Tag Archive Medio Oriente

PorMax Stroh Kaufman

El Impacto del judaísmo en la Civilización – Segunda Parte

El Impacto del judaísmo en la Civilización – Segunda Parte

3.- La Visión Judía

Continuación de la primera parte

 

Del libro “History of the Jews and A History of Christianity” escrito por Paul Johnson, historiador cristiano se extrae el siguiente concepto:

“Certeramente, el mundo sin los judíos hubiera sido un lugar radicalmente diferente. Probablemente la humanidad hubiera eventualmente tropezado con todos los conceptos judíos.

Pero no podemos estar seguros.

Todos los descubrimientos conceptuales del intelecto humano parecen obvios una vez que han sido revelados, pero requiere de un genio especial para formularlos por primera vez.

Los judíos tienen este regalo.

A ellos les debemos la idea de igualdad frente a la ley, tanto divina como humana…

La santidad de la vida y la dignidad de la persona humana; de la conciencia individual y por eso de una redención personal; de una conciencia colectiva y por eso de una responsabilidad social; de la paz como un ideal abstracto y del amor como el fundamento de la justicia, y muchos otros elementos que constituyen la base moral de la mente humana.

Sin los judíos hubiera sido un lugar mucho más vacío”

Una cosa hay que tener en cuenta: el judaísmo no es simplemente un manojo de bellas costumbres y tradiciones.

Implica un sentido de idealismo y fe; de ley y amor; de literatura e historia, y también una forma de vida.

Ha servido para conectar a la gente a Su Creador, creando entre ellos, una relación de trabajo.

A través del libro de oraciones de cualquiera de las festividades se encuentran enumeradas las muchas maneras en que lo amamos: “Somos Tus hijos, y Tú nuestro Padre…Somos Tus amigos, y Tú nuestro amado….”

La historia nos cuenta, que muchos años antes de que existieran las grandes civilizaciones como la griega,  había una nueva nación emergente cuyo funcionamiento era más parecido al de una gran familia, en la cual, todos sus integrantes señalaban a un hombre llamado Abraham como su antecesor.

Ellos eran considerados como un pueblo extraño por sus vecinos, y más aún, con una religión extraña: aseguraban que su creencia se basaba en la existencia de un solo Dios.

Este era una entidad Todopoderosa, infinita e invisible, quien había sido capaz de crear todo lo conocido y aún lo desconocido por el hombre, lo cual se constituía en un concepto completamente diferente a lo que manejaba cualquiera de las naciones que los precedieron.

 

También afirmaban que todos ellos, 600.000 hombres y un número no contado de mujeres ancianos y niños – habían escapado milagrosamente de la esclavitud en Egipto, que en ese entonces era el imperio más poderoso de la tierra, única y exclusivamente gracias a la intervención milagrosa de su Dios.

La referencia más antigua que se tiene del nombre Israel data del año 1210 antes de la era común grabado en la Estela de Merenptá, en el cual se cita a Israel como un pueblo, o grupo de gente, aunque no está asociado a un lugar geográfico.

Otra de sus afirmaciones fue que, después de su gran escape, llegaron a una montaña, ubicada en una región árida y desértica, llamada Monte Sinaí, donde todos y cada uno de ellos tuvieron un encuentro con Su Dios.

Este encuentro, les permitió recibir un código de comportamiento, compilado en un libro llamado la “Torá”, al cual les fue ordenado seguir minuciosamente.

Todo porque los pueblos existentes en esa época creían en todo tipo de cosas sobre relaciones divinas con los seres humanos, y que podían influir en todas las decisiones que ellos tomaran,

Desde ese punto de vista, lo ocurrido con dicha nación no se constituía en un evento tan maravilloso o que pudiera ser considerado como increíble.

Tampoco fue considerado como extraño tener un código legal especial, porque ya existían algunas formas de legislación entre las naciones; lo que si llamaba la atención era el hecho muy particular…

Ellos no honraban a ninguno de los dioses comunes, sino que mostraban una extrema reverencia a un solo Dios, una sola ley entregada por ese Dios y que no podía ni debía ser modificada.

 

4.- VALORES

A continuación, algunos de los valores esenciales de la humanidad, que son considerados universales:

  1. Respeto a la Vida Humana: En un mundo perfecto, toda la gente debe tener la garantía del cumplimiento de ciertos derechos humanos básicos, los cuales deben estar encabezados por el derecho a la vida. Las personas deben poder vivir sin sentir miedo constantemente y con una cierta dignidad básica.
  2. Paz y Armonía: En todos los niveles – ya sea comunal o global – la gente y las naciones deben coexistir en paz y armonía, y respetándose los unos a los otros.
  3. Justicia e Igualdad: Toda la gente, sin importar su raza, sexo, estatus social, debe ser tratada igualitariamente y con justicia.
  4. Educación: Todos deben recibir una educación básica que le garantice a los individuos un conocimiento funcional dentro de la sociedad.
  5. Familia: Una estructura familiar fuerte y estable es necesaria ya que sirve como la fundación moral de la sociedad y como la institución más importante para educar/socializar a los niños.
  6. Responsabilidad Social: En todos los niveles, tanto individual como comunitario, nacional y global, todas las personas debemos tomar responsabilidad por el mundo.

Esto se debe y tiene que ver reflejado en la participación y la existencia de organismos o entes sociales que se encarguen de contribuir a la eliminación de cierto tipo de  preocupaciones básicas como las enfermedades, la pobreza, el hambre, el crimen, los problemas relacionados con las drogas, al igual que cuestiones de protección del medio ambiente y los animales.

¿Podría ser cierto que los valores morales que tenemos actualmente, de los cuales están mencionados algunos arriba, no tienen su origen en una de las grandes civilizaciones sino que los hemos heredado de un pueblo pequeño, tal vez el más insignificante de todos, y que ha habitado en un diminuto pedazo de tierra en la región de Medio Oriente?

La respuesta es muy sencilla:

En el momento en que este pueblo recibe la Torá, se hace acreedor y portador de un “manual de instrucciones” a través del cual  ellos, los judíos, promulgaban la necesidad de la existencia de unos derechos humanos básicos;

1.- el derecho a la vida,

2.- la educación,

3.- el trato igualitario,

4.- la responsabilidad ante los hechos delictivos,

5.- la vida en familia y en comunidad,

6.- el empeño de perseguir la verdad, etc.

Todas esas actitudes, han permitido el surgimiento de unos ideales de contribuir, de renovar, de transformar el pensamiento permanentemente evolutivo.

Ellas se constituyen en la singularidad del aporte judío en los anales a la cultura, los cuales están muy cercanos del estándar que maneja la civilización actual.

Continuará con la tercera parte … Impacto del judaismo en la civilización

10 de Noviembre de 2010 – 30 de Jeshvan de 5771

PorMax Stroh Kaufman

Palestina o el Estado Palestino

Palestina o el Estado Palestino

Reproducción fidedigna (Copy and Paste) de la revista del Medio Oriente www.revistamo.org

 

“Palestina”

La directora ejecutiva de CAMERA, Andrea Levin, en un artículo– que escribió en 2011 a raíz de la indignación generalizada que suscitaron las declaraciones de Newt Gingrich respecto del origen de los palestinos – señalaba la ausencia de una identidad nacional palestina distintiva aparte de la identidad árabe mayor ha sido afirmada incluso por muchos árabes:

“George Antonius, un historiador árabe, se asegura de que no haya ningún malentendido… en The Arab Awakening (1939): ‘Salvo que se especifique lo contrario, el término Siria será utilizado para denotar el conjunto del país de ese nombre que ahora está dividido en Mandatos de Siria y Líbano (Francia) y Palestina y Transjordania (Gran Bretaña)’”.

“El extremista muftí de Jerusalén se opuso originalmente al Mandato de Palestina sobre la base de que separaba Palestina de Siria; y enfatizó que no existía ninguna diferencia entre los árabes sirios y los palestinos en cuanto a sus características nacionales o costumbres. Aún en mayo de 1947, los representantes árabes le recordaron a la ONU en una declaración formal que ‘Palestina era… parte de la Provincia de SiriaPolíticamente, los árabes palestinos no eran independientes en el sentido de formar una entidad política separada…’” (The Palestinians People, History, Politics;edited by Curtis,Neyer, Waxman and Pollack; 1975, p. 200)

Otros líderes y académicos árabes, refería Levin, han afirmado la inexistencia de una histórica nación palestina distintiva. Uno de los más famosos es el historiador árabe-estadounidense, y profesor de la Universidad de Princeton, Philip Hitti, que testificó contra la partición ante el comité anglo-americano en 1946, quien aseguró que:

No existe tal cosa como ‘Palestina’ en la historia, absolutamente no… [Es] un pequeño punto en la parte sur de la costa este del mar Mediterráneo, rodeado por una vasta mayoría de tierras del territorio árabe musulmán, comenzando con Marruecos, continuando a través de Túnez, Trípoli y Egipto y descendiendo hasta la propia Arabia, luego ascendiendo a Transjordania, Siria, Líbano e Iraq – un sólido bloque árabe parlante…”. (Efraim Karsh, Palestine Betrayed)

Levin señala que quizás la declaración más dramática en este sentido, es la que realizó Azmi Bishara en una entrevista televisada en 2009:

“Bueno, no creo que exista una nación palestina en absoluto. Creo que existe una nación árabe, siempre pensé así y no he cambiado de idea. No creo que haya una nación palestina, creo que es una invención colonial… ¿Cuándo hubo algún palestino? ¿De dónde vinieron? … Palestina era la parte Sur de la Gran Siria”.

Y, en unas reveladoras declaraciones durante una entrevista con el diario holandés Trau, el 31 de marzo de 1977, Zahir Muhsein – miembro del Comité Ejecutivo de la OLP –, afirmaba:

“El pueblo palestino no existe. La creación de un Estado Palestino es sólo un medio para continuar la lucha contra el estado de Israel.

En realidad, hoy no existen diferencias entre jordanos, palestinos, sirios y libaneses. Sólo por razones políticas y tácticas hablamos de la existencia de un pueblo palestino, ya que los intereses nacionales árabes demandan que postulemos la existencia de un ‘Pueblo palestino’ distinto para oponerse al sionismo”.

De hecho, la propia Organización para la Liberación Palestina (OLP) fue creada por la Liga Árabe recién en 1964, durante una Cumbre en Alejandría a instancias del presidente egipcio Gamal Abdel Nasser.

 

Reproducción fidedigna (Copy and Paste) de la revista del Medio Oriente www.revistamo.org

PorMax Stroh Kaufman

Territorios ocupados por Israel

Territorios ocupados y las resoluciones de la ONU

El 17 de diciembre es recordado por el estado de Israel como el día en el que las Naciones Unidas emitieron la resolución 497 del consejo de seguridad, del año 1981, en el cual se resuelve que:

“la decisión israelí de imponer sus leyes su jurisdicción y su administración al territorio sirio ocupado de las alturas del Golán, es nula, sin valores y no tiene efecto desde el punto de vista universal. Exige que Israel, la potencia ocupante, se retire inmediatamente”

Si se quiere hacer un poco de historia respecto a esta situación, el 14 de Diciembre del mismo año, el entonces Primer Ministro Menajem Beguin, hizo pública una ley de aplicar la Ley de Jurisdicción y Administración al área descrita, luego de una rápida discusión de 6 horas con una votación de 63 a favor y 21 votos  en contra, la cual fue tomada porque, en sus declaraciones, el Primer Ministro, dijo a todos los medios incluido el Jewish Telegraphic Agency, los siguientes aspectos:

1.- No hay perspectivas de las negociaciones de paz con Siria en el futuro previsible.

Beguin dijo que había invitado muchas veces a Siria a sentarse a la mesa de negociaciones, pero nunca respondió. Entonces, “¿Hay que esperar, posiblemente cinco generaciones, para que los sirios quieran cambiar de opinión?”

2.- El presidente sirio, Hafez Assad había declarado, unos días antes de que “incluso si la Organización de Liberación Palestina reconociera a Israel como estado, Siria no podría reconocerlo.

3.- Los palestinos han rechazado igualmente 20 años de propuestas israelíes, que culminaron en el rechazo más reciente de Israel hacia la ONU, pidiendo el reconocimiento de un Estado palestino a través del discurso de Abbas en la Asamblea General en el que querían demonizar a Israel.

Durante dos décadas hemos mantenido abierta la posibilidad de crear un Estado para ellos. Es el momento de tomar esa opción fuera de la mesa.

¿Cuántas generaciones más debemos esperar a que ellos cambien de opinión?

4.-  Históricamente, los Altos del Golán han sido siempre considerados como una parte integral de la “Tierra de Israel (1) (2) (3) (4)”, y por lo tanto los motivos para la anexión eran,  razones morales, políticas y de seguridad nacional.

5.- Deberíamos anexar a Judea y Samaria en nuestros propios términos, para proporcionarle allí,  formas de autonomía a los ciudadanos no israelíes allí, además de los derechos políticos y las leyes de ciudadanía, que se extienden a toda la ley israelí, la jurisdicción y la administración.

Las respuestas ante dicho hecho, no se hicieron esperar por parte de la administración Reagan, la (entonces) Unión Soviética, Egipto y Siria, acusando que se habían violado los tratados de Camp David.

También hubo opiniones como las del entonces presidente de Francia, Francois Mitterrand, y el Ministro de Relaciones Exteriores, Claude Cheysson, quienes expresaron que, esta actitud, no contribuye a búsqueda de la paz global

Sin embargo, Menajem Begin dijo que, Israel no es una “Banana Republic” ni un estado avasallado el cual no se quedará callado ni impune ante cualquiera de las medidas de amenaza o castigo.

Vemos como el asunto de los territorios ocupados y las decisiones israelíes consideradas como autónomas, no son nada nuevas sin embargo, ¿qué es lo que la historia ha demostrado acerca de lo que se observa en esta zona del mundo?

Tres cosas a grandes rasgos:

la primera, como cita Wikipedia® es que De acuerdo a la Oficina Central de Estadísticas de Israel, a fines de septiembre de 2007, la población del Sub distrito Altos del Golán, perteneciente al Distrito Norte de Israel, era de aproximadamente 40.400 habitantes, de los cuales 21.400 son árabes sirios (19.300 de religión drusa y 2.100 musulmanes), aunque pueden optar a la ciudadanía israelí, y 19.000 son israelíes judíos, que viven en más de 30 asentamientos.

La segunda es que, en los alrededores de los Altos del Golán se encuentra una gran variedad de enclaves con actividades para los turistas y los excursionistas todo el año.

Los visitantes que acuden a los Altos del Golán pueden alojarse en cualquiera de los cientos de casas de huéspedes rurales, recorrer sus yacimientos arqueológicos, como las necrópolis de más de 4.000 años de antigüedad y el Rujum al-Hiri (el Círculo de los fantasmas en hebreo o en árabe, Montón de piedras del lince), estructura megalítica de más de 5.000 años de antigüedad la cual se usaba como observatorio astronómico; sus reservas naturales únicas, los acantilados de basalto, la posibilidad de disfrutar de bodegas con encanto, del esquí en el Monte Hermón, del avistamiento de águilas, y de apreciar y compartir de las delicias gastronómicas en su gran variedad de restaurantes, además de experimentar la hospitalidad drusa en uno de los pueblos drusos del norte del Golán y mucho más.

La tercera se basa en la reactivación de la economía vista en esta zona (Territorios Ocupados):

Ella se basa en la agricultura y la industria; un área de 36.000 dunams (5) de esta tierra está siendo cultivada, produciendo, en especial, uvas para la elaboración de vinos.

Otros 40.000 dunams son reservados como pastizales naturales, en donde se mantienen más de 20.000 cabezas de ganado y ovejas para la producción de carne y otras 3.500 cabezas para la producción de productos lácteos.

Hay aproximadamente 30 empresas industriales en el Golán.

En contra de toda esta vida tranquila de la zona y, a pesar de la existencia de la misión de los observadores (UNDOF), la ONU a través de los medios periodísticos internacionales como la Radio Rusa, ha declarado en múltiples ocasiones, que sus soldados son amenazados desde la parte siria de la frontera y se ven obligados a prestar asistencia médica a los rebeldes heridos en los combates con los soldados del Ejército gubernamental;

A través de la ABC News que tanques sirios han entraron en la zona desmilitarizada los Altos del Golán, desde el pasado 3 de noviembre del año en curso, ubicándose a tan sólo unos kilómetros de las posiciones militares de las FDI a lo largo de la frontera israelí, colocando en riesgo a las poblaciones allí ubicadas.

Entonces, ¿Quién perjudica a quién?

La pregunta se da porque, desde el año  2008 se reiniciaron las negociaciones, bajo la mediación de Turquía en las que se daba por supuesto que Israel devolvería el Golán (Territorios Ocupados) siempre y cuando Siria pusiera fin a su apoyo a las milicias palestinas, al Hizbulá, y a su alianza diplomática con Irán, pero se ve a luz pública que a la fecha no ha habido resultados.

Nunca, los movimientos políticos que caen dentro del concepto de arbitrarios, como el de los territorios ocupados, en el caso expuesto, han tenido la razón, en ningún país del mundo;

Sin embargo, si se observa el resultado de una convivencia pacífica, con todos los derechos civiles y democráticos para los que residen en la zona de los Altos del Golán,  sumado a las razones históricas de su ocupación, le da a Israel, la “razón” de continuar desarrollando el manejo de lo que se llama “La Tierra Prometida” , a construir un muro para separar el los pueblo de Majdal Shams en el territorio independiente pero gobernado por Israel, de esa altiplanicie, al de los poblados al-Oude y Ain al-Tinah, en Siria. y, por supuesto, a defenderse de amenazas inminentes como los nuevos acercamientos del ejército sirio a la zona.

(1)     En tiempos bíblicos el área era conocida como Bashán; la palabra ‘Golán’ aparentemente deriva de la ciudad bíblica ‘Golán en Bashán’, Devarím / Deuteronomio, 4:43, como está escrito: a Bet-Peor, en el desierto, en la tierra de la planicie, para los rubenitas; y a Ramot, en Guilad, para los gaditas; y a Golán, en el Bashán, para los menashitas.
Et betzér bamidbar beéretz hamishór laRuvení veét Ramot baGilád laGadí veét Golán baBashán laMenashí.

 

(2)     Otra referencia que se tiene al respecto es a partir del hecho que, el rey jasmonéo Alexander Janai (103-76 Antes de la Era Común) anexó el Golán a su reino.

Los griegos llamaron ‘Gaulanitis‘ al área, un nombre que también fue adoptado por los romanos, que condujo a la aplicación actual del término ‘Golán’ a toda el área.

Gamla pasó a ser la principal ciudad del Golán y fue el último territorio judío que cayó en manos de las legiones romanas durante la Gran Revuelta, cayendo en el año 67 (ver Josefo, Las Guerras Judías, cap. 13).

(3)     La batalla decisiva en la que los árabes, bajo el mando del califa Omar, aplastaron a los bizantinos, conducidos por el emperador Heraclio, estableciendo el control islámico sobre lo hoy es Israel, Jordania, Líbano y Siria, se produjo en el valle del Yarmuk, en la ladera sur del Golán, en el año 636.

Los asentamientos judíos organizados en el Golán llegaron a su fin en esa época.

(4)     En 1891, el barón Rothschild compró aproximadamente 18.000 acres de tierra, a unos 15 Km. al este de Ramat Magshimim, en lo que hoy es Siria.

Inmigrantes de la Primera Alia (1881-1903) se asentaron en esas tierras, pero fueron obligados a dejarlas por los turcos en 1898.

Dunam: era considerado, en la antigüedad, como la cantidad de tierra que un hombre podía arar en un día, y equivale a un área entre 1000 a 2500m2 según la zona donde se evalúe.

 

17 de diciembre de 2012 – 4 de Tevet de 5773