se parecen a las escarcha.

Entre ellos están la psilocibina, la psilocina, la baeocistina y la norbaeocistina, unas moléculas psicoactivas que producen efectos sicodélicos y en algunos produce sensación de llenura o plenitud estomacal.

 

¿Sabías que el maná también está mencionado en el Corán?

Dice en el Surah 2:57: Y te dimos sombra con nubes y te enviamos maná y codornices, [diciendo]: “Come de las cosas buenas con las que te hemos provisto”. Y ellos no nos hicieron mal a Nosotros, pero ellos [solo] se estaban perjudicando a sí mismos.

 

Como quiera que haya sido, el maná sirvió de alimento que de alguna manera “bajo del cielo” (arrastrado por el viento, producto de insectos, como revisamos) para el pueblo judío…

El hecho de poder tenerlo durante (casi) 40 años, en forma consecutiva, ininterrumpida, es uno de los muchos milagros del Éxodo de Egipto, del cual tenemos que estar agradecidos con nuestro Creador.

 

16 de Iyar de 5778 – 01 de mayo de 2018

Elaborado y recopilado para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh Kaufman