Tag Archive Maaser

PorMax Stroh Kaufman

Tu BiShvat 5775

Tu BiShvat 5775

Tu Bishvat 5775: Explicación acerca del Tu BiShvat 5775, ¿Qué hacemos en este TuBiShvat 5775? ¿Qué tiene de especial este TuBishvat 5775? Leamos.

Este año, Tu BiShvat, año nuevo de los árboles, que se celebrará de acuerdo con el calendario gregoriano, el próximo 4 de febrero del 2015, tiene una característica muy especial: se encuentra en el año de Shemita; pero, nuestra historia comienza con el versículo del libro de Devarim / Deuteronomio que dice: Cuando sitiares alguna ciudad por muchos días, peleando contra ella para tomarla, no destruirás sus árboles alzando contra ellos el hacha, porque de ellos podrás comer; por tanto no los cortarás, pues ¿es acaso el árbol del campo hombre para que sufra las consecuencias del sitio…
Ki tatzur el ir yamím rabím lehilajém aléiha letofsá lo tashjít et etzá lindóaj aláv garzén ki miménu tojél veotó lo tijrót ki haadám etz hasadé lavó mipanéija bamatzór.

¿Por qué la comparación?

Porque nos han enseñado nuestros sabios que, para sobrevivir, un árbol y un hombre, necesitan de los cuatro elementos básicos de la naturaleza: tierra, agua, aire y fuego (representado por el sol), y al igual que los árboles, los hombres tienen raíces (fundamentos), ramas, hojas y frutos (hijos y obras)

¿Dónde se habla de los árboles del campo?

Ezequiel / Yejezquel 17:24: Y sabrán todos los árboles del campo que yo, El Eterno, abatí el árbol elevado y levanté el árbol bajo, hice secar el árbol verde e hice reverdecer el árbol seco. Yo, Jehová, lo he dicho, y lo haré.

Ezequiel / Yejezquel 31:15 Así ha dicho Adonai, el Señor: El día que descendió al seól, hice guardar luto, y que se cubriera por él el abismo. Detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas. Por él cubrí de tinieblas el Líbano, y todos los árboles del campo se desmayaron.

Ezequiel / Yejezquel 34:27 El árbol del campo dará su fruto y la tierra dará su fruto. Estarán en su tierra con seguridad, y sabrán que yo soy Jehová, cuando rompa las coyundas de su yugo y los libre de mano de los que se sirven de ellos.

Yoel / Joel 1:19 A ti, Jehová, clamaré; porque el fuego consumió los pastos del desierto, la llama abrasó los árboles del campo.

Yeshaia / Isaías 55:12 Porque con alegría saldréis y con paz regresaréis. Los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso.

¿Por qué nuestra historia comienza con la relación de la Shemita?

Porque muchísimos siglos atrás, Tu BiShvat era solamente una fecha de impuestos, en la que se regulaba el diezmo y otras obligaciones agrícolas, como los Bikurim (primeros frutos), Orla (mandamiento bíblico de no consumir los frutos de un árbol antes de los 3 años de edad, donde el fruto se conocía como árbol o fruto incircunciso), Maaser (diezmo (1)(2)) y Teruma (ofrendas)

En aquella época, los agricultores distribuían la fruta diezmada a los pobres, donde los seguidores de la escuela de Hillel, diezmaban el 15 del mes de Shevat, mientras que los seguidores de Shamai, lo hacían el día primero, del mismo mes.

Sucedió que, después de la destrucción de los dos templos y del posterior exilio de la mayoría del pueblo judío de la tierra de Israel, el diezmo dejó de ser un mandamiento, ya que que la mayoría de los judíos estaban viviendo en la diáspora, donde la mayoría de las leyes agrícolas no se podían aplicar, razón por la cual Tu BiShvat dejó de conmemorarse.

Después de la Inquisición española, prominentes rabinos comenzaron a asentarse en Israel, especialmente en la ciudad de Tzfat, la cual fue establecida como el centro místico del mundo judío; a partir de ese momento, comenzaron a recordar la celebración del Tu BiShvat comiendo y bendiciendo las frutas producidas en esa tierra, para simbolizar la relación que tiene el ser humano, con Su Creador y, establecieron, de este modo, lo que se conocería como el Seder de Tu BiShvat.

Las diferentes olas de inmigración hacia la tierra de Israel, conocidas con el nombre de Aliyót, tuvieron como uno de sus objetivos primordiales, la de reforestar la tierra, de acuerdo con las tradiciones escritas en la Torá (3) hasta llegar el momento en que la institución conocida como Keren Kayemet LeIsrael se apropió de esta costumbre, existen cálculos aproximados en los que se estipula que más de un millón de israelíes participan en las actividades de plantación de árboles que son organizadas cada año en Tu BiShvat.

Este año, el 5775, que inició el 25 de septiembre de 2014 y termina el 13 de septiembre del 2015, es un año de Shemita, en el cual, todas las consideraciones rabínicas, y talmúdicas, nos hacen pensar en un Tu BiShvat mucho más especial, donde se puede evidenciar que la providencia del Todopoderoso para con su pueblo no tiene límite puesto que está escrito:

Vayickrá / Levítico 25:3-5 Seis años sembrarás tu campo, y seis años podarás tu viña y recogerás su producto; y en el año séptimo, año de descanso será para la tierra; sábado en nombre del Eterno; tu campo no sembrarás, y tu viña no podarás. Lo crecido por sí mismo después de la siega no segarás, y las uvas separadas para ti de tu viña no vendimiarás; año de descanso será para la tierra

Shesh shanim tizrá sadéja veshésh shanim tizmór karméja veasáfta et tevuatá. Uvashaná hasehviít Shabat Shabatón yihyé laáretz Shabat laAdonai sadéja lo tizrá vejarméja lo tizmór. Et sefiáj ketzirjá lo tiktzór veét inevéi neziréja lo tivtzór shnat Shabatón yihyé laáretz

Uno podría preguntarse entonces: ¿Cómo voy a celebrar? ¿Qué voy a comer?

Está escrito

Vayickrá / Levítico 25:20-21 Y si dijereis: ¿Qué comeremos en el séptimo año, en vista de que no hemos de sembrar, ni hemos de recoger (para casa) lo que la tierra produzca para nosotros? Yo enviaré mi bendición para vosotros en el sexto año, de modo que la tierra produzca fruto suficiente para los tres años; y sembraréis en el octavo año, y seguiréis comiendo los frutos añejos hasta el noveno año, es decir, hasta que salga el producto del octavo seguiréis comiendo de lo añejo.

Vejí tomrú ma nojál bashaná hasheviít hen lo nizrá veló neesóf et tevuaténu. Vetzivití et birjatí lajém bashaná hashishít veasát et hatvuá lishlósh hashanim. Uzratém et hashaná hashminít vaajáltem min hatvuá yashán ad hashaná hatshiít ad bo tevuataá tojlú yashán

Duante este año y para esta festividad, estamos obligados a concentrarnos más en nuestro nivel y misión espiritual en nuestras vidas, y mucho menos en la consecución de nuestros objetivos materiales… concentrarnos más en el porqué de nuestras necesidades y menos en qué necesitamos… Más en nuestra fe en El Todopoderoso, y menos en nuestros talentos, habilidades trucos y engaños.

Feliz fiesta.

 

  • Traed todo el diezmo al granero, para que haya alimento en Mi Casa. Probadme en esto, dice el Eterno de los ejércitos, (y veréis) si no os abro las ventanas del cielo y os derramo una bendición, para que haya (cosecha) más que suficiente. (Malají 3:10).
  • Hay 3 tipos de Maaser: El rishón 0 diezmo primero; el sheni o segundo diezmo y el aní o diezmo del pobre
  • Y cuando entrareis en la tierra y hubiereis plantado todo género de árboles de comer, consideraréis su fruto como incircunciso: por tres años os será como incircunciso; no se comerá. Y el cuarto año todo su fruto será consagrado al Eterno con loores. Y en el año quinto comeréis de su fruto, para acrecentar su producto; Yo soy el Eterno, vuestro Dios.

09 de enero de 2015 – 18 de Tevet de 5775

PorMax Stroh Kaufman

Diezmos y primicias

Primicias y diezmos

Diezmo en hebreo Maaser, griego decate y latín decima

Cuando hayas entrado en la tierra que Adonai tu Elohim te da por heredad, y hayas tomado posesión de ella y la habites, entonces tomarás de las primicias de todos los frutos que saques de la tierra que Adonai tu Elohim te da, las pondrás en una canasta e irás al lugar que Adonai tu Elohim haya escogido para hacer habitar allí su nombre. Vendrás al sacerdote que haya en aquellos días, y le dirás: Reconozco hoy ante Adonai tu Elohim que yo he entrado en la tierra que Adonai juró a nuestros padres que nos daría. “El sacerdote tomará la canasta de tu mano y la pondrá delante del altar de Adonai tu Elohim.

Entonces hablarás y dirás delante de Adonai tu Elohim: Un arameo errante fue mi padre. El descendió a Mitzraim y vivió allí con unos pocos hombres, y allí llegó a ser una nación grande, fuerte y numerosa. Los egipcios nos maltrataron, nos afligieron e impusieron sobre nosotros dura esclavitud. Pero clamamos a Adonai, Elohim de nuestros padres, y Adonai escuchó nuestra voz.

Vio nuestra aflicción, nuestro trabajo forzado y nuestra opresión, y Adonai nos sacó de Mitzraim con mano poderosa y brazo extendido, con gran terror, con señales y prodigios. Nos trajo a este lugar y nos dio esta tierra: una tierra que fluye leche y miel. Y ahora, oh Adonai, he aquí traigo las primicias del fruto de la tierra que tú me has dado. “Lo dejarás delante de Adonai tu Elohim, y te postrarás delante de Adonai tu Elohim.

Entonces te regocijarás, tú con el levita y el forastero que esté en medio de ti, por todo el bien que Adonai tu Elohim te haya dado a ti y a tu casa. “Cuando hayas acabado de entregar todo el diezmo de tus frutos en el año tercero, el año del diezmo, darás al levita, al forastero, al huérfano y a la viuda, para que ellos coman en tus ciudades y se sacien. Entonces dirás delante de Adonai tu Elohim: Yo he sacado de mi casa lo consagrado, y además lo he dado al levita, al forastero, al huérfano y a la viuda, conforme a todos los mandamientos que me has mandado. No he transgredido tus mandamientos, ni me he olvidado.

No he comido de ello estando de luto, ni he sacado de ello estando impuro, ni de ello he ofrecido a los muertos. He obedecido la voz de Adonai mi Elohim y he hecho conforme a todo lo que me has mandado. Mira desde tu santa morada, desde el cielo, y bendice a tu pueblo Israel y la tierra que nos has dado, como juraste a nuestros padres: una tierra que fluye leche y miel. “Adonai tu Elohim te manda hoy que cumplas estas leyes y decretos. Cuida, pues, de ponerlos por obra con todo tu corazón y con toda tu alma.

Tú has proclamado hoy que Adonai es tu Elohim y que andarás en sus caminos, que guardarás sus leyes, sus mandamientos y sus decretos, y que escucharás su voz. “Adonai ha proclamado hoy que tú eres su pueblo especial, como él te ha prometido, y que guardarás todos sus mandamientos, de modo que él te ponga más alto que todas las naciones que ha hecho, en cuanto a alabanza, renombre y gloria; para que tú seas un pueblo santo para Adonai tu Elohim, como él ha prometido.”

Traed todo el diezmo al granero, para que haya alimento en Mi Casa.  Probadme en esto, dice el Eterno de los ejércitos, (y veréis) si no os abro las ventanas del cielo y os derramo una bendición, para que haya (cosecha) más que suficiente. (Malají 3:10).

Dar es vivir

Cuando una persona da maaser, está haciendo una declaración a Hashem y a las personas: está diciendo que se preocupa por otras personas que no son tan afortunadas como usted. Está compartiendo lo que Hashem le ha dado, recordando que el jésed es la base de este mundo.

El concepto de maaser – devolver de lo que recibimos – nos ayuda a estar alertas y a no dar nunca el éxito por sentado. Debemos estar agradecidos a Hashem, todos los días, por el ingreso que nos proporciona. Nunca podemos permitirnos mostrarnos displicentes.

Al separar nuestros diezmos para tzedaká no debemos preocuparnos pensando que careceremos de alguna cosa.  Pues debemos saber que la parnasá (sustento, manutención) de la persona no depende directamente de nuestro esfuerzo por conseguir hacer dinero, sino que es un regalo de Adonai.

PRIMEROS DATOS DEL DIEZMO:                                                                                                                                          

Génesis / Bereshit 14:18 – 20 Entonces Malkitzedek, rey de Shalem y sacerdote del Elohim Altísimo, sacó pan y vino; Y le bendijo diciéndole: ¡Bendito sea Avram del Altísimo, creador de los cielos y de la tierra! ¡Y bendito sea el Altísimo que entregó a tus opresores en tus manos! Y dio Avram a él diezmo de todo

Then Melchizedek king of Salem brought out bread and wine. He was priest of God Most High.  And he blessed Abram, saying,”Blessed be Abram by God Most High, Creator of heaven and earth.  And blessed be God Most High, who delivered your enemies into your hand.” Then Abram gave him a tenth of everything.                                                                                                                                                                             UMalkiTzedek méleJ Shalem hotzí léjem vayáin vehú kohen le El Elión. Vayevarejéhu vayomar baruj Avram le El Elyón Koné shamáim vaáretz. Ubarúj El Elyón asher miguén tzaréija beyadéja bayitén lo maasér mikol.

Génesis / Bereshit 28:22Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Adonai; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.

Let this stone that I have set up as a pillar becomes a temple to God. Of all that You give me, I will set aside a tenth to You.’
Vehaében hazót asher sámti matzevá yiyé beit Elohim vejol asher titén li aser aasrénu laj.

 

 

Separar el Primer Diezmo de los Productos Vegetales                 (“Maasér Rishón”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó separar el diezmo de lo que crece en la tierra. Es lo que El, exaltado sea, dijo: Pues el diezmo de los hijos de Israel, que elevarán a Adonai como ofrenda… Explica el versículo que este Diezmo es para los Levitas. Por ley de la Torá no es obligatorio salvo en la Tierra de Israel.

Segundo Diezmo (“Maasér Sheni”)

Es lo que El, exaltado sea, dijo: El diezmo diezmarás de todas las mieses que has plantado, que salen del campo año tras año.                                                                                                                                                               Está explícito en la Torá que (con) este maaser shení (se) asciende a Jerusalém y sus dueños lo comen allí;

Tu BiShvat proclama las alabanzas de la Tierra de Israel, pues en este día se renueva la fuerza de su suelo, que comienza a dar sus frutos y demostrar su bondad inherente. El 15 de Shvat marca el comienzo de un nuevo año en lo que a los frutos respecta [puesto que no se puede separar conjuntamente el maasér de frutos que crecieron en años distintos. Los frutos que comienzan a madurar –janatá, en la terminología halájica, es decir, cuando aún no han alcanzado un tercio de su tamaño normal (en este caso)- después de Tu BiShvat, son considerados producto del nuevo año; y si lo hacen antes, aunque terminen de madurar luego del 15 de Shvat, corresponden al año anterior.

El 15 de Shvat, es considerado Rosh HaShaná de los árboles en lo que respecta al requerimiento de separar el diezmo de sus frutos. Los maaserot (diezmos) que uno está obligado a separar de la producción difieren cada año (a excepción del “maasér  rishón” [Primer Diezmo], que rige para todos los años por igual). En el primero, segundo, cuarto y quinto año (luego de shemitá, el año sabático en la Tierra de Israel) se debe separar el maasér shení [Segundo Diezmo], que es consumido en Jerusalém [o redimido por dinero, que es usado para adquirir comida a consumirse en Jerusalén]; y en el tercer y sexto año, el maasér aní [Diezmo para el Pobre]. La Torá dijo también, en las leyes de este precepto, que si ha de rescatarlo para sí mismo debe agregar un quinto (adicional a su valor), y es lo que El, exaltado sea, dijo: Y si algún hombre ha de rescatar su diezmo, su quinto agregará sobre él.

 

 

El Diezmo de los Pobres (“Maaser Aní”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó separar el diezmo para los pobres en cada año tercero de (el ciclo de siete años llamado) Shemitá, también del tercero luego del tercero, es decir: el sexto de la shemitá. Es lo que El, exaltado sea, dijo: Al cabo de tres años sacarás todo el diezmo de tu cereal… También éste (precepto), por ley de la Torá, no es obligatorio salvo en la Tierra de Israel.

Los cristianos y católicos encuentran en el Texto del Nuevo Testamento, que es llamado por algunos como el Brit haJadashá, la siguiente frase: Es un grave pecado tomar de los pobres los diezmos. El pecado es infracción de la ley (1 Yojanan /Juan 3:4). Por esto es pecado tomar el diezmo de los pobres.

Separar el diezmo del ganado que nació en ese año (“Maaser Behema”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó separar el diezmo de lo que ha de nacer para nosotros cada año, del animal puro; que ofrendemos su grasa y su sangre, y que nosotros comamos en Jerusalém lo que sobra de él.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y todo diezmo del ganado mayor y menor, todo lo que pase bajo la vara, el décimo será santo para Adonai— y éste es el Maaser Behemá.

Separar, los levitas, el ‘Diezmo del Diezmo’ (“Terumat Maaser”)

Es el precepto con el cual se ordenó a los Levitas separar el diezmo del diezmo que reciben de los (integrantes de) Israel (—quienes no son ni Cohen ni Leví) y dárselo a los Sacerdotes.                         Nehemías 10:38 y que estaría el sacerdote hijo de Aarón con los levitas, cuando los levitas recibiesen el diezmo; y que los levitas llevarían el diezmo del diezmo a la casa de nuestro Elohim, a las cámaras de la casa del tesoro. 

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y a los Levitas hablarás y les dirás: ‘cuando tomaréis el diezmo de los hijos de Israel, que de ellos he entregado a vosotros en vuestra heredad, elevaréis de él ‘Terumá’ a Adonai, diezmo del diezmo. Y nos explicó que este diezmo —es el que se llama Terumat Maaser—ha de ser entregado al Sacerdote. Dijo: Y daréis de él la ‘Terumá’ de Adonai a Aharón, el Sacerdote.

El versículo ya explicó que este diezmo se separa de lo más selecto y bello que hay en él (en las diez medidas totales), y es lo que El, exaltado sea, dijo: De lo mejor, a su santidad, de él. Luego acotó que si no han de separarlo de lo más bello que hay en él son pecadores, y es lo que El, exaltado sea, dijo: Y no cargarán por él pecado, al elevar de él su mejor parte.

Este Precepto Negativo es negación, como si hubiera dicho: ‘no habrá en ustedes pecado al elevarlo de lo bello’ de lo que se entiende que: si han de separarlo de lo malo — pecarán. . (Y no profanarán las Santidades de los hijos de Israel, las que ellos elevarán a Adonai.)

Los Frutos del Cuarto Año (“Neta Revii”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó que el neta revií sea todo sagrado. Es lo que El dijo: Será, todo su fruto, santidad de alabanza a Adonai. Su ley: que ascienda a Jerusalém y allí lo coman sus dueños —como el maaser shení— y a los Sacerdotes no les corresponde nada de él. Dice el Sifrí: “Las ofrendas sagradas de cada hombre, de él serán — el versículo arrastró todas las santidades y se las entregó al kohén, dejando de ellas sólo TodáShlamím, Pesaj, el diezmo de los animales, maaser shení, y neta revií— las que son para sus dueños”.

 

Tributo de Guerra (Tofshéi miljamá- Méjes laAdonai)

 

Números / Bamidbar 31:28 Y separarás tributo para el Eterno, de los hombres que salieron con el ejercito: de cada quinientos, uno, así de personas como de ganado vacuno y de asnos y de ganado menor;                                                                                                                                                                        From the soldiers who participated in the campaign, levy a tax to God consisting of one out of 500 of the humans, cattle, donkeys and sheep.
Vaharemoté méjes laAdonai meét anshéi hamiljamá hayotzím latzavá ejad néfesh mejamésh hameót min haadám umín habakár umín hajamorím umín hatzón.

 ¿Diezmo como impuesto?

2 Crónicas / Dibrei hayamím 24:6 Por lo cual llamó el rey al sumo sacerdote Joiada y le dijo: ¿Por qué no has procurado que los levitas traigan de Judá y de Jerusalem la ofrenda que Moshé siervo de Adonai impuso a la congregación de Israel para el Tabernáculo del Testimonio?

“Why haven’t you required the Levites to bring in from Judah and Jerusalem the tax imposed by Moses the servant of the LORD and by the assembly of Israel for the Tent of the Testimony?”                                      Vayickrá hameéej liYehoyada harosh vayomer lo: Madúa lo daráshta al haleviím lehabí meYehuda umiYerushalaim et maseát Moshé éved Adonai vehakahal leIsrael leOhel haEdut.

Los cristianos y los católicos han optado, en muchas ocasiones, por negar el diezmo: sin embargo, lo que está escrito en el Nuevo testamento, es claro; dice así

Mateo / Mati (tiahu) 17:24-27Cuando Yeshúa y sus discípulos llegaron a Capernaúm, los que cobraban el impuesto del templo se acercaron a Pedro y le preguntaron: ¿Su maestro no paga el impuesto del templo? Sí, lo paga respondió Pedro.

Al entrar Pedro en la casa, se adelantó Yeshúa a preguntarle: ¿Tú qué opinas, Shimón? Los reyes de la tierra, ¿a quiénes cobran tributos e impuestos: a los suyos o a los demás? A los demás contestó Pedro. Entonces los suyos están exentos le dijo Yeshúa.

Pero, para no escandalizar a esta gente, vete al lago y echa el anzuelo. Saca el primer pez que pique; ábrele la boca y encontrarás una moneda. Tómala y dásela a ellos por mi impuesto y por el tuyo.                                                                                                                                                     

 After Jesus and his disciples arrived in Capernaum the collectors of the two drachma tax came to Peter ask: Doesn’t your teacher pays the temple tax? Yes he does. He replied. When Peter came into the house, Jesus was the first to speak: What do you think Simon? He asked. From whom do the kings of the earth collect duty and taxes? From their own sons or from others? From others Peter answered. Then the sons are exempt. Jesus said to him. But so that we may not offend them, go to the lake and throw out your line. Take the first fish you catch, open its mouth and you’ll find a four drachma coin. Take it and give it to them for my tax and yours.

Keboám el Kefar Najúm nigshú el Keifa gobéi majatzit hashékel veshaalú: Rabjém einó meshalém et majatzit hashékel. Ken heshiv lahém. Kaasher nijnás habáita hikdím Yeshúa lishol otó: Ma daatéja Shimon, Maljei haáretz mimí hem lokjím méjes umás, mibeinéhem o min hazarim? Keshehasiv Min hazarim. Amar lo Yeshúa: im ken, habaním, peturím. Abal kedéi sheló niyé lajém lemijshol, lej el hayám, hashláj jaká vekáj et hadág sheyaalé rishoná. Keshetiftaj et piv timtzá matbéa; kaj otó vetén lahém baadí ubaadéja.

 

Leyes del medio Shekel (Majatzit Ha Shekel).

En la víspera de Purim (érev Purim), hay una costumbre de dar tres shekels a la caridad, para recordar el medio shekel que era donado anualmente al tesoro del Templo en el mes de Adar. Cada moneda debe ser el equivalente a la mitad de la moneda actual de ese país (por ejemplo, medio shekel, medio dólar, medio pound).En la porción de la Torá que se hace referencia al medio shekel (Éxodo / Shemot 30:11-16) la palabra “terumá” – donación – aparece tres veces.

Esto quiere decir que Se Debe dar precisamente tres medias monedas. Uno no debe dar una moneda entera y una mitad, ni tampoco dar más del valor y pedir cambio. Si una persona no tiene las monedas justas, entonces, deberá obtener cambio de otra persona o de la cajita de tzedaká.

Suponiendo que no hay media moneda en su lugar de residencia, Deberá dar tres monedas enteras y tener en mente que la mitad de cada moneda es para cumplir la mitzvá, y las otras mitades son un regalo a caridad. Alternativamente, dos personas pueden asociarse y dar juntos tres monedas enteras.

Para las medias monedas no debe haber un valor mínimo: Estrictamente hablando, no hay un requerimiento mínimo y uno podría usar medias monedas de bajo valor. Sin embargo, en ese caso, es digno de elogio dar una suma de valor equivalente al valor del medio shekel original, además de las tres monedas. Esto es aproximadamente dos dólares (9.6 gramos de plata).

Si una persona da varias medias monedas en representación de los distintos miembros de su familia y el valor total alcanza el mencionado, no es necesario dar más. Es cuestionable si una persona puede utilizar monedas que no son legales en su país, y debería mejor utilizar una de las sugerencias mencionadas anteriormente.

En circunstancias extenuantes, uno puede cumplir la mitzvá dando cualquier suma de dinero a caridad. Según algunas opiniones, solo los hombres de más de 20 años están obligados. De acuerdo a otras opiniones, todo hombre sobre la edad de bar-mitzvá está obligado.

Sin embargo, la costumbre es que un padre da en nombre de sus hijos, cualesquiera sean sus edades. La costumbre es dar también si la esposa está embarazada, en caso que el bebé sea un varón. Si un padre comenzó a dar en nombre de su hijo, debe hacerlo cada año. Sin embargo, cuando el hijo pasa a ser bar mitzvá y acepta realizar la mitzvá por si mismo, el padre no necesita seguir dando por él. Un padre no está obligado a dar en nombre de un hijo por quien nunca antes dio.

Como es solamente una costumbre universal, la anulación de votos no debe realizarse para descontinuar esta práctica. Si un padre comenzó a dar en nombre de sus hijos pensando que era una obligación, podrá discontinuar esa práctica sin la anulación de votos.

El dinero debe ser dado a los pobres. No debe ser destinado al mantenimiento de la sinagoga, necesidades comunitarias o causas similares.

El dinero debe ser puesto aparte para ser dado únicamente a los pobres: si no hubiera, deberá ser guardado hasta que pueda ser dado para la causa correcta. Este dinero se entrega el día en el cual se realiza el ayuno de Ester. En Jerusalem, algunos tienen la costumbre de realizarla el 14 de Adar. Algunos opinan que la mejor hora de realizar esta entrega es en el rezo de Minjá.

Algunos la realizan antes de Minjá y algunos lo hacen después; si alguien se olvidó de realizar la mitzvá en el día correcto, Deberá dar el dinero en la mañana de Purim, antes de que la Meguilá sea leída. Si se olvidó ahí también, puede darlo hasta el final del mes de Adar.

No es necesario decir nada mientras se da el dinero, pero si uno desea puede decir que esto es para conmemorar la entrega del medio-shekel (zejer lemajatzit hashekel). Uno debe tener cuidado de no decir, “este es el medio-shekel”, ya que según algunas opiniones, esto podría santificar el dinero y prohibir su uso. ¿Qué pasa con el dinero de maaser (10% de los ingresos que se da en caridad)? Este dinero (del maaser) no puede ser utilizado para cumplir una obligación o una tradición aceptada, es reservado para donaciones voluntarias a caridad.

 

Terumá: Ofrenda

SHEMOT / EXODO. 25:1) Hashem habló a Moshé (Moisés) diciendo: ”Di a los hijos de Israel que tomen para mí una ofrenda; de todo hombre cuyo corazón le mueva a hacerlo tomaréis mi ofrenda. Ésta es la ofrenda que tomaréis de ellos: oro, plata, bronce, material azul, púrpura, carmesí, lino, pelo de cabra, pieles de carnero teñidas de rojo, pieles finas, madera de acacia, aceite para la iluminación, especias aromáticas para el aceite de la unción y para el incienso aromático, piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y el pectoral.

 

Nuevamente volvemos a resaltar el concepto del los textos del “Nuevo Testamento” con las palabras de Pablo:”Adonai bendice al dador alegre”.

También se encuentra algo en los escritos de Mateo 6:1-4 Cuídense de no hacer sus obras de justicia delante de la gente para llamar la atención. Si actúan así, su Padre que está en el cielo no les dará ninguna recompensa.
Por eso, cuando des a los necesitados, no lo anuncies al son de trompeta, como lo hacen los  hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente les rinda homenaje. Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa.Más bien, cuando des a los necesitados, que no se entere tu mano izquierda de lo que hace la derecha,para que tu limosna sea en secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

Las bases del concepto mencionado arriba están en la siguiente proposición: “Esta casa, que estás construyendo: si anduvieres en Mis Leyes y Mis normas cumplieres y observares todos Mis preceptos, al encaminarte con ellos, entonces cumpliré Mi palabra contigo, lo que había hablado a David, tu padre: Y habré de morar entre los hijos de Israel y no habré de abandonar a Mi pueblo Israel” 1 Reyes / Alef Melajim  6:12

Afirmaba el Rey David en ocasión de reunir materiales donados para la construcción de lo que sería el Primer Templo de Ierushalaim: “Ya que de Ti procede todo y de lo que está bajo Tu poder de damos a Ti”

 

MAIMÓNIDES DESCRIBIÓ OCHO FORMAS DE TZEDAKÁ – CARIDAD – EL CUAL ES UNA DE LAS FORMAS DE OFRENDA (terumá) Y ESTAS SON:

  1. Ayudar a mantener a alguien antes de que se empobrezca, dándole la oportunidad de auto-abastecerse.
  2. Ni donante ni el que recibe se conocen en estos roles.
  3. El donante conoce a quien recibe, pero no a la inversa.
  4. El que recibe conoce al donante, pero no a la inversa.
  5. Se da en la mano del necesitado, pero sin que éste lo solicite.
  6. Se da en la mano del necesitado, cuando éste lo solicita.
  7. Se da menos de lo que se puede, pero con alegría.
  8. Se hace a desgano.

¿Cómo, cuando y donde se debe entregar el dinero al pobre o al necesitado?

Observemos las palabras del profeta Iejezkel / Ezequiel 16:49He aquí, ésta fue la iniquidad de tu hermana Sdom: Orgullo, abundancia de pan y despreocupada tranquilidad tuvieron ella y sus hijas. Pero ella no dio la mano al pobre y al necesitado.”                                                                                         Now this was the sin of your sister Sodom: She and her daughters were arrogant, overfed and unconcerned; they did not help the poor and needy.

Híne ze hayá avón Sdom ajotéj gaón shibát léjem veshalvát hashéket hayá la ulibnoteía veyád aní veebeión lo hejezíka

La frase anterior se constituye en un claro ejemplo de cómo NO dar: porque nos hace énfasis en que no hacer: en no ser indiferente, no estar despreocupado y tranquilo mientras el hermano está a la puerta padeciendo a causa de su necesidad,  teniendo en cuenta el concepto que, al tratar a cada ser humano, no es la condición social lo que se debe tomar en cuenta al valorar a la persona, sino primeramente su condición humana, su imagen y semejanza con el Eterno.

Por tanto, cuando se desea socorrer económicamente a un hermano, debemos tratar de hacerlo de modo que no resulte avergonzado, se sienta menospreciado o descalificado en su humanidad. Al respecto, un sabio del Talmud llamado Rabí Ianai enseñó al respecto: “Mejor no darle nada, que darle y causarle humillación pública“.

Dar al pobre tiene un significado muy profundo, en el cual se adquiere la capacidad de reconocer tanto al necesitado como a su necesidad, y a través de ese gesto, amarlo por medio de nuestro acto generoso y nuestra ayuda espiritual.
Debemos aprender, saber y recordar que la tzedaká -caridad, ofrenda o medida de justicia social- no consiste simplemente dar plata, sino colaborar para que el prójimo se libere en parte del yugo de las necesidades básicas materiales y de las angustias espirituales.
Es sumar al dinero la empatía y la misericordia, con la clara intención de equilibrar la sociedad para que sea un reino de justicia y derecho.

Iyov / Job 34:11 “Él retribuye al hombre de acuerdo con sus obras, y hace que cada uno halle lo que corresponde a sus caminos”.

He repays a man for what he has done; he brings upon him what his conduct deserves.                                       Ki poél adám yeshalém lo vejeoréj ish yamtziénu.

 

 

RECOPILACIÓN PARA ESTUDIO… Y REFLEXION

REALIZADA POR: GRUPO EDITORIAL 321judaismo.com. Con fecha del 11-09-09

PUEDE SER REPRODUCIDO DE CUALQUIER MANERA, PROCURANDO NO ALTERAR Y NO MODIFICAR LA PALABRA SAGRADA DE LA TORÁ, LA CUAL ES LA FUENTE DE ESTE ESTUDIO.