Tag Archive Parasha Vayetze

PorMax Stroh Kaufman

Los ángeles suben y bajan la escalera

 

Y los ángeles suben y bajan la escalera.

 

Y soñó; y he aquí una escalera que estaba apoyada en la tierra; y su extremo superior llegaba al cielo; y he aquí que los ángeles de Elohim subían y bajaban por ella;

Vayajalóm vehíne sulám mutzáv artzá veroshó maguía hashamáima vehíne malajéi Elohim olím veyordím bo.

Así comienza la parashá Vayetz y es de ella, los ángeles que suben y bajan la escalera, a quienes vamos a dedicar unas palabras.

 

¿Qué son los ángeles?

Todos sabemos que son unas criaturas, creadas por El Eterno, para “ayudarle” en sus funciones, como “mensajeros de su palabra”

 

Lo dio a entender el profeta Zacarías / Zajária, cuando explica que ellos “son criaturas santas con vastas capacidades espirituales, pero no pueden hacer ni menos ni más que la capacidad a ellos dada por HaShem”

 

De los ángeles, es mucho lo que se ha hablado y se seguirá hablando: también se le ha dado diferentes clasificaciones y, en el judaísmo la clasificación que se maneja es la elaborada por Maimónides, en 10 tipos de ellos, desde el más básico (Benei Adam) hasta el más elevado (Jayot / Chayot).

 

Y sí: son ángeles que nos hablan, se sientan con nosotros, se paran, caminan, suben escaleras, vuelan, montan a caballo, usan armas, nos escoltan al cielo o al Gehinom, nos llevan profecía, son intermediarios en el diálogo con HaShem, cantan en el coro celestial del Eterno (Kadosh, Kadosh, Kadosh), hacen la voluntad de Nuestro Creador, graban nuestros hechos en el libro de la vida, nos llevan y nos traen mensajes divinos, actúan como conserjes celestiales y guardias de seguridad (llamados en ocasiones como ángel guardián), nos levantan el ánimo, y nos ayudan en tiempos de necesidad.

 

Sabemos también, por enseñanzas de nuestros sabios, que cuando cumplimos una mitzvá creamos un ángel bueno y cuando cometemos una falta creamos un ángel de esos que llamaríamos “del bando contrario”, quienes son los que nos va a JUZGAR

Nuestros ángeles en cuestión, los que suben y bajan las escaleras, Suben hacia el Todopoderoso, para gozar de su presencia, bajan hacia nosotros para obedecer a sus órdenes, Porque fue Él, quien les encargó de protegernos con sus cuidados…

Cuando suben en dirección a la contemplación de HaShem, buscan la verdad y se sacian de ella constantemente.

Cuando descienden, son ellos los que nos amparan en todos nuestros caminos.

Teniendo en cuenta que estas criaturas, son mensajeros del Todopoderoso que nos son enviados para nuestra ayuda.

Como sucede en el caso del Shabat, que hay multiplicidad de ángeles escoltando nuestro camino de regreso del servicio religioso hacia la residencia.

En el caso de Yaakov, quien más adelante se llamará Israel, le estaban mostrando, mediante el acto físico de subir y bajar escaleras, todos los altos y bajos por los cuales tendría que atravesar…

Porque sus acciones podrían elevarlo a un nivel inclusive superior al de los ángeles, pero que también podrían llevarlo a un nivel inferior al de los animales.

Con ello, daría ejemplo al resto de la humanidad.

Mostrándole que, los humanos, al poseer alma, trascendemos y somos superiores a los mismos ángeles, porque somos seres dinámicos, que podemos trascender…por encima de nuestras limitaciones.

Que podemos (y debemos) estudiar la Torá y trabajar en ella para trascender

Si en algún momento deseamos saber cuáles serán los designios de HaShem, simplemente debemos ahondar cada vez más en la Torá, lo que nos permite absorver la infinita sabiduría del Todopoderoso.

Como lo han hecho los grandes sabios de cada generación, quienes constantemente se encuentran en este elevado plano espiritual y a quienes solemos acudir en pos de un consejo y una apropiada guía

Ellos, aprovechándose de esa cualidad, serían los más indicados para decirnos de qué manera podemos actuar (como consejeros).

Aprovechemos nuestras vidas y seamos lo más importante en este mundo. ¡Cumplamos nuestra meta y misión!

¡Como lo hacen los ángeles!

Tendremos que subir y bajar muchas escaleras…

Pero que no sea una limitación ni una excusa, porque como figura en el Tratado de Berajot 64:

Los sabios de la Torá no tienen descanso, no en este mundo y no en el que está por venir. Siempre se encuentran en constante crecimiento, en movimiento, nunca permanecen estáticos”.

16 de Noviembre de 2017 – 27 de Jeshvan de 5778

Material revisado, recopilado y elaborado por Dr. Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

PorPublicaciones

Los Sueños…

Los sueños

La parasha Vayetze es prácticamente la primera que hace un gran énfasis en el aspecto de los sueños ya que nos narra acerca del episodio que tuvo Yaakov acerca de los ángeles que subían y bajaban por las escaleras (Bereshit 28:11-18).

También el de Laban cuando Hashem se le apareció en la noche y le advirtió que no tratara de influir sobre Yaakov para que regresara a Jarán: todos sabemos que los sueños se producen cuando la persona duerme.

En este caso, la frase que utiliza la parasha es “y se recostó”: nunca dice “y se durmió” ; revisemos:

11 Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y se acostó (recostó) en aquel lugar.
He came to a familiar place and spent the night there because the sun had already set. Taking some stones, he placed them at his head and lay down to sleep there.
Vayifgá bamakóm vayalen sham ki va hashemesh vayikáj meavnéi hamakóm vayasém meraashotáv vayishkáv bamakóm hahú.

Hay siempre una gran diferencia entre “se acostó y se durmió”:

el primero de los conceptos nos dice “estoy muy cansado y voy a recuperar algunas fuerzas para seguir mis actividades

La segunda opción implica la interrupción real de lo que se este haciendo, con una disposición completamente distinta: implica cerrar los ojos, relajar el cuerpo, para algunos , “poner la mente en blanco” , escuchar alguna “música relajante “y, listo.


Fisiológicamente el cuerpo también toma actitud distinta: cambia el patrón respiratorio, la actividad cerebral disminuye, en un gran porcentaje, vienen los episodios de MOR y No MOR donde se encuentran los sueños (a veces las tan famosas pesadillas) y, es obvio, se presentan cuando uno duerme: por lo tanto, y de acuerdo al concepto anterior, los sueños solamente se presentan cuando se duerme: a lo demás usualmente le llamamos “visiones” o “videncias”

¿Por qué se nos insiste en “se recostó”?

Nos dicen los sabios que Yaakov se encontraba en un lugar muy santo donde muchos años mas tarde se levantaría el Beit haMikdash y fue el único momento en el cual dormiría.

Con ello estaba preparándose espiritualmente para poder tolerar que, durante los 20 años que estuvo donde Laban, y los 14 años en los que estuvo dedicado al estudio de la Torá, en la casa de Eber (bisnieto de Noaj), por lo cual no dormiría ni un solo instante.

Allí juntó, en una sola noche, y en un solo evento, trascendencias espirituales y materiales, y que a su vez conducen a una vida armoniosa, la cual tuvo Yaakov, a pesar de las dificultades.

Una de las explicaciones acerca de los sueños nos la da el Rabino Huna quien dijo:

“A una buena persona no se le muestra un buen sueño sino una malo, para que se preocupe, no transgreda, y que la tristeza que el mismo le produce le sirva de expiación; y a una mala persona no se le muestra un mal sueño sino uno bueno, para que se alegre vanamente”.

Porque esta escrito que sobre la persona justa ningún mal le sobrevendrá (Salmos / tehilim 91:10)
Ningún desastre te tocará, ninguna calamidad vendrá cerca de tu tienda;
There shall no evil befall thee, neither shall any plague come nigh thy tent.
Lo teune eleja raa, venega lo yikrav baohaleja.
En el libro del profeta Jeremías / Yirmiyahu se encuentra la siguiente afirmación sobre los sueños:
23:28 El profeta que tiene un sueño, cuenta un sueño; pero el que tiene Mi palabra, habla Mi palabra de verdad. ¿Cómo puede compararse la paja con el trigo? Así dice El Eterno.

The prophet that hath a dream, let him tell a dream; and he that hath My word; let him speak My word faithfully. What hath the straw (chaff) to do with the wheat? saith the LORD.

Hanabi asher ito jalom, yesaper jalom vaasher devari ito yedaber devari emet. Ma leteben et habar neum Adonai.

También nos encontramos con las siguientes palabras: En un sueño, Yo, Dios, le hablaré y esto se encuentra en Números / Bamidbar 12:6 Dijo Adonai: Escuchad mis palabras: Si hay entre vosotros un profeta, en visión me revelo a él, y hablo con él en sueños.

And He said: ‘Hear now My words: if there be a prophet among you, I the LORD do make Myself known unto him in a vision, I do speak with him in a dream.
Vayomer Shimu na debarai: im yiye neviajem Adonai bemara elav etvada bajalom adaber bo.
Pero también está escrito en otro versículo, que los sueños dicen lo vano:
Zacarías / Zajaria 10:2: Porque los terafim hablan iniquidad (vanidad), Y los adivinos ven visiones mentirosas, Y cuentan sueños falsos; En vano dan consuelo. Por tanto, el pueblo vaga como ovejas, Está afligido porque no hay pastor.

For the teraphim have spoken vanity, and the diviners have seen a lie, and the dreams speak falsely, they comfort in vain; therefore they go their way like sheep, they are afflicted, because there is no shepherd.

Ki haterafim divru aven vehakosmim jazu sheker vejalomot hashave yedabru hebel yenajemun alken nasu kmo tzon yaanu ki ein roe.

¿Hay algo mas que podemos aprender de las enseñanzas de nuestros sabios?
En primer lugar, lo que encontramos en el Tanaj, que nos confirma la opinión que “tenemos que dormir o descansar para que se presenten los sueños o las visiones, tal como lo vemos en Daniel 2:29 Está dicho: Tú, oh Rey, tus pensamientos subieron a ti mientras estabas en tu cama.
As for thee, O king, thy thoughts came into thy mind upon thy bed, what should come to pass hereafter; and He that revealeth secrets hath made known to thee what shall come to pass.

Onta malja reyioneja al mishjebaj selku ma di leheve ajarei dena vegale razaya hodeaj ma di leheve.

En segundo lugar lo que nos dijo Rabí Yojanán que fue: Hay cuatro tipos de sueños:

El primero, es el sueño matutino;

El segundo, el sueño que un amigo o conocido tiene acerca de él; un ejemplo de esto lo encontramos en el libro de Shoftim / Jueces 7:13

Cuando llegó Guidón, he aquí que un hombre estaba contando a su compañero un sueño, diciendo: He aquí yo soñé un sueño: Veía un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Midián, y llegó a la tienda, y la golpeó de tal manera que cayó, y la trastornó de arriba abajo, y la tienda cayó.
Gideon arrived just as a man was telling a friend his dream. “I had a dream,” he was saying. “A round loaf of barley bread came tumbling into the Midianite camp. It struck the tent with such force that the tent overturned and collapsed.”
Vayavó Guidón vehíne ish mesaper lereeú jalóm, vayomer: jíne jalóm jalámti vehíne tzlúl léjem seorím mithaféj bemajané Midián veyavó ad haoél vayakéu vayipól vayahafkéu lemála venafál haoél
14 Y su compañero respondió y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de Guidón hijo de Yoásh, varón de Israel. El Eterno ha entregado en sus manos a los midianitas con todo el campamento.
His friend responded, “This can be nothing other than the sword of Gideon son of Joash, the Israelite. God has given the Midianites and the whole camp into his hands.”
Vayaán reeú vayomér: éin zot biltí im jérev Guidón ben Yoásh ish Israel natán haElohim beyadó etMidián veét kol hamajané.

El tercer tipo de sueño es el que está interpretado dentro de un sueño; el cuarto tipo es el sueño que fue repetido, tal como sucedió con los sueños del Faraón:

“Respecto a la repetición del sueño al Faraón en dos veces, ellos se debe a que el asunto se encuentra preparado frente a Dios, y Dios Se apresura a llevarlo a cabo” (Bereshit / Génesis 41:32).

En tercer lugar, que no todas las manifestaciones oníricas representan o significan lo mismo…

De acuerdo con las definiciones que existen en el diccionario respecto a este tipo de experiencias, encontramos entonces que hay las siguientes características: videncias o visiones y los sueños.

Ambas pueden tener características de profecía pero no siempre sucede.

Entonces, una videncia o visión, es una percepción extrasensorial, es decir, añadida a los cinco sentidos y, como cualquier percepción es dependiente del estado intelectual y anímico del que la experimenta; de lo que es percibido; de la calidad de su apreciación; y de su decodificación.

Cuando la videncia es inspirada en un mensaje del Eterno, estamos ante la presencia de una manifestación que se aproxima a la profecía.

Se dice que se aproxima porque la profecía es una conexión que el Eterno establece directamente con la persona que Él ha escogido.

Es una conexión circunstancial, que puede extenderse más o menos en el tiempo, y que puede variar de índole o categoría. Con ello se quiere decir que un profeta no va a ser “eternamente profeta”.

Maimónides nos ensena y nos advierte acerca de una clasificación que el estableció en 11 niveles así:
1.- Una ayuda divina que incita y anima a realizar acciones buenas, grandes y relevantes.

Ej.: Shoftim/Jueces 2:18.
Cuando Adonai levantó jueces para ellos, Adonai estaba con el juez y los libraba de las manos de sus enemigos por toda la vida del juez; porque Adonai fue movido a piedad por sus lamentos bajo aquellos que los oprimían y aplastaban.
And when the LORD raised them up judges, then the LORD was with the judge, and saved (delivered) them out of the hand of their enemies all the days of the judge; for it repented the LORD because of their groaning by reason of them that oppressed them and crushed (vexed) them.
Veji hikem Adonai lahem shoftim vehaya Adonai im hashofet vehoshiam miyad oiveihem kol yamei hashofet ki yinajem Adonai minaakatam mipnei lojotzeijem vedojakeijem.

2.- Una fuerza que impulsa a hablar con profunda sabiduría, divinas alabanzas, saludables admoniciones, o temas relativos a política o metafísica; más allá de las posibilidades naturales del que así procede. Aquí se encuentran los Salmos (Tehilim)

3.- Parábola que es percibida en los sueños junto con su interpretación correcta y reconocida como mensaje del Eterno. Ej.: Zejariá/Zacarías 4:1-14. Entonces el malaj que estaba hablando conmigo regresó y me despertó, como un hombre que es despertado de su sueño.

4.- Percepción en sueños de palabras claras y distinguibles, sin ver al que las profiere.
Ej.: 1 Shmuel/Samuel I 3:7. Ahora bien, esto fue cuando Shmuel aún no conocía a Adonai; la palabra de Adonai no le había sido revelada.
Now Samuel did not yet know the LORD, neither was the word of the LORD yet revealed unto him.
UShmuel terem yada et Adonai veterem yigale elav devar Adonai.

5.- Un personaje revela algo en sueño profético y es tomada como revelación divina.

Ej.: Yejezkel /Ezequiel 40:4. Y me habló aquel varón, diciendo: Hijo de hombre (Ben Adam), mira con tus ojos, y oye con tus oídos, y pon tu corazón a todas las cosas que te muestro; porque para que yo te las mostrase eres traído aquí. Cuenta todo lo que ves a la Casa de Israel.

And the man said unto me: Son of man, behold with thine eyes, and hear with thine ears, and set thy heart upon all that I shall show thee, for to the intent that I might show them unto thee art thou brought thither; declare all that thou seest to the house of Israel.

Vaydaver elai haish: Ben Adam ree beeineja ubeozneja shma vesim libja lejol asher ani mare otaj ki leman hareotja hubata hena hagued et kol asher ata roe leBeit Israel

6.- Es el más frecuente entre los profetas, es cuando un ángel habla en sueño profético, y su palabra es tomada como revelación divina. Ej.: Bereshit/Génesis 31:11. Entonces, en el sueño, el Malaj de Elohim me dijo: ‘¡Yaakov!’ Y yo respondí: ‘aquí estoy.’

And the angel of God said unto me in the dream: Jacob; and I said: Here am I.
Vayomer elai malaj haElohim bajalom veamar Yaakov, Hineni.

7.- Cuando parece que en sueño profético es El Creador mismo el que se comunica.

Ej.: Ieshaiá/Isaías 6:1-8.
6:1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.
6:2 Y encima de él estaban serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, y con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.

6:3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, Santo, Santo, el SEÑOR de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.
6:4 Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba; y la Casa se llenó de humo.
6:5 Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; que siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, el SEÑOR de los ejércitos.
6:6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas;
6:7 y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y quitará tu culpa, y tu pecado será limpiado.
6:8 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.

8.- Cuando se perciben parábolas en una revelación profética en estado de vigilia. Ej.: Bereshit /Génesis 15:18.

9.- Cuando se oyen palabras de origen divino en estado de vigilia.

Ej.: Bereshit /Génesis 15:4.
15:4 Luego vino a él palabra de Adonai diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará.

And behold the word of the Lord came to him saying: This hsall not be your heir; but he who shall come forth from your own bowels shall be your heir.
Vehíne davar Adonai eláv lemor lo yyirasheja ze ki im asher yetzé mimeéja hu yyirasheja

10.- Se ve en visión profética un personaje que le habla. Ej.: Yehoshúa /Josué 5:13.

11.- Es cuando en visión profética se percibe un ángel que le habla e interactúa con él.

Ej.: Bereshit/Génesis 22:11.
22:11-12″Y el ángel de Adonai le llamó desde los cielos y dijo: Abraham, Abraham; y este dijo: aquí yo estoy. Y dijo: No extiendas tu mano contra el niño y no le hagas nada, pues ahora Yo sé que temeroso de Adonai eres, pues no Me has negado ni a tu hijo – a tu único”
And the angel of the Lord called to him from heaven, and said, “Abraham, Abraham”; he said, “Here am I”. And he said, “Lay not your hand upon the lad, nor do anything to him; for now I know that you fear God, seeing that you did not withhold your son, your only son from me.
Vayikra elav malaj Adonai min hashamaim vayomer Avraham Avraham vayomer híneni. Vayomer al tishlaj yadjá el hanaár veal taás lo meumá ki atá yadati ki yeré Elohim atá veló jasájta et binjá et yejideja mimeni.

Moshé fue el único que superó este grado, pues de él está escrito: “Frente a frente hablo Yo con él” (Bamidbar/Números 12:8). Además, es el único que toleró de forma consciente, la revelación de Adonai, sin tener que sonar y, Moshé lo que hacía era atestiguar la Palabra que le era revelada.
12:8 Con él Yo hablo cara a cara y claramente, no en enigmas; él ve la imagen de Adonai. Así que ¿por qué no tienen temor de criticar a mi siervo Moshé?
With him will I speak mouth to mouth, even apparently, and not in dark speeches; and the similitude of the LORD shall he behold: wherefore then were ye not afraid to speak against my servant Moses?
Pe al pe edaber bo umare velo bejidot utmunat Adonai yabit umadua lo yeretem ledaber beavdi be Moshé?

¿Qué nos advierte la Torá respecto a los sueños?

Vamos a los siguientes pesukim:
Devarim / Deuteronomio 13:1 Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios,
[It is enough that you] carefully observe everything that I am prescribing to you. Do not add to it and do not subtract from it.
Et kol hadavar asher anojí metzavé etjém oto tishmerú laasot lo toséf alav veló tigrá miménu.
13:2 y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles;
[This is what you must do] when a prophet or a person who has visions in a dream arises among you. He may present you with a sign or miracle,
Ki yakúm bekirbéja naví o jolém jalóm venatán eléija ot o mófet.

13:3 no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Adonai vuestro Creador os está probando, para saber si amáis a Adonai vuestro Señor con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma.
And on the basis of that sign or miracle, say to you, ‘Let us try out a different god. Let us serve it and have a new spiritual experience.’
Uva haot vehamófet asher diber eléija lemor neléja ajaréi elohim ajerim asher lo yedatám venaovdém.

¿Cuál podría ser la intención de esta llamada de atención?: Jeremias / Yirmiyahu fue uno de los profetas que tal vez se tomo “más a pecho” estas palabras, puesto que se desespera por escuchar a tantos embusteros caminando por Jerusalém y pregonando que sabían exactamente lo que El Eterno quería porque se los había revelado en sueños.

Y Jeremías dice, hablando con la voz de Adonai, que no hay que escuchar a estos taimados y embusteros que le dicen al pueblo que “he tenido un sueño y en el sueño El Eterno me habla”.

Si tú escuchas a alguien que dice que Adonai le habla en sueños, dice Jeremías, te estás olvidando de El Todopoderoso.

En la época de Jeremías, la proliferación de falsos profetas y de falsos sueños era un verdadero problema.

Conclusiones:

Dos conclusiones respecto a los sueños:

La primera, que en solo dos ocasiones El Eterno se ha comunicado directamente (personalmente y no solo a través del llamado o la voz) con el hombre…

Una de ellas, con Abraham, la otra con Moshé,

Esto lo podemos correlacionar con los dos templos ya destruidos y-…

la presencia próxima del Tercer Templo para el cual se cree que Adonai se presentara, nuevamente en persona.

La segunda conclusión, es que El Creador quiere que estemos firmes en su Torá y en sus profetas;

Quiere que a pesar de las dificultades que tengamos, podamos dirigir nuestros actos hacia El y que sea Solamente Su voluntad.

Que seamos conscientes que, a pesar de los avances de la ciencia en la interpretación de los sueños y las visiones (ejemplo Sigmund Freud), si El Santo Bendito Sea, se revela a nosotros o, a alguien que conozcamos, sean nuestras oraciones sean las que guíen la confirmación o no de lo sonado o visualizado y no lo personalicemos en de manera inmediata, puesto que, todo tiene su tiempo, y en algunas ocasiones nuestra capacidad interpretativa puede llegar a ser tan grande que lo único que nos podría interesar es “la parte positiva” de dichas manifestaciones.