Tag Archive Maldición en el Judaísmo

PorMax Stroh Kaufman

Maldiciones en el judaísmo

Tipos de maldiciones en el judaísmo

 

Comencemos definiendo que es una maldición

Una maldición es una fuerza sobrenatural que trabaja para causarnos daño y destrucción, y / o nos impide recibir las bendiciones del Eterno

La maldición forma parte de muchas culturas de todo el mundo, desde las griegas y romanas hasta las maldiciones celtas, las figuras egipcias, el vudú afroamericano y la maldición maligna del Mediterráneo; el hechizo alemán y el holandés, hasta el indú.

 

Parasha Balak

Por supuesto el judaísmo no puede dejar de contar entre sus creencias y tradiciones, el “mal de ojo” (Ayin haRa).

En nuestro caso de la parasha de Balak, podemos interpretar el uso de las maldiciones como un signo de debilidad

Por qué?

Maldecir como un signo de debilidad

Porque alguien con poder militar, político o físico sobre una persona no usa este mecanismo: ya de por sí ejerce su poder, para lastimar, dañar agredir, infundir temor, castigar, dominar, mantener el orden, etc.  

Si lo hace es porque considera a alguien o a un grupo específico, como un enemigo militar y civilmente mucho más fuerte.

También encontramos que algunos tipos de disfunciones cerebrales se asocian con maldiciones proposicionales, con frecuencia en personas con algún tipo de retraso mental o esquizofrenia, disfunciones de hemisferio izquierdo o de hemisferio derecho

 

Tipos o variantes

De acuerdo al significado anterior podemos mencionar por lo menos cuatro tipos de maldiciones (1)

 

La primera, la de la palabra

Todas nuestras palabras tienen la capacidad de brindar un gran aliento y bendición a los demás, pero también pueden tomar la forma de una maldición.

Cuando las personas expresan cierto tipo de cosas, por ejemplo, en contra de nuestra identidad o en nuestro destino, podemos ser maldecidos, porque la palabra tiene poder..

Ejemplos:

Estaría mejor muerto

En nuestra relación somos como gatos y perros

Esto nunca funcionará

 

Y dice Mishlé / Proverbios  2:2

has quedado atrapado por los dichos de tu boca; has sido atrapado por los dichos de tu boca.

Nokasthta beimréi piéja; Nijládeta beimréi piéja

 

De aquí se puede derivar la

Maldición auto infligida: es aquella en la cual lo que se dice sobre uno mismo, se aplica, efectivamente, sobre nosotros.

 

El segundo tipo de maldición es la oculta:

Maldiciones ocultas

Este tipo de maldición son realizadas a través de rituales, hechizos, conjuros y otras actividades similares.

 

Aquí podemos incluir aquella que se aplica sobre objetos: trayendo un objeto que lleve oculta la maldición, definitivamente se obtiene una maldición en contra de nosotros.

 

El tercero, se relaciona con las malas actuaciones en forma permanente:

Lo tenemos escrito: Proverbios / Mishle 3:33: La maldición de Adonai está en la casa de los impíos; mas él bendice la morada de los justos.

Posiblemente una variante de ella es la que se llama “sembrar y cosechar”: lo que ha hecho uno en el pasado, es lo que volverá, en algún momento a nosotros.

 

El último, es el de las maldiciones generacionales

Maldiciones generacionales

Este tipo de maldición es la que se pasa a través de la línea familiar de una generación a otra.

Todos podemos y estamos en capacidad de recibir una herencia espiritual de nuestros padres, y esta herencia espiritual incluye bendiciones y maldiciones.

Devarim / Deuteronomio 5:9 Yo soy el Eterno, Adonai, Elohim celoso, que visito (reviso) la iniquidad de los padres en los hijos, hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,.

Lo que esto significa es que los pecados y las conductas destructivas que los padres no conquistan serán los que sus los niños son más susceptibles y propensos hacia ellas.

 

De esta podemos derivar la “maldición por desobediencia”

Deuteronomio / Devarim 28:15-28

Y será, si no obedeces al Señor, tu Elohim, cumplir para cumplir todos Sus mandamientos y estatutos que yo te mando hoy, que todas estas maldiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán…

 

Quizás podemos mencionar además. las que elevan los profetas, porque ellos gozan de protección Divina como vemos en Tehilim / Salmos 105:15

“No toquéis a Mis ungidos, y no dañéis a Mis profetas”.

Maldicion de los profetas

Y uno de los ejemplos, está en Jeremías 17: 5,

Así dice el SEÑOR; Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Adonai.

También en esta otra

Malachi 2:2 Si no lo haces, y si no tomas en serio el honrar mi Nombre, dice el Señor de los Ejércitos, enviaré la maldición sobre ti y maldeciré tus bendiciones. De hecho, ya  he maldecido, porque no te lo tomas en serio.

 

Literatura judía

 

En la literatura post talmúdica encontramos el Sefer ha-Razim,

Allí, por ejemplo, se nos enseña que los “ángeles de Himah” (ira) que son los que ocupan el segundo campamento del primer nivel del cielo llevarán a cabo una variedad de maldiciones bajo el mando de aquella persona que esté debidamente preparada.

Estos, infligirán ” combate y guerra; están listos para atormentar y torturar a un hombre hasta la muerte “.

Existen fórmulas específicas de la maldición que incluyen volcar un bote, colapsar una pared, enviar a alguien al exilio, romper huesos, cegar, e incluso hacer fracasar los negocios.

Dicho Sefer ha-Razim, tiene textos que han imitando las prácticas mágicas paganas griegas, requiriendo de materia mágica junto con rituales y conjuros específicos.

El tiempo y las influencias astrológicas también pueden aumentar o mitigar el poder de una maldición.

 

Resultados de las maldiciones:

 

Cualquiera de las anteriores puede terminar en:

1.- Enfermedad de todo tipo.

La evidencia está en los siguientes párrafos:

“El Señor te afligirá con los forúnculos de Egipto y con tumores, úlceras supurantes y picazón, de la que no puedes ser curado”.

El Señor te afligirá con locura, ceguera y confusión mental.

Al mediodía, buscarás a tientas como una persona ciega en la oscuridad.

No tendrá éxito en todo lo que haga; día tras día serás oprimido y robado, sin nadie para rescatarte “(Deuteronomio / Devarim  28: 27-29).

Se explica en algunos casos que las personas sufren de alguna enfermedad, en las cuales parece no haber cura, esto es porque hay una maldición en la familia

También se suele asociar a eventos cuando las personas sufren consecutivamente muchos accidentes en sus vidas, que no se repiten en otras personas, bajo las mismas circunstancias

 

2.-  Derrota.

Muchas veces al caminar en contra de la voluntad del Eterno, el pueblo judio fue vencido y derrotado por sus enemigos.

A nivel personal, puede verse eventos en los que permanentemente se fracase ante cualquier situación, o proyecto que se emprenda.

Aunque no necesariamente significa que hay una “maldición” de por medio, porque HaShem puede tener programado alguna situación que no era precisamente la que buscábamos pero, nos lleva a estar bien, contento y satisfecho.

Por ello la expresión “Gam zú letová” que literalmente quiere decir que “esto es para lo bueno”.

3.- Problemas familiares

 

Altos índices de divorcio, divisiones familiares, las peleas entre parientes, las familias que se dispersan,  niños que terminan encarcelados y las relaciones extrañas. se suelen asociar como resultantes de maldiciones

Ejemplos en la Torá:

“Te desposarás con una mujer, y otro varón dormirá con ella: edificarás una casa, y no habitarás en ella; plantarás una viña, y no la recogerás” (Deuteronomio 28:30)

 

“Tus hijos y tus hijas serán entregados a otro pueblo, y tus ojos lo verán, y desfallecerán por ellos todo el día; y no habrá fuerza en tu mano” (Deuteronomio 28:32).

 

“Engendrarás hijos e hijas, pero no los disfrutarás; porque irán en cautiverio “(Deuteronomio 28:41)

 

4,- POBREZA, INCAPACIDAD DE PRODUCIR

“Maldita será tu canasta y tu tienda ” (Deuteronomio 28:17)

 

“Y andarás a tientas al mediodía como el ciego anda a tientas en la oscuridad, y no prosperarás en tus caminos; y solo serás oprimido y arruinado para siempre, y nadie te salvará” (Deuteronomio / DEvarim 28:29).

 

Esta recae sobre las finanzas de los individuos en los cuales la capacidad de obtener riqueza nunca llega Y no se trata que hay que ser pobres o vivir en la pobreza.

Las personas bajo esta maldición nunca tienen nada. Son continuamente oprimidos o se transforman en  DEUDORES permanentes

Se vuelven casi que “esclavas” de sus acreedores.

Escrito está “Porque no serviste a Adonai tu Elohim con gozo y con gozo de corazón, por la abundancia de todas las cosas.

Por tanto, servirás a tus enemigos que El Eterno enviará contra ti, con hambre, con sed, con desnudez y con falta de todo; y pondrá yugo de hierro sobre tu cuello hasta que te destruya. (Deuteronomio / Devarim 28: 47-48)

 

Asi repasamos acerca de las maldiciones, aprovechando la parasha Balak

En otra entrega revisaremos, desde el punto de vista del judaísmo, cómo deshacer las maldiciones.

 

30 de Junio de 2018 – 17 de Tamuz de 5778

 

  1. Aclaración: Este tema está revisado bajo la óptica del judaísmo aunque con el transcurrir del tiempo muchos de los conceptos se fueron mezclando con los de otras culturas por lo cual parecieran “no propias” del judaísmo sino de otras religiones y creencias.

.