Tag Archive Monte Sinai

PorMax Stroh Kaufman

El regalo de la Torá

El regalo de la Torá

 

Hace unos días, celebramos haber recibido la Torá, un regalo entregado a una nación y/o a un pueblo que estaba cansado de haber vivido un largo período de esclavitud pero, que en esta fecha, ya había sido liberado

Aunque su situación en la travesía no pareciera que fuera la mejor.

Estar en un lugar inhóspito, a veces sin alimentos, a veces sin agua potable..

Esto fue un momento realmente trascendental si analizamos el proceso de preparación que tuvo, y cada año, como judíos,lo recreamos durante la festividad de Shavuot:

Una de las cosas que hacemos es quedarnos despiertos toda la noche para aprender la Torá como un tikun para el pueblo judío que durmió la noche anterior a la Entrega de la Torá.

Por supuesto que actuamos como si nos la estuvieran entregando el día de hoy y no hace más de 3000 años

Otra es decorar nuestras casas con flores para recordar la belleza de Har Sinai.

Por supuesto no podemos olvidar que comemos mucho pastel de queso y otros productos lácteos…

Todo para recordar que el pueblo de Israel sólo podía comer lácteos hasta esta fecha.

Pero, ¿que pasa con los regalos?

Todos sabemos que los regalos tienen dos propósitos

Uno de ellos, “Salir del paso”

Sabemos que “Salir del paso” es hacer algo para sólo para cumplir una necesidad o una obligación…

Esto usualmente sin fijarnos bien porque o como hicimos, y también implica poca calidad .

Quien toma esa actitud, generalmente no quiere dar más de lo necesario.

Sólo da lo mínimo, con tal de quedar bien, o al menos cumplir..

El otro extremo es el del regalo que se da con generosidad.

Un regalo que busca la felicidad de quien lo recibe

Aquel que se recibe como algo maravilloso. Que con sólo mirar el envoltorio. emociona..

El regalo que al abrirlo, nos llena de dicha y felicidad.

“Muchos regalos fracasan porque nos olvidamos de la persona a la que se los vamos a hacer…

Pero en el caso del pueblo judío, El Eterno, quien fue que nos lo dió, sabía muy bien el propósito de dicho regalo.

Así nos pasa a todos… Los comienzos son emocionantes, las cosas nuevas son emocionantes, a todos nos ha sucedido.

Y entonces?

Sin embargo,, como todas las festividades, ellas se terminan y volvemos a nuestras vidas programadas regularmente

Y el regalo, tarde o temprano, suele quedar archivado “en un rincón”

Y así también, pronto llegarán otras fechas que no son alegres, que nos recuerdan eventos trágicos, como por ejemplo, el 9 de Av.

Entonces es cuando muchos volvemos a “revisar” el regalo que nos entregó El Eterno, para buscar una explicación o un consuelo…

Es allí cuando empezamos a sentir que hay que hacer de la Torá…

Un regalo nuevo para todos los días,por el contenido que hay en ella.

Al optar por esta opción, aprenderemos algo nuevo cada día  

Porque somos “una nación de sacerdotes”, estamos llamados. día a día, a revisar su contenido y mejorar nuestra relación con Hashem, de la que obtendremos resultados inesperados.

 

26 de Mayo de 2018 – 13 de Iyar de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Dayenu – Fonética y Traducción

DAYENU

Este Dayenu es una de las canción tradicionales del Seder de Pesaj.

Traduce literalmente, nos basta (nos bastaría o nos hubiera bastado).

Cuando la leemos, a veces no caemos en cuenta de su contenido, por ello es que hoy, la dejamos plasmada, para el conocimiento de todos y que podamos y aprendamos a reflexionar, hasta donde, en nuestras vidas en general podemos decir… nos hubiera bastado

NOS BASTARÍA

 

Kama ma’a lot tovot lamakom aleinu.

Ilu hotziíanu mimitzraim, veló asá bahém shfatim, dayenu.

Ilu asá bahém shfatím, veló asá vailohéihem, dayenu.

Ilu asá vailohéihem, veló harág et bijoraíhem, dayenu.

Ilu harág et bijoraíhem, veló natán lánu mamonám, dayenu.

Ilú natán lánu mamonám, veló kará lánu et hayám, dayenu.

Ilú kará lánu et hayám, veló heevairánu bitojó bejeravá, dayeinu.

Ilu heevairánu bitojó bejeravá, veló shiká tzaréinu betojó, dayenu.

Ilu shiká tzaréinu betojó, veló sifék tzarjaínu bamidbar arbaím shaná, dayenu.

Ilu sifék tzarjaínu bamidbar arbaím shaná, veló heejilánu et hamán, dayenu.

Ilu heejilánu et hamán, veló natán lánu et hashabat, dayenu.

Ilú natán lánu et hashabat, veló karvánu lifnéi har Sinai, dayenu.

Ilu karvánu lifnei har Sinai, veló natán lánu et hatorá, dayenu.

Ilu natán lánu et hator, veló hijnisánu le Eretz Israel, dayeinu.

Ilú hijnisánu leEretz Israel, veló baná lánu et bait habjirá, dayenu.

NOS BASTARÍA

Si Él nos hubiera sacado de Egipto, y no hubiera llevado a cabo juicios contra ellos Dayenu, ¡nos habría bastado!

Si Él hubiera llevado a cabo juicios contra ellos, y no contra sus ídolos Dayenu, ¡nos habría bastado!

Si Él hubiera destruido sus ídolos, y no hubiera golpeado a su primogénito Dayeinu

Si Él hubiera herido a su primogénito, y no nos hubiera dado su riqueza Dayenu, ¡nos hubiera bastado!

Si Él nos hubiera dado su riqueza, y no hubiera dividido el mar para nosotros Dayenu, ¡nos habría bastado!

Si Él hubiera dividido el mar por nosotros, y no nos hubiera llevado a través de él en tierra firme, Dayenu, ¡nos hubiera bastado!

Si Él nos hubiera llevado a través del mar en tierra firme, y no hubiera ahogado a nuestros opresores en él Dayenu, ¡nos habría bastado!

Si Él hubiera ahogado a nuestros opresores en él, y no hubiera suplido nuestras necesidades en el desierto durante cuarenta años Dayenu, ¡nos habría bastado!

Si Él hubiera suplido nuestras necesidades en el desierto durante cuarenta años, y no nos hubiera dado el maná Dayenu, ¡nos habría bastado!

Si Él nos hubiera dado el maná, y no nos hubiera dado el Shabat Dayenu, ¡nos hubiera bastado!

Si Él nos hubiera dado el Shabat, y no nos hubiera traído antes del Monte Sinaí Dayenu, ¡nos hubiera bastado!

Si Él nos hubiera traído ante el Monte Sinaí, y no nos hubiera dado la Torah Dayenu, ¡nos hubiera bastado!

Si Él nos hubiera dado la Torá, y no nos hubiera traído a la tierra de Israel Dayenu, ¡nos hubiera bastado!

Si Él nos hubiera traído a la tierra de Israel, y no hubiera construido para nosotros el Beit Habejira (Casa Elegida, el Beit Hamikdash) Dayenu, ¡nos hubiera bastado!

321judaismo.com

29 de marzo de 2018 – 13 de nisan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Tocar el Shofar

10 razones para tocar el shofar

Esta lista fue recopilada en siglo 10 de la Era Común, por el Sabio y Rabino Saadia Gaon.

1. Tocar el Shofar es hacer sonar la trompeta que anuncia la coronación de un rey.

Es por eso que se utiliza en Rosh Hashaná, el cumpleaños del universo.

En ese momento aceptamos el liderazgo de Hashem.

Nuestras oraciones y las ráfagas del sonido del shofar son parte de la ceremonia de coronación en la que Congregación de Israel corona a Hashem como Su Soberano.

2. Tocar el Shofar nos invita a examinar nuestras acciones y volver a Hashem, que siempre nos acepta siempre que seamos sinceros.

Es por eso que hacemos sonar el Shofar, especialmente en Rosh Hashaná, que es el primero de los diez días de arrepentimiento o Aséret Yemíi Teshuvá.

3. Tocar el Shofar nos invita a recordar que Su Sonido se escuchó cuando la Torá fue dada en el Monte Sinaí, por ello, nos enseña que debemos estudiar y a recapacitar sobre la palabra de Hashem.

4. Tocar el Shofar nos recuerda el sonido de la voz de los Profetas (Neviím), cuyas voces sonaron para llamar a la gente a hacer justicia y misericordia y a seguir por los caminos santos de HaShem.

5. Tocar el shofar nos trae a la  memoria los sonidos de un llanto amargo, el cual nos recuerda la destrucción del Santo Templo (Beit HaMikdash), y por lo tanto nos llama a trabajar y rezar para la Redención (Gueulá).

6. El Shofar,  porque es un cuerno de carnero, nos recuerda la Akedát Itzjak o Sacrificio de Itzjak, cuando Hashem proveyó un carnero para que fuera sacrificado en su lugar.

Es por ello que estamos llamados a ser tan fieles a Hashem como lo fue Abraham, y ser inspirados por su ejemplo de sacrificio y el amor a HaKadosh Baruj Hu.

7. Tocar el Shofar y escuchar su sonido, nos llama a ser humildes: su poderoso y explosivo sonido, nos recuerda el poderío de Hashem y el hecho de que Hashem está en todas partes, en todo momento.

8. En el Día del Juicio, un shofar se tocará para anunciar El Reinado de Hashem:

El Shofar suena entonces, para recordarnos que  debemos prepararnos para el minucioso examen de todos nuestros actos, evaluados por Hashem.

9. El Shofar anuncia el regreso jubiloso a la libertad y la paz cuando todos regresemos a Jerusalém, en el tiempo del Mashíaj, por lo tanto, nos recuerda que debemos ser firmes en nuestra esperanza y nuestra fe en el poder salvador de Hashem.

10. El shofar se tocará en los tiempos mesiánicos en anunciando la redención de todo el mundo, y el momento cuando todas las naciones reconocerán que Hashem es Uno.

 

27 de agosto de 2013 – 21 de Elul de 5773